Infortelecom

Noticias de emmanuel macron

04-06-2020 | Fuente: abc.es
El Desfile del 14 de julio en Francia será sustituido este año por un homenaje a los sanitarios
Quizá por vez primera, desde 1880, en tiempos de paz, el desfile militar del 14 de julio, día de la fiesta nacional, será sustituido por una ceremonia altamente simbólica de homenaje a todos los que han participado en la lucha contra el Covid-19, en la plaza de la Concordia, antigua plaza de la Revolución, donde estuvo instalada la guillotina en 1793. Ante la imprevisible evolución de la crisis sanitaria nacional, Emmanuel Macron ha preferido adoptar la más extrema prudencia, ante un acontecimiento que siempre se transforma en un gran momento de júbilo callejero que comienza con los legendarios bailes populares de la noche del 13 al 14 de julio. El presidente de la República ha preferido reemplazar el gran desfile militar, con la participación tradicional de soldados de los ejércitos de tierra, mar y aire, por una ceremonia simbólica en una de las matrices históricas de la reconciliación nacional: la antigua plaza de la Revolución, transformada en plaza de la Concordia. Tradicionalmente, en esa plaza está situada la gran tribuna donde el jefe del Estado y los representantes del Parlamento, los ejércitos y una representación diplomática internacional, esperan el impresionante desfile militar que comienza en el Arco del Triunfo, construido a mayor gloria de la epopeya marcial napoleónica. En la tribuna tradicional de la plaza de la Concordia se celebrará este año una ceremonia en la que participarán unos 2.000 participantes y unos 2.500 invitados, respetando, todos, las normas sanitarias más estrictas (mascarillas, distancias de rigor). Anulado el desfile militar de soldados, a pie, propiamente dicho, si se celebrará el tradicional desfile aéreo, con el que Francia celebra su gran industria aeronáutica nacional. De momento, también estarán prohibidas las manifestaciones y reuniones callejeras, en los Campos Elíseos, que suelen seguir el desfile militar con mucho éxito de público. Esta decisión pudiera modificarse si la crisis sanitaria evolucionase positivamente. Emmanuel Macron ha decidido que, este año, la celebración del 14 de julio, día de fiesta nacional, debe convertirse en un gran homenaje cívico a los médicos, enfermeras y todo el personal sanitario. Sibeth Ndiaye, portavoz oficial del presidente de la República, ha comentado la noticia de este modo: «El jefe del Estado ha deseado que la fiesta nacional sea un motivo suplementario para rendir homenaje a todos quienes han participado en la lucha contra el Covid-19, médicos, enfermeras, personal sanitario, soldados, en nombre de toda la Nación».
03-06-2020 | Fuente: abc.es
Los 21 segundos de silencio de Trudeau antes de responder a una pregunta sobre Trump
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, necesitó 21 segundos de silencio antes de responder a una pregunta sobre sus pensamientos ante la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de utilizar al Ejército contra las protestas que se desarrollan en EE.UU. Durante esos 21 segundos, retransmitidos en directo por las principales cadenas de televisión del país, Trudeau intentó en varias ocasiones responder a la cuestión, en varios momentos con la mandíbula desencajada, hasta que finalmente y mirando fijamente a la cámara expresó su «horror y estupefacción». «Todos miramos en horror y estupefacción lo que está pasando en Estados Unidos. Es un momento para unificar a la gente, pero es un momento para escuchar, para aprender que la injusticia continúa, a pesar de los avances en los últimos años y décadas», respondió Trudeau. El vídeo se ha viralizado en todo el mundo, con miles de reproducciones.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">WATCH: Canadian PM Trudeau takes a long pause when asked about President Trump&#39;s response to protests in America over George Floyd&#39;s death. <a href="https://t.co/za2986H6VN">pic.twitter.com/za2986H6VN</a></p>&mdash; NBC News (@NBCNews) <a href="https://twitter.com/NBCNews/status/1267905235953074177?ref_src=twsrc%5Etfw">June 2, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «Y es un momento para que los canadienses reconozcamos que nosotros también tenemos problemas. Que los canadienses negros, que los canadienses de minorías se enfrentan cada día a discriminación. Hay una discriminación sistémica en Canadá», añadió el primer ministro canadiense. Cuando el periodista insistió en que sus palabras no respondían a la pregunta sobre las acciones de Trump, Trudeau señaló que su labor es proteger a los canadienses. Desde la llegada al poder de Trump, Trudeau ha intentado no inmiscuirse en la política de EE.UU. A pesar de ello, los dos dirigentes han tenido encontronazos , como al final de la Cumbre del G7 celebrada en 2018 en Canadá, que Trump abandonó abruptamente después de que Trudeau criticase la decisión de Washington de aducir razones de seguridad nacional para imponer tarifas al acero y aluminio canadiense. A finales de 2019, un vídeo mostraba a Boris Johnson, Emmanuel Macron y Justin Trudeau bromeando sobre Donald Trump en el inicio de la cumbre de la OTAN. El presidente estadounidense llamó «falso» al dirigente canadiense. «Bueno, creo que es hipócrita», dijo Trump.
