Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

31-07-2018 | Fuente: abc.es
Facebook desvela un plan coordinado para interferir en las elecciones legislativas de EE.UU.
Facebook ha anunciado este martes que ha eliminado 32 páginas y cuentas que estaban involucradas en un «comportamiento coordinado» de desinformación, una medida tomada por la compañía a escasos meses de que en noviembre se celebren en Estados Unidos las elecciones legislativas de medio mandato. «Este tipo de comportamiento no está permitido en Facebook porque no queremos que la gente o las organizaciones creen redes de cuentas que engañen a otros sobre quiénes son o lo que están haciendo», dijo Facebook en un comunicado de prensa. La red social fundada por Mark Zuckerberg se vio en el centro de la polémica en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016 por el uso de su plataforma para difundir bulos y noticias falsas para influir en los resultados.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Honduras, «normalizada» tras las denuncias de fraude electoral
Antes de que en abril estallaran los disturbios en Nicaragua, en Honduras los manifestantes salieron a las calles durante semanas, en protesta por el presunto fraude en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre de 2017. Las marchas se prolongaron hasta febrero de 2018, pero luego decayeron, a diferencia de lo que está ocurriendo en Nicaragua. A pesar de que muchos en Honduras, incluso partidarios del reelegido Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, creen que efectivamente este se impuso por medio del fraude, la cuestión es que ciudadanos y políticos han acabado aceptando el resultado electoral, como ha ocurrido con la propia Organización de Estados Americanos (OEA), que en su día intentó esclarecer lo ocurrido. La falta de pruebas definitivas de trampa en los comicios y la constatación de que en Honduras la democracia tiene mejor salud que en Nicaragua, donde rige el nepotismo de la familia Ortega, llevó a la oposición a resignarse a utilizar los cauces parlamentarios para fiscalizar al Gobierno. A muchos electores tampoco pareció importarles la continuidad de Hernández, más allá de desaprobar la manera con que forzó la posibilidad de reelección, algo no previsto en la Constitución: al fin y al cabo su primer mandato fue de cierto éxito, en materia de infraestructuras viarias y en la reducción de la elevada tasa de homicidios del país. El hecho de que la candidatura rival fuera en cierta medida bicéfala ?el candidato era el presentador de televisión Salvador Nasralla, pero el principal partido de la coalición de apoyo era el del expresidente Manuel Zelaya? perjudicó la unidad de acción de los opositores. Tampoco al tercer candidato en discordia, Luis Zelaya, del Partido Liberal, le interesó que Nasralla llegara a presidente y rompiera así el bipartidismo histórico que ha existido en el Gobierno de Honduras entre conservadores y liberales. Ese bipartidismo fue amenazado cuando Manuel Zelaya abandonó el Partido Liberal, tras ser arrojado del poder en 2009 en un golpe contra el Ejecutivo, y creó su propio partido, Libertad y Refundación (Libre). Narcotráfico y maras «El país se ha polarizado, y eso deja al Partido Liberal en medio; nuestra misión es reconstruir nuestro espacio», afirma Luis Zelaya, convencido de la estabilidad que aporta al país el bipartidismo tradicional, más vivo que en otros países de la región. En las elecciones legislativas, que tuvieron lugar junto con las presidenciales, el Partido Nacional obtuvo 61 puestos en el Congreso; el Partido Libre, 30, y el Partido Liberal, 26. El clima político «se ha degradado por la corrupción, que ha venido a corroer las instituciones», declara el líder del Partido Liberal. Esa corrupción ha sido impulsada por el mayor uso del suelo hondureño que ha hecho el narcotráfico. Luis Zelaya apunta que las rutas del narcotráfico fueron propiciadas en Honduras por parte de Estados Unidos, cuando a comienzos de la década de 1980 Washington quiso financiar la compra de armas para la Contra nicaragüense, parte de la cual se organizaba desde dentro de las fronteras de Honduras. «Aunque eso cesó con los acuerdos de paz en Nicaragua, las rutas quedaron ahí para luego ser aprovechadas en la década de 1990 por los grandes capos colombianos, luego sustituidos por los