Infortelecom

Noticias de estados unidos

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump despide a Bannon, mentor de su nacionalismo populista
El general John Kelly, el hombre llamado a poner orden en una Casa Blanca plagada de luchas intestinas, empieza a imponer su ley. La marcha de Steve Bannon, la sexta desde que Donald Trump formara su equipo el pasado enero, no es una más. Tras el relevo del fugaz director de Comunicación, Anthony Scaramucci, el nuevo jefe de gabinete del presidente ha forzado la salida del considerado mentor ideológico del nacionalismo de carácter populista con el que Trump venció la elección presidencial y que practica ahora desde el Despacho Oval. Pero no sólo. Los recientes guiños del presidente a la extrema derecha tras los disturbios de Charlottesville (Virginia), que, rectificación incluida, han sacudido a todos el establishment político norteamericano, se atribuyen también a la influencia de Bannon. Pese a que su renuncia al cargo de asesor se había producido ya los días previos, según distintos medios. La marcha del polémico ideólogo de cabecera de Trump viene a marcar el fin de una primera y convulsa etapa dentro de la Casa Blanca, en la que el enfrentamiento entre los miembros del equipo del presidente, de carácter personal, ideológico y estratégico, ha protagonizado sucesivos capítulos. Lo que no significa que el nuevo periodo, marcado por los Intentos del general Kelly de profesionalizar el equipo, se presente fácil, dada la impresivible forma de actuar del ocupante del Despacho Oval. Pese a la influencia que había demostrado tener hasta ahora en el presidente, Steve Bannon no se sumó a la campaña de Trump hasta los últimos meses antes de la elección, cuando las encuestas le situaban claramente por detrás al candidato republicano. Fue entonces cuando la campaña se tornó más agresiva en las críticas a Hillary Clinton, en el cierre de las fronteras a los inmigrantes y en el rechazo a los acuerdos comerciales de ámbito internacional, esencia de un proteccionismo económico que Trump no ha dejado de pregonar desde entonces. En una entrevista concedida hace pocos días, Bannon sorprendió con duras críticas a los supremacistas blancos, a los que tachó de «payasos», pese a que quien fuera director ejecutivo del sitio web Breitbart News reconoció en su día que este periódico digital de noticias era representante de la llamada Alt Right, la extrema derecha alternativa en Estados Unidos. Banquero, periodista y estratega de la política Polifacético en su actividad profesional, el paso de Steve Bannon (Norfolk, Virginia, 1953) por tan diversas labores profesionales le ha permitido abrir muchos ángulos. Ejecutivo de banca en Goldman Sachs, periodista en Breitbart News, productor y director de cine, publicista y estratega de la comunicación política, el polémico representante del neonacionalismo estadounidense, de inspiración populista y cercana a la extrema derecha, ha demostrado una intuición y un conocimiento del país poco común. Los que le permitieron ser uno de los hombres clave en la victoria electoral de Donald Trump.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte solicita a Hispanoamérica que no rompa relaciones
El gobierno de Kim Jong-un ha solicitado a varios paises de América del Sur que hagan oidos sordos a la petición del gobierno de Estados Unidos y que, de este modo, puedan seguir manteniendo relaciones «basadas en los principios de amistad, autosuficiencia y paz» Durante el viaje realizado por el vicepresidente estadounidense Mike Pence a Chile la semana pasada, este pidió abiertamente a naciones como Brasil, México o Perú que dejaran de mantener relaciones con el gobierno de Pyongyang. Ha sido un miembro de la cancillería norcoreana (citado hoy en un artículo de la agencia estatal KCNA) quien ha expresado que «semejante comportamiento coercitivo da muestra de un egoismo y arrogancia extremos por parte de Estados Unidos». Ha advertido también al resto de países de que estos «caeran víctimas del intervencionismo estadounidense» en caso de que accedan a las demandas de la administración del presidente Trump. Sin embargo, el Canciller chileno, Heraldo Múñoz, respondió a la petición de Pence argumentando que no piensa romper la «lejana» relación que mantiene su país con el régimen de Kim Jong-un. El político chileno dijo además que Corea del Norte ya cumple con los requisitos impuestos por la ONU; toda vez que la organización mundial obligó al país asiático el pasado 5 de agosto a pagar una dura penalización por el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump alaba el trabajo de Bannon, su principal estratega, tras su sorpresiva salida de la Casa Blanca
