Infortelecom

Noticias de enrique pena nieto

27-02-2020 | Fuente: abc.es
Una juez en EE.UU. rechaza la «versión oficial» sobre los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa
La «versión oficial» sobre la desaparición de los 43 estudiantes del municipio de Ayotzinapa, defendida por el gobierno del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018), sufrió un nuevo revés el pasado 7 de enero. Ese día, una Corte de Arizona publicó una sentencia que rechaza dicha versión al acusar directamente al gobierno de México de «torturar» a algunos testigos, además de «crear y plantar» evidencias en la escena del crimen «con el fin de sustentar la falsa ?verdad histórica?». La sentencia de la juez Molly S. Frazer es un varapalo para las instituciones del gobierno mexicano, ya que señala que el ejército y la policía federal participaron activamente en la desaparición de los estudiantes. Los jóvenes, quienes estudiaban en Ayotzinapa, desaparecieron la noche del 26 de septiembre de 2014 en las proximidades de Iguala, ciudad del estado de Guerrero, al sur de México. Ha tardado cuatro años la corte de Arizona en emitir está sentencia que sirve para resolver una solicitud de asilo político en Estados Unidos que fue realizada por un testigo clave del caso. El contenido de la resolución judicial, de 24 páginas, fue dado a conocer por la periodista Anabel Hernández, quién en 2016 publicó el libro «La verdadera noche de Iguala. La historia que el gobierno trató de ocultar». Esta obra desmenuza este crimen ocurrido hace cinco años y que todavía no ha sido resuelto. La versión oficial Según la «versión oficial», un grupo de policías arrestó a los jóvenes en Iguala y los entregó a una organización delictiva llamada Guerreros Unidos para que se deshicieran de ellos. Luego, este grupo supuestamente los quemó en un vertedero ubicado en el pueblo de Cocula. Esta versión se basa en el testimonio de más de cien personas. Sin embargo, 77 de las 142 personas que fueron detenidas por el caso han sido liberadas debido a irregularidades cometidas por la Fiscalía mexicana. Entre estas irregularidades se incluyen torturas a los testigos y pruebas que resultaron ser inconsistentes. Varias ONGs y los familiares de los estudiantes han realizado pruebas que contradicen el resultado del relato oficial. Entre otras investigaciones, un equipo internacional de expertos forenses concluyó que los jóvenes no fueron calcinados en el basurero. Con el objetivo de esclarecer este crimen, Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México ordenó a inicios de febrero a las autoridades que reinicien la investigación sobre qué ocurrió aquella noche de 2014. En México se estima que oficialmente hay 60.000 personas desaparecidas, pero varias ONGs consideran que la cifra real podría ser superior a las 300.000 ya que muchos familiares no suelen denunciar este crimen por miedo a sufrir represalias por parte de los criminales.
20-02-2020 | Fuente: abc.es
Investigan por corrupción al expresidente mexicano Peña Nieto
La Policía de México está investigando al expresidente Enrique Peña Nieto como parte de un caso de presunta corrupción del más alto perfil en los últimos años, según avanzó a The Wall Street Journal un alto funcionario judicial de México. La investigación formaría parte de un amplio caso contra Emilio Lozoya, el exjefe de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Lozoya fue arrestado en España la semana pasada y está esperando una audiencia sobre la solicitud de México para su extradición. Los fiscales mexicanos lo acusaron de recibir millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht SA y la siderúrgica mexicana Altos Hornos. «La oficina del fiscal general tiene evidencia de que la corrupción de Lozoya llega al más alto nivel», dijo al Journal el alto funcionario refiriéndose a Peña Nieto. «La extradición y [cualquier posible] confesión de Lozoya son elementos que, junto con las investigaciones en curso, decidirán si el ex presidente será acusado en el futuro». Investigacón sin éxito hasta el fin de su mandato La investigación de México sobre las acusaciones de Odebrecht se abrió a principios de 2017, pero no dio lugar a ningún cargo hasta después de que expirara el mandato de Peña Nieto a fines de 2018. Si Peña Nieto finalmente es procesado, sería la primera vez que un presidente mexicano moderno se enfrenta a cargos de corrupción en los tribunales. En cualquier caso, los cargos no son probables a corto plazo, ya que la extradición de Lozoya por sí sola podría llevar varios meses. Antes de convertirse en fugitivo en mayo, Lozoya dijo que era inocente. Después de su arresto en España, su abogado con sede en México Javier Coello Trejo dijo en una televisión mexicana que su cliente «no actuó por su cuenta», lo que implica que estaba siguiendo las órdenes de sus superiores. Como jefe de Pemex, Lozoya habría reportado directamente a Peña Nieto. Odebrecht admitió haber sobornado a gobiernos de América Latina y otros lugares a cambio de contratos como parte de un acuerdo con las autoridades estadounidenses en 2016. El escándalo ya ha llevado a la cárcel a muchos ex altos funcionarios de toda América Latina, incluidos los ex presidentes de Perú, Panamá y Brasil El mandato de Peña Nieto como presidente en México entre 2012 y 2018 estuvo salpicado por escándalos de corrupción y ayudó a allanar el camino para la victoria aplastante del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien hizo campaña con la promesa de poner fin a la corrupción gubernamental.
