Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

08-11-2020 | Fuente: abc.es
Jesús Silva termina sus funciones como embajador en Caracas y regresa a Madrid
A las 13 horas de este domingo, el embajador de España en Caracas, Jesús Silva Fernández, llegó al aeropuerto Internacional de Maiquetía para abandonar el país sudamericano donde cumplió su misión como diplomático durante tres años. En 2017 fue designado por Mariano Rajoy para estar al frente de la legación española. En medio de una polémica tras la salida de Leopoldo López, el funcionario despegó rumbo a Madrid para asumir funciones en la Cancillería. Silva ha dejado un país «que desgraciadamente sigue con muchos problemas, y sobre todo, problemas de entendimiento constructivo entre los venezolanos, el intentar todavía encontrar ese punto de encuentro donde pueda haber una solución pacífica, acordada, negociada y democrática en el país. Eso no ha sido posible hasta ahora», dijo a ABC en las afueras del aeropuerto. El funcionario español, de 56 años, se ha marchado, dejando rencillas con el régimen venezolano, que lo ha señalado de ayudar al líder opositor a escapar del país y de liberarlo de la residencia diplomática que protegió a López por año y medio. El opositor venezolano protagonizó el 30 de abril, junto con el presidente interino, Juan Guaidó, en el levantamiento cívico-militar, conocido como Operación Libertad con el que se pretendió deponer a Nicolás Maduro del poder. Pero ese intento fracasó el mismo día, y Silva recibió a López, una decisión que incomodó al régimen chavista desde el primer día. Las restricciones por el Covid-19 en la principal terminal aérea del país, y que sirve a Caracas, entorpecieron la cobertura de la prensa que aguardaba por el representante diplomático que ese día cesaba funciones. A partir de ahora, Juan Fernández Trigo, asumirá su lugar luego de representar al país en Cuba. «Estoy seguro que él va a trabajar también con honestidad y para intentar hacer todo lo posible para mejorar la comunicación entre España y Venezuela, que es al final la función más importante de un embajador», respondió a este diario. El mes pasado, la ministra Arancha González Laya anunció que Fernández Trigo cumplirá funciones como «encargado de negocios con cartas de gabinete», una vez toque suelo venezolano. Este rango resulta ser uno que está por debajo al de embajador. Pero, según Cristina Gallach, quien es secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, la decisión de no enviar un diplomático con rango de embajador sirve para que la Unión Europea y sus Estados miembros dejen constancia de que las cuestionadas elecciones presidenciales de mayo de 2018, en las que resultó electo Maduro, no fueron justas ni transparentes. Una gestión turbulenta Silva abandonó por tres meses Venezuela el 26 de enero de 2018, luego que fuera declarado como «persona non grata» por «continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos, por parte del Gobierno español». España respondió aquella vez dando 72 horas al diplomático para salir del país y abandonar su misión en Caracas. La expulsión de Silva ocurrió luego del paquete de sanciones que lanzó la Unión Europea contra Venezuela, y que salpicaron a la expresidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; al fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, y al segundo hombre más fuerte del chavismo, Diosdado Cabello. El embajador bromeó al principio de su gestión con que en el país «no se aburría». Silva que siempre se mostró abierto a la prensa y muy activo, recibió junto a otros diplomáticos a Juan Guaidó en el aeropuerto de Maiquetía cuando el líder opositor regresó de su gira internacional en marzo de 2019. A finales de octubre, y tras la huida de López, Maduro espetó en una transmisión televisada: «Te vas, Jesús Silva, y no te queremos ver más nunca. Ojalá pudiésemos ponerle un avión para que se vaya mañana», dijo al acusarlo también de participar en mayo en la Operación Gedeón, una presunta invasión marítima desarticulada por el régimen, y que según el Ministerio Público venezolano fue una maniobra gestionada desde Estados Unidos, con la supuesta colaboración de Colombia y la oposición venezolana. «Deben saber que ese embajador que ha tenido España en Venezuela es un conspicuo militante de la derecha del PP española. Ese embajador Silva es un hombre antibolivariano, que odia Venezuela. Es un colonialista típico, despreciativo de nuestros valores patrióticos y republicanos», arremetió Maduro. «Qué viva Venezuela» A través de su cuenta en Twitter, Silva escribió que «hoy (por domingo) salgo de Venezuela y termino mis funciones como Embajador de España. Me habría gustado poder despedirme personalmente de tantas personas maravillosas que me han permitido sentirme un venezolano más en esta hermosa tierra». «Han sido unos años muy intensos que me han aportado mucho. Gracias a todos. Seguiré conservando a este gran país en mi corazón. Perdón por lo que no hice y gracias por la ayuda de tantos grandes amigos que dejo aquí. Hasta pronto y que viva Venezuela». Un mensaje que fue aplaudido por varios de sus seguidores en la red social.
