Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

25-01-2021 | Fuente: abc.es
Le Pen, Pécresse, Hidalgo, tres mujeres que aspiran a suceder a Macron
Por vez primera en la historia de la V República, tres mujeres, Marine Le Pen (extrema derecha), Valérie Pécresse (centro derecha), y Anne Hidalgo (socialista), son las principales rivales del presidente en ejercicio, Emmanuel Macron, si decidiese aspirar a su reelección en las elecciones presidenciales que deben celebrarse dentro de quince meses. Según los últimos sondeos, Marine Le Pen, presidenta de Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), es la candidata mejor situada, cotizándose como posible ganadora de la primera vuelta, contando hoy con el 26 / 27 % de las intenciones de voto en la primera vuelta. Valérie Pécresse, presidenta de la región Isla de Francia y ex ministra de los presupuestos del Estado de Nicolas Sarkozy, cuenta hoy con un 14 / 16 % de intenciones de voto, aspirando a liderar la oposición de centro derecha a la previsible candidatura de Emmanuel Macron a su propia reelección. Anne Hidalgo, alcaldesa de París, cuenta hoy con un 6 / 7 % de las intenciones de voto en la primera vuelta, aspirando a ser la candidata del PS, si consigue eliminar previamente a otros candidatos a la investidura socialista, como Arnaud de Montebourg, ex ministro de los presupuestos del Estado. Se trata de una novedad hi stórica: tres mujeres instaladas en una posición potencialmente positiva en la larga marcha de las elecciones presidenciales, a dos vueltas. En la primera vuelta suelen estar presentes todas las grandes familias políticas nacionales. En la segunda vuelta solo están los vencedores de la primera vuelta. El ganador o ganadora debe contar con todos los votos de sus familias políticas, de izquierda o derecha, y algunos votos de distinta sensibilidad. Las opciones de Macron A quince meses de la elección presidencial del año que viene, Emmanuel Macron sigue siendo el único candidato que cuenta con posibilidades sólidas de ser elegido, reelegido, en su caso, en la segunda y decisiva vuelta. Marine Le Pen comienza a cotizarse como posible ganadora de la primera vuelta, mejorando su cotización con respecto a la presidencial del 2017, cuando consiguió el 21,30 % de los votos en la primera vuelta y el 33,90 % en la segunda, derrotada por Emmanuel Macron, elegido presidente con el 66,10 % de los votos de la segunda ronda. La candidata de extrema derecha quizá haya mejorado posiciones. Por vez primera en la historia de la V República, es técnicamente posible imaginar la elección de una presidenta de extrema derecha. Hipótesis que sigue siendo poco probable. El centro derecha sigue siendo víctima de los escándalos de Nicolas Sarkozy y François Fillon. Quizá sea sintomática que la eventual esperanza esté encarnada por una mujer, que se cotiza con 10 puntos menos que Marine le Pen en intenciones de voto. Si el PS terminase eligiendo como candidata a Anne Hidalgo, alcaldesa de París, se trataría de otra novedad histórica: una mujer, nacida en Cádiz, al frente del socialismo francés. Hidalgo todavía tiene por ganar la investidura del PS. Y cuenta hoy con 20 puntos menos que Le Pen, en intenciones de voto. A quince meses de las próximas presidenciales, Marine Le Pen y otras dos mujeres aspiran a derrotar a Emmanuel Macron y otros candidatos en la larga marcha hacia batalla final. Veremos cómo evoluciona la campaña.
