Infortelecom

Noticias de estados unidos

31-07-2018 | Fuente: as.com
Adriana Pozueco envía un mensaje a Theo Hernández mientras está en Miami
El jugador del Real Madrid se encuentra en la gira de pretemporada por Estados Unidos y su pareja utiliza Instagram para mandarle un nostágico pensamiento.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un sigue en secreto con su programa de misiles, según EE.UU.
Forma parte del protocolo y de la experiencia histórica que los presidentes salgan a recoger la cosecha del trabajo hecho por sus subalternos en materia de negociaciones internacionales, pero con Donald Trump en la Casa Blanca las cosas funcionan de otra manera. Con ademanes de empresario imbatible, de jefe sin escrúpulos, decidió que él resolvería lo que otros no pudieron en años de negociaciones. El presidente confía mucho en los cara a cara y, en el caso norcoreano, empezó por el final al reunirse en Singapur con el «presidente» Kim Jong-un, antes conocido como «dictador» o «pequeño hombre cohete». Pero las casas necesitan pilares antes de llegar al techo. Dinamitada la lógica arquitectónica, a pesar de su continuada celebración de la inauguración de un edificio tan endeble, Trump continúa ignorando en el discurso público la realidad de un régimen tan impenetrable como tozudo. Los medios de las ?fake news? son incapaces de reconocer su éxito, lamenta día sí día también el presidente. Pero, según ha revelado la prensa estadounidense, agencias de espionaje de Estados Unidos han detectado signos de que Corea del Norte está construyendo nuevos misiles en una fábrica en la que anteriormente se produjeron los primeros del país capaces de alcanzar los Estados Unidos. Estas fuentes de la inteligencia norteamericana explican que Corea del Norte estaría ensamblando cuando menos un misil, e incluso dos, de los conocidos como ICBM (Misil Balístico Intercontinental, en sus siglas en inglés), que ya probó con éxito en noviembre del año pasado. Para estas cosas Trump es un marxista (por Groucho, claro), y ya declaró en Singapur que si esto no salía bien, ya «encontraría una excusa». Vamos, que si este acuerdo no vale, ya se inventará otro. Pero es que ahí está la clave, en el acuerdo. ¿Qué acordaron Donald Trump y Kim Jong-un? O más bien, ¿cuál es el orden de los factores del acuerdo? Corea del Norte lo tiene claro. «La trampa de Pyongyang» Lo primero, el compromiso para «establecer nuevas relaciones» entre Estados Unidos y Corea del Norte «de acuerdo con el deseo de paz y prosperidad del pueblo de ambos países». Y en ello están, aunque esa relación incluya definir al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y sus maneras de negociador como las de un «gánster». Después, los «esfuerzos conjuntos para construir una paz estable y duradera en la península coreana». En este sentido, norcoreanos y surcoreanos volvieron a reunirse este martes en la población fronteriza de Panmunjom, aunque no ha trascendido acuerdo alguno, tan solo la habitual retórica vaga sin compromisos claros de estos casos. El tercero de los puntos, «trabajar hacia la completa desnuclearización de la península coreana», es el que mueve a Estados Unidos. Volvamos al orden de los factores. Para Estados Unidos no hay nada sin la desnuclearización del régimen de Piongyang, aunque ya regalara, sin previa consulta con su contraparte, la suspensión de los ejercicios militares conjuntos con su socio del sur, al que ayer mismo una web norcoreana afeaba que se pusiera del lado americano. «Las sanciones y la conversación no pueden ir de la mano», se leía en la web. El propio Pompeo, en una reciente comparecencia ante el Senado, aseguraba que «hasta que Corea del Norte no elimine sus armas de destrucción masiva (incluidos los misiles balísticos), nuestras sanciones, y las de las Naciones Unidas, seguirán en pie». Algo que, a tenor de lo conocido en las últimas horas, parece no estar siguiendo a rajatabla Piongyang. Incluso aunque hace unos días se publicitara el teórico desmantelamiento de la base de pruebas de Sohae, que servía para testar misiles que, en realidad, Corea del Norte ya ha testado con éxito. Mike Pompeo reconoció además que Corea del Norte sigue fabricando material fisible susceptible de ser utilizado en armas nucleares. Y así, volvemos casi al punto de partida. El orden tiene mucha importancia porque ya se ha advertido en muchas ocasiones que los norcoreanos son maestros en la táctica del amague. En un artículo para la revista «Foreign Policy», Duyeon Kim, analista con sede en Seúl del think tank estadounidense «Center for a New American Security», explicaba que el proceso de paz y la desnuclearización se pueden llevar a cabo de forma simultánea, pero que se corre el riesgo de caer «en la trampa de Pyongyang». Según Kim, «hacer las paces demasiado pronto podría conllevar una Corea del Norte vibrante en lo económico, equipada con armas nucleares y con relaciones normalizadas con los Estados Unidos».