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado este sábado su agradecimiento a Steve Bannon como asesor político, un día después de que se hiciera pública su salida de la Casa Blanca por razones que aún no se han aclarado pero que estarían relacionadas con su polémico ideario. «Quiero agradecer a Steve Bannon sus servicios. Llegó a la campaña cuando me enfrentaba a la fraudulenta Hillary Clinton y fue genial», ha escrito el magnate neoyorquino en su cuenta oficial de Twitter. El Gobierno estadounidense anunció el viernes que Bannon dejaba su cargo sin dar más explicaciones. Algunas fuentes citadas por la prensa local indican que habría renunciado y otras apuntan, en cambio, a un cese por sus fricciones con otros miembros del Gobierno. Por su parte, el diario estadounidense «New York Times» ha informado de que Bannon entregó su dimisión a Trump el pasado 7 de agosto y su salida del cargo iba a ser anunciada esta misma semana. Sin embargo, fue aplazada por la violencia desatada en Charlottesville. De hecho, muchos vinculan su baja a los sucesos de la semana pasada en esta localidad de Virginia, donde la retirada de la estatua de un general confederado desató enfrentamientos entre grupos de ultraderecha -neonazis y supremacistas blancos- y sus detractores, dejando tres muertos y decenas de heridos. Bannon era uno de los elementos más polémicos del círculo cercano a Trump por sus rupturistas ideas ultranacionalistas y antigubernamentales, lo que hizo que acabara en el punto de mira tras unas declaraciones del presidente en las que se negó a culpar a la ultraderecha de la violencia en Charlottesville. Al margen de este asunto, Bannon también ha protagonizado enfrentamientos con prácticamente todos los integrantes del círculo de confianza de Trump, comenzando con su yerno, Jared Kushner, el ex jefe de Gabinete - y representante del Partido Republicano- Reince Preibus, o incluso las Fuerzas Armadas y la comunidad de Inteligencia. «Muy animado» Bannon ha recuperado su anterior puesto al frente de la web ultraconservadora «Breitbart News» y asistió el mismo viernes a una reunión editorial. «Me siento muy animado. Ahora soy libre. Tengo las manos otra vez sobre mis armas. Alguien dijo: ahí viene Bannon, el bárbaro», ha dicho. «Voy a acabar con la oposición, no hay duda de ello. He construido una gran máquina en 'Breitbart' y ahora estoy de vuelta. Sabiendo lo que sé, vamos a utilizar esa máquina», ha añadido.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un descarrilamiento deja al menos 10 muertos y 150 heridos en India
Al menos 10 personas murieron y otras 150 resultaron heridas hoy por el descarrilamiento de un tren en el estado de Uttar Pradesh, en el norte de la India, donde los equipos de emergencias trabajan para rescatar a las personas atrapadas, informaron fuentes oficiales. El siniestro se produjo sobre las 17.30 hora local (12.00 GMT) en la localidad de Muzaffarnagar cuando se salieron de la vía alrededor de seis vagones del ferrocarril Kalinga Utkal Express, que procedía de la ciudad oriental de Puri, indicó a Efe una fuente de los servicios de rescate que pidió el anonimato. El ministro indio de Ferrocarriles, Suresh Prabhu, ha ordenado a los altos cargos del departamento que se dirijan hacia el lugar del accidente, adonde ya se han enviado, además, varias ambulancias. «Se están haciendo todos los esfuerzos para garantizar unas rápidas operaciones de socorro y rescate», afirmó el ministro en su cuenta de la red social Twitter. Según indicó, ya se ha ordenado una investigación sobre el siniestro y se tomarán medidas «estrictas» de descubrirse algún tipo de «fallo». La Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF, por sus siglas en inglés) también ha enviado varios equipos al lugar para ayudar en las labores de rescate, según informó el departamento en la misma red social. 