Infortelecom

Noticias de estados unidos

26-07-2018 | Fuente: as.com
La victoria de la Juventus ante el Bayern en imágenes
Los dirigidos por Massimilliano Allegri arrancaron su pretemporada en Estados Unidos venciendo al conjunto de Múnich en Philadelphia.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Estados Unidos asegura que el material producido por Pyonyang podría usarse para bombas
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró este pasado miércoles que Corea del Norte continúa produciendo materiales fisibles que podrían usarse para fabricar misiles nucleares a pesar del diálogo con Washington sobre la desnuclearización de la península coreana. «Sí, es correcto, continúan produciendo materiales fisibles», respondió Pompeo en una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado al ser preguntado por el senador demócrata Ed Markey sobre la posibilidad de que Pionyang esté produciendo esos elementos. El hecho de que Corea del Norte produzca esos materiales no significa que esté desviando material nuclear para fines militares, algo que depende de la pureza de esos materiales fisibles, entre los que se incluye el uranio enriquecido que se usa en las instalaciones atómicas de todo el mundo. En la histórica cumbre del 12 de junio en Singapur, el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmaron una declaración que abre las puertas a la desnuclearización de Corea del Norte a cambio de que Washington conceda garantías para su supervivencia, pero no especifica mecanismos ni plazos concretos para lograr esos objetivos. Según unas fotos tomadas por satélite, Corea del Norte comenzó a desmantelar este pasado martes su base militar de Sohae, en el noroeste del país y donde se fabrican motores para misiles balísticos intercontinentales (ICBM), aquellos que supuestamente tienen capacidad para alcanzar Estados Unidos. El proceso se desarrolla sin observadores internacionales. El escepticismo sobre la desnuclearización de Corea del Norte ha crecido desde que medios estadounidenses informaran a finales de junio, citando fuentes de la inteligencia nacional, que Pionyang había seguido enriqueciendo uranio tras la cumbre, y que estaría tratando de ocultar buena parte de su arsenal y reservas a Washington.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Juncker y Trump firman un acuerdo de intenciones que enfría la guerra comercial
En términos futbolísticos, la Unión Europea ha forzado la prórroga. El acuerdo alcanzado esta noche en Washington DC entre las delegaciones europea y estadounidense logra frenar, por el momento, la escalada de una guerra comercial que amenazaba con afectar gravemente a la economía de ambos socios. Jean-Claude Juncker se puede marchar de Estados Unidos con la tranquilidad de haber frenado la implantación de nuevos aranceles a los productos europeos, mientras Donald Trump podrá vender a su electorado que su táctica, vista como suicida incluso entre miembros de su propio partido, consigue resultados. Trump y Juncker, en un acto que no estaba previsto, comparecieron pasadas las cuatro de la tarde (diez de la noche en España) en el Rose Garden de la Casa Blanca para leer un comunicado que establece algunas concesiones por parte de la Unión Europea y pone las bases para la negociación de un futuro tratado comercial, que un grupo de trabajo conjunto se encargará de monitorizar y llevar a la práctica. El presidente estadounidense definió la ocasión como de «un gran día» y olvidó el calificativo de «enemigo» que otorgó hace unos días a la Unión Europea al anunciar el comienzo «de una nueva etapa» de «estrecha amistad». Según recoge el documento, Estado Unidos y la Unión Europea trabajarán con el objetivo de lograr la eliminación de aranceles y subsidios a la producción industrial, así como buscarán reducir barreras e aumentar el comercio en sectores como el farmacéutico, el químico, los productos médicos y la soja. Según anunció Trump, saltándose el guión pactado, «la Unión Europea va a empezar a comprar de forma casi inmediata una gran cantidad de soja». Un mensaje dirigido al sector agrícola de su electorado que está sufriendo