Infortelecom

Noticias de estados unidos

25-06-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a los capitanes de los barcos iraníes que llevaron gasolina a Venezuela
Un mes ha tardado la Casa Blanca en tomar medidas contra Irán por la entrega de 1,5 millones de barriles de gasolina al régimen de Venezuela, desafiando las sanciones impuestas por Estados Unidos. Ha optado finalmente por sancionar a los capitanes de los cinco cargueros que hicieron la ruta desde el golfo Pérsico hasta el mar Caribe, desafiando a la Armada y la Guardia Costera norteamericanas, que desde abril patrullan aguas internacionales frente a Venezuela, en una gran operación contra el narcotráfico. Las sanciones, que anunció este miércoles el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, afectan a los ciudadanos iraníes Ali Danaei Kenarsari, Mohsen Gohardehi, Alireza Rahnavard, Reza Vaziri y Hamidreza Yahya Zadeh, capitanes, respectivamente, de los buques Clavel, Petunia, Fortune, Forest y Faxon, que a mediados de mayo pusieron rumbo a Venezuela, cruzando el canal de Suez y el estrecho de Gibraltar. Durante su travesía, el Gobierno de EE.UU. advirtió en numerosas ocasiones de graves represalias si descargaban en Venezuela la gasolina. «Los regímenes corruptos en Caracas y Teherán están unidos en la represión de sus pueblos, la corrupción, el latrocinio y la malversación de la riqueza de sus naciones», dijo este miércoles Pompeo. «El régimen de Maduro ha echado a peder los abundantes recursos naturales de Venezuela hasta el punto de que debe importar gasolina de Irán». Las mayores reservas de crudo del planeta Es cierto que Venezuela dispone de las mayores reservas de crudo del planeta, pero es incapaz de refinarlo. De ahí que haya importado la gasolina iraní, tras haber intentado conseguirla de México. Según el Gobierno de EE.UU. el pago de esa gasolina se ha hecho con las reservas de oro de los venezolanos, ante el colapso de la economía venezolana. La semana pasada, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció exportar también gasolina al régimen chavista, en un claro desafío a Donald Trump. Los bienes de los ahora sancionados que estén bajo jurisdicción estadounidense quedan desde hoy congelados. Se les impide hacer negocios con cualquier empresa o particular radicado en EE.UU. Hasta hoy, Trump ha sancionado, entre otros, al régimen de Venezuela, a la petrolera estatal de Rusia por distribuir su crudo, y a estos cinco capitanes iraníes por el suministro de gasolina.
24-06-2020 | Fuente: abc.es
Solana y Piqué reivindican el papel de la UE frente a la pugna entre EE.UU. y China
El el marco del ciclo de conferencias «Empresas españolas liderando el futuro», celebrado por iniciativa de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y que se clausura este miércoles, los exministros Josep Piqué y Javier Solana han debatido hoy acerca de la dimensión geopolítica que los empresarios tienen que considerar para llevar a cabo sus actividades. Como ya se ha señalado en el vídeo introductorio a la charla, el papel de la Unión Europea (UE), las nuevas condiciones impuestas por la pandemia de Covid-19 y la confrontación entre China y Estados Unidos, conforman el telón económico de fondo, de gran complejidad. «Durante los últimos años -ha comenzado Solana-, las empresas españolas han realizado un esfuerzo de internacionalización, para el que es imprescindible tener una Europa más cohesionada, en la que trabajar juntos se imprescindible». Tras ese primer apunte, el exministro socialista, ex secretario general de la OTAN y actual presidente del Centro de Economía y Geopolítica Global de ESADE, ha dedicado palabras laudatorias a la gestión de Bruselas ante el descalabro económico provocado por la pandemia: «Es un momento muy interesante. En la UE, las cosas van despacio, pero en la buena dirección», ha afirmado. En la misma línea, Piqué también ha realizado una valoración positiva de la labor de las instituciones comunitarias ante la pandemia: «Cabe peguntarse en qué situación se habría encontrado España -ha reflexionado-, si no estuviéramos en la UE, no pudiéramos recibir ayuda del BCE o los planes de apoyo de la CE. El euroescepticismo me parece un gravísimo error». No es una Guerra Fría Para los exministros, que a lo largo