Infortelecom

Noticias de elecciones

18-07-2018 | Fuente: abc.es
La OEA exige a Daniel Ortega el adelanto de las elecciones a 2019
Horas después de que las fuerzas progubernamentales tomaran la ciudad de Masaya, el último gran bastión levantado contra el Ejecutivo de Ortega, la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida en sesión permanente -la tercer para abordar la crisis en Nicaragua-, aprobó ayer, por 21 votos a favor, siete abstenciones, tres en contra (Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas) y cuatro ausencias (entre ellas la de Bolivia que se levantó de la reunión) la resolución para condenar la violencia en Nicaragua y pedir al Gobierno nicaragüense que acepte adelantar a 2019 las elecciones fijadas para 2021. Algo que la Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora en la crisis tras el comienzo de las protestas el 18 de abril, solicitó el 7 de junio al presidente Ortega que adelantara los comicios al 31 de marzo de 2019; algo que el mandatario rechazó el pasado 7 de julio al considerar que ya habría «tiempo para las elecciones tal y como lo manda la ley». La votación de la resolución -presentada por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y EE.UU.- tuvo lugar durante una sesión bronca, se dilató casi tres horas debido a las constantes intervenciones de la delegación nicaragüense, liderada por el canciller Denis Moncada, que insistió una y otra vez en calificar las protestas contra Ortega de «golpe de Estado blando», cuyo fin es el de «romper con el orden constitucional de un gobierno elegido de manera legítima» a través de «grupos criminales» internos y externos. El canciller nicaragüense subrayó, asimismo, la existencia de un «plan terrorista» promovido por EE.UU. para derrocar su gobierno, recuperando así las política intervencionista empleada «en los años 70». Pero Nicaragua no estuvo sola en su intento de bloquear la votación: las delegaciones de Venezuela y Bolivia interrumpieron constantemente el orden del día cuestionando la resolución y denunciado la presunta injerencia de EE.UU. en las protestas. Confrontación de vídeos Moncada no dudó en comparar la sesión de este miércoles de la OEA con la «Santa Inquisición medieval» que quiere juzgar a un gobierno elegido legítimamente». Tras su insistencia inagotable, la presidenta de la comisión accedió a la emisión de un vídeo mostrando las presuntas torturas contra la policia y simpatizantes sandinistas. Grabación que fue contestada con otro vídeo presentado por EE.UU. con imágenes de la represión de las fuerzas progubernamentales. En el texto aprobado ayer, la OEA reitera su «enérgica condena y su grave preocupación» por los actos de violencia perpetrados por policías y paramilitares en Nicaragua y exige el «desmantelamiento de los grupos parapoliciales», que actúan con el consentimiento del Ejecutivo, según grupos humanitarios. Y urge al Gobierno de Ortega a que participe «activamente y de buena fe» en el diálogo nacional, mediado por la Iglesia Católica. En la resolución, la OEA expresó su condena al «hostigamiento» a los obispos que participan en el diálogo, así como a los «actos de violencia» contra unas oficinas de Caritas que fueron incendiadas y contra la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), que se convirtió en centro de las protestas y donde fue asesinado un joven el pasado fin de semana; mientras otro murió en una iglesia aledaña. Ayer se cumplieron tres meses desde que comenzaron las protestas como consecuencia de la aprobación del gobierno de una polémica reforma de la Seguridad Social. Hasta el momento los enfrentamientos han dejado más de 350 muertos y 1.830 heridos.
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump dice que saldrán «muchas cosas positivas» de su reunión con Putin
El presidente de EEUU, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que «muchas cosas positivas saldrán» de la cumbre que mantuvo el pasado lunes con su colega ruso, Vladímir Putin, en Helsinki, sólo horas después de desdecirse sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. «Putin y yo discutimos muchos temas importantes en nuestra reunión anterior. Nos llevamos bien, lo que realmente molestó a muchos enemigos que querían ver un combate de boxeo. ¡Grandes resultados vendrán!», ha tuiteado. Tras el aluvión de críticas que recibió por desautorizar a las agencias de espionaje de EEUU ante Putin en una rueda de prensa, Trump ha vuelto a la carga sobre el asunto al asegurar: «a mucha gente en los niveles más altos de Inteligencia les gustó mi presentación en la conferencia de prensa en Helsinki». «La reunión con Rusia podría ser, a la larga, un éxito aún mayor» que la cumbre de la OTAN en Bruselas, unos días antes, cuando instó a los socios de la Alianza Atlántica a incrementar sus aportaciones. «Si bien la reunión de la OTAN en Bruselas fue un triunfo reconocido, con miles de millones de dólares más a cargo de los países miembros a un ritmo más rápido, la reunión con Rusia podría ser, a la larga, un éxito aún mayor. Muchas cosas positivas saldrán de esa reunión ..», ha dicho. La gran cantidad de críticas que recibió la actitud de Trump con Putin en la cumbre del lunes en Helsinki, incluso dentro de su propio partido, por la complacencia con la que el presidente de EEUU trató al líder ruso, le obligó a desdecirse al día siguiente. «Me expresé mal (..) Quise decir que no veo razón por la que Rusia no estuviese detrás» de la interferencia en los comicios de 2016, ha indicado Trump en unas declaraciones en la Casa Blanca. En su rueda de prensa conjunta con Putin, Trump puso en duda las conclusiones de los servicios de espionaje estadounidenses que apuntan que el Kremlin interfirió en las presidenciales de 2016 en EE.UU. para beneficiarle y perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton.
