Infortelecom

Noticias de enrique pena nieto

03-12-2019 | Fuente: abc.es
Trump pasará, pero ¿y AMLO?
El populismo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en sus formas personales, es muy semejante al de Hugo Chávez o Evo Morales. Las «mañaneras» del presidente mexicano ?esos mensajes diarios televisados que en el fondo convierten el Estado en patrimonio del mandatario, sujeto a sus humores y arbitrariedades? son comparables al «Aló, presidente» de Chávez o a la intervención cotidiana en Nicaragua de Rosario Murillo, esposa-vicepresidenta de Daniel Ortega. López Obrador muestra un talante tan similar en muchos aspectos al de esos líderes, que en última instancia la pregunta es si, creyéndose insustituible, forzará su permanencia en el poder, como Chávez-Maduro, Ortega y Morales. En Latinoamérica también ha habido algún presidente de derecha que ha propiciado un cambio legislativo para obtener la reelección presidencial (en Honduras se aprobó una reelección consecutiva), pero ha sido la izquierda de tinte bolivariano la que principalmente ha hecho bandera de este asunto, con un hiperpresidencialismo que incluía la reelección indefinida. Por su parte, el particular populismo de Trump tiene fecha segura de expiración (enero de 2021 o de 2025, según sea o no reelegido el próximo mes de noviembre). Si en su discurso de inauguración, la influencia de Steve Bannon parecía otorgar a Trump el deseo de pilotar un movimiento que cambiara el sistema, poco después quedó claro que el presidente estadounidense no está en ninguna revolución y que tras pasar el tiempo estipulado en la Casa Blanca se seguirá dedicando a sus negocios. López Obrador sí quiere transformar el sistema político, y para ello cuenta con mayoría en las dos cámaras del Congreso. Una reelección tras el sexenio único choca contra uno de los pilares del México moderno ?la revolución de 1910 se hizo precisamente para imponer la no reelección?, pero AMLO también podría mantener su influencia gobernando a través de un sucesor suyo en la presidencia, como en los inicios del PRI. Es aún pronto para que López Obrador haya definido una estrategia. Su alta popularidad le deja abierta ciertas opciones, pero la celebración de su primer año como presidente, este 1 de diciembre, deja un balance negativo en economía y seguridad que puede atarle las manos. Recesión económica El Gobierno se vanaglorió a comienzos de año de que la cancelación de las obras del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México (NAICM) no estaba afectando a las inversiones y por tanto a la economía. Pero la situación pronto cambió. De vender que la economía de México crecería un 4% anual durante el sexenio, AMLO ha llegado a su primer aniversario como presidente con el país en recesión. Durante el último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019 el PIB del país cayó un 0,1%; desde el verano el crecimiento está en 0,0%, según las propias cifras gubernamentales. Esto podría hacer revisar incluso la mejora del 1,3% que inicialmente preveían el FMI y la Cepal para 2020. La deuda pública, que en los últimos de Peña Nieto fue decreciendo, ahora vuelve a estar en ascenso: puede alcanzar el 53,8% del PIB al término de 2019 y el 54,6% a final de 2020, de acuerdo con la estimación del FMI. Unas cifras ligeramente más bajas han obligado a los gobiernos de Ecuador y de Colombia a aplicar paquetes de reformas, que han causado protestas callejeras contra Lenín Moreno e Iván Duque, respectivamente. Si la fortaleza de líderes como Chávez, Correa y Morales se basó en el ciclo de bonanza de las materias primas ?el incremento de los precios financió el clientelismo del sistema?, AMLO se enfrenta a un ciclo menos expansivo. Incluso en la cuestión petrolera parte de una situación menos ventajosa que Chávez, que cogió PDVSA con un nivel de producción suficiente, a cuya promoción el dirigente venezolano no dedicó inversiones, mientras que el mexicano hereda un PEMEX