Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

23-05-2018 | Fuente: abc.es
La oposición apela al ejército para sacar a Maduro del poder
La Asamblea Nacional de Venezuela, en manos de la oposición desde que ganó las elecciones en 2015, rechazó este martes con contundencia el «fraude» electoral orquestado por Nicolás Maduro y propuso convocar unas elecciones verdaderas y constitucionales para el último trimestre del año. En el acuerdo aprobado, que fue leído por el presidente del parlamento, Omar Barboza, se exalta la decisión del pueblo de Venezuela, en defensa de la Constitución, de «rechazar, desconocer y no convalidar la farsa convocada para el 20 de mayo, a pesar de la presión gubernamental a través de los medios de control social». La Asamblea también exhorta a la Fuerza Armada Nacional (FAN) para que «cumpla y haga cumplir la Constitución y se le devuelva la soberanía al pueblo venezolano». En este sentido, recuerda que la FAN, y en concreto los funcionarios del llamado Plan República, «fueron los principales testigos de las irregularidades de la farsa realizada el 20 de mayo, y que de conformidad con el artículo 328 de la Constitución, la Fuerza Armada Nacional constituye una institución sin militancia política y por ello una institución al servicio y defensa de la Constitución». Fueron numerosos los diputados que invocaron a la Fuerzas Armada para que saquen a Maduro del palacio de Miraflores y defiendan la Constitución y al pueblo venezolano. Stalin González, de Un Nuevo Tiempo, señaló que el ejército «es testigo de esa farsa electoral del Gobierno. Tenemos que luchar juntos por unas elecciones de verdad». Así mismo, el diputado Juan Guanipa, de Primero Justicia, instó a la Fuerza Armada a «asumir la responsabilidad de defender a Venezuela» y agradeció a la comunidad internacional su «solidaridad con el país». En total, se apuntaron para intervenir en el debate parlamentario 50 de los 112 diputados opositores. El expresidente de la Asamblea Nacional y secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aseguró que «Nicolás Maduro ni tiene legitimidad de origen, ni tiene legitimidad de desempeño. Lo que pasó el domingo fue una crónica de una muerte anunciada. Se produjo exactamente lo que advertimos, que la concurrencia sería muy baja (46%)». El diputado Richard Blanco, del partido del alcalde de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, señaló que «el 20-M fue una farsa. No podemos esperar más. No tenemos presidente y tenemos que cumplir lo que se decidió en el plebiscito del 16-J de 2017», en referencia a la convocatoria de nuevas elecciones, desconociendo a Maduro. En su acuerdo, la Asamblea convoca al pueblo de Venezuela, a todos los actores políticos, f uncionarios públicos y representantes de la sociedad civil a unir esfuerzos y diseñar una estrategia unitaria para promover un cambio político en Venezuela. Ratificó, en ese sentido, el compromiso para producir los cambios políticos y constitucionales que permitan rescatar las condiciones de integridad electoral y lograr así elecciones presidenciales libres y transparentes en 2018, como dispone la propia carta magna. En esa línea, el partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, ha convocado para este sábado una gran marcha de repudio al fraude de la reelección de Maduro. Llamada al mundo La Asamblea reiteró, así mismo, el exhorto a la comunidad internacional para que practique sus buenos oficios para contribuir a resolver la crisis humanitaria y restablecer la democracia en el país. Precisamente, la Comisión Europea se sumó este martes al coro de voces que rechazan los comicios del domingo y denunció que no han sido «libres y transparentes», al tiempo que animó al régimen bolivariano a repetirlos bajo unas condiciones aceptables. La UE no pone sobre la mesa aún una decisión de ruptura con el régimen de Maduro y promete que seguirá trabajando para alcanzar una «solución democrática y pacífica» para Venezuela. El portavoz de la Alta Representante para la Política Exterior de la Unión, Federica Mogherini, declaró ayer que «la UE lamenta que no hubiera un acuerdo en el calendario electoral y que el proceso electoral no haya garantizado elecciones libres y transparentes, que habría requerido la participación de todos los partidos políticos de forma igual y sin obstáculos», por lo que exhortó al régimen totalitario de Caracas «a crear las condiciones para unas elecciones libres».