mexicanos». Según Zelaya, el esfuerzo de los últimos gobiernos de Colombia y de México contra la droga en sus respectivos territorios ha hecho que en Centroamérica, y especialmente en Honduras, aumente el problema. Primero el paso de los narcóticos se pagaba en dólares, pero luego se pasó a pagar con droga misma, lo que ha aumentado los índices de violencia. «De ser un país de tránsito, pasamos a ser un país de crimen organizado, el cual se ha apoyado en la existencia de las pandillas o maras», comenta un destacado empresario hondureño, que prefiere no ser citado con su nombre. Con sede en San Pedro Sula, la ciudad con mayor actividad económica del país, este empresario ha sufrido intentos de extorsión por parte de esas bandas, como una gran parte de quienes tienen algún negocio. La gestión de Juan Orlando Hernández ha sido positiva en la reducción de la violencia. «Ha detenido a diversos capos de la droga y los ha extraditado a Estados Unidos y ha levantado nuevas cárceles de máxima seguridad que parecen estar siendo realmente efectivas. Ha avanzado mucho en poco tiempo. Ahora viene la tarea más ardua, que es encontrar los rastros del dinero, pues muchos narcotraficantes son ahora personas de negocios orientados a lavar dinero», refiere el empresario. Las cifras, desde luego, hablan de una reducción de los homicidios. En 2017 esta se situó en 42,8 homicidios por 100.000 habitantes, frente a los 59 del año anterior o el récord de 86 en 2012, según la Secretaría de Seguridad y Policía Nacional de Honduras. Con los mejores resultados en diez años, San Pedro Sula y Tegucigalpa han salido del ranking de ciudades más violentas del mundo: la ciudad norteña, junto al Caribe, ha bajado del puesto 3 al 26, y la capital del 4 al 35, en la lista de ciudades más peligrosas elaborada por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Social de México. Corregir la corrupción La lucha contra la corrupción no puede calificarse de tan exitosa, pero también ha habido progresos. Hace dos años se creó la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), una iniciativa puesta en marcha por la Organización de Estados Americanos (OEA), a semejanza de la labor que realiza en Guatemala la CICIG, impulsada por la ONU en 2006. Es poco habitual que haya países que acepten ceder parte de su soberanía en materia de justicia criminal a entidades de naturaleza internacional. Lo hacen ante la incapacidad de las propias instituciones para hacer frente a sus niveles de corrupción política, y no sin ciertas salvaguardas y limitaciones. Si la CICIG tiene en Guatemala la potestad para presentar cargos directamente ante los tribunales del país, la MACCIH tiene vedada ese vía directa y tiene que dejar que sea la propia Fiscalía hondureña la que asuma la presentación de cargos. Además, la clase política hondureña en general, y el Gobierno en particular, han promovido medidas para quedar menos expuestos ante la MACCIH. De todos modos, expertos consideran positiva la iniciativa, sobre todo porque a pesar de estar en sus comienzos ha podido promover la condena de una docena de funcionarios públicos, entre ellos dos antiguos viceministros y un magistrado de la Consejo Judicial (la acción contra la esposa del anterior presidente, sin embargo, se ha topado con mayores obstáculos). «La corrupción no puede arreglarse de un golpe, porque ir contra muchos políticos a la vez puede derivar en ingobernabilidad, y esa esa la mejor receta para que surja un Chávez que acabe con la democracia», considera el citado empresario, conocedor directo de los máximos dirigentes políticos. «Hay que hacer pagar a los culpables, porque la impunidad daña a las instituciones, pero el proceso de corrección debe llevar su tiempo», aconseja.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Franklin D. Roosevelt: Del crack del 29 al liderazgo mundial
