Infortelecom

Noticias de escandinavia

05-03-2018 | Fuente: abc.es
Así se está hundiendo el socialismo en Europa, país por país
La socialdemocracia en Europa sigue hundiéndose. La debacle del Partido Democrático de Matteo Renzi en las elecciones legislativas de Italia es solo un paso más del socialismo en su alejamiento del poder. Italia La izquierda populista ha barrido Partido Democrático, la etiqueta de la socialdemocracia en Italia. El Movimiento 5 Estrellas se ha apropiado por completo de los votos del sur, con porcentajes superiores al 50% en algunas circunscripciones. Gran parte de culpa de la debacle del PD está en su división interna, sumado al desgaste en el Gobierno. La escisión de su ala más izquierdista, Libres e Iguales, ha obtenido unos resultados irrelevantes. El desastre electoral ha forzado la dimisión del líder del PD, el ex primer ministro Matteo Renzi. Alemania El antes todopoderoso SPD alemán era la referencia en la izquierda europea hasta hace una década. En las elecciones de 2017 los socialistas bajaron del 25,7 al 20,5% de los votos, el peor resultado de la historia de los socialistas alemanes. El gobierno de «gran coalición» con la canciller Angela Merkel fue penalizado por los votantes socialistas. A pesar de que el líder socialista Martin Schulz prometió no reeditar la alianza con el CDU/CSU, finalmente firmó el pacto, ante la imposibilidad de otra coalición de partidos, previa autorización de sus bases. Francia Lejos quedan los tiempos de François Mitterrand. El socialismo francés no concurrió a la segunda vuelta en las elecciones de 2017. Quedó en quinta posición, con un 6,35% de los votos. Benoît Hamon, el candidato socialista, elegido en primarias en contra de los deseos del aparato del partido, hundió los resultados de un PS que sale de la presidencia de François Hollande por la puerta de atrás. Hollande ha sido el único presidente de la V República que no se presenta a la reelección, con su popularidad por los suelos, a pesar de haber cumplido el sueño de recuperar el Elíseo para los socialistas. Hamon, alejado del socialismo ortodoxo y más próximo a posiciones radicales, salió perjudicado en su deseo de competir en un terreno dominado por el auge de la izquierda populista de Jean-Luc Mélenchon. Reino Unido Después del largo gobierno de Tony Blair, el laborismo británico vive una etapa de zozobra. La «tercera vía» que defendió el entonces primer ministro como alternativa al socialismo está ya enterrada. El líder actual, Jeremy Corbyn, de posiciones radicales, logró derrotar al aparato del partido para acercarlo al populismo de izquierdas en auge en Europa. El líder laborista tiene parte de culpa de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, cuya defensa de la permanencia se quedó corta. Sin embargo, el error de cálculo de la primera ministra conservadora, Theresa May, de adelantar las elecciones, impulsó al líder laborista. May pensó que, debido a la enorme debilidad de Corbyn, según auguraban las encuestas, podría obtener mayor libertad para gestionar el Brexit. Los británicos, sin embargo, la castigaron en las urnas y auparon a los laboristas. Del 30,4% de los votos en 2015 pasaron al 40% en 2017. Extrema izquierda en Grecia y Portugal La fórmula para la supervivencia del Partido Socialista portugués ha sido una alianza con los radicales de izquierdas. Han logrado así encaramarse al poder a pesar de no haber sido el partido más votado. El actual primer ministro, António Costa, recupera así el poder para un partido que había quedado hundido tras el gobierno de José Sócrates, en el cargo cuando Portugal solicitó el rescate y, tras su dimisión, encarcelado por corrupción. En Grecia, el antes poderoso Pasok es ahora un partido irrelevante. Su espacio político ha sido ocupado en su práctica totalidad por los radicales de izquierda de Syriza. Holanda y Austria Los votantes penalizaron al Partido Laborista Holandés (PvdA) por la «gran coalición» formada con los democristianos. En las elecciones de 2017 pasaron de ser la segunda fuerza más votada en 2012 a quedar por debajo del 6% de los votos. En Austria dejaron de ser la fuerza más votada el año pasado. Norte de Europa La socialdemocracia sueca es la gran superviviente en Europa. Espejo durante décadas de aplicación del modelo socialista, se mantiene todavía como bastión en el continente, ahora de la mano del moderado Stefan Löfven, antiguo líder sindical. Los socialistas son favoritos según las encuestas para reeditar su victoria en las elecciones de septiembre de este año. Escandinavia, sin embargo, ya no es el bastión socialdemócrata de antaño. Recientemente han perdido el Gobierno en Noruega y Dinamarca. En el siguiente mapa se puede observar en qué países están actualmente en el poder la derecha y el centro-derecha (azul), la socialdemocracia, en solitario o coalición (rojo), los populistas de izquierdas y los verdes. En Italia, todavía en rojo por el gobierno socialista en funciones, el poder está aún por decidir después de unas elecciones donde el partido más votado ha sido la izquierda populista del Movimiento 5 Estrellas.
