Infortelecom

Noticias de estados unidos

23-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump afirma que podría verse con Maduro y después rectifica
La política de la Casa Blanca hacia Venezuela ha quedado en un estado de confusión absoluta después de que el presidente Donald Trump dijera en una entrevista el viernes que no descarta verse cara a cara con Nicolás Maduro y se viera obligado a matizar sus palabras ayer en la red social Twitter, donde aclaró que de hablar con el dirigente chavista sólo sería para abordar «cómo abandona pacíficamente el poder». Estas declaraciones deben entenderse a la luz de la publicación, este mismo martes, del libro de memorias de quien fue consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, y principal defensor hasta su dimisión de un cambio de régimen en Venezuela. Fue Bolton quien presionó a Trump para que reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado en enero de 2019, para forzar de ese modo la caída de régimen chavista. El presidente dijo en una entrevista el viernes con el diario digital Axios, cuando fue preguntado sobre un encuentro con Maduro: «Me lo podría plantear? A Maduro le gustaría que nos viéramos. Yo nunca me opongo a reunirme. Sabes, casi nunca me opongo a reunirme? Siempre digo que uno no pierde nada por reunirse. Aunque de momento lo he rechazado». La entrevista fue publicada el domingo. Ayer, sin embargo, el presidente se desdijo parcialmente en un mensaje en la red social Twitter, en el que afirmó: «A diferencia de la izquierda radical, siempre estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi Administración siempre se ha puesto del lado de la libertad y en contra del opresivo régimen de Maduro! Solo me reuniría con Maduro para discutir una cosa: ¡su salida pacífica del poder!». Preguntada ayer por si Trump tiene intención de verse con Maduro, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany leyó ese mismo mensaje publicado por Trump en Twitter. «El presidente Trump no ha perdido la confianza en Juan Guaidó», añadió después McEnany. «Ha sido muy duro con Maduro al reconocer a Juan Guaidó. Hay que comparar esto con la anterior Administración de Obama y Biden. Por ejemplo, Joe Biden se encontró con Maduro en una ocasión y le alabó el pelo. Le dijo que si él tuviera su mismo pelo, acabaría siendo presidente de EE.UU.» La revista brasileña Valor informó de esos comentarios en 2015, supuestamente hechos por Biden en Brasilia durante la toma de posesión de Dilma Rousseff en su segundo mandato. Respuesta a Biden La reacción de Trump ayer en Twitter es una respuesta a otro mensaje en la misma red social de Biden, quien hoy es candidato demócrata a la presidencia, y que aprovechó la publicación de la nota de Axios para afirmar: «Trump habla duro sobre Venezuela, pero admira a matones y dictadores como Nicolás Maduro. Como presidente, apoyaré al pueblo venezolano en su búsqueda de democracia». Nada más llegó Trump a la Casa Blanca, en 2017, el régimen chavista le ofreció un encuentro con Maduro en dos ocasiones. En una de ellas, la Embajada venezolana llamó a la centralita de la Presidencia. En otra, el régimen lo pidió formalmente por carta, según informa Axios citando a un alto funcionario que está ya fuera del Gobierno. Trump rechazó ambas. Axios además informa de que Trump no tiene una confianza excesiva en Guaidó, pero no incluyó en su nota la cita exacta donde el presidente dice eso. Sí que marca Trump ciertas distancias al decir que no fue suya la decisión de reconocer a Guaidó como presidente encargado. «Podría haber vivido con o sin él, pero sí estaba muy firmemente contra lo que estaba pasando en Venezuela», dice el presidente. Después, dice: «Guaidó fue elegido. Creo que no estaba necesariamente a favor, pero dije: a algunas personas les gusta, a otras no. Al final estuve de acuerdo con reconocerle. No creo que haya sido, ya sabes, no creo que haya sido muy significativo de una forma u otra». Axios afirma que con esas palabras, Trump insinúa que el reconocimiento a Guaidó como presidente encargado de Venezuela no ha sido significativo. Aquellos que le presionaban para reconocer a Guaidó estaban capitaneados por Bolton. Lo cierto es que estas declaraciones de Trump a Axios confirman algunas revelaciones del ex consejero de Seguridad Nacional John Bolton en el escandaloso libro de memorias que va a publicar hoy mismo. En él, Bolton afirma que Trump pensaba «que Guaidó es débil, y Maduro, en contra, es fuerte». Además afirma que Trump lleva años jugando con la idea de verse con Maduro a solas como ha hecho con otros dictadores.
