Infortelecom

Noticias de estados unidos

19-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump ataca a la Unión Europea por la nueva multa a Google
El presidente de Estados Unidos vincula la reprimenda con la tensión comercial
19-07-2018 | Fuente: abc.es
Claves para entender la crisis de Nicaragua
Cuando se cumplen tres meses del inicio de las protestas en Nicaragua, que, de momento ha dejado 350 muertos y más de 1.800 heridos, según Human Rights Watch, la OEA exige a Daniel Ortega el adelanto de elecciones a 2019. El gobierno del matrimonio Ortega y Rosario Murillo (vicepresidenta), cuenta con el apoyo de las fuerzas policiales, las turbas paramilitares y las Juventudes Sandinistas, además de sus aliados socialistas: Cuba y Venezuela. Estas son las principales claves y fechas para entender el caos que sufre el país centroamericano. Inicio de las protestas: El 18 de abril estudiantes, jubilados y empresarios salieron a las calles contra la reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que el presidente Ortega aprobó unilateralmente, por la que aumentaba las contribuciones de trabajadores y empresarios e imponía una retención del 5% a los jubilados, con el objetivo de tapar los casos de corrupción multimillonarios. Al día siguiente, las protestas se extienden a otras ciudades y los antimotines reprimen a los estudiantes, donde mueren tres personas: Dos estudiantes y un policía. Esa misma jornada Ortega ordena el cierre de dos cadenas de televisión independientes y un canal de la Conferencia Episcopal. Marcha atrás de Ortega Después del inicio de las protestas, las calles siguen incendiadas. El 22 de abril Daniel Ortega anuncia la retirada de la reforma de la Seguridad Social que en una semana ya había provocado tres decenas de muertos. A pesar de la marcha atrás, aumenta la violencia y Ortega ordenó el despliegue del ejército en ciudades importantes como la capital, Managua. Un día después, el día del libro, el escritor Sergio Ramírez dedicó su premio Cervantes a «los nicaragüenses asesinados estos días por reclamar justicia». Fracaso de diálogo El 18 de mayo, cuando se cumplía un mes del inicio de las protestas, comienza la primera jornada de diálogo con una tregua de 72 horas, que no se cumple y continúa la violencia, por lo que se suspenden las conversaciones. El papel de la Iglesia es clave en las negociaciones, ya que actúa de mediadora y testigo en la mesa de diálogo, sobre todo, el monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, que se han convertido en símbolos de la protesta nacional y en defensores de los jóvenes que resisten en las calles. Propuesta a Estados Unidos El mes de junio se inicia con un giro, Ortega ofrece una propuesta a Estados Unidos para adelantar las elecciones de 2021, para solucionar la crisis. Pero las protestas siguen en las calles: La patronal convoca una huelga para presionar a Ortega y que ponga fin a la violencia en las calles. El 15 de junio se vuelve al diálogo y tanto oposición como gobierno deciden invitar a mediadores internacionales para investigar las muertes violentas, pero la violencia continúa y seis miembros de una familia muren calcinados en su casa tras un ataque de grupos parapoliciales, según los testigos. Dos meses del inicio de la crisis, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos pone de manifiesto que la situación en Nicaragua «bien podría merecer» una investigación internacional. Continua la violencia en julio El 7 de julio la Asociación Nicaragüense por los Derechos Humanos recoge la cifra de 351 muertos, después de que los enfrentamientos en Jintope y en Diriambia dejasen 21 víctimas mortales. También la Conferencia Episcopal sufre ataques violentos, como el que padeció el cardenal Leopoldo Brenes, y como consecuencia se suspende el diálogo. Las manifestaciones continúan y piden la dimisión de Ortega, además de otro paro nacional, mientras los sandinistas recrean el repliegue táctico de fuerza de época de Somoza a través de una caravana entre Managua y Masaya. Presión internacional Estados Unidos, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y trece países latinoamericanos exigen el fin de la violencia policial. Daniel Ortega hace oídos sordos y un día después, el 17 de julio, más de 1.500 efectivos del ejército, de la policía y parapoliciales asedian la ciudad de Masaya, último bastión contra Ortega. El 18 de julio la OEA se reunió en sesión permanente y aprobó por 21 votos a favor y tres en contra, entre ellos la propia Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas, y con la ausencia de Bolivia, que se levantó de la sesión, el adelanto de las elecciones en el país centroamericano a 2019.