de la charla han subrayado la buena sintonía de su pensamiento pese a haber militado en partidos políticos diferentes, uno de los grandes desafíos que encara la UE es el de definir su papel en el mundo ante el auge de la enemistad entre China y EE.UU., al que prefieren referirse como una confrontación y no como una Guerra Fría: «Existe una tensión creciente y cómo se va a gestionar es una gran incógnita. Los españoles siempre hemos sido favorables al multilateralismo, pensando que los problemas globales deben ser globalmente resueltos, pero estamos en una situación difícil, porque el presidente de EE.UU. lo detesta», ha apuntado Solana. «Además -ha añadido-, estamos ante un proceso eletoral estadounidense muy complejo. Si volviera a ganar Trump, no sabemos lo que puede pasar, pero Biden sí que ha dicho que regresaría al Acuerdo de París sobre el cambio climático». «Hay una pugna, que es sobre todo tecnológica», ha resumido Piqué. «China está ganando ahora esa batalla», ha advertido. Como nueva prueba de esas inquietudes comunes, ambos ponentes han tenido palabras para el cambio climático, recordando que el calentamiento global puede incrementar las tensiones políticas en el ámbito internacional y haciendo hincapié en que las empresas tienen un papel que jugar para combatirlo. En ese sentido, mientras Piqué se ha referido a la «responsabilidad social de las empresas, que tienen que tener valores más allá de los accionistas, y apostar por el cuidado del medioambiente», Solana también ha pedido a los empresarios que contribuyan a frenar sus consecuencias nocivas sobre el planeta.
24-06-2020 | Fuente: abc.es
El séptimo presidente de EE.UU., con la soga al cuello
«¡Ya era hora!». Una turba había tumbado algunas de las vallas que rodeaban la estatua ecuestre de Andrew Jackson, séptimo presidente de Estados Unidos, y tres hombres se habían encaramado sobre su pedestal. Uno de ellos le colocaba una soga blanca al cuello mientras desde abajo una muchedumbre, con la cara cubierta por máscaras y pasamontañas, aplaudía y gritaba, enfervorecida: «Tírala, tírala, tírala». A menos de 100 metros, desde la columnata delantera de la Casa Blanca, el Servicio Secreto miraba con sus binoculares. Eran casi las ocho de la tarde del lunes. Amenazaba tormenta. El presidente estaba en casa. Podía ver perfectamente esta escena desde los ventanales de su residencia en los pisos superiores. Pronto, sobre la estatua de bronce de Jackson cayeron dos, tres, cuatro sogas blancas y amarillas, que fueron enganchadas sobre su cuello, sus dos pies y la cabeza de su caballo. Uno de los manifestantes encaramados allá arriba derramó pintura amarilla sobre el pedestal de granito, donde otros habían pintado con spray negro «asesino», «racista» y «escoria». «Era un racista, porque tenía esclavos, y tiene que caer», le gritó a este diario Jamal Jones, uno de los manifestantes que tiraba de una de las sogas el lunes con gran ahínco. Cierto es que Jackson (1767-1845) tenía una plantación en Tennessee donde llegó a tener 150 esclavos en propiedad. Además como presidente, ordenó la expropiación forzosa de tierras donde vivían 60.000 nativos, a los que obligó a un éxodo al oeste durante el cual murieron según los historiadores unas 4.000 personas por hambre, deshidratación y agotamiento. Algo muy personal Este ataque a Jackson es algo personal para Trump. Aunque fue el fundador de lo que hoy se conoce como Partido Demócrata, el séptimo presidente de EE.UU. fue ante todo un populista, el primero en presentarse como el defensor de los intereses de ciudadano de a pie y desafiar al Capitolio. Nada más llegó a la Casa Blanca en enero de 2107, Trump colgó un retrato de Jackson en el Despacho Oval y paralizó un cambio en los billetes de 20 dólares que hubiera sustituido su efigie por la de la esclava liberada y gran defensora de los derechos de los afroamericanos Harriet Tubman. El lunes, antes de que la estatua cayera como han caído ya muchas otras, la policía intervino y desalojó a los agresores con un par de granadas aturdidoras y gas pimienta. Hubo forcejeos y escenas de tensión, además de varias detenciones. En unas horas, las vallas volvieron a formar un perímetro alrededor de Jackson, y los manifestantes volvieron a amenazar con derribarla cuando Trump no mire.