24-01-2021 | Fuente: abc.es
Portugal celebra elecciones presidenciales en pleno pico de la pandemia
Con la pandemia del coronavirus disparada a niveles de récord, Portugal va a las urnas este domingo para decidir quién va a ser su presidente los próximos cinco años. El actual mandatario del Palacio de Belém, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, es el máximo favorito y opta a la única reelección a la que puede presentarse, de acuerdo con la ley electoral portuguesa. En medio de la incertidumbre y la angustia provocadas por la virulencia del brote infeccioso, cada vez es mayor el número de portugueses que no se explica por qué ha seguido adelante la convocatoria de las elecciones. Mucho más cuando el país vecino se ha convertido en triste líder europeo en el número de muertes por cada millón de habitantes, pues su media de 18,24 ha superado los 18,1 del Reino Unido, mientras la República Checa alcanza los 14,9. Con este panorama, no resulta nada extraño que la sombra de una abstención elevada sobrevuele la jornada electoral. Los primeros cálculos cifran entre un 60% y un 70% los niveles que podrían producirse? y no, no es una predicción basada en especulaciones sin fundamento. En cualquier caso, si la participación no rebasa el 51%, tendría que celebrarse una segunda vuelta dentro de 21 días, lo cual agravaría el problema sanitario porque en las mesas electorales apenas se cumple la distancia social recomendada. En consecuencia, la polémica está servida en un contexto en el que se palpa el miedo a salir de casa para elegir entre Rebelo de Sousa y los demás candidatos, muy por detrás de él en la intención de voto: a saber, la socialista Ana Gomes, André Ventura como rostro visible de Chega (partido similar a Vox), el comunista Joao Ferreira, la radical Marisa Matias (del Bloco de Esquerda, equivalente a Unidas Podemos), el liberal Tiago Mayan o el excéntrico Tino de Rans, un exconcursante de «Gran Hermano» llamado, en realidad, Vitorino Silva. El claro favoritismo de Marcelo, como llaman los portugueses al presidente en vigor, llevó al «Diario de Noticias» a titular a toda página hace solo unos días: «Reelegido». Una circunstancia que ha despertado la controversia en los círculos políticos de Lisboa porque las cosas no suceden hasta que suceden. Claro que igual no es ninguna casualidad, si tenemos en cuenta que la directora de este periódico, Rosalía Amorim, es la cónyuge de Luis Ferreira Lopes, el asesor tecnológico del propio Marcelo Rebelo de Sousa. Superioridad intelectual «Estas elecciones presidenciales se desarrollan en un momento muy difícil, pero no fue posible posponerlas por razones constitucionales. Lamentablemente, nuestra Constitución de la República no sólo mantiene preceptos completamente desactualizados y propios de un régimen posrevolucionario y socialista, sino que también tiene estas entropías», declara a ABC Francisco Almeida Leite, exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores y Cooperación. Se trata de una de las voces políticas moderadas con más prestigio de Portugal y afirma desde su atalaya: «El claro vencedor será Rebelo de Sousa, quien, a pesar de haber hecho un mandato con cierta vinculación al Gobierno socialista, mantiene una imagen de gran simpatía entre la población». En cuanto al catedrático lisboeta Antonio Nogueira Leite, subraya «la desorientación que reina en el país y entre los candidatos», aunque destaca la evidente superioridad intelectual del actual presidente, «apoyado por los principales líderes de las dos formaciones más importantes». Por su parte, el comentarista político Nuno Gouveia completa el panorama enfatizando que Rebelo de Sousa ha conseguido «hacer política por encima de los dos grandes partidos, el socialista y el centro derecha del PSD». Los favoritos Rebelo de Sousa, en busca de un segundo mandato: A sus 72 años, Marcelo Rebelo de Sousa disfruta de una popularidad que bate récords en Portugal. Lleva desde 2016 en la presidencia de la República, un periodo en el que no ha