Infortelecom

Noticias de estados unidos

25-05-2020 | Fuente: abc.es
Maduro defiende derecho al comercio internacional tras la llegada del buque iraní
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, defendió este domingo su derecho a comerciar en aguas y espacios aéreos internacionales después de la llegada al país del primero de cinco buques iraníes cargados con gasolina, pese a las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a ambos gobiernos. «Tenemos derecho a comerciar libremente en los mares del mundo, en los cielos del mundo», dijo el mandatario tras expresar su alegría por la llegada a aguas territoriales de la embarcación «Fortune», una de las que transporta una parte de los 245 millones de litros de gasolina que espera Venezuela. «Gracias al presidente (Hasán) Rohaní (..) y a toda Irán, desde el corazón, por su solidaridad, por su apoyo, por su valentía, por su decisión», sostuvo durante una participación telemática en una reunión con parte de su equipo de Gobierno. Además de gasolina, explicó el mandatario, estas embarcaciones que recorrerán los mares venezolanos durante cuatro días también traen materiales para hacer más combustible, un producto que escasea desde hace años, en las últimas semanas más que antes, en el país con las mayores reservas probadas de petróleo. Se trata, según Maduro, de un acuerdo de cooperación entre Venezuela e Irán, «dos pueblos pacifistas» que solo persiguen, remarcó, su propio desarrollo. «Somos pueblos rebeldes, pueblos revolucionarios (..) no nos vamos a arrodillar nunca al imperio norteamericano (..) Venezuela tiene amigos en este mundo y amigos valientes que se restean (apuestan todo) por nuestra patria», agregó. Amenazas de EE.UU. El Gobierno venezolano había denunciado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) unas supuestas amenazas de Estados Unidos, según las cuales iban a usar la «fuerza militar» contra estos barcos iraníes, si bien el primero ya llegó a sus costas sin contratiempos. Entretanto, Rohaní advirtió el sábado de que EE.UU. puede tener problemas si los petroleros de Irán sufren algún percance en el Caribe por su culpa. «Esperamos que los estadounidenses no se equivoquen», resaltó Rohaní, tras asegurar que Teherán no comenzará ningún conflicto, pero que se reserva «el derecho legítimo de defender la soberanía y la integridad territorial y sus intereses nacionales», al tiempo que reiteró la importancia de la seguridad de la región.
24-05-2020 | Fuente: abc.es
Irán y Venezuela sellan su alianza en un claro desafío a Trump
En un claro desafío a Estados Unidos, el fuel enviado por Irán ya ha comenzado a llegar a Venezuela, donde el régimen de Nicolás Maduro lo ha recibido con honores militares y agradeciendo el «favor recibido». Más de una semana llevaba la Casa Blanca advirtiendo de que el avance hacia el Caribe de cinco cargueros con 1,5 millones de barriles de gasolina era una provocación de dos regímenes sancionados, contra los que actuaría. Finalmente el primer buque, el Fortune, llegó en la noche del sábado a aguas venezolanas. Cazas y patrulleras de la Fuerza Armada Bolivariana fueron a recibirle y escoltarlo. Maduro les dio la bienvenida a la «patria de Bolívar y Chávez», agradeciendo el «favor recibido». Las televisiones estatales y.. Ver Más
24-05-2020 | Fuente: as.com
Trump abre la puerta al deporte
Rafa Nadal, Fernando Alonso, Ricky Rubio o Garbiñe Muguruza se verán favorecidos por la última medida de Estados Unidos para el deporte profesional.