22-05-2018 | Fuente: abc.es
Antiguos guerrilleros de las FARC están volviendo a las armas, según el negociador del Gobierno
Humberto de la Calle, el que fuera jefe negociador por el Gobierno de Colombia del acuerdo de paz con las FARC y ahora se presenta como candidato a la Presidencia, asegura tener información del «rearme» de grupos de guerrilleros. Según declaró en una entrevista con la cadena BLU Radio, De la Calle teme por el futuro de la paz en Colombia, al tiempo que alertó sobre información que le ha llegado en el sentido de que excombatientes de las FARC se están reagrupando y retomando las armas. «Tengo informaciones de rearme de ciertos grupos en Arauca, de personas que habían estado en el Acuerdo. Esto se nos puede desgranar por debajo», señaló el candidato del Partido Liberal en las elecciones presidenciales que se celebran este domingo, 27 de mayo. Humberto de la Calle, exnegociador del Gobierno con las Farc - Óscar del Pozo Según el antiguo responsable de la delegación del Gobierno en la negociación del acuerdo de paz suscrito con la guerrilla en 2016, cuando ganó el «no» en el plebiscito convocado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para ratificar la primera versión del pacto, se sentaron «como 130 horas con los voceros del "no", entre otros con el doctor Álvaro Uribe -expresidente y hoy senador-, que en algún momento me dijo: no le paremos bolas a las FARC, esos tipos no van a volver a combatir». Finalmente, Santos y el líder guerrillero «Timochenko» suscribieron el acuerdo sin un nuevo plebiscito. Según De la Calle, él le respondió: «Discrepo de usted. No sé qué hará el secretariado o el llamado estado mayor, pero en la base de la Farc el mensaje es que el Estado no cumple su palabra. Es un mensaje que puede llevar a una diáspora de criminalidad», señaló. De la Calle: «Veo mucha ceguera en la sociedad» «Veo mucha ceguera en la sociedad colombiana. No quiero obrar aquí como una especie de aurúspice de malos presagios, pero esto se nos puede desbaratar por debajo», continuó el exnegociador. En este sentido, lanzó una «predicción»: «Ese día no vamos a tener con quién negociar, eso va a hacer una violencia inorgánica. Porque esos señores del secretariado, con todas las barbaridades que cometieron, con su mezcla del narcotráfico, con el uso y el abuso del secuestro, pero es la última generación que arranca por lo menos con una formación política. A mí me parece una irresponsabilidad poner en jaque esto». La antigua guerrilla, reconvertida en el partido político Fuerza Revolucionaria del Común tras la entrada en vigor del acuerdo de paz, retiró la candidatura de «Timochenko» a la Presidencia tras someterse a una cirugía a corazón abierto, sin que lo sustituyeran por otro aspirante. En las legislativas de marzo había cosechado un pobre resultado, con un 0,34% de los votos en la elección para el Senado y un 0,22% en la del Congreso.
22-05-2018 | Fuente: abc.es
El trabajo de José Luis Rodríguez Zapatero en Venezuela lleva tiempo en entredicho por su complicidad con Nicolás Maduro. Tras las últimas «elecciones» celebradas en el país, el expresidente del Gobierno se ha convertido en enemigo público de muchos venezolanos, que le piden que abandone sus labores de mediación: «O le están pagando muy bien o ha perdido el norte», denuncian desde la MUD (Mesa de la Unidad Democrática). A comienzos del mes de abril, Zapatero se ofreció como «garante» para las elecciones presidenciales celebradas este domingo. Sin embargo, su trabajo sigue sin satisfacer a muchos venezolanos que le abuchearon a la salida de un colegio electoral. Preguntado por su autoridad para vigilar los comicios, el expresidente respondió: «Yo he estado mucho tiempo aquí, y vengo a observar». J. M. Nieto En una entrevista con la Agencia Efe, Zapatero definió las elecciones como una jornada pacífica al mismo tiempo que ve «válido» que los candidatos derrotados puedan impugnar los resultados, una indefinición que tiene molesta a la oposición. Luis Eduardo Manresa, secretario ejecutivo de la MUD en Madrid, dijo en declaraciones a Servimedia que al expresidente o «le están pagando muy bien o perdió el norte». «Zapatero le hizo muchísimo daño a la democracia española y, sobre todo, al PSOE», añadió este opositor venezolano, que se une al malestar de muchos de sus compatriotas residentes al otro lado del Atlántico. Críticas desde Madrid En Madrid, su actuación tampoco ha generado demasiados elogios. El presidente Mariano Rajoy escribió en Twitter que en estos últimos comicios «no se han respetado los mínimos estándares democráticos»: «España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas y seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos», escribió el presidente. En el proceso electoral de Venezuela no se han respetado los mínimos estándares democráticos. España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas y seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos. MR? Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) 21 de mayo de 2018Desde el PSOE, donde su papel de mediador también genera algunas dudas, Pedro Sánchez reconoció su «empeño» por encontrar una «solución dialogada» al conflicto en Venezuela. No obstante, al contrario que Zapatero, Sánchez no cree que se hayan respetado las mínimas garantías democráticas. Él sostiene en público y en privado que para celebrar elecciones libres sería necesario excarcelar a todos los presos políticos. Por esa doble opinión ?respetuosa con Zapatero pero crítica con los comicios?, en Ciudadanos acusan al PSOE de «legitimar la farsa». «No entendemos cómo puede dar apoyo y legitimar la farsa de ayer, es inexplicable», dijo Inés Arrimadas tras la reunión del Comité Ejecutivo de Ciudadanos. En último lugar, ni siquiera Podemos celebra a pies juntillas el trabajo de Zapatero. El secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, aseguró «hay que esperar a ver qué dice» el expresidente del Gobierno para dirimir si las elecciones se han «desarrollado de manera correcta». «Más allá de que uno esté de acuerdo con las políticas que llevó a cabo.. es un expresidente y una persona de prestigio», dijo en una entrevista con Onda Cero.
