Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

23-11-2020 | Fuente: abc.es
Los nuevos nombramientos de Biden anuncian la vuelta al multilateralismo
Joe Biden celebró su victoria en las elecciones presidenciales de EE.UU. como un paso del «América primero» de Donald Trump al «América ha vuelto». Era una referencia a su apuesta por recuperar el multilateralismo y el liderazgo estadounidense en las organizaciones internacionales, tras cuatro años en los que la Administración Trump -con logros reseñables- hizo la guerra por su cuenta. El regreso al multilateralismo está por comprobarse a partir del 20 de enero, cuando Biden jure su cargo como presidente de EE.UU. Lo que sí ya ha vuelto es la vieja guardia de Biden y del que fuera su jefe, Barack Obama, a la dirección de la política exterior de EE.UU. El presidente electo ha anunciado los nombramientos clave de la diplomacia estadounidense y todos cumplen el mismo perfil: íntimos colaboradores de Biden desde hace décadas y veteranos de la Administración Obama. De entre ellos destaca Antony Blinken, el próximo secretario de Estado. Asesora a Biden en materia internacional desde sus años como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, entre 1997 y 2008. Después fue su asesor de seguridad nacional cuando Obama eligió a Biden como vicepresidente y, en el segundo mandato de Obama, fue vicesecretario de Estado. Blinken ha defendido una política exterior de «liderazgo con la diplomacia», pero es también un alto cargo que ha impulsado el intervencionismo de EE.UU. en el mundo, algo que Trump se propuso corregir. Bajo su asesoramiento, Biden votó a favor de la Guerra en Irak, algo que después calificó de «error». También criticó las decisiones de la Administración Trump sobre salida de tropas de Oriente Próximo. El nombramiento de Blinken es un ejercicio de contraste con Trump. El primer secretario de Estado del multimillonario neoyorquino fue Rex Tillerson, consejero delegado de ExxonMobil, al que no conocía personalmente y sin experiencia en la Administración. Al mismo tiempo, colocó a gente de su círculo íntimo -también sin experiencia- a negociar asuntos de gran calado internacional: encargó a su yerno, Jared Kushner, el proceso de paz entre Israel y Palestina o la negociación comercial con México. El equipo Trump-Tillerson no duró mucho y le sustituyó pronto. La elección de Biden es, como el resto de la campaña que le ha llevado a ganar las elecciones, convencional y previsible: alguien que le asesora desde hace más de dos décadas -siguió a su lado tras su salida de la Casa Blanca- y que conoce a la perfección el Departamento de Estado. También es una decisión estratégica: los moderados republicanos ven a Blinken con mejores ojos que a la otra gran pretendiente del cargo, Susan Rice. Y Biden necesita que el Senado -con muchas probabilidades de que mantenga su mayoría republicana- apruebe sus nombramientos. Algo similar ocurre con el resto de elegidos. Su asesor de seguridad nacional será Jake Sullivan, un diplomático joven (43 años) pero con mucha experiencia. Tuvo ya ese puesto para el Biden vicepresidente -precisamente después de Blinken- y después fue uno de los principales asesores de Hillary Clinton cuando esta fue secretaria de Estado. Por su parte, Linda Thomas-Greenfield, diplomática de carrera y subsecretaria para asuntos de África de 2013 a 2017, será embajadora ante la ONU. Apuesta por el clima Además, Biden crea el puesto de enviado especia para el cambio climático, tras convertir el medioambiente en una de sus prioridades de campaña para contentar a las corrientes izquierdistas y al voto joven. Pondrá al frente a un veterano: John Kerry, compañero suyo en el Senado, candidato a la presidencia en 2004 y secretario de Estado con Obama. Biden ha defendido que una de las primeras decisiones al poner el pie en la Casa Blanca será impulsar la readmisión de EE.UU. en el Acuerdo de París. Obama fue uno de sus grandes promotores y Trump, además de desmantelar buena parte de la regulación medioambiental de su antecesor, sacó al país del acuerdo, lo que se hizo realidad a comienzos de este mes. «No tenemos tiempo que perder cuando se trata de nuestra seguridad nacional y nuestra política exterior», dijo Biden en un comunicado. «Necesito un equipo listo en el primer día en el cargo para ayudarme a recuperar el lugar de liderazgo de EE.UU., unir al mundo para hacer frente a los desafíos más importantes que enfrentamos y promover nuestra seguridad, prosperidad y valores». El mismo perfil cumple Avril Haines, que será la primera directora nacional de inteligencia, el cargo de mayor responsabilidad en este cargo, por encima de la dirección de la CIA. El puesto fue creado tras los ataques del 11-S para mejorar la coordinación entre las distintas agencias de inteligencia. Haines fue asesora de Biden como senador y, después, sirvió en diferentes responsabilidades en la Administración Obama: fue directora adjunta de la CIA y asesora adjunta de seguridad nacional para el entonces presidente de EE.UU.