24-05-2020 | Fuente: abc.es
La policía china lanza gases lacrimógenos para disolver las manifestaciones contra la nueva ley de seguridad
Miles de ciudadanos se manifestaron hoy en las calles de Hong Kong para protestar por la ley de seguridad nacional que planea aplicar el gobierno de Pekín y que restaría libertades a los ciudadanos de la antigua colonia británica. La policía de la ciudad lanzó gases lacrimógenos y usó cañones de agua para disolver a los manifestantes que se habían concentrado en el céntrico distrito comercial de Causeway Bay, informa el diario China South Morning Post. Los convocantes denuncian que la legislación propuesta por el Gobierno representa una amenaza a las libertades civiles y significa el fin del principio de «un país, dos sistemas», además de atentar contra la autonomía que mantiene la ciudad de Hong Kong. Esta legislación prohibirá «cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión» contra el Gobierno central, además del «robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras». La denominada ley de seguridad nacional se debate actualmente en la Asamblea Nacional Popular china (ANP) y será aprobada antes de su conclusión el próximo jueves. Los manifestantes extendieron sus protestas a lo largo de varias de las principales arterias de la excolonia y bloquearon algunas de ellas con vallas y otros materiales. Según el diario, la policía había advertido a los convocados que actuaría si no se disolvían las protestas, algo que no se produjo por lo que comenzaron las cargas. Al menos cuatro personas fueron detenidas durante los enfrentamientos, todas ellas iban vestidas de negro. También se produjeron numerosos registros mientras los manifestantes cantaban lemas como «Libera a Hong Kong. Revolución de nuestro tiempo» o sostenían pancartas que decían «el cielo destruirá al Partido Comunista Chino». En otros puntos de la protesta se vieron banderas de Estados Unidos y gritos a favor de la independencia de Hong Kong, según las fuentes, que aseguran que la policía también disparó gases pimienta y retiró las barricadas mientras arrestaba a un número indeterminado de manifestantes. La propia policía emitió un comunicado en el que confirmaba que había usado la «fuerza mínima necesaria, incluidos gases lacrimógenos», ya que los manifestantes les arrojaron paraguas y botellas de agua. También emplearon un vehículo blindado y un cañón de agua manejados por miembros del escuadrón táctico especial de la policía. Las protestas en Hong Kong se suceden desde hace varios años, aunque se han incrementado considerablemente en estos últimos meses y sólo han sufrido un paréntesis durante el estado de alarma decretado por Pekín con motivo del estallido de la pandemia por la covid-19. Hong Kong regresó a manos de China en 1997 tras siglo y medio de dominación británica, después de que Londres y Pekín firmaran en 1984 una declaración conjunta por la que el Reino Unido renunció a su última colonia asiática. El pacto estableció el mantenimiento durante 50 años de una serie de libertades en ese territorio que no están garantizadas en la China continental.
24-05-2020 | Fuente: abc.es
Al menos 120 detenidos en las primeras protestas en Hong Kong contra la «ley antisubversión» de China
No ha tardado Hong Kong en movilizarse contra la Ley de Seguridad Nacional que le quiere imponer China sin pasar por su Parlamento regional, anunciada el viernes en la apertura de la Asamblea Nacional Popular en Pekín. Tal y como se esperaba, este domingo han estallado las primeras protestas, ya que muchos consideran que dicha regulación, que penará la subversión, la secesión y el terrorismo, viola la autonomía de la que disfruta la excolonia británica bajo el principio de «un país, dos sistemas» y amenaza sus libertades, mayores que en el resto de China. Ni la amenaza del coronavirus, ya controlado en la ciudad, ni la prohibición policial de manifestarse para guardar la distancia social han impedido que la multitud se congregue en el distrito comercial de Causeway Bay, escenario habitual de las protestas del año pasado reclamando democracia. Como entonces, la tensión ha ido en aumento entre los manifestantes, que iban ataviados con máscaras y entonaban cánticos contra el régimen chino portando banderas y carteles, y los antidisturbios, que habían montado un fuerte dispositivo para evitar concentraciones y desplegado hasta