24-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump prepara un decreto para endurecer las penas contra quienes derriben o vandalicen estatuas
Ante el derribo generalizado de estatuas en Estados Unidos, el presidente de EE.UU. anunció este martes que firmará un decreto para protegerlas y penalizar a quienes las vandalicen. «Queremos largas penas de cárcel para estos vándalos, matones, anarquistas, agitadores, llámenles como quieran, son mala gente, no aman a nuestro país, pero no voy a permitir que tumben nuestros monumentos, eso que quede claro», dijo Donald Trump a la prensa antes de salir de la Casa Blanca para visitar la frontera. El martes por la noche, Trump pudo ver claramente desde su residencia en los pisos superiores de la Casa Blanca cómo una turba le ataba unas sogas al cuello a la estatua ecuestre del presidente Andrew Jackson y trataba de tumbarla antes de que interviniera la Policía, que arrestó a varios de los agresores. Antes, estos pintaron en el pedestal de la escultura las palabras «asesino» y «escoria». A pesar del intento, la escultura seguía ayer en pie. «Voy a firmar una orden ejecutiva [decreto] dentro de poco, y lo que voy a hacer con esto es reforzar lo que ya existe, para dejarlo todo más uniforme», dijo el presidente. Se refería a una ley aprobada por el Capitolio en 2003 que, bajo el título de Preservación de los Monumentos a los Veteranos, establece que quien «intencionalmente agreda o destruya, o intente agredir o destruir, cualquier estructura, placa, estatua u otro monumento en propiedad pública que conmemore el servicio de cualquier persona o personas en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos serán multados bajo este título, encarcelados no más de 10 años, o ambos». Arrestos Antes, en la red social Twitter, el presidente había amenazado precisamente con esa ley a los que intentaron derribar la estatua de Jackson, fracasaron y fueron detenidos. «He autorizado al Gobierno Federal a arrestar a cualquier persona que vandalice o destruya cualquier monumento, estatua u otra propiedad federal en los Estados Unidos con hasta 10 años de prisión, según la Ley de Preservación de los Monumentos a los Veteranos, o cualquier otra ley pertinente». Esa ley en concreto, sin embargo, sólo se aplicaría a aquellos monumentos que representen a líderes militares o políticos que antes sirvieran en las Fuerzas Armadas, como el general Robert E. Lee, comandante del Ejército Confederado; Ulysses S. Grant, comandante de las fuerza de la Unión, o el propio Jackson, que fue general mayor de la milicia de Tennessee. La Casa Blanca trabaja ahora para ampliarla al resto de monumentos. En Twitter, Trump ha compartido mensajes muy críticos con el derribo y la retirada de las estatuas de Cristóbal Colón. La protesta racial tras la muerte del afroamericano George Floyd bajo custodia policial el 25 de mayo ha mutado en un movimiento contra las estatuas de los generales confederados primero, el legado hispano en toda Norteamérica después y, finalmente, contra presidentes de todo signo, demócratas como Jackson, o republicanos como Grant. La semana pasada, los manifestantes derribaron varias estatuas de Colón, dos de fray Junípero Serra y hasta pintarrajearon un busto de Miguel de Cervantes en un parque de San Francisco, llamándole «bastardo». En Washington, también se pintó hace tres semanas el pedestal de la estatua en bronce de la Reina Isabel la Católica ante la sede histórica de la Organización de los Estados Americanos, que fue un regalo de España. Los demócratas se han sumado a esa batalla, y en California, donde controlan tanto el ejecutivo como el legislativo, han retirado una estatua de mármol de la Reina Isabel y Colón del Capitolio de Sacramento. Concejales de ese partido en todo el país han propuesto y defendido la retirada de estatuas de Colón, fray Junípero y otras figuras históricas. Trump es un gran admirador de Jackson, el séptimo presidente de la nación y primer líder del Partido Demócrata tal y como se entiende a este en la actualidad. Jackson tuvo esclavos y forzó un éxodo masivo de comunidades nativas con una dura ley de expropiaciones. En 1818 invadió la parte de la Florida que todavía estaba bajo la soberanía española, con lo que forzó la anexión definitiva de toda la península por parte de EE.UU. Nada más llegar a la Casa Blanca, Trump colgó en el Despacho Oval un retrato