23-11-2020 | Fuente: abc.es
Biden nombrará a un hispano al frente de Inmigración y a la primera mujer para Inteligencia
Alejandro Mayorkas, nacido en Cuba en una familia que se exilió de la dictadura castrista, será el primer hispano al frente del Departamento de Seguridad Interior (DHS, en sus siglas en inglés), el encargado de implementar y hacer cumplir la política migratoria en EE.UU. Joe Biden anunció este lunes varios nombramientos en política exterior y seguridad nacional del que será su gabinete cuando sea investido como presidente el próximo 20 de enero. Entre ellos, ya se conocía que Antony Blinken será el próximo secretario de Estado, además del nombramiento de Jake Sullivan como asesor de Seguridad Nacional y de Linda Thomas-Greenfield como embajadora ante la ONU. Mayorkas fue vicesecretario del DHS en el segundo mandato de Barack Obama, entre 2013 y 2016, con Biden como vicepresidente. En los primeros cuatro años de Obama, fue director de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS). Antes de entrar en la Administración Trump fue fiscal en California. La controvertida política migratoria de Trump La política migratoria ha sido uno de los capítulos más conflictivos en la presidencia de Donald Trump, con asuntos como el veto a países musulmanes, la separación de menores y de sus familias en la frontera, las limitaciones a refugiados o el endurecimiento de las condiciones para obtener visados, permisos de trabajo y residencia. Además de Mayorkas, Biden anunció el nombramiento de Avril Haines como directora nacional de Inteligencia, con lo que será la primera mujer en ostentar el cargo, el de máxima responsabilidad en este campo. Haines fue vicedirectora de la CIA y viceasesora de Seguridad Nacional en la Administración Obama. Mantiene una larga relación con Biden, a quien ya asesoró en sus últimos años como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Kerry, al frente de la lucha contra el cambio climático Otro veterano demócrata, John Kerry, inaugurará un nuevo cargo: enviado especial para cambio climático. Kerry fue compañero en el Senado de Biden durante muchos años y candidato a la presidencia en 2004. Después, fue también secretario de Estado con Obama entre 2013 y 2017. Ahora se encargará de reconducir la política climática de EE.UU., después de que Trump se esforzara en desmantelar las regulaciones medioambientales de Obama y decretara la salida de EE.UU. del Acuerdo de París sobre cambio climático. Biden ha asegurado que el regreso al pacto climático será una de sus primeras decisiones tras poner el pie en la Casa Blanca. Bajo la Administración Biden, por primera vez la Inteligencia de EE.UU. estará dirigida por una mujer y un hispano estará al frente del Departamento de Seguridad Nacional, encargado de aplicar la política migratoria. Además, John Kerry volverá a primer plano como responsable de la lucha contra el cambio climático. El futuro presidente nombrará a Avril Haines, antigua vicedirectora de la CIA, como directora de Inteligencia Nacional; a Alejandro Mayorkas, de origen cubano y exvicesecretario de Seguridad Nacional, como director de este departamento, según el equipo de transición del ganador de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre. Estos próximos nombramientos, que avanzan medios estadounidenses, se conocen tras el de Antony Blinken como nuevo secretario de Estado.