08-11-2020 | Fuente: abc.es
El embajador Jesús Silva abandona Venezuela: «Me han utilizado como chivo expiatorio»
A las 13 horas de este domingo, el embajador de España en Caracas, Jesús Silva Fernández, llegó al aeropuerto Internacional de Maiquetía para abandonar el país sudamericano, donde cumplió su misión como diplomático durante tres años. En 2017, fue designado por Mariano Rajoy para estar al frente de la legación española. En medio de una polémica tras la salida de Leopoldo López, el funcionario despegó rumbo a Madrid para asumir funciones en la Cancillería. Silva ha dejado un país «que desgraciadamente sigue con muchos problemas, y sobre todo, problemas de entendimiento constructivo entre los venezolanos, el intentar todavía encontrar ese punto de encuentro donde pueda haber una solución pacífica, acordada, negociada y democrática en el país. Eso no ha sido posible hasta ahora», dijo a ABC en las afueras del aeropuerto. «En mi caso, más siendo un embajador saliente, me han utilizado como chivo expiatorio y yo lo entiendo, pero no lo comparto y, sobre todo, no es cierto que haya habido algún tipo de complicidad o comportamiento que no sea el estricto de un diplomático», dijo también el exembajador a EFE. El funcionario español, de 56 años, se ha marchado, dejando rencillas con el régimen venezolano, que lo ha señalado de ayudar al líder opositor a escapar del país y de liberarlo de la residencia diplomática que protegió a López por año y medio. El opositor venezolano protagonizó el 30 de abril, junto con el presidente interino, Juan Guaidó, en el levantamiento cívico-militar, conocido como Operación Libertad con el que se pretendió deponer a Nicolás Maduro del poder. Pero ese intento fracasó el mismo día, y Silva recibió a López, una decisión que incomodó al régimen chavista desde el primer día. Las restricciones por el Covid-19 en la principal terminal aérea del país, y que sirve a Caracas, entorpecieron la cobertura de la prensa que aguardaba por el representante diplomático que ese día cesaba funciones. A partir de ahora, Juan Fernández Trigo asumirá su lugar luego de representar al país en Cuba. «Estoy seguro que él va a trabajar también con honestidad y para intentar hacer todo lo posible para mejorar la comunicación entre España y Venezuela, que es al final la función más importante de un embajador», respondió a este diario. El mes pasado, la ministra Arancha González Laya anunció que Fernández Trigo cumplirá funciones como «encargado de negocios con cartas de gabinete», una vez toque suelo venezolano. Este rango resulta ser uno que está por debajo al de embajador. Pero, según Cristina Gallach, quien es secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, la decisión de no enviar un diplomático con rango de embajador sirve para que la Unión Europea y sus Estados miembros dejen constancia de que las cuestionadas elecciones presidenciales de mayo de 2018, en las que resultó electo Maduro, no fueron justas ni transparentes. Una gestión turbulenta Silva abandonó por tres meses Venezuela el 26 de enero de 2018, luego que fuera declarado como «persona non grata» por «continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos, por parte del Gobierno español». España respondió aquella vez dando 72 horas al diplomático para salir del país y abandonar su misión en Caracas. La expulsión de Silva ocurrió luego del paquete de sanciones que lanzó la Unión Europea contra Venezuela, y que salpicaron a la expresidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; al fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, y al segundo hombre más fuerte del chavismo, Diosdado Cabello. El embajador bromeó al principio de su gestión con que en el país «no se aburría». Silva que siempre se mostró abierto a la prensa y muy activo, recibió junto a otros diplomáticos a Juan Guaidó en el aeropuerto de Maiquetía, cuando el líder opositor regresó de su gira internacional en marzo de 2019. A finales de octubre, y tras la huida de López, Maduro espetó en una transmisión televisada: «Te vas, Jesús Silva, y no te queremos ver más nunca. Ojalá pudiésemos ponerle un avión para que se vaya mañana», dijo al acusarlo también de participar en mayo en la Operación Gedeón, una presunta invasión marítima desarticulada por el régimen, y que según el Ministerio Público venezolano fue una maniobra gestionada desde Estados Unidos, con la supuesta colaboración de Colombia y la oposición venezolana. «Deben saber que ese embajador que ha tenido España en Venezuela es un conspicuo militante de la derecha del PP española. Ese embajador Silva es un hombre antibolivariano, que odia Venezuela. Es un colonialista típico, despreciativo de nuestros valores patrióticos y republicanos», arremetió Maduro. «Qué viva Venezuela» A través de su cuenta en Twitter, Silva escribió que «hoy (por domingo) salgo de Venezuela y termino mis funciones como Embajador de España. Me habría gustado poder despedirme personalmente de tantas personas maravillosas que me han permitido sentirme un venezolano más en esta hermosa tierra». «Han sido unos años muy intensos que me han aportado mucho. Gracias a todos. Seguiré conservando a este gran país en mi corazón. Perdón por lo que no hice y gracias por la ayuda de tantos grandes amigos que dejo aquí. Hasta pronto y que viva Venezuela». Un mensaje que fue aplaudido por varios de sus seguidores en la red social.