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Trump limita la capacidad de Venezuela para vender deuda y activos en EE.UU.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha impuesto este lunes nuevas sanciones contra el Gobierno venezolano, al firmar una orden ejecutiva por la que limita al Ejecutivo de Nicolás Maduro la venta de deuda y activos públicos en territorio estadounidense. El Gobierno estadounidense ha tomado esta decisión tras las elecciones presidenciales de este domingo, que Washington califica de «farsa» y en las que Maduro fue reelegido para un nuevo mandato con una de las participaciones más bajas en décadas. En una conferencia telefónica con periodistas, altos funcionarios del Gobierno de Trump han explicado que estas acciones pretenden impedir que Maduro venda activos públicos venezolanos a cambio de sobornos. «La orden ejecutiva de hoy cierra otra vía de corrupción que hemos observado que se usa: niega a los funcionarios venezolanos corruptos la capacidad de valorar indebidamente y vender activos públicos a cambio de sobornos», han indicado esas fuentes. De esta forma, la orden ejecutiva prohíbe a cualquier ciudadano, institución o empresa estadounidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al Gobierno de Venezuela en Estados Unidos, incluidas aquellas inversiones derivadas de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA). El objetivo es aumentar así la presión sobre el régimen de Maduro, al que también se le limita su capacidad de obtener liquidez, incluidas las cuentas por cobrar, del Gobierno venezolano como de la petrolera estatal PDVSA y el Banco Central Venezolano. No obstante, las sanciones no atacan directamente las transacciones petroleras de Venezuela, por lo que Estados Unidos no pone impedimento a que el crudo venezolano siga comercializándose en el país. Aun así, según han indicado los altos funcionarios, Estados Unidos «continúa manteniendo todas las opciones de respuesta» ante la situación de Venezuela, «incluida la opción militar», y está coordinando activamente una acción conjunta con los 14 países miembros del Grupo de Lima. Minutos antes de las nuevas sanciones, el vicepresidente Mike Pence adelantó que el Gobierno Trump tomaría medidas sobre el asunto y calificó los comicios venezolanos como una «farsa». «La elección de Venezuela fue una farsa. Estados Unidos está en CONTRA de la dictadura y CON el pueblo de Venezuela pidiendo elecciones libres y justas», ha apuntado Pence desde su cuenta de la red social Twitter. «EE.UU. no se quedarán de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba», ha agregado. En un comunicado paralelo, Pence ha insistido en que el resultado electoral, del que salió ganador el actual presidente Nicolás Maduro, es «ilegítimo» y «un golpe más a la orgullosa tradición democrática de Venezuela». «Todos los días, miles de venezolanos huyen de la opresión brutal y la pobreza extrema. (..) El régimen de Maduro debe permitir la ayuda humanitaria en Venezuela y debe permitir que su gente sea escuchada», ha reiterado el vicepresidente estadounidense. La semana pasada el Gobierno estadounidense también sancionó al «número dos» del Gobierno venezolano, Diosdado Cabello, así como a su hermano y a su esposa.