dejado de mostrarse con toda naturalidad ante la población lusa. Además, no ha dudado en protagonizar un gesto muy apreciado por sus compatriotas: cuando sucede algo grave, ahí está él en el lugar de la noticia para comprobar de primera mano el alcance de los acontecimientos. Este extertuliano televisivo es un autodidacta surgido de las filas conservadoras del PSD, hoy liderado por el errático Rui Rio, pero mantiene una excelente relación con el entorno socialista. Esa capacidad constituye otras de sus grandes habilidades. Intención de voto: 56,5% Ana Gomez, especialista en polémicas: A punto de cumplir 67 años, Ana Gomes no ha dejado de estar perseguida por la polémica en los últimos tiempos. Pero lo más curioso es que ha sido dentro de su propio partido, pues esta europarlamentaria socialista ni siquiera ha reunido el consenso en el Largo do Rato (sede central del PS, a la entrada del Barrio Alto lisboeta). Su beligerancia verbal le ha generado más de un problema, dando la nota respecto a la línea oficial encabezada por el primer ministro, Antonio Costa. Con todo, ha ido labrando su parcela en esta candidatura, mucho más desde que recibió un aluvión de muestras solidarias cuando su contrincante André Ventura (del partido Chega, cercano a Vox) la llamó «la candidata de los gitanos». Intención de voto: 16,5%
23-01-2021 | Fuente: abc.es
Nuevo escándalo sexual en la alcaldía de París: el cuarto en siete meses
Un concejal comunista de la alcaldía de París ha sido invitado a dimitir por el PCF, acusado de violar, en pareja, homosexual, a un joven de dieciocho años. Es el cuarto escándalo político sexual en apenas siete meses en el equipo municipal de Anne Hidalgo, la alcaldesa nacida en San Fernando (Cádiz), que aspira a ser candidata a la presidencia de la República. Guillaume T., militante comunista, acusa a Maxime Cochard, concejal comunista de la alcaldía de París, de violencias sexuales y violación. Guillaume T. acusa a Cochard, miembro de la «joven guardia» ascendente en la jerarquía del PCF, de este modo: «Todo ocurrió hace dos años cortos. Yo tenía 18 años y me encontraba en una situación personal muy vulnerable. Maxime Cochard y su compañero sentimental se aprovecharon de mi situación, de mi ingenuidad y de mis problemas familiares. Yo ni siquiera tenía sitio donde ir a dormir. Ellos tenían una posición importante en el PCF. Y se aprovecharon de todo eso para violarme con relaciones sexuales no consentidas». Cochard se considera víctima de una difamación. Prudente, la dirección del PCF le ha pedido que dimita sobre la marcha de todos sus cargos políticos. Rosario de escándalos El escándalo Cochard es el cuarto de carácter sexual que estalla en la alcaldía de París, desde la reelección de Anne Hidalgo, en las municipales de junio de 2020. En el mes de octubre se vio forzado a dimitir Christophe Girard, responsable de los asuntos culturales de la alcaldía de París, uno de los personajes más influyentes de la «izquierda caviar» parisina desde hace décadas, víctima de su amistad y relaciones procelosas con Gabriel Matzneff, escritor célebre, pedófilo convicto y confeso. Semanas más tarde, el grupo ecologista de la alcaldía fue víctima de una crisis «interna»: una concejal «verde» fue acusada de «acoso sexual» por un «colaborador íntimo». La alcaldesa y el grupo ecologista pidieron apresuradamente «enterrar» el caso y ocultar el nombre de los protagonistas. A primeros de noviembre, el patriarca de los concejales y gestores de la alcaldía de París, Pierre Aidenbaum, se vio forzado a dimitir tras la apertura de una investigación judicial, acusado de violación, acoso y violencias sexuales por una «colaboradora íntima». Esos cuatro escándalos de carácter sexual muy tórrido, de la pedofilia al acoso sexual más «tradicional», no han disuadido todavía a Anne Hidalgo de seguir aspirando a ser la candidata de una izquierda plural (socialista, ecologista y comunista) a la alcaldía de París, en las todavía lejanas elecciones presidenciales de la primavera de 2022.
