Infortelecom

Noticias de emergencia sanitaria

14-11-2020 | Fuente: abc.es
La Justicia peruana prohíbe a Martín Vizcarra salir del país
El fiscal Martin Juárez pidió ayer la prohibición de salida del país para el expresidente Martin Vizcarra durante 18 meses por recibir presuntos sobornos. Vizcarra, tras entregar su pasaporte en la fiscalía, manifestó que no tenía intención de pedir asilo «en una embajada, tampoco en una clínica, tampoco me voy a autoeliminar, obviamente. Aquí estoy para poner el pecho». La prohibición se produjo unas horas después de que Perú protagonizara una de las marchas más grandes de protesta contra el Gobierno interino de Manuel Merino, que fue duramente reprimida por la policía. El centro histórico de Lima fue tomado por miles de manifestantes de todas las edades, desde la tarde del jueves hasta pasada la medianoche. Según explicó a ABC Zuliana Laynes, la presidenta de la Asociación Nacional de Perú, se produjeron más de 30 ataques contra periodistas que cubrían las marchas de protesta. «En tres días hemos superado la cantidad de agresiones y ataques registrados durante toda la emergencia sanitaria en el 2020. Este nivel de violencia lo vimos durante la década de los noventa con (Alberto) Fujimori. Se están lanzando perdigones al cuerpo y a corta distancia lo que puede ser letal». Represión Durante la protesta decenas de manifestantes entonaron cánticos y realizaron arengas frente al Palacio de Justicia de Lima. Entre ellos se encontraba el neurobiólogo Ed Málaga Trillo, quien forma parte de uno de los equipos que combate el Covid-19 en Perú. A los pocos minutos, desde cuatro lugares distintos, fueron lanzadas bombas lacrimógenas que dispersaron y provocaron que muchos manifestantes se retiraran las mascarillas para poder respirar. «He visto a la policía acorralar y perseguir a manifestantes pacíficos, provocándolos y disparándoles al cuerpo sin justificación aparente. Es indignante. También lo viví en carne propia. He sido atacado con gases lacrimógenos al punto de perder la respiración, cartuchos me han rozado el cuerpo», declaró Málaga Trillo a ABC, mientras explicaba que la crisis en Perú, «trae confusión e incertidumbre en cuanto a las políticas públicas y el manejo de la pandemia. Este Gobierno no sólo es ilegítimo, también improvisado. Ha usurpado el poder sin más plan que satisfacer sus apetitos particulares. Todo esto es nefasto para el país. Estamos a la deriva en medio de la peor crisis sanitaria de nuestra historia».
02-11-2020 | Fuente: abc.es
Italia endurece las medidas contra el Covid: toque de queda a las 21:00
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado un nuevo plan con medidas más duras para contener la rápida difusión del coronavirus. Faltan algunos detalles, como precisar la hora del toque de queda, que muy probablemente será a las 21:00. En su intervención en la Cámara de diputados, Conte se ha limitado a señalar que «habrá límites a la circulación de las personas durante la noche». Tras el toque de queda no se podrá salir de casa, salvo por motivos de trabajo, urgencias sanitarias u otras emergencias, que deberán ser demostradas mediante autocertificación. Giuseppe Conte ha destacado que «la pandemia se está extendiendo por Europa lo que obliga a cada país a promulgar nuevas medidas restrictivas de una semana a otra». El toque de queda se acompañará de otras medidas nacionales, que ha detallado así el primer ministro: «Los centros comerciales cerrarán los días festivos y en las vísperas, a excepción