Infortelecom

Noticias de estados unidos

26-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump hace campaña por el presidente polaco conservador Duda
La decisión siembra cizaña en Centroeuropa y Donald Trump lo sabe. Estados Unidos trasladará tropas estacionadas en Alemania desde la II Guerra Mundial a Polonia, según ha anunciado tras recibir en la Casa Blanca al presidente polaco, Andrzej Duda, a sólo cuatro días de las elecciones presidenciales en ese país en las que se presenta por el partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS). Los efectivos estadounidenses en las bases alemanas pasarán de un máximo de 52.000 a 25.000. Los polacos «nos han preguntado si íbamos a enviar soldados adicionales (..) Vamos a salir probablemente de Alemania para ir a Polonia», ha dicho ante la prensa a la salida del Despacho Oval, «vamos a reducir nuestras fuerzas en Alemania. Algunas regresarán a casa y otras irán a otros lugares, pero Polonia será uno de esos lugares en Europa». Duda, por su parte, y a sabiendas del escozor que esta medida causará en Berlín, se ha apresurado a declarar que «no hemos pedido que traiga las tropas a Polonia, sino sencillamente le hemos pedido que no se lleve las tropas estadounidenses de Europa». «No me atrevería a decirle al presidente estadounidense dónde debe enviar a sus soldados, pero consideró la decisión muy razonable», ha dicho, y admitió haberle pedido «no retirar tropas estadounidenses de Europa para preservar la seguridad del continente». Es la primera vez que Trump recibe a un presidente extranjero desde el inicio de la pandemia y la reunión se produce antes de que los votantes decidan el domingo en Polonia si le otorgarán o no un segundo mandato. Trump ha sido generoso con sus elogios a Duda y ha respaldado abiertamente su reelección. «Al presidente Duda le está yendo muy bien en Polonia», ha resumido, «está haciendo un trabajo excelente». «No creo que necesite mi ayuda», respondió a periodistas polacos que señalaron el apoyo de EE.UU. a su candidatura electoral. Polonia lleva tiempo tratando de obtener una mayor asistencia militar estadounidense, particularmente desde la anexión rusa de Crimea en 2014. «Creo que envío una señal muy fuerte», ha dicho Trump al respecto. No ha proporcionado cifras sobre cuántos soldados serán trasladados de Alemania a Polonia, dejando la medida un poco en el aire, puesto que ni hay fecha ni cantidad de soldados. Pero no perdió la ocasión de repetir su consabida acusación a Berlín de no estar haciendo aportaciones justas al presupuesto de defensa de la OTAN. Aviones de combate F-16 Según ha informado el periódico polaco Dziennik Gazeta Prawna, 30 aviones de combate estadounidenses F-16 estacionados en Alemania podrían trasladarse a Polonia junto con unos 2.000 soldados en las próximas semanas y el movimiento supondría una ruptura del status quo militar. La OTAN se comprometió con Rusia en 1997 a no establecer bases permanentes en el antiguo bloque oriental y estría ahora incumpliendo unilateralmente y sin consultas previas ese compromiso. La alianza ha rotado tropas por esos países y llevado a cabo espectaculares maniobras, pero ahora hablamos de establecimiento militar permanente en una instalación pagada por Varsovia y llamada Fort Trump. La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha aludido a ese acuerdo con Rusia en una entrevista con el Consejo del Atlántico Norte que ha tenido lugar esta mañana. «Si, por ejemplo, las tropas estadounidenses en Europa se trasladan a Polonia, esto debe hacerse teniendo en cuenta el pacto OTAN-Rusia», advirtió, «no debemos perder de vista este punto». Pero los intereses comerciales de EE.UU. parecen etar para Trump muy por delante de esas consideraciones. Polonia se ha comprometido a comprar gas natural licuado estadounidense a partir de 2022, para diversificar sus fuentes de energía y a dejar de depender de la estatal rusa Gazprom. Varsovia y Washington están además negociando un acuerdo para construir plantas nucleares de gran escala en Polonia con