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Rusia y EE.UU. inician negociaciones para prolongar el acuerdo de desarme nuclear START
En un ambiente de mutuo recelo y con las relaciones en uno de sus peores momentos desde los tiempos de la Guerra Fría, delegaciones de Rusia y Estados Unidos se reunieron ayer en Viena con la intención de elaborar un calendario de negociaciones para tratar de prolongar el único acuerdo que queda aún vigente entre ambos países, el de desarme y control de armamentos nucleares estratégicos nuevo START, firmado el 8 de abril de 2010 , cuando al frente de la Casa Blanca estaba Barack Obama y del Kremlin el presidente Dmitri Medvédev. El nuevo START, cuya vigencia se pretende extender, expira el 5 de febrero de 2021 y establece un máximo de 1.550 ojivas atómicas por ambas partes y un límite de 800 lanzaderas de misiles balísticos intercontinentales no desplegadas y de 700 si están operativas en tierra o a bordo de navíos y bombarderos estratégicos. La delegación rusa, compuesta por especialistas altamente cualificados de los ministerios de Defensa y Exteriores, está encabezada por el viceministro de ésta segunda cartera, Serguéi Riabkov, mientras que la estadounidense tiene al frente al emisario especial, Marshall Billingslea, también arropado por avezados expertos en armas y Derecho Internacional. El sábado pasado, en declaraciones a la agencia rusa Interfax, Riabkov dijo que «ofreceremos a los estadounidenses áreas específicas en las que podemos y debemos trabajar, pese a que los Estados Unidos están cada vez más inmersos en la campaña» de las elecciones presidenciales. El viceministro de Exteriores ruso no aclaró qué «áreas específicas» son esas, pero dio a entender que algo habrá que acordar en materia de «estabilidad estratégica» si fracasan las conversaciones y no se logra prolongar el tratado START, que en realidad es el START III. El START I lo firmaron el 31 de julio de 1991 el presidente soviético, Mijaíl Gorbachov y su homólogo norteamericano, George H. W. Bush. Duró hasta el 5 de noviembre de 2009. El START II lo rubricó también Bush, pero con el primer presidente ruso, Borís Yeltsin. El acuerdo nunca llegó a aplicarse. El nuevo START, a secas, fue obra de Medvédev y Obama, pero le queda menos de un año de vigencia. El inicio de las actuales conversaciones en Viena se ha visto ralentizado por el deseo de Washington de incorporar también a China al acuerdo, algo que por el momento no se ha logrado. Las dos potencias nucleares llegan a la cita de Viena después de que el mes pasado EEUU anunciara su intención de abandonar dentro de seis meses el Tratado de Cielos Abiertos, acusando a Rusia de incumplirlo. Este mismo fue el argumento empleado el año pasado por Washington para salirse de otro importante acuerdo de limitación de armas, el Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias (INF según sus siglas en inglés). De manera que el único freno todavía existente para evitar una hecatombe nuclear es el nuevo START.
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Álex Saab: Las extradiciones las carga el diablo, son siempre impredecibles
Las extradiciones inmediatas, como en el caso de la captura de los «narcosobrinos» de Nicolás Maduro, son la excepción en el mundo; pocos países tienen acuerdos de ese tipo, que es el vigente entre Haití y Estados Unidos (por eso la DEA puso a los sobrinos el cepo de viajar a Puerto Príncipe). Ni siquiera en un sistema de gran homologación y confianza mutua como el que existe entre los estados miembros de la Unión Europea la extradición es inmediata, así que pueden darse situaciones como el revés sufrido por España en su demanda del prófugo Puigdemont, en un proceso rechazado por los jueces de Alemania y luego cuestionado por los de Bélgica. De ahí que muchos cantaran victoria demasiado pronto cuando Álex Saab, figura clave en el entramado de negocios ilícitos de la cúpula chavista, fue detenido el 12 de junio en Cabo Verde, un pequeño país insular frente a las costas de África, a mitad de vuelo entre Venezuela e Irán, nación a la que al parecer viajaba en una presumible negociación de gasolina por oro. El colombiano Saab, de origen libanés y poseedor también del pasaporte venezolano, puede acabar en manos de la justicia de Estados Unidos, que lo reclama por delitos de conspiración, lavado de activo y enriquecimiento ilícito, pero también puede quedar libre o escaparse. Carvajal, libre en Aruba y fugado en España Estas