65.000 kilómetros de recorrido El pasado enero, 29 personas murieron y 50 resultaron heridas al descarrilar un tren en el sureño estado de Andhra Pradesh, mientras que en noviembre otro accidente ferroviario se saldó con 146 fallecidos y alrededor de 200 heridos en el norte del país. La red ferroviaria india, con 65.000 kilómetros de recorrido, es la cuarta más larga del mundo, detrás de las de Estados Unidos, Rusia y China, y cuenta con 1,3 millones de empleados y 12.500 trenes, que transportan a diario a unos 23 millones de pasajeros. Según un estudio difundido por el Ministerio de Ferrocarriles, la inversión en seguridad resulta clave en el sistema ferroviario indio, donde en la última década han tenido lugar 1.522 accidentes en los que han muerto 2.331 personas
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un descarrilamiento deja al menos 23 muertos y 150 heridos en India
El Gobierno indio ha confirmado al menos 23 muertos y 150 heridos por el descarrilamiento este sábado de un tren en el estado indio de Uttar Pradesh (en el norte del país), según han confirmado las autoridades locales a la cadena News Nation. El siniestro se produjo sobre las 17.30 hora local (12.00 GMT) en la localidad de Muzaffarnagar cuando se salieron de la vía alrededor de seis vagones del ferrocarril Kalinga Utkal Express, que procedía de la ciudad oriental de Puri, indicó a Efe una fuente de los servicios de rescate que pidió el anonimato. El ministro indio de Ferrocarriles, Suresh Prabhu, ha ordenado a los altos cargos del departamento que se dirijan hacia el lugar del accidente, adonde ya se han enviado, además, varias ambulancias. «Se están haciendo todos los esfuerzos para garantizar unas rápidas operaciones de socorro y rescate», afirmó el ministro en su cuenta de la red social Twitter. Según indicó, ya se ha ordenado una investigación sobre el siniestro y se tomarán medidas «estrictas» de descubrirse algún tipo de «fallo». La Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF, por sus siglas en inglés) también ha enviado varios equipos al lugar para ayudar en las labores de rescate, según informó el departamento en la misma red social. 65.000 kilómetros de recorrido El pasado enero, 29 personas murieron y 50 resultaron heridas al descarrilar un tren en el sureño estado de Andhra Pradesh, mientras que en noviembre otro accidente ferroviario se saldó con 146 fallecidos y alrededor de 200 heridos en el norte del país. La red ferroviaria india, con 65.000 kilómetros de recorrido, es la cuarta más larga del mundo, detrás de las de Estados Unidos, Rusia y China, y cuenta con 1,3 millones de empleados y 12.500 trenes, que transportan a diario a unos 23 millones de pasajeros. Según un estudio difundido por el Ministerio de Ferrocarriles, la inversión en seguridad resulta clave en el sistema ferroviario indio, donde en la última década han tenido lugar 1.522 accidentes en los que han muerto 2.331 personas
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Crece la tensión racial en Estados Unidos tras una nueva marcha en Boston
Miles de personas se manifestaron este sábado en Boston en favor de «la libertad de expresión» tras los episodios violentos ocurridos el fin de semana pasado en Charlottesville (Virginia), mientras que otras tantas organizaron una contraprotesta antirracista. Ambas concentraciones han tenido lugar después de que manifestaciones de simpatizantes neonazis y grupos defensores de los derechos civiles organizaran algo similar el sábado anterior en Virginia, encuentros que se tornaron violentos y se saldaron con la muerte de una joven de 32 años presuntamente atropellada por un neonazi. En Boston, sin embargo, no se registraron incidentes importantes, aunque