Infortelecom

Noticias de emergencias

06-08-2018 | Fuente: elpais.com
Un incendio amenaza un enclave natural valenciano en Llutxent y Pinet
Nueve medios aéreos, bomberos y la Unidad Militar de Emergencias combaten el fuego
03-08-2018 | Fuente: elpais.com
Fallece un hombre en Barcelona por un golpe de calor
El Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona ha atendido a 116 personas por consultas relacionadas con los efectos de las altas temperaturas
05-07-2018 | Fuente: abc.es
«Ahora estamos todos muy contentos, esperamos buenas noticias»
Intentando distraerse con la televisión, los padres de los niños atrapados en una cueva de Tailandia esperan noticias sobre su rescate en la caseta del parque nacional de Tham Luang, en la provincia septentrional de Chiang Rai, cerca de la frontera con Birmania. Llevan casi dos semanas sin ver a sus pequeños y se les nota la angustia en el rostro. Aunque los doce menores, junto a su entrenador de fútbol, fueron hallados con vida el lunes dentro de la caverna, no pueden salir porque las lluvias del monzón la han inundado. O aprenden a bucear para recorrer los cuatro kilómetros que les separan de la entrada a la cueva, donde tendrán que sumergirse en algunos tramos que han quedado anegados, o no los quedará más remedio que esperar cuatro meses, hasta que acabe el monzón y ceda el agua de la cueva. Las dos opciones son peligrosas. La primera, porque los niños apenas saben nadar y pueden entrar en pánico buceando a través de cavidades angostas y enfangadas con fuertes corrientes y sin apenas visibilidad. La segunda, porque la estación de lluvias no ha hecho más que empezar y se esperan fuertes precipitaciones que inundarán aún más la cueva, amenazando al grupo atrapado, refugiado sobre una roca rodeada por el agua. Intentando sobreponerse a esta fatalidad que les ha deparado el destino, las familias se aferran a la esperanza de que los niños serán pronto traídos a la superficie. La tregua que ha dado la lluvia durante los últimos días y el drenado de la cueva, donde ha bajado el nivel del agua, les animan al optimismo. Aunque los psicólogos que les atienden han dado órdenes a los periodistas para que no les molesten con entrevistas, que les harían aumentar su ansiedad aún más, una de las madres de los niños atrapados atiende amablemente a ABC. «Ahora estamos todos muy contentos, esperamos buenas noticias», dice a ABC Ning, madre de Sompong Jaiwong. Apodado «Pong», sueña a sus trece años con convertirse en futbolista y jugar con la selección nacional de Tailandia. Por ese motivo, se unió al equipo de los «Moo Pah» («Jabalíes»), con cuyo entrenador se perdieron él y once compañeros más el pasado 23 de junio, cuando entraron en la cueva de Tham Luang tras acabar un entrenamiento. Ese día, y según informa la agencia France Presse, otro de los niños, apodado «Pong», cumplía 16 años. Su familia le tiene guardados los regalos para que, cuando vuelva, pueda celebrar su cumpleaños con sus amigos. Confiando en que todos ellos serán rescatados por los más de mil efectivos que componen el dispositivo de salvamento, algunos venidos de Estados Unidos, Reino Unido, China, Japón y Australia, las familias aguardan en una cabaña del parque natural. Con las paredes decoradas con cuadros del difunto y venerado rey Bhumibol, donde aparece regando plantas e inspeccionando cultivos, las familias ven las noticias en televisión sobre el rescate de sus hijos y pernoctan en una sala habilitada con colchones y mantas. Mientras una madre consulta su móvil, a su lado juega la hermanita pequeña de uno de los niños atrapados en la cueva. Afuera, los equipos de emergencias se afanan moviendo tuberías y estructuras metálicas para bombear el agua mientras las excavadoras allanan con sus palas el embarrado terreno. Entre un enjambre de soldados, policías, socorristas y bomberos, decenas de periodistas montan guardia a la caza de novedades y, como todos aquí, ansían el momento en que los menores emerjan de la caverna. A la entrada se han montado tiendas con bombillas y electricidad donde se coordina el dispositivo de rescate y se ofrece comida gratis. Bajo el batir de las alas de los helicópteros del Ejército que surcan el cielo, cae la noche en la boca de la cueva de Tham Luang. El sol ha dado un respiro después de un día de calor intenso, pero las cigarras siguen cantando entre la maleza de esta montaña con forma de persona tumbada que se ha tragado a doce niños y a su entrenador. Agradeciendo los ánimos, uno de los padres de los muchachos me ha regalado la tradicional bufanda tailandesa para secarse el sudor. La pienso llevar conmigo hasta que su hijo y los demás salgan a salvo de la cueva.