dos últimas cosas se produjeron en los dos procesos de extradición planteados por EE.UU. contra Hugo Carvajal, exjefe de la inteligencia militar chavista. En 2010 fue detenido en la isla de Aruba, pero la presión ejercida por el régimen de Maduro sobre las autoridades de esa pequeña isla dependiente de Países Bajos llevó a su puesta en libertad. Enfrentado luego a Maduro, «El Pollo» Carvajal se marchó de Venezuela y en marzo de 2019 emergió en España, donde fue detenido. En septiembre de ese año la Sala Tercera de la Audiencia Nacional española determinó denegar la extradición solicitada por EE.UU. al entender que esta se debía a motivaciones políticas, y Carvajal fue puesto en libertad. Dos meses después el pleno de la Audiencia Nacional corrigió esa decisión, pero cuando la Policía española acudió a detener al «Pollo», acusado por EE.UU. de delitos de narcotráfico, asociación ilícita y tráfico de armas, ya había desaparecido. Los trámites de extradición pueden ser largos, con una duración de varios meses si los abogados del detenido agotan todos los recursos procesales a su disposición. Durante ese tiempo los jueces pueden admitir para los detenidos una situación de libertad bajo fianza, la cual los acusados pueden aprovechar para huir. Todo indica que Carvajal se habría escapado antes de España si hubiera visto que la primera sentencia de la Audiencia Nacional iba a concretarse en su contra. Presión sobre Cabo Verde Fugas de ese tipo son frecuentes, como la protagonizada por el etarra De Juana Chaos, que cuando llegaba al final el proceso que se llevaba en su contra en Irlanda del Norte desapareció y marchó a refugiarse a Venezuela, donde fue acogido por los chavistas y los medios le localizaron en 2015. Aunque la fianza para la libertad provisional sea alta, adinerados como Saab pueden permitirse el precio (el último caso sonado es el del antiguo CEO de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, que escapó al Líbano a pesar de haber pagado una fianza de 9 millones de dólares y estar supuestamente bien custodiado en arresto domiciliario en Japón). Por otra parte, si en una pequeña isla como Aruba, la influencia del oficialismo de la cercana Venezuela se hizo tan patente, a pesar de que las autoridades locales dependen de un país europeo como Países Bajos, ¿cómo no van a sentir las autoridades de Cabo Verde, sin ataduras internacionales que condiciones su decisión, la tentación de doblegarse a la presión del régimen de Maduro? Si el juez sentencia la extradición, la ejecución o no de esta queda en última instancia en manos del gobernante. El enriquecimiento personal de quienes rigen el pequeño país al aceptar las prebendas que seguro está ofreciendo la cúpula chavista o el castigo con el que puede estar amenazando EE.UU. es lo que al final decidirá la suerte de Saab. Hasta seis pasaportes distintos Saab fue entrando progresivamente en el corazón de los negocios chavistas, al parecer introducido en ese círculo por la política de izquierda colombiana Piedad Córdoba, muy próxima a las FARC. Primero, a través de su Fondo Global para la Construcción, participó en los programas de viviendas sociales promovidos por Hugo Chávez, en los que hubo una alta corrupción. Después, ya con Maduro y dentro del programa CLAP, fue clave en el suministro de alimentos, especialmente desde México, a través de su sociedad Group Grand Limited. Esas operaciones, realizadas con sobreprecios, habrían aumentado las fortunas de Saab y sus socios chavistas, entre ellos el propio Maduro, de ahí que el empresario sea visto como un testaferro del líder venezolano. Cuando más recientemente la urgencia pasó a ser la obtención de gasolina, negociada con Irán a cambio de oro, Saab se ocupó también de las operaciones. Asimismo, podría estar implicado en la fraudulenta compra de suministros médicos por la pandemia de coronavirus. Todo ello le convierte en alguien especialmente valioso para la Justicia de EE.UU. en su deseo de desmontar la estructura criminal chavista, también seriamente implicada en el narcotráfico. Saab cuenta al menos con tres pasaportes colombianos y otros dos venezolanos, así como un sexto emitido por Antigua y Barbuda, de acuerdo con fuentes de inteligencia que han controlado algunos de sus viajes de los últimos años. En su escala en Cabo Verde habría mostrado uno de los pasaportes venezolanos, pues luego el Gobierno de Venezuela aseguró estaba realizando una misión oficial y tenía inmunidad diplomática.