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Al menos seis muertos en un atentado atribuido a Abu Sayyaf en el sur de Filipinas
Al menos seis personas, entre ellas un niño de diez años, murieron este martes a raíz de un atentado con un coche bomba atribuido al grupo terrorista islamista Abu Sayyaf en Basilan, una pequeña isla ubicada en el sur de Filipinas. El gobernador de la provincia de Basilan, Jim Saliman, informó del atentado a medios locales y apuntó que hay indicios de que Abu Sayyaf, que ha jurado lealtad al Estado Islámico (EI), esté detrás del mismo. El teniente Ron Villarosa, portavoz del 4º Batallón de las Fuerzas Especiales, que lucha contra Abu Sayyaf en la zona, confirmó a Efe el suceso, pero apuntó que los detalles sobre la autoría o el número de víctimas se darán a conocer en un comunicado oficial de las Fuerzas Armadas a lo largo del día. La explosión de la bomba, situada en una furgoneta, se produjo en un control militar en Lamitan, capital de Basilan, cuando el conductor suicida del vehículo hizo detonar el explosivo, según contaron testigos a medios locales. Los militares en el punto de control pidieron refuerzos al comprobar que el conductor de la furgoneta se comportaba de manera extraña, pero la bomba explotó antes de que llegaran. El atentado se produce menos de una semana después de que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, firmara el pasado jueves la ley que amplía la autonomía de la región de mayoría musulmana en el sur del país, donde se incluye la isla de Basilan, y que aspira a asentar la paz en esa zona donde operan varios grupos rebeldes. La Ley Orgánica del Bangsamoro -como se denomina la norma- es necesaria para implementar el acuerdo de paz alcanzado en 2014 con el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), el mayor grupo rebelde musulmán del país, que pasará ahora a gobernar esa región. Sin embargo, en la zona operan otros grupos más radicales, como Abu Sayyaf o el Grupo Maute, que han declarado lealtad al Estado Islámico y son considerados terroristas por Filipinas, Estados Unidos o la Unión Europea.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Maduro reconoce su responsabilidad por la crisis económica venezolana
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha reconocido este lunes su responsabilidad por la grave crisis económica que padece el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, al tiempo que calculó en dos años el tiempo necesario para lograr una recuperación con «alto nivel de estabilidad». «Los modelos productivos que hasta ahora hemos ensayado han fracasado, y la responsabilidad es nuestra, es mía (..), tenemos que echar adelante esa potencia económica que tenemos», dijo Maduro en una jornada de trabajo del IV congreso del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Pese a su enorme riqueza en recursos, Venezuela atraviesa una severa crisis económica que se traduce en escasez de alimentos básicos y medicinas, la pésima prestación de los servicios públicos y una altísima inflación que el FMI estima cerrará en 1.000.000 % este 2018. Con frecuencia, el Gobierno venezolano achaca el mal desempeño de su economía a una «guerra» dirigida por Estados Unidos junto a factores de oposición interna y de la región latinoamericana, pero hoy el propio Maduro pidió a sus ministros cambiar las excusas por resultados. «¿Que el imperialismo nos agrede? Basta de lloriqueos vale (..), ustedes no me ven lloriqueando a mí, ni los nombro ya, no me ven lloriqueando frente al imperialismo. Que nos agreda, nos toca a nosotros producir con agresión o sin agresión», añadió. Para atajar la crisis, Maduro anunció la semana pasada una serie de medidas que incluyen suprimir cinco ceros al bolívar, revisar la ley de cambios, censar el parque de vehículos para promover el «uso racional» de la gasolina y levantar los impuestos a la importación de bienes de capital. El presidente ha dicho este lunes que de este