04-07-2018 | Fuente: abc.es
Dos personas en estado crítico tras ser expuestas al gas novichok, el mismo que intoxicó a Skripal
Una pareja británica, un hombre de 45 años -Charlie Rowley- y una mujer de 44 -Dawn Sturgess-, se hallan ingresados en estado crítico tras haber sido expuestos en la ciudad de Wiltshire a gas novichok. Se trata de la misma sustancia altamente tóxica con la que fueron envenenados el exespía ruso Sergéi Skripal y su hija Yulia el pasado 4 de marzo en la localidad de Salisbury. Se da la circunstancia de que ambas ciudades se hallan separadas apenas por 12 kilómetros. Esto hace suponer a las autoridades antiterroristas, como primera hipótesis de trabajo, que se trate de una exposición accidental a este agente nervioso, toda vez que la investigación no apunta por el momento a que la pareja afectada pudiera ser objetivo de ningún atentado. Sus perfiles así lo indican. La Policía y el personal sanitario que atiende a las dos personas, el mismo equipo que ya trató a los Skripal, encontraron similitudes entre ambos sucesos. La autoridades del condado de Wiltshire, al que pertenecen los dos municipios, enviaron la sustancia tóxica para su análisis al laboratorio para armas químicas de Porton Down, donde fue identificado en marzo el gas que envenenó a los Skripal. La identificación fue positiva: en este caso se trata también de gas novichok. La Policía investiga ahora si en ambos casos procede de un mismo lote. Los servicios de emergencia fueron alertados el pasado sábado de que la pareja se encontraba mal en su domicilio de Wiltshire, donde fueron hallados desplomados en el suelo. «No parece ser un delito» El comisionado adjunto de la Policía Metropolitana, Neil Basu, confirmó que «nadie más» ha presentado los mismos síntomas, si bien se mantiene acordonada la zona del suceso, donde ha asumido la investigación la Unidad de Terrorismo del Reino Unido, junto con la Policía de Wiltshire. El agente insistió en que no parece que se haya cometido «un delito» intencionado, aunque matizó que la investigación sobre lo ocurrido permanece abierta a todas las hipótesis. El comité de emergencias antiterrorista Cobra se reunió ayer para analizar la situación, aunque sin la presencia de ningún ministro, y desde el Gobierno aseguraron que el caso está siendo tratado «con la mayor seriedad». Un portavoz del Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May, afirmó que el incidente es «grave» y se está abordando «con la máxima seriedad». El exespía Sergéi Skripal, de 67 años, y su hija Yulia, de 33, fueron envenenados con el agente nervioso novichok en un ataque que, según el Gobierno británico, fue orquestado por Rusia. El episodio supuso una grave crisis diplomática entre Londres y Moscú, con llamadas a consultas de los embajadores y expulsiones de personal diplomático por ambos lados. Los Skripal permanecieron durante semanas en el hospital Salisbury District -antes de recibir el alta, el 10 de abril ella, y el 18 de mayo él-, el mismo en el que ahora se encuentran ingresados en estado crítico el hombre y la mujer afectados en Wiltshire.