de las áreas de venta de alimentos, farmacias y estancos. Además, las salas de juegos, los locales de apuestas y videojuegos estarán cerrados; los museos y exposiciones también cerrarán. En los transportes públicos locales, prevemos una reducción del 50%, y se introducirán restricciones en los viajes entre regiones salvo por razones de necesidad (trabajo, urgencias sanitarias y otras emergencias)». Además, las lecciones en la enseñanza secundaria se impartirán de forma telemática. Responsabilidades Durante la discusión de las medidas entre Gobierno y presidentes regionales, ha habido un cierto enfrentamiento sobre quién debe cargar con la responsabilidad si deben introducirse nuevas medidas restrictivas en ciertas regiones. Sus presidentes habían rechazado asumir esa responsabilidad, al tratarse de decisiones impopulares que suelen ser acogidas con desagrado e incluso rabia por los ciudadanos. Se ha llegado así a plantear tres posibles escenarios de riesgo, para los que se aplicarán medidas diferenciadas, pero en cualquier caso tocará al gobierno asumir la responsabilidad de decidir qué regiones deben estar en uno de esos escenarios, según ha explicado Conte: «La inclusión de una región en una de las tres áreas de riesgo ?lo que conlleva medidas más restrictivas- se realizará con una orden del Ministerio de Sanidad». Por tanto, se evita la posibilidad de que sólo las regiones decidan, hipótesis que los presidentes regionales habían dejado claro que no aceptarían. «Se trata de introducir medidas adecuadas para las zonas de mayor riesgo y restricciones menos severas para las zonas donde la emergencia es menor», precisó Conte. El primer ministro ha reconocido que hay cansancio y rabia en los ciudadanos por los grandes sacrificios que están realizando, prometiendo ayudas en apoyo del mundo laboral: «Haremos todos los esfuerzos económicos que sean necesarios para ofrecer elementos de estabilidad y certeza al mundo del trabajo». Para ello el gobierno ha prorrogado los ERTE y congelado los despidos hasta finales de marzo, y se habla de la posibilidad de ampliar el plazo hasta junio, si continuara la emergencia sanitaria. «Somos conscientes -añadió- de la frustración y la sensación de desconcierto y también de la rabia que se está manifestando en estos días, y las repercusiones sobre la actividad económica». Niveles críticos Según el primer ministro, «el panorama ha empeorado en relación con la primera ola», pero hoy «el 95% de las personas tienen síntomas leves. No estamos sufriendo una presión insoportable en las unidades de cuidados intensivos ?añadió Conte-, sino que estamos viviendo una saturación preocupante, en particular en las terapias sub intensivas y en el área médica en general. Por esto, es necesario aliviar los servicios de urgencias». El primer ministro ha confirmado que el índice de transmisión del virus (Rt) es 1,7 de promedio nacional, lo que significa que dos personas pueden contagiar a casi cuatro, pero «en algunas regiones la cifra es obviamente más alta. Existe la probabilidad de que 15 regiones superen los umbrales críticos en las UCI y las áreas médicas en el próximo mes». El pasado día 25 hubo 21.273 nuevos positivos, mientras una semana después, este domingo, se registraron 29.905 (el sábado, 31.756). Conte explicará también las medidas en el Senado esta tarde y se ha mostrado dispuesto a tener en cuenta las observaciones que se le hagan hoy sobre el plan de medidas contra la pandemia, que será sometido a votación en ambas cámaras del parlamento.