programa de recuperación, que espera muestre «los primeros síntomas de la prosperidad nueva» en apenas dos años, existen muchas cosas que debe «ir administrando», aunque pidió el apoyo del partido para divulgar la información entre los ciudadanos. Analistas consultados por Efe afirmaron la semana pasada que el plan de recuperación de Maduro es insuficiente, entre otras cosas por no contar con ayuda financiera internacional. Con todo, Maduro insistió este lunes en que «Venezuela lo tiene todo para ser una potencia media en el marco de América Latina», y ratificó que su gobierno tiene la meta de elevar la producción petrolera, motor de la economía de la nación, a 6 millones de barriles por día. «Romper con la dependencia petrolera no significa que no vamos a desarrollar la industria petrolera al máximo nivel», dijo. Según el último informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), elaborado a partir de fuentes secundarias, Venezuela bombea solo 1,39 millones de barriles diarios. Pero las autoridades venezolanas señalaron a mediados de mes que su producción promedio durante el primer semestre de 2018 fue de 1.570.000 barriles por día y que había logrado «detener la baja» en el bombeo.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Pekín ofrece a Londres un pacto de librecomercio post-Brexit
Los diferentes ministros británicos llevan meses recorriendo el mundo en busca de nuevos acuerdos comerciales productivos a llevar a cabo con diversos países para cuando Reino Unido ya no forme parte de la Unión Europea en marzo de 2019. Uno de esos importantes viajes es el que ha llevado a cabo el titular de exteriores Jeremy Hunt a China. El nuevo ministro, que sucedió en el cargo al excéntrico Boris Johnson, elegía el país oriental como primer destino en su nuevo mandato para reunirse en Pekín con su homólogo chino, Wang Yi. Con el objetivo, entre otros, de buscar un acuerdo beneficioso para Reino Unido encima de la mesa, Hunt desveló en una comparecencia junto a Wang que este «se ha comprometido a iniciar las discusiones para un posible acuerdo de libre comercio post-Brexit entre China y el Reino Unido, algo a lo que damos la bienvenida y que exploraremos», aseguró. El Gobierno británico busca afianzar las relaciones con las principales potencias mundiales como China o Estados Unidos para conseguir, cuanto antes, un pacto que suavice una posible pérdida de su principal socio comercial, la Unión Europea si finalmente el acuerdo entre ambas partes no cristaliza. Ya en enero, durante la visita de Theresa May a Pekín, el primer ministro chino Li Keqiang, señaló que el buen entendimiento entre los dos países se mantendría igual a pesar de la salida de Reino Unido del bloque comunitario. Hunt, por tanto, confirmaba que las conversaciones entre ambos ejecutivos van por buen camino tras este noveno Diálogo Estratégico China-Reino Unido que ha estado marcado por el Brexit pero en el que los dos mandatarios también han discutido sobre sobre asuntos internacionales como la guerra de Siria y cuestiones relativas a los derechos humanos. Punto en el que el titular de Exteriores británico admitió que había «diferencias». Hunt afirmaba que a pesar de la variedad de temas tratados en esta cumbre, que ha durado dos días, ninguno de ellos quedó sin discutir «tuvimos conversaciones abiertas en áreas donde coincidimos, como la importancia del libre comercio para la prosperidad mundial, pero también en asuntos donde mantenemos diferencias, como los derechos humanos. En todos los casos fuimos francos y abiertos, hablamos de absolutamente todo», señaló poniendo de manifiesto las buenas relaciones entre ambos Gobiernos.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Honduras, «normalizada» tras las denuncias de fraude electoral