su cañón de agua. Para dispersar a la multitud, los agentes han disparado gases lacrimógenos y han llevado a cabo cargas entre las barricadas montadas en las calles que conducen al vecino distrito de Wan Chai, según ha mostrado la radiotelevisión pública RTHK. A tenor de un comunicado de la Policía difundido en Facebook, a las 16.30 (10.30, hora peninsular española) habían sido arrestadas ya 120 personas, entre las que figuraban 40 que habían montado barricadas en la calle Gloucester. Se suman así a los más de 8.300 detenidos desde el estallido en junio de las manifestaciones contra la ya retirada ley de extradición a China, que empezaron de forma pacífica y derivaron en una violenta revuelta por la democracia que sacudía cada semana a Hong Kong hasta la llegada del coronavirus. Con el control de la epidemia y el anuncio de la Ley de Seguridad Nacional, que podría ser promulgada a finales de junio, vuelve la agitación política y se espera un «verano caliente». Además de criticar que dicha normativa sea impuesta directamente desde Pekín en el Anexo III de la Ley Básica, mini-Constitución de Hong Kong, la oposición demócrata teme perder las mayores libertades políticas de las que goza la excolonia británica. Y es que la ley prevé la creación de oficinas de la seguridad pública china para perseguir delitos como la subversión, el separatismo y el terrorismo, acusaciones que el autoritario régimen de Pekín usa habitualmente para condenar a los disidentes en el continente sin las garantías legales que priman en Occidente. Aunque las autoridades chinas y la jefa ejecutiva del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, insisten en que se respetarán los derechos políticos y económicos, la ciudad más libre de Asia teme un aumento de la represión. En el objetivo están la oposición demócrata y los activistas críticos con el régimen del Partido Comunista, que ahora tienen libertad de expresión y reunión para organizar movilizaciones políticas como la vigilia anual recordando la matanza de Tiananmen. «Un país, dos sistemas» Tras su devolución por parte del Reino Unido en 1997, China se había comprometido a respetar dichas libertades bajo el principio de «un país, dos sistemas», vigente en teoría durante 50 años. Alertando de que la nueva Ley de Seguridad Nacional supondrá el fin de dicho modelo, 186 diputados y diplomáticos de 23 países han firmado una declaración denunciando la «flagrante violación» de la Declaración Conjunta Sino-Británica que selló en 1984 el retorno de Hong Kong. «Si la comunidad internacional no puede confiar en que Pekín cumpla su palabra sobre Hong Kong, la gente tendrá recelos para aceptarla en otros asuntos», advirtió el comunicado, redactado por el último gobernador de la colonia, Christopher Patten, y el secretario de Exteriores británico, Malcom Rifkind. Entre los firmantes destacan 44 diputados británicos, ocho miembros de la Cámara de los Lores y senadores estadounidenses muy críticos con China, como Marco Rubio y Ted Cruz. Los planes de Pekín han sido denunciados también por la Unión Europea, Australia, Canadá y Estados Unidos, que amenaza con revisar el estatus económico especial que otorga a Hong Kong como castigo al régimen. Compareciendo este domingo ante los medios en la Asamblea Nacional Popular, el ministro de Exteriores chino, Wan Yi, ha intentado rebajar la tensión, exacerbada también por las acusaciones de la Casa Blanca sobre la catástrofe global del coronavirus. «Tenemos que estar alerta ante los esfuerzos de algunas fuerzas políticas en América que quieren secuestrar las relaciones con China y están empujando a ambos países hacia una denominada nueva Guerra Fría», señaló. Ante la creciente hostilidad internacional hacia China y el riesgo de desacoplamiento con la segunda mayor economía del planeta, Wang Yi advirtió de «esto es un peligroso intento de revertir el curso de la Historia». Asegurando que «China no tiene intención de cambiar a EE.UU., y mucho menos de reemplazarlo», propuso «por el bien de los dos pueblos, y también por el futuro de la humanidad, encontrar un modo de coexistir pacíficamente a pesar de las diferencias en los sistemas y culturas de ambas sociedades». Curiosamente, Wang Yi trataba de disipar el regreso a un mundo bipolar, pero acabó recurriendo a la misma «coexistencia pacífica» que ya enarbolara la extinta Unión Soviética durante la «Guerra Fría».