02-06-2020 | Fuente: abc.es
La crisis del coronavirus tiene un coste político muy alto para Macron
La pandemia del coronavirus tiene un coste político alto para Emmanuel Macron: muy malos sondeos, pérdida de la mayoría parlamentaria absoluta, tensiones en su Gobierno, previsible derrota de su partido en la segunda vuelta de las elecciones municipales, con una derrota simbólica anunciada en París, la innacesible joya de la corona política nacional. Macron llegó a soñar con la alcaldía de París para algún miembro de su guarda pretoriana. Era el sueño de un poder absoluto: el poder presidencial más grande entre todas las democracias; la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional; la conquista de la capital a paso de carga, sable «reformista» en ristre. El sueño se ha transformado en pesadilla. El primer candidato macroniano, Benjamin Griveaux, tuvo que dimitir envuelto.. Ver Más
31-05-2020 | Fuente: abc.es
Putin busca recobrar el pulso político y acometer la consulta que avale su continuidad en el poder
La actual pandemia de Covid-19 sigue acaparando toda la atención y esfuerzos de las autoridades rusas. Pero pese a que la situación no está en absoluto superada y una parte importante de la población del país continúa en confinamiento domiciliario y sometida a restricciones en la libertad de movimientos, el presidente Vladímir Putin intenta recobrar el pulso político y restablecer su agenda de cara al futuro. «La situación -en relación con la pandemia- está cambiando, y esto nos da la oportunidad de centrarnos nuevamente en nuestra agenda actual y a largo plazo», dijo Putin a mediados de mes en una reunión con miembros del Gobierno. Destacó la necesidad de no levantar la guardia con el coronavirus, pero señaló que «es extremadamente importante proporcionar una solución dinámica y efectiva a las tareas estratégicas, a nuestros proyectos a gran escala, con un horizonte amplio y obtener rápidamente impulso en ello». De momento, el máximo dirigente ruso ha ordenado a las Fuerzas Armadas organizar para el 24 de junio el gran desfile de la victoria sobre la Alemania nazi, que debió celebrarse el pasado 9 de mayo y que tuvo que posponerse por culpa de la crisis sanitaria. Y no se trata de un desfile cualquiera, ya que conmemora el 75 aniversario del final de aquella contienda y Putin quería haberlo festejado por todo lo alto con presencia en Moscú del mayor número posible de líderes extranjeros. Contactos bilaterales Con ellos, además de hacer la habitual exhibición de músculo militar, mantendría contactos bilaterales con la intención de posibilitar un acercamiento que pudiera favorecer un levantamiento de las sanciones que Rusia sufre por la anexión de Crimea y su implicación en la guerra en el este de Ucrania. El Kremlin intenta además propiciar una «cumbre» de jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, China, Rusia, Reino Unido y Francia) como sustitutivo del G8, de donde Rusia fue expulsada tras estallar la crisis con Kiev. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró esta semana que se están enviado nuevas invitaciones a los dirigentes de diversos países del mundo, entre ellos a los presidentes francés y chino, Emmanuel Macron y Xi Jinping, para que acudan el 24 de junio a la parada militar en la Plaza Roja. Por ahora, no ha habido ninguna confirmación oficial de asistencia al evento. Antes de que se desatase la actual epidemia, Macron y Xi ya anunciaron su intención de trasladarse a Moscú para el desfile. Lo hizo también el primer ministro japonés, Shinzo Abe, pero el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, anunció que no asistiría. A la que sí esperan es a la canciller alemana, Angela Merkel. Pero mucho más importante para el presidente ruso que ése hipotético cónclave de líderes mundiales en Moscú el 24 de junio es la votación por parte de la ciudadanía de las enmiendas constitucionales que le permitirán permanecer en el poder hasta 2.036. Debería haber tenido lugar el pasado 22 de