Antes de que en abril estallaran los disturbios en Nicaragua, en Honduras los manifestantes salieron a las calles durante semanas, en protesta por el presunto fraude en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre de 2017. Las marchas se prolongaron hasta febrero de 2018, pero luego decayeron, a diferencia de lo que está ocurriendo en Nicaragua. A pesar de que muchos en Honduras, incluso partidarios del reelegido Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, creen que efectivamente este se impuso por medio del fraude, la cuestión es que ciudadanos y políticos han acabado aceptando el resultado electoral, como ha ocurrido con la propia Organización de Estados Americanos (OEA), que en su día intentó esclarecer lo ocurrido. La falta de pruebas definitivas de trampa en los comicios y la constatación de que en Honduras la democracia tiene mejor salud que en Nicaragua, donde rige el nepotismo de la familia Ortega, llevó a la oposición a resignarse a utilizar los cauces parlamentarios para fiscalizar al Gobierno. A muchos electores tampoco pareció importarles la continuidad de Hernández, más allá de desaprobar la manera con que forzó la posibilidad de reelección, algo no previsto en la Constitución: al fin y al cabo su primer mandato fue de cierto éxito, en materia de infraestructuras viarias y en la reducción de la elevada tasa de homicidios del país. El hecho de que la candidatura rival fuera en cierta medida bicéfala ?el candidato era el presentador de televisión Salvador Nasralla, pero el principal partido de la coalición de apoyo era el del expresidente Manuel Zelaya? perjudicó la unidad de acción de los opositores. Tampoco al tercer candidato en discordia, Luis Zelaya, del Partido Liberal, le interesó que Nasralla llegara a presidente y rompiera así el bipartidismo histórico que ha existido en el Gobierno de Honduras entre conservadores y liberales. Ese bipartidismo fue amenazado cuando Manuel Zelaya abandonó el Partido Liberal, tras ser arrojado del poder en 2009 en un golpe contra el Ejecutivo, y creó su propio partido, Libertad y Refundación (Libre). Narcotráfico y maras «El país se ha polarizado, y eso deja al Partido Liberal en medio; nuestra misión es reconstruir nuestro espacio», afirma Luis Zelaya, convencido de la estabilidad que aporta al país el bipartidismo tradicional, más vivo que en otros países de la región. En las elecciones legislativas, que tuvieron lugar junto con las presidenciales, el Partido Nacional obtuvo 61 puestos en el Congreso; el Partido Libre, 30, y el Partido Liberal, 26. El clima político «se ha degradado por la corrupción, que ha venido a corroer las instituciones», declara el líder del Partido Liberal. Esa corrupción ha sido impulsada por el mayor uso del suelo hondureño que ha hecho el narcotráfico. Luis Zelaya apunta que las rutas del narcotráfico fueron propiciadas en Honduras por parte de Estados Unidos, cuando a comienzos de la década de 1980 Washington quiso financiar la compra de armas para la Contra nicaragüense, parte de la cual se organizaba desde dentro de las fronteras de Honduras. «Aunque eso cesó con los acuerdos de paz en Nicaragua, las rutas quedaron ahí para luego ser aprovechadas en la década de 1990 por los grandes capos colombianos, luego sustituidos por los mexicanos». Según Zelaya, el esfuerzo de los últimos gobiernos de Colombia y de México contra la droga en sus respectivos territorios ha hecho que en Centroamérica, y especialmente en Honduras, aumente el problema. Primero el paso de los narcóticos se pagaba en dólares, pero luego se pasó a pagar con droga misma, lo que ha aumentado los índices de violencia. «De ser un país de tránsito, pasamos a ser un país de crimen organizado, el cual se ha apoyado en la existencia de las pandillas o maras», comenta un destacado empresario hondureño, que prefiere no ser citado con su nombre. Con sede en San Pedro Sula, la ciudad con mayor actividad económica del país, este empresario ha sufrido intentos de extorsión por parte de esas bandas, como una gran parte de quienes tienen algún negocio. La gestión de Juan Orlando Hernández ha sido positiva en la reducción de