Solo la figura sonriente de Roosevelt, su cigarrillo en una larga boquilla y sus gafas redondas fueron capaces de despertar entusiasmo en los americanos tras la pesadilla de la Gran Depresión del 29, de los millones de parados y de las escenas del bombardeo de Pearl Harbor. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes) Estudió derecho en la Universidad de Columbia, pero dedicó toda su vida a la política. Dentro del partido demócrata era visto como un hombre inteligente, con gran personalidad y fuerza moral, pero su carrera política se vio truncada cuando en 1921, enfermó de poliomielitis. Esta enfermedad le paralizó de cintura para abajo, pero no le mermó en su intento de llegar a la presidencia y batir el récord histórico en EE.UU. de permanecer tres mandatos consecutivos en la Casa Blanca. Había comenzado su cuarto mandato cuando le sorprendió la muerte en su despacho el 12 de abril de 1945, por una hemorragia cerebral. Cuando en 1932 se presentó como candidato del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales norteamericanas arrolló a su adversario, el presidente Herbert Hoover. En aquel momento, Estados Unidos contaba con unos quince millones de parados y la bancarrota de Wall Street había sumergido en un caos a la economía estadounidense. Fue entonces cuando Roosevelt llevó a cabo la revolución del «New Deal» económico y social, con el que estimuló el sector público al crear millones de puestos de trabajo para construir escuelas, carreteras y mejorar las artes y la educación. Este intervencionismo público y la propia popularidad del presidente le hicieron acumular gran poder, pero no consiguió relanzar la economía americana hasta que la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) puso en marcha el rearme del país. La tradicional neutralidad de Norteamérica en conflictos internacionales impidió que Roosevelt contribuyera a la posible emigración de judíos hacia América. Sin embargo, esa neutralidad no duró. El ataque contra Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941, empujó de manera inexorable a Estados Unidos a entrar en la contienda mundial. Para la historia quedó la frase que Roosevelt pronunció ante el Congreso: «Este día vivirá en la infamia», cuando declaró la guerra a Japón. Entre las medidas decretadas por el presidente se encontraba la persecución de los japoneses que vivían en EE.UU. El apoyo de las fuerzas estadounidenses a los aliados inclinaron de manera definitiva la balanza para que estos ganaran la guerra. El 11 de febrero de 1945, Churchill, Stalin y Roosevelt se reunieron en Yalta para negociar el reparto del mundo en «zonas de influencia» entre las grandes potencias. Con el deseo de crear un entendimiento entre aliados, promovió la creación de Naciones Unidas.
30-07-2018 | Fuente: abc.es
Mali acudió a las urnas pese a la amenaza yihadista
Millones de malienses votaron ayer para elegir el nuevo gobierno de uno de los países más pobres del planeta, tristemente famoso también por ser uno de los focos de yihadismo en todo el área del Sahel. Pese a la «calma general» pregonada por las autoridades, los observadores pudieron constatar numerosas turbulencias. En el norte de Mali, grupos extremistas amenazado a los votantes y quemaron urnas. Muchos colegios electorales no pudieron abrir las puertas. La rama de Al Qaida en Mali ya llevaba meses intentado disuadir a los ciudadanos de participar en las elecciones. Los enfrentamientos armados entre grupos étnicos aumentaron recientemente así como las acusaciones de que el gobierno está haciendo un uso exagerado de la fuerza militar con la excusa de poner fin al terrorismo. Fue una campaña electoral difícil para el presidente Ibrahim Boubacar Keita, que espera ganar un segundo mandato. El político de 73 años, que fue elegido en 2013, se enfrentaba ayer a 23 candidatos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Mali es un país pobre y desértico, fracturado desde la rebelión tuareg que empezó en 2012 y causó un alzamiento islamista en toda la región. En los últimos tres años, los ataques yihadistas se han triplicado y las muertes violentas se han duplicado, según ONGs locales. Militares franceses A pesar de la presencia de un fuerte contingente militar francés, los islamistas han ganado territorio desde el norte hasta el centro del país. En 2015, incluso atacaron un hotel en la capital, Bamako. En un mensaje difundido por la radio de la ONU, Mahamat Saleh Anadif, jefe de la misión internacional en Malí, instó a los malienses a usar su derecho al voto. «Queridos malienses, no añadan otra crisis a la crisis actual. Aprovechen este día para votar pacíficamente y respeten el resultado», dijo Anadif. Más de ocho millones de votantes registrados estaban convocados a las urnas, y los resultados aún tardarán un par de días en saberse. Si ningún candidato gana más del 50 por ciento en la primera ronda, los malienses votarán en una segunda ronda el 12 de agosto.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