abril y se tuvo que suspender. Sin embargo, el diario «Kommersant» y la agencia Interfax, que citan fuentes próximas al equipo que prepara la consulta popular, estiman que podría celebrarse el 1 o el 8 de julio. Si Putin logra la reelección en los comicios de 2024 y en los de 2030, al finalizar esos dos mandatos adicionales, se pondría en los 83 años de edad y sumaría 16 años a los más de 20 que ya lleva al frente de Rusia. Dios en la Carta Magna Todo este tinglado de cambios constitucionales lo lanzó el jefe del Kremlin el pasado 15 de enero durante su discurso anual sobre el estado de la Nación. Desde entonces, muchas fueron las propuestas presentadas por un «grupo de trabajo» creado al efecto, entre ellas incluir el concepto de Dios en la Carta Magna, garantizar en su texto que el único matrimonio legal será el que contraigan un hombre y una mujer, la prohibición de que los funcionarios puedan tener propiedades en el extranjero, enmienda ya retirada definitivamente, y muchas otras no menos pintorescas. Sin embargo, a juicio de la oposición, el verdadero objetivo de Putin con la reforma, además de desbrozar el camino para que pueda seguir mandando después de 2024, consiste en fortalecer todavía más sus poderes en detrimento del Gobierno y poner bajo su control los tribunales Constitucional y Supremo. Como señuelo para que la gente vaya a votar, la nueva Constitución incluirá en su texto la obligación de actualizar cada año las pensiones y el salario mínimo. El líder carismático del partido liberal Yábloko, Grigori Yavlinski, lamenta en un artículo en su página web el hecho de que, con o sin nueva Constitución, «Rusia carece de un Estado de calidad y de una política competente». Según su opinión, «Putin no invertirá en la economía en la cantidad objetivamente necesaria, ya que considera la lucha contra Occidente como su misión histórica, y no la creación de una economía moderna y la mejora del bienestar de los ciudadanos».
28-05-2020 | Fuente: abc.es
Macron crea una gran Comisión de «sabios» internacionales para afrontar la crisis que se avecina
Emmanuel Macron ha creado una comisión de expertos y «sabios» económicos de reputación internacional, con la participación de varios premios Nobel, pidiéndoles ideas concretas, a largo plazo, para responder al inmenso problema de la inquietante crisis económica y social que se avecina. La comisión estará presidida por Jean Tirole, premio Nobel de Economía (2014), y Olivier Blanchard, que fue economista en jefe del Fondo Monetario internacional (FMI), entre 2008 y 2015. Macron, Tirole y Blanchard han escogido a un grupo de veintiséis economistas de la más diversa sensibilidad y de la más alta reputación internacional, entre los que se encuentran Dani Rodrik (Harvard), Carol Propper (Imperial College londinense), Stefanie Stantcheva (Harvard), Paul Krugman y Peter Diamond (premios Nobel, el 2008 y 2010) entre otros. El equipo, coordinado por Tirole y Blanchard, deberá presentar al presidente francés un informe con «sugerencia» que Francia adoptará o no adaptará, a partir de finales de año. Jean Tirole explica de este modo la idea central del proyecto: «Hemos intentado crear un equipo equilibrado, con gran experiencia científica, y, al mismo tiempo, capaz de avanzar respuestas concretas. Hay una gran diversidad geográfica (ocho franceses, ocho europeos, ocho americanos), intentando contar, al mismo tiempo, con las estrellas ascendentes de la economía internacional, mundialmente conocidas, trabajando con economistas más jóvenes de reputación creciente». Emmanuel Macron asumió, en su día, que Francia corre el riesgo de sufrir la peor recesión económica y social desde 1945. Ante tal desafío, el presidente esperar coordinar la respuesta nacional con la esperada respuesta de la Unión Europea (UE). Pero, a largo plazo, Macron desea contar con una reflexión global, válida para Francia y toda Europa. De ahí la creación del gran comité de «sabios» o «expertos» que debe presentarse el viernes día 29.