29-10-2020 | Fuente: abc.es
Italia se dirige al confinamiento general mientras continúan las protestas
Italia sigue el camino de Francia y Alemania y se encamina hacia un confinamiento en todo el país, seguramente dentro de dos semanas. Se trataría de un cierre general «ligero», con suspensión de casi todas las actividades no esenciales, pero con las escuelas abiertas y movimientos limitados para ir a trabajar o por necesidades esenciales. En algún caso, como la región de Apulia, su presidente Michele Emiliano ha decidido cerrar ya las escuelas. De momento, el primer ministro, Giuseppe Conte, por presión de los presidentes de algunas regiones y de los sectores más golpeados por la crisis, se toma tiempo, un par de semanas, para comprobar la eficacia de sus últimas medidas restrictivas, que entraron en vigor el pasado lunes, con cierre a las seis de la tarde de las actividades no indispensables, entre ellas bares y restaurantes. No obstante, Conte reconoce que la situación es grave porque el país ha entrado en el «escenario de tipo 3», lo que supone estar en alto riesgo. Incluso el coordinador jefe del Comité científico que asesora al Gobierno, el profesor Agostino Meozzo, advierte que si no desciende la curva epidémica dentro de 15 días, se deberá decretar el confinamiento. Igualmente, el jefe del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Luigi Sacco de Milán, afirma que «el confinamiento se realizará, solo falta por saber cuándo entrará en vigor». Algunos medios adelantan que podría iniciarse el próximo 9 de noviembre. Los comerciantes de Nápoles han solicitado que se comience cuanto antes el confinamiento para intentar salvar la campaña de ventas durante las fiestas navideñas. Hospitales desbordados La urgencia viene determinada porque el número de contagios se está haciendo casi exponencial y en algunas regiones, como Campania, Lombardía, Liguria, Umbría, Piamonte y Lazio los hospitales están al borde del colapso o se aproximan a la saturación. Piamonte ha solicitado incluso al ejército, dada su organización y medios, montar hospitales de campaña. En la práctica, esta situación significa que al menos media Italia se encontraría ya en el «escenario de tipo 4», es decir, en zona roja, según los límites fijados por el Instituto Superior de Sanidad. De ahí que el epidemiólogo Martin Blachier, fundador de Public Health Expertise, se muestre convencido de que el confinamiento sea la única solución. Blachier explica, en una entrevista a «La Repubblica», que «el virus estalló repentinamente, no entendemos cómo pudo haber sucedido; nuestra hipótesis es que la llegada del frío es un factor decisivo en el aumento de infecciones». El ascenso de la curva epidémica parece imparable: El miércoles se registraron 24.991 nuevos infectados (21.994 el martes). Se trata de un récord, con el mayor número de test realizados hasta ahora: casi 199.000 en un día. Se agrava también el balance de muertos, con 205 fallecidos en las últimas veinticuatro horas. La situación se hace preocupante sobre todo en Lombardía, donde se han registrado en solo 24 horas 7.558 nuevos positivos (5.035 el martes). Inquietan al Gobierno muy especialmente Nápoles y Milán. El ministro de Salud, Roberto Speranza, ha escrito a los alcaldes de ambas capitales para advertirles que sus ciudades están en observación, porque «las infecciones han crecido demasiado rápido y ya están fuera de la posibilidad de control». Es una forma de indicarles que el confinamiento se hace inevitable. Manifestaciones con violencia La emergencia sanitaria se refleja en el desbordamiento que se percibe ya en algunos hospitales, mientras la emergencia económica se traslada a la calle, con manifestaciones que se extienden diariamente por todo el país, en protesta por las medidas restrictivas del Gobierno y en petición de ayudas. Ayer, 10.000 pequeños empresarios de la restauración y trabajadores se manifestaron en toda Italia, siguiendo la convocatoria de las asociaciones del sector (Fipe-Confcommercio), con un lema común: «Estamos por los suelos». Lo reflejaron simbólicamente: Para hacer visible su mensaje colocaron por tierra los manteles de sus mesas de bares y restaurantes, y sobre ellos pusieron las copas, platos y cubiertos. El líder de la Liga, Matteo Salvini, se acercó a mostrar su solidaridad y recibió insultos de algunos manifestantes. La mayoría de las legítimas manifestaciones son un ejemplo de civismo. Marcan así distancia de las violentas protestas que se suceden en los últimos días por parte de neofascistas, grupos de anarquistas, muchos ultras y extremistas de izquierda y de derechas. El Gobierno se ha mostrado dispuesto a dialogar con las asociaciones de los sectores más afectados por la crisis, pero ha pedido que se aísle a los violentos cuyas protestas con enfrentamientos con la policía, lanzando petardos y otros explosivos, están creando tensión en muchas ciudades. Anoche se registraron violentos incidentes en Palermo, Bari y Génova. La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, ha advertido que «la estabilidad social del país» está en riesgo: «Paralelamente a las protestas ciudadanas ? destacó Lamorgese - hemos sido testigos de episodios indescriptibles de violencia y guerrilla urbana. Fueron episodios que encontraron solo un pretexto ocasional en el descontento, por sujetos que nada tienen que ver con los sectores afectados por las medidas gubernamentales».