bajo mínimos, que requiere aportaciones públicas para que tenga un mayor impacto en las cuentas del Estado. Récord de homicidios La seguridad ciudadana ha empeorado y México va camino de superar este año el récord de homicidios dolosos, tanto el marcado por Felipe Calderón (PAN) como luego por Enrique Peña Nieto (PRI). Los 36.685 homicidios de 2018 fueron una importante palanca dialéctica en la campaña electoral del líder de Morena, pero con una gestión luego adversa López Obrador primero cuestionó las cifras para luego mirar hacia otro lado. Como aspectos positivos de la presidencia está una relación de trabajo con Estados Unidos que, aunque no fácil, ha dado sus resultados, como la renovación del tratado de libre comercio de América del Norte (el aumento del salario mínimo en México busca superar las reticencias de los sindicatos estadounidenses) o la aceptación mexicana de contribuir a limitar la llegada de migrantes centroamericanos a EE.UU. En otros asuntos la gestión de López Obrador no ha resuelto problemas que pretendía solucionar, como acabar con el robo de gasolina que se realiza perforando los conductos de combustible (se siguen robando 5.000 barriles diarios). Y en cuento al recién anunciado plan de infraestructuras, de 42.000 millones de dólares para todo el sexenio, aportado principalmente por la iniciativa privada, aún no está cerrada la inversión para el tan prometido Tren Maya.
01-12-2019 | Fuente: abc.es
López Obrador cumple un año sin la transformación que prometía
Se cumple hoy un año desde que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tomó posesión como nuevo mandatario del país con mayor población de habla hispana. En estos primeros 365 días, AMLO no ha dejado de proclamar su empeño por llevar a cabo un ambicioso plan para cambiar el país al autodenominar su periodo como la «Cuarta Transformación». Ha asegurado que su presidencia será tan relevante para la historia de México como la Independencia, la Reforma y la Revolución, la tercera de las grandes fases históricas de México. Las expectativas que deposita el presidente en sí mismo son elevadas; también las de los propios mexicanos en el presidente, a quien otorgan un índice de popularidad del 58.7%, según la última encuesta del diario «El Universal». Y es que la ilusionante promesa de crear un nuevo México que constantemente realiza López Obrador, de 66 años, emociona a gran parte de los ciudadanos de un país harto de la violencia (36.685 asesinatos en 2018), la impunidad (99% de los crímenes no son castigados) y la rampante corrupción. El expresidente Enrique Peña Nieto se marchó con un 26% de popularidad. Sin embargo, su constante retórica maniquea entre el «pueblo bueno», al que dice representar, y la «mafia del poder», todos los que están en su contra, ha generado una profunda división dentro de la sociedad en torno a la figura de un presidente que genera acérrimos seguidores y fuertes detractores debido a sus tintes mesiánicos. «Su principal estrategia es polarizar. Identificar a un enemigo claro es una forma de hacer política muy típica de estos populistas latinoamericanos», explica Iván Arrazola, politólogo de la Universidad Autónoma de Guadalajara (México). Y es que bajo la protección que supuestamente le da su elevado índice de popularidad, AMLO actúa en ocasiones de una manera arbitraria e improvisada que le hace caer en continúas contradicciones. Por ejemplo, nada más llegar a la presidencia canceló la construcción de un aeropuerto en Ciudad de México -que llevaba un 30% construido y donde participaban FCC y Acciona- bajo la excusa de que la obra dañaría el medioambiente para, sólo días después, aprobar la construcción de una nueva refinería en Tabasco y de una línea de tren en la península del Yucatán, lo que requerirá destruir varias hectáreas de selva. Todo proyecto de infraestructura genera impactos ambientales, sólo que a López Obrador a veces le importa y otras veces no. «Vemos por primera vez