23-11-2020 | Fuente: abc.es
Leopoldo López: «A Pablo Iglesias le llevaría los informes de la ONU con los crímenes de Maduro»
El símbolo de la resistencia de la oposición venezolana tiene un nombre y apellido es el de Leopoldo López Mendoza (Caracas, 1971). A pesar de la entereza que demuestra al hablar, es uno de los venezolanos que más ha sufrido la crueldad del régimen de Nicolás Maduro: perseguido político, injustamente encarcelado, torturado y forzado al exilio. Por los pasillos de La Sabana, sede del partido político que fundó López, Voluntad Popular, se comentaba que cuando iban a visitarlo a la cárcel de Ramo Verde era él quien le daba fuerza a sus allegados. Un mes depués de llegar a Madrid, tras salir clandestinamente de Venezuela, habla con ABC sobre su lucha contra el chavismo y los planes a futuro de la oposición venezolana. Su talón de Aquiles sigue siendo su familia. El líder opositor se quiebra al contar cómo fue el anhelado abrazo tras más de un año separados. ¿Cómo fue el reencuentro con su esposa e hijos? Yo soñé con ese día durante mucho tiempo. Me imaginaba cómo me iba a encontrar con mi familia, mis hijos y esposa, mi padre, mi madre y mis hermanas. Ese día fue uno de los más emocionantes de mi vida. Pude llegar de sorpresa. Yo llegué un domingo y mi familia tiene como costumbre come todos los domingos juntos. Toqué el timbre, Lilian le dice a Manuela que abra que es su abuelo (refiriéndose a su padre) y cuando abrió se quedó en «shock». Leopoldo sale corriendo y me abraza y para Federica, que es la más pequeña, fue raro, porque yo hablaba con ella por vídeollamada y cuando ella me ve en persona retrocedió hasta que se dio cuenta de que era yo y me abrazó. Ella dice «papi uno» y señala el móvil y «papi dos» y me señala. Tras más de siete años preso, ¿qué se siente al estar en libertad? Es raro. Pasé siete años en distintos tipos de confinamiento. De lo más radical, del encierro solitario en la cárcel de Ramo Verde, al arresto domiciliario. Aunque estaba con mi familia, vivía rodeado de funcionarios del Sebin. Por último, viví en la Embajada española. Estaba bien, pero aislado. En España, me encuentro con una libertad parcial, porque mientras Venezuela y los venezolanos estén sufriendo la opresión y todas las dificultades que atravesamos, yo no me puedo sentir libre. Usted llegó a decir que nunca se iría del país. ¿Cuál fue el detonante para que tomara esa decisión? Es verdad. Siempre dije que no quería irme del país. Tenía esa convicción. Sin embargo, las circunstancias han cambiado. Llegué a la conclusión de que podía aportar más para el proceso de Venezuela estando fuera del país. Quería poder hablar con las instituciones, gobiernos, parlamento y medios de comunicación. Y no podía hacerlo desde la Embajada, porque tenía esa limitación. Estuvo 18 meses en la residencia del embajador español en Caracas y ha dicho en otras ocasiones que su salida no tiene nada que ver con el relevo de Jesús Silva. ¿Cree que si seguía en la legación su vida corría peligro? No lo creo. No creo que mi vida corriera peligro por el relevo del embajador. De hecho, no nombraron a un nuevo embajador, sino a un encargado de negocios. Yo llegué a la conclusión de que el ciclo en la Embajada había llegado a su fin, y por eso salí. ¿Madrid es la ciudad correcta para su exilio? España es un lugar estratégico para la lucha a favor de la libertad de Venezuela. Lo es por varias razones. Primero, el Gobierno de España define muchas de las visiones que se tienen en Europa sobre Latinoamérica, y en particular sobre Venezuela. Segundo, porque aquí hay una representación importante de venezolanos que también hace que el tema esté muy presente. España es una bisagra hacia a Europa. Por supuesto, que hay otras ciudades con un peso significativo para la diáspora en Colombia y EE.UU. Desde aquí me quiero concentrar en organizar a la diáspora. La oposición venezolana se enfrentará a unas elecciones parlamentarias que anularán al único poder electo democráticamente, la Asamblea Nacional. ¿La continuidad que plantea Juan Guaidó de mantener el gobierno interino es legítima? Cuando en 2015 se eligió a la Asamblea Nacional, la dictadura buscó inmediatamente la forma de anularla. Poco a poco la desmembraron