25-10-2020 | Fuente: abc.es
Guerrilla urbana en Roma contra el toque de queda, como el día anterior en Nápoles
Vuelve la alarma sobre el orden público en Italia, tras el toque de queda y restricciones impuestas en algunas regiones. En el entorno de la céntrica plaza del Popolo en Roma se vivieron en la noche del sábado al domingo horas de guerrilla urbana, en protesta contra el toque de queda, establecido en el Lazio a medianoche. Grupos anarquistas y ultraderechistas lanzaron cócteles molotov, petardos y otros artefactos explosivos, quemaron dañaron coches y mantuvieron duros enfrentamientos con las fuerzas del orden. «Forza Nuona», grupo ultraderechista, había anunciado en tuit su lucha contra el toque de queda: «Listos para echarnos a la calle, sin miedo». Era una protesta y guerrilla urbana claramente organizada, como lo demuestran no solamente los explosivos que lanzaron, sino también el hecho de que algunos manifestantes iban con la cara tapada con capuchas y cascos. Parecida situación se vivió en la noche del viernes al sábado en Nápoles , con duros enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos anarquistas, radicales, ultraderechistas, negacionistas del virus y clanes camorristas. Los manifestantes protestaban contra el toque de queda impuesto por el presidente de Campania, Vincenzo De Luca, quien había amenazado también con un confinamiento general. Al final, De Luca ha tenido que dar marcha atrás, ante la guerrilla urbana del viernes y el riesgo de que continúen los desórdenes públicos. «Nápoles, un laboratorio» El malestar y las tensiones sociales a causa de la pandemia son cada día más evidentes. «Lo ocurrido en Nápoles es la señal de lo que podría suceder en el resto de Italia y en toda Europa. Nápoles sigue teniendo este extraño destino de ser un territorio que se anticipa a las tendencias, como un laboratorio en el que se experimenta lo que sucederá en otros lugares», destaca este domingo en «La Repubblica» el escritor napolitano Roberto Saviano, en un artículo titulado «El laboratorio napolitano», destacando que «no es solo la Camorra la que está detrás de los actos violentos, sino que es la desesperación del sur la que está explotando». Aunque algunos expertos han planteado medidas aún más restrictivas, sin descartar un nuevo confinamiento, el primer ministro, Giuseppe Conte, por ahora rechaza un cierre total como ocurrió en marzo, y ni siquiera desea que se hable de ello. El temor a disturbios armados si se produce un confinamiento general del país había sido expresado por el profesor Ranieri Guerra, representante de la Organización Mundial de la Salud en el comité científico que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento porque provocaría disturbios armados. La gente está exhausta por el encierro de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la guardia, alentados también por colegas que no entienden muy bien qué trabajo hacen». Autocrítica Además del temor a las protestas y guerrilla urbana en caso confinamiento, ahora descartado, el Gobierno considera que un toque de queda general en todo el país no es eficaz, según el profesor Walter Ricciardi, asesor del ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y miembro del comité científico, quien hace también autocrítica: «¿Qué nos salió mal? Muchas regiones no han hecho lo que tenían que hacer este verano para adaptar su sistema sanitario; hoy estamos pagando las consecuencias. Tenemos pocas semanas para intervenir. Se necesitan cierres locales, incluso regionales, porque el toque de queda general no funciona, lo hemos visto con los malos resultados de Francia». Alarma por la tensión social En cualquier caso, el Gobierno teme que las legítimas protestas de los ciudadanos y su derecho a manifestarse ante las medidas restrictivas desemboquen en violencia por las acciones de grupos radicales. La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, ha destacado que «detrás de las manifestaciones violentas y agresiones hay un plan previamente organizado que poco tiene que ver con la crisis económica». La posibilidad de un escenario de violencia había sido imaginado por el ministerio del Interior. Los servicios secretos alertaron de la posibilidad de una guerrilla urbana en varias ciudades. El director general de la policía, Franco Gabrielli, en contacto con todos los jefes de policía de las regiones de Italia, ha planificado controles en prevención de desórdenes públicos. El malestar y las tensiones sociales preocupan también al presidente de la República, Sergio Mattarella. El próximo martes presidirá el ya programado Consejo supremo de la Defensa, convocado dos veces al año por Mattarella. Uno de los temas será justamente «las consecuencias de la emergencia sanitaria sobre los equilibrios estratégicos y de seguridad globales, con particular referencia a la OTAN y a la Unión Europea».