14-02-2020 | Fuente: elpais.com
La caída de Lozoya eleva la presión sobre el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto
El que fuera director de Pemex se suma a un grupo de antiguos funcionarios cercanos al exmandatario que son investigados por corrupción
13-02-2020 | Fuente: abc.es
El juez envía a prisión provisional al expresidente de la mexicana Pemex por riesgo de fuga
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha acordado este jueves enviar a prisión provisional por riesgo de fuga al expresidente de la petrolera estatal mexicana Pemex Emilio Lozoya por riesgo de fuga. Lozoya se encontraba huido de la justicia mexicana desde que el pasado mes de mayo la Fiscalía presentó cargos contra él por delitos de cohecho, blanqueo y defraudación fiscal en el contexto de la adquisición de una planta petroquímica y de presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebretch. Tras nueve meses de pesquisas, la Policía Nacional lo detuvo este miércoles en la localidad malagueña de Marbella , donde habría estado residiendo en una urbanización de lujo desde que abandonó México. No fue el único. En la misma causa está imputado el empresario Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México (AHMSA), que ya fue detectado en Marbella, detenido y puesto a disposición del titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, quien acordó prisión preventiva por riesgo de fuga. Lozoya fue entre 2012 y 2016 un estrecho colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto. Se le investiga, igual que a Ancira, en relación a las supuestas irregularidades que rodean la adquisición en 2013 por parte de Pemex de una planta de fertilizantes que era propiedad de Altos Hornos.
12-02-2020 | Fuente: elpais.com
Emilio Lozoya, un símbolo de los excesos del Gobierno de Enrique Peña Nieto
El exdirector de Pemex es investigado por una compra fraudulenta de unas plantas de fertilizantes y por haber recibido sobornos de Odebrecht
29-01-2020 | Fuente: abc.es
Trump presenta su «mayor logro»: el nuevo tratado de libre comercio de Norteamérica
Donald Trump firmó este miércoles un nuevo tratado de libre comercio de América del Norte que definió como su mayor logro en la presidencia, el motivo principal por el que cambió el mundo de los negocios por la política. «Por esto cambié mi sencilla vida de lujos por esta locura de trabajo», dijo el presidente antes de estampar su firma en el documento validado antes por el Capitolio. Rodeado de trabajadores, empresarios y funcionarios, ante la columnata del patio de la Casa Blanca a pesar de un frío glacial, el presidente norteamericano cantó «misión cumplida», punto y final a un aciago periodo de más de dos décadas en que los acuerdos anteriores «permitieron la destrucción de uno de cada cinco puestos de trabajo» en el sector de la manufactura. «Aquí acaba por fin esa gran catástrofe», dijo Trump antes de estampar su firma en el acuerdo que ratificó el Capitolio hace apenas dos semanas. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">USMCA is a cutting edge state of the art agreement that protects, defends and serves the great people of our Country. Promises Made, Promises Kept! <a href="https://t.co/PuiG1JPTTI">pic.twitter.com/PuiG1JPTTI</a></p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1222589891785175041?ref_src=twsrc%5Etfw">January 29, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Entre los 400 invitados no hubo ni un solo demócrata, a pesar de que el acuerdo ha sido fruto de unas arduas y exitosas negociaciones entre ambos partidos. El presidente de EE.UU. se encuentra al fin y al cabo inmerso en su juicio político, que ayer entró en la fase de preguntas. Sorprendentemente, y en contra de sus costumbres, Trump no habló en una sola ocasión del impeachment y por una vez alabó a la prensa por haber publicado reportajes que prueban que este nuevo tratado comercial es popular entre los agricultores norteamericanos que se van a beneficiar de los subsidios que contempla. «Esta vez han hecho bien su trabajo», dijo el presidente, provocando cierta confusión entre los invitados, acostumbrados a sus ácidas críticas a los periodistas. Nuevo marco comercial Trump ha dedicado mucho tiempo y recursos a alumbrar un sustituto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, negociado por George Bush padre en 1992. Fue su objetivo prioritario desde el mismo día en que tomó posesión del cargo, cuando denunció en el discurso de su jura de cargo que las componendas comerciales de sus predecesores eran la causa de «una carincería en América». Este miércoles el presidente evocó aquellas quejas. «Enviamos nuestras fábricas a México, dejamos de construir nuestros coches», lamentó ante una audiencia en la que estaba, entre otros, la consejera delegada de General Motors, Mary Barra. En líneas generales, el nuevo acuerdo comercial obligará a que los coches exentos de aranceles estén en un 75% fabricados dentro de EE.UU., y regulará al alza los salarios de buena parte de las automotrices. Además impone regulaciones laborales más duras en las fábricas mexicanas, para forzar un alza de salarios y de costes. Por último, abre el mercado canadiense a los agricultores y ganaderos estadounidenses, con una serie de cuotas. La Casa Blanca estima, de forma más bien optimista, que el efecto será un crecimiento económico añadido del 1,2% y que puede crear en sus primeras fases 176.000 puestos de trabajo. Trump firmó el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá en noviembre de 2018 con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el entonces presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a quien ha sustituido Andrés Manuel López Obrador. Por aquel entonces, en noviembre de 2018, los demócratas habían ganado las elecciones parciales y se disponían a hacerse con el control de la Cámara Baja del Capitolio. El relevo demoró la ratificación del tratado, y los demócratas sólo aceptaron hacerlo después de haber reprobado a Trump en el proceso de impeachment que comenzaron en septiembre. Este miércoles, estuvieron presentes en la firma oficial el ministro mexicano de Exteriores, Marcelo Ebr ard, y la de Economía, Graciela Márquez. Aunque México ha ratificado el acuerdo, Canadá, que tuvo elecciones en octubre, aún ha hecho lo propio en la parte que le corresponde.