constitucionalmente. Sin embargo, la AN se mantuvo como el referente de legitimidad dentro y fuera de Venezuela. Ahora bien, si no hay una elección legítima para sustituir a la AN no habrá un vacío de poder y, por ende, debe tener una continuidad institucional. Y esto que planteo tiene fundamentos legales y constitucionales, con un mandanto muy concreto que es lograr unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables. De lograr unas elecciones presidenciales, ¿la oposición está dispuesta a ir con Maduro de candidato? Maduro no es la misma persona que era hace cuatro años. Hoy en día tiene acusaciones muy severas sobre sus espaldas. Maduro ha sido señalado por las Naciones Unidas como responsable de crímenes de lesa humanidad. Lo que queda muy claro es que él es un criminal. Si fuera candidato perdería unas elecciones porque es el personaje con mayor rechazo en el país. Sin embargo, de cara a unas elecciones generales sí creo que deben participar todos los partidos, todas las corrientes ideológicas, no podemos hacer lo que nos hicieron a nosotros. Ha dicho que estaría dispuesto a reunirse con Pablo Iglesias, ¿qué le diría al vicepresidente segundo del gobierno? Lo primero que haría es presentarle los informes de la ONU donde se presentan las atrocidades que comete Nicolás Maduro. Se debe entender que Maduro es un criminal, es responsable de cometer crímenes de lesa humanidad. Yo estoy dispuesto a reunirme con cualquier persona para llevar estas verdades y es importante que se abran todavía más los ojos sobre lo que está ocurriendo en Venezuela. Nicolás Maduro ha destruido absolutamente todo menos una industria, la única que funciona, a la que le dan financiamiento y apoyan sus aliados internacionales. Me refiero a la industria de la represión que incluye espionaje, encarcelamiento, torturas y asesinatos selectivos. A todo eso es a lo que Maduro invierte los pocos recursos de la nación. ¿Cree que es posible que España lidere un movimiento contra Maduro en Europa teniendo como socio de gobierno a Podemos? Sí lo creo porque es lo coherente. Porque lo que nosotros estamos pidiendo son elecciones libres y no creo que nadie pueda negarse a unos comicios justos y verificables. Ya España rechazó las elecciones de 2018 y reconoció a Juan Guaidó como presidente interino. España está llamada a liderar la alianza internacional en Europa y ser un eslabón con Latinoamérica. Va más allá de Pedro Sánchez. Los partidos democráticos tienen esa gran oportunidad, independientemente de la posición política debemos estar de acuerdo que lo que necesita Venezuela son unas elecciones. ¿Cómo evalúa la actuación de Josep Borrell al frente de la política exterior de la UE en el caso venezolano? Está orientado en el sentido correcto que es lograr unas elecciones, pero cuando envió a la comisión a Caracas se encontró con una muralla que es la dictadura y, que al final del día, les cerró la puerta en la cara para organizar un proceso electoral legítimo.
23-11-2020 | Fuente: abc.es
Netanyahu se reunió en secreto con el Príncipe heredero saudí y Pompeo
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó Arabia Saudí el pasado domingo, de manera secreta, para reunirse con el Príncipe heredero de la Monarquía árabe, Mohamed bin Salman, y con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, según ha confirmado la oficina del líder del Likud. Según la prensa israelí, Netanyahu fue acompañado por Yossi Cohen, el jefe del Mossad, los servicios de inteligencia exteriores israelíes, para su visita a NEOM, una ciudad futurista situada al noroeste de Arabia Saudí, cerca de Israel. Posible acuerdo a la vista Durante los últimos meses, Israel ha anunciado acuerdos de normalización de sus relaciones con Emiratos Árabes Unidos y Baréin, pero también con Sudán, bajo el padrinazgo de los Estados Unidos de Donald Trump, un aliado clave de Netanyahu. Trump y Pompeo deben abandonar su cargo en enero, después de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU. Los negociadores estadounidenses e israelíes han anunciado futuros acuerdos con los países árabes. Arabia Saudí se menciona a menudo como un país que podría normalizar sus relaciones con Israel, al igual que Omán, monarquía del Golfo que Netanyahu ya ha visitado.