12-11-2017 | Fuente: abc.es
China y Rusia doblan su gasto militar en una década
El gasto militar conjunto de China y Rusia se ha duplicado en la última década, una tendencia que se prevé al alza en el próximo lustro. Francia ha revertido ya la curva decreciente debido a sus operaciones aéreas en Irak pero también por el despliegue militar en su propio territorio, con la denominada «operación Sentinelle». El resto de países de la OTAN, espoleados por los EE.UU. de Donald Trump, ya se preparan también para elevar su gasto hasta el 2% del PIB, un objetivo a alcanzar en 2024 (habrá que ver si se consigue). Australia también ha lanzado en los dos últimos años un ambicioso programa naval para crear una flota oceánica con doce nuevos submarinos que construirá el astillero francés DCNS, nueve fragatas (programa al que opta Navantia), dos buques logísticos y doce patrulleros; además recibirá 72 aviones de combate F-35 estadounidenses de Lockheed Martin antes de 2020. Las autoridades australianas prevén incluso llegar a doblar su presupuesto en una década hasta los 21.000 millones de dólares anuales. Repunte nórdico En la idílica Escandinavia, Suecia o Noruega ven las amenazas rusas a su espacio aéreo y en el Ártico como una serie cada vez menos de ficción y en el caso sueco se ha anunciado la recuperación del servicio militar obligatorio e importantes aumentos del presupuesto de Defensa. Y, para terminar con la fotografía global, países de Oriente Medio como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o Qatar siguen anunciando este mismo año importantes contratos militares que les convierten en clientes anhelados por las principales compañías de armamento. Todo ello a pesar de la bajada del precio del petróleo. ¿Los últimos acuerdos? La compra de Qatar a Reino Unido de 24 cazas Eurofighter tan solo dos años después de que este emirato anunciase la adquisición de 24 aviones de combate Rafale franceses por 3.700 millones de euros y 36 cazas F-15 estadounidenses el pasado mes de junio por 15.000 millones de dólares; o el acuerdo de 110.000 millones de dólares entre EE.UU. y Arabia Saudí, anunciado por Trump en marzo (restan aún por conocer los detalles). Por cierto, el país saudí podría suscribir próximamente el mayor contrato militar de la historia de la industria española si decide adquirir cinco corbetas al astillero Navantia, valorado aproximadamente en 2.000 millones de dólares. Todos estos anuncios, unidos a la determinación del presidente Trump por lograr un aumento «histórico» del gasto militar en los próximos presupuestos de Defensa, mermado un 20% desde 2010, no hacen sino presagiar que una nueva carrera de armamento puede haberse iniciado en el mundo. «Por ejemplo, en 2016 asistimos al primer incremento del presupuesto de Defensa estadounidense tras seis años seguidos de caída. Fue de 1,6%», informa Pieter D. Wezeman, uno de