08-11-2020 | Fuente: abc.es
Maduro y Díaz-Canel confían en que Biden abra una nueva etapa de entendimiento con Venezuela y Cuba
Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel esperan que el triunfo de Joe Biden en las elecciones de EE.UU. abra una nueva etapa de entendemiento con Venezuela y Cuba, según han asegurado ambos mandatarios tras conocerse el resultado. El presidente saliente, Donald Trump, había endurecido la postura frente a ambos regímenes, aplicando sanciones y revertiendo, en el caso de Cuba, el deshielo diplomático que puso en marcha Barack Obama. Desde Venezuela, Maduro extendió su felicitación al presidente eleto de EE.UU., el demócrata Biden, y se mostró dispuesto a dialogar por el «entendimiento con el pueblo y el Gobierno de los Estados Unidos». A través de su cuenta en Twitter, el presidente venezolano ha reconocido también a la nueva vicepresidenta Kamala Harris.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Felicito al pueblo estadounidense por las elecciones presidenciales. Asimismo, felicito por su victoria al Presidente electo Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris. <a href="https://t.co/H5z7PCcVW7">pic.twitter.com/H5z7PCcVW7</a></p>&mdash; Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) <a href="https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1325209378643824640?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Venezuela, la Patria del Libertador Simón Bolívar siempre estará dispuesta al diálogo y al entendimiento con el pueblo y el gobierno de los EE.UU. <a href="https://t.co/4o5S7MPuyG">pic.twitter.com/4o5S7MPuyG</a></p>&mdash; Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) <a href="https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1325209839438422017?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Por años, el régimen chavista ha tenido roces con los últimos tres líderes estadounidenses por supuestamente ser administraciones «injerencistas». Desde 2015, el régimen de Maduro ha sido azotado por las sanciones económicas por sus participaciones con el narcotráfico, el terrorismo y por las violaciones a los derechos humanos, según el Departamento del Tesoro. La relación de Maduro con Donald Trump fue espinosa. Y lo fue más aún luego que Trump reconociera a Juan Guaidó como presidente interino y gobernante legítimo de Venezuela, y dijera que sobre la mesa tenía varias opciones para deponer a Maduro del Gobierno, incluso haciendo uso de la fuerza. Algo que no se materializó. Sin embargo, el Gobierno de Trump presentó cargos contra Maduro, en marzo pasado, por narcoterrorismo y ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por la captura de Maduro, y la de Diosdado Cabello también. Guaidó da las gracias a Trump El presidente interino de Venezuela también ha felicitado a Biden por su victoria, al tiempo que manifestó su agradecimiento a Trump «y al vicepresidente (Mike) Pence por su firmeza y determinación en enfrentar a la dictadura de Maduro y sus esfuerzos para ayudar a nuestra gente que hoy vive en una emergencia humanitaria», ha expresado en un comunicado compartido por su cuenta en Twitter.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Felicitamos <a href="https://twitter.com/JoeBiden?ref_src=twsrc%5Etfw">@JoeBiden</a>, <a href="https://twitter.com/KamalaHarris?ref_src=twsrc%5Etfw">@KamalaHarris</a> y al pueblo estadounidense.<br><br>Juntos trabajaremos por asegurar el restablecimiento de la democracia, la libertad y los derechos humanos del pueblo de <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a>. <a href="https://t.co/EpXmcxTcVT">pic.twitter.com/EpXmcxTcVT</a></p>&mdash; Juan Guaidó (@jguaido) <a href="https://twitter.com/jguaido/status/1325204270485020673?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El líder opositor también ha dicho que con el nuevo inquilino de la Casa Blanca y «el nuevo Congreso seguiremos llevando adelante nuestra lucha para cumplir nuestro objetivo mutuo: liberar al pueblo venezolano de la Dictadura». Guaidó, que además de recibir un contundente respaldo en enero de 2019 por parte de Estados Unidos, y más de medio centenar de países, ha dicho que espera del cuadragésimo sexto presidente de Estados Unidos su apoyo para «la solución a la grave crisis humanitaria» que está asentada en Venezuela desde hace siete años. El presidente cubano: «Una relación constructiva» Mientras, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró también a través de Twitter: «Reconocemos que, en sus elecciones presidenciales, el pueblo de EEUU ha optado por un nuevo rumbo. Creemos en la posibilidad de una relación bilateral constructiva y respetuosa de las diferencias».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Reconocemos que, en sus elecciones presidenciales, el pueblo de EEUU ha optado por un nuevo rumbo. Creemos en la posibilidad de una relación bilateral constructiva y respetuosa de las diferencias. <a href="https://twitter.com/hashtag/SomosCuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#SomosCuba</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/SomosContinuidad?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#SomosContinuidad</a></p>&mdash; Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) <a href="https://twitter.com/DiazCanelB/status/1325437613986213890?ref_src=twsrc%5Etfw">November 8, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Al recoger las palabras de Díaz-Canel la web del diario «Granma», órgano oficial del Partido Comunista Cubano, se añade que «Cuba, en este año de elecciones en Estados Unidos, sufrió el período más injusto de bloqueo económico, comercial y financiero. Por primera vez, el monto total de las afectaciones ocasionadas por esta política en un año rebasa la barrera de los cinco mil millones de dólares».