21-05-2018 | Fuente: abc.es
España y la UE estudian medidas tras las irregularidades en las elecciones en Venezuela
El Gobierno de España ha subrayado que las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Venezuela presentaron «deficiencias democráticas fundamentales» y «graves irregularidades», por lo que España, junto a sus socios europeos, «estudiará la adopción de medidas oportunas». Por medio de un comunicado, el Gobierno ha reaccionado así a la victoria de Nicolás Maduro en una elecciones legislativas que le confirman como presidente de Venezuela para el periodo 2019-2025. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha recordado que, el pasado 19 de abril, la UE detalló una serie de condiciones que debían cumplirse para que las elecciones fueran consideradas «libres, transparentes y creíbles». El propio Rajoy, según ha expresado en un comentario en su cuenta de Twitter, considera que en las elecciones celebradas en Venezuela «no se han respetado los mínimos estándares democráticos». Rajoy señala que España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas ante la situación en Venezuela. Además, garantiza que el Gobierno español seguirá trabajando para paliar el «sufrimiento» de los venezolanos. En el proceso electoral de Venezuela no se han respetado los mínimos estándares democráticos. España estudiará junto a sus socios europeos las medidas oportunas y seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos. MR? Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) May 21, 2018Entre otras condiciones, la Unión Europea exigía la participación en igualdad de condiciones de todos los partidos políticos y candidatos y la composición equilibrada del Consejo Nacional Electoral, lo que garantizaría su imparcialidad. Además, la UE planteó la importancia de contar con un calendario electoral «viable y acordado» con las distintas fuerzas políticas y con misiones internacionales independientes de observación. Para el Ejecutivo de Mariano Rajoy, «resulta evidente que en el proceso desarrollado en la jornada de ayer no se verificaron esos requisitos indispensables». Así, la nota subraya que a la «deficiencias democráticas fundamentales de las que se partía, hay que sumar las graves irregularidades denunciadas por candidatos opositores y diversos sectores de la sociedad civil respecto del desarrollo de la jornada de ayer». Por todo ello, «España estudiará junto a sus socios europeos la adopción de medidas oportunas", ha destacado la nota, en la que el Gobierno también anima al Ejecutivo venezolano a "dar los pasos necesarios para una solución democrática, pacífica y negociada entre venezolanos».
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Catorce países de América llaman a consultas a sus embajadores en Venezuela tras las elecciones
Crece el rechazo entre la comunidad internacional a la reelección de Nicolás Maduro en Venezuela este domingo, en un proceso en que la mayor parte de la oposición no ha participado por considerarlo una «farsa». Los catorce países del Grupo de Lima no reconocen los resultados de las elecciones presidenciales y han decidido este lunes «reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas» con ese país. Entre las medidas adoptadas, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía han anunciado en un comunicado conjunto que «llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar» su protesta. Esos gobiernos remarcaron que «no reconocen la legitimidad del proceso electoral desarrollado en la República Bolivariana de Venezuela que concluyó el pasado 20 de mayo, por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente». A la postura del Grupo de Lima se suma a la actitud de España y la Unión Europea, que estudiarán medidas contra Venezuela tras irregularidades votación. El Gobierno español ha subrayado que las elecciones venezolanas presentaron «deficiencias democráticas fundamentales» y «graves irregularidades», por lo que España, junto a sus socios europeos, «estudiará la adopción de medidas oportunas». Los expresidentes españoles José María Aznar, Felipe González y otros 21 exmandatarios de países iberoamericanos han denunciado que estas elecciones han sido «una farsa electoral», por lo que han reclamado a la comunidad internacional que no reconozca los resultados. En cambio, representantes de países próximos al régimen bolivariano sí han reconocido las elecciones y han felicitado a Maduro por su «reelección». Es el caso del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y de su antecesor en el cargo, Raúl Castro, así como del presidente de Bolivia, Evo Morales, y del Gobierno iraní, que considera los comicios «un gran éxito para la democracia en el país latinoamericano». El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ganó los cuestionados comicios celebrados este domingo en su país, por lo que se mantendrá en la jefatura del Estado durante el período 2019-2025. Maduro obtuvo 5.823.728 votos, con una participación de 8,6 millones de electores de los más de 20 millones que estaban convocados, lo que significa una de las participaciones más bajas de la historia venezolana. El comunicado, que fue difundido hoy por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, anunció que los países del Grupo «llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar» su protesta. Reiteró, además, «su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela». Señalaron que esta situación «se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos» y anunciaron que ha decidido «presentar en el marco del 48° periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos una nueva resolución sobre la situación en Venezuela». El Grupo sostuvo que ante la situación causada por el incremento de la migración de venezolanos y «el impacto que está teniendo en toda la región» ha decidido convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio, durante la primera quincena de junio en Lima, según recoge Efe. Denuncia de la «grave situación humanitaria» También deploró «la grave situación humanitaria en Venezuela» y anunció la convocatoria a otra reunión de alto nivel con autoridades responsables del sector salud para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica. Los países del Grupo informaron que, con el objetivo de «contribuir a preservar las atribuciones de la Asamblea Nacional», solicitarán que cada país emita y actualice circulares o boletines nacionales «que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional». Además, decidieron coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales y regionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela, «por la naturaleza inconstitucional de adquirir deuda sin el aval de su Asamblea Nacional, excepto cuando el financiamiento sea utilizado en acciones de ayuda humanitaria». El Grupo remarcó, finalmente, que «continuará dando seguimiento al desarrollo de la situación en Venezuela con el objeto de adoptar las medidas adicionales que correspondan, de manera individual o colectiva, para favorecer el restablecimiento del estado de derecho y el orden democrático en ese país».