19-01-2020 | Fuente: abc.es
México propone rifar en cupones de 24 euros el avión presidencial que López Obrador no usa
México está considerando la posibilidad de organizar una lotería para deshacerse del avión presidencial que Andrés Manuel López Obrador rechaza usar y que lleva un año tratando de vender. «Ese avión se vende, se renta o se rifa pero yo no me voy a subir», dijo López Obrador, durante un acto celebrado el viernes por la tarde tras haber anunciado -durante su cotidiana rueda de prensa de las 7 de la mañana- que poner el avión como premio en una lotería es una de las cinco opciones que baraja su Gobierno para deshacerse de la aeronave. «No puede haber Gobierno rico con pueblo pobre», añadió el presidente mexicano, cuyo mandato termina en 2024. La rifa se haría tras emitir 6 millones de cupones a un costo individual de 500 pesos, unos 24 euros. Así se lograría acumular un bote de unos 3.000 millones de pesos, cantidad cercana a 133 millones de dólares con el cambio actual. Según explicó López Obrador, dicha cantidad incluiría también servicio de operación al menos por un año. Naciones Unidas calculó en 130 millones de dólares el valor actual del Boeing 787 de la serie Dreamliner que lleva más de un año estacionado en un hangar en California, Estados Unidos. «Nos está costando trabajo venderlo porque no hay quien lo compre», dijo el presidente para admitir las dificultades que está experimentando el país mesoamericano para deshacerse del avión que está programado que próximamente regrese a México. Además de la rocambolesca rifa, el Gobierno evalúa otras cuatro opciones. López Obrador aseguró que la posibilidad de venderlo todavía está sobre la mesa, ya que un comprador anónimo ha ofrecido 125 millones de dólares. También ha propuesto a Estados Unidos intercambiar el Boeing por un monto equivalente al costo de adquirir equipos médicos para hospitales públicos, una opción sobre la que aún espera respuesta de Washington. Un cuarto escenario sería venderlo «en partes» a doce compañías mexicanas a través de una sociedad, mientras que la quinta posibilidad sería que la Fuerza Aérea administre el avión y lo alquile por horas. La aeronave tiene capacidad para 800 horas al año y su coste de operación es de 15.000 dólares por hora. La propuesta del presidente sería alquilarlo a un precio superior al coste de operación como hace actualmente una compañía en Asia que alquila una aeronave similar por 70.000 dólares por hora, dijo López Obrador. La aeronave, «José María Morelos y Pavón», fue adquirida en 2016 por el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, cuyo mandato terminó en diciembre de 2018. Entonces, el Gobierno de México acordó pagar casi 3.000 millones de pesos, unos 218 millones de dólares a un cambio de 13,5 pesos por dólar tras contratar una cobertura del tipo de cambio. Enviar el avión a California fue una de las primeras medidas que adoptó López Obrador nada más tomar las riendas del país latinoamericano. México es uno de los países más extensos del mundo. Con una superficie cercana a los 2 millones de kilómetros cuadrados, es casi cuatro veces más extenso que España. A su vez, México tiene una geografía muy diversa que incluye grandes desiertos en el norte, enormes montañas en el centro y frondosa selva en el sur. Durante su primer año de presidencia, López Obrador ha preferido desplazarse en vuelos comerciales para acudir a diferentes eventos. No ha viajado al extranjero desde que es presidente.
11-01-2020 | Fuente: abc.es