La próxima reunión de Trump y Putin no se celebrará hasta que acabe investigación de la trama rusa
La próxima reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no tendrá lugar hasta comienzos del año próximo, cuando termine la investigación de la llamada trama rusa, han informado este miércoles fuentes de la Casa Blanca. «El presidente (Trump) cree que el próximo encuentro bilateral con el presidente Putin debe tener lugar después de que haya acabado la caza de brujas de Rusia, así que hemos acordado que será después de primeros de año», ha señalado el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, en un comunicado. La expresión «caza de brujas» es empleada habitualmente por el mandatario estadounidense para referirse a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller y que tiene por objetivo dilucidar si existió algún tipo de connivencia entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016. El encuentro de Helsinki El pasado 16 de julio, Trump y Putin celebraron una cumbre bilateral en Helsinki, tras la cual la Casa Blanca informó de que el presidente de EE.UU. deseaba celebrar un segundo encuentro antes de finales de año. Según detalló el Gobierno estadounidense, esa reunión tendría lugar en Washington entre los meses de septiembre y diciembre. La decisión suscitó cierto revuelo debido, sobre todo, a que las principales agencias de inteligencia estadounidenses tienen la certeza de que el Kremlin intentó injerir en los comicios pasados. En Helsinki, Trump no solo no pidió explicaciones a Putin sobre este asunto, sino que además dio por buenas las explicaciones del presidente ruso, quien rechazó estar interesado en interferir en la política estadounidense. No obstante, tras las críticas recibidas en su país, Trump se desdijo más tarde. Las palabras del mandatario de EE.UU en Helsinki, sumadas al hecho de que ambos presidentes mantuvieron un encuentro de cerca de dos horas a puerta cerrada, desataron las sospechas entre los demócratas de que Trump y Putin podrían haber alcanzado algún tipo de acuerdo secreto que pusiera de manifiesto la presunta colusión.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Putin acusa a «fuerzas» de EE.UU. de intentar boicotear los buenos resultados de la cumbre con Trump
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha acusado este jueves a «fuerzas» de Estados Unidos de intentar boicotear el entendimiento que lograron durante la cumbre celebrada el pasado lunes en Helsinki con su homólogo estadounidense, Donald Trump, después de que este último haya señalado nuevamente al Kremlin por su injerencia en las últimas elecciones. Putin y Trump se reunieron durante más de cuatro horas --entre el cara a cara y el almuerzo de trabajo con sus respectivos equipos-- tras lo cual dieron una rueda de prensa conjunta en la que manifestaron su sintonía. Según anunciaron, han conseguido restaurar la «confianza» dañada en los últimos años. Ambos confirmaron que habían hablado de la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 que dieron la victoria a Trump. El magnate neoyorquino explicó que le había planteado el tema a Putin y que éste le había dicho que Moscú no había intervenido en ningún proceso interno de Washington. La polémica surgió cuando Trump declaró que no había razón para no creer al presidente ruso y al mismo tiempo cargó contra el Departamento de Justicia y contra el FBI por lo que consideró un desastroso trabajo en las investigaciones sobre la supuesta trama rusa y los correos electrónico de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton. Republicanos y demócratas han censurado a Trump por dar más credibilidad a Putin que a los servicios estadounidenses. En respuesta, el mandatario norteamericano matizó sus declaraciones en Twitter, si bien en las última horas ha dado un paso más y ha hecho a Putin «personalmente responsable» de una injerencia que ahora afirma sin dudas que ocurrió. «Hay fuerzas en Estados Unidos que están preparadas para sacrificar las relaciones Rusia-Estados Unidos, a sacrificarlas por sus ambiciones en el marco de una batalla política interna en Estados Unidos», ha dicho Putin en un encuentro con diplomáticos rusos en Moscú. Putin ha considerado que «sería ingenuo creer que los problemas que se fueron acumulando año tras año se resolverían en unas horas». «Nadie lo esperaba», ha indicado. «Sin embargo, creo que hemos dado el primer paso hacia estos cambios positivos», ha valorado. De hecho, ha confiado en que, tal y como dijo Trump al término de la rueda de prensa conjunta, se celebre «una reunión a gran escala que finalmente nos permita hablar directamente«. «Es importante«, ha subrayado, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.