08-11-2020 | Fuente: as.com
Suma millones de visitas: una chica escupe en la cara a un policía y es brutalmente detenida
Ocurrió en los disturbios de EEUU a causa de las elecciones presidenciales. Una mujer joven escupe a un policía tras insultarle y este la detiene.
08-11-2020 | Fuente: as.com
Biden pide sanar EEUU en su primer discurso
Sigue en vivo y en directo los resultados de las Elecciones Presidenciales 2020 en Estados Unidos entre Biden y Trump. Última hora de quién va ganando en EE.UU.
07-11-2020 | Fuente: abc.es
Merkel y Macron esperan restablecer con Biden los puentes rotos entre EE.UU. y la UE
La victoria de Joe Biden , como nuevo presidente de EE.UU., y de Kamala Harris, como su vicepresidenta, ha ido seguida de una serie de reacciones de líderes internacionales dominadas por la prudencia y la diplomacia en algunos casos. Después del «patinazo» del primer ministro esloveno, que el miércoles se apresuró a felicitar a Donald Trump confiado tal vez en los mensajes triunfalistas que este no paraba de lanzar, los líderes europeos se han tomado un par de horas antes de empezar a publicar sus reacciones una vez que ya se ha confirmado la victoria de Joe Biden. Eso explicaría el tono del mensaje del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, cargado aún de precauciones y que empieza con un aséptico «tomamos nota de los últimos avances en el proceso electoral. Sobre esta base, la UE felicita al presidente electo Joe Biden y a la vicepresidenta electa Kamala Harris por alcanzar suficientes votos electorales». Antes de subrayar que la UE mantiene «su compromiso con una sólida asociación transatlántica y está dispuesta a colaborar con el presidente electo, el nuevo Congreso y la Administración» norteamericanas, Michel se cura en salud diciendo que «seguimos el proceso de certificación de resultados y estamos seguros de que el sistema electoral estadounidense pronto anunciará el resultado final». Más pragmática, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen publicó un mensaje en redes sociales en el que felicita «calurosamente a Joe Biden y Kamala por su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. «La UE y los EE.UU. son amigos y aliados, nuestros ciudadanos comparten los vínculos más profundos. Espero trabajar con el presidente electo Biden».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">I warmly congratulate <a href="https://twitter.com/JoeBiden?ref_src=twsrc%5Etfw">@JoeBiden</a> and <a href="https://twitter.com/KamalaHarris?ref_src=twsrc%5Etfw">@KamalaHarris</a> for their victory in the U.S. Presidential elections.<br><br>The EU and the USA are friends and allies, our citizens share the deepest of links. I look forward to working with President-elect Biden.</p>&mdash; Ursula von der Leyen (@vonderleyen) <a href="https://twitter.com/vonderleyen/status/1325136218544173059?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Por su parte el presidente del Parlamento, David Sassoli, envía «los mejores deseos para el nuevo presidente, Joe Biden» y aprovecha para recordar que «el mundo necesita una relación sólida entre Europa y Estados Unidos». Francia espera reinventar la relación trasatlántica El presidente Emmanuel Macron se apresuró a publicar este mensaje personal, a través de Twitter: «Los americanos han elegido a su presidente. ¡Felicidades a Joe Biden y Kamala Harris! Tenemos muchas cosas que hacer para afrontar los desafíos de nuestro tiempo. ¡Actuemos juntos!»<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="fr" dir="ltr">Les Américains ont désigné leur Président. Félicitations <a href="https://twitter.com/JoeBiden?ref_src=twsrc%5Etfw">@JoeBiden</a> et <a href="https://twitter.com/KamalaHarris?ref_src=twsrc%5Etfw">@KamalaHarris</a> ! Nous avons beaucoup à faire pour relever les défis d?aujourd?hui. Agissons ensemble !</p>&mdash; Emmanuel Macron (@EmmanuelMacron) <a href="https://twitter.com/EmmanuelMacron/status/1325135797918576641?