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump matiza su apoyo a Putin sobre la injerencia rusa tras el alud de críticas
El republicano dice ahora que sí cree que Moscú interfirió en las elecciones de 2016 y justifica que sus palabras fueron un lapsus
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump matiza sus críticas a los servicios de seguridad
El republicano dice ahora que sí cree que Moscú interfirió en las elecciones de 2016 y justifica que sus palabras fueron un lapsus
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump matiza su apoyo a Putin sobre la injerencia rusa en EE UU tras el alud de críticas
El republicano dice ahora que sí cree que Moscú interfirió en las elecciones de 2016 y justifica que sus palabras del lunes fueron un lapsus
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Los ultras alemanes son ya el segundo partido más votado en las encuestas
Los desacuerdos y las profundas desavenencias entre la CDU de Merkel y la CSU de Baviera, que desde el final de la II Guerra Mundial concurren juntas a las elecciones en Alemania, están creando desorientación y repulsa entre sus votantes, al tiempo que elevan en las encuestas al partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD). Según el último sondeo Insa, si se celebrasen elecciones este domingo, AfD sería el segundo partido más votado, con el 17,5% y por delante de los socialdemócratas del SPD. Desde el 19 de junio, fecha en que el ministro de Interior Horst Seehofer comenzó a amenazar con romper la coalición de gobierno por sus diferencias de criterio con Merkel en materia de refugiados, el bloque CDU/CSU ha perdido un 4% de los apoyos, aunque los que más siguen perdiendo son el SPD y Los Verdes, cuyo carácter de partido con opción a formar parte del gobierno se reduce dramáticamente y que son los objetivos a los que AfD está dispuesto a dirigir sus bombardeos durante los próximos meses. «La Agenda 2010 ha sido un desastre par Alemania», clama en diversas entrevistas uno de los líders del partido, Jürgen Pohl, en referencia a las reformas que impulsó el excanciller socialdemócrata Gernhard Schröder, que ayudaron al país a permanecer a flote durante la crisis financiera al precio de renunciar al estad de bienestar. «Los niños pobres de hoy son los jubilados miserables de mañana», repite su colega en la directiva de AfD Björn Jöcke, que este discurso reivindicativo de política social, que bien podría defender cualquier partido de izquierda, será la tónica de ahora en adelante, una estrategia destinada a ganar espacio en los Bundesländer orientales, el territorio de la antigua RDA, y que ya está dando sus primeros resultados en las encuestas. Ambos han elaborado un documento con «un nuevo concepto para revalorizar las pensiones» que quieren presentar próximamente en Berlín en el que al parecer se establecen diferencias entre los ciudadanos con nacionalidad alemana y los ciudadanos a secas. Los miembros más liberales de la directiva de AfD no están muy de acuerdo con el papel sobre pensiones porque calculan que tendría un aumento de gastos de 125.000 millones de euros al año. A la espera de que el documento sea sometido a votación interna, su mera filtración ha supuesto ha servido para inflar el apoyo demoscópico, que en algunos sondeos regionales llega incluso al 24%. «AfD se está beneficiando además de un proceso de erosión que afecta a todos los grandes partidos políticos europeos y que está alimentando a los partidos pequeños», añade el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Passau, Heinrich Oberreuter, «los grandes partidos ofrecen programas muy amplios que quedan desdibujadoa para la opinión pública, que de alguna manera encuentra en estos partidos, los que apenas llevan una docena de puntos en sus agendas, una representación que perciben como más personalizada y acorde con sus intereses. Se están beneficiando de tomar como asuntos estrella temas que los grandes partidos apenas si toman en serio». Las primeras y muy relevantes elecciones que tendrán lugar en Alemania serán las regionales de Baviera en octubre. Según el instituto GMS, AfD se disputará allí el puesto de segundo partido más votado con Los Verdes, ambos rondando el 14%, mientras que la CSU seguirá en el primer lugar con alrededor del 40% de los votos. No se espera que el SPD supere el 12%. «Nuestro modelo, tanto a escala federal como en los Bundesländer es Austria», ha reconocido la presidenta del AfD Alice Weidel, «la coalición formada por el Partido Popular de Austria ÖVP y el Partido Liberal FPÖ, que está haciendo un trabajo excepcional tanto en lo que respecta a la velocidad con la que han reformado el gobierno como a la puesta en práctica de los acuerdos de coalición». «Las personas y los nombres hacen que sea imposible por ahora en Alemania», lamenta, «pero a largo plazo no lo descarto».