la policía informó de 33 arrestos, en su mayoría por desorden público y agresiones contra agentes de seguridad. «Hoy está claro que Boston era la paz y el amor, no el fanatismo y el odio», dijo el alcalde de la ciudad, Marty Walsh. Aunque se temía que se produjeran enfrentamientos entre unos y otros, finalmente las manifestaciones han resultado pacíficas. Coalición de Discurso Libre de Boston La Coalición de Discurso Libre de Boston, el grupo que organizó la primera concentración, había planeado hasta hace poco incluir oradores con vínculos con el nacionalismo blanco, pero tras los últimos acontecimientos se distanciaron de esa retórica. Desde entonces se han alejado públicamente de los grupos racistas que incitaron a la violencia en Virginia el fin de semana pasado, aconsejando a los grupos de odio que no se unieran a su manifestación. «Mientras sostenemos que cada individuo tiene derecho a su libertad de expresión y defendemos ese derecho humano básico, no ofreceremos nuestra plataforma al racismo o al fanatismo», dijo el grupo en un comunicado publicado en Facebook. «Denunciamos las políticas de supremacía y violencia, denunciamos las acciones, actividades y tácticas del llamado movimiento Antifa (antifascista), denunciamos la normalización de la violencia política», añadieron. Los organizadores de la contramarcha, sin embargo, alegan que este tipo de defensa a ultranza de la libertad de expresión da alas a los grupos supremacistas, por lo que salieron a las calles con carteles en contra del Ku Klux Klan y cualquier tipo de alarde racista. La Policía mantuvo una zona de seguridad entre unos y otros manifestantes, evitando incidentes importantes a excepción de algún enfrentamiento aislado y gritos entre los asistentes a la contramarcha y los partidarios del presidente Donald Trump.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las fuerzas iraquíes comienzan una ofensiva para recuperar la ciudad de Tal Afar
Las fuerzas de seguridad iraquíes han comenzado este domingo una ofensiva para recuperar la ciudad de Tal Afar, su próximo objetivo en la campaña apoyada por Estados Unidos para derrotar a los milicianos del grupo yihadista Estado Islámico, según ha asegurado el primer ministro de Irak, Haider al Abadi. «O se rinden o mueren», ha señalado Al Abadi en un discurso televisado en el que ha anunciado la ofensiva, dirigiéndose a los milicianos. Tal Afar se ha convertido en el nuevo objetivo de la guerra contra Daesh en el país, que comenzó hace tres años, cuando Abú Bakr al Baghdadi proclamó su califato sobre vastas zonas de Irak y Siria. Ubicada a 80 kilómetros de Mosul, es uno de los focos de la violencia sectaria que siguió a la invasión estadounidense en 2003. De Tal Afar han salido varios comandantes de Estado Islámico. Las fuerzas iraquíes, apoyadas por milicias locales y por la coalición internacional que lidera Estados Unidos, lograron reconquistar Mosul el pasado mes de junio, después de ocho meses de ofensiva. La caída de Mosul es el mayor golpe asestado hasta la fecha a la organización terrorista, ya que era la capital iraquí de su califato. En Siria, los esfuerzos se concentran ahora en la toma de la otra capital, Raqqa. Alrededor de 2.000 milicianos permanecen en la ciudad, según aseguran comandantes militares estadounidenses e iraquíes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El terrorismo, arma de un califato roto
El atentado de Barcelona devuelve al grupo yihadista Daesh a las portadas de todo el mundo en un momento en el que su califato en Oriente Próximo está en plena descomposición. Aunque militarmente no pueden mantener sus fronteras, los mensajes que ha lanzado el grupo en los últimos tres años han calado hondo en una parte de jóvenes musulmanes que viven en Europa y el terror se consolida como su arma principal contra Occidente. En la actualidad hay tres grandes frentes militares abiertos contra Daesh en Líbano, Siria e Irak y, tras la caída de Mosul hace un mes, el grupo habría perdido el 78 por ciento del territorio que llegó a dominar en suelo iraquí y el 58 por ciento de la superficie