un compromiso fuerte desde el ámbito más alto del poder por combatir la corrupción», dice Roberto Zepeda, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México. En este primer año, el gobierno de AMLO ha ido contra algunos de los personajes más señalados de estar supuestamente involucrados en varios grandes casos de corrupción. Entre otras celebridades, la fiscalía especializada en delitos financieros ha actuado contra Juan Collado, abogado de Peña Nieto, el líder del sindicato de la petrolera estatal Pemex, Romero Deschamps, y el exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya. El caso de Lozoya, de hecho, está conectado en parte con la trama corrupta de la constructora brasileña Odebrecht en América Latina. «Su objetivo es atacar la corrupción y, a partir de ahí, generar recursos con los que poder financiar programas sociales», dice Zepeda. Según la OCDE, un «think thank», la corrupción le cuesta a México un 10% de su PIB, lo que son unos 150.000 millones de dólares por año. Y es que los mexicanos vienen de un gobierno de Peña Nieto que ha estado salpicado por varios casos de corrupción, especialmente uno conocido como la «Casa Blanca», un escándalo en el que su esposa Angélica Rivera compró una vivienda a una constructora que había recibido contratos del Ejecutivo de su marido, según una investigación periodística. México ha mantenido una política exterior más alineada con Estados Unidos desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Fue precisamente en 1994 cuando el todavía vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró en vigor, un acuerdo que cimentó la actual integración económica entre Estados Unidos, México y Canadá. El resultado es una relación comercial de 500.000 millones de dólares entre México y Estados Unidos, una situación que, sin embargo, ha generado al país mesoamericano una gran dependencia de la primera potencia. Así, el 80% de las exportaciones mexicanas van dirigidas a Estados Unidos. Trump, ese amigo En un intento de diversificar su músculo exportador, López Obrador ha tratado de expandir los esfuerzos diplomáticos mexicanos con otros países latinoamericanos sin dañar su relación con Estados Unidos. De hecho, AMLO y Donald Trump aparentemente se llevan bastante bien. «Me gusta su presidente realmente, de hecho, he trabajado mucho mejor con este presidente (AMLO) que con el anterior (Peña Nieto)», señaló Trump en una reciente entrevista en radio. La llegada de AMLO ha supuesto también el resurgimiento de la Doctrina Estrada en materia de política exterior, unos principios de los años 30 que abogan por la no intervención, los derechos humanos, la solución pacífica de conflictos, y que limitan a México a tener relaciones únicamente con estados y no con gobiernos. Los principios de la Doctrina Estrada son la razón por la que México no habría reconocido a Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela. «Primero los pobres», dijo López Obrador en su discurso en julio de 2018 para celebrar su victoria electoral. La mitad de la población vive en pobreza y AMLO aboga por aprobar programas sociales para ayudarles. Sin embargo, se niega a subir impuestos para financiar sus iniciativas y ha tratado de lograr ahorros con varias medidas de austeridad en la administración pública. Él se bajó el salario, ha reducido el salario de los altos funcionarios y ha cerrado varias agencias públicas. Sin embargo, estos ahorros han resultado hasta ahora insuficientes para financiar sus ambiciosos programas sociales, como su plan para crear un sistema de salud en México «como el de Suecia». Ese extraño enfoque de tintes socialistas se mezcla con un perfil político de convicciones conservadoras en materias como el aborto o el matrimonio homosexual, temas sobre los que evita pronunciarse de forma clara. Sus dos grandes retos continúan siendo economía e inseguridad, dos áreas en las que el presidente prometió grandes avances y en los que no se ven resultados.