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Poco que celebrar en Sudáfrica en el centenario del nacimiento de Mandela
Hoy no es un día cualquiera en Sudáfrica. Se celebra, ni más ni menos, que el centenario del nacimiento de un líder como pocos, de una figura venerada en el mundo entero, de un luchador incansable. El 18 de julio de 1918 nacía en Mvezo (Provincia Oriental del Cabo) Nelson Rolihlahla Mandela. Abogado, activista, político, filántropo. Mandela fue la personificación de los valores por los que pasó gran parte de su vida luchando: justicia social, democracia y libertad. Unos valores por los que esperaba vivir, pero para los cuales estaba «preparado para morir», según dijo él mismo en el Juicio de Rivonia en 1964. Durante sus 27 años de encarcelamiento, su leyenda se agrandó. Respaldado en todo momento por su partido, el Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés), terminó siendo el centro de la lucha global anti-apartheid. En la década de los 80, Mandela era el prisionero político más famoso del mundo. El revolucionario, que nació en una pequeña localidad rural, se convirtió en un líder capaz de construir puentes hacia una Sudáfrica libre de la represiva segregación racial; las claves del éxito fueron su carácter conciliador, humildad, espíritu resistente, compromiso inquebrantable, disciplina y, por supuesto, su carisma. Su confinamiento en Robben Island, en solitario, le dio los recursos para ello. Le despojó del enojo que acarreaba y le confirió las herramientas para convencer a sus iguales de que abrazaran un futuro compartido, viable únicamente a través de la negociación. Como primer presidente democrático de Sudáfrica, Mandela puso el acento en la transformación para la mayoría con la introducción de una constitución progresista y liberal, la estabilización de la economía y la consagración de los ideales de la democracia. Las elecciones de 1994 fueron el punto de partida, no la llegada. Sin embargo, la falta de un cambio sustancial promulgado durante la transición ha impulsado la reevaluación del legado de Mandela. Asuntos pendientes La Sudáfrica de hoy no es la que Mandela soñó. La pobreza sigue muy arraigada, especialmente en las zonas rurales donde no hay servicios básicos. Se estima que 14 millones de sudafricanos se acuestan hambrientos cada noche y cerca de nueve millones de jóvenes están en paro. La desigualdad que azota el país es insostenible: un 10% de la población posee el 90% de toda la riqueza; y ésta es una de las causas principales de la violencia. Para lograr una nación pacífica debe existir justicia social. No parece haber límites para la corrupción institucional, siendo el expresidente Jacob Zuma una demoledora prueba de ello, y la delincuencia común aumenta sin cesar en todo el país. Con este panorama, es comprensible que sus compatriotas estén desesperanzados, frustrados e, incluso, desilusionados. Veinticuatro años después del fin del apartheid, existe una amplia brecha entre la promesa de libertad y la realidad de la mayoría de los ciudadanos. La incapacidad del partido gobernante para implementar cambios en beneficio de la mayoría es la gran asignatura pendiente del país. La transformación de Sudáfrica en la era democrática ha sido lenta y los políticos que han tomado su relevo no siempre han estado a la altura. El listón, sin duda, estaba alto. Mandela fue una excepción, un raro ejemplo de político con principios que representó un compromiso infatigable para el perdón y la reconciliación, hecho que también le valió algunas críticas de aquellos que le tacharon de ser «blando» con la minoría blanca que les había oprimido durante décadas. Mandela fue un individuo complejo e imperfecto pero su visión todavía importa. Sus valores y convicciones son fundamentales para superar las injusticias profundamente arraigadas del pasado y que el país siga avanzando.