López Obrador convierte México en refugio de la izquierda latinoamericana
México atraviesa un proceso de cambio desde que en diciembre de 2018 inició la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Según AMLO, durante su gobierno se producirá lo que él denomina como la «Cuarta Transformación» del país, es decir, un proceso histórico de profundo calado como lo fueron primero la Independencia, la Reforma, segundo; y la Revolución, el tercero. En política exterior, las consecuencias de esta transformación se traducen en un cierto distanciamiento de Estados Unidos y una aproximación a los líderes socialistas latinoamericanos que en las últimas dos décadas han dominado varios países de la región. López Obrador se ha convertido en el gran referente de la izquierda en un continente que se ha quedado prácticamente huérfano de aquellos representantes del «socialismo del siglo XXI». Únicamente Daniel Ortega en Nicaragua, Nicolás Maduro en Venezuela y la irreductible Cuba sobreviven como los principales exponentes de una izquierda latinoamericana que había logrado tomar el control de Brasil, Ecuador, Uruguay, Bolivia o Paraguay. Con el objetivo de estrechar relaciones con los líderes socialistas de la región, AMLO ha utilizado el asilo político como un instrumento que ha convertido a México en el país de refugio para los políticos de izquierda del continente. Así, México otorgó asilo diplomático esta semana a cuatro diputados ecuatorianos afines al expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien se enfrenta a varios procesos judiciales en su país que no avanzan porque reside en Bélgica. Los cuatro asambleístas ecuatorianos ?miembros de la organización Revolución Ciudadana, liderada por Correa? ya se encuentran en México, donde pidieron asilo por no haber recibido presuntamente protección policial tras ser supuestamente amenazados durante las protestas que asolaron el país andino en octubre de 2019. Este es el último de los procesos de asilo otorgados por México. Ya en noviembre del año pasado, la administración de AMLO envió un avión de la Fuerza Aérea hasta Bolivia para recoger al expresidente Evo Morales días después de que el político presentara su renuncia tras las irregularidades en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, según un informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Tras permanecer alrededor de un mes asilado en México, Morales realizó una visita a Cuba y reside actualmente refugiado en Argentina, país que gobierna desde hace un mes el peronista Alberto Fernández. Sin reconocer a Guaidó En la Embajada de México en La Paz, mientras tanto, se encuentran todavía asilados varios exfuncionarios de la administración de Morales. Algunos de estos exfuncionarios se enfrentan a órdenes de arresto emitidas por el nuevo Gobierno interino, en el poder desde el 12 de noviembre. Precisamente, la presencia de estos asilados en la Embajada fue la causa de un reciente y confuso conflicto diplomático entre Bolivia, México y España. Con respecto a Venezuela, la presidencia de López Obrador ha supuesto un giro de 180 grados para la política mexicana comparada con la defendida por el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Mientras que el país mesoamericano había sido uno de los más fervientes críticos contra el chavismo dentro de la OEA, ahora México es la única potencia latinoamericana que no ha reconocido a Juan Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela, postura que ha supuesto un balón de oxígeno al régimen bolivariano.