23-06-2020 | Fuente: elpais.com
Run The Jewels, el arma letal del ?hip hop?
Killer Mike, uno de los artistas que se han significado de manera más rotunda en el actual conflicto social en Estados Unidos, edita su nuevo disco al frente de la banda que lidera con El-P
22-06-2020 | Fuente: abc.es
La Florida española, el santuario donde los esclavos de las colonias inglesas alcanzaban la libertad
El pasado 10 de junio unos manifestantes cubrían con pintura roja las efigies de Cristóbal Colón y Juan Ponce de León en el centro de Miami. En sus pedestales dejaban garabateados el símbolo comunista de la hoz y el martillo, y las siglas BLM de «Black Lives Matter» («Las vidas negras importan»). La furia de las protestas contra el racismo en Estados Unidos que desató la muerte de George Floyd en Mineápolis se volvía a cebar así no solo con las estatuas de los líderes de la esclavista Confederación sureña, sino con figuras emblemáticas de la colonización española, cuyos monumentos en diferentes ciudades del país han pintarrajeado, derribado y hasta decapitado en las últimas semanas. Los autores de estos actos vandálicos probablemente ignoran que la historia es mucho más rica que unos eslóganes de trazo grueso. La Florida española, de hecho, se convirtió en un auténtico santuario al que los esclavos de las colonias británicas ?y luego de EE.UU.? huían para alcanzar su libertad. Ya en la primera expedición de Ponce de León a la Florida en 1513, con la que comenzó la exploración europea del sureste de Norteamérica, viajaban al menos dos negros libres. Uno de ellos, de nombre Juan Garrido, participaría después en la conquista de México con Hernán Cortés. Mapa de San Agustín, en el que se aprcia a la derecha el «Fuerte Negro» - ABC La Florida, así como buena parte del actual suelo de EE.UU. entre el Atlántico y el Pacífico, fue parte de España durante tres siglos. En las tierras españolas, como en los dominios de otras potencias de la época, existió la esclavitud, pero al menos «la ley y las costumbres españolas garantizaban a los esclavos una personalidad moral y legal, así como ciertos derechos y protecciones que no se encuentran en otros sistemas esclavistas», destaca Jane Landers en «La nueva historia de Florida» (University Press of Florida, 1996), editado por el ya fallecido Michael Gannon. «Tenían el derecho a la seguridad personal y a mecanismos legales por los cuales escapar a un amo cruel» y «se les permitía poseer y transferir propiedades y presentar demandas legales, un derecho significativo que en América evolucionó al derecho de autocompra», señala Landers, profesora de la Universidad Vanderbilt especializada en la historia de los afroamericanos. No es que en España y en sus territorios del Nuevo Mundo no hubiera «prejuicios raciales», apunta la experta, pero «el énfasis en la humanidad y los derechos del esclavo, y la actitud indulgente hacia la manumisión incorporadas a los códigos de esclavitud y la práctica social españolas hacían posible que existiera una importante clase de negros libres, primero en España y después en la América española». Entre la población negra de los territorios españoles había individuos libres, esclavos, con propiedades, con educación y formando grupos sociales como cofradías y milicias que suponían «vínculos con la comunidad», sin que hubiera una«separación legal», explica la propia Jane Landers a ABC por correo electrónico. Esos hombres y mujeres, añade, «dejaron sus testimonios legales, sus documentos en la iglesia, etc? Tenemos sus historias porque tenían personalidad legal y religiosa». En la Florida estaban permitidas los matrimonios interraciales, mientras que en EE.UU. no quedaron plenamente legalizados hasta 1967 En la Florida española estaban permitidas las relaciones e incluso los matrimonios entre personas de distinta raza. Más aún, según reveló hace dos años el también historiador Michael Francis, la primera boda cristiana documentada en lo que hoy es territorio continental de EE.UU. se celebró en 1565 en San Agustín entre un segoviano, un tal Miguel Rodríguez, y una negra libre procedente de Andalucía, Luisa de Abrego. Francis, profesor de la Universidad del Sur de Florida Saint Petersburg (USFSP) y director ejecutivo del proyecto «La Florida: el archivo digital interactivo de las Américas», realizó este hallazgo al consultar un caso de bigamia abierto contra la propia De Abrego años más tarde por el Santo Oficio de la Inquisición de México, que finalmente anularía el matrimonio con el segoviano por estar ya casada con otro hombre. En cambio, en Estados