la violencia. «Ha detenido a diversos capos de la droga y los ha extraditado a Estados Unidos y ha levantado nuevas cárceles de máxima seguridad que parecen estar siendo realmente efectivas. Ha avanzado mucho en poco tiempo. Ahora viene la tarea más ardua, que es encontrar los rastros del dinero, pues muchos narcotraficantes son ahora personas de negocios orientados a lavar dinero», refiere el empresario. Las cifras, desde luego, hablan de una reducción de los homicidios. En 2017 esta se situó en 42,8 homicidios por 100.000 habitantes, frente a los 59 del año anterior o el récord de 86 en 2012, según la Secretaría de Seguridad y Policía Nacional de Honduras. Con los mejores resultados en diez años, San Pedro Sula y Tegucigalpa han salido del ranking de ciudades más violentas del mundo: la ciudad norteña, junto al Caribe, ha bajado del puesto 3 al 26, y la capital del 4 al 35, en la lista de ciudades más peligrosas elaborada por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Social de México. Corregir la corrupción La lucha contra la corrupción no puede calificarse de tan exitosa, pero también ha habido progresos. Hace dos años se creó la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), una iniciativa puesta en marcha por la Organización de Estados Americanos (OEA), a semejanza de la labor que realiza en Guatemala la CICIG, impulsada por la ONU en 2006. Es poco habitual que haya países que acepten ceder parte de su soberanía en materia de justicia criminal a entidades de naturaleza internacional. Lo hacen ante la incapacidad de las propias instituciones para hacer frente a sus niveles de corrupción política, y no sin ciertas salvaguardas y limitaciones. Si la CICIG tiene en Guatemala la potestad para presentar cargos directamente ante los tribunales del país, la MACCIH tiene vedada ese vía directa y tiene que dejar que sea la propia Fiscalía hondureña la que asuma la presentación de cargos. Además, la clase política hondureña en general, y el Gobierno en particular, han promovido medidas para quedar menos expuestos ante la MACCIH. De todos modos, expertos consideran positiva la iniciativa, sobre todo porque a pesar de estar en sus comienzos ha podido promover la condena de una docena de funcionarios públicos, entre ellos dos antiguos viceministros y un magistrado de la Consejo Judicial (la acción contra la esposa del anterior presidente, sin embargo, se ha topado con mayores obstáculos). «La corrupción no puede arreglarse de un golpe, porque ir contra muchos políticos a la vez puede derivar en ingobernabilidad, y esa esa la mejor receta para que surja un Chávez que acabe con la democracia», considera el citado empresario, conocedor directo de los máximos dirigentes políticos. «Hay que hacer pagar a los culpables, porque la impunidad daña a las instituciones, pero el proceso de corrección debe llevar su tiempo», aconseja.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Salud quebradiza y voluntad de hierro
Nació en Denison, una pequeña ciudad rural del estado de Texas, en el seno de una familia humilde y de origen alemán; pero esto no frenó su ambición ni le impidió convertirse en el trigésimo cuarto presidente de Estados Unidos. Disciplinado desde la niñez y con fuertes convicciones religiosas, Dwight David «Ike» Eisenhower hizo carrera en el Ejército desde muy joven: a los 21 años entró ?con el respaldo de una beca? en la academia militar de West Point, un logro que jamás habría conseguido si no fuera por sus dotes como estudiante y como deportista. Galería de imágenes Vea la galería completa (13 imágenes) Portada de 1944 después de que Eisenhower se convirtiese en héroe americano tras el Desembarco de Normandía - ABC Tras graduarse, a lo largo de la Primera Guerra Mundial, quedó relegado a labores burocráticas y organizativas, permaneció encerrado en una oficina y rodeado de una maraña de papeles. Sin embargo, años más tarde, tuvo la oportunidad de pisar el campo de batalla y