de ese presidente. Quema de la bandera En un mitin el sábado en Oklahoma, el presidente dijo que quiere que la quema de banderas sea castigada con pena de cárcel de hasta un año. «Deberíamos elaborar una legislación que establezca que si quemas la bandera estadounidense irás a la cárcel por un año. Debemos hacerlo. Hablamos de libertad de expresión, pero eso en realidad es profanación», dijo Trump. La Corte Suprema, sin embargo, ha fallado en ocasiones anteriores que la quema de banderas entra dentro de la libertad de expresión y por tanto es legal bajo la primera enmienda de la Constitución. Estas propuestas de Trump han tenido su eco en el Senado, donde los republicanos son, de momento, mayoría. El líder conservador en esta Cámara Baja, Mitch McConnell, dijo ayer en un discurso en el hemiciclo: «Los estadounidenses saben que una nación imperfecta construida por héroes imperfectos sigue siendo la Unión más perfecta que el mundo haya visto», dijo. «Y cuando el polvo se asienta, nunca son las turbas o los matones a quienes honramos. Son los valientes líderes quienes los confrontan». El senador conservador Tom Cotton, del estado de Arkansas, pidió a la Casa Blanca que tomara medidas urgentes y contundentes ante las agresiones a todas las estatuas, no sólo las de los militares confederados, que se levantaron en armas contra el Gobierno para defender la esclavitud. «Las turbas violentas, en las últimas semanas, han atado y destruido estatuas y monumentos en todo nuestro país. Estos delincuentes se disfrazan de manifestantes que ejercen su legítimo derecho a reunirse pacíficamente, pero no puede haber derecho a destruir la propiedad pública o privada», dijo Cotton en una carta enviada a William Barr, el fiscal general [ministro de Justicia].
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Un juez obliga a Bolsonaro a usar la mascarilla en lugares públicos
Un juez obligó al presidente Jair Bolsonaro a usar la mascarilla social en lugares públicos, así como deben cumplir todos los ciudadanos de la capital federal, Brasilia. Rebelde a las normas y restándole importancia a la pandemia, pese a que Brasil supera las 52.000 muertes por Covid-19, Bolsonaro ha insistido en presentarse en eventos y en manifestaciones sin usar esa protección, obligatoria en el Distrito Federal, llamando la atención incluso por estornudar y llevarse las manos al rostro constantemente, hábitos no recomendados durante la pandemia. El juez Renato Borelli, de Brasilia, decidió que el mandatario debe tener y cumplir el mismo deber de todos los ciudadanos para protegerse y proteger a los otros del coronavius, cuando esté en la calle o entre en comercios, como suele hacer, cumpliendo la norma del gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha. «La conducta del Presidente de la República, Jair Messias Bolsonaro, quien se negó a usar una máscara facial en lugares públicos y lugares del Distrito Federal, muestra un claro intento de no cumplir las reglas», informa el juez en su decisión. Borelli comentó, a su vez, que Bolsonaro muestra «falta de respeto» al poner en riesgo la salud de otras personas. «El presidente tiene la obligación constitucional de observar las leyes vigentes y promover el bien general de la población, lo que implica adoptar las medidas necesarias para proteger los derechos sanitarios y ambientales de los ciudadanos», explicó el magistrado en su fallo. Si no cumple la instrucción, el ultraderechista puede ser multado por 2.000 reales diarios (unos 340 euros), lo que ya ocurrió con su exministro de Educación, Abraham Weintraub, que tuvo que pagar la suma por andar imitando a su jefe en actos públicos. Bolsonaro ha sido criticado a lo largo de la llegada de la pandemia a Brasil, en marzo, por resistir a seguir las normas, e incluso recomendar a sus admiradores que se revelen contra medidas de protección básicas, como medidas de aislamiento y distanciamiento social. El mandatario llegó incluso a criticar a los alcaldes y gobernadores de Brasil, que en su mayoría, impusieron esas medidas, culpándolos por contribuir al fracaso de la economía y a la caída del PIB. Brasil es el segundo país del mundo en casos de contagios de coronavirus, tras los Estados Unidos, con más de 52.000 casos y más de 1,1 millón de contagios. Medios locales y científicos han comunicado que Brasil puede tener al menos 20.000 muertes más sin notificación.