23-01-2021 | Fuente: abc.es
Nuevo escándalo sexual en la alcaldía de París, el cuarto en siete meses
Un concejal comunista de la alcaldía de París ha sido invitado a dimitir por el PCF, acusado de violar, en pareja, homosexual, a un joven de dieciocho años. Es el cuarto escándalo político sexual en apenas siete meses en el equipo municipal de Anne Hidalgo, la alcaldesa nacida en San Fernando (Cádiz), que aspira a ser candidata a la presidencia de la República. Guillaume T., militante comunista, acusa a Maxime Cochard, concejal comunista de la alcaldía de París, de violencias sexuales y violación. Guillaume T. acusa a Cochard, miembro de la «joven guardia» ascendente en la jerarquía del PCF, de este modo: «Todo ocurrió hace dos años cortos. Yo tenía 18 años y me encontraba en una situación personal muy vulnerable. Maxime Cochard y su compañero sentimental se aprovecharon de mi situación, de mi ingenuidad y de mis problemas familiares. Yo ni siquiera tenía sitio donde ir a dormir. Ellos tenían una posición importante en el PCF. Y se aprovecharon de todo eso para violarme con relaciones sexuales no consentidas». Cochard se considera víctima de una difamación. Prudente, la dirección del PCF le ha pedido que dimita sobre la marcha de todos sus cargos políticos. Rosario de escándalos El escándalo Cochard es el cuarto de carácter sexual que estalla en la alcaldía de París, desde la reelección de Anne Hidalgo, en las municipales de junio de 2020. En el mes de octubre se vio forzado a dimitir Christophe Girard, responsable de los asuntos culturales de la alcaldía de París, uno de los personajes más influyentes de la «izquierda caviar» parisina desde hace décadas, víctima de su amistad y relaciones procelosas con Gabriel Matzneff, escritor célebre, pedófilo convicto y confeso. Semanas más tarde, el grupo ecologista de la alcaldía fue víctima de una crisis «interna»: una concejal «verde» fue acusada de «acoso sexual» por un «colaborador íntimo». La alcaldesa y el grupo ecologista pidieron apresuradamente «enterrar» el caso y ocultar el nombre de los protagonistas. A primeros de noviembre, el patriarca de los concejales y gestores de la alcaldía de París, Pierre Aidenbaum, se vio forzado a dimitir tras la apertura de una investigación judicial, acusado de violación, acoso y violencias sexuales por una «colaboradora íntima». Esos cuatro escándalos de carácter sexual muy tórrido, de la pedofilia al acoso sexual más «tradicional», no han disuadido todavía a Anne Hidalgo de seguir aspirando a ser la candidata de una izquierda plural (socialista, ecologista y comunista) a la alcaldía de París, en las todavía lejanas elecciones presidenciales de la primavera de 2022.
21-01-2021 | Fuente: abc.es
Biden endurecerá la posición de EE.UU. frente a Rusia
El Gobierno de Joe Biden buscará endurecer la relación con Rusia a la vez que tratará de ampliar durante cinco años el tratado de armas nucleares New START que le une con Moscú. «Mientras trabajamos con Rusia también lo haremos para que Rusia sea responsable de las acciones temerarias y agresivas que hemos visto en los últimos años», aseguró un alto cargo del equipo de política exterior del nuevo presidente a «The Washington Post». A Biden no le sobra tiempo para sentar las bases de su relación con Moscú, que ha tenido un papel protagonista en la política interna de EE.UU. durante el mandato de Donald Trump. El tratado New START, el único que queda vigente sobre armas nucleares entre las dos potencias, expira el próximo 5 de febrero. El acuerdo, firmado durante la Administración Obama como una ampliación de un tratado anterior, establece la inspección y verificación mutua de armas nucleares y la limitación de las que están desplegadas. La Administración Trump buscó una ampliación más corta y que China se uniera al acuerdo, pero las negociaciones nunca dieron fruto. Los defensores de posiciones más duras frente a Rusia defendían una extensión de uno o dos años, aunque la propuesta de la Administración Biden será finalmente de cinco, lo que contará con más posibilidades de que Moscú lo acepte. Fiscalizar a Moscú desde el primer momento «New START está, sin duda, en el interés de la seguridad nacional de EE.UU. y tiene todavía más sentido cuando las posiciones con Rusia están enfrentadas», aseguró el alto cargo al rotativo de la capital. La negociación de esa extensión no impedirá una mayor presión de la Administración Biden a Moscú. El nuevo presidente no contempla comenzar la relación con Rusia como una página en blanco, como han hecho de forma tradicional