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump acepta ahora que hubo «interferencias» rusas en las elecciones de 2016 pero «no conspiración»
Todos lo entendimos mal. Según Donald Trump, un desliz en la transcripción de sus declaraciones en Helsinki nos hizo entender que apoyaba a Putin sobre sus propios servicios de inteligencia. Donde dijo que no veía razón para que Rusia hubiera interferido en las elecciones, ahora debemos inferir que sí. El presidente estadounidense salía hoy a la desesperada a intentar detener la indignación que ha despertado su papel en la cumbre de Finlandia. En una reunión en la Casa Blanca con congresistas republicanos, Trump señaló, leyendo unas notas, que tiene «plena fe» en sus servicios de inteligencia. «Acepto las conclusiones de nuestros agentes», concedió el presidente, aunque subrayó que la interferencia rusa en 2016 no incidió en el resultado electoral.Y una vez más, Trump quiso dejar claro que no hubo conspiración entre Rusia y su campaña. Igualmente, se comprometió a impedir cualquier tipo de interferencia en las elecciones de noviembre. Pero hoy seguían las manifestaciones de indignación, desconcierto, vergüenza, desolación.., y miedo a perder en las elecciones de noviembre el control de las dos Cámaras, donde los republicanos tienen ahora mayoría. Las declaraciones de Donald Trump en la conferencia de prensa conjunta con Vladímir Putin han dejado boquiabierto al partido del presidente y han encendido las alarmas. El rango de reacciones entre los conservadores va de la furia al silencio, sin apenas apoyos públicos. Una de las excepciones la protagonizó el senador por Kentucky Rand Paul, que apuntó que el «odio» de los medios y de la izquierda hacia el presidente es lo que les lleva a descalificar su encuentro con Putin. Trump rompió horas de silencio en Twitter para agradecerle su apoyo, en concreto por su opinión de que «el presidente ha sufrido un año y medio de investigaciones totalmente partidistas, ¿qué se supone que debe pensar?». «¡Tú sí que lo entiendes!», celebraba el mandatario. Reacciones republicanas El espaldarazo de Paul contrasta con las diatribas que recibió de parte de John McCain. En un duro comunicado, el senador de Arizona, que afronta una difícil batalla contra el cáncer y apenas participa en la actividad política, acusaba a Donald Trump de leer «el mismo guión que Putin cuando el presidente eligió de forma consciente defender a un tirano contra preguntas justas de la prensa libre», críticas a las que se sumaron otros compañeros de partido que en otras ocasiones ya se han manifestado contrarios a ciertas políticas y comentarios de Donald Trump, caso de Jeff Flake («Vergonzoso»), Bob Corker («Estoy decepcionado») y Ben Sasse («Es un desastre»). En una comparecencia ante los medios, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dijo que «entiende el deseo y la necesidad de tener buenas relaciones, pero Rusia es un gobierno que amenaza y no comparte nuestros intereses ni nuestros valores». Actuación vergonzosa La CIA, el FBI, la Agencia Nacional de Seguridad, el Departamento de Justicia e incluso los comités de Inteligencia del Senado y del Congreso han concluido que Rusia interfirió en las elecciones de 2016. A pesar de ello, Trump antepuso la palabra de Putin a las investigaciones de sus propias agencias, lo que lleva a su país a una situación insólita. El pasado viernes, Dan Coats, Director Nacional de Inteligencia, advertía de que «las luces de alarma parpadean de nuevo en rojo», comparando la situación de alerta por los ataques cibernéticos contra el país con las alertas previas a los atentados del 11 de septiembre de 2001. Las caras de muchos de los periodistas y analistas políticos americanos que siguieron a Trump hasta Helsinki eran todo un poema. La presentadora estrella de la NBC, Rachel Maddow, preparó a sus espectadores para afrontar «el peor escenario posible», que, según la periodista, incluye la opción de que «haya ascendido a la Presidencia de los Estados Unidos alguien que sirve a los intereses de otro país en vez de al nuestro». Un escenario tremendista que a la misma hora combatía la cadena favorita de Trump, Fox News, con un mensaje en forma de conversación entre el presidente y su amigo Sean Hannity, grabado en Helsinki después de la cumbre. La propia Fox, que emitió una entrevista con Putin, en la que el periodista Chris Wallace fue mucho mas incisivo con el líder ruso que Trump, emitía señales de desconcierto. Implacables Los editoriales del martes de la prensa estadounidense atizaban duro. «The Washington Post» acusaba al presidente de «confabulación con Rusia» después de «destrozar el sistema judicial de su propio país», y llevaba a portada un artículo de opinión de su jefe de Nacional, Dan Balz, en el que señalaba que Trump, al mezclar la cuestión de la posible conspiración de su campaña con Rusia con «los ataques rusos al proceso democrático de Estados Unidos, continúa socavando toda la investigación». «The New York Times», por su parte, consideraba que ya no se puede confiar en que Trump defienda «los intereses de Estados Unidos y de la alianza democrática que lidera». Desde la óptica más conservadora de «The Wall Street Journal», su editorial calificaba de «vergüenza personal y nacional» la actuación del presidente. .
17-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump matiza su apoyo a Putin sobre la injerencia rusa en EE UU tras el alud de críticas
El republicano dice ahora que sí cree que Moscú interfirió en las elecciones de 2016 y justifica que sus palabras del lunes fueron un lapsus
17-07-2018 | Fuente: as.com
?Los porteros no somos ni raros ni locos: somos diferentes?
López-Pinedo y Laura Ester, los guardianes de las selecciones de waterpolo, charlan sobre la figura del meta, David de Gea, Rollán y este Europeo de Barcelona.