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Portaviones de EE.UU. desafían a China con unas maniobras en el Pacífico occidental
Estados Unidos manda un mensaje a China: tras el paréntesis por el coronavirus, su Armada está en plena forma. Dos portavioneses norteamericanos, con sus respectivos buques de apoyo, se encuentran operando de forma conjunta en la región del Pacífico occidental por primera vez en los dos últimos años, en un claro aviso a Pekín. A ellos se suma un tercero que tiene su base en Japón. El USS Nimitz y el USS Theodore Roosevelt, cada uno de ellos escoltados por hasta seis barcos de guerra y submarinos, participan en unas maniobras de adiestramiento en el mar de Filipinas, informa el diario británico «The Times». Entre ambas flotillas, suman 180 aviones y helicópteros. De esta forma muestra a la potencia asiática que las fuerzas estadounidenses no están horas bajas ni mal preparadas para afrontar brotes del virus a bordo, apunta la información. En el caso del Theodore Roosevelt, donde más de 1.150 de sus 4.800 tripulantes dieron positivo y un marinero falleció, permaneció inactivo durante diez semanas, atracado en Guam mientras se sometía a todos a pruebas. A los dos portaviones en el mar de Filipinas se suma un tercero, el USS Ronald Reagan, que está operando frente a las costas de Japón, donde tiene su base. Esto supone que en total hay tres portaeronaves en la región, que con sus flotillas de escolta suman en torno a 21 buques, según el citado periódico. Además, dos bombarderos B-52H despegaron este lunes de una base en Alaska y se espera que se unan a las operaciones en marcha. Estados Unidos estuvo dos meses sin tener ningún portaviones en la región indo-pacífica, una ausencia que China aprovechó para desarrollar sus propias maniobras navales, que incluyeron el envío en abril de su portaeronaves Liaoning y otros cinco buques a través del estrecho de Miyako, que separa las islas japonesas del mismo nombre y Okina, a unas 200 millas al noreste de Taiwán. El segundo portaviones chino Algunas informaciones apuntan que China planea unos ejercicios con portaviones en el mar de Filipinas en las próximas semanas. Precisamente, el pasado mes salió de los astilleros para empezar su periodo de pruebas el segundo portaviones chino, el Shandong, que se podría sumar al Liaoning para unos ejercicos conjuntos. El contralmirante Doug Verissimo, comandante del grupo del Theodore Roosevelt, aseguró que el objetivo de las maniobras estadounidenses es demostrar la preparación «ante una región cada vez más presionada y el Covid-19». Esta es solo la sexta ocasión en casi 20 años que dos portaviones de EE.UU. operan juntos en el Pacífico occidental -que incluye el mar del Sur de China, el Mar de China oriental y el mar de Filipinas-, la última de ellas en 2018.
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump quiere que la Fiscalía pida 10 años de cárcel a quienes tumben estatutas
El martes por la noche Donald Trump pudo ver claramente desde su residencia cómo una turba le ataba unas sogas a la estatua ecuestre del presidente Andrew Jackson y trataba de tumbarla antes de que interviniera la policía, que arrestó a varios de los agresores. Antes, estos pintaron en el pedestal las palabras «asesino» y «escoria». A primera hora del miércoles, Trump ha recomendado a la Fiscalía que presente cargos contra los vándalos bajo la Ley de Preservación de los Monumentos de los Veteranos. «Vergonzoso vandalismo, en Lafayette Park, de la magnífica estatua de Andrew Jackson, además del deterioro exterior de la Iglesia de San Juan», dijo el presidente en Twitter.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">I have authorized the Federal Government to arrest anyone who vandalizes or destroys any monument, statue or other such Federal property in the U.S. with up to 10 years in prison, per the Veteran?s Memorial Preservation Act, or such other laws that may be pertinent...</p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1275379758021390336?ref_src=twsrc%5Etfw">June 23, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Esa estatua ecuestre de Jackson, hecha en bronce, lleva ante la Casa Blanca desde 1852. A menos de una manzana se encuentra la iglesia de San Juan, cuyes bajos fueron incendiados a principios de mes, y donde Trump fue a hacerse una foto con una Biblia en la mano tras desalojar la calle por la fuerza. La ley que ahora rescata Trump, de 2003, dice que quien «intencionalmente agrede o destruye, o intenta agredir o destruir, cualquier estructura, placa, estatua u otro monumento en propiedad pública que conmemore el servicio de cualquier persona o personas en las fuerzas armadas de los Estados Unidos serán multados bajo este título, encarcelados no más de 10 años, o ambos». La protesta racial tras la muerte del afroamericano George Floyd bajo custodia policial ha mutado en un movimiento contra las estatuas de los generales confederados primero, el legado hispano en Norteamérica después y, finalmente, contra presidentes de todo signo, demócratas como Jackson, o republicanos como Ulysses S. Grant. Trump es un gran admirador de Jackson, el séptimo presidente de la nación y primer líder del Partido Demócrata tal y como se entiende a este en la actualidad. Jackson tuvo esclavos y forzó un éxodo masivo de comunidades nativas con una dura ley de expropiaciones. Nada más llegar a la Casa Blanca, Trump colgó en el Despacho Oval un retrato de ese presidente. En un mitin el sábado en Oklahoma, el presidente dijo que quiere que la quema de banderas sea penada con pena de cárcel de hasta un año. La Corte Suprema, sin embargo, ha fallado en ocasiones anteriores laque la quema de banderas entra dentro de la libertad de expresión y por tanto es legal bajo la primera enmienda de la Constitución.