demostrar su aplomo en las trincheras, un lugar en el que ?afirmaba? era imposible encontrar «ateos». El estallido de la Segunda Guerra Mundial le garantizó su ascenso a puestos de responsabilidad y la confianza de sus superiores para ponerlo al frente de delicadas acciones militares. En 1944, en el marco de la operación Overlord, se puso a los mandos del desembarco de Normandía; logró liberar a los territorios de la Europa occidental del dominio nazi y se consagró como experimentado estratega militar. Su salto a la fama lo convirtió en un jugoso trofeo para los partidos políticos, que ansiaban tenerlo entre sus filas. Defensor de un Ejército neutro y apolítico, esquivó las ofertas de las formaciones hasta que, en 1948, Harry S. Truman, a la cabeza del Partido Demócrata, ganó las elecciones; un hecho inesperado que llevó a Eisenhower, conservador convencido, a cambiar el rumbo de su vida castrense y a liderar el bando de los republicanos. En 1953 ?y hasta 1961?, bajo el lema «I like Ike», se convirtió en el inquilino de la Casa Blanca y, en uno de sus jardines, mandó cavar unos hoyos para poder jugar al golf, su gran pasión, cada mañana. Pero, durante sus años de mandato, su salud se fue resquebrajando. En septiembre de 1955, sufrió un ataque cardiaco. En junio del año siguiente, se sometió a una operación quirúrgica tras conocer que padecía la enfermedad de Crohn: su sistema inmunitario atacaba a su propio intestino y hacía que se le inflamase. Más tarde, en noviembre de 1957, tuvo un derrame cerebral. Sin embargo, su salud quebradiza no le hizo mostrar debilidad ni lo apartó del poder: murió en 1969, ya jubilado.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Eisenhower: salud quebradiza y voluntad de hierro
Nació en Denison, una pequeña ciudad rural del estado de Texas, en el seno de una familia humilde y de origen alemán; pero esto no frenó su ambición ni le impidió convertirse en el trigésimo cuarto presidente de Estados Unidos. Disciplinado desde la niñez y con fuertes convicciones religiosas, Dwight David «Ike» Eisenhower hizo carrera en el Ejército desde muy joven: a los 21 años entró ?con el respaldo de una beca? en la academia militar de West Point, un logro que jamás habría conseguido si no fuera por sus dotes como estudiante y como deportista. Galería de imágenes Vea la galería completa (13 imágenes) Portada de 1944 después de que Eisenhower se convirtiese en héroe americano tras el Desembarco de Normandía - ABC Tras graduarse, a lo largo de la Primera Guerra Mundial, quedó relegado a labores burocráticas y organizativas, permaneció encerrado en una oficina y rodeado de una maraña de papeles. Sin embargo, años más tarde, tuvo la oportunidad de pisar el campo de batalla y demostrar su aplomo en las trincheras, un lugar en el que ?afirmaba? era imposible encontrar «ateos». El estallido de la Segunda Guerra Mundial le garantizó su ascenso a puestos de responsabilidad y la confianza de sus superiores para ponerlo al frente de delicadas acciones militares. En 1944, en el marco de la operación Overlord, se puso a los mandos del desembarco de Normandía; logró liberar a los territorios de la Europa occidental del dominio nazi y se consagró como experimentado estratega militar. Su salto a la fama lo convirtió en un jugoso trofeo para los partidos políticos, que ansiaban tenerlo entre sus filas. Defensor de un Ejército neutro y apolítico, esquivó las ofertas de las formaciones hasta que, en 1948, Harry S. Truman, a la cabeza del Partido Demócrata, ganó las elecciones; un hecho inesperado que llevó a Eisenhower, conservador convencido, a cambiar el rumbo de su vida castrense y a liderar el bando de los republicanos. En 1953 ?y hasta 1961?, bajo el lema «I like Ike», se convirtió en el inquilino de la Casa Blanca y, en uno de sus jardines, mandó cavar unos hoyos para poder jugar al golf, su gran pasión, cada mañana. Pero, durante sus años de mandato, su salud se fue resquebrajando. En septiembre de 1955, sufrió un ataque cardiaco. En junio del año siguiente, se sometió a una operación quirúrgica tras conocer que padecía la enfermedad de Crohn: su sistema inmunitario atacaba a su propio intestino y hacía que se le inflamase. Más tarde, en noviembre de 1957, tuvo un derrame cerebral. Sin embargo, su salud quebradiza no le hizo mostrar debilidad ni lo apartó del poder: murió en 1969, ya jubilado.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Franklin D. Roosevelt: Del crack del 29 al liderazgo mundial