las administraciones entrantes desde la Guerra Fría. Buscará, al contrario, fiscalizar desde el primer momento a Moscú por las actividades y operaciones que han afectado a EE.UU. en los últimos años. Asuntos como la interferencia en las elecciones presidenciales de 2016, la reciente campaña masiva de ciberataques , el pago de recompensas por ataques a soldados estadounidenses en Afganistán o el envenenamiento del opositor Alexei Navalny formarán parte de un informe que Biden ha pedido a su flamante directora nacional de inteligencia Avril Haines, el primer cargo de su Administración confirmado por el Senado. Ese informe podría ser la base para nuevas sanciones frente a Rusia, en un comienzo de una Administración que marca un contraste con la de Trump, que se negó a reconocer la interferencia rusa en las elecciones y que buscó encontrar sintonía con Moscú, incluidas cumbres con su presidente, Vladimir Putin, a pesar de esas agresiones. Política migratoria, medioambiental.. El cambio de dirección frente a Rusia es solo parte del volantazo que Biden quiere dar respecto a las políticas de su antecesor y que será mucho más pronunciado en clave doméstica. El nuevo presidente prometió luchar por la unidad en la jura de su cargo en la escalinata del Capitolio. Pero, pocas horas después, en su primera visita al Despacho Oval, comenzó una firma apresurada de órdenes ejecutivas, muchas de ellas para desmantelar las políticas de su antecesor. Muchos de los 74 millones de estadounidenses que votaron a Trump no verán en la batería de decretos presidenciales un intento de tender puentes por parte del nuevo presidente. Uno de los puntos de fricción será la política migratoria, uno de los caballos de batalla de Trump en su ascenso al poder. Entre otras medidas, Biden decretó el fortalecimiento de las protecciones para los «dreamers», los inmigrantes indocumentados que llegaron a EE.UU. siendo menores; una propuesta al Congreso para una vía de acceso a la ciudadanía a los indocumentados en un proceso de ocho años; eliminar el veto a los inmigrantes de algunos países de mayoría musulmana; o la paralización de la construcción del muro con México. Además de estas órdenes, la Administración Biden establece un periodo de cien días en el que se detendrán las deportaciones de indocumentados y en el que se revisará la labor del Departamento de Seguridad Nacional para centrarla en aquellos inmigrantes que son una amenaza para la seguridad nacional o para la seguridad pública y en la vigilancia de la frontera. El congelamiento de las deportaciones contrasta con el papel en este capítulo de la Administración Obama, en la que Biden fue vicepresidente. En su primer mandato, deportó a 1,6 millones de indocumentados. En su presidencia, Trump se quedó en 935.000, a pesar de sus promesas de deportar a «millones» de inmigrantes. Otros decretos tienen que ver con la política medioambiental -como el reingreso en el Acuerdo de París para el cambio climático- o el ataque frontal a la pandemia de Covid-19, la crisis más urgente que sufre EE.UU. Ayer presentó la estrategia de su Administración para contener la pandemia, con la que buscará disparar los recursos para vacunación y test y que incluye el restablecimiento de lazos con la Organización Mundial de la Salud y un mandato para el uso de mascarilla en organismos y terrenos federales y en sistemas de transporte interestatales.
21-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump se va con un indulto a Bannon y un último guiño a los venezolanos
Desde el aire, aprovechando los últimos minutos de su mandato, Donald Trump emitió un último indulto, a Albert J. Pirro, el ex marido de una de las presentadoras que más enardecidamente le suele defender en la cadena Fox News, la jueza retirada Jeanine Pirro. Eran las últimas decisiones de un presidente que ha aprovechado sus últimos días en el cargo para dejar atado y bien atado, dentro de lo posible, su legado. A media hora de dejar el cargo, aterrizó en Florida, entró en su residencia, y dio carpetazo a su mandato. Cimentando su profunda popularidad entre la comunidad venezolana, Trump quiso aprobar en su última noche en la Casa Blanca, la del martes, una moratoria a las deportaciones de venezolanos de 18 meses de duración, ante la grave crisis humanitaria que padece el país. Además les concedió permisos temporales de trabajo. Con estas palabras presentaba Trump una de sus últimas decisiones de enjundia en el cargo: «Por la fuerza y por medio del fraude, el régimen de Maduro es responsable de la peor crisis humanitaria en