27-11-2019 | Fuente: abc.es
Trump designará a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas
El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo hoy que pretende designar a los carteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, y aseguró que afrontará sin problemas la polémica resultante de tomar esa medida. «Sí, designaré a los cárteles de la droga. Absolutamente», dijo Trump al ser preguntado por la cuestión durante una entrevista de radio con el programa del conservador Bill O'Reilly. El mandatario estadounidense reconoció que lleva trabajando en esa designación unos 90 días ya que «el proceso no es fácil». Trump, no obstante, no detalló las consecuencias que tendrá la designación de estos carteles mexicanos como organizaciones terroristas en lo que a acciones se refiere. «No voy a decir lo que voy a hacer», respondió Trump, preguntado por si usará drones para realizar ataques. Sin embargo, admitió que le ha ofrecido al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, colaboración en la lucha contra los carteles: «Le he ofrecido que nos deje entrar y limpiarlo todo, pero por el momento ha rechazado la oferta». «Me gusta mucho el presidente (López Obrador), me llevo bien con este presidente, mucho mucho mejor que con el anterior (Enrique Peña Nieto), y en teoría este presidente tiene tendencias socialistas, pero creo que es un buen hombre», añadió. Estados Unidos tiene una larga lista de organizaciones designadas como terroristas, en su mayoría de tendencia islamista, marxista o separatista. Entre estas organizaciones se encuentran la palestina Hamás y la libanesa Hezbollah, la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), los iraníes Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica o el grupo yihadista Estado Islámico (EI). La designación de los carteles como terroristas puede acarrear nuevas sanciones contra estas organizaciones así como más recursos para combatirlas. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, consideró este lunes «innecesario calificar de terrorismo» la actividad de los carteles tal y como pidieron al Gobierno de Estados Unidos familias mormonas víctimas de la masacre del 4 de noviembre.
17-10-2019 | Fuente: abc.es
El presidente cubano visita México para impulsar la cooperación bilateral
El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, llegó el jueves a México en visita oficial para reunirse con Andrés Manuel López Obrador, el presidente del país mesoamericano, en un intento de impulsar la cooperación bilateral para desarrollar ambos países. «Vamos a hablar sobre la cooperación para el desarrollo como lo estamos haciendo con otros países», dijo López Obrador durante la habitual rueda de prensa que celebra cada día a las 7 de la mañana hora local. López Obrador remarcó que «no hay nada preciso» con respecto a los temas que abordará con Díaz-Canel, sin embargo, está previsto que sobre todo conversen de materias relacionadas con «salud, educación y deporte». Sus competencias en salud y educación son las dos clásicas herramientas diplomáticas que Cuba usa para tejer lazos con otros países latinoamericanos. No obstante, la mención expresa al «deporte» hace entrever además un posible acuerdo para promocionar el béisbol en México, un juego muy popular en Cuba y del que López Obrador es un gran aficionado a pesar del poco interés que genera entre sus compatriotas. De hecho, el mexicano ha destinado cientos de millones este año para impulsar este deporte. «En primera visita oficial como presidente de la República de Cuba, emociona volver al entrañable México, tan ligado a nuestra historia y a la de toda Latinoamérica», señaló el mandatario en clara referencia al país donde se gestó la Revolución. Y es que fue en México donde Fidel Castro organizó, lideró y entrenó a un grupo guerrillero que el 25 de noviembre de 1956 zarpó en el yate Granma hacia Cuba. En primera visita oficial como Presidente de la República de #Cuba, emociona volver al entrañable México, tan ligado a nuestra historia y a la de toda Latinoamérica.#SomosCuba #SomosContinuidad pic.twitter.com/ZIfnuBYq22? Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) October 17, 2019 «Ha habido una relación histórica con Cuba, siempre México ha tenido muy buena relación con el pueblo y con el gobierno de Cuba», destacó López Obrador, un político de tintes izquierdistas que todavía no ha salido del país para realizar un viaje oficial en los 11 meses que lleva en el cargo. La visita de Díaz-Canel se produce apenas una semana después de que el mandatario fuera designado por el Parlamento de Cuba como el presidente de la República, en cumplimiento con la nueva Constitución que el país caribeño aprobó este año. La designación se produce más de un año después de que Díaz-Canel asumiera la dirección de la isla tras relevar a Raúl Castro en abril de 2018. El último viaje oficial de un presidente cubano a México fue el de Raúl Castro en 2015, cuando se reunió con el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) y firmaron una serie de convenios de colaboración económica y en educación.