24-05-2020 | Fuente: abc.es
Xi Jinping endurece el discurso para desviar las críticas internas por el coronavirus
Ni el coronavirus ni la «Guerra Fría» contra Estados Unidos apartan al régimen chino de su creciente control sobre Hong Kong. Más bien al revés, el presidente Xi Jinping juega esta carta de la Ley de Seguridad Nacional sobre la excolonia británica para desviar posibles críticas internas por su enfrentamiento con Trump y por la pandemia, ya que la catástrofe que ha desatado en todo el mundo ha puesto a China en la picota. Por ese motivo, y a pesar de los rebrotes en el nordeste que han obligado a cerrar varias ciudades, el régimen se ha arriesgado a celebrar la reunión anual de su Asamblea Nacional, suspendida en marzo por la epidemia. A pesar del peligro, ha convocado en Pekín a 3.000 diputados venidos de todo el país, a los que ha hecho las pruebas del coronavirus y confinado en hoteles para una sesión acortada a una semana y con la presencia de medios reducida al mínimo. Con esta reunión, según analiza para ABC el profesor de Política Jean-Pierre Cabestan, de la Universidad Baptista de Hong Kong, el régimen pretende «volver a la normalidad, mostrar al mundo que China va por delante en la pandemia y que el Partido Comunista está unido incluso aunque Xi Jinping no aparezca tanto en los medios y se mencione menos su discurso». A su juicio, «Xi ha quedado debilitado incluso aunque siga en el poder hasta 2022». Pero cree que es «difícil decir» si podrá perpetuarse más allá de sus dos mandatos, como pretendía al reformar la Constitución en 2018. Para este experto, «la nueva Ley de Seguridad Nacional no es el fin de ?un país, dos sistemas?, pero confirma el cambio hacia otra interpretación en la que el Gobierno central tiene más que decir y Hong Kong y su sociedad gozarán de menos autonomía». Por eso, vaticina que «tendrá un impacto negativo en las libertades políticas, pero no afectará a los negocios». El problema, según Cabestan, «es que va a reiniciar las protestas, sobre todo entre los jóvenes, aunque está por ver si el resto de la sociedad se echa a la calle para protestar y oponerse a este proyecto».
24-05-2020 | Fuente: abc.es
El Covid-19 avanza en Iberoamérica tras su leve impacto inicial
La historia, si el Covid-19 no la envenena más, demostraría que, por primera vez, la América hispana podría superar una crisis planetaria con mejores resultados que la vieja Europa y Estados Unidos. El continente más desigual del mundo supo aprovechar la ventaja inicial del aterrizaje tardío del virus y -con excepciones como Brasil y México- reaccionó a tiempo para evitar el exterminio fulminante que los agoreros anticipaban. Dicho esto, el coronavirus no se rinde y los últimos días reapareció de forma preocupante. Los contagios en la región rondan los 645.000 casos y el número de muertos las 35.000, una anécdota (trágica) si se compara con las cifras de la UE o las 28.628 muertes oficiales que reconocía ayer el Gobierno.. Ver Más
24-05-2020 | Fuente: abc.es
Hong Kong prepara otro «verano caliente» contra la Ley de Seguridad china
Tras la revuelta del año pasado reclamando democracia, interrumpida durante estos últimos meses por la epidemia del coronavirus, Hong Kong se prepara para otro «verano caliente» de protestas contra el autoritario régimen chino. Cuando parecía que no había problema más importante que la amenaza global de la pandemia, que ha rebrotado en el nordeste del país con casos importados de la vecina Rusia, en la antigua colonia británica ha caído como una bomba la decisión de Pekín de promulgar una Ley de Seguridad Nacional para penar la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras. Anunciada el viernes en la apertura de la Asamblea Nacional Popular, la reunión anual del Parlamento orgánico de China, la moción será aprobada la próxima semana para que su Comité Permanente redacte esta nueva Ley lo antes posible. Aunque la legislación de Hong Kong compete a su Parlamento local en virtud del principio «un país, dos sistemas», que otorga a la ciudad autonomía y más libertades que al resto de China, Pekín tiene potestad para promulgar directamente ciertas normas. Así se lo permite el artículo 18 de la Ley Básica, que hace de mini-Constitución de Hong Kong y establece que las regulaciones nacionales se pueden incluir en su Anexo III cuando se refieran a la defensa, asuntos exteriores y «otras cuestiones fuera de los límites» de su Gobierno regional. Amparándose en esta premisa, el régimen pretende imponer dicha Ley de Seguridad Nacional sin que sea debatida ni enmendada en el Consejo Legislativo (Legco) de Hong Kong, donde la oposición demócrata montaría una bronca monumental. Como el Comité