30-06-2018 | Fuente: abc.es
Continúa la desesperada búsqueda de los doce niños atrapados en una cueva de Tailandia
Los equipos de rescate, apoyados por militares, policías y expertos internacionales, continúan con la búsqueda de 12 niños, que forman parte de un equipo de fútbol, y su entrenador desaparecidos hace hoy una semana en una cueva del norte de Tailandia. Bicicletas, calzado y otros enseres de los desaparecidos fueron encontrados el pasado sábado en la entrada de la gruta por un grupo de oficiales del parque natural Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en la provincia de Chiang Rai. Los guardabosques, tras una primera exploración en la que se internaron unos 3 kilómetros en la guarida, dieron la voz de alarma ese día para activar un operativo en el que han participado hasta la fecha unos 1.300 efectivos, entre ellos buzos y experimentados espeleólogos del Reino Unido. La cueva, de unos 10 kilómetros de largo, está parcialmente inundada a raíz del temporal de lluvia que azota la región. La portavoz de los equipos de emergencia, Ruetaiwan Patisen, aseguró a Efe que las galerías que están «inundadas« habrían impedido salir a los atrapados. Los equipos han utilizando unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes inundadas de la cueva, donde aún no han localizado a los menores -con edades comprendidas entre los 11 y los 16 años- y al adulto -de 25 años-. Otros equipos buscan accesos alternativos a la gruta para alcanzar una isleta que se halla en profundidades y donde se depositan las esperanzas de supervivencia de los desaparecidos. Las autoridades lanzaron el viernes desde las cavidades encontradas paquetes con comida y otros efectos de emergencia con el objetivo de que sean encontrados por los niños y el adulto. Los servicios de rescate preparan paquetes de comida para los niños, para introducirlo para cavidades que dan acceso supuestamente a la cueva - AFP Ceremonias religiosas Los equipos de emergencias también han realizado simulacros para el traslado de las víctimas, en caso de que sean encontradas con vida. El primer ministro de Tailandia, el general Prayut Chan-ocha, se trasladó ayer a la zona para dar ánimos a las familias de los desaparecidos y a los miembros de los equipos de rescate desplegados. Grupos de monjes budistas también han organizado ceremonias religiosas en la entrada de la cueva, y otras partes a lo largo del país, en las que se pronunciaron plegarias con la esperanza de que sean rescatadas las 13 personas. REUTERS
29-06-2018 | Fuente: abc.es
El autor del tiroteo en un periódico de Estados Unidos se cortó los dedos para ocultar sus huellas dactilares
Al menos cinco personas murieron ayer jueves y varias más resultaron heridas en un tiroteo en el edificio de un periódico local en Annapolis, en Maryland, Estados Unidos, donde fue detenido un sospechoso que, según las autoridades, actuó por «venganza». El suceso ocurrió sobre las 14.30 hora local (18.30 GMT) en el edificio del diario local «Capital Gazette», en cuyo interior el atacante abrió fuego. El teniente Ryan Frashure, portavoz de la Policía del condado de Anne Arundel, donde tuvo lugar el tiroteo, compareció para explicar que el detenido, al que no identificó, ejerció «algún tipo de venganza contra el diario Capital» que tampoco concretó. Frashure también explicó que el presunto autor de los disparos había amenazado al periódico en redes sociales y que actuó con un arma de «cañón largo». Aunque las autoridades no identificaron al detenido, los medios estadounidenses informaron de que se trata de Jarrod Ramos, de 38 años. El hombre se cortó los dedos para evitar que se pudiera tener acceso a sus huellas dactilares. Ramos perdió en 2015 una demanda por difamación que había presentado contra el periódico por un artículo de 2011 en el que el «Capital Gazette» le identificaba como acosador de mujeres en las redes sociales citando documentos judiciales. En la redacción, Ramos mató a tiros a Gerald Fischman, Robert Hiaasen, John McNamara, Rebecca Smith y Wendi Winters, cuatro periodistas y un agente de ventas, e hirió a otras dos personas. Frashure explicó que, el sospechoso «se encuentra bajo custodia» policial y está siendo interrogado en estos momentos gracias a la rápida respuesta de los equipos de emergencia, que lo detuvieron en el lugar del tiroteo, escondido debajo de una mesa. «Solo hay un sospechoso, es nuestro único sospechoso», aseguró. Trump lamenta el suceso El jefe del Gobierno del condado de Anne Arundel, Steven Schuh, elogió la labor de los servicios de emergencias, puesto que «si no hubieran llegado tan rápido como lo hicieron, esto podía haber sido mucho peor». Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, utilizó las redes sociales para trasladar sus condolencias a los familiares de la víctimas y su agradecimiento a los servicios de emergencia. «Antes de salir a Wisconsin me informaron sobre el tiroteo en el Capital Gazette en Annapolis, Maryland. Mis pensamientos y oraciones son para las víctimas y sus familias. Gracias a todos los miembros de los servicios de emergencia que se encuentran en el lugar de los hechos», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. Un presunto testigo del tiroteo empleó la misma red social para informar de que los disparos atravesaron una puerta de cristal de las oficinas del periódico hiriendo a varios empleados. «No hay nada más aterrador que escuchar a varias personas ser tiroteadas mientras tú permaneces agazapado bajo tu escritorio y escuchas al tirador volver a cargar el arma», tuiteó Phil Davis, periodista del Capital Gazette, especializado en sucesos. Este tiroteo ha tenido repercusiones en otras partes del país, como Nueva York, donde la Policía reforzó la seguridad en varios medios de comunicación de la ciudad. Imágenes facilitadas por distintos medios mostraron a policías en la puerta de las sedes de cadenas como «CBS» y en la del diario «The New York Times», unas medidas que regularmente se aplican cuando hay un atentado o un ataque grave en Estados Unidos. El Departamento de Policía de Nueva York indicó que el despliegue especial «no está basado en ninguna amenaza específica» sino que se trata de una «práctica habitual» en este tipo de situaciones.
28-06-2018 | Fuente: abc.es
Maduro intenta frenar el paro de enfermeras con bolsas de comida
En su tercer día de paro indefinido muchas enfermeras recibieron una cajita de comida «Clap» para detener la huelga. Sin embargo, no aceptaron el soborno del régimen de Nicolás Maduro por considerarlo una «humillación» contra sus exigencias de aumento salarial. La paralización del servicio médico fue total en los 21 hospitales públicos de Caracas, a la que se sumaron 19 de los 23 Estados del país. Los médicos han respaldado la convocatoria del gremio de enfermeras y paramédicos, que ganan 1,5 dólares al mes al cambio en el mercado paralelo. Las universidades de todo el país también se han sumado a lo que denominan «un paro nacional de educación superior» en reclamo de mejoras salariales, pues los profesores universitarios ganan igual que los obreros y las enfermeras, una cantidad indigna incluso para trabajador manual. En el hospital Maternidad Concepción Palacios las enfermeras y médicos volvieron a bloquear la avenida San Martín con carteles exigiendo reivindicaciones salariales y mejores condiciones laborales y hospitalarias. Las protestas de las enfermeras también se dieron en otros estados del país como Lara, Mérida, Táchira, Barinas y Carabobo. En Mérida las manifestantes escribieron en pancartas: «Basta de tanta humillación. Lo que ganamos no alcanza ni para lavar el uniforme». En Vargas un grupo de enfermeras del Hospital de Emergencias, se declararon en paro indefinido. Mirna González, secretaria de Salud de la Gobernación de Vargas, dijo que el personal de salud de la entidad están en su justo derecho de reclamar. «Por un sueldo justo. Por ambulancias. Estamos cansados de comer caraotas y lentejas con sal. Ya basta. Paro por un sueldo digno», gritaban las enfermeras. Este jueves y viernes más de 200 mil docentes universitarios van a paralizar actividades en todo el país para reclamar reivindicaciones salariales, informó Víctor Márquez presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv).