que ocupaba en territorio sirio, según los datos ofrecidos por Estados Unidos. La coalición que lideran los estadounidenses, Rusia, los ejércitos de Siria e Irak, las Fuerzas Democráticas Sirias y las Unidades de Movilización Popular están al frente de las operaciones que día a día van borrando el califato del mapa, el problema es que el enemigo está muy por encima de unas simples siglas o una bandera negra y es imposible acabar con su visión radical del islam solo a base de fuerza. Líbano: Operación simultánea del Ejército y Hizbolá El Ejército libanés se sumó a la conocida como «guerra contra el terror» con el anuncio el viernes del inicio de la operación «Jroud Dawn», cuyo objetivo es acabar con la presencia de milicianos de Daesh en la frontera con Siria. Los militares comenzaron a atacar posiciones enemigas en Ras Baalbeck y al mismo tiempo, aunque «de manera separada y sin coordinación», según el general libanés, Ali Kanso, Hizbolá, la milicia chií libanesa, y el Ejército sirio lanzaron una ofensiva en las montañas de Qalamoun. Este doble ataque simultáneo deja sin escapatoria a los yihadistas y persigue asegurar del todo, por primera vez desde que estalló la revuelta en Siria en 2011, toda la línea fronteriza. Fuentes militares libanesas consultadas por el canal Al Yasira elevaron a 500 el número de combatientes del EI a los que se enfrentan y aseguraron que los yihadistas tienen en su poder una zona de unos 300 kilómetros cuadrados entre los dos países. El inicio de la ofensiva provocó una gran espantada entre los miembros de Daesh y, según la prensa local, su Emir Al-Zamarani Abu Yazid, cruzó la frontera para entregarse al Ejército sirio. Siria: Raqqa y Deir Ezzor, últimos bastiones Desde el 6 de junio está en marcha la operación para liberar Raqqa, la que ha sido la capital del lado sirio del califato. Estados Unidos ofrece cobertura aérea a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), conjunto de grupos armados kurdos y árabes, que en menos de tres meses han logrado hacerse con el 45 por ciento de la ciudad, aseguró el enviado de EE.UU. para la coalición que lidera la guerra contra el EI, Brett McGurk. El último gran éxito de estas milicias se produjo hace una semana cuando lograron unir los frentes este y oeste desde los que avanzaban, lo que cierra el acceso a los yihadistas al río Éufrates y les deja totalmente cercados. Raqqa tenía una población de casi 240.000 habitantes antes de la guerra, pero ahora se calcula que no quedan más de 160.000 y desde hace dos años viven bajo el régimen de los seguidores del califa Ibrahim. Esta ofensiva presenta los mismos problemas que la operación para liberar Mosul debido a la fuerte presencia de civiles dentro de la ciudad, lo que complica los ataques de la aviación y obliga al combate calle por calle, casa por casa. El segundo frente sirio abierto contra Daesh lo lidera el Ejército, que hace unos días logró liberar Al Suknah, último bastión del grupo yihadista en la provincia de Homs. El próximo objetivo podría ser Deir Ezzo, a 130 kilómetros, donde el EI ha establecido su centro de control alternativo ante la pérdida inminente de Raqqa. Irak: Asalto a Tal Afar Tras la victoria en Mosul, el primer ministro, Haider Al Abadi, se apresuró a declarar «el final del califato», pero los seguidores de Abu Bakr Al Bagdadi siguen controlando Tal Afar, Hawija y una amplia zona desértica al norte de la provincia de Al Anbar, fronteriza con Siria. El Ejército iraquí y las Unidades de Movilización Popular (milicias chiíes) están ya desplegados a las afueras de Tal Afar y la aviación de EE.UU. ha realizado los primeros bombardeos. Cuando la caída de Mosul era irreversible, Daesh trasladó su centro de mando en Irak a Tal Afar. La ciudad tenía 200.000 habitantes antes de la llegada del EI y en los últimos años se ha convertido en zona de acogida para yihadistas que huyeron de bastiones perdidos como Ramadi, Faluya, Tikrit y, por último, Mosul. Este asalto vuelve a poner sobre la mesa la tensión entre las milicias chiíes, apoyadas por Irán, con el Ejército iraquí, respaldado por