03-09-2019 | Fuente: abc.es
Un juez absuelve a uno de los principales acusados de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa
Un juez mexicano ha absuelto a uno de los principales acusados de participar en la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa , Gildardo López Astudillo, informaron este lunes fuentes judiciales. Conocido con el apodo de «El Gil», a López Astudillo lo consideraban las autoridades como un personaje que jugó un rol central en la desaparición de los estudiantes la noche del 26 de septiembre del 2014, en Iguala, en el estado sureño de Guerrero. El juez desestimó 81 pruebas presentadas por la entonces Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía) y, con base en el resto de evidencias, consideró que no había elementos para condenarlo. «El Gil» había sido señalado como el vínculo entre la directiva de los Guerreros Unidos y sus bases en la región de Iguala y fue quien supuestamente dio aviso al líder de esta banda de la presencia de los estudiantes la noche de su desaparición. En un mensaje de texto que presuntamente envió a su jefe, Sidronio Casarrubias, «El Gil» dijo que nunca encontrarían a los estudiantes porque los habían convertido en polvo. La decisión del juez cierra el expediente de acusaciones contra «El Gil», quien fue excarcelado el sábado pasado del penal de alta seguridad de El Antiplano, en el estado central de México, confirmó el medio mexicano «Vanguardia». Con la liberación de López Astudillo, suman ya 44 los acusados que han sido liberados por su vinculación con el caso de Ayotzinapa, por cargos sustentados en lo que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto defendió como la verdad histórica. No hay ninguna persona condenada en relación con el caso de Ayotzinapa, que ha sido reabierto por el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, al establecer una comisión especial. Según la versión avalada por el anterior Ejecutivo mexicano, los estudiantes de Ayotzinapa fueron detenidos la noche del 26 de septiembre por policías del municipio de Iguala, quienes los entregaron al grupo criminal Guerreros Unidos, que los asesinaron y quemaron para después tirar los restos a un río de la zona. Un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estuvo un año investigando el caso y tachó de imposible que los 43 cuerpos fueran quemados en el vertedero. Además, desveló fallas en las pesquisas y sacó a la luz que parte de la versión oficial se basaba en testimonios de detenidos torturados.
09-08-2019 | Fuente: abc.es
Un cartel mexicano mata y descuartiza a 19 personas y cuelga algunos de los cadáveres de un puente
El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes «El Mencho», se atribuyó ayer el asesinato de 19 personas cuyos cadáveres fueron abandonados en tres zonas del municipio de Uruapan, en el occidental estado mexicano de Michoacán. Hasta el momento, el Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Michoacán mantiene bajo su resguardo los 19 cadáveres, de los cuales varios se hallaron desmembrados y otros tantos colgados de un puente. Las autoridades especificaron, además, que tres de las víctimas eran mujeres. De acuerdo con la fiscalía estatal, en uno de los puntos fue localizada una manta donde el CJNG se atribuyó el múltiple crimen y plasmó amenazas contra el grupo delictivo autodenominado como Los Viagras, brazo armado del cártel de La Nueva Familia Michoacana. El organismo precisó que estos dos cárteles buscan el control de las operaciones ilícitas en Michoacán y las zonas limítrofes con los estados de Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Colima y Querétaro. «Hay una pugna entre células que se atribuyen la pertenencia, o determinadas bandas delincuenciales, y se disputan el territorio para controlar las actividades relacionadas con la producción, distribución y el consumo de drogas», dijo ayer el fiscal de Michoacán, Adrián López. El CJNG y La Nueva Familia Michoacana buscan tomar el lugar que dejó el cártel de Los Caballeros Templarios que fue desarticulado, aunque no hasta su extinción, por la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán que instaló