las primeras consecuencias de la guerra comercial declarada por su presidente. De hecho, esta misma semana la administración Trump anunció ayudas por valor de doce mil millones de dólares a este sector, que ve con temor la prolongación de la guerra tarifaria y calcula pérdidas incluso superiores a la ayuda ofrecida por el presidente. Otro de los puntos del acuerdo se refiere a la cooperación en materia de energía. La Unión Europea se compromete a comprar más gas natural licuado con el objetivo de «diversificar sus suministros de energía». De nuevo, Trump se salió del guión para anunciar que Europa «va a ser un enorme comprador». Posteriormente, sin especificar a quién se estaba refiriendo, Juncker añadió que la compra de gas americano «es un mensaje para otros». También acordaron comenzar a dialogar para reducir las trabas burocráticas, unir esfuerzos para proteger a las compañías europeas y estadounidenses, reformar la OMC (Organización Mundial del Comercio) y afrontar prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual. Lo que de momento no parece inmediato, aunque forma parte de la voluntad de ambas partes, es la eliminación de los aranceles al aluminio y el acero que Estados Unidos empezó a aplicar el pasado 1 de junio y la eliminación igualmente de las «tarifas de represalia». Tal y como añadió Juncker en su breve intervención, que fue un repaso al compendio de acuerdos relatados por Trump, no se añadirán nuevos aranceles, aunque los ya establecidos seguirán vigentes mientras se mantengan las negociaciones. El presidente de la Comisión Europea se congratuló por haber logrado el que, según explicó, era su «única intención», la de lograr un acuerdo. «Y hoy hemos llegado a un acuerdo». A falta de mayores concreciones, el pacto alcanzado entre ambas delegaciones en la Casa Blanca pone en suspenso la amenaza de Trump de subir hasta un 25% los aranceles a la importación de coches europeos, una medida que afectaría especialmente a Alemania, dado que la venta de coches supone el 28'4% de sus exportaciones a Estados Unidos.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Identifican 17 años después a una víctima de los atentados del 11-S
La Oficina del Forense de Nueva York ha anunciado este miércoles que ha identificado a otra víctima de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, casi 17 años después de que se derrumbaran las Torres Gemelas. Scott Michael Johnson, un analista financiero que tenía 26 años en el momento de su muerte, es la víctima número 1.642 en ser identificada tras el peor ataque terrorista de la historia de Estados Unidos. Según explicó el director asistente de biología forense de la Oficina, Mark Desire, al diario The New York Times, hasta en seis ocasiones habían intentado identificarse los restos de la víctima, pero los especialistas no lograban extraer suficiente ADN. Scott trabajaba para Keefe, Bruyette, & Woods en el piso 89 de la Torre Sur del World Trade Center y le sobrevivieron sus padres y dos hermanos. Su padre pertenece a la junta del Museo Nacional en Memoria del 11 de Septiembre, recoge el rotativo. Desire indicó que las mejoras en las técnicas para extraer y analizar las muestras de ADN han permitido identificar al joven a partir de un resto óseo, casi un año después de producirse la última identificación de una víctima, en agosto de 2017. La forense jefe, Barbara Sampson, indicó al canal NBC que la identificación de Scott es resultado de una «dedicación incansable»: «En 2001, nos comprometimos con las familias de las víctimas a hacer lo que hiciera falta, el tiempo que hiciera falta, para identificar a sus seres queridos». Cerca de 3.000 personas murieron en los ataques orquestados por la organización terrorista Al Qaeda en el World Trade Center de Nueva York, en el Pentágono y cerca de Shanksville, en Pennsylvania, y todavía quedan por identificar unas 1.100 personas.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
La próxima reunión de Trump y Putin no se celebrará hasta que acabe investigación de la trama rusa