Permanente de la Asamblea Nacional se reúne dos veces al mes y puede llevarle dos o tres sesiones redactar esta ley, se calcula que entrará en vigor entre junio y agosto. En virtud del artículo 23 de la mini-Constitución de Hong Kong, el Gobierno local tenía que haber promulgado esta ley, pero medió millón de personas se echaron a las calles cuando intentó hacerlo en 2003. Ahora, con el enrarecimiento del clima político y la previsible victoria de la oposición demócrata en las elecciones al Parlamento de septiembre, Pekín ha perdido la paciencia y tomado cartas en el asunto. De esta manera, quiere dotarse de una herramienta ilegal para «detener y castigar las injerencias extranjeras que persigan actividades subversivas, secesionistas de infiltración o dañinas» para Hong Kong. Pero, al tratarse de un régimen autoritario, sus intenciones han vuelto a hacer saltar todas las alarmas entre los grupos opositores de la ciudad, que disfrutan de unas libertades que no existen en el resto de China y temen perderlas. Sus miedos se basan en la represión que sufren los disidentes en el continente, que legalmente pueden ser detenidos por la Policía hasta seis meses sin pasar por un tribunal y suelen ser condenados por delitos como «subversión contra el poder del Estado» y «buscar problemas». Sin ir más lejos, por esos cargos fue sentenciado a once años de prisión el difunto Nobel de la Paz Liu Xiaobo. Además, la ley prevé la implantación en Hong Kong de oficinas de la seguridad pública china, lo que espanta en la ciudad por su fama de intimidar y hacer «desaparecer» a los activistas que osan desafiar al Partido Comunista. Al ser una de las ciudades más libres de Asia, a Hong Kong le aterra perder su autonomía y el principio de «un país, dos sistemas» que, desde su devolución por parte del Reino Unido en 1997, en teoría tenía que estar vigente durante 50 años. Ahora es «un país, un sistema» «El presidente Xi Jinping se ha cargado toda la pretensión de «un país, dos sistemas». Están anunciando al mundo que Hong Kong ya no está bajo este principio. Ahora es "un país, un sistema" cuando puedan imponer esta ley. También le están diciendo al mundo que la Declaración Sino-Británica está eliminada y lo que queda es la confrontación de China contra Hong Kong», criticó ante los medios el veterano político Lee Cheuk-yan, presidente del Partido Laborista y uno de los organizadores de las masivas manifestaciones del año pasado. Como uno de los líderes de la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Democráticos y Patrióticos de China, viene luchando contra el autoritarismo de Pekín desde la matanza de Tiananmen, donde fue detenido por llevar donaciones recogidas en Hong Kong. Por su destacado papel y su gestión al frente del Museo de Tiananmen en la ciudad, el único que hay en China, Lee es uno de los que teme ser objetivo de la nueva Ley de Seguridad Nacional. Lo mismo le ocurre al joven y combativo activista Joshua Wong, acusado por la propaganda china de «traidor» por el apoyo que recibe desde Estados Unidos. «Esta Ley de Seguridad Nacional matará los movimientos democráticos de Hong Kong, ya que sus protestas pueden ser clasificadas como intentos de subversión contra la autoridad, justo lo que ahora ocurre en China», escribió en Twitter Wong, quien llamó a nuevas movilizaciones. Para calmar los ánimos, la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, compareció el viernes por la noche con todo su equipo con el fin de apoyar la Ley. «Nos proporcionará el mejor sistema para garantizar la prosoperidad y la estabilidad de Hong Kong y no afectará al sistema capitalista ni al imperio de la ley. Tampoco dañará los intereses de los inversores extranjeros, que están legalmente protegidos», anunció, según recoge el periódico ?South China Morning Post?. Pero el proyecto de ley despierta tantas inquietudes que la Bolsa de Hong Kong sufrió sus mayores pérdidas en cinco años al caer un 5,6 por ciento y los banqueros temen una fuga de capitales de la ciudad, uno de los centros financieros del mundo. En el frente diplomático, el Reino Unido, Australia y Canadá han firmado una declaración conjunta instando a China a respetar el principio de «un país, dos sistemas» y la Unión Europea ha pedido «debate democrático, consulta a las partes interesadas y respeto a los derechos y libertades de Hong Kong». Por su parte, EE.UU. podría modificar el estatus económico especial que le concede a la ciudad, por donde entra el 70 por ciento de la inversión extranjera en China. Al igual que el año pasado, cuando una ley de extradición a China ya retirada desató las mayores protestas de su historia, Hong Kong se prepara para otro «verano caliente».