en 2014 el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, anunció que su gobierno trabajará coordinadamente con la administración del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, para atacar a las bandas de narcotraficantes que operan en el estado. «Ante los hechos ocurridos en Uruapan, he instruido al gabinete de seguridad para que no bajemos la guardia y sigamos actuando con firmeza contra quienes se empeñan en quebrantar la ley y la tranquilidad de las y los michoacanos. Ni un paso atrás», informó Aureoles en Twitter. Uruapan se encuentra en una zona boscosa propicia para la construcción de laboratorios clandestinos de drogas sintéticas, cuyos kilogramos puede tener un costo de entre los 5.000 y 8.000 dólares en Estados Unidos. El estado tiene además 470 kilómetros de litoral del Pacífico, donde autoridades federales han detectado importantes cargamentos de cocaína provenientes de Sudamérica. «Sucesor» de El Chapo Recientemente, la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) reveló que «El Mencho», considerado el narcotraficante más poderoso tras la caída de Joaquín «El Chapo» Guzmán, se esconde en montañas de los estados de Michoacán, Jalisco y Colima. Según la Fiscalía General de la República (FGR), el líder del CJNG, nació en el municipio de Aguililla, en la región de Tierra Caliente de Michoacán, ubicado a tan sólo 50 kilómetros de Uruapan. En junio pasado, López Obrador ordenó el despliegue en Michoacán de cientos de agentes de la recién conformada Guardia Nacional, en un intento por contener la ola de violencia, que en esta región se remonta a más de una década. El 6 de septiembre del 2006, narcotraficantes del cártel de La Familia Michoacana arrojó las cabezas de cinco hombres en la pista de baile de un bar en Uruapan, donde además dejaron una cartulina con advertencias a un grupo rival. Se considera que este suceso fue el detonante de la inseguridad en la zona, que no ha remitido. México padece una ola de violencia en la mayoría de delitos tanto de alto como de bajo impacto. En el primer semestre del año se registraron 17.138 homicidios dolosos, lo que supone una media de 95,2 asesinatos diarios y un 7,2 % superior respecto a las estadísticas del primer semestre del 2018, cuando se reportaron 15.973 casos.
01-08-2019 | Fuente: abc.es
Asesinan a un periodista mexicano en Morelos, el décimo bajo al mandato de López Obrador
El periodista mexicano Rogelio Barragán, de 47 años, fue asesinado el martes y su cuerpo fue encontrado el municipio de Zacatepec, en el céntrico Estado de Morelos. Barragán, quien era el director del medio digital «Guerrero al Instante», fue hallado muerto dentro del maletero de un Volkswagen Jetta gris que había sido abandonado en Zacatepec. Su cuerpo fue encontrado con signos de tortura y maniatado, de acuerdo con un mensaje publicado por la Fiscalía del estado. El cadáver fue hallado sobre las 18:20 horas del martes. «Exigimos justicia y que este crimen no quede impune», dijo en un mensaje publicado en Facebook el equipo de «Guerrero al Instante». «Agradecemos las muestras de solidaridad del gremio periodístico y reiteramos nuestro compromiso con la libertad de expresión y el libre ejercicio periodístico en tiempos aciagos contra los derechos humanos», añadió el medio de comunicación. Con este crimen, son ya diez periodistas los que han sido asesinados desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador inició su mandato el 1 de diciembre de 2018. Precisamente, la presidencia de López Obrador se está caracterizando por sus continuos ataques a medios locales como «Reforma» y «Proceso», e internacionales, como el «Financial Times», por las críticas realizadas al mandatario. Según datos de la organización Artículo 19, más de 126 periodistas han sido asesinados en México desde el año 2000, 117 hombres 9 mujeres. Durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), fueron asesinados 47 periodistas. Reporteros Sin Fronteras coloca a México en el lugar 144 con menos libertad de prensa de un total de 180 países, un bajo puesto que coloca a la nación latinoamericana como una de las perores donde ejercer este oficio.