19-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump asegura que le dijo a Putin que no toleraría más injerencias rusas
El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró este miércoles que durante su cumbre del pasado lunes en Helsinki con su homólogo ruso, Vladímir Putin, le dijo que no podía «aceptar» que Moscú siguiera interfiriendo en el sistema político estadounidense. En una entrevista con la cadena CBS News, Trump también afirmó que considera que Putin es responsable de la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 «porque está a cargo del país». «Fui muy firme al decirle que no podemos tener interferencia, no podemos tener nada de esto», dijo Trump en la entrevista, que se emitirá hoy y de la que la cadena adelantó un extracto. «Le hice saber que no podemos aceptar esto, que no vamos a aceptarlo, y que así van a ser las cosas», agregó. Trump insistió en que cree que Rusia interfirió en los comicios estadounidenses que le dieron la victoria en 2016 frente a la demócrata Hillary Clinton, una afirmación que hizo este martes después de poner en duda el tema durante su rueda de prensa con Putin el lunes. Preguntado si considera responsable a Putin de esa injerencia, respondió: «Sí, lo creo, porque está a cargo del país», indicó Trump. «Igual que yo me considero responsable de cosas que ocurren en este país, ciertamente, como líder de ese país habría que considerarle responsable, sí», agregó. Trump concedió la entrevista poco después de afirmar, en una reunión con su Gabinete, que «ningún presidente» estadounidense ha sido «más duro con Rusia» que él, y que «Putin sabe eso mejor que nadie».
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump dice que saldrán «muchas cosas positivas» de su reunión con Putin
El presidente de EEUU, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que «muchas cosas positivas saldrán» de la cumbre que mantuvo el pasado lunes con su colega ruso, Vladímir Putin, en Helsinki, sólo horas después de desdecirse sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. «Putin y yo discutimos muchos temas importantes en nuestra reunión anterior. Nos llevamos bien, lo que realmente molestó a muchos enemigos que querían ver un combate de boxeo. ¡Grandes resultados vendrán!», ha tuiteado. Tras el aluvión de críticas que recibió por desautorizar a las agencias de espionaje de EEUU ante Putin en una rueda de prensa, Trump ha vuelto a la carga sobre el asunto al asegurar: «a mucha gente en los niveles más altos de Inteligencia les gustó mi presentación en la conferencia de prensa en Helsinki». «La reunión con Rusia podría ser, a la larga, un éxito aún mayor» que la cumbre de la OTAN en Bruselas, unos días antes, cuando instó a los socios de la Alianza Atlántica a incrementar sus aportaciones. «Si bien la reunión de la OTAN en Bruselas fue un triunfo reconocido, con miles de millones de dólares más a cargo de los países miembros a un ritmo más rápido, la reunión con Rusia podría ser, a la larga, un éxito aún mayor. Muchas cosas positivas saldrán de esa reunión ..», ha dicho. La gran cantidad de críticas que recibió la actitud de Trump con Putin en la cumbre del lunes en Helsinki, incluso dentro de su propio partido, por la complacencia con la que el presidente de EEUU trató al líder ruso, le obligó a desdecirse al día siguiente. «Me expresé mal (..) Quise decir que no veo razón por la que Rusia no estuviese detrás» de la interferencia en los comicios de 2016, ha indicado Trump en unas declaraciones en la Casa Blanca. En su rueda de prensa conjunta con Putin, Trump puso en duda las conclusiones de los servicios de espionaje estadounidenses que apuntan que el Kremlin interfirió en las presidenciales de 2016 en EE.UU. para beneficiarle y perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton.