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Italia aprueba la Ley de Presupuestos con 40.000 millones de euros para la crisis sanitaria y relanzar la economía
El gobierno italiano, al tiempo que decreta hoy domingo nuevas medidas restrictivas para combatir la pandemia, aprobó en la madrugada la ley de presupuesto para el 2021, realizada en clave anti-Covid y marcadamente expansiva. No hay subida de impuestos y se destinan 39.000 millones de euros para frenar la crisis desencadenada por el coronavirus y apoyar el crecimiento del país. En el paquete de medidas, destacan 6.000 millones para la escuela, 4.000 millones para sanidad (aparte de otros seis mil millones del fondo de recuperación europeo); 4.000 millones a fondo perdido para apoyar sectores en crisis (bares, restaurantes, hoteles y turismo estacional) y 5 mil millones para extender hasta marzo la llamada «caja integración», un sistema similar a los ERTE en España. «Nunca unos presupuestos fueron tan expansivos en la historia del país», dijo el ministro de Economía, Roberto Gualteri, destacando que las inversiones pasarán del 2,3 por ciento del PIB en 2019 al 4 por ciento el próximo año. Se ha cuidado especialmente el capítulo de Sanidad, para fortalecer y asegurar la atención médica, con muchas medidas. La principal es la confirmación, para 202, de 30.000 médicos y enfermeras que habían sido incorporados durante el periodo de emergencia. El personal sanitario tendrá retribuciones más altas. Para compra de vacunas se destinan 400 millones de euros, y un fondo de 1.000 millones para otras necesidades relacionadas con la emergencia sanitaria. Ayudas a familias, trabajadores y al sur En el ámbito fiscal, una medida relevante es la prestación mensual por hijo, oscilando entre 200 y 250 euros, desde el séptimo mes de gestación hasta los 21 años de edad. Se aplicará para los hijos de asalariados, autónomos y desempleados. Se verán beneficiadas 11 millones de familias. Se aumenta el bonus que reciben los trabajadores en su nómina, capítulo al que se destinan casi 8.000 millones de euros. Desde el 2014, los empleados con rentas hasta 26.000 euros percibían 80 euros mensuales. Ahora el bonus se amplía a 100 euros para los trabajadores con rentas desde los 28.000 y 40.000 euros, un bonus que se convierte en estructural. Se asignarán 5.700 millones de beneficios fiscales para las inversiones en el sur del país, más retrasado económicamente que el norte, con el fin de apoyar las empresas y estimular el empleo. Las empresarios no tendrán que pagar impuestos por los contratos a menores de 35 años. Recursos a educación y cultura Las escuelas y universidades, además del sector cultural, también son receptores de otra importante inyección de recursos. De hecho, la contratación de 25.000 profesores de apoyo se financia con 1.200 millones de euros, mientras que 1.500 millones se destinan a edificios escolares que posteriormente también se beneficiarán de los recursos del Fondo de Recuperación. Se incrementan las ayudas a guarderías con 100 millones, ampliables en años sucesivos. También se espera una contribución permanente de 500 millones anuales por el derecho a la educación y 500 millones para incrementar la contratación en las universidades. Por otro lado, 2.400 millones van a edificios universitarios. Se interviene también con 350 millones de euros para potenciar el transporte escolástico destinado a regiones y municipios. Finalmente, 600 millones anuales se destinarán a apoyar el empleo en los sectores del cine y la cultura, que a su vez se ven especialmente afectados por la pandemia. En definitiva, se trata de estimular la recuperación del país, con medidas para hacer frente a la pandemia, limitar su impacto en el mundo empresarial y laboral, fortaleciendo la atención médica. El gobierno espera para el próximo año un crecimiento del 6 % y un déficit del 7% del PIB.