tecnología estadounidense y Trump también ha discutido con Duda la Iniciativa de los Tres Mares, liderada por Polonia y Croacia con el objetivo de promover la conectividad entre las naciones de Europa Central y Oriental mediante el apoyo a la infraestructura, la energía y la interconectividad digital. Estados Unidos ha prometido hasta 1.000 millones de dólares para el proyecto y ha agradecido a Polonia la inversión de 500 millones de euros. El pasado mes de septiembre, Estados Unidos y Polonia firmarn una declaración conjunta sobre el 5G para seleccionar solo proveedores y equipos de confianza que garanticen la seguridad de las telecomunicaciones y la privacidad de los datos, con la puesta en marcha proyectos concretos y la exclusión de proveedores chinos. Trump trató de sumar a Alemania a un acuerdo similar pero la gran coalición prefirió no romper con Huawei Por lo demás, Polonia pertenece al pequeño grupo de aliados de la OTAN que sí gastan el 2% de su PIB en defensa, según lo acordado por todos los miembros de la alianza y se encuentra en el proceso de «modernizar todo su ejército e invertir en equipo y preparación para asegurar la disuasión y defensa del Flanco Este de la OTAN», según su Ministerio de Defensa. En este contexto, Polonia tiene 126 contratos para comprar equipo militar estadounidense, incluyendo el programa de aviones de combate F-35; el sistema de defensa aérea y de misiles Patriot; el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS); y los misiles de separación conjunta aire-tierra, según los funcionarios. El país también participa en las misiones de la OTAN en todo el mundo, como la Operación Resolute Support en Afganistán y la Fuerza de Kosovo. «Polonia es un socio modelo en materia de defensa tanto de Estados Unidos como de la más amplia Alianza de la OTAN», señalan funcionarios de la administración estadounidense.
25-06-2020 | Fuente: as.com
La afición por el 'soccer' crece
Los datos de las audiencias en Estados Unidos del Mundial de Sudáfrica superan en un 68% al de Alemania. El éxito deportivo de EE UU, clave.
25-06-2020 | Fuente: abc.es
Confianza miedosa
Dentro y fuera de Estados Unidos, todos los medios de referencia ofrecen estos días análisis de intención de voto y encuestas sobre las elecciones del 3 de noviembre que decidirán el ocupante de la Casa Blanca durante los próximos cuatro años. Los resultados coinciden en ser pésimos para el presidente Trump, no ha logrado encabezar ni una sola encuesta nacional en los últimos dos meses, frente a una ventaja de dos dígitos para su rival demócrata, Joe Biden. Por mucho que Trump se haya embarcado en un carrusel de autodestrucción, con el consiguiente consenso político de que Estados Unidos avanza a pasos de gigante por el mal camino, todo lo ocurrido en 2016 obliga a la máxima cautela a la hora de interpretar estas encuestas. El Partido Demócrata, que pensaba también que podía ganar con Hillary Clinton, ahora es el primero que se toma los buenos augurios para noviembre con una mezcla de confianza y miedo, sin hacerse excesivas ilusiones. Una elocuente historia del «Washington Post» ha explicado que la clave de esta confianza miedosa es la ignorancia compartida por los demócratas sobre las raíces del trumpismo: «Les preocupa que su partido todavía no entienda completamente lo que llevó a los votantes a respaldar a Trump en primer lugar, y están aterrorizados de que el exceso de confianza, como algunos de ellos mismos tuvieron hace cuatro años, los lleve a la complacencia». En la trastienda de esta radiografía electoral se encuentra el frenético pulso de Trump contra Trump y la sospecha de que Biden se beneficia solamente de rebote. El ex vicepresidente encabeza las encuestas en las jurisdicciones clave (swing states); junta cada vez más donaciones para financiar su hasta ahora anémica campaña; y además, la tormenta perfecta (pandemia, recesión y enfrentamiento racial) contra la reelección de cualquier presidente. Con todo, lo peor que se puede hacer con Donald Trump sería volver a subestimarle.