27-06-2018 | Fuente: abc.es
Desaparece un equipo de fútbol infantil en una cueva de Tailandia
Los servicios de rescate continúan este miércoles con la búsqueda de 12 niños de un equipo de fútbol y su entrenador que se extraviaron el pasado sábado en una cueva del norte de Tailandia, informan fuentes oficiales. Bicicletas, calzado y otros enseres de los desaparecidos fueron encontrados en la entrada de la gruta, de unos 10 kilómetros de largo y que se encuentra parcialmente inundada a raíz del temporal de lluvia que azota la región. La portavoz de los equipos de emergencia, Ruetaiwan Patisen, ha asegurado en conversación telefónica con Efe que aún tienen esperanzas de encontrar al grupo «con vida» en la cueva, en la provincia de Chiang Rai. Ruetaiwan ha precisado que están utilizando unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes inundadas de la cueva, donde aún no han localizado a los menores, con edades comprendidas entre los 11 y los 16 años, y al adulto, de 25 años. La portavoz ha añadido que las galerías que están «inundadas» habrían impedido a los atrapados salir. Unos 1.300 efectivos, incluidos policías, personal de emergencias. buzos y equipos de élite del Ejército participan en las tareas de búsqueda en la caverna, situada en el parque natural Tham Luang-Khun Nam Nang Non cerca de la frontera con Birmania (Myanmar) En la tarde del sábado, oficiales del parque natural dieron la voz de alarma al encontrar las pertenencias del grupo y, tras una primera exploración en la que se internaron unos 3 kilómetros en la guarida, reclamaron la ayuda de las autoridades.
21-06-2018 | Fuente: abc.es
El estremecedor relato de una hija de los Turpin en la «casa de los horrores»: «Nunca he salido a la calle»
La vista preliminar celebrada este miércoles en el proceso judicial contra David y Louise Turpin, los acusados de torturar durante años a sus 13 hijos y convertir su hogar en Perris, California, en una auténtica «casa de los horrores», ha permitido escuchar el estremecedor testimonio de una de las víctimas, de 17 años, en la grabación de su llamada a la Policía. Cuando en el servicio de emergencias que atendió la llamada trataron de saber la dirección del domicilio o donde se encontraba, la joven respondió: «Nunca he salido a la calle. No salgo mucho». La conversación, que recogen diversos medios estadounidenses que informan de la vista, tuvo lugar después de que la muchacha lograra escapar por una ventana de la vivienda. «A veces me levanto y no puedo respirar de lo sucia que está la casa», explicaba la chica, que aseguraba no haberse bañado casi en un año y que ella y sus doce hermanos podrían necesitar ir al médico. David Turpin, durante la vista preliminar - Efe En la grabación, se aprecia que le cuesta deletrear su nombre y confiesa no haber terminado el primer grado escolar, si bien su voz se oye clara y tranquila. En otro momento de la llamada, habla al operador de abusos por parte de sus padres y que estos habrían encadenado a dos de sus hermanas. También dice creer que su padre tenía armas en la casa. Otra hija «aterrorizada» con su madre Otros de los hijos de Turpin aseguraron a los investigadores que habían sufrido abusos. Una chica de 14 años señaló que la madre la tiró por las escaleras cuando la sorprendió en su habitación, según el testimonio de Brett Rooker, de la Oficina del Sheriff del Condado de Riverside. «Dijo que estaba aterrorizada con su madre», declaró. David Turpin, de 56 años, y su esposa Louise, de 49, se han declarado no culpables de más de 40 cargos, que incluyen tortura, detención ilegal y abuso infantil. En el caso del padre, también se declara no culpable de un cargo de conducta lasciva con un menor de edad.
1
...