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Francia espera de Joe Biden y la futura administración norteamericana la «reinvención de las relaciones trasatlánticas» y la «confirmación» del compromiso militar, bilateral, para combatir la amenaza yihadista islámica en la gigantesca zona desértica de Sahel. Emmanuel Macron y su Gobierno hacen un análisis cauto y reservado de la gigantesca evolución, muy negativa, de las relaciones entre Europa y los EE.UU. durante la presidencia de Donald Trump, que Jean-Yves Le Drian, ministro francés de Asuntos Europeos resume de este modo: «No volveremos a los buenos tiempos de las relaciones trasatlánticas. El mundo ha cambiado en los últimos cuatro años. Y lo que ha cambiado es muy sustancial: Europa ha afirmado su soberanía en el terreno de la seguridad, en el terreno de la defensa y en el terreno de la autonomía estratégica. En estos últimos cuatro años, Europa ha perdido su ingenuidad. Y ha comenzado a afirmarse como potencia. Todavía queda mucho por hacer. Debemos comenzar una nueva relación trasatlántica». Esa declaración de Le Drian resumen con precisión clínica el desencanto absoluto de Europa con la presidencia Trump, consumando un alejamiento que venía de muy lejos, pero terminó acelerando un distanciamiento final. Aceptada esa realidad, Emmanuel Macron ha consagrado los dos últimos años a echar los fundamentos de la todavía lejana «soberanía» europea en materia de seguridad y defensa. Alemania comparte la connotación capital de Francia: Europa no puede seguir contando con Washington como pilar estratégico de su defensa. Sin embargo, los proyectos de seguridad y defensa comunes, europeos, todavía están muy lejos de la anhelada realidad. Francia ha propuesto al resto de los miembros europeos de la Alianza dos cumbres, europea y euro trasatlántica, con el fin de comenzar a «reinventar» y «redefinir» las relaciones trasatlánticas, «atrancadas» históricamente en el problema que ya plantearon Obama y Trump: ¿Quien paga qué para asegurar qué tipo de defensa europea de Europa? En un terreno estrictamente bilateral, militar, Francia espera de la futura administración norteamericana la confirmación del compromiso «común» en el «vientre foto» de Sahel, en Malí, donde los 5.100 soldados de la Operación Barkhane han contado, hasta ahora, con el apoyo logístico / informativo de los satélites militares norteamericanos. Desde la óptica francesa, la Operación Barkhane, entre Mauritaria, Burkina Faso, Malí, Niger y Chad, es un «muro» esencial para contener la expansión del yihadismo islamista hacia el Mediterráneo y Europa. Macron espera de Biden la confirmación de un compromiso militar, bilateral, en ese terreno estratégico, que Donald Trump había amenazado con romper. El Gobierno de Londres aplaude la victoria de Biden mientras Johnson retrasa su reacción «Felicidades Joe Biden y Kamala Harris por vuestra merecida victoria. Londres está deseando trabajar con vosotros: es hora de volver a construir puentes, no muros». De esta manera felicitó en su cuenta de Twitter el laborista Sadiq Khan, alcalde de Londres, al nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tras conocerse su victoria. Casi tan importante como el triunfo de Biden es la derrota de Donald Trump, de ahí la mención de Khan a los muros, ya que una de las promesas incumplidas de Trump durante su primera campaña electoral hace cuatro años fue la construcción de uno en la frontera con México para frenar la llegada de inmigrantes.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Congratulations <a href="https://twitter.com/JoeBiden?ref_src=twsrc%5Etfw">@JoeBiden</a> and <a href="https://twitter.com/KamalaHarris?ref_src=twsrc%5Etfw">@KamalaHarris</a> on your well-deserved win.<br><br>London looks forward to working with you ? it&#39;s time to get back to building bridges, not walls. <a href="https://t.co/oZoCDvtT9v">pic.twitter.com/oZoCDvtT9v</a></p>&mdash; Sadiq Khan (@SadiqKhan) <a href="https://twitter.com/SadiqKhan/status/1325118407558254593?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> También reaccionó de forma positiva el líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, quien en la misma red social declaró que «Joe Biden y los demócratas siempre han compartido los valores laboristas y los vínculos entre nuestros dos partidos siguen siendo fuertes» y agregó que espera «forjar una relación aún más sólida entre el Reino Unido y los Estados Unidos». «Su victoria es de esperanza y unidad sobre la deshonestidad y la división. Millones de estadounidenses de todos los orígenes y edades se han unido para votar por un futuro mejor y más optimista», declaró. Esta semana, después de que Trump afirmara en medio del conteo de votos que había ganado las elecciones y amenazara con ir a los tribunales debido a un supuesto fraude, varios líderes europeos condenaron sus palabras. No fue el caso del primer ministro británico Boris Johnson, que con la boca pequeña se limitó a decir que «por supuesto que como Gobierno del Reino Unido no hacemos comentarios sobre los procesos democráticos de nuestros amigos y aliados». Más tajante fue Keir Starmer, quien aseguró que «no le corresponde al candidato decidir qué votos se cuentan y cuáles no o cuándo hay que dejar de contar. El próximo presidente debe ser la elección libre y justa del pueblo