los investigadores del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, en inglés) que analiza anualmente la evolución del gasto anual militar. «Aunque hay cierta incertidumbre sobre cómo evolucionará el gasto militar en EE.UU., las estimaciones del presupuesto de defensa nacional anticipan un modesto crecimiento en 2017, con aumentos más sustanciales en el periodo 2018-2021», se constata en el último informe del Sipri que sitúa a EE.UU. con el 36% del gasto total (611.186 millones de dólares); seguido de lejos aún por China, con el 13% del total (215.176 millones); Rusia, con el 4,1% (69.245 millones); Arabia Saudí, con el 3,8% (63.673 millones); e India, con 3,3% (55.923 millones). Todo hace prever que China esté llamada a disputar la hegemonía militar de EE.UU. en este siglo, siempre claro está a expensas de la evolución de los acontecimientos internos. El Gobierno chino este año ha «ralentizado» el crecimiento de su presupuesto militar a un «modesto» 7%, tras años de alza de dos dígitos durante la última década. No obstante, la carrera espacial, programas como el caza J-20 invisible al radar, nuevos submarinos atómicos o la construcción de un segundo portaaviones elevarán de nuevo la curva de su gasto anual militar. El objetivo anunciado por el presiente chino Xi Jinping es equiparar tecnológicamente a su Ejército de Liberación Popular al de las potencias occidentales en 2050. «En septiembre de 2015 China anunció un plan para reducir el número de militares de los 2,3 millones de efectivos a los 2 millones pero acompañándolo de una modernización que da más influencia al poder aéreo, naval, a las unidades balísticas (incluidas aquéllas que controlan las cabezas nucleares) y a la recién creada fuerza de apoyo estratégica, que controla el espacio, la ciberdefensa y la guerra electrónica», explican las mismas fuentes del Sipri, como una tendencia de la futura inversión china hacia un más sofisticado poder militar. Claro está, este hecho desatará el expansionismo de los presupuestos militares en la zona. Por ejemplo, Japón quiere cambiar su doctrina militar, enfocada a la mera defensa tras la Segunda Guerra Mundial, para hacerla más «flexible» de cara a la amenaza norcoreana y el poderío militar chino. El factor Pyongyang ¿Y Corea del Norte? He aquí la equis a despejar en toda esta ecuación. La amenaza del régimen de Pyongyang, cuyo gasto en armamento no se computa por su opacidad, puede desatar la verdadera carrera de armamento asiática y mundial. Japón, Corea del Sur o Filipinas hacen planes de fortalecimiento militar con presupuestos de defensa récord para atender una posible crisis. Seúl incluso ha desplegado el «escudo antimisiles» desarrollado por la compañía estadounidense Raytheon. Y en su última visita Trump ha prometido armar a Japón ante tal amenaza con «la compra de un montón de equipamiento militar adicional de EE.UU.».