Unidos las bodas interraciales no fueron plenamente legalizadas hasta 1967, cuando el Tribunal Supremo dictó una sentencia histórica en el caso «Loving contra Virginia» y declaró inconstitucionales las leyes antimestizaje que prohibían este tipo de enlaces, por entonces aún vigentes en 16 de los 50 estados del país. Los afroamericanos libres tuvieron una importancia capital en la defensa de la Florida española frente a las potencias rivales y los corsarios y filibusteros que merodeaban por el Caribe. Las amenazas externas aumentaron con la fundación en 1670 de la colonia de Charles Town (hoy Charleston, Carolina del Sur), con la que los ingleses expandían su presencia en Norteamérica y el modelo de plantaciones con mano de obra esclava que aplicaban con crudeza en el Caribe. Los sojuzgados africanos empezaron a ver una esperanza en el trato más benigno que la Florida española daba a los negros. Cédula real de 1693 en la que se concede la libertad a los fugitivos - ABC En 1687 ocho hombres, dos mujeres y un bebé lograron escapar en canoa y llegar a territorio español, pidiendo amparo en San Agustín, ciudad fundada en 1565 por Pedro Menéndez de Avilés y la más antigua de EE.UU. habitada de forma ininterrumpida. En los años siguientes fueron llegando nuevas oleadas de fugitivos y, aunque inicialmente su estatus legal era algo ambiguo, casi todos fueron acogidos y bautizados, se casaron y obtuvieron un empleo retribuido. Finalmente, Carlos II dio naturaleza legal a lo que ya era una realidad por la vía de los hechos: el 7 de noviembre de 1693 garantizó a través de una cédula real que los esclavos, hombres y mujeres, huidos de las colonias británicas obtendrían la libertad con la única condición de que abrazaran «la fe verdadera». El flujo de los desesperados africanos desde las colonias británicas llevó en 1738 al gobernador de la Florida, Manuel de Montiano, a crear un poblado formado por negros libres tres kilómetros al norte de San Agustín. El nuevo asentamiento, que recibió el nombre de Gracia Real de Santa María de Mosé y hoy es conocido como Fuerte Mosé, era «el primer pueblo formado por negros libres en EE.UU., estaba liderado por su propio comandante mandinga, que se bautizó con el nombre Francisco Menendez, y tenía su propia milicia», destaca a ABC Jane Landers. A cambio, los milicianos prometieron ser «los más crueles enemigos de los ingleses» y arriesgar sus vidas al servicio de Su Majestad hasta «derramar la última gota de sangre en defensa de la Real Corona», como recoge un documento de aquel año. Y no pasaría mucho tiempo hasta que tuvieron oportunidad de demostrarlo. Recreación artística del Fuerte Mosé - ABC El fundador de la nueva colonia de Georgia, James Edward Oglethorpe, se lanzó en 1740 a un ataque por tierra y mar contra la Florida. Mosé, que para el sistema esclavista de los colonos británicos representaba toda una amenaza, fue evacuado y sus habitantes se refugiaron en San Agustín, que fue sometida a un largo asedio. Pero los sitiados resistieron y, en un ataque conjunto de soldados españoles, milicianos negros e indígenas, recuperaron el poblado en lo que ha pasado a la historia en EE.UU. como «Bloody Mose» o «Mosé sangriento», por la fiereza de la lucha cuerpo a cuerpo y la muerte de al menos 75 de los invasores. Oglethorpe acabó levantando el sitio y regresando humillado a Georgia. Los «morenos» libres de la milicia prometieron ser «los más crueles enemigos de los ingleses» y «derramar la última gota de sangre en defensa de la Real Corona» Mosé fue reconstruido en 1752, ahora reforzado y con la incorporación de una iglesia y una casa para un sacerdote franciscano. En 1759 estaban censados allí 37 hombres, 15 mujeres, siete niños y ocho niñas. Sin embargo, en 1763 España se vio obligada a ceder la Florida a Gran Bretaña a cambio de recuperar La Habana, que había caído el año anterior en manos británicas. Así que los africanos que quisieron conservar su libertad se marcharon a Cuba junto con la mayoría de los españoles e indígenas cristianos de San Agustín, mientras que los nuevos colonos extendían a su nueva adquisición el cruel sistema de plantaciones de Carolina del Sur y Georgia. El pueblo de los negros libres quedaba abandonado para siempre. Pero no fue este el final de la Florida española. En 1783, tras la independencia de las trece colonias británicas de Norteamérica, EE.UU. devolvió a España su antiguo territorio. Parte de los esclavos huyeron de sus señores para unirse a las aldeas seminolas y otros se acogieron a la vieja legislación española que les garantizaba un