estadounidense», una decisión que finalmente aplaudió, al igual que su adjunta, Angela Rayner, quien dio la enhorabuena a Biden y a Harris, por ser «la primera mujer, y la primera persona de color, en ser elegida vicepresidenta de los Estados Unidos de América». No tan contento se mostró el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, quien publicó en Twitter un mensaje diciendo que «el ridículo sistema de votación postal ha contaminado la política británica. Ahora está haciendo lo mismo en Estados Unidos» y adjuntó un artículo de opinión de su propia autoría en Newsweek titulado «Why Trump Should Keep up the Fight» (¿Por qué Trump debería seguir luchando?). Mientras tanto, la reacción de Johnson se hizo esperar y llegó mucho después de que la de los laboristas lo que generó comentarios en las redes sociales como «mejor tarde que nunca» o incluso algunos se atrevieron con un «eres el siguiente» Al «premier» la llegada de Biden a la Casa Blanca a priori le supone un problema, ya que tendrá que empezar de nuevo las negociaciones que ya estaban en marcha con el equipo de Trump sobre un acuerdo comercial post Brexit entre ambos países, algo que sin duda no es una prioridad en la agenda del nuevo presidente norteamericano. En todo caso, el primer ministro tiró de diplomacia con un mensaje sencillo: «Enhorabuena a Joe Biden por su elección como presidente de los Estados Unidos y a Kamala Harris por su histórico logro», señaló, y añadió: «Estados Unidos es nuestro aliado más importante, y estamos deseando trabajar juntos en nuestras prioridades compartidas, desde el cambio climático hasta comercio y seguridad».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Congratulations <a href="https://twitter.com/JoeBiden?ref_src=twsrc%5Etfw">@JoeBiden</a> and <a href="https://twitter.com/KamalaHarris?ref_src=twsrc%5Etfw">@KamalaHarris</a> <a href="https://t.co/xrpE99W4c4">pic.twitter.com/xrpE99W4c4</a></p>&mdash; Boris Johnson (@BorisJohnson) <a href="https://twitter.com/BorisJohnson/status/1325133262075940864?ref_src=twsrc%5Etfw">November 7, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> También se hizo eco de la noticia la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, quien destacó el triunfo de Harris, «la primera mujer en la Casa Blanca, y también la primera mujer de color. Este es un momento grande y especial». Para Rusia, ninguna mejora con Biden Donald Trump, cuya victoria en las presidenciales de 2016 causó regocijo en el Kremlin y el resto de la élite política rusa, terminó decepcionando al presidente Vladímir Putin. Con él se incrementaron las sanciones contra Rusia, se malograron importantes acuerdos de desarme y se agravaron las tensiones geopolíticas en general. Sin embargo, nadie en Rusia espera nada mejor con Joe Biden. El virtual vencedor de los comicios del pasado día 3 dijo el mes pasado en un entrevista a la cadena CBS News que «creo que la mayor amenaza para Estados Unidos ahora mismo, en el sentido de vulnerar nuestra seguridad y nuestras alianzas, es Rusia». No obstante, con respecto a China, Biden fue más benévolo al decir que el gran país asiático «es nuestro mayor competidor». Estas palabras causaron estupor en el Kremlin, cuyo portavoz, Dmitri Peskov, las rechazó categóricamente y lamentó que «con tales actitudes se alimenta un odio absoluto hacia Rusia». En cualquier caso, Putin aseguró hace unos días en el marco de un foro de inversión organizado por el banco ruso VTB que «aceptaremos cualquier decisión de los estadounidenses y trabajaremos con cualquier administración» que salga de las urnas. No quiso mostrar sus preferencias porque «no queremos dar pie a que podamos ser acusados de injerencia» en las elecciones norteamericanas. Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, afirmó el jueves que «el sistema electoral estadounidense adolece de deficiencias evidentes». A su juicio, tales carencias «han sido destacadas innumerables veces por observadores internacionales, incluida la OSCE y expertos reconocidos en este asunto». Zajárova tachó de «arcaica» la legislación electoral norteamericana. Al mismo tiempo, la portavoz de Exteriores de Rusia, aseguró que «en Moscú hay disposición a una cooperación constructiva con cualquier presidente estadounidense, sea quien sea». Un «new deal» para la relación transatlántica con Alemania La canciller Merkel no ha disimulado su alegría al expresar su «¡Felicitación a todos los norteamericanos!». Ha felicitado también a Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos y ha formulado su primer deseo de mejorar una relación transatlántica «irremplazable». «¡Felicidades! Le deseo de todo