19-07-2018 | Fuente: abc.es
La rusa acusada de agente del Kremlin ofrecía sexo para ganar influencia y conoció al hijo de Trump
Maria Butina, la joven rusa de 29 años detenida hace días acusada de haber actuado como un agente del Kremlin en Estados Unidos, fue capaz de acercarse a grupos influyentes gracias a sus artimañas, que incluían ofrecer sexo a cambio de contactos, según ha informado el medio británico «BBC». Según documentos de la investigación policial citados por «BBC», Butina vivía con un estadounidense de 56 años, denominado en esos papeles la «Persona 1», con el que mantenía una relación sentimental. El medio insinúa que Paul Erickson, un político conservador que responde a esa descripción, podría ser el hombre que compartía su vida con la presunta agente del Kremlin. Por su parte, como informa el medio francés «L'Express», la prensa americana considera que Alexander Tor shin es el hombre detrás de Butina. Torshin es miembro del círculo cercano de Vladímir Putin y ha sido senador. Butina era su asistente, y, según «The New York Times», recibía consejos donde él le explicaba la necesidad de ser prudente y de no «quemarse las alas muy pronto». «The Washington Post» ha señalado que ambos invitaron al presidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), David Keene, a Moscú en 2013. Además, en mayo de 2016, Butina coincidió en una convención de la NRA con Trump Jr., el hijo del presidente de Estados Unidos. Butina, de 29 años, podría ser condenada a hasta cinco años de prisión por los cargos de conspiración y a diez años de cárcel por los cargos por actuar como agente extranjera. Sin embargo, su abogado, Robert Driscoll, ha subrayado que no es una agente rusa. En este sentido, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha expresado la preocupación de Moscú por el caso y ha resaltado que «estas acusaciones exageradas (..) parecen extrañas». «Parece que el FBI, en vez de ocuparse de su responsabilidad de luchar contra los criminales, está cumpliendo con un encargo político de las fuerzas que, según entendemos, siguen promoviendo la histeria rusófoba», ha manifestado.
19-07-2018 | Fuente: elpais.com
Los abusos a los niños de la ?perrera? de Estados Unidos
Organizaciones sociales entrevistan a 200 indocumentados en custodia y acusan en una demanda al Gobierno de Trump de irregularidades en el trato a indocumentados
19-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump vuelve a contradecir sobre Rusia a su director de inteligencia
El presidente responde que no cree que Estados Unidos siga siendo objetivo de injerencia política por parte del Kremlin
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump vuelve a contradecir sobre Rusia a su director de inteligencia
El presidente responde que no cree que Estados Unidos siga siendo objetivo de injerencia política por parte del Kremlin
18-07-2018 | Fuente: abc.es
El hotel del tiroteo de Las Vegas, que dejó 58 muertos y más de 500 heridos, demanda a las víctimas