el continente americano». Para Trump, Venezuela y Cuba han sido prioridades absolutas en materia internacional. Con constantes rondas de sanciones, una tras otra, el ex presidente trató de arrinconar al castrismo y al chavismo, que hoy dependen más que nunca de sus lazos con Irán y Rusia. Eso explica su contundente victoria en Florida, donde hoy reside, algo que no le sirvió a Trump para ganar las elecciones, dada su derrota en otros estados como Pensilvania o Georgia. Más sanciones Trump también decidió sancionar, horas antes de salir de la Casa Blanca, a una red comandada por el colombiano Alex Saab, preso en Cabo Verde, cuyo objetivo era comercializar crudo venezolano evadiendo las sanciones impuestas a la petrolera estatal Pdvsa en 2019. La Administración estadounidense sancionó por primera vez a esa red en junio de 2020, y las endureció este mismo martes, añadiendo restricciones económicas a tres individuos, 14 compañías y seis barcos, según indicó el Departamento del Tesoro. Otro golpe de efecto de Trump fue la decisión diplomática de culpar abiertamente a China de genocidio por su represión en la provincia de Xinjiang. Fue el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, quien aseguró que Pekín ha cometido «crímenes contra la humanidad» en su represión de los musulmanes en Xinjiang. Los funcionarios responsables en EE.UU. informaron de que disponen de «una exhaustiva documentación» sobre esos abusos, que ponen a disposición de sus sucesores. GALERÍA Vea la galería completa (8 imágenes) Como es costumbre, Trump aprovechó su última jornada de trabajo para emitir sus últimos indultos. Hubo varias sorpresas en esa lista, sobre todo la inclusión de su asesor y estratega Steve Bannon, acusado de fraude por una recolección de fondos para proseguir la construcción del muro con México. Hubo al final 143 indultos y conmutaciones de penas en la lista de Trump, otorgados sobre todo a reos cuyos casos han sido promovidos por grupos que defienden la reforma del sistema penal, incluidas personas que cumplen largas condenas por delitos menores. También había algún rapero célebre, como Lil Wayne, que fue detenido por portar un arma. Mercado de indultos No hubo, a pesar de los rumores, indultos para el propio presidente o su familia. Tampoco aceptó Trump el perdón de Julian Assange, el fundador de Wikileaks, acusado por la fiscalía de sustraer información clasificada con agencias de inteligencia extranjera. Varios intelectuales, periodistas y famosos llevan semanas pidiendo a la Casa Blanca el indulto a Assange. El fiscal Robert Mueller llegó a la conclusión, en una causa especial que él mismo instruyó, que la inteligencia rusa se valió de Wikileaks y otros para interferir en las elecciones presidenciales de 2016, las que ganó Trump. Los indultos más polémicos ya los aprobó el presidente en Navidad, cuando los concedió Charles Kushner, el padre de su yerno Jared Kushner, y a viejos colaboradores suyos como Paul Manafort y Roger Stone. Manafort fue condenado a siete años de cárcel por diversos delitos financieros mientras que Stone, cuya pena ya había sido conmutada por Trump antes de que ingresase en prisión, a 40 meses por mentir al Congreso, manipular testigos y obstrucción. Tradicionalmente, el presidente recibe peticiones de indulto en sus últimos días en la Casa Blanca, y depende de él aceptarlos o no. Barack Obama, por ejemplo, emitió más de 300. George Bush se quedó en apenas una veintena a semanas de dejar el cargo. Más controvertidos fueron los de Bill Clinton el día en que se marchaba de la Casa Blanca, a 140 personas, incluidos prófugos y condenados que le habían apoyado en sus campañas.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump no se rinde en su discurso de despedida: «El movimiento que comenzamos acaba de empezar»
A menos de un día de tener que abandonar la presidencia, Donald Trump tiene un mensaje a la nación: no está acabado. En un discurso de despedida que acaba de difundir la Casa Blanca, el presidente número 45 de Estados Unidos afirma: «Mientras me preparo para entregar el poder a una nueva Administración el miércoles al mediodía, quiero que sepan que el movimiento que comenzamos solo acaba de empezar». El presidente Trump todavía no ha aclarado si se presentará a las elecciones presidenciales de 2024, aunque es una opción que sus colaboradores han hecho circular estas pasadas semanas. De momento, se retirará a Florida, donde reside ahora oficialmente. El Senado aún tiene pendiente el juicio político del «impeachment», que comenzará en días venideros. Antes