santuario. Francisco Menéndez - ABC Una buena parte de los varones negros trabajaban para el gobierno, en planes de fortificación, en el arsenal, descargando barcos, repartiendo el correo, cortando leña, como pilotos o remeros en las embarcaciones oficiales, pero también se los podía ver como carreteros, joyeros, zapateros, curtidores, carniceros o posaderos, entre otros oficios. Incluso alguno destacó como próspero comerciante. En cuanto a las mujeres, las había cocineras y lavanderas, pero también llegaron a tener pequeños negocios de artesanía o comestibles. Se conoce el caso de alguna mujer negra que poseía su propia esclava, otra muestra de una estructura social más compleja de lo que pudiera pensarse hoy día. España solo renunció a esa política de santuario religioso para los esclavos cuando, en 1790, no pudo resistir la fuerte presión de los cada vez más poderosos EE.UU., a través precisamente de uno de sus padres de la patria, Thomas Jefferson, redactor de la Declaración de Independencia de 1776 y en ese momento secretario de Estado. En todo caso, quienes gozaban de libertad la seguían conservando, y se mantenía la posibilidad de comprarla u obtenerla. En las décadas siguientes continuó el imparable ansia de expansión de EE.UU., con repetidas violaciones de la soberanía española, hasta que en 1821 finalmente la Florida se incorporó al territorio estadounidense. Los negros que quisieron seguir libres bajo las leyes y costumbres españolas zarparon de nuevo, ahora por última vez, hacia Cuba. Los restos del Fuerte Mosé permanecen hoy bajo las aguas pantanosas a las afueras de San Agustín, en la costa noreste del estado de Florida. Un museo y un pequeño parque estatal rinden allí tributo a aquel santuario de libertad e invitan a conocer el verdadero legado de los españoles en EE.UU. El actual parque estatal del Fuerte Mosé en San Agustín (Florida) - M. Trillo «La historia está escrita por los anglosajones» Jane Landers es una de las mayores especialistas en la historia de los afroamericanos en EE.UU. Ha recopilado los documentos más antiguos de Florida, incluidos los del Fuerte Mosé, en la web de Slave Societies Digital Archive. Como miembro del comité científico en EE.UU. para el proyecto de la Unesco de la Ruta del Esclavo, ha contribuido junto con la profesora Kathy Deagan y los miembros de la Fort Mose Historical Association a aprobar que el antiguo poblado de negros libres se incorpore a esa iniciativa. En declaraciones a ABC desde EE.UU., Landers condena el «racismo» en su país, al tiempo que lamenta que «la historia aún está escrita desde una perspectiva anglosajona» e «ignora la parte que fue colonizada por los españoles y en donde la gente de ascendencia africana podía ser parte de la comunidad».
21-06-2020 | Fuente: abc.es
El terror de Trump al voto por correo
Ni a Joe Biden, ni al acoso de la prensa, ni a las nuevas reglas picajosas de Twitter, ni a otro libro destructivo de un ex asesor ?o de una sobrina, o de una vecina?, ni a un vídeo o un audio con material impronunciable (ya lo intentaron en 2016, sin éxito). A nada de eso teme tanto Donald Trump como a un papel y un sobre. El presidente de Estados Unidos tiene claro que el principal obstáculo que tiene en su reelección es el voto por correo. «Mi mayor riesgo es que no ganemos esas demandas», confesó recientemente en una entrevista a «Politico» sobre la batalla legal entre demócratas, que buscan expandir el voto por correo, y republicanos, que tratan.. Ver Más
21-06-2020 | Fuente: abc.es
Jóvenes violentos siembran el terror en Stuttgart y dejan al menos 19 policías heridos
Los incidentes comenzaron a medianoche. Una patrulla de Policía realizaba un control en la zona de Schlossgarten, donde había gente joven de marcha y donde les constaba que se estaba trapicheando con drogas. Concretamente, habían pedido la documentación a un chico alemán de raza blanca que se negó a colaborar y que de inmediato fue apoyado por varias decenas de otros jóvenes, que se enfrentaron a la Policía. Tras ese primer momento violento y cuando los agentes ya se había nretirado, según la explicado el vicepresidente de la Policía de Stuttgart, Thomas Berger, unos 500 jóvenes que se tapaban la cara con pasamontañas o mascarillas se concentraron en el centro de la ciudad y se dividieron en grupos más pequeños que sembraron el terror en varias calles comerciales. Agredían a los viandantes, rompían los escaparates y saqueaban las tiendas. «Hubo momentos en que la situación estuvo totalmente fuera de control», ha reconocido la Policía, que desplazó 280 