25-06-2020 | Fuente: abc.es
López Obrador visitará a Trump en Washington, su primer viaje fuera de México desde que es presidente
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador prepara una visita a inicios de julio a Washington para encontrarse con Donald Trump, el presidente de Estados Unidos. El objetivo del encuentro será para celebrar la puesta en vigor del nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, conocido en español como T-MEC y que fue firmado por México, Estados Unidos y Canadá. Será el primer viaje al extranjero que realiza López Obrador desde que tomó la presidencia del país mesoamericano en diciembre de 2018. Casi veinte meses ha tardado en aventurarse a poner un pie fuera de México, país que no ha parado de recorrer en varias giras oficiales. «El primero de julio no será porque cumplimos dos años del triunfo histórico, del triunfo democrático y ese día es muy especial», dijo López Obrador en referencia a las elecciones de 2018, cuando logró una amplia victoria tras recabar el 54% de los votos. «Son dos años del triunfo del pueblo de México en unas elecciones limpias», añadió el presidente durante una rueda de prensa el miércoles. Las relaciones de López Obrador con Trump son muy buenas. El presidente estadounidense ha dicho que se lleva mejor con él que con Peña Nieto, su predecesor. Está buena relación se cimenta en el hecho de que López Obrador ha implementado a pie juntillas todo lo que el estadounidense le ha requerido en materia migratoria. México ha desplegado a miles de miembros de su Guardia Nacional en sus fronteras norte y sur que han servido para obstaculizar el tránsito de migrantes hacia la primera potencia. Esta militarización de la frontera, según el Gobierno mexicano, ha logrado que el número de personas indocumentadas que atraviesan el país y alcanzan a la frontera sur de Estados Unidos decayera en un 70% entre 2019 y 2018. Agradecer la ayuda durante la pandemia Este endurecimiento de la política migratoria es el resultado de la presión que ejerció la administración de Trump sobre la de López Obrador. Y es que EE.UU. amenazó con imponer una serie de aranceles a todos los productos importados desde México si el gobierno de Obrador no se comprometía a combatir la inmigración irregular. Así, a mediados del año pasado, los dos países cerraron un acuerdo por el que México conseguía librarse de los aranceles a cambio de detener el tránsito de indocumentados. Antes de la pandemia, unos 500.000 centroamericanos viajaban cada año hacia EE.UU. de forma irregular. López Obrador dijo que la visita a Washington ?en la que se prevé que también participará el presidente canadiense Justin Trudeau? servirá también para agradecer la ayuda de EE.UU. durante la crisis sanitaria del nuevo coronavirus (Covid-19). «Quiero ir a agradecer al gobierno de Estados Unidos, al presidente Trump en particular, por el apoyo que hemos recibido para enfrentar la pandemia porque nos ayudaron a conseguir ventiladores», comentó el tabasqueño. México ha contabilizado un total de 23.377 fallecidos y 191.410 contagiados por la Covid-19.
25-06-2020 | Fuente: abc.es
Estados Unidos blinda la anexión israelí de Cisjordania frente a las críticas internacionales
Más de 1.000 representantes de parlamentos de 25 países de Europa, la ONU y la Liga Árabe unieron sus voces a falta de una semana para la anexión de Cisjordania para mostrar su rechazo al plan de Israel. Esta ofensiva diplomática de última hora trata de frenar la agenda del primer ministro, Benjamín Netanyahu, que pretenden extender la soberanía israelí a las colonias levantadas en zona ocupada y para ello cuenta con el respaldo de Estados Unidos cuyo secretario de Estado, Mike Pompeo, dejó claro que «la anexión es una decisión israelí». La ONU y la Liga Árabe realizaron un reclamo conjunto a Israel en una videoconferencia del Consejo de Seguridad de la ONU y el secretario general del organismo internacional, António Guterres, ha recordado que «el objetivo es lograr la visión de dos estados, Israel y un Estado palestino independiente, democrático, contiguo, soberano y viable, que vivan juntos en paz y seguridad con unas fronteras seguras y reconocidas, fundamentadas en las anteriores a 1967 y con Jerusalén como capital de ambos». Guterres insistió en que «de ser aplicada, la anexión supondría la más grave violación del Derecho Internacional» y señaló que acciones unilaterales «dañan los esfuerzos para hacer avanzar la paz regional y mantener la paz y seguridad internacional». Este reclamo conjunto coincidió con el realizado por 1.080 diputados de países europeos, mayoritariamente de partidos de izquierda y de centro, que exigieron a la UE que «debe tomar la iniciativa de reunir a los actores internacionales para impedir esta anexión». Los representantes políticos pidieron «actuar con firmeza», pero no pusieron sobre la mesa medidas concretas para intentar frenar la promesa electoral de un Netanyahu que tiene abierto este frente de la anexión y el de la segunda oleada de coronavirus que afecta al país.
