Infortelecom

Noticias de energia

22-06-2018 | Fuente: elpais.com
Deja el coche, coge el bus y vigila cuánta energía consumes
Aparcar el vehículo privado y optar por la bici o el transporte público es, según los expertos, la mejor opción para contribuir a la calidad del aire
20-06-2018 | Fuente: as.com
Jan Farrell: "El podio en Canadá me da energía por muchos años"
El esquiador británico afincado en Madrid celebró una fiesta de final de temporada para celebrar su quinto puesto en la Copa del Mundo, donde ha logrado además subir al podio.
19-06-2018 | Fuente: elpais.com
La campaña de Ricardo Anaya vincula a José Antonio Meade con Odebrecht
El Frente asegura que el candidato del PRI favoreció a una filial de la constructora brasileña cuando fue secretario de Energía de Felipe Calderón
18-06-2018 | Fuente: abc.es
Iván Duque: «No voy a gobernar con odios»
«Una nueva generación llega para gobernar con todos y para todos», dijo Iván Duque hacia las 7:10 de la tarde, tras ser ovacionado por sus seguidores y como abrebocas de su primer discurso como presidente electo de Colombia. En un tono alineado con su compromiso de trabajar a favor del consenso y la unidad nacional, tal como lo reiteró a lo largo de la campaña, el próximo presidente de Colombia dijo estar dispuesto a entregar todas sus energías «para unir a nuestro país; no más divisiones. No hay ciudadanos vencidos. Se trata hoy más que nunca de unir a nuestro país, de construir». Sus palabras llegaron después del discurso que Gustavo Petro, que muchos de los electores de Duque pudieron sentir cargado de beligerancia, mientras la mayoría de los analistas lo interpretaron como un directo reconocimiento del triunfo del candidato del Centro Democrático y una clara determinación de convertirse en la fuerza de oposición al nuevo gobierno, cosa que desde ya promete sacudir la forma como se ha entendido en Colombia la manera de hacer control político al gobierno de turno. Duque, que con seguridad escuchó esas palabras, no se dejó tentar por tonos triunfalistas y prefirió en este primer discurso, además de agradecer a su familia, coequiperos y electores, hacer un repaso tranquilo de muchas de las propuestas de campaña, aunque sin sacudirse aún el estilo de candidato, a pesar de que muchos en el país esperaban oírlo ya en tono de mandatario. Tal vez por eso su discurso sonó deshilvanado y muy general, a lo que se sumó que no diera los esperados nombres del equipo que lo acompañará en el gobierno. Entre el ir y venir de sus ejes programáticos, Duque insistió en acercar a los contrarios: «Esta elección es la oportunidad que esperábamos para pasar la página de la polarización; no voy a gobernar con odios» pues «se trata de mirar hacia el futuro por el bien de todos los colombianos». Pero el presidente electo no es ingenuo y aprovechó el momento para hacer énfasis en que llega a la Casa de Nariño avalado por más de diez millones de colombianos, cifra histórica que refuerza la legitimidad de su gobierno. «Esta elección nos da un mandato amplio y claro, porque ha sido una campaña de propuestas, de principios», sentenció. Los retos En cuanto a sus banderas, dijo que la principal será la de la lucha frontal contra la corrupción, la politiquería y el clientelismo. Y en esa línea discursiva aclaró que también trabajará «a favor de construir justicia; nosotros no vamos a fracturarla sino a fomentar el gran consenso para que la justicia sea cercana a todos los ciudadanos en cada rincón de Colombia», con lo cual envió un parte de tranquilidad inicial frente a su cuestionada propuesta de eliminar la mayoría de las cortes para reunirlas en una sola estructura, en lo que muchos analistas vieron el debilitamiento del contrapeso que debe ejercer en una democracia la rama judicial. Muy por encima hizo el recuento de otros asuntos clave para su gobierno, entre ellos el de la salud y la educación, tal vez los que hoy más preocupan a los colombianos. Allí el cuello de botella estará en encontrar recursos que soporten sus políticas sociales a pesar de la crisis fiscal, dineros que muchos dicen podrían provenir de un replanteamiento del presupuesto y gasto militar en un país que también debe pasar la página de la mentalidad guerrerista. A propósito, la paz también recibió palabras de aliento: «Es un anhelo de todos e implica que pasemos la página de esa fractura que nos quiso dividir como amigos o enemigos de la paz. Hoy somos todos amigos de la paz». A renglón seguido envió un mensaje a la guerrillerada desmovilizada de las Farc, en el sentido de que el propósito de su gobierno será procurar su reinserción efectiva y que puedan aprovechar las oportunidades económicas que espera llevar a todo el país. Para la dirigencia del hoy partido político también tuvo palabras frente a los Acuerdos al anotar que «esa paz reclama correcciones» para garantizar que cumpla con justicia, verdad, reparación y no repetición. «No vamos a hacer trizas los acuerdos, pero sí vamos a garantizar la seguridad para todos los colombianos». Duque se declaró dispuesto a «construir un país en la diferencia» y a marcar la ruta en la nueva manera de abordar las relaciones del Ejecutivo con el Congreso y los grupos políticos. Se declaró libre de ataduras o deudas con aquellos que entraron a respaldar su candidatura tras la primera vuelta, dando a entender que las alianzas hechas en estas últimas tres semanas con la cuestionada clase política tradicional colombiana no impedirán su determinación en «la lucha contra las mafias, el fin del clientelismo y establecer una nueva relación con los partidos».