Los disparos procedían de lo alto del hotel. Desde la planta 32, en la que se encontraba su habitación, Stephen Paddock apuntó contra las miles de personas reunidas allí abajo mientras disfrutaban de un festival de música. Su puntería acabó con la vida de 58 personas y dejó heridas a más de 500. Tuvo lugar en Las Vegas el pasado 1 de octubre y fue el peor tiroteo masivo de la historia moderna en Estados Unidos. Meses después, las víctimas están recibiendo un nuevo ataque desde el hotel, pero esta vez procedente de los despachos. MGM Resorts, propietaria del Hotel Mandalay , ha demandado a un millar de víctimas del tiroteo en un movimiento que busca anticiparse a sus posibles demandas y proteger al establecimiento de cualquier responsabilidad en lo sucedido. De hecho, algunas de las víctimas ya lo habían demandado al entender que había fallado la seguridad, lo que permitió que Paddock llenara su habitación de rifles y munición, un arsenal que difícilmente pudo pasar desapercibido. Pero, ¿en qué se basa la demanda de MGM Resorts? Según recoge The New York Times, uno de los abogados del hotel encontró una posible mina de oro en una ley federal, aprobada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. La ley busca proteger a los fabricantes de equipos y a los proveedores de servicios de seguridad, con certificación oficial del Departamento de Seguridad Nacional, en caso de no lograr frustar un ataque terrorista. Los propietarios del hotel defienden que, en base a esa ley, carecen de responsabilidad al haber contratado para el evento una compañía de seguridad certificada y porque, en su opinión, lo ocurrido fue un «acto de terrorismo». Un matiz interesante, dado que la descripción de «terrorismo» rara vez se utiliza en Estados Unidos para este tipo de tiroteos cometidos por nacionales. Aunque la compañía de seguridad ha buscado que desde el Departamento de Seguridad Nacional se haga una declaración pública calificando el suceso de atentado, no consta tal declaración ni revisión del caso en ese sentido. Muchas de las víctimas han expresado su rechazo a la iniciativa del MGM Resorts, que les ha supuesto airadas críticas en la red. Aunque la demanda no busca compensación económica, los abogados de las víctimas advierten de que, si el hotel tiene éxito en esta iniciativa, abrirá el camino para que otras compañías hagan lo mismo, eludiendo así su posible responsabilidad en futuros ataques. Por ejemplo, la de explicar cómo fue posible que Stephen Paddock acumulara un arsenal de tal calibre en su habitación.
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump anuncia que el nuevo Air Force One llevará los colores de la bandera de Estados Unidos
El Air Force One de nueva generación construido por Boeing para el presidente de Estados Unidos será «increíble» y «el mejor del mundo», ha prometido Donald Trump, asegurando que ha negociado un buen descuento con la empresa aeronáutica. «El Air Force One será increíble. Será el más bonito y el mejor del mundo», ha dicho el mandatario en una entrevista para la «CBS». El único cambio en el avión será la pintura. «Será roja, blanca y azul, creo que es apropiado», ha explicado el presidente, subrayando que prefiere esta referencia a la bandera estadounidense a la instaurada por John Kennedy, con los colores azul cielo y blanco. «Boeing nos ha hecho un buen precio», ha añadido. El Air Force One permite al jefe de Estado ejercer todas las prerrogativas de su mandato mientras vuela, incluido iniciar un ataque nuclear. Los aviones cuentan con sistemas de navegación y de defensa último modelo, con un sistema antimisles y un fuselaje que resiste a las explosiones, y una zona médica. Donald Trump parece admitir, sin embargo, que habrá abandonado la Casa Blanca antes de obtener el nuevo modelo. «No me gusta decir esto, pero va a tardar un tiempo», ha señalado. «Es un proyecto muy complicado, pero cuando sea construido, espero que muchos presidentes lo utilicen», ha concluido.