Solo la figura sonriente de Roosevelt, su cigarrillo en una larga boquilla y sus gafas redondas fueron capaces de despertar entusiasmo en los americanos tras la pesadilla de la Gran Depresión del 29, de los millones de parados y de las escenas del bombardeo de Pearl Harbor. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes) Estudió derecho en la Universidad de Columbia, pero dedicó toda su vida a la política. Dentro del partido demócrata era visto como un hombre inteligente, con gran personalidad y fuerza moral, pero su carrera política se vio truncada cuando en 1921, enfermó de poliomielitis. Esta enfermedad le paralizó de cintura para abajo, pero no le mermó en su intento de llegar a la presidencia y batir el récord histórico en EE.UU. de permanecer tres mandatos consecutivos en la Casa Blanca. Había comenzado su cuarto mandato cuando le sorprendió la muerte en su despacho el 12 de abril de 1945, por una hemorragia cerebral. Cuando en 1932 se presentó como candidato del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales norteamericanas arrolló a su adversario, el presidente Herbert Hoover. En aquel momento, Estados Unidos contaba con unos quince millones de parados y la bancarrota de Wall Street había sumergido en un caos a la economía estadounidense. Fue entonces cuando Roosevelt llevó a cabo la revolución del «New Deal» económico y social, con el que estimuló el sector público al crear millones de puestos de trabajo para construir escuelas, carreteras y mejorar las artes y la educación. Este intervencionismo público y la propia popularidad del presidente le hicieron acumular gran poder, pero no consiguió relanzar la economía americana hasta que la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) puso en marcha el rearme del país. La tradicional neutralidad de Norteamérica en conflictos internacionales impidió que Roosevelt contribuyera a la posible emigración de judíos hacia América. Sin embargo, esa neutralidad no duró. El ataque contra Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, empujó de manera inexorable a Estados Unidos a entrar en la contienda mundial. Para la historia quedó la frase que Roosevelt pronunció ante el Congreso: «Este día vivirá en la infamia», cuando declaró la guerra a Japón. Entre las medidas decretadas por el presidente se encontraba la persecución de los japoneses que vivían en EE.UU. El apoyo de las fuerzas estadounidenses a los aliados inclinaron de manera definitiva la balanza para que estos ganaran la guerra. El 11 de febrero de 1945, Churchill, Stalin y Roosevelt se reunieron en Yalta para negociar el reparto del mundo en «zonas de influencia» entre las grandes potencias. Con el deseo de crear un entendimiento entre aliados, promovió la creación de Naciones Unidas.
30-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump: «Me reuniría con cualquiera del Gobierno de Irán, creo en las reuniones»
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este lunes que está dispuesto a reunirse con líderes del Gobierno de Irán sin condiciones previas para hablar cómo mejorar las relaciones entre ambos países después de Washington se retirara del acuerdo nuclear con Teherán. A la pregunta en una rueda de prensa ofrecida desde la Casa Blanca sobre si estaba dispuesto a reunirse con el presidente iraní Hassan Rouhani, Trump dijo: «Me reuniría con cualquiera, creo en las reuniones», especialmente en casos donde la guerra está en juego.