28-05-2020 | Fuente: abc.es
Francia avanza en la desescalada y reabrirá bares y restaurantes el 2 de junio
Édouard Philippe, primer ministro, jefe de gobierno de Emmanuel Macron, anunció este jueves la nueva fase del desconfinamiento francés: «La libertad será la regla, la prohibición será la excepción». Bares, cafés y restaurantes abrirán a partir del próximo 2 de junio. Las mesas solo podrán recibir a grupos de 10 personas, como máximo. Cada mesa deberá estar separada a un metro de distancia. Clientes y personal de servicio deberán usar mascarilla. Queda prohibido el consumo, en pie, en la barra, en el interior de los bares. La región de Isla de Francia (periferia de París, con muchas zonas muy multiculturales) estará sometida a medidas mucho más estrictas. Es un foco de infección significativo. La totalidad de las escuelas de Francia podrán abrir los próximos días. Viajes dentro del país Los franceses podrán viajar y desplazarse más allá de los 100 kilómetros de distancia de la residencia principal, pero, dentro de las fronteras francesas, hasta el 15 de junio, por lo menos. Édouard Philippe hizo esta precisión, importante para España y el resto de los países vecinos: «Francia es favorable a la reapertura de las fronteras interiores de Europa a partir del 15 de junio, si la situación sanitaria lo permite, sin cuarentena, por supuesto, para los viajeros europeos. Por el contrario, aplicamos medidas de reciprocidad, ante los Estados europeos que imponen cuarentena a los franceses». Ese detalle, la «cuarentena» aplicada a los viajeros, suscitó días pasados, una diferencia sensible entre España y Francia. Parques y jardines públicos reabrirán en toda Francia a partir de este fin de semana próximo. Salas de espectáculos y teatros podrán abrir a partir del 2 de junio, respetando normas muy estrictas. Los cines reabrirán a partir del 22 de junio, en toda Francia. Discotecas y salas de juego continuarán cerradas hasta una fecha indefinida. Las reuniones de más de 10 personas continuarán prohibidas en la calle y espacios públicos. Los deportistas profesionales podrán reanudar sus entrenamientos a partir de la semana próxima. El aeropuerto parisino de Orly reabrirá a partir del próximo 26 de junio. Esas medidas, entre otras, son la consecuencia «provisional» de una evolución más positiva de lo esperado de la crisis sanitaria. El primer ministro francés hizo esta matización: «Nos encontramos donde esperábamos, incluso un poco mejor. Pero debemos seguir siendo muy vigilantes». A pesar del balance positivo de la nueva fase del desconfinamiento, Édouard Philippe pone en guardia a la nación en estos términos: «Debemos seguir siendo responsables. Las reglas, la mascarilla, el distanciamiento, deben seguir respetándose. Todos somos actores responsables colectivamente de la lucha contra la pandemia, cuando es más urgente que nunca el ejercicio de la responsabilidad, cuando el país debe afrontar una crisis económica y social muy grave».
