Infortelecom

Noticias de empresas

12-10-2018 | Fuente: elpais.com
La subida fiscal de Sánchez afecta al 0,5% de los contribuyentes y al 1% de las empresas
El acuerdo entre el PSOE y Podemos propone elevar el IRPF para las rentas superiores a 140.000 euros y el impuesto de sociedades para las empresas que facturen más de 20 millones
12-10-2018 | Fuente: elpais.com
Así ha sido el viaje de estreno del AVE a La Meca, en imágenes
Uno de los mayores proyectos internacionales acometidos por empresas españoles comienza a prestar servicio regular a pasajeros este jueves. El denominado 'AVE del Desierto' se pondrá así finalmente en marcha un año y medio después del plazo inicialmente fijado en el contrato
12-10-2018 | Fuente: elpais.com
Bruselas pone límites a la exposición a sustancias cancerígenas en el trabajo
Las empresas deberán proteger a sus empleados de productos nocivos como aceites de motor y etilenos, así como del humo de los motores diésel
11-10-2018 | Fuente: elpais.com
Todos temen al controlador interno en la empresa
La desconfianza de las empresas entorpece la labor del ?compliance officer?, la figura de moda en el ámbito jurídico
11-10-2018 | Fuente: elpais.com
La contratación empieza a flojear en las agencias de trabajo temporal
Las ETT reflejan la cautela de las empresas, que contienen sus políticas de reclutamiento desde agosto
11-10-2018 | Fuente: elpais.com
El acuerdo de presupuestos iguala la publicidad del juego ?online? a la del tabaco
El pacto obliga a las empresas del sector a reparar los daños que causa el juego irresponsable
11-10-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. detuvo y logró extraditar a un espía Chino en Bruselas
En una escalada sin precedentes de la tensión entre las dos mayores economías del mundo, el Gobierno de EE.UU. presentó ayer cargos contra un funcionario chino al que acusa de espionaje industrial y de sustraer información clasificada de sus subcontratas de defensa. La novedad del caso es que el acusado, Yanyun Chu, fue arrestado por el FBI en abril pasado en Bruselas, la capital de la Unión Europea, desde donde fue extraditado, según el auto de acusación hecho público ayer por un juzgado federal de Ohio. Es la primer ocasión en que EE.UU. detiene a un espía chino en un tercer país para extraditarle y juzgarle después. El caso llega a los tribunales justo en un momento de máxima tensión entre Washington y Pekín por los aranceles mutuos, que han abierto una guerra comercial. Ayer precisamente el director del FBI, Christopher Wray, acusó durante una vista en el Senado a China de ser «la mayor amenaza en materia de inteligencia» a la que hoy en día se enfrenta Estados Unidos. Según la acusación, desde 2013 el ahora detenido se hizo pasar por empleado de una universidad china que invitaba a dar conferencias a trabajadores de las contratistas de aviación del Pentágono, con la intención de extraerles información. En realidad, Yanyun es un agente del Ministerio de Seguridad Nacional de China, al que transmitía la información. Una de las empresas afectadas es GE, cuya sede está en Ohio y que presentó la demanda por la sustracción de diseños de hélices de motores a reacción. Mientras un fiscal especial investiga los lazos de Donald Trump con Rusia, este se ha esforzado en hacer de China su principal antagonista en el plano internacional. Durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU del mes pasado, que presidió el propio presidente de EE.UU., este acusó directamente a China de intentar manipular las elecciones legislativas de noviembre para perjudicarle, ante la airada reacción del ministro de Exteriores de ese país, Wang Yi. «Este caso no es un incidente aislado», asegura John Demers, secretario adjunto de Justicia de EE.UU. «Es parte de una política económica nacional de desarrollo de los intereses chinos a expensas de EE.UU. No podemos tolerar que una nación robe nuestras capacidades armamentísticas y nuestras investigaciones. No vamos a seguir tolerando que una nación extranjera recolecte frutos que no siembra». La acusación de Pence Ese es, desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, el tono habitual entre dos países que previamente mantenían una prudente distancia en asuntos diplomáticos y de inteligencia. La semana pasada, el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, acusó abiertamente a China de ser «el cerebro que está detrás del robo de los avances tecnológicos norteamericanos».