Estados Unidos, ya que ambas fuerzas quieren liderar la operación. A diferencia de lo ocurrido en Mosul, donde se mantuvo a las milicias alejadas de la línea del frente para evitar tensiones con una población local mayoritariamente suní, en Tal Afar «van a tomar parte activa en el ataque», señaló Abadi para zanjar la polémica. Desde Ankara seguirán muy de cerca todos los movimientos y ya en octubre, cuando se produjo el primer acercamiento a Tal Afar para cortar la posible retirada de yihadistas que huían de Mosul, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, adelantó que «tomaremos todas las medidas necesarias porque enfrentarse a Daesh es necesario, pero es una pelea que hay que planificar con cuidado para respetar los equilibrios étnicos y sectarios». Otros dirigentes turcos han sido desde entonces menos diplomáticos y han amenazado con el envío de tropas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump ha despedido a diez miembros de su equipo en siete meses, con la salida Steve Bannon
«Dejad a Trump ser Trump», es una de las habituales proclamas de los fieles al singular presidente norteamericano, desde que su irrupción ofreciera la personalidad del primer antipolítico de la historia reciente que gobierna los Estados Unidos. Dicho y hecho. El ocupante del Despacho Oval se comporta con el mismo desapego a la institucionalidad de los cargos que aquel hombre de negocios televisivo que despedía a los concursantes desde su atalaya de presentador de un reality show: «¡You´re fired!» (¡«Estás despedido!»). Acostumbrado a hacer y deshacer al frente de su imperio, el veterano Trump, el presidente que llegó con más años al cargo, muestra la imagen de una adaptación imposible, en las antípodas de la estabilidad que requiere cualquier Gobierno. La inexperiencia y la necesidad de conformar un equipo lleno de equilibrios internos cuando desembarcó en el Despacho Oval, han hecho el resto. Siete meses después, el presidente acumula una decena de destituciones sólo en su staff de la Casa Blanca, que se elevan a catorce si se cuentan los miembros de la Administración, en el arranque de mandato más inestable que se recuerda. Las tres semanas que duró en el cargo su Asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, obligado a dimitir por sus contactos rusos no confesados, podrían haber sido un hecho aislado. Sin embargo, la ruidosa llegada de Donald Trump a la presidencia no auguraba precisamente un periodo de tranquilidad. Un vistazo a las imágenes que inmortalizaron la toma de posesión del equipo del presidente, el pasado 22 de enero, muestra ya a un numeroso grupo de «caídos» en la cruenta batalla interna que aún se libra en la Casa Blanca. La salida el viernes del último de ellos, Steve Bannon, primer representante del nacionalismo de corte populista que impregna gran parte del discurso presidencial, forma parte de la «limpieza» que Trump ha encargado a su jefe de gabinete, el general John Kelly. En este tiempo de mandato, han convivido en el entorno presidencial enfrentamientos personales con pugnas de tinte ideológico. En el equipo de asesores, Bannon representaba un discurso opuesto al de Jared Kushner, yerno y asesor del presidente (aunque sin remuneración), a quien se sitúa entre los llamados «globalistas», opuestos al discurso proteccionista y de ruptura con las grandes instituciones occidentales promovido por su enemigo ideológico. Para algunos fieles a Trump, la marcha de Bannon puede suponer su abandono definitivo de las ideas que le permitieron al presidente conectar con sus bases, con lo que él mismo bautizó como su «movimiento». El núcleo duro de ese raquítico 39% de apoyo que refleja la media de las principales encuestas de popularidad (RealClearPolitics), sólo compensado con una fidelidad casi incondicional. Sin embargo, el anunciado regreso de Bannon al mismo diario digital que sirvió de palanca ideológica para la campaña de Trump, Breitbart News, permite pensar en que su ya ex asesor va a seguir ayudando al presidente desde la plataforma mediática. En una prueba de la buena relación que aún mantienen, Trump