18-06-2018 | Fuente: elpais.com
Israel procesa a un exministro sospechoso de espiar para Irán
El antiguo titular de Energía fue extraditado por Guinea Ecuatorial el mes pasado
17-06-2018 | Fuente: abc.es
Macri ajusta su Gabinete económico y cesa a los ministros de Producción y Energía
Mauricio Macri dio un paso más en la remodelación de su Gabinete económico y destituyó a los ministros de Producción y Energía. Las Carteras de Franciscos Cabrera y Juan José, Aranguren, pasan, respectivamente, a manos del economista Dante Sica y el ingeniero Javier Iguacel. La crisis y las turbulencias cambiarias que sufre Argentina desde hace dos meses, sumado al rescate «preventivo» del FMI, lograron convencer al presidente de Argentina de que había llegado el momento de renovar, al menos, parte de su Gabinete. Desde distintos sectores le pedían un cambio de nombres y de rumbo pero Macri, poco amigo de responder frente a las presiones, dilató hasta esta semana los remplazos. El primer nombre de peso en caer fuer el del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger reemplazado por Luis Caputo, ex ministró de Finanzas y hombre del círculo íntimo de Mauricio Macri. En simultáneo, Nicolás Caputo, ministro de Economía absorbió la Cartera de Finanzas. Los cambios de nombres, previsiblemente, irán acompañados con un plan más ambicioso para equilibrar las cuentas públicas, tratar de bajar una inflación prevista para diciembre en torno al 30 por ciento y, posiblemente, lo más importante, recuperar la confianza en los mercados y los argentinos.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
Requiem por el reparto de refugiados
La canciller alemana Ángela Merkel va a incrementar la presión sobre los países del Este de Europa para intentar que acepten una reforma del Reglamento de Dublín que pueda intentar racionalizar la cuestión de la inmigración en Europa. Aunque en el último consejo de ministros de Interior ya se puso de manifiesto la división radical entre los países, las tensiones políticas que se han desencadenado en el seno de la propia mayoría en Alemania le obligan a poner toda su energía en la búsqueda de un acuerdo en la cumbre europea de este mes. La constatación más relevante es que la brecha que divide a los países no disminuye, sino que aumenta y que el hecho de aplazar la discusión no haría sino empeorar el problema. El pasado día 5, los ministros de Interior de la UE constataron en su reunión de Luxemburgo que las discrepancias entre los países sobre aspectos centrales como el reparto de los flujos de refugiados en caso de emergencia alejan cualquier posibilidad de llegar a un acuerdo en las próximas semanas. En palabras de uno de los participantes en la reunión, como el representante belga, el secretario de Estado para el Asilo y la Inmigración, Theo Francken, la reforma del reglamento de Dublín «está muerta». El recién nombrado ministro italiano y vicepresidente del Gobierno, el nacional-populista Matteo Salvini, ni siquiera quiso asistir aduciendo que pensaba que cualquier propuesta empeoraría las cosas para Italia. Ese consejo de ministros debía haber preparado el terreno para la cumbre de jefes de Estado o de Gobierno que tendrá lugar en Bruselas el próximo día 28 en la que se había planificado debatir una reformulación del mecanismo de Dublín para gestionar el asilo y la inmigración ilegal. A pesar de la premura de asuntos que en otros momentos serían extremadamente importantes, como la guerra comercial que ha desencadenado el presidente norteamericano Donald Trump o incluso el bloqueo de las negociaciones sobre el Brexit, la inmigración es el único tema que tiene efectos directos en la vida política interna de casi todos los países y se teme que pueda tenerlos en las elecciones europeas del año que viene. La escenificación de una reconciliación este viernes entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y el nuevo primer ministro italiano, Giuseppe Conte, es la única buena noticia que se ha producido en este campo en las últimas horas, teniendo en cuenta las tensiones que el nuevo gobierno de Roma ha contribuido a producir bajo la órbita del canciller austriaco Sebastian Kurz y las consecuencias que estas han tenido en el seno de la coalición alemana. Las amenazas de su ministro del Interior y líder de los cristianosociales bávaros, Horst Seehofer, representan la principal amenaza para la canciller y para la estabilidad política de Alemania, precisamente porque no están hechas a humo de pajas, sino que vienen del socio históricamente más imbricado (CSU) con la democracia cristiana (CDU) y pueden tener efectos dramáticos en Berlín. Para aliviar su incómoda posición frente a los que le exigen una política de más rigor frente a la inmigración ilegal, Merkel necesitaría un acuerdo a escala europea que sirva para repartir la presión entre los distintos socios comunitarios. Pero eso es lo que por ahora se considera imposible, teniendo en cuenta la oposición de los países del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría) y de los bálticos (Letonia y Lituania) que suman una minoría de bloqueo. La Comisión Europea ha empezado a incrementar la presión sobre esos países en diversas formas, la más evidente de las cuales es la amenaza de recortar los fondos estructurales, que son la expresión de la solidaridad de los países más ricos pero que según fuentes alemanas «no se corresponde con la falta de solidaridad que han demostrado» estos países en materia de acogida de refugiados. En el caso de Polonia, la Comisión tampoco abandona su investigación sobre las violaciones de los valores fundamentales por parte del actual gobierno de Varsovia. No pasar página El problema para todos es que a falta de un acuerdo, la UE no puede pasar página como ha hecho tradicionalmente cuando era imposible alcanzar el consenso sobre algún asunto concreto, porque la cuestión de la llegada masiva de inmigrantes está teniendo efectos reales sobre la estabilidad política en Europa y no hay síntomas de que estén disminuyendo, sino todo lo contrario. Los altos funcionarios europeos se ufanan en constatar que la unidad se mantiene en asuntos tan peliagudos como el Brexit o como la guerra comercial desencadenada por Estados Unidos. Pero en el campo de la inmigración irregular el desacuerdo puede cavar trincheras muy profundas que desestabilicen todo lo demás.
1
...