30-09-2017 | Fuente: abc.es
Marcha del odio neonazi en Gotemburgo
Cuando hoy aparezca la primera estrella, la comunidad judía comenzará a celebrar Yom Kipur hasta el anochecer de mañana. En la ciudad sueca de Gotemburgo, sin embargo, el día más sagrado del judaísmo será conmemorado enfrentando la hostilidad de una marcha neonazi por el centro de la segunda ciudad de Suecia. Los neonazis del Movimiento de la Resistencia Nórdica (NRM) que en Suecia está configurado como partido político solicitaron pasar frente a la sinagoga de Gotemburgo, la policía sin embargo les obligó a una ruta alternativa a unos 200 metros del lugar. La manifestación ?que se realizará por la tarde? ha sido largamente discutida por políticos y medios de comunicación locales no sólo porque se realiza en Yom Kipur sino porque es sábado fin de mes y la gente saldrá de compras y a divertirse. Además, mañana hay un partido de fútbol local y es la de las jornada más activa de la Feria del Libro de Gotemburgo que este año convoca a unas cien mil personas y que cierra el domingo. Desde su creación en 1985, la Feria es la actividad literaria más importante de Escandinavia. La embajada de Estados Unidos en Suecia ha advertido desde Estocolmo a sus ciudadanos residentes o de visita en Gotemburgo que la marcha podría volverse violenta ya que se han programado diversas contra manifestaciones y ha llamado a evitar la zona: «Incluso las manifestaciones destinadas a ser pacíficas pueden volverse conflictivas y escalar en violencia», indica la comunicación recordando que marchas anteriores organizadas por NRM ya han terminado en hechos violentos. Por esta razón han sido enviados agentes de policía adicional, de uniforme y de paisano. Abiertamente racista y antisemita, NMR tiene movimientos hermanados en Noruega, en Dinamarca, en Finlandia y, últimamente, en Islandia: «No pedimos prohibir el discurso de odio de la marcha neonazi, ya que somos fervientes defensores de la libertad de expresión. Rogamos, sin embargo, que aseguren que la comunidad judía de Gotemburgo se sienta segura y libre», ha pedido el representante de la comunidad judía de Suecia Jonathan Greenblatt al primer ministro Stefan Lofven. En febrero, tres sospechosos de atacar con una bomba casera un centro de refugiados sueco resultaron ser o haber sido miembros del NMR.
11-09-2017 | Fuente: abc.es
Abren los colegios electorales en Noruega en unas elecciones que pronostican gran igualdad entre los bloques
Los colegios electorales abrieron hoy en la mayor parte de Noruega a las 9.00 hora local (7.00 GMT) para iniciar una jornada en la que el bloque gubernamental de derecha y la oposición aparecen igualados en los pronósticos para estos comicios legislativos. Unos 3,7 millones de noruegos están llamados a las urnas para elegir a los 169 diputados que componen el Storting (Parlamento), en unas elecciones en las que los colegios cerrarán a las 21.00 hora local (19.00 GMT). Dos cuartas partes de los ayuntamientos ya habían permitido ayer votar ?una posibilidad que aprovechó por ejemplo el líder opositor, el laborista Jonas Gahr Støre?, mientras que algo más de un millón de electores lo han hecho de forma anticipada, una cifra récord. Los sondeos difundidos en los últimos días apuntan a una gran igualdad entre los dos bloques, con ligera ventaja para la derecha, un panorama en el que los indecisos y el papel de los pequeños partidos, oscilando en torno a la barrera mínima del 4%, podría ser decisivo. La derecha recortó en las primeras semanas de campaña la clara ventaja que el bloque opositor había tenido en los meses previos y se puso por delante, aunque las encuestas más recientes apuntan a una recuperación del centroizquierda. Tal es la igualdad que el Partido Laborista, el más votado desde 1924, envió ayer un mensaje de texto a medio millón de electores pidiéndoles el voto, una medida inédita y que ha generado críticas. La remontada en los sondeos del bloque gubernamental coincide con la recuperación económica de Noruega, principal exportador de petróleo y gas de Europa occidental y que sufrió el desplome de los precios del crudo en otoño de 2014. A ello hay que añadir la mayor confianza que despierta, según los sondeos, Solberg, al frente de un gobierno en minoría y por primera vez en Escandinavia con una fuerza ultraderechista en el ejecutivo, el Partido del Progreso (Frp). La campaña ha estado dominada por temas como los impuestos, el bienestar, la inmigración o el medio ambiente.