29-09-2020 | Fuente: as.com
"La próxima pandemia está en camino"
Sally Davies, profesora de la Universidad de Cambridge, prevé que una vez cada cinco años podríamos enfrentarnos a una nueva emergencia sanitaria.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
El Laborismo británico se propone «recuperar la confianza de las empresas»
El Partido Laborista celebra este lunes el segundo día de su congreso anual, que acaba mañana con el discurso de su líder, Keir Starmer y que debido a la pandemia se está realizando de forma virtual. En esta segunda jornada, la portavoz de economía Anneliese Dodds detalló el plan de la formación para recuperar la economía del país, en recesión tras el parón provocado por la emergencia sanitaria. Dodds, que criticó duramente la gestión del primer ministro Boris Johnson, aseguró que en caso de llegar al poder, el laborismo tendrá «un gobierno que trabajará mano a mano con las empresas y los sindicatos teniendo en cuenta los mejores intereses para este país» y añadió: «Si yo fuera ministra de Economía, restauraría la confianza de las empresas porque comprendo que los negocios desempeñan un papel crucial en la creación de empleo». En línea con lo dicho el domingo por la adjunta a Starmer, Angela Reyner, aseguró además que la prioridad para el partido es la creación de empleo, por lo que en sus planes entra poner en marcha un programa de reconstrucción de empresas y acusó al Ejecutivo de adoptar un enfoque «arrogante» con respecto a la gestión de las finanzas públicas durante la crisis del coronavirus. Cargó especialmente contra el ministro de Finanzas, Rishi Sunak: «Los conservadores han desperdiciado enormes cantidades de dinero público», afirmó, y añadió que si ella fuera la ministra, se aseguraría «de que el dinero público siempre se gaste de manera inteligente. Orientado donde más se necesita. No derrochar donde no es necesario». Dodds pidió al Ejecutivo que apoye las propuestas laboristas para evitar una catástrofe en los sectores más afectados por la pandemia y exigió además inversiones en empleos verdes e innovación ambiental. «Hay empresas que han tenido que ver cómo se destruye nuestra reputación global, mientras los conservadores amenazan con violar la ley internacional. Empresas desesperadas por el contraste entre las limitadas ambiciones del gobierno del Reino Unido y la inversión verde que se está llevando a cabo en Alemania, Francia y más allá», detalló, antes de asegurar que «como ministra, restauraría esa confianza con los negocios. Porque entiendo el papel fundamental que desempeñan las empresas en la creación de empleo y el apoyo a los medios de vida en todo el país».
21-09-2020 | Fuente: abc.es
El laborismo presenta su plan para recuperar la confianza empresarial
El Partido Laborista británico celebra hoy el tercer y último día de su congreso anual, que cerrará el líder Keir Starmer con un esperado discurso, que sin embargo será menos lucido de lo esperado, al ser el congreso virtual y no presencial debido a las restricciones por el Covid-19. Durante la jornada de ayer, la portavoz de economía, Anneliese Dodds, detalló el plan de la formación para recuperar la economía del país, en recesión por primera vez en más de un década tras el parón provocado por la emergencia sanitaria. Dodds, que criticó duramente la gestión de la pandemia por parte del primer ministro Boris Johnson, aseguró que en caso de llegar al poder, el laborismo tendrá «un gobierno que.. Ver Más
05-09-2020 | Fuente: abc.es
Unos dos mil negacionistas del Covid-19 se manifiestan en Roma sin mascarillas contra «la dictadura sanitaria»