21-05-2018 | Fuente: abc.es
Aznar, González y otros 21 expresidentes condenan la «farsa electoral» en Venezuela
Los expresidentes españoles José María Aznar y Felipe González y otros 21 exmandatarios de países iberoamericanos han denunciado que las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Venezuela han sido «una farsa electoral», por lo que han reclamado a la comunidad internacional que no reconozca los resultados de los comicios y retiren a sus embajadores en el país sudamericanos, además de denunciar la situación ante el Tribunal Penal Internacional. En un comunicado firmado en el marco de la llamada Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), los 23 expresidentes iberoamericanos han expresado su «más severa condena por la falsificación democrática que ha tenido lugar en Venezuela" el domingo al convocarse y realizarse, por «órdenes de una asamblea constituyente inconstitucionalmente establecida», formada contraviniéndose el principio del voto universal directo y secreto, unas elecciones presidenciales fingidas». Los exmandatarios de países iberoamericanos han reaccionado así después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmara la victoria de Nicolás Maduro en las presidenciales celebradas este domingo, en las que los candidatos opositores Henri Falcón y Javier Bertucci han denunciado irregularidades y han pedido la repetición de los comicios. En opinión de los 23 exmandatarios iberoamericanos, los comicios se han celebrado «bajo un sistema electoral integralmente corrompido y fraudulento, que es administrado por un Poder Electoral cabalmente controlado por la misma dictadura», con «el único fin de encubrir la prórroga de Nicolás Maduro y su ejercicio de facto de la Presidencia de la República». Los 23 expresidentes han asegurado que resulta «aún más grave» el contexto de las elecciones, precedidas de «actos de tortura e inusitada violencia por las autoridades del gobierno y militares ante la omisión cómplice del Ministerio Público en las instalaciones irregulares donde se deposita a los presos políticos» y por «la inmoral compra de petróleo en el extranjero para subsidiar a la República de Cuba, en medio del colapso total de la economía y del orden social en Venezuela». A este contexto, según Aznar, González y los otros 21 exmandatarios de países iberoamericanos, se suman «las secuelas de muertos por la violencia criminal desbordada, la hambruna o la falta de atención sanitaria, masivas migraciones de la población que desintegran familias y comunidades, obras todas del despilfarro, de la corrupción generalizada del régimen dictatorial, que ha llevado al país a un endeudamiento ilimitado, al default, a la devaluación de la moneda, y una hiperinflación que no tienen precedentes o paralelos en la historia del mundo». Por todo ello, los 23 exmandatarios iberoamericanos han hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que haga un «formal desconocimiento de la farsa electoral que ahora sostiene en el poder al dictador Nicolás Maduro Moros, retirando los embajadores acreditados ante su gobierno, y manteniendo una severa vigilancia de las violaciones masivas y sistemáticas de Derechos Humanos que ocurren en Venezuela».