09-03-2017 | Fuente: elpais.com
Frío recorrido por el mapa del desamor
?Furiosa Escandinavia? cuestiona el valor y la veracidad de los recuerdos
08-03-2017 | Fuente: elpais.com
Frío recorrido por el mapa del desamor
?Furiosa Escandinavia? cuestiona el valor y la veracidad de los recuerdos
07-11-2016 | Fuente: abc.es
Guy Sorman, sobre Donald Trump: «Malestar en democracia»
Podemos calificar la incursión de Donald Trump en la democracia estadounidense como un acto de piratería de un corsario que navega por las redes sociales para atacar al navío de la Constitución. Pero el trumpismo no es un fenómeno aislado. ¿Es posible no sorprenderse ante el número de jefes de Estado y de Gobierno que se han hecho con el poder últimamente manipulando las reglas de la democracia? En primer lugar, en Europa del Este, donde creíamos que, después de la caída de la URSS en 1991, el Estado de Derecho triunfaría sin paliativos. Por desgracia, lo que hemos heredado de ella es Vladímir Putin, que hace que echemos de menos a Boris Yeltsin, y Viktor Orban, un liberal en la época del comunismo que ahora coquetea con el pasado fascista de Hungría. En Polonia, la patria ejemplar de Solidaridad, el partido llamado de la Justicia trata de instaurar una teocracia y de revisar la historia nacional como hacían los bolcheviques. ¿Y en Oriente Próximo? Turquía, que habría podido servir de ejemplo para el mundo musulmán, vuelve a las prácticas del Imperio Otomano con Recep Tayyip Erdogan como nuevo califa. En todo Occidente aumentan los tribalismos y la xenofobia, incluso en Escandinavia. Si uno de estos movimientos lograse sus fines, los desastres de Polonia, de Turquía y del Brexit anuncian lo que nos esperaría en todas partes. Conozco la objeción: ¿no es democrático acceder al poder mediante el sufragio y luego ejercerlo según el voto de la mayoría popular? Pero esta definición superficial solo ha sido esgrimida por los ideólogos del totalitarismo, desde Jean-Jacques Rousseau hasta Hitler, pasando por Lenin. La democracia, tal y como se concibió en el Siglo de las Luces, no es el poder de la mayoría, sino la protección de las minorías. O, como dice el sociólogo indio Ashis Nandy, el «derecho a la divergencia». Nandy clasifica las democracias según la escala del «coste de la divergencia», que es muy elevado en China y nulo en India y en EE.UU.; cada uno puede calcular este índice para su país. No conozco ningún cuadro actualizado, pero debería existir. Y es algo que los fundadores de la república estadounidense entendieron a la perfección: la finalidad de su Constitución es, ante todo, limitar el poder del Gobierno federal y proteger los derechos de todas las minorías mediante la libertad de expresión. Y es lo que el Tribunal Supremo estadounidense sigue haciendo al perseguir todas las formas de discriminación. A diferencia de Trump, que parece que es el único estadounidense que lo ignora. A la definición de Ashis Nandy le añadiría otra de mis favoritas, propuesta por el filósofo Karl Popper: «La gran virtud de la democracia es prever los finales de reinado con anticipación y con una fecha fija». Aceptamos las derrotas electorales porque sabemos que el poder es solo provisional. Por eso, siempre son preocupantes los jefes de Estado que se instalan en el poder y modifican la Constitución para no marcharse nunca, como los Kirchner, que lo intentaron en Argentina, la presidenta actual de Corea del Sur, que se lo plantea, Vladímir Putin, que lo consigue, y Recep Tayyip Erdogan, que probablemente lo conseguirá. A tenor de lo visto, me parece que George Washington es un modelo insuperable por haberse negado a ejercer el tercer mandato que le ofrecían sus votantes. Ser demócrata es comprender que no somos insustituibles, una virtud bastante rara entre los que son elegidos en cuanto son elegidos. En la época de las monarquías en Europa, era el bufón del rey quien le recordaba al soberano que era mortal. Hoy en día, en Gran Bretaña, es la función de la oposición, a la que se considera un