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
Dos ?Barças? de gira por Estados Unidos
El equipo femenino compartirá la pretemporada por primera vez en su historia con el conjunto de Valverde
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump acepta ahora que hubo «interferencias» rusas en las elecciones de 2016 pero «no conspiración»
Todos lo entendimos mal. Según Donald Trump, un desliz en la transcripción de sus declaraciones en Helsinki nos hizo entender que apoyaba a Putin sobre sus propios servicios de inteligencia. Donde dijo que no veía razón para que Rusia hubiera interferido en las elecciones, ahora debemos inferir que sí. El presidente estadounidense salía hoy a la desesperada a intentar detener la indignación que ha despertado su papel en la cumbre de Finlandia. En una reunión en la Casa Blanca con congresistas republicanos, Trump señaló, leyendo unas notas, que tiene «plena fe» en sus servicios de inteligencia. «Acepto las conclusiones de nuestros agentes», concedió el presidente, aunque subrayó que la interferencia rusa en 2016 no incidió en el resultado electoral.Y una vez más, Trump quiso dejar claro que no hubo conspiración entre Rusia y su campaña. Igualmente, se comprometió a impedir cualquier tipo de interferencia en las elecciones de noviembre. Pero hoy seguían las manifestaciones de indignación, desconcierto, vergüenza, desolación.., y miedo a perder en las elecciones de noviembre el control de las dos Cámaras, donde los republicanos tienen ahora mayoría. Las declaraciones de Donald Trump en la conferencia de prensa conjunta con Vladímir Putin han dejado boquiabierto al partido del presidente y han encendido las alarmas. El rango de reacciones entre los conservadores va de la furia al silencio, sin apenas apoyos públicos. Una de las excepciones la protagonizó el senador por Kentucky Rand Paul, que apuntó que el «odio» de los medios y de la izquierda hacia el presidente es lo que les lleva a descalificar su encuentro con Putin. Trump rompió horas de silencio en Twitter para agradecerle su apoyo, en concreto por su opinión de que «el presidente ha sufrido un año y medio de investigaciones totalmente partidistas, ¿qué se supone que debe pensar?». «¡Tú sí que lo entiendes!», celebraba el mandatario. Reacciones republicanas El espaldarazo de Paul contrasta con las diatribas que recibió de parte de John McCain. En un duro comunicado, el senador de Arizona, que afronta una difícil batalla contra el cáncer y apenas participa en la actividad política, acusaba a Donald Trump de leer «el mismo guión que Putin cuando el presidente eligió de forma consciente defender a un tirano contra preguntas justas de la prensa libre», críticas a las que se sumaron otros compañeros de partido que en otras ocasiones ya se han manifestado contrarios a ciertas políticas y comentarios de Donald Trump, caso de Jeff Flake («Vergonzoso»), Bob Corker («Estoy decepcionado») y Ben Sasse («Es un desastre»). En una comparecencia ante los medios, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dijo que «entiende el deseo y la necesidad de tener buenas relaciones, pero Rusia es un gobierno que amenaza y no comparte nuestros intereses ni nuestros valores». Actuación vergonzosa La CIA, el FBI, la Agencia Nacional de Seguridad, el Departamento de Justicia e incluso los comités de Inteligencia del Senado y del Congreso han concluido que Rusia interfirió en las elecciones de 2016. A pesar de ello, Trump antepuso la palabra de Putin a las investigaciones de sus propias agencias, lo que lleva a su país a una situación insólita. El pasado viernes, Dan Coats, Director Nacional de Inteligencia, advertía de que «las luces de alarma parpadean de nuevo en rojo», comparando la situación de alerta por los ataques cibernéticos contra el país con las alertas previas a los atentados del 11 de septiembre de 2001. Las caras de muchos de los periodistas y analistas políticos americanos que siguieron a Trump hasta Helsinki eran todo un poema. La presentadora estrella de la NBC, Rachel Maddow, preparó a sus espectadores para afrontar «el peor escenario posible», que, según la periodista, incluye la opción de que «haya ascendido a la Presidencia de los Estados Unidos alguien que sirve a los intereses de otro país en vez de al nuestro». Un escenario tremendista que a la misma hora combatía la cadena favorita de Trump, Fox News, con un mensaje en forma de conversación entre el presidente y su amigo Sean Hannity, grabado en Helsinki después de la cumbre. La propia Fox, que emitió una entrevista con Putin, en la que el periodista Chris Wallace fue mucho mas incisivo con el líder ruso que Trump, emitía señales de desconcierto. Implacables Los editoriales del martes de la prensa estadounidense atizaban duro. «The Washington Post» acusaba al presidente de «confabulación con Rusia» después de «destrozar el sistema judicial de su propio país», y llevaba a portada un artículo de opinión de su jefe de Nacional, Dan Balz, en el que señalaba que Trump, al mezclar la cuestión de la posible conspiración de su campaña con Rusia con «los ataques rusos al proceso democrático de Estados Unidos, continúa socavando toda la investigación». «The New York Times», por su parte, consideraba que ya no se puede confiar en que Trump defienda «los intereses de Estados Unidos y de la alianza democrática que lidera». Desde la óptica más conservadora de «The Wall Street Journal», su editorial calificaba de «vergüenza personal y nacional» la actuación del presidente. .