23-11-2020 | Fuente: abc.es
Putin dice que no felicitará a Biden mientras no se anuncie oficialmente su victoria
El presidente Vladímir Putin es el único líder con relevancia mundial que no ha felicitado todavía a Joe Biden, vencedor de las elecciones presidenciales estadounidenses del pasado 3 de noviembre según el escrutinio. «Quiero asegurar que aquí no hay ninguna motivación oculta, no es que uno nos guste y el otro no. Simplemente estamos esperando a que termine el enfrentamiento político (..) a que el resultado de los comicios sea legítimo y legal», declaró ayer domingo Putin durante el programa «Moscú. Kremlin. Putin» del canal público Rossía-1. El máximo dirigente ruso se refirió todo el tiempo a Biden como el «candidato» y no como el presidente electo. «Respetamos a todo el mundo, al actual presidente Trump y al candidato al cargo, el señor Biden», afirmó. Subrayó también que, en 2016, «todos felicitaron a la señora Clinton, pero después ocurrió que ganó Trump». Putin reiteró sus recientes manifestaciones en cuanto a que «aceptaremos cualquier decisión de los estadounidenses y trabajaremos con cualquier persona que obtenga la confianza del pueblo americano», aunque recalcó que antes deberá certificarse «jurídicamente» el resultado oficial de las elecciones y «el rival deberá reconocerlo». Relaciones deterioradas El presidente ruso dijo no temer que su dilación en felicitar a Biden pueda desembocar en un empeoramiento todavía mayor de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos. A su juicio, «unas relaciones ya deterioradas no se pueden deteriorar más». Putin opinó además que el sistema electoral norteamericano «debe ser reformado (..) presenta algunos problemas y eso es evidente». El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, por su parte, considera que Estados Unidos «tiene probablemente el sistema electoral más arcaico que existe comparando con otros países importantes del mundo». Trump, cuya victoria en las presidenciales de 2016 causó regocijo en el Kremlin y en el resto de la élite política rusa, terminó decepcionando a Putin. Con él se incrementaron las sanciones contra Rusia, se malograron importantes acuerdos de desarme y se agravaron las tensiones geopolíticas en general. Sin embargo, en Rusia no se espera nada mejor de Biden, que en un entrevista a la cadena CBS News el mes pasado dijo que «creo que la mayor amenaza para Estados Unidos ahora mismo, en el sentido de vulnerar nuestra seguridad y nuestras alianzas, es Rusia». Aquellas palabras causaron estupor en el Kremlin, cuyo portavoz, Dmitri Peskov, las rechazó categóricamente y lamentó que «con tales actitudes se alimenta un odio absoluto hacia Rusia».
22-11-2020 | Fuente: abc.es
Trump empieza a quedarse sin tiempo para dar la vuelta a la elección
Donald Trump prosigue en sus esfuerzos para cambiar el resultado de las urnas en las elecciones presidenciales, pero se enfrenta a un enemigo obstinado: el paso del tiempo. Pasan los días, y ni el presidente de EE.UU. ni su equipo legal presentan pruebas sustantivas de lo que denominan «fraude masivo» y «robo electoral» ni logran éxitos en los juzgados. Y el proceso de certificación en los estados decisivos, aquellos en los que Trump trata de eliminar la ventaja en las urnas de Joe Biden, avanza. Este viernes fue el caso de Georgia, donde el candidato demócrata y presidente electo ganó por muy pocos votos, poco más de 12.000 papeletas. El estado celebró un recuento a mano, determinado por el escaso margen de diferencia entre los candidatos, y entre acusaciones de fraude de la campaña de Trump. El recuento dejó las cosas igual que estaban y el secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, certificó los resultados a favor de Biden. El gobernador del estado, el también republicano Brian Kemp, firmó la certificación. Trump todavía puede permitir otro recuento pero Raffensperger, que ha tenido que hacer frente a una presión formidable por parte de Trump y sus aliados, dijo que no esperaba que eso supusiera ningún cambio. «Los números reflejan el veredicto del pueblo», sostuvo. Michigan, otra de las grandes batallas, debe certificar sus resultados mañana. Hay dudas de que los republicanos del consejo electoral estatal acepten firmar los resultados, después de las fuertes presiones de Trump. Algo así ya ocurrió en el proceso de certificación del condado de Wayne, el mayor del estado, cuando los representantes republicanos se negaron a hacerlo, primero, y después se avinieron. Recibieron una llamada telefónica de Trump y, al día siguiente, con los resultados ya certificados, dijeron que «rescindían» su voto. Trump también invitó a la Casa Blanca a los líderes republicanos en las asambleas legislativas de Michigan. En caso de irregularidades que supongan una «elección fallida», cae en estos órganos la elección de electores, los compromisarios de cada estado que eligen al presidente. Pero, tras la reunión, a pesar de que se comprometieron a investigar cualquier «alegación de comportamiento fraudulento», aseguraron que «no estamos en posesión de ninguna información que pueda cambiar el resultado». Era otra derrota para Trump, que también vio cómo en Arizona la justicia desestimaba sus últimas demandas y cómo el consejo electoral del condado de Maricopa, el mayor del estado y con cuatro de cinco miembros republicanos, votaba a favor de certificar los resultados y constataba la integridad de las elecciones. Se espera que mañana Arizona certifique sus resultados -al igual que Pensilvania, aunque aquí hay más posibilidades de retraso- y que Nevada, otro estado disputado, lo haga el martes.
22-11-2020 | Fuente: elpais.com
Burkina Faso celebra elecciones presidenciales y legislativas pero excluye de las mismas a una quinta parte de su territorio azotada por la violencia
21-11-2020 | Fuente: abc.es
Maduro sugiere al nuevo Parlamento juzgar públicamente a los diputados opositores
Nicolás Maduro ha dicho que los actuales parlamentarios opositores deben ser juzgados por la próxima Asamblea Nacional. En palabras del líder chavista, el nuevo Parlamento debe comenzar una investigación cuando se instale en enero de 2021 por «toda la corruptela, todos los dolos, toda la robadera de Juan Guaidó». La propuesta hecha por Maduro es que sea un juicio público «con pruebas en la mano» contra el presidente interino y los legisladores que lo apoyan y que son mayoría en el actual Parlamento venezolano. De esta manera, el presidente chavista ha insistido que su victoria será inminente el próximo 6 de diciembre, fecha que están programadas las elecciones legislativas, y a las que la oposición se ha negado a participar por considerarlas un fraude. Desde 2015, la oposición ha controlado el Parlamento y los 167 escaños son renovados cada cinco años, como lo establece la Constitución de Venezuela. Sin embargo, para la fiesta electoral que corresponde este año, las condiciones para unas elecciones democráticas, competitivas y transparentes no están garantizadas, así lo ha denunciado la oposición, la Unión Europea y también España. «Vamos a plantearle eso al pueblo en los recorridos en los barrios», ha insistido Maduro en un acto político que fue transmitido por el canal estatal VTV. «¿Están ustedes de acuerdo en que se les haga un juicio público en la nueva Asamblea Nacional a los diputados que robaron al país, que traicionaron al país, que se agarraron el dinero de Citgo (filial de Petróleos de Venezuela)?». En agosto, el régimen chavista indultó a decenas de diputados opositores que eran perseguidos, mientras otros formaban parte de la extensa lista de presos políticos del país, cuya inmunidad había sido allanada por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente como parte de la cacería que mantiene el Gobierno de Maduro hacia sus detractores. Muchos de los diputados huyeron de Venezuela y se encuentran en el exilio o en la clandestinidad. Guaidó comenzó campaña por la consulta popular Por su parte, Guaidó, quien fue reconocido en enero de 2019 como presidente interino y legítimo del país caribeño, ha puesto en marcha junto con el resto de la oposición una consulta popular para preguntar a la población si rechazan las elecciones parlamentarias y si están de acuerdo con las «gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad». Este viernes, el líder opositor comenzó a hacer campaña en las calles de Miranda, estado vecino de Caracas, para que los venezolanos no acudan a las elecciones promovidas por Maduro y, en su lugar, lo apoyen en el desconocimiento del régimen. «Lo hemos dicho y no nos vamos a cansar de repetirlo, eso del 6 de diciembre no es una elección, sino un paredón. No nos vamos a prestar para farsas. Al régimen le va a ir mucho peor de lo que le fue con la farsa del 20 de mayo de 2018», ha dicho el opositor, haciendo referencia a la reelección de Maduro, una elección que tampoco reconoce la comunidad internacional. La oposición tiene previsto celebrar la consulta popular del 5 al 12 de diciembre, en la que también preguntará a la población si exigen «el cese de la usurpación de la Presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables». Las tres preguntas que expondrá la oposición tendrán las opciones de «sí» y «no».