agentes, de los que 19 han resultado heridos. La Policía no entendía a qué se estaba enfrentando ni el motivo al que respondían los disturbios. Los interrogatorios a más de 20 detenidos tampoco han servido para aclarar una causa comprensible. «Llevo 46 años trabajando como policía y les puedo asegurar que he visto muchas cosas, pero algo como esto no lo había visto en la vida ni había ocurrido nunca en las calles de Stuttgart», ha declarado el presidente de la Policía, Franz Lutz, «me he quedado sin palabras, no puedo explicarlo y les aseguro que este nivel de violencia nos sitúa en un escenario que nos obliga a replantearnos todo». «Aparentemente ha sido una violencia espontánea», ha tratado de explicar Berger, que admite que puede haber cierta relación con el clima contra la Policía que están generando los acontecimientos en EE.UU. «Puro deseo de violencia» «Era puro deseo de violencia», ha descrito la candidata de la CDU para las próximas regionales de Baden-Württemberg, Susanne Eisenmann, «hay grupos en nuestra sociedad que simplemente sienten violencia. Quieren sacar su ira contra las personas, atacar a la Policía y simplemente alborotar». «Esta sospecha generalizada contra la Policía es ciertamente un error y deja claro que las inhibiciones disminuyen», concluye tras lo sucedido, «tenemos que respaldar a nuestra Policía sin peros. Es importante aclararlo: no podemos tolerar tales brotes y no los toleraremos». «El centro de la ciudad ha quedado destruido. Iban armados con barras de hierro, lanzaban adoquines que arrancaban del pavimento y destrozaban a su paso vehículos aparcados, postes, mobiliario público? Los vídeos son escalofriantes, las imágenes parecen corresponder a una guerra civil», ha declarado el diputado regional socialdemócrata Sascha Binder. Las fuerzas del orden fueron agredidas por la muchedumbre. La cadena de televisión pública local SWR ha mostrado imágenes en las que se ve como un grupo vacía una joyería, destruye un restaurante de comida rápida y saquea un comercio de teléfonos móviles. «Tratábamos de impedir que entrasen en los establecimientos, pero nos golpeaban con barras de hierro, nos amenazaban con botellas rotas y nos agredían por docenas», ha descrito Patrick Holuba, uno de los agentes. «Soy padre de familia, vivimos de esto y no se si el seguro se hará cargo», decía al llegar a su destrozada tienda Eyob Russom, propietario de un negocio de telefonía móvil de raza negra que añadía «si alguien cree que así se lucha contra el racismo es que es muy estúpido». «Estamos tratando de averiguar todos los detalles acerca de qué fue lo que pasó y qué puede ocurrir a partir de ahora, pero está claro que hubo vandalismo y que esos hechos de violencia contra objetos y contra personas son actos criminales que deben ser perseguidos», ha dicho presiente regional de Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, que ha condenado firmemente lo ocurrido. Estado en que quedó un escaparate tras los incidentes en la ciudad alemana - AFP El alcalde de Stuttgart, Fritz Kühn, también de Los Verdes, ha dicho por su parte que «tiene que quedar claro que en Stuttgart no puede haber espacios al margen de la ley. Estoy conmocionado por la explosión de violencia a la que hemos asistido, los daños gratuitos y los ataques a la policía. Es un domingo triste para Stuttgart». La formación ultraderechista Alternartiva por Alemania (AfD) ha acusado a «los partidos de izquierda» y a los inmigrantes de ser responsables de los desórdenes en Stuttgart. «Con sus permanentes acusaciones de racismo contra los alemanes y la sospecha generalizada de racismo contra nuestra policía, los partidos de izquierda han importado los conflictos étnicos de Estados Unidos a nuestro país», ha declarado el experto en política interior de AfD, Martin Hess, en un comunicado en el que exige una política de «tolerancia cero» contra «inmigrantes que causan disturbios y sus cabecillas de ultraizquierda». Por el contrario, la Policía de Stuttgart ha dicho que no hay indicio alguno de que los desórdenes hayan tenido una motivación política. «Durante las primeras horas creímos que podía ser así porque tratábamos de explicar lo que estábamos viviendo, pero no parece haber organización política detrás de esta violencia, ha sido violencia contra la Policía porque sí, por pura violencia», ha respondido Lutz. Algunos periodistas locales señalan que el fin de semana pasado también se registraron algunos enfrentamientos entre grupos de jóvenes y policías en las calles de Stuttgart, pero sin alcanzar las dimensiones de estos últimos.