Gobierno de recambio. En todos los demás lugares, ese papel lo desempeña la prensa. Si elaborásemos una «escala de Nandy» sobre el coste de la divergencia, podríamos crear otra paralela sobre la libertad de prensa, y las dos escalas coincidirían. ¿Cómo se puede explicar el avance de los corsarios populistas, aunque la prensa sea libre en Occidente? No creo demasiado en las explicaciones deterministas que establecen una relación causal entre el populismo y el incremento de la desigualdad, ni tampoco con el aumento de la inmigración. Me parece más convincente relacionar el populismo con las redes sociales. A diferencia de la prensa, que explica, las redes sociales utilizan las pasiones que se desatan, empezando por el odio hacia el otro: Trump y Twitter son contemporáneos. En la prensa existen normas éticas, la verificación de los hechos y el derecho a responder, pero nada de eso pone trabas a las redes sociales. Nadie habría podido imaginarse nunca que internet amenazaría un día la democracia, pero es lo que está ocurriendo. Los historiadores han observado que sin la radio Adolf Hitler no habría triunfado; sin Twitter, Trump no existiría. Trump no es Hitler, porque la sociedad estadounidense de hoy no se parece a la sociedad alemana de la década de 1930. Solo quiero señalar que nos preocupan los populismos, pero no prestamos suficiente atención a las técnicas de comunicación que les permiten prosperar. Si queremos proteger la democracia, tendremos que establecer unas reglas de juego para las redes sociales. De la misma manera, la inseguridad cibernética también parece de repente la principal amenaza para la paz entre los países. Queremos creer que las ideas cambian el mundo, pero la técnica lo cambia más todavía.
26-10-2016 | Fuente: abc.es
El espejo de Rajoy: los gobiernos en minoría no son tan raros en Europa
El bloqueo de casi un año llega a su fin. Salvo sorpresa, España tendrá Gobierno, pero en minoría, como tantos otros países europeos en el último medio siglo. Mariano Rajoy va a pasar de la mayoría absoluta a no poder aprobar leyes sin los votos de los partidos que no participan en su gobierno, y ahora lidiará con los problemas de la Irlanda de Enda Kenny, Chipre, Dinamarca o Suecia, así como otros países escandinavos en la segunda mitad del siglo XX. Irlanda Kenny, del conservador Fine Gael, formó gobierno en minoría el pasado 29 de abril, 63 días después de que Irlanda celebrara las elecciones. Como el PP, que contará con la abstención del PSOE, Kenny revalidó legislatura tras alcanzar un acuerdo de «estabilidad» con el centrista Fianna Fáil, tras perder el actual primer ministro una segunda votación de investidura el 6 de abril. «Fine Gael y Fianna Fáil son dos partidos conservadores rivales -el primero más escorado al liberalismo y el segundo asomado a un centro difuso- que durante más de 60 años se han estado turnando en la conducción del Gobierno de Irlanda», analiza el instituto Cidob en un análisis de los 28 gobiernos de la UE. En Irlanda, articulistas como Colm McCarthy, de Independent, temen que el cortoplacismo y el circo mediático que acompaña al Ejecutivo aparten los temas importantes del debate. ?La fragilidad del Gobierno minoritario ha acortado el horizonte político, lo que supone una grave amenaza para el largo plazo de Irlanda?, escribe, apuntando las amenazas para su país del Brexit y el derrumbe de la Libra. Esta tendencia es exagerada por el ciclo de noticias las 24 horas y en Irlanda la fragilidad del Gobierno minoritario ha acortado aún más el tiempo-horizonte político. Algunas amenazas graves para las perspectivas a largo plazo de Irlanda han surgido recientemente y no están siendo abordados. Mientras tanto, el circo mediático que acompaña gobierno y la política como el de recogida de equipajes de un tren de corte medieval se obsesiona con asuntos que no tienen importancia perdurable. Escocia En Escocia, en pleno debate por otro referéndum de independencia de Reino Unido, la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Nicola