26-05-2020 | Fuente: abc.es
Macron pierde otros siete diputados en la Asamblea tras sufrir una nueva escisión
Emmanuel Macron sigue perdiendo diputados en la Asamblea Nacional (AN), primera cámara del Parlamento francés, recortando sus márgenes de acción política, cuando se multiplican los indicadores de alarma social. La semana pasada, 17 diputados decidieron romper con La República En Marcha (LREM), para crear un nuevo grupo parlamentario, presentado como «ecologista y social», «independiente», «ni de la mayoría macroniana ni de ninguna oposición tradicional». Este martes, otros 7 diputados han decidido abandonar el grupo parlamentario de LREM, esperando poder crear un nuevo grupo, «Actuar, juntos», presentándose como «constructivo pero independiente, sin romper completamente con el presidente Macron». La LREM todavía contará con 281 diputados en una AN de 577 escaños. Sin mayoría absoluta, el partido presidencial puede contar con el sólido apoyo de las familias centristas y la histórica división de las distintas fuerzas políticas tradicionales. Se trata de un «goteo» sintomático de la fragmentación política nacional y los malos sondeos presidenciales, cuando se multiplican las alarmas de todo tipo. Crecen las protestas apenas larvadas del personal hospitalario. Se multiplican los incidentes de carácter laboral. Los servicios de seguridad anuncian la posible «vuelta» de las familias más radicales de la difunta franquicia de los chalecos amarillos. Entre el 60 y 65 % de los franceses tienen mala o muy mala opinión de su presidente. La convocatoria de la segunda vuelta de las elecciones municipales, el próximo 28 de junio, se presenta como un fracaso anunciado para Emmanuel Macron y su partido, víctima de un escándalo sexual y un escándalo político de cierta envergadura.
26-05-2020 | Fuente: abc.es
Francia y Alemania piden la reapertura rápida de las fronteras europeas
Cincuenta y siete horas después que Pedro Sánchez anunciase, personalmente, que España «autorizará» la entrada de turistas extranjeros, «a partir de Julio», Francia y Alemania piden, juntas «el restablecimiento inmediato de la libre circulación cuando las condiciones sanitarias se cumplan». Richard Ferrand, presidente de la Asamblea Nacional (AN), y Wolfgang Schäuble, presidente del Bundestag (Parlamento federal), han publicado a primera hora de la mañana de este martes un comunicado conjunto, pidiendo la restauración rápida de la libre circulación de los ciudadanos entre los 27 paises europeos del Espacio Schengen (el espacio de seguridad común de la Unión Europea, UE). Coordinación franco-alemana Se trata de una nueva iniciativa franco alemana, de la más alta importancia simbólica, social, política, económica e institucional, días después del lanzamiento del ambicioso proyecto de «relanzamiento» de Europa con un fondo común de 500.000 millones de euros. Ferrand es un miembro influyente de la «guardia pretoriana» de Emmanuel Macron. Schäuble es uno de los patriarcas más influyentes del conservadurismo alemán. Su llamamiento al «restablecimiento inmediato» de las fronteras, dentro del Espacio Schengen, se produce dos días antes de la reunión de la Asamblea parlamentaria franco - alemana, un nuevo foro de trabajo bilateral. La firmeza, claridad y estrecha colaboración entre París y Berlín es posible gracias a una concertación muy estrecha entre aliados que comparten análisis y proyectos, bilaterales europeos. Colaboración que contrasta con las iniciativas «nacionales» e «individuales» del Gobierno español, su presidente y ministros, anunciando en orden aparentemente disperso el fin de la cuarentena y la apertura de las fronteras en julio. El domingo pasado, Élisabeth Borne, ministra de la Transición Ecológica e Inclusión del Gobierno francés, muy próxima a Emmanuel Macron, declaró a la emisora pública France Inter: «No puedo recomendar a los franceses que reserven sus vacaciones en España, al día de hoy. España ha optado por abrir sus fronteras, pero, al mismo tiempo, estableció normas sobre las personas que llegan en avión. Es contradictorio».