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Gobierno y talibanes: fuego cruzado por el poder en Afganistán
El atentado en Kabul de hace dos días que dejó siete muertos y más de quince heridos es otro símbolo más que augura la continuidad del caos político en Afganistán. Un ataque que tiene una doble lectura: por un lado, la expresión de los talibanes revelando su oposición a un régimen político dominado por Ashraf Ghani y Abdullah Abdullah con participación de la OTAN en la configuración del mismo; por otro, la interminable sangría que se ha adueñado de Afganistán tras la salida de las tropas de la ISAF en 2015, pero que permanecen en el país en misiones de adiestramiento y formación de las fuerzas de seguridad afganas, ejército y policía. Ni siquiera el acuerdo de paz propuesto por la Organización para la Cooperación Islámica ?compuesta por 57 países de mayoría musulmana y capitaneada por Arabia Saudí? de llegar a un acuerdo de paz entre Gobierno y talibanes parece cuajar. Con todo, los afganos enfrentan ahora una carrera hasta octubre para, de una vez, celebrar elecciones, ya pospuestas por la inferencia de los atentados talibanes en el país, que cada vez son más frecuentes y más intensos. Balas, fuego y sangre. Esa es la estampa de la Afganistán actual. La crisis que protagoniza Afgananistán tiene enormes y numerosos frentes abiertos, tanto sociopolíticos como culturales, religiosos e históricos. La mayor problemática de carácter interno es la acaecida por los talibanes, cuyos atentados dejan en evidencia la incapacidad del Gobierno de Ghani y Abdullah de gestionar la dinámica guerrilera del grupo. Jesús Núñez, codirector del Instituto sobre Conflictos y Acción Humanitaria (ICAH) y especialista en temas de seguridad, construcción de la paz y prevención de conflictos, advierte sobre el fracaso de la ISAF en la lucha contra los talibanes a través de la formación de fuerzas de seguridad afganas: «El nivel de corrupción y el nivel de sectarismo determina una escasa capacidad operativa de esas fuerzas de seguridad». En la década de los 90, los talibanes controlaban el 90% del territorio afgano y gobernaban el país, pero tras el 11-S, fueron derrocados y Estados Unidos y la OTAN intervinieron en un proceso electoral convulso para que los afganos eligieran a un Presidente. Tras el fin de las fases de combate de la ISAF en 2015, los talibanes han recuperado cerca del 56% de Afganistán, lo que pone en jaque al Gobierno actual. La fuerza talibán es mayúscula debida a su formación y organización. Núñez explica que «se recobró la intención de pacificar el país a través de los jóvenes pastunes que se habían refugiado en zonas de Pakistán» para escapar de la etapa violenta que vivió Afganistán tras la salida de la Unión Soviética del País. Educados en las madrasas y con un sentido «espartano» de ver la vida «muy rigorista, con una simpatía por parte de la población afgana», los talibanes pasaron por el gobierno y salieron por su relación con Al Qaeda, más que simpática. Señala Núñez que «ahí hay un error estratégico brutal, y es entender que el desmantelamiento del régimen significa la derrota de Al Qaeda y de los talibán». Las implicaciones internacionales en Afganistán parecen haber agravado la situación del país, ya que no se ha logrado ningún progreso real en la mediación. Ángel Galán, presidente del Instituto de Probática e Investigación Criminal (IPIC) y experto también en la materia, señala el primero de los problemas: «Rusia y EE.UU. no pueden solucionar nada en los países islámicos porque no entienden cómo es ese mundo. Por mucho tiro que peguen, no van a entender su realidad social, espiritual