escribía ayer en Twitter este mensaje: «Quiero dar las gracias a Bannon por sus servicios. Llegó a la campaña durante mi campaña contra la corrupta Hillary Clinton. ¡Fue grande! Gracias». La marcha del polémico ideológo cuenta con dos interpretaciones. La primera respondería a una demanda del establishment republicano, que ha venido reclamando su salida, especialmente a raíz de los guiños que Trump lanzó al mundo de la extrema derecha, en concreto al del supremacismo blanco. La decisión del presidente obedecería también a un intento de compensar la destitución de Reince Priebus como su jefe de gabinete. El ex presidente del Partido Republicano estaba considerado la conexión de la Casa Blanca con el aparato y el establishment de la formación política. La lectura más plausible obedece al intento real de Trump de poner orden dentro de la Casa Blanca, para lo que nombró jefe de gabinete al miembro de su equipo en el que más confía, John Kelly. Tras algunas reticencias iniciales, el presidente logró convencer al general de cuatro estrellas de que era la persona idónea para imponer disciplina en el equipo, para lo que le ofreció carta blanca en sus decisiones. La destitución fulminante de Anthony Scaramucci, el fugaz director de Comunicación que Trump había nombrado apenas diez días antes, fue la primera prueba de que Kelly actuaba con mando en plaza. En el mismo movimiento, el general se cobraría la pieza del secretario de prensa, Sean Spicer, quien para entonces ya había perdido el favor del presidente. Pese al vacío que el polémico Bannon deja en su entorno, puede que la marcha de miembros del grupo ultranacionalista no haya concluido. El polémico Sebastian Gorka, asesor en materia de seguridad, conocido por sus propuestas radicales para combatir el terrorismo, podría ser el próximo destituido, si el presidente sigue dejando hacer su labor al jefe de gabinete, John Kelly. Así lo apuntaban ayer diversos medios, que reducen a Kellyanne Conway, una de consejeras artífices de la victoria electoral de Trump, la futura presencia de los fieles a su discurso más populista.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Policía de Boston informa de 27 detenidos tras la masiva concentración contra el «Free Speech Rally»
La Policía de Boston ha confirmado que 27 personas han sido arrestadas en el marco de las contramanifestacones organizadas frente una protesta de extrema derecha, según ha informado el comisario de Policía de la ciudad, William Evans. Si bien la mayoría de los arrestos han ocurrido entre las filas de bloques antifascistas, el comisionado ha asegurado que «un 99.9% de la gente que estaba aquí lo hacía por una buena razón: luchar contra el fascismo y el odio». Fuentes policiales han confirmado que unas 40.000 personas han acudido a la contramanifestación frente a la marcha del «Free Speech Rally», convocada por una autoproclamada «coalición de libertarios, progresistas y conservadores». Aproximadamente un centenar de integrantes de esta «coalición» han desfilado con banderas confederadas por las calles de la ciudad estadounidense. Sus organizadores habían invitado como oradores a Kyle Chapman, participante destacado en foros supremacistas o Joe Biggs, colaborador del medio conspiracionista y de extrema derecha Infowars. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aparecido en Twitter para aplaudir la contramanifestación, en un intento de desmarcarse de sus polémicas declaraciones de esta semana, en las que eludió señalar a los grupos supremacistas y neonazis de la violencia desatada en la localidad de Charlestonville (Virgnia). I want to applaud the many protestors in Boston who are speaking out against bigotry and hate. Our country will soon come together as one!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 19 de agosto de 2017«Nuestro gran país lleva décadas dividido. A veces es necesario protestar para sanar. Y sanaremos, ¡y seremos más fuertes que antes! Quiero aplaudir a los muchos manifestantes de Boston que protestan contra el fascismo y el odio. ¡Nuestro país pronto se unirá!», ha escrito.