07-01-2020 | Fuente: abc.es
México y Argentina marcan distancias con Maduro tras el asalto al Parlamento
México y Argentina se han puesto del lado de los aliados de Juan Guaidó tras expresar ambos su rechazo al bloqueo orquestado el domingo por el chavismo para tratar de evitar que el político venezolano extendiera su mandato como presidente de la Asamblea Nacional. Así, el gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador y del argentino de Alberto Fernández fueron críticos con el régimen de Nicolás Maduro por impedir el acceso de diputados al parlamento venezolano. «El legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias», indicó la Secretaría (Ministerio) de Relaciones Exteriores de México a través de su cuenta de Twitter. «Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad», indico por su parte Felipe Solá, Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina también en redes sociales. Sin embargo, Argentina y México no firmaron el lunes un comunicado en bloque que publicó el Grupo de Lima, integrado por un grupo de países americanos -con el liderazgo de Chile, Colombia y Brasil- que surgió en 2017 como reacción a la quiebra constitucional por parte de Maduro tras la creación de la Asamblea Constituyente. «Los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, países del Grupo de Lima, condenan el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro para impedir que los diputados de la Asamblea Nacional puedan acceder libremente a la sesión», indicó el comunicado. La llegada de López Obrador a la presidencia de México en diciembre de 2018 supuso un giro de 180 grados de la política mexicana con respecto a Venezuela. Bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), el país mesoamericano se había convertido en uno de los más fervientes críticos contra el chavismo dentro de la Organización de Estados Americanos. Igualmente, el inicio del mandato presidencial de Alberto Fernández en diciembre de 2019 también ha supuesto un giro de Argentina con respecto a Venezuela. Mientras que Mauricio Macri fue uno de los primeros en reconocer a Guaidó como el presidente interino de Venezuela, Fernández aboga ahora por explorar una «una tercera posición».
03-12-2019 | Fuente: abc.es
Trump pasará, pero ¿y AMLO?