corazón suerte y éxito», ha dicho Merkel, citada en un tuit de su portavoz, Steffen Seibert, «nuestra amistad transatlántica es irremplazable si queremos superar los grandes desafíos de nuestro tiempo» El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha celebrado la elección de Joe Biden como presidente de EE.UU. y ha expresado su deseo de un «nuevo inicio» en la relación transatlántica, que bajo el mandato de Donald Trump había alcanzado sus peores momentos desde la II Guerra Mundia. «Queremos invertir en nuestra cooperación para un nuevo inicio en la relación transatlántica, un "new deal"», ha tuiteado el jefe de la diplomacia germana, que durante los últimos cuatro años ha recibido reiterados reproches desde Washington por la lentitud con la que Alemania aumentaba sus inversiones en Defensa, como socio de la OTAN. Ya en el continente americano, el vecino del norte también reaccionó a los resultados. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, felicitó a Biden y a Kama Harris. «Espero trabajar con el presidente electo Biden, el vicepresidente Harris, su administración y el Congreso de los Estados Unidos para que podamos abordar conjuntamente los mayores desafíos del mundo», escribió en un comunicado. «Felicitaciones a Joe Biden y Kamala Harris», escribió también el jefe de Gobierno en Twitter y Facebook, según recoge la agencia AFP. Trudeau dijo que Canadá y Estados Unidos, su vecino y socio comercial más grande, «disfrutan de una relación extraordinaria y única en el escenario mundial», y agregó que los dos países son «amigos cercanos, socios y aliados», Esta rápida reacción de Justin Trudeau contrasta con la cautela que mostró durante la campaña electoral de Estados Unidos. Siempre se ha negado a comentar directamente sobre las polémicas posiciones tomadas por Donald Trump, con quien mantiene una relación que ha conocido muchos altibajos.
07-11-2020 | Fuente: abc.es
Trump no acepta su derrota en las elecciones: «El lunes, en los tribunales»
La noticia de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU. le ha sorprendido a Donald Trump jugando al golf en su club de Virginia. En cuanto la cadena CNN y la agencia Ap han anunciado el triunfo del candidato demócrata, la campaña del presidente ha enviado un comunicado por correo electrónico en el que dice que no acepta el resultado y que el lunes intensificará en los juzgados su ofensiva legal. «Todos sabemos por qué Joe Biden se apresura a hacerse pasar por ganador, y por qué sus aliados de los medios de comunicación se esfuerzan tanto en ayudarlo: no quieren que se sepa la verdad. La razón, sencilla, es que estas elecciones están lejos de acabar. Joe Biden no ha sido certificado como el ganador en ningún estado, y mucho menos de los estados altamente disputados que se dirigen a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene demandas legales válidas y legítimas que podrían determinar el vencedor final», ha afirmado. Es cierto que los resultados aún no han sido certificados, pero las cadenas de televisión y sobre todo Ap tienen un sistema que no se suele equivocar que compara el escrutinio con los votos que quedan por contar. Ambas han declarado a Biden ganador en Pensilvania pasadas las 11 de la mañana, hora de Washington, e inmediatamente le han declarado ganador. «Los votos legales deciden el presidente» «Los votos legales deciden quién es el presidente, no los medios de comunicación», ha dicho el presidente en el comunicado. ?A partir del lunes, nuestra campaña comenzará a defender nuestro caso en las cortes para garantizar que las leyes electorales se cumplen plenamente y que el ganador legítimo gobierne. El pueblo estadounidense tiene derecho a una elección honesta: eso significa contar todos los votos legales y no contar los votos ilegales. Ésta es la única manera de garantizar que el pueblo tenga plena confianza en nuestro sistema electoral». Trump, que ha intentado proclamarse ganador varias veces sin esperar a que se cuenten todos los votos ha levantado que le resulta chocante «que la campaña de Biden se niegue a aceptar este principio básico y quiera que los votos se cuenten incluso si son fraudulentos, falsos o emitidas por votantes que no pueden votar o fallecidos». Añade el presidente: «¿Qué esconde Biden? No descansaré hasta que el pueblo estadounidense tenga el recuento de votos honesto que se merece y que la democracia exige». Desde el día de las elecciones, el presidente no ha tenido agenda oficial o de gobierno. Ha estado siguiendo el recuento desde la Casa Blanca, ha hecho dos declaraciones a los medios y sólo ha salido de su residencia este sábado para jugar al golf.