Sturgeon, gobierna en minoría tras haber perdido la mayoría absoluta en el Parlamento de Edimburgo, que mantenía desde 2011. Sturgeon afirmó tras conocer los resultados de los comicios que el SNP había obtenido un «claro e inequívoco mandato» de los ciudadanos para gobernar y que, por lo tanto, no tratará de llegar a acuerdos formales para su investidura. Dinamarca y los países escandinavos En algunos países gobernar en minoría es muy común. En Dinamarca se han formado más gobiernos minoritarios desde la Segunda Guerra Mundial que de mayoría de un solo partido. Lars Løkke Rasmussen, que ya fuera primer ministro en 2009-2011, ha repetido mandato liderando al Venstre, el partido tercero en las elecciones de junio del pasado año con un 19,5% de los votos. «Técnicamente es uno de los gobernante europeos en situación de mayor debilidad, ya que depende del pacto de legislatura suscrito con otros tres partidos del arco centro-derechista, el DF, la LA y el KF», según el instituto Cidob. El Gobierno liberal de Rasmussen es el más débil del país en los últimos 40 años, analizaba Euractiv en verano de 2015, con solamente 34 escaños en el parlamento y que debe tener otros sesenta cada vez que quiera adoptar una ley. ?Muchos predicen que no llegará a los 18 meses de mandato?, agrega el artículo. Ninguna región ha tenido más gobiernos en minoría como Escandinavia. En Suecia el líder socialdemócrata Stefan Löfven ha logrado levantar un Gobierno de minoría gracias a una coalición con los Verdes tras las elecciones de septiembre 2014. «Tradicionalmente, los gobiernos minoritarios han sido explicados como el resultado de la fragmentación política y la polarización. Algunos autores sugieren que los gabinetes minoritarios tienden a formarse en sistemas políticos inestables y propensos al conflicto que surgen cuando todo lo demás ha fallado. Sin embargo, estas afirmaciones no han sido probadas», explica un estudio de la Universidad de Oslo titulado «¿Por qué hay gobiernos en minoría?». A lo largo de los ochenta y noventa, en Dinamarca el partido de Gobierno negociaba el apoyo para el Presupuesto anual del Estado con partidos a cambio de ceder en una partida u otra. «Hacer política todos los días» El doctor en Derecho Constitucional en la Complutense Rubio Núñez indicó a ABC en un reportaje de 2015 que la consecuencia inmediata de los gobiernos en minoría es «una democracia más deliberativa, más negociada, y eso suele ser bueno». En otras palabras, un gobierno en minoría puede ser incómodo porque obliga a hacer política todos los días.
20-07-2016 | Fuente: abc.es
La Policía neerlandesa investiga a un grupo xenófobo por un ataque a un refugiado
La Policía de Países Bajos investiga a Los Soldados de Odín, un grupo xenófobo regional, por el ataque contra un refugiado al que tendrían en su poder, según ha informado este miércoles el cuerpo de seguridad. Los Soldados de Odín han anunciado en su página de Facebook que han detenido a un solicitante de asilo al que acusan de ataques a mujeres en la ciudad neerlandesa de Winschoten, en el norte del país. El grupo, que había llamado en las redes sociales a la caza de este hombre, ha asegurado que no ha usado la violencia para capturar al solicitante de asilo. «Esta persona en cuestión ha sido atacada pero aún no está claro quién ha sido. Eso es lo que estamos investigando», ha dicho el portavoz policial Ernest Zinsmeyer. Los Soldados de Odín nacieron en Finlandia en 2014 pero s e han extendido rápidamente por Escandinavia. En lo últimos tiempo ha surgido una rama neerlandesa en la provincia de Groningen. La ultraderecha ha ganado terreno en Países Bajos. Su líder, Geert Wilders, encabeza los sondeos sobre intención de voto para las elecciones generales del próximo año.
13-06-2016 | Fuente: elpais.com
El impacto de la crisis migratoria en Escandinavia
EL PAÍS analiza las consecuencias del incremento de los flujos migratorios en Suecia, Noruega y Dinamarca y los cambios de sus políticas hacia los refugiados