El populismo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en sus formas personales, es muy semejante al de Hugo Chávez o Evo Morales. Las «mañaneras» del presidente mexicano ?esos mensajes diarios televisados que en el fondo convierten el Estado en patrimonio del mandatario, sujeto a sus humores y arbitrariedades? son comparables al «Aló, presidente» de Chávez o a la intervención cotidiana en Nicaragua de Rosario Murillo, esposa-vicepresidenta de Daniel Ortega. López Obrador muestra un talante tan similar en muchos aspectos al de esos líderes, que en última instancia la pregunta es si, creyéndose insustituible, forzará su permanencia en el poder, como Chávez-Maduro, Ortega y Morales. En Latinoamérica también ha habido algún presidente de derecha que ha propiciado un cambio legislativo para obtener la reelección presidencial (en Honduras se aprobó una reelección consecutiva), pero ha sido la izquierda de tinte bolivariano la que principalmente ha hecho bandera de este asunto, con un hiperpresidencialismo que incluía la reelección indefinida. Por su parte, el particular populismo de Trump tiene fecha segura de expiración (enero de 2021 o de 2025, según sea o no reelegido el próximo mes de noviembre). Si en su discurso de inauguración, la influencia de Steve Bannon parecía otorgar a Trump el deseo de pilotar un movimiento que cambiara el sistema, poco después quedó claro que el presidente estadounidense no está en ninguna revolución y que tras pasar el tiempo estipulado en la Casa Blanca se seguirá dedicando a sus negocios. López Obrador sí quiere transformar el sistema político, y para ello cuenta con mayoría en las dos cámaras del Congreso. Una reelección tras el sexenio único choca contra uno de los pilares del México moderno ?la revolución de 1910 se hizo precisamente para imponer la no reelección?, pero AMLO también podría mantener su influencia gobernando a través de un sucesor suyo en la presidencia, como en los inicios del PRI. Es aún pronto para que López Obrador haya definido una estrategia. Su alta popularidad le deja abierta ciertas opciones, pero la celebración de su primer año como presidente, este 1 de diciembre, deja un balance negativo en economía y seguridad que puede atarle las manos. Recesión económica El Gobierno se vanaglorió a comienzos de año de que la cancelación de las obras del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México (NAICM) no estaba afectando a las inversiones y por tanto a la economía. Pero la situación pronto cambió. De vender que la economía de México crecería un 4% anual durante el sexenio, AMLO ha llegado a su primer aniversario como presidente con el país en recesión. Durante el último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019 el PIB del país cayó un 0,1%; desde el verano el crecimiento está en 0,0%, según las propias cifras gubernamentales. Esto podría hacer revisar incluso la mejora del 1,3% que inicialmente preveían el FMI y la Cepal para 2020. La deuda pública, que en los últimos de Peña Nieto fue decreciendo, ahora vuelve a estar en ascenso: puede alcanzar el 53,8% del PIB al término de 2019 y el 54,6% a final de 2020, de acuerdo con la estimación del FMI. Unas cifras ligeramente más bajas han obligado a los gobiernos de Ecuador y de Colombia a aplicar paquetes de reformas, que han causado protestas callejeras contra Lenín Moreno e Iván Duque, respectivamente. Si la fortaleza de líderes como Chávez, Correa y Morales se basó en el ciclo de bonanza de las materias primas ?el incremento de los precios financió el clientelismo del sistema?, AMLO se enfrenta a un ciclo menos expansivo. Incluso en la cuestión petrolera parte de una situación menos ventajosa que Chávez, que cogió PDVSA con un nivel de producción suficiente, a cuya promoción el dirigente venezolano no dedicó inversiones, mientras que el mexicano hereda un PEMEX bajo mínimos, que requiere aportaciones públicas para que tenga un mayor impacto en las cuentas del Estado. Récord de homicidios La seguridad ciudadana ha empeorado y México va camino de superar este año el récord de homicidios dolosos, tanto el marcado por Felipe Calderón (PAN) como luego por Enrique Peña Nieto (PRI). Los 36.685 homicidios de 2018 fueron una importante palanca dialéctica en la campaña electoral del líder de Morena, pero con una gestión luego adversa López Obrador primero cuestionó las cifras para luego mirar hacia otro lado. Como aspectos positivos de la presidencia está una relación de trabajo con Estados Unidos que, aunque no fácil, ha dado sus resultados, como la renovación del tratado de libre comercio de América del Norte (el aumento del salario mínimo en México busca superar las reticencias de los sindicatos estadounidenses) o la aceptación mexicana de contribuir a limitar la llegada de migrantes centroamericanos a EE.UU. En otros asuntos la gestión de López Obrador no ha resuelto problemas que pretendía solucionar, como acabar con el robo de gasolina que se realiza perforando los conductos de combustible (se siguen robando 5.000 barriles diarios). Y en cuento al recién anunciado plan de infraestructuras, de 42.000 millones de dólares para todo el sexenio, aportado principalmente por la iniciativa privada, aún no está cerrada la inversión para el tan prometido Tren Maya.
1
...