07-11-2020 | Fuente: as.com
La gente celebra; Biden nuevo presidente de USA
Sigue en vivo y en directo los resultados de las Elecciones Presidenciales 2020 en Estados Unidos entre Biden y Trump. Última hora de quién va ganando en EE.UU.
07-11-2020 | Fuente: abc.es
Biden gana las elecciones de EE.UU. en medio de la tensión por las denuncias de fraude de Trump
Joe Biden es el ganador de las elecciones presidenciales de EE.UU. El candidato demócrata se ha anotado en la tarde de este sábado, cuatro días después de la cita con las urnas del pasado martes, la victoria en Pensilvania, uno de los estados en disputa en la recta final del recuento. Las oficinas de medición electoral de varios de los principales medios estadounidenses certificaron que Biden ganó en Pensilvania, con lo que se asegura que supera el umbral de 270 electores (los compromisarios que reparten los estados y que eligen al presidente) que le abren las puertas de la Casa Blanca. Todavía quedan votos por contar y hay estados en los que no se ha decidido un ganador, pero la aritmética electoral indica que Donald Trump no tiene posibilidad de revertir la elección, con independencia de los resultados que quedan por conocerse. La victoria en Pensilvania está muy lejos de ser el último obstáculo para que Biden alcance la presidencia. Trump y su campaña han interpuesto una batería de demandas, impugnaciones y reclamaciones en todos los estados disputados. El presidente compareció el jueves por la tarde para insistir en sus acusaciones de fraude masivo, del que no hay evidencias. «Los demócratas sabían que no podían ganar las elecciones, de ahí este fraude y esta corrupción, por eso mandaron decenas de millones de papeletas a votantes que no las solicitaron», dijo. «Vamos a ganar estas elecciones fácilmente, va a haber muchas demandas y puede que lleguemos a la máxima instancia, no puede ser que roben una elección». Biden no tardó en responder a las alegaciones de Trump, que añaden tensión a un momento político y social explosivo en EE.UU. «Nadie va a quitarnos nuestra democracia. Ni ahora, ni nunca», compartió en su cuenta de Twitter el candidato demócrata. «EE.UU. ha llegado muy lejos, ha peleado demasiadas batallas y sufrido demasiado para permitir que eso ocurra». Ambición política El triunfo confirmado en Pensilvania cumple una vieja ambición de Biden, un político veterano, con casi cinco décadas en Washington, que desde adolescente soñó con llegar a la presidencia de EE.UU. Esta era su tercera intentona de conseguir las llaves de la Casa Blanca, después de que sus candidaturas de 1988 y 2008 fracasaran con estrépito. En el primer caso, por el escándalo tras conocerse que había plagiado el discurso de un político inglés. En el segundo, se topó con la historia: coincidió con el ascenso fulgurante al poder de Barack Obama, el primer presidente negro de la historia de EE.UU. Biden se cayó a las primeras de cambia, en las primarias de Iowa. La presidencia de Trump le abrió una última puerta a la Casa Blanca: se convirtió en el candidato de consenso para aglutinar a izquierdistas y moderados con el objetivo de derrotar al multimillonario neoyorquino. Biden, si logra atravesar la pelea legal que le plantará Trump para evitar su victoria, será el presidente de más edad de la historia de EE.UU. Este mes cumplirá 78 años. Ha sido un candidato del que se ha dudado de su solvencia y de su energía. Pero hoy Pensilvania ha confirmado que ha sido capaz de derrotar a Trump. Más resultados La victoria de Biden podría ser más amplia en función de lo que ocurre en el resto de estados donde todavía no hay ganador decidido. En Georgia, Biden también había tomado la delantera, con una ventaja de unos 4.400 votos cuando se conoció el resultado de Pensilvania. Aunque quedaban pocos miles de votos por contabilizarse, tanto el presidente como Biden podían apuntarse la victoria. En la costa Oeste, mientras tanto, el escrutinio avanzaba con mucha lentitud en los dos estados en disputa, ambos con ventajas ligeras para Biden. En Nevada, donde no se conocerán más resultados hasta el mediodía del sábado (por la tarde en España), el candidato demócrata contaba con una diferencia de unos 22.000 votos, con el escrutinio al 93%. Sin embargo, los analistas pronostican que los votos que quedan son más favorables a Biden, por lo que el exvicepresidente podría mantener la ventaja. La tendencia era menos clara en Arizona, donde Trump ha reducido de forma considerable la distancia con Biden en el último día. Con el 97% del escrutinio, el presidente está a unos 29.000 votos de la remontada y, con cada avance del recuento, la reducía de forma progresiva.
07-11-2020 | Fuente: elpais.com
El escrutinio de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en imágenes
El candidato demócrata, Joe Biden, amplía su liderazgo en Pensilvania, lo que le acerca más a la Casa Blanca. Mientras, continúa el escrutinio en este y otros Estados clave tres días después de las elecciones