23-05-2020 | Fuente: abc.es
Brexit en tiempos de pandemia
en medio de la emergencia del coronavirus, el gobierno de Boris Johnson tiene además que negociar con la Unión Europea un acuerdo económico y comercial permanente. El período transitorio por el que se siguen aplicando las normas comunitarias termina en diciembre de 2020 y los tories ha convertido en un principio sagrado su negativa a pedir la prórroga y seguir siendo lo que llaman un «Estado vasallo». El primer ministro, con su desenvoltura habitual, afirma que si Bruselas no le facilita las cosas está dispuesto a saltar al precipicio del «no acuerdo» y cortar por lo sano con el mercado europeo. Pero el equipo negociador de Michel Barnier no tiene prisa y se remite a lo establecido para la salida del Reino Unido en enero, en especial las garantías de que no habrá competencia desleal una vez fuera de la Unión y la regulación de la situación futura de Irlanda del Norte. Este territorio se mantendrá en la unión aduanera y, a cambio, habrá que establecer controles aduaneros en el Mar de Irlanda, un pacto del que ahora reniegan muchos conservadores en Londres. Brexit ya era un mal negocio antes del coronavirus. Con la economía en depresión y un gobierno fuertemente criticado por su reacción tardía ante el virus, tiene aún menos sentido el aislamiento británico y la desconexión de sus mejores aliados. Un buen ejemplo es la solicitud que han hecho de participar en el Sistema de Alerta y Respuesta Europeo ante las pandemias, después de haber causado baja en el mismo. En teoría, la salida de la UE permitía al Reino Unido jugar con más libertad en la globalización. Pero ese mundo de mercados abiertos y reglas multilaterales ha entrado en decadencia acelerada. Las tensiones entre Estados Unidos y China ilustran el auge del nacionalismo. Uno de los mejores antídotos sigue siendo la integración europea. La respuesta económica frente a la crisis, puesta en marcha desde las instituciones de la UE y alentada por Angela Merkel y Emmanuel Macron, desmiente una vez más las cansinas profecías anglosajonas sobre el final inminente del sueño europeo.
22-05-2020 | Fuente: abc.es
Francia celebrará la segunda vuelta de las municipales el 28 de junio, si la pandemia no lo impide
Édouard Philippe, jefe de gobierno de Emmanuel Macron, y Christophe Castaner, ministro del Interior, han confirmado este viernes que la segunda vuelta de las elecciones municipales en Francia se celebrará el próximo 28 de junio, si la crisis sanitaria nacional no se ha degradado. Los comicios fueron aplazados por la pandemia después de una polémica primera vuelta el pasado 15 de marzo, que desató un terremoto político. Decisión inflamable: no existe consenso entre las fuerzas políticas nacionales, consultadas oficialmente. Extrema izquierda y extrema derecha populistas amenazan con desenterrar el hacha de guerra más feroz. El Gobierno ha transmitido a los presidentes de las dos cámaras del Parlamento, la Asamblea Nacional (AN) y el Senado, dos informes oficiales, anunciando la decisión. El próximo día 27 de publicará un Decreto oficial. Emmanuel Macron había barajado tres alternativas: convocatoria a finales de junio, aplazamiento al otoño o el mes de enero del año que viene. Según la legislación francesa, la convocatoria a finales de junio tiene una «ventaja» política: permite considerar válido el resultado de la primera vuelta electoral, el 15 de marzo pasado, dos días antes del principio del confinamiento nacional. Si se hubiese preferido aplazar varios meses la convocatoria, hubiera sido necesario volver a convocar las dos vueltas de la elección. Macron ha optado por la convocatoria a finales de junio, cuando restaurantes y bares estén funcionando, tras un desconfinamiento previsto para primeros de junio. La «cláusula de reserva» La convocatoria tiene una suerte de «cláusula de reserva»: la segunda vuelta electoral solo se realizará si el Consejo científico da su «visto bueno», con una declaración oficial, dos semanas antes del escrutinio. Si la situación sanitaria se degradase, el Gobierno retiraría «automáticamente» la convocatoria electoral. Esperada, se trata de una decisión con muchos riesgos políticos. Édouard Philippe, primer ministro, celebró una reunión de trabajo con los representantes de todas las fuerzas políticas nacionales. «La reunión terminó se llegar a ningún consenso. Le corresponde al Gobierno tomar y asumir su propia decisión», ha comentado Philippe. La gran mayoría de los alcaldes franceses apoya la convocatoria. Pero La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista) y Agrupación Nacional (AN, ex FN, extrema derecha), amenazan con utilizar la nueva e inminente campaña electoral para lanzarse a paso de carga, sable envenenado en ristre, contra Emmanuel Macron y su Gobierno.
1
...