Con una gran pancarta en la que se leía ?Nosotros somos el pueblo? y al grito de ?libertad?, se inició esta tarde de sábado, en la plaza Bocca della Verità de Roma, una manifestación de asociaciones que niegan la existencia de la pandemia y luchan contra las mascarillas, las vacunas, las prácticas de prevención de contagio de Covid-19 y, en fin, contra lo que llaman ?dictadura sanitaria?. Detrás de la convocatoria había una constelación de grupos, desde los llamados ?chalecos naranjas? italianos encabezados por el general retirado Pappalardo, hasta los grupos antivacunas (No Vax), pasando por el movimiento de extrema derecha Forza Nuova y otros grupos singulares como el Pueblo de las madres, los opositores al 5G y los complotistas de QAnon. Entre las consignas coreadas en la plaza, las más habituales han sido 'no mascarillas?, ?verdad?, "manos fuera de los niños" y ?no a las multinacionales?. Se vieron bastantes pancartas, con este tipo de frases: ?No mascarillas, no distanciamiento social?, ?No escuela hospital?, ``La libertad personal es inviolable?, ?No mascarillas en la escuela?. En el palco, entre otros oradores, intervino el ultraderechista Giuliano Castellino de Forza Nuova: "Aquí no hay fascistas ?gritó a los manifestantes- aquí está la gente, hay familias, yo estoy aquí como padre de tres hijos que perdieron su trabajo durante confinamiento. La emergencia sanitaria es un caballo de Troya?. No fueron muchos, unas 2.000 personas, a lo largo de cuatro horas de manifestación, pero han metido mucho ruido en las redes sociales. Los negacionistas han hablado de ?estar en guerra? contra el Estado y contra las medidas para combatir la pandemia. Han contado con el apoyo de algunos famosos negacionistas, como el crítico de arte, el senador Vittorio Sgarbi, que aplaudió la iniciativa y animó a las madres a participar en la manifestación. El Gobierno responde con dureza y con cifras El gobierno ha reaccionado con dureza, condenando la iniciativa: ?A los que se han manifestado en Roma y piensan que la pandemia no existe - ha dicho el primer ministro, Giuseppe Conte- , les respondemos con cifras: 274.000 contagiados en Italia y más de 35.000 muertos". En la misma línea se expresó el ministro de exteriores, Luigi Di Maio: ?Dicen que estamos en guerra; yo respondo que combatimos la guerra este invierno y hemos perdido decenas de miles de italianos en el campo cuyos familiares siguen llorando. Les pido a los negacionistas que al menos muestren respeto por los familiares de los muertos?. Otro momento de la protesta - A. G. F. Al ministro de Sanidad, Roberto Speranza, la manifestación le causó temor y preocupación: ?Ver una plaza de negacionistas te pone los pelos de punta, sinceramente. Las normas fundamentales, como la mascarilla y la distancia social, deben ser respetadas por todos. El país debe estar unido en este desafío?. El presidente de la región del Lazio, Nicola Zingaretti, líder del Partido Democrático, infectado por el virus en marzo, escribió en un tuit: ?La manifestación es un error. Respetad a las víctimas, a las familias, los trabajadores sanitarios, los sacrificios de los italianos. Covid no se niega, se combate. ¡Pido a toda la política que se aleje de esta locura!?. La oposición contraataca Los líderes de la derecha han aprovechado la manifestación para atacar al gobierno. La presidenta de los Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, ha manifestado: "Los negacionistas del virus están en el gobierno y son todos los que no adoptaron a tiempo las medidas contra el virus". Por su parte, el líder de la Liga, Matteo Salvini, ha replicado al ministro de Exteriores: "Di Maio haría bien en preocuparse ante la incapacidad de su gobierno". Salvini llegó a participar en agosto en una conferencia de negacionistas en el Senado, rechazando la mascarilla que le ofreció un empleado del parlamento. En realidad, los manifestantes en la Bocca della Verità muestran hostilidad hacia la política en general y dicen que no se sienten dignamente representados por ninguna fuerza política del parlamento, aunque aceptan los apoyos individuales de algunos políticos, caso del senador crítico de arte Sgarbi. En definitiva, los negacionistas son una minoría, pero ruidosa.