30-07-2019 | Fuente: elpais.com
La Fiscalía mexicana lleva a la justicia a una ministra de Peña Nieto por corrupción
Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social de Enrique Peña Nieto, enfrenta cargos por ejercicio indebido del servicio público
24-07-2019 | Fuente: abc.es
López Obrador pide al FMI que se disculpe por la violencia en México
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), culpabilizó este martes al Fondo Monetario Internacional (FMI) de ser en cierta manera responsable por la elevada inseguridad que sufre el país centroamericano, que con un total de 17.138 asesinatos entre enero y junio ha registrado su primera mitad del año más violenta desde que se empezaron a recopilar datos en 1997. «¿Qué fueron las propuestas del FMI? El que se desatara la inseguridad, la violencia en el país», bramó enfadado López Obrador durante su habitual rueda de prensa matutina conocida como «La Mañanera», después de que el organismo internacional recortara dramáticamente a 0,9 por ciento de 1,6 por ciento su perspectiva de crecimiento económico para México en 2019. AMLO ha repetido en varias ocasiones que la economía mexicana crecerá al 2 por ciento este año, pero varios organismos y agencias de calificación ven imposible que el país latinoamericano pueda lograr dicho objetivo. «Todos esos organismos deberían de ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer la autocrítica», añadió el presidente que criticó al FMI por haber sido supuestamente un aliado del «periodo neoliberal», una época que para AMLO cubre desde el inicio del del expresidente Carlos Salinas de Gortari en 1988 hasta el final del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien dejó el poder el 1 de diciembre de 2018. En esos treinta años fue cuando tuvieron lugar varias privatizaciones de empresas públicas como Telmex o Aeroméxico y cuando se firmó el NAFTA, el primer tratado de libre comercio en América del Norte. López Obrador ya realizó exigencias parecidas incluyendo una al «Financial Times» después de que el diario británico publicará a inicios de julio un editorial en el que recomendaba al político que debería empezar a aceptar que la realidad económica de México no es tan brillante como él cree. «Ese periódico, con todo respeto, debe de ofrecer disculpas al pueblo de México, porque ese periódico se quedó callado mientras se imponía la corrupción en México», comentó entonces AMLO.
23-07-2019 | Fuente: abc.es
México registra su primer semestre más violento bajo el mando de López Obrador
La violencia en México vuelve a alcanzar niveles nunca vistos. El semestre inicial de 2019 es oficialmente la primera mitad de año más violenta de la historia de México. Entre enero y junio de este año, el país registró un total de 17.138 asesinatos, un 5,21% más que los 16.288 ocurridos durante el mismo periodo de 2018, de acuerdo con datos oficiales recién publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con cerca de 33.500 homicidios, el 2018 cerró como el año más violento desde que el país empezó a recolectar estos datos en 1997. Sin embargo, este año va camino de pulverizar esas cifras ya que cada día de 2019 ocurren de media unos 95 homicidios, una dramática tendencia que evidencia la hasta ahora incapacidad del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para poner fin a la elevada criminalidad. En total se han registrado 20.032 asesinatos desde que López Obrador se convirtió en el presidente del país mesoamericano en diciembre de 2018 hasta junio. Las últimas cifras de junio ?unos 3.080 asesinatos ese mes? han sido publicadas días después de que López Obrador haya creado un nuevo cuerpo armado con 80.000 efectivos llamado Guardia Nacional, además de impulsar una serie de medidas sociales para intentar que los ciudadanos no se unan a las bandas del crimen organizado. A pesar de que la Guardia Nacional es una organización creada para poner fin a la crisis de violencia, el Ejecutivo ha preferido utilizar parte de sus miembros para frenar el flujo de emigrantes que recorren México rumbo al norte. Así, el gobierno mexicano ha mandado a 20.000 efectivos de la Guardia Nacional a patrullar sus fronteras con EE.UU. y Guatemala. Las cifras anuales de homicidios en México han ido progresivamente en aumento desde la mitad del Sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Bajo esta tendencia en 2016 fueron 22.962 homicidios, en 2017 unos 29.168 y en 2018 los 33.500 anteriormente citados. Cinco ciudades mexicanas están entre las diez más peligrosas del mundo. Según un estudio realizado por la ONG mexicana Seguridad, Justicia y Paz; Tijuana tuvo el deshonroso honor de ser en 2018 la ciudad más peligrosa con 2.640 homicidios y una tasa de 138,26 asesinatos por cada mil habitantes. Las otras cuatro ciudades mexicanas fueron Acapulco, Victoria, Juárez e Irapuato.
1
...