y militar». El experto achaca una imposición del pensamiento occidental sobre un país que, en definitiva, no lo es, por lo que la comprensión de las decisiones tomadas entre Gobierno y OTAN resultan dificultosas de digerir. Más aún cuando una de las demandas talibanes es la retirada de tropas extranjeras en territorio afgano. Pero esto, en principio, supone un apuro para Ghani y Abdullah, puesto que revelaría "una situación de debilidad que los propios talibanes podrían aprovechar", rescata Núñez. La cuestión electoral El próximo 20 de octubre está previsto que en Afganistán se celebren elecciones presidenciales, pero la crisis agitada por los talibanes y la incapacidad del Gobierno de mantenerlos a raya complica la situación electoral. De nuevo, Núñez sostiene una premisa que afecta a la inquietud del votante: «No es tanto lo que voten los afganos en un momento determinado sino lo que, tras la escena, estén haciendo los líderes de esas comunidades para encajar los intereses particulares». La población afgana está dividida en diversas etnias y, para más inri, no existe una relevancia fáctica de partidos políticos, sino que son individuos los que se presentan a las elecciones, lo que conforma un régimen bicameral muy heterogéneo. La alternativa al combinado Ghani-Abdullah es incierta, puesto que las personas sin pasado político son desconocidas para la población afgana, por lo que el gran éxito político suele ir de la mano de líderes sociales, espirituales o señores de la guerra. Por ello, la configuración de la Cámara del Pueblo y la Cámara de los Ancianos suele derivar en una fragua de intereses propios, guerrillas y, desde luego, incapacidad de gobernar Afganistán con estabilidad suficiente. No obstante, Galán señala que «Hay que dejar que el problema de Afganistán lo solucione el país, sin ningún apoyo externo de otros países para ningún bando». El experto afirma que se trata de una cuestión cultural: «Tenemos el problema de que queremos imponer nuestro pensamiento. La gente (en países arábes y musulmanes) tiene una cultura y una educación y piensa como piensa. Si hay enfrentamiento entre estas dos partes, ya hay conflicto». Cámara de Ancianos InfogramCámara del pueblo InfogramLa resolución de los conflictos en Afganistán pasa ahora por la incertidumbre de qué papel jugarán los talibanes en el momento en que se celebren las elecciones de octubre. Ghani ya ofreció al grupo terrorista que se convirtieran en grupo político ?algo similar a lo acontecido en Colombia con el gobierno de Santos y las FARC? para solventar la mayor escalada de violencia en Afganistán desde 2015, pero queda en evidencia que la respuesta ha quedado en un rotundo «no» por parte de los terroristas, también divididos entre ellos por la diversidad étnica propia del país y sus shuras (consultas coránicas para la toma de decisiones de especial relevancia), que ponen en la mesa una agenda talibán poco uniforme y, cuanto menos, caótica. De continuar este oscuro pasaje en la historia reciente de Afganistán, el escenario se quedaría con pocas luces que alumbraran un posible cese del conflicto en el país. Las opciones son pocas: no hay líderes fuertes para sustituir al tándem Ghani-Abdullah, el actual Gobierno no ha sabido gestionar la actuación terrorista de los talibanes, la OTAN ?y especialmente Estados Unidos, financiador clave de los talibanes­? ha caotizado si cabía más la situación y no hay una respuesta ciudadana evidente, cuyo protagonismo se limita a ser titular de atentados, careciendo de toda voz en la vida pública. Afganistán necesita un empuje interno de líderes que tengan capacidad de formar un gobierno fuerte, capaz de hacer deponer a los talibanes las armas y que, como nación, aúne a la diversidad étnica de Afganistán en un proyecto común. De no ser así, la violencia en las calles podría continuar hasta un nuevo régimen talibán. Las cartas están echadas.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Agenda de los temas candentes que tratarán Trump y Putin