24-05-2020 | Fuente: abc.es
El primer buque de Irán con gasolina entra en aguas de Venezuela sin que EE.UU. intervenga
El carguero iraní Fortune llegó este sábado por la noche a aguas territoriales de Venezuela y fue escoltado por cazas y fragatas de las Fuerzas Armadas del régimen de Nicolás Maduro, que había denunciado antes que Estados Unidos se disponía a interceptarlo. De hecho, el Gobierno norteamericano había advertido en días previos de que considera la entrega de 1,5 millones de barriles en cinco buques diferentes una amenaza y, por tanto, se reservaba el derecho a intervenir. Irán, por su parte, advirtió ayer de que respondería a un abordaje con el uso de la fuerza. Finalmente, el primer carguero llegó a aguas de Venezuela tras cruzar las de Trinidad Tobago a las 19:40 hora local (la 1:40 del domingo en la España peninsular). Al Fortune le siguen otros cargueros con gasolina que prevén llegar a puerto venezolano en días venideros. Los buques Forest, Petunia, Faxon y Clavel cruzaron recientemente el estrecho de Gibraltar tras entrar en el Mediterráneo por el Canal de Suez. El Gobierno de EE.UU. acusa a Maduro de estar pagando esa gasolina con nueve toneladas de oro de las reservas nacionales de los venezolanos. Según dijo a ABC la portavoz de la diplomacia estadounidense, Morgan Ortagus, «a cambio de la ayuda de Irán, la organización criminal que dirige Maduro saqueó nueve toneladas de oro y las envió a Teherán. Los venezolanos merecen elecciones presidenciales libres y justas que conduzcan a la democracia y la recuperación económica, no los caros acuerdos de Maduro con otro estado paria».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/hashtag/UltumaHora?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#UltumaHora</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/S%C3%A1bado?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Sábado</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/23Mayo?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#23Mayo</a> <br><br>7:25pm<br><br>Tanquero iraní <a href="https://twitter.com/hashtag/Fortune?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Fortune</a> ya ingresó a aguas territoriales de <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a>. <a href="https://twitter.com/hashtag/GraciasIran?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#GraciasIran</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/JuntosContraElImperialismo?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#JuntosContraElImperialismo</a> <a href="https://twitter.com/PartidoPSUV?ref_src=twsrc%5Etfw">@PartidoPSUV</a> <a href="https://twitter.com/FreddyBernal?ref_src=twsrc%5Etfw">@FreddyBernal</a> <a href="https://twitter.com/jghuerfano?ref_src=twsrc%5Etfw">@jghuerfano</a> <a href="https://t.co/hOWQae955l">pic.twitter.com/hOWQae955l</a></p>&mdash; PSUV Táchira (@PSUVTachira) <a href="https://twitter.com/PSUVTachira/status/1264341244081250311?ref_src=twsrc%5Etfw">May 23, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El presidente Donald Trump, que el miércoles dijo en una conferencia telefónica que tiene a Venezuela «más rodeada de lo que nadie piensa», ha permanecido todo este fin de semana en la Casa Blanca, salvo una salida ayer para jugar al golf, y está siendo informado de los desarrollos. Fuentes de su presidencia dijeron esta semana que una de las opciones que barajaba el Ejecutivo estadounidense era abordar esos cargueros. Como a Irán, EE.UU. ha sometido al régimen de Maduro a duras sanciones y ha decretado un embargo casi completo del petróleo venezolano en respuesta a violaciones de los derechos humanos y otros delitos. Con esas sanciones, Venezuela ha ido perdiendo la capacidad de refinar su propio crudo y depende ahora de Irán para poder adquirir gasolina y gasóleo, necesarios ambos no sólo para el transporte, sino también para los generadores de electricidad de residencias y, sobre todo, hospitales. Recientemente, la petrolera estatal Pdvsa intentó canjear crudo barato por gasolina con una empresa mexicana, Jomadi, a la que ahora investiga el FBI. Este diario fue el primero en informar de esa incursión del régimen chavista en el sector de los hidrocarburos mexicano. La empresa Jomadi ha negado a ABC que vaya a finalizar ese canje, tras las presiones de EE.UU. La tensión entre Washington, Caracas y Teherán ha llegado estos días a cotas máximas en años. El embajador del régimen chavista ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, denunció en una carta dirigida el 20 de mayo al secretario general de ese organismo que «la coerción del gobierno de los Estados Unidos de América va unida a un nuevo peligro: la amenaza del uso de la fuerza militar, en este caso contra cinco buques tanqueros iraníes que se dirigen a Venezuela cargados de combustible para aliviar la actual escasez que existe en todo el país».