La próxima reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no tendrá lugar hasta comienzos del año próximo, cuando termine la investigación de la llamada trama rusa, han informado este miércoles fuentes de la Casa Blanca. «El presidente (Trump) cree que el próximo encuentro bilateral con el presidente Putin debe tener lugar después de que haya acabado la caza de brujas de Rusia, así que hemos acordado que será después de primeros de año», ha señalado el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, en un comunicado. La expresión «caza de brujas» es empleada habitualmente por el mandatario estadounidense para referirse a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller y que tiene por objetivo dilucidar si existió algún tipo de connivencia entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016. El encuentro de Helsinki El pasado 16 de julio, Trump y Putin celebraron una cumbre bilateral en Helsinki, tras la cual la Casa Blanca informó de que el presidente de EE.UU. deseaba celebrar un segundo encuentro antes de finales de año. Según detalló el Gobierno estadounidense, esa reunión tendría lugar en Washington entre los meses de septiembre y diciembre. La decisión suscitó cierto revuelo debido, sobre todo, a que las principales agencias de inteligencia estadounidenses tienen la certeza de que el Kremlin intentó injerir en los comicios pasados. En Helsinki, Trump no solo no pidió explicaciones a Putin sobre este asunto, sino que además dio por buenas las explicaciones del presidente ruso, quien rechazó estar interesado en interferir en la política estadounidense. No obstante, tras las críticas recibidas en su país, Trump se desdijo más tarde. Las palabras del mandatario de EE.UU en Helsinki, sumadas al hecho de que ambos presidentes mantuvieron un encuentro de cerca de dos horas a puerta cerrada, desataron las sospechas entre los demócratas de que Trump y Putin podrían haber alcanzado algún tipo de acuerdo secreto que pusiera de manifiesto la presunta colusión.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
La cumbre Trump- Juncker para evitar una guerra comercial total
Antes de que Donald Trump y Jean-Claude Juncker se reúnan en Washington para tratar las vitales negociaciones entre EE. UU. y la UE y evitar una guerra comercial total, el mandatario americano declarado que «los aranceles comerciales son los más importantes». Ambas partes ya aplicaron aranceles a miles de millones en dólares en importaciones, pero hay mucho en juego. ¿Por qué se reúnen? La Unión Europea y Estados Unidos están envueltos en una guerra comercial. La primera fase de esta guerra fueron los impuestos al acero del 25% y al aluminio del 10% a la Unión Europea, México y Canadá, que Estados Unidos impuso alegando que la seguridad nacional de América «está amenazada». La Unión Europea tomó represalias con gravámenes sobre las exportaciones estadounidenses por el valor de más de tres mil millones de dólares, incluidos productos como el bourbon, la marca «Levis» y a Harly-Davinson. Trump respondió, como habitualmente lo hace, desde su cuenta de Twitter: «Si estos aranceles y barreras no se descomponen y eliminan pronto, estaremos aplicando una tarifa del 20% sobre todos su automóviles que lleguen a EE. UU. ¡Constrúyalos aquí!». Aquí comenzaba la segunda fase: Los impuestos del 20% a las importaciones de vehículos que llegan desde el lado europeo a Norteamérica si del otro lado, no rebaja pronto los suyos a los vehículos procedente de Estados Unidos. Ese gravamen que se paga actualmente es del 10%, al cruzar la frontera europea. Para los coches europeos que entran en Estados Unidos es del 2.5%. Relación Trump-Juncker Ambos se ven a sí mismos como consumados negociadores y no están sujetos a los guiones que sus asesores tienen preparados para ellos. En la cumbre del G-7 celebrada en Canadá, Donald Trump describió al presidente de la Comisión Europea Jean- Claude Juncker como un «brutal asesino». Juncker respondió que era inusual que alguien de Luxemburgo fuera tratado como amenaza. ¿Cuál es el mensaje de Juncker? La UE cree que la justificación de las medidas estadounidenses sobre aluminio y acero, que se trata de seguridad nacional, es ridícula. La Comisión Europea