de abandonar el cargo, el presidente ha vuelto a condenar el saqueo del Capitolio del 6 de enero, en el que murieron cinco personas. «Todos los estadounidenses están horrorizados por el asalto a nuestro Capitolio. La violencia política es un ataque a todo lo que valoramos. Nunca se puede tolerar», dijo en su vídeo. Momentos antes, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, le acusó de haber «provocado» aquella insurrección con sus denuncias de fraude. Eso sí, Trump quiere dejar claro que no guarda rencores, a pesar de sus inacabables denuncias de fraude, que no ha aceptado ni una sola corte de justicia. En su discurso, Trump dice: «Esta semana damos la bienvenida a una nueva Administración y rezamos por su éxito en mantener a EE.UU. seguro y próspero». Reivindica su legado En su último discurso, el presidente Trump reivindica el populismo con el que llegó, brazo en alto, a la Casa Blanca. «Logramos todo lo que nos propusimo s, y mucho más. Sobre todo, hemos reafirmado la idea sagrada de que en EE.UU. el gobierno responde al pueblo. Restauramos la idea de que en EE.UU. nadie cae en el olvido, porque todos importan y todos tienen voz. Asumí las batallas más difíciles, peleé muy duro, tomé las decisiones más complicadas, porque para eso me eligieron». Después, el presidente hace repaso de lo que considera sus mayores logros. «Nuestra agenda no era de derechas o izquierdas, de republicanos o demócratas, sino de trabajar por el bien de una nación, y eso quiere decir toda la nación», dice. En política exterior, Trump se enorgullece especialmente de plantarle cara a China por sus abusos comerciales. Según dice: «Restauramos la fuerza estadounidense en casa y nuestro liderazgo en el extranjero. Construimos la mayor economía de la historia del mundo. Revitalizamos nuestras alianzas y unimos a las naciones del mundo para enfrentarse a China como nunca antes». También se presenta Trump como un pacifista. «Como resultado de nuestra diplomacia audaz y realista, logramos una serie de acuerdos de paz históricos en Oriente Próximo. Es el amanecer de un nuevo Oriente Próximo y estamos devolviendo por ello a nuestros soldados a casa. Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha iniciado nuevas guerras». Trump se irá de la Casa Blanca al amanecer del miércoles, sin darle el relevo personalmente a su sucesor en el cargo.
18-01-2021 | Fuente: abc.es
Keiko Fujimori anuncia que indultará a su padre si es elegida presidenta de Perú en las próximas elecciones
La candidata a la Presidencia de Perú y líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ha confirmado este domingo que en caso de lograr el triunfo en las próximas elecciones del 11 de abril indultará a su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), en prisión por las masacres de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992). «Después de lo que nos ha tocado vivir, yo estoy a favor de un indulto a mi padre y prefiero decirlo así abiertamente, como lo dije abiertamente cuando estuve en contra y defendí una salida legal», ha revelado Fujimori, quien en caso de no lograr llegar a la Casa de Pizarro solicitará el perdón a su nuevo inquilino. En el último año la defensa y la familia de Alberto Fujimori han estado intentando su excarcelación por motivos humanitarios y esgrimiendo que la pandemia del coronavirus podría resultar fatal para su precario estado de salud, mientras se enfrenta a una nueva posible condena, en esta ocasión por su responsabilidad en la esterilización forzosa de unas 375.000 personas. Fujimori recibió un indulto humanitario a finales del año 2017 por el entonces presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, aunque menos de un año después, en octubre de 2018, fue anulado por el Tribunal Supremo, puesto que era incompatible con las obligaciones del Estado peruano en relación a las leyes internacionales, como la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH). Por otro lado, Fujimori ha preferido no «declarar nada» acerca de la investigación que se está llevando en su contra por un supuesto delito de lavado de dinero en relación a unas donaciones ilegales por parte de la constructora brasileña Odebrecht a sus campañas electorales de 2011 y 2016 a cambio de favores políticos. «No voy a declarar nada sobre el proceso, solo mencionar que ha habido un análisis pericial de cinco peritos de oficio hecho a diez años de nuestra contabilidad de nuestro esposo y mío, y el resultado es que no existe desbalance patrimonial», ha zanjado Fujimori en declaraciones a la cadena