23-06-2020 | Fuente: abc.es
Maduro y Guaidó se enfrentan por la crisis del oro venezolano custodiado en el Banco de Inglaterra
Más de mil millones de dólares de oro venezolano está en manos del Banco de Inglaterra, en Londres, y esta semana representantes del gobierno de Nicolás Maduro y del opositor Juan Guaidó se enfrentan en la Corte, ya que el Banco Central de Venezuela exige que el oro sea devuelto al país sudamericano. A principios de mayo, Venezuela solicitó al Banco de Inglaterra que libere las reservas de oro con el fin de usar el dinero para combatir la epidemia del coronavirus y dos semanas después, el embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, informó de que interpusieron una demanda contra el banco inglés en un tribunal de Londres. «Venezuela demanda en tribunal británico al Banco de Inglaterra por robarse 31 toneladas de oro venezolano en su resguardo», señaló Moncada en su cuenta de Twitter, y añadió que «el saqueo es un crimen de exterminio al negar al pueblo medios vitales para enfrentar la peor pandemia en un siglo». La demanda, con fecha 14 de mayo, fue presentada ante un tribunal comercial por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), que como cliente exige que una orden obligue al Banco de Inglaterra a entregar el dinero. Pero el enfrentamiento no es solo entre Londres y Caracas, sino entre el gobierno de Maduro y Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país por más de medio centenar de países, incluido Reino Unido, para ver quien es el líder legítimo. Los abogados que representan al BCV consideran que, pese a que Reino Unido reconoce a Guaidó, toda la comunicación entre ambos países se refiere a Maduro como presidente, lo que confirmaría la legitimidad de su Gobierno. El representante Nick Vineall señaló, según información de la agencia Reuters y el periódico The Times, que el personal de la embajada de Maduro había recibido correspondencia en el cumpleaños de la Reina Isabel II, lo que demostraría la validez de las relaciones diplomáticas. Además, el BVC considera que el oro custodiado en Londres, que representa alrededor del 15% de las reservas de divisas de Venezuela, es necesario para financiar la respuesta a la pandemia, pero los representantes de Guaidó exigen que no salga de Reino Unido. Su representante, Andrew Fulton, respondió que la declaración del Reino Unido de febrero de 2019 reconociendo a Guaidó fue clara. El Banco de Inglaterra se ha negado a hacer declaraciones ya que no hace referencia a las relaciones con sus clientes, pero claramente se encuentra en medio de la disputa diplomática sobre a quién considera el Reino Unido presidente de Venezuela. El Banco de Inglaterra es uno de los mayores proveedores del servicio de custodia de oro a nivel mundial, y Venezuela tiene almacenadas en sus bóvedas aproximadamente 31 toneladas de oro, valoradas en más de 1,6 mil millones de dólares. La crisis del petróleo y las sanciones impuestas por Estados Unidos han dejado al país sin liquidez, y esta no es la primera vez que los chavistas piden la recuperación de sus activos. En febrero de 2019, Maduro exigió a Reino Unido la devolución: «Espero que la legalidad internacional sea respetada, que la justicia prime y que Venezuela no sea despojada de algo que le pertenece», aseguró entonces. Pero Guaidó solicitó a la entonces primera ministra Theresa May las reservas no fueran devueltas, con el fin de protegerlas. Para Guaidó, la repatriación de esos activos supone una «transacción ilegítima». Maduro hizo otra solicitud en el 2018 que tampoco prosperó.
23-06-2020 | Fuente: marca.com
"Chacho -> Llull -> Doncic -> Campazzo -> Alocén -> Núñez"
Se fueron Chacho y Doncic a la NBA y se lesionó de gravedad Llull, pero los blancos siempre superaron los escollos. Una posible salida de Campazzo rumbo a Estados Unidos dejaría un vacío mayor que en las ocasiones anteriores.