21-06-2020 | Fuente: as.com
8M de visitas en 10 horas: la frase de Trump que aterroriza a Estados Unidos e impacta al mundo
El presidente de los Estados Unidos se ha vuelto a hacer viral por esta frase sobre los test de coronavirus. La gente se muestra aterrorizada en las redes.
21-06-2020 | Fuente: abc.es
El dictador bielorruso se jacta de no haber tomado medidas contra la pandemia
El presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko, el último dictador de Europa según le definen en Occidente, tiene sumido el país en una ola de protestas, que reprime sin contemplaciones, se prepara para su enésima reelección en los comicios del 9 de agosto, metiendo en la cárcel a su principal adversario, y se jacta de no haber adoptado ninguna restricción en la lucha contra la COVID-19, gracias a lo cual, asegura, ha conseguido evitar que su país deje de existir. Citado por la agencia Belta, Lukashenko dijo el viernes durante un acto oficial que «Bielorrusia habría dejado de existir si hubiéramos impuesto una cuarentena contra el coronavirus». A su juicio, «ha sido correcta nuestra decisión de no detener el funcionamiento de las empresas». El líder bielorruso aseguró que se ha logrado «preservar la independencia y la soberanía de nuestro país». Bielorrusia, cuyas fronteras han estado abiertas en medio de la epidemia y en donde no se ha adoptado ningún tipo de restricción, contabiliza ya más de 58.000 contagios y casi 340 fallecimientos. Lukashenko afirmó que «en lugar de soberanía, a los bielorrusos nos hubieran impuesto el dólar o el rublo», en referencia a las monedas nacionales de Estados Unidos y Rusia. Mientras tanto, las protestas callejeras en distintas ciudades de Bielorrusia no cesan. Discurren en medio de violentos enfrentamientos con la Policía y numerosos arrestos. Ayer fueron más de un centenar los manifestantes detenidos en todo el país. Los participantes en las movilizaciones forman cadenas humanas de la «solidaridad» en apoyo de todos los activistas y políticos encarcelados en los últimos días. Uno de los puestos a disposición judicial es Víctor Babariko, el principal adversario de Lukashenko en las elecciones presidenciales del 9 de agosto. Se le acusa de blanqueo de dinero, fraude fiscal y de sacar ilegalmente del país unos 400 millones de euros mientras fue director del banco Belgazprombank, puesto que dejó el mes pasado para concurrir a los comicios. Babariko sostiene que la sociedad bielorrusa está «harta» del actual presidente y le reprocha, entre otras muchas cosas, su «pésima» gestión de la pandemia. Una de las propuestas del programa electoral de Babariko es celebrar un referéndum para recuperar la Constitución de 1994, que limitaba el número de mandatos presidenciales, cláusula que Lukashenko eliminó para perpetuarse en el poder. Y es que el máximo dirigente bielorruso ve a Moscú detrás de los actuales «intentos de desestabilización» y a Babariko como un «ladronzuelo estafador» utilizado por Rusia. El Banco Nacional de Bielorrusia ha intervenido el Belgazprombank, medida que los accionistas rusos que poseen el 49% de los títulos, Gazprom Bank y PAO Gazprom, han denunciado como una violación de sus derechos. Lukashenko ha advertido que no permitirá que el gigante energético ruso Gazprom organice en Bielorrusia una revuelta como la ocurrida en el Maidán de Kiev en 2014. El pasado viernes, el presidente bielorruso aseguró haber «desarticulado» esa «revolución» tras la detención de Babariko. «Les hemos quitado la careta no solo a las marionetas que tenemos aquí, sino también a quienes las manejan desde fuera de Bielorrusia», aseguró. Según sus palabras, «no hay que convertir en héroes a esos ladronzuelos, banqueros aburguesados y demás estafadores», en alusión directa a Babariko. Pero su actitud ha provocado duras críticas, no sólo desde Rusia, sino también desde la Unión Europea.