peruana América Televisión. En cuanto a la agitada situación política que vive Perú, con cuatro presidentes en los últimos cuatro años, Fujimori ha señalado que su partido, Fuerza Popular, «cayó en el círculo vicioso de la confrontación», impidiendo así que se pudieran hacer muchas de las cosas que habían sido planificadas. «Creo que somos muchos los políticos que hemos tenido responsabilidad de lo ocurrido», ha admitido Fujimori, cuyo partido, que llegó a ser nosotros mayoría en el Congreso, «dio todas las facultades que el Gobierno de Kuczynski y (Martín) Vizcarra solicitaron». Elecciones del 11 de abril George Forsyth, candidato por el partido conservador Restauración Nacional, continúa liderando la intención de voto (17 por ciento) de cara a las elecciones presidenciales del 11 de abril en Perú, un punto por debajo de la previsión de diciembre, según la encuesta de Ipsos Internacional publicada por el diario 'El Comercio'. La segunda vuelta, de ser necesaria, se celebraría el 6 de junio. La candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, sería la segunda en preferencia con un 8 por ciento de respaldo, un punto más que en diciembre. El tercer lugar se lo disputan Verónika Mendoza (Nuevo Perú), y Julio Guzmán (Partido Morado), con un 7 por ciento. La encuesta de Ipsos revela además que cuatro candidatos destacan por el porcentaje de encuestados que aseguran que no les votarían: Ollanta Humala (73%), Keiko Fujimori (71%), César Acuña (62%) y Julio Guzmán (52%).
16-01-2021 | Fuente: abc.es
Palestina celebrará sus primeras elecciones en 15 años
El presidente de Palestina y de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha anunciado este viernes que el Palestina celebrará, a lo largo de 2021, elecciones presidenciales, parlamentarias y al Consejo Nacional, en unos comicios que serán los primeros en llevarse a cabo en 15 años. Los comicios parlamentarios se llevarán a cabo el 22 de mayo, los presidenciales el 31 de julio y las elecciones al Consejo Nacional Palestino el 31 de agosto. Abbas ha emitido un decreto este viernes tras reunirse con la presidenta del Comité Central de Elecciones Palestinas, Hana Naser, en la Plaza Presidencial de Cisjordania, en el que indica que espera celebrar elecciones «en todas las gobernaciones de Palestina, incluida Jerusalén Oriental», anexionado por Israel en 1967, aunque es un territorio al que consideran ocupado por Israel. El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), por su parte, ha emitido un comunicado acogiendo con satisfacción la convocatoria de elecciones, y ha incidido en «su interés en que estas elecciones sean un éxito para lograr los intereses del pueblo palestino, que tiene el derecho absoluto de elegir a sus dirigentes y representantes». Además han remarcado en «la importancia de proporcionar un clima para la celebración de elecciones libres y transparentes en las que el votante pueda emitir su voto sin presiones ni restricciones, y con toda la justicia y transparencia». Por último, han destacado la relevancia de «completar el proceso electoral en Jerusalén, dentro y fuera del país para reconstruir el sistema político palestino y acordar una estrategia nacional integral para hacer frente a la ocupación sionista». En las últimas elecciones parlamentarias celebradas en Palestina, en 2006, en un resultado inesperado Hamás consiguió imponerse, ampliando la brecha política interna y desembocó en la toma de la Franja de Gaza en 2007 por el grupo islamista. Esta victoria de Hamás en las urnas, además, provocó que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas, lo que abocó a ambas facciones a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación administrativa de los Territorios Ocupados Palestinos.
15-01-2021 | Fuente: abc.es
Liz Cheney, la Margaret Thatcher de EE.UU.
El 6 de enero por la mañana, la diputada republicana Liz Cheney estaba en el Capitolio, donde se disponía a votar para validar los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre, en contra del criterio mayoritario de su partido, entregado de pleno a las denuncias de fraude del presidente Donald Trump. De pronto, la diputada de Wyoming recibió una llamada de su padre, Dick Cheney, que fue vicepresidente con George W. Bush. «Te está atacando otra vez», le dijo, según reveló después la propia diputada en varias entrevistas. Cheney (Madison, 1966) inmediatamente buscó en redes sociales qué era lo que había dicho esta vez el presidente de ella, un episodio más en un largo serial de desencuentros. Halló que Trump,.. Ver Más
...
7
...