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Hoy alertamos al Consejo Seguridad ONU y al Secretario General, <a href="https://twitter.com/antonioguterres?ref_src=twsrc%5Etfw">@antonioguterres</a> sobre amenaza de uso inminente de la fuerza militar por parte de EEUU contra barcos iraníes con gasolina dirigida a Venezuela. Un acto de guerra establecido en el derecho internacional.<br><br>Vea aquí: <a href="https://t.co/i8hDOXNyEp">pic.twitter.com/i8hDOXNyEp</a></p>&mdash; Samuel Moncada (@SMoncada_VEN) <a href="https://twitter.com/SMoncada_VEN/status/1263889846894039047?ref_src=twsrc%5Etfw">May 22, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rohaní, dijo ayer en una conversación telefónica con el emir de Qatar, Tamim al Thani, que responderá con la fuerza a cualquier intento de abordaje de esos cargueros por parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses. «Tenemos la legitimidad de defender nuestra soberanía y servir nuestros intereses nacionales, y esperamos que los americanos no cometan ningún error», dijo Rohaní en la llamada, según una transcripción facilitada a las agencias estatales iraníes. Según dijo Trump el miércoles en una conferencia telefónica privada a la que tuvo acceso ABC, «tenemos [a Venezuela] rodeada. La tenemos rodeada hasta unos niveles que nadie sabe, pero ellos lo saben, los estamos observando, para ver qué sucede.. Algo va a suceder, porque no vamos a seguir tolerándolo, hemos sido muy duros con ellos, duros con el petróleo, duros con las sanciones, más duros de lo que nadie puede imaginar, es cierto», dijo el presidente. Las fuerzas armadas norteamericanas han hecho ?algo poco común? advertencias similares en días recientes. El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., responsable de operaciones en el Caribe, dijo esta semana en un discurso que la llegada de los cargueros iraníes es «contraria a los intereses de EE.UU.». «Irán está aprovechando la pandemia para dar respaldo a narcodictaduras como la venezolana», dijo el almirante.
23-05-2020 | Fuente: abc.es
Venezuela e Irán desafían a EE.UU.: llega al Caribe el primer carguero iraní con gasolina para Maduro
El primer carguero de Irán con gasolina para el régimen de Nicolás Maduro tiene previsto arribar a puerto mañana domingo, y se adentra en estas mismas horas en el Caribe, desafiando las repetidas advertencias del gobierno de Estados Unidos, cuyo presidente estudia una respuesta. El régimen chavista ya ha dicho que su Armada y su Fuerza Aérea escoltarán a los cinco cargueros que irán llegando en los próximos días a las costas venezolanas. Este sábado el carguero Fortune, de bandera iraní, se adentra en el Caribe tras haber cruzado el Atlántico. Le siguen atrás otros cuatro buques cargados con gasolina y también de bandera iraní: Forest, Petunia, Faxon y Clavel. Todos cruzaron recientemente el estrecho de Gibraltar tras entrar en el Mediterráneo por el Canal de Suez. El gobierno de EE.UU. acusa a Maduro de estar pagando esa gasolina ?1,5 millones de barriles? con nueve toneladas de oro de las reservas nacionales de los venezolanos. Según dijo este viernes a ABC la portavoz de la diplomacia estadounidense, Morgan Ortagus, «a cambio de la ayuda de Irán, la organización criminal que dirige Maduro saqueó nueve toneladas de oro y las envió a Teherán. Los venezolanos merecen elecciones presidenciales libres y justas que conduzcan a la democracia y la recuperación económica, no los caros acuerdos de Maduro con otro estado paria». Patrullas de EE.UU. en la zona Esos buques iraníes se acercan a Venezuela justo en un momento en que las fuerzas armadas estadounidenses patrullan el Caribe en su mayor despliegue contra los narcóticos. El propio presidente Trump anunció en abril esa misión militar en la Casa Blanca, rodeado de varios de generales y ministros. Previamente el ministerio fiscal norteamericano había presentado cargos por narcotráfico contra Maduro, once colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las FARC. EE.UU. ha sometido tanto a Irán como al régimen de Maduro a duras sanciones, y ha decretado un embargo casi completo del petróleo venezolano. Por su parte, Venezuela ha perdido la capacidad de refinar su propio crudo, y depende ahora de Irán para poder adquirir gasolina y gasóleo, necesarios ambos no sólo para el transporte sino también para los generadores de electricidad de residencias y, sobre todo, hospitales.