21-05-2018 | Fuente: elpais.com
Las elecciones presidenciales en Venezuela, en vivo
Falcón, segundo favorito en los sondeos de opinión, denuncia más de 350 irregularidades del partido de Maduro en los colegios electorales
21-05-2018 | Fuente: elpais.com
La jornada de elecciones presidenciales en Venezuela, en imágenes
Los centros de votación en Venezuela abrieron a las 10.00 GMT, como estaba previsto, para las presidenciales en las que el actual jefe del Estado, Nicolás Maduro, busca la reelección y el grueso de la oposición no participa por considerarlas fraudulentas al igual que numerosos gobiernos
21-05-2018 | Fuente: abc.es
La abstención marca la jornada electoral en Venezuela
La abstención marcó las elecciones presidenciales celebradas ayer en Venezuela. Entre un 90% y un 70% de los venezolanos no acudieron a las urnas. El dato de participación barajado a mediodía de ayer, tanto por el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, como por la plataforma opositora, Frente Amplio Venezuela Libre, casi coincidía: en torno al 12%. El propio expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que fue abucheado a la salida de uno de los centros de votación y que viajó a Caracas como el único de los observadores internacionales conocido, admitió que la participación era muy baja. A la cita electoral, convocada por la ilegítima Asamblea Constituyente y calificada de fraudulenta por la oposición y no reconocida por gran parte de la comunidad internacional, se presentaban el actual presidente Nicolás Maduro, en busca de la reelección; el pastor evangélico, Javier Bertucci, y el exchavista Henri Falcón. Maduro también expresó sus dudas ante la alta abstención: «Así no», dijo a la prensa después de haber brindado en los barrios numerosas «sopas y platos de comida» para que le votaran. Las calles de Venezuela amanecieron ayer vacías y solitarias. Los venezolanos cumplieron con su rutina dominical, como si se tratara de un día más, sin prestarle atención a estos comicios. Muy poca gente se dio por enterada y la mayoría prefirió quedarse en su casa y no salir a votar. Galería de imágenes Vea la galería completa (0 imágenes) En el Liceo Andrés Bello, en Caracas, el centro electoral más grande de Venezuela y de América Latina que tiene empadronados a unos 12.000 electores, la desolación reinaba a las 10,30 de la mañana ante la escasa afluencia de votantes. «Solo se registró un 10% de participación a esa hora», exclamaban los corresponsales extranjeros apostados a varios cientos de metros, ante la prohibición de acercarse más. Derecho a votar A la salida del colegio Schontal de Los Palos Grandes, el chavista Eduardo Barboza, contable de profesión, argumentó su opción: «Voté por mi derecho a votar. Me identifico como chavista por la causa socialista. Voté por la continuidad. Sé que Maduro impulsará el progreso para el país». Otra chavista, Carmen Rosas, de 60 años, odontóloga, también votó por el presidente «porque no quiero entregar mi país al imperio. Voto por Maduro porque no quiero que dolaricen el bolívar y que nos reconozcan internacionalmente». En el colegio Schontal, donde votan unas 8.000 personas, a las 10 horas de la mañana sólo lo había hecho menos del 8%. En la mesa 3 y 4, cuyas listas registraban a 750 personas, sólo 38 electores habían depositado su papeleta. A la salida, un grupo de jóvenes de la empresa consultora «Mi pasión es la investigación» registraban la intención del voto de los electores. Según sus estimaciones, Maduro ganaba por dos puntos a Henri Falcón, a las 10 de la mañana. Enrique Carrillo, estudiante de ingeniería, que tomaba notas a pie de urna, era uno de los que ayer optaron por la abstención: «No voto porque no tengo por quién votar. No voy a votar por el candidato que ha destruido Venezuela, me niego a votar por el que me ha quitado mi medicina y mi comida. Tampoco acepto que me dan unas muletas para seguir caminando después de haberme atropellado». El «punto rojo» En el recorrido por los centros electorales llegamos a Petare, municipio Sucre, donde la situación parece muy distinta: hay mucha gente haciendo cola para votar. Sucede lo mismo en el colegio José Félix Rivas, en el Coromoto, la escuela Simón Bolívar, la biblioteca Rivas y la escuela Rafael Napoléon Baute. La incógnita por esta inesperada participación se resuelve cuando divisamos, a 20 metros de este último colegio, un toldo rojo, denominado el «punto rojo», donde los electores chavistas hacen cola tras haber votado. En este punto rojo, los electores presentan su «Carnet de la patria» a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que lo escanean con un lector para certificar que han optado por el presidente. «Los que han votado con el carnet y han pasado por el punto rojo recibirán un bono por un valor entre 3 y 5 millones de bolívares (5,55 dólares), según prometió Maduro como premio por haber votado por él», explica uno de los chavistas en la fila del centro Baute. Ese ha sido uno de los alicientes ofrecidos por el mandatario bolivariano, que hace unos días auguraba iba a conseguir diez millones de votos (más de 19 millones de venezolanos estaban llamados ayer a las urnas). Las calles y los centros vacíos mostraron lo inverosimil de esa cifra.