ya ha enviado a las autoridades estadounidenses un documento que argumenta que apuntar a las compañías automovilísticas europeas sería contraproducente porque 120.000 empleos estadounidenses dependen directamente de ellos. Trump contra Europa El presidente norteamericano describió recientemente a la Unión Europea como «un enemigo» y considera que el superávit comercial del a UE con EE. UU. es un problema. «Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio. No lo pensarías de la UE, pero es un rival» dijo Donald Trump. El distanciamiento de las relaciones entre Europa y Estados Unidos comenzaron con el abandono de Washington del acuerdo sobre el clima, continuó con la ruptura del pacto nuclear iraní y ha llegado a su punto más grave en esta «guerra comercial». Además, su relación con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, es bastante mala. Vestager ha multado en repetidas ocasiones a las firmas tecnológicas estadounidenses millones de euros. Hasta ahora, los estados miembros se han mantenido unidos, pero todos saben que la acción de la Administración Trump dañaría especialmente a Alemania. La canciller alemana Angela Merkel, hizo un llamamiento a la unidad y dijo que «esperamos que la Unión Europea vuelva a unirse como lo ha hecho ahora». ¿Pueden resolver algo? La Comisión Europea ha dicho que el viaje es parte de un «diálogo» diseñado para «dramatizar» la situación. Esta es la línea de la Unión Europea, que «no espera demasiado», ha dicho Juncker. Al comienzo de las hostilidades, la UE colocó la perspectiva de una acuerdo de libre comercio que recortaría los aranceles a los bienes que fluyen entre EE. UU. y Europa. Esta oferta fue retirada porque la UE no estaba de acuerdo en trabajar bajo amenazas.
25-07-2018 | Fuente: as.com
Malcom viaja a Portland tras pasar la revisión médica
El club azulgrana estudia presentarlo en Estados Unidos al lado del presidente del club, Josep María Bartomeu.
25-07-2018 | Fuente: as.com
El Barça ya está en Portland y espera a Malcom
Aterrizó a las 4.00 hora española, 19.00 de este martes en Estados Unidos. Hoy habla Denis Suárez.
25-07-2018 | Fuente: as.com
El Barça ya está en Portland
Aterrizó a las 4.00 hora española, 19.00 de este martes en Estados Unidos. Hoy habla Denis Suárez.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
Juncker y Trump se reúnen en la Casa Blanca con la guerra arancelaria como telón de fondo
Nadie se atreve a hacer pronósticos sobre el resultado de la reunión entre Donald Trump y Jean-Claude Juncker este miércoles en la Casa Blanca. Por un lado, porque con su actual inquilino nunca se sabe; por el otro, porque el presidente de la Comisión Europea no es un jefe de Estado. Además, Trump calificó recientemente de «enemiga» a la Unión Europea, con quien mantiene un pulso económico dentro de su guerra de aranceles a las importaciones, especialmente con Alemania, principal afectado por la posible subida de tarifas a los coches europeos. Donald Trump preparó el terreno el martes con un tuit en el que señaló que «los países que nos han tratado de manera injusta en comercio durante años vienen a Washington a negociar. Esto debería haber tenido lugar hace muchos años pero, como dice el refrán, ¡más vale tarde que nunca!». Sin embargo, desde la Comisión Europea se ha comunicado que Juncker acudirá a Washington sin una propuesta concreta. «No hay ofertas», enfrió la portavoz de Juncker, Margaritis Schinas. «Es una oportunidad para hablar y seguir comprometidos con el diálogo». Al igual que hiciera con China, México y Canadá, Estados Unidos aplicó el pasado 1 de junio tarifas a la exportación de acero y el aluminio europeos, a los que la Unión Europa respondió con la imposición de aranceles a diversos productos estadounidenses. Trump se ha concentrado desde entonces en el sector del automóvil, con la amenaza de aplicar un arancel del 25% a las importaciones de coches, que para Alemania suponen un 28'4% de sus exportaciones a Estados Unidos. A Trump ya le han advertido en casa de las consecuencias potencialmente desastrosas de aplicar este arancel. Para Juncker, aplazar la amenaza sería un gran éxito.