INTERFERENCIA ELECTORAL Trump ha insistido en que confrontará a Putin con las acusaciones de interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales que le llevaron a la Casa Blanca. Es un asunto del que Trump rehúye, porque pone sombras a la legitimidad de su victoria, y porque alimenta el acoso de la prensa y de la oposición demócrata sobre la trama rusa. El anuncio de imputaciones a doce miembros de la inteligencia rusa el pasado viernes lo ha convertido en inevitable en Helsinki. Hasta el momento, Trump ha dado más crédito a Putin -lo niega todo- que a la conclusión unánime de la inteligencia estadounidense de que existió la interferencia. CRIMEA En las últimas semanas, Trump ha coqueteado con un cambio en la política de EE.UU. sobre Crimea, la península de Ucrania que Rusia anexionó en 2014. Durante la cumbre del G-7 en Canadá, aseguró que no era razón para que Rusia siga expulsado del grupo y dijo que el territorio podría ser ruso «porque todo el mundo allí» habla ese idioma. En los días previos a la cumbre, ha dejado la puerta abierta a reconocer a Crimea como parte de Rusia, lo que supondría una crisis con sus socios europeos. ARMAS Trump quiere tratar la proliferación de armas nucleares y de largo alcance. El acuerdo sobre control de este tipo de arsenal entre EE.UU. y Rusia acaba en 2021 y una renovación satisfactoria sería importante no solo para Trump, sino para sus socios estratégicos en Europa y la OTAN. La cumbre se produce en un momento en el que Rusia desarrolla nuevo armamento de alta capacidad, como misiles hipersónicos frente a los que EE.UU. podría no tener defensa, y que podrían estar listos para 2020. SIRIA Trump ha defendido siempre que EE.UU. no tiene que pelear guerras que no son suyas, y Siria siempre le ha parecido una de ellas. El presidente de EE.UU. parece favorecer un acuerdo por el que el régimen de Bashar al Assad, apoyado por Rusia e Irán, se mantenga en el poder a pesar de la brutalidad que ha ejercido contra la oposición en la guerra civil que desangra al país. La utilización de armas químicas ha motivado dos represalias de Trump, pero lo que de verdad desea es sacar a las tropas estadounidenses del país. SANCIONES Desde la invasión a Ucrania, EE.UU. ha impuesto varias rondas de sanciones a organismos, ciudadanos y compañías rusos, lo que ha supuesto un obstáculo al desarrollo económico del país. Con la llegada al poder de Trump, las sanciones se han ampliado por el ?hackeo? durante las elecciones, la actividad en Siria o abusos en derechos humanos. Bajo la Administración Trump, las sanciones han sido impulsadas por el Congreso, y el presidente se ha mostrado reticente: las entiende como un obstáculo hacia una mejor relación con Rusia. COMERCIO La guerra comercial global desatada por EE.UU. no ha dejado fuera a Rusia. Los intercambios comerciales entre ambos países no son comparables a los que EE.UU. mantiene con China -sobre todo- ni con otros socios como la Unión Europea o México. Pero Rusia es uno de los afectados por los aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio que EE.UU. ha impuesto a varios países. A comienzos de mes, Moscú anunció que respondería con otros aranceles -de entre el 25% y el 40%- a importaciones estadounidenses como equipamiento de construcción, maquinaria industrial o fibra óptica.