25-06-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a los capitanes de los barcos iraníes que llevaron gasolina a Venezuela
Un mes ha tardado la Casa Blanca en tomar medidas contra Irán por la entrega de 1,5 millones de barriles de gasolina al régimen de Venezuela, desafiando las sanciones impuestas por Estados Unidos. Ha optado finalmente por sancionar a los capitanes de los cinco cargueros que hicieron la ruta desde el golfo Pérsico hasta el mar Caribe, desafiando a la Armada y la Guardia Costera norteamericanas, que desde abril patrullan aguas internacionales frente a Venezuela, en una gran operación contra el narcotráfico. Las sanciones, que anunció este miércoles el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, afectan a los ciudadanos iraníes Ali Danaei Kenarsari, Mohsen Gohardehi, Alireza Rahnavard, Reza Vaziri y Hamidreza Yahya Zadeh, capitanes, respectivamente, de los buques Clavel, Petunia, Fortune, Forest y Faxon, que a mediados de mayo pusieron rumbo a Venezuela, cruzando el canal de Suez y el estrecho de Gibraltar. Durante su travesía, el Gobierno de EE.UU. advirtió en numerosas ocasiones de graves represalias si descargaban en Venezuela la gasolina. «Los regímenes corruptos en Caracas y Teherán están unidos en la represión de sus pueblos, la corrupción, el latrocinio y la malversación de la riqueza de sus naciones», dijo este miércoles Pompeo. «El régimen de Maduro ha echado a peder los abundantes recursos naturales de Venezuela hasta el punto de que debe importar gasolina de Irán». Las mayores reservas de crudo del planeta Es cierto que Venezuela dispone de las mayores reservas de crudo del planeta, pero es incapaz de refinarlo. De ahí que haya importado la gasolina iraní, tras haber intentado conseguirla de México. Según el Gobierno de EE.UU. el pago de esa gasolina se ha hecho con las reservas de oro de los venezolanos, ante el colapso de la economía venezolana. La semana pasada, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció exportar también gasolina al régimen chavista, en un claro desafío a Donald Trump. Los bienes de los ahora sancionados que estén bajo jurisdicción estadounidense quedan desde hoy congelados. Se les impide hacer negocios con cualquier empresa o particular radicado en EE.UU. Hasta hoy, Trump ha sancionado, entre otros, al régimen de Venezuela, a la petrolera estatal de Rusia por distribuir su crudo, y a estos cinco capitanes iraníes por el suministro de gasolina.
24-06-2020 | Fuente: abc.es
Solana y Piqué reivindican el papel de la UE frente a la pugna entre EE.UU. y China
El el marco del ciclo de conferencias «Empresas españolas liderando el futuro», celebrado por iniciativa de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y que se clausura este miércoles, los exministros Josep Piqué y Javier Solana han debatido hoy acerca de la dimensión geopolítica que los empresarios tienen que considerar para llevar a cabo sus actividades. Como ya se ha señalado en el vídeo introductorio a la charla, el papel de la Unión Europea (UE), las nuevas condiciones impuestas por la pandemia de Covid-19 y la confrontación entre China y Estados Unidos, conforman el telón económico de fondo, de gran complejidad. «Durante los últimos años -ha comenzado Solana-, las empresas españolas han realizado un esfuerzo de internacionalización, para el que es imprescindible tener una Europa más cohesionada, en la que trabajar juntos se imprescindible». Tras ese primer apunte, el exministro socialista, ex secretario general de la OTAN y actual presidente del Centro de Economía y Geopolítica Global de ESADE, ha dedicado palabras laudatorias a la gestión de Bruselas ante el descalabro económico provocado por la pandemia: «Es un momento muy interesante. En la UE, las cosas van despacio, pero en la buena dirección», ha afirmado. En la misma línea, Piqué también ha realizado una valoración positiva de la labor de las instituciones comunitarias ante la pandemia: «Cabe peguntarse en qué situación se habría encontrado España -ha reflexionado-, si no estuviéramos en la UE, no pudiéramos recibir ayuda del BCE o los planes de apoyo de la CE. El euroescepticismo me parece un gravísimo error». No es una Guerra Fría Para los exministros, que a lo largo de la charla han