20-11-2020 | Fuente: abc.es
El doble objetivo de Biden ante el G-20: mantener la presión a China y recuperar la confianza de sus socios
La reunión del G-20 arranca este sábado en Arabia Saudí con la mirada puesta en EE.UU. La transición política convulsa en la primera potencia mundial será imposible de ignorar en el encuentro. Donald Trump no reconoce los resultados de las elecciones presidenciales y su derrota frente a Joe Biden . El presidente de EE.UU. ha emprendido una batalla en los juzgados -sin apenas ningún logro- y en la opinión pública -con mucho más éxito entre sus seguidores- por retratar las elecciones presidenciales como un «fraude masivo» y un «robo». Muchos de los socios de EE.UU., sin embargo, dan por hecha la transición de la Administración Trump a la Administración Biden. Tras su victoria electoral el pasado 3 de noviembre, el presidente.. Ver Más
20-11-2020 | Fuente: abc.es
Cumbre del G-20: Von der Leyen confía en una mayor colaboración de EE.UU. tras la victoria de Biden
La Unión Europea y la próxima presidencia del G-20, que recaerá en Italia, organizarán el próximo año una cumbre global sobre salud con el objetivo de preparar los sistema de salud para futuras pandemias, anunció este viernes la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen. «El mundo tiene que estar mejor preparado para preparar a la humanidad para futuras pandemias. Tenemos que aprender lecciones. Tenemos que trabajar juntos más allá de la actual pandemia de coronavirus», aseguró Von der Leyen en una conferencia de prensa en Riad previa a la cumbre de líderes del G-20, que organiza Arabia Saudí. «Para apoyar estos esfuerzos la Unión Europea será coanfitriona el próximo año de una cumbre global sobre salud junto con la presidencia Italiana del G-20», añadió. Von der Leyen no dio fechas ni mayores detalles sobre esta cita, pero afirmó que en esta misión de prepararse para epidemias globales venideras «la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería jugar un papel de liderazgo». Además, confió en una mayor colaboración de Estados Unidos en este sentido tras la reciente victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de ese país. «Aunque EE.UU. se ha resistido a comprometerse en este ámbito hasta ahora, tengo muchas esperanzas de que con la elección del nuevo presidente esto cambiará», indicó la dirigente europea. «De hecho, la próxima Administración ya se ha comprometido a incrementar la cooperación internacional, incluido el ámbito de la salud», sostuvo. Cuestionada sobre qué recomendará la Unión Europea sobre el uso del antiviral remdesivir en pacientes de Covid-19 hospitalizados, después de que la OMS lo desaconsejara, Von der Leyen, se limitó a señalar que corresponderá a los científicos tomar una decisión al respecto. Sobre el Brexit ha dicho que la ronda de negociaciones entre Bruselas y Londres ha dado lugar a un «mayor progreso» en capítulos importantes de estas conversaciones, aunque «aún queda para llegar a la línea de meta». «Tras unas semanas complicadas con un progreso muy lento, hemos visto en los últimos días un mayor avance, más movimiento, en los asuntos importantes. Esto es bueno», explicó Von der Leyen durante una rueda de prensa, en la que no dio, sin embargo, ninguna indicación de cuánto tiempo podría ser necesario para cerrar un acuerdo. En concreto, señaló que se han hecho algunos avances en la cuestión de ayudas de Estado dentro del capítulo de la competencia justa, una de las áreas que, junto al sector pesquero y la gobernanza del acuerdo, supone los últimos obstáculos para consensuar el pacto final.