10-10-2018 | Fuente: abc.es
Dimite Nikki Haley, la cara amable del «trumpismo»
Las dimisiones, despidos o una mezcla de ambos no son novedad en el Gobierno de Donald Trump. Una treintena de salidas de altos cargos -incluidos media docena de miembros del Gabinete- en menos de dos años de presidencia han sacudido periódicamente a la Administración Trump. El adiós de Nikki Haley, que ayer anunció su abandono como embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, sí tuvo algo novedoso: no estuvo envuelto en drama ni en grandes polémicas. Haley, una política hábil con grandes ambiciones, abandona el «trumpismo» entre sonrisas, vítoreada por su jefe y con una imagen positiva en buena parte del país. Una salida limpia de una presidencia volcánica que le deja intacta para futuras aventuras políticas. El anuncio del adiós de Haley fue por sorpresa. Nada hacía presagiar que la embajadora dejara su cargo cuando todavía no se ha cumplido la mitad del primer mandato de Trump y sin que haya sido protagonista de grandes controversias en una presidencia atiborrada de ellas. Las explicaciones de Haley, ofrecidas en una comparecencia junto a Trump en el Despacho Oval, no fueron contundentes. «Es importante que los cargos gubernamentales entiendan cuándo hay que echarse a un lado», dijo desde la Casa Blanca. «Lo he dado todo en estos últimos ocho años y creo que a veces es bueno que entre otra gente que ponga la misma energía y poder en ello», añadió sobre el tiempo que ha sido gobernadora de Carolina del Sur y su destino diplomático ante Naciones Unidas. «La verdad es que quiero que esta administración y este presidente tenga la persona más fuerte para la lucha». Trump se deshizo en elogios hacia Haley: «Ha sido muy especial para mí», «ha hecho un trabajo increíble», «es una persona fantástica», «entiende de qué va esto», «te echaremos de menos»? La embajadora respondió asegurando que ha sido «el honor de mi vida» trabajar para Trump, «una bendición» y que, con la política exterior del presidente, «ahora a EE.UU. se le respeta». El presidente aseguró que Haley ya le había adelantado hace seis meses que quería dejar el cargo a finales de este año y anunció que se anunciará un sustituto «en las dos o tres próximas semanas». Las flores que se lanzaron el uno al otro no ocultan que Trump y Haley han tenido diferencias. La embajadora ha sido una voz crítica con Rusia, en la línea tradicional del republicanismo, diferente a la política laxa que favorece Trump, que ha pasado de puntillas ante las evidencias de las interferencias de Moscú en las elecciones presidenciales que él ganó, ha buscado moderar las sanciones contra autoridades y empresas rusas y ha favorecido el acercamiento a Vladimir Putin, rematado con la cumbre entre ambos en Helsinki el año pasado. Su principal choque en este capítulo fue cuando el pasado abril Haley anunció sanciones a compañías rusas que habían colaborado en el arsenal de armas químicas de Siria. La Casa Blanca contradijo su anuncio, desechó las sanciones y un alto cargo aseguró que la embajadora sufrió «una confusión momentánea». «Con todo respeto, yo no me confundo»; respondió con personalidad Haley. Más allá de estos roces, Haley ha desplegado con vehemencia la política exterior de Trump en la ONU: atacó a Corea del Norte cuando el presidente intercambia insultos con Kim Jong-un, ha sido el azote de lo que ella ha llamado «el prejuicio antiisraelí» en la organización internacional, ha sacado al país de la Comisión de Derechos Humanos y ha sido una defensora feroz de la salida de EE.UU. del acuerdo con Irán, una de las grandes líneas exteriores de Trump. En el último año, sin embargo, su perfil político había perdido brillo. Haley gozó de mucho protagonismo en el año escaso que Rex Tillerson, un empresario que rehuía la atención pública, estuvo como secretario de Estado. La llegada de Mike Pompeo como jefe diplomático de EE.UU. y de John Bolton, un diplomático agresivo que tuvo su cargo en la ONU bajo la presidencia de George W. Bush, como asesor de seguridad nacional, redujeron su poder de decisión y su influencia sobre Trump. «No tengo nada decidido sobre qué haré a partir de ahora», aseguró Haley en la comparecencia. Lo que nadie duda es de que, antes o después, volverá a la política, después de haberse convertido en un valor en alza en el partido republicano en sus años de gobernadora y salir de la Administración Trump apenas sin mácula. «No me voy a presentar a las elecciones de 2020», insistió para desechar rumores sobre una candidatura contra Trump. «Prometo que lo que haré es hacer campaña por est»?, dijo señalando a Trump. El valor de esas promesas es discutible, pero no lo es la importancia del momento en el que dice adió. Se produce al día siguiente de la jura de Brett Kavanaugh como juez del Tribunal Supremo, después de que el elegido por Trump tuviera un proceso de confirmación sacudido por acusaciones de ataques sexuales y de que el propio presidente se mofara de una de las acusadoras y de sus alegaciones. Haley ha sido una de las pocas voces discordantes en el «trumpismo»: «Hay que escuchar a esas mujeres», llegó a decir sobre las acusaciones de agresiones sexuales que recibió el propio Trump durante la campaña. Haley es una excepción en el Gobierno de Trump por ser mujer -hay cinco-, pero, sobre todo, por tener el favor de la opinión pública. En una encuesta de abril de la Universidad Quinnipiac la colocaba como la mejor valorada del Gobierno, con una aprobación del 63%, unos números con los que Trump solo puede soñar. Quizá en el futuro Haley sea su pesadilla política.
09-10-2018 | Fuente: elpais.com
Las empresas españolas destacan la estabilidad de Chile frente a los retos económicos
Enagás, Ferrovial y Suez resaltan que el país andino es el más preparado de la región para hacer frente a la desaceleración o la guerra comercial
09-10-2018 | Fuente: elpais.com
La rebaja eléctrica pactada entre PNV y PP beneficia a 1.250 empresas de seis comunidades
El ahorro para las industrias afectadas, de las que la mitad son vascas, se estima en 100 millones