subrayado la buena sintonía de su pensamiento pese a haber militado en partidos políticos diferentes, uno de los grandes desafíos que encara la UE es el de definir su papel en el mundo ante el auge de la enemistad entre China y EE.UU., al que prefieren referirse como una confrontación y no como una Guerra Fría: «Existe una tensión creciente y cómo se va a gestionar es una gran incógnita. Los españoles siempre hemos sido favorables al multilateralismo, pensando que los problemas globales deben ser globalmente resueltos, pero estamos en una situación difícil, porque el presidente de EE.UU. lo detesta», ha apuntado Solana. «Además -ha añadido-, estamos ante un proceso eletoral estadounidense muy complejo. Si volviera a ganar Trump, no sabemos lo que puede pasar, pero Biden sí que ha dicho que regresaría al Acuerdo de París sobre el cambio climático». «Hay una pugna, que es sobre todo tecnológica», ha resumido Piqué. «China está ganando ahora esa batalla», ha advertido. Como nueva prueba de esas inquietudes comunes, ambos ponentes han tenido palabras para el cambio climático, recordando que el calentamiento global puede incrementar las tensiones políticas en el ámbito internacional y haciendo hincapié en que las empresas tienen un papel que jugar para combatirlo. En ese sentido, mientras Piqué se ha referido a la «responsabilidad social de las empresas, que tienen que tener valores más allá de los accionistas, y apostar por el cuidado del medioambiente», Solana también ha pedido a los empresarios que contribuyan a frenar sus consecuencias nocivas sobre el planeta.
24-06-2020 | Fuente: abc.es
El séptimo presidente de EE.UU., con la soga al cuello
«¡Ya era hora!». Una turba había tumbado algunas de las vallas que rodeaban la estatua ecuestre de Andrew Jackson, séptimo presidente de Estados Unidos, y tres hombres se habían encaramado sobre su pedestal. Uno de ellos le colocaba una soga blanca al cuello mientras desde abajo una muchedumbre, con la cara cubierta por máscaras y pasamontañas, aplaudía y gritaba, enfervorecida: «Tírala, tírala, tírala». A menos de 100 metros, desde la columnata delantera de la Casa Blanca, el Servicio Secreto miraba con sus binoculares. Eran casi las ocho de la tarde del lunes. Amenazaba tormenta. El presidente estaba en casa. Podía ver perfectamente esta escena desde los ventanales de su residencia en los pisos superiores. Pronto, sobre la estatua de bronce de Jackson cayeron dos, tres, cuatro sogas blancas y amarillas, que fueron enganchadas sobre su cuello, sus dos pies y la cabeza de su caballo. Uno de los manifestantes encaramados allá arriba derramó pintura amarilla sobre el pedestal de granito, donde otros habían pintado con spray negro «asesino», «racista» y «escoria». «Era un racista, porque tenía esclavos, y tiene que caer», le gritó a este diario Jamal Jones, uno de los manifestantes que tiraba de una de las sogas el lunes con gran ahínco. Cierto es que Jackson (1767-1845) tenía una plantación en Tennessee donde llegó a tener 150 esclavos en propiedad. Además como presidente, ordenó la expropiación forzosa de tierras donde vivían 60.000 nativos, a los que obligó a un éxodo al oeste durante el cual murieron según los historiadores unas 4.000 personas por hambre, deshidratación y agotamiento. Algo muy personal Este ataque a Jackson es algo personal para Trump. Aunque fue el fundador de lo que hoy se conoce como Partido Demócrata, el séptimo presidente de EE.UU. fue ante todo un populista, el primero en presentarse como el defensor de los intereses de ciudadano de a pie y desafiar al Capitolio. Nada más llegó a la Casa Blanca en enero de 2107, Trump colgó un retrato de Jackson en el Despacho Oval y paralizó un cambio en los billetes de 20 dólares que hubiera sustituido su efigie por la de la esclava liberada y gran defensora de los derechos de los afroamericanos Harriet Tubman. El lunes, antes de que la estatua cayera como han caído ya muchas otras, la policía intervino y desalojó a los agresores con un par de granadas aturdidoras y gas pimienta. Hubo forcejeos y escenas de tensión, además de varias detenciones. En unas horas, las vallas volvieron a formar un perímetro alrededor de Jackson, y los manifestantes volvieron a amenazar con derribarla cuando Trump no mire.