01-09-2020 | Fuente: abc.es
Pulso sin tregua en Bulgaria entre el Gobierno pro-europeo y el rusófilo jefe del Estado
Se cumplen casi dos meses de protestas de quienes piden la dimisión del primer ministro Boiko Borisov, líder del partido de centroderecha GERB, y la del Fiscal General. Hasta el momento, no se han producido incidentes de mayor gravedad tal como suponían algunos observadores; incluso la intensidad de las protestas ha disminuido notoriamente. Desde hace varios días en Sofía también hay «contraprotestas» frente al Palacio Nacional de la Cultura ?edificio emblemático de la capital? que exigen la dimisión de presidente Rumen Radev y la desaparición de las carpas que mantienen bloqueados tres cruces muy importantes de la capital. El martes de la semana pasada trascendió que el ministro de Justicia, Danail Kirilov, decidió presentar su dimisión. Los socialistas reaccionaron afirmando que no necesitan la dimisión de un miembro del Ejecutivo, sino de todo el Gabinete Borisov. Esta dimisión «sólo sirve para insuflar un soplo de vida al Gobierno un día más», afirmaron en la sede socialista. El exministro de Justicia, Jristo Ivanov, adversario furibundo del actual Gobierno, manifestó al respecto: «Lo que ocurre es que un ministro incapaz fue arrasado por su propia incapacidad». Los que más destacan por su apoyo a las protestas son algunos políticos fracasados ?Jristo Ivanov entre ellos?, que intentan hacerse con el poder, pero no a través de elecciones democráticas que deben celebrarse en marzo de 2021, sino entrando por la puerta de atrás en un futuro Gobierno. No cabe duda de que quien encendió la antorcha que desembocó en estas protestas, fue el presidente Radev, rusófilo a ultranza, nominado en su momento por el partido socialista, que, en vez de asumir el papel de unificador del país, no cesa en sus continuos ataques al Gobierno. Desde el primer día de las protestas vimos a un Radev arengando a los amotinados, con el puño alzado al estilo de los antiguos partizani [guerrilleros]; sólo le faltaba el kalashnikov al hombro. Consecuente con su actitud de ataques continuos al Gobierno legítimo de Borisov, el jefe de estado volvió a montar en cólera cuando la Fiscalía General detuvo a dos de los consejeros presidenciales en sus propios despachos, bajo la acusación de tráfico de influencias, uno de ellos intercediendo a favor de un ciudadano ruso que resultó pertenecer a los servicios secretos de ese país, para que obtuviera pasaporte búlgaro, solicitud ya denegada anteriormente. En un momento en que las autoridades prorrogan el estado de emergencia sanitaria hasta finales de septiembre por los nuevos rebrotes de coronavirus, cabe preguntar cómo es posible que a nadie preocupe la aglomeración de tantas personas, sin guardar la mínima distancia requerida, que permanecen en sus carpas o sentados en sillas plegables, durmiendo en colchonetas sobre el asfalto, algunos paseando y otros disfrutando de sus patinetes, mientras que la gran parte de la población de la urbe sufre las consecuencias de una ciudad colapsada por un grupo que no tienen más horizontes que vociferar cansinamente «ostavka» [dimisión], pero sin tener, ni ofrecer soluciones o programas concretos. Como contrapunto a estas protestas, el primer ministro búlgaro puede presumir de haber recibido en las últimas semanas el apoyo de diversas instituciones europeas en su lucha contra la corrupción y en la gestión del país. Como miembro del Partido Popular Europeo, el pasado 10 de julio Manfred Webber, su presidente, hizo pública una carta para mostrar el apoyo de la familia conservadora europea a Borisov en su lucha contra la corrupción. En la cumbre recientemente celebrada de la UE, el jefe del Ejecutivo ha podido volver a Sofía como uno de los grandes vencedores con el compromiso de ayuda de 29.000 millones de euros con los que el país podrá encarar la dificilísima situación económica desatada por el coronavirus, y como un aval a la política económica que ha desarrollado su Gobierno. Este hecho de tan gran trascendencia para Bulgaria no sólo fue ignorado por el presidente Radev, sino que ese mismo día volvió a sus consabidos ataques al gobierno. Aunque la intensidad de las protestas no tuvo ayer el seguimiento que se esperaba, los organizadores de las protestas ya han anunciado para mañana, día en que el Parlamento renueva sus actividades, nuevas y espectaculares actuaciones de protesta.
1
...