Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro da el primer paso para prohibir los partidos opositores
La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó hoy un decreto que obliga a los partidos políticos que no participaron en las elecciones municipales a inscribirse nuevamente ante la Asamblea Constituyente, lo que implica reconocerla, si no quieren ser inhabilitados para las próximas elecciones presidenciales. El Decreto Constituyente para la Validación de Partidos Políticos, recientemente aprobado, establece que las formaciones políticas que no hayan concurrido a la última convocatoria electoral deberán renovarse, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, Manifestaciones y Reuniones Públicas. Este decreto deberá ser implementado por el Consejo Nacional Electoral, ente que obligó a los partidos políticos a renovar su nómina de representantes durante los meses de marzo y abril de este año. En ese proceso, participaron los partidos AD, Copei, MAS, Primero Justicia, Avanzada Progresista, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular. Ante esta decisión todo apunta a que la coalición opositora deberá someterse en el mejor de los escenarios al proceso de renovación en el que los partidos deben demostrar también que cuentan con el reconocimiento público suficiente como para mantenerse en la carrera política. Es decir, deben recoger la firma de al menos un 0,5% de los ciudadanos inscritos en el Registro Electoral Permanente en cada uno de los doce estados del país. La decisión no ha sorprendido a casi nadie en Venezuela. Lo sospechaban incluso los partidos participantes en la «mesa de dialogo» de Santo Domingo. Era cuestión de poco tiempo después de que Nicolás Maduro usurpara las funciones de la Asamblea Nacional y enviara el mensaje a los partidos de la oposición de que tendrían prohibido presentarse a las presidenciales. «Los partidos, Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ) han desaparecido del mapa político venezolano y hoy desaparecen totalmente porque partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones no puede participar más», afirmó Maduro. Para el chavismo los partidos Voluntad Popular (VP), Primero Justicia (PJ) y Acción Democrática (AD), los tres más importantes partidos opositores, perdieron el derecho a acudir a unos próximos comicios. La portavoz de la ANC, Delcy Rodríguez, aseguró ayer que este instrumento legal solicitado por el presidente Nicolás Maduro «busca proteger el derecho del pueblo al sufragio ante las pretensiones de sectores de la derecha de boicotear procesos electorales, como ocurrió en las elecciones recientes». Eliminar la competencia La oposición y también juristas internacionales cuestionan esta normativa. El partido opositor Primero Justicia (PJ), del excandidato presidencial Henrique Capriles, considera que el oficialismo quiere «una elección presidencial sin competencia», mientras que Voluntad Popular (VP) partido del preso político Leopoldo López ve «paradójico ilegalizar a los partidos cuando hay diálogo». Más allá de las reacciones, no se sabe qué hará la oposición frente a esta nueva amenaza de Maduro, que los pone entre la espada y la pared, condicionando la negociación de Santo Domingo, cuando en esa ciudad se debate antes que nada que haya condiciones electorales libres y justas. Algunos analistas creen que lo que han anunciado periodistas afectos al chavismo de que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) quiere adelantar las elecciones presidenciales para el primer semestre del próximo año es una posibilidad cada vez más real. La oposición se enfrentaría así a un escenario electoral muy dividida y sin candidato único. La Embajada de Estados Unidos en Venezuela ha visto con malos ojos todo lo que está ocurriendo y rechaza el decreto de la asamblea nacional constituyente (ANC). «El gobierno venezolano y su ilegítima Asamblea Nacional Constituyente están inventando reglas a medida que avanzan. Esto no es democracia. Los diversos puntos de vista políticos hacen democracias fuertes», escribió la embajada en su cuenta de Twitter.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Estalla la guerra entre la prole del Alberto Fujimori
La votación en el Congreso de Perú, en la que el presidente Pedro Pablo Kuczynski se salvó de ser destituido gracias a la abstención de Kenji Fujimori y nueve congresistas del partido Fuerza Popular que dirige su hermana Keiko Sofía, evidenció el conflicto que mantienen los vástagos del exmandatario preso. La actuación de Kenji Fujimori el pasado jueves por la noche demuestra el poder que tiene en el Parlamento y afecta al grupo parlamentario que dirige su hermana Keiko, que hasta ahora contaba con 71 miembros. Los nueve congresistas que se abstuvieron junto a Kenji fueron Maritza García, Estelita Bustos, Guillermo Bocangel, Clayton Galvan, Marita Herrera, Bienvenido Ramírez, Marvin Palma, Lizbeth Robles y Sonia Echevarría. Cuando acabó la votación, Kenji Fujimori lloró de emoción y se abrazó con los congresistas cercanos a su posición, después de que fuera increpado verbal y físicamente por el congresista de Fuerza Popular Miguel Torres, según pudo comprobar ABC en el Congreso. Por su parte, el congresista de Fuerza Popular Héctor Becerril, del círculo cercano a Keiko Fujimori, consideró que se debe expulsar a los parlamentarios que se abstuvieron por «traición». Si bien el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski se ha manifestado en contra del indulto a través de una negociación por votos en el Congreso, este escándalo seguirá flotando en el aire debido al protagonismo que ha adquirido Kenji tras la votación del jueves por la noche. Cuando el entonces desconocido ingeniero agrónomo Alberto Kenya Fujimori llegó a la presidencia de Perú en 1990, tras derrotar al actual Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, llevaba una apacible vida matrimonial con la también ingeniera Susana Higuchi. Tuvieron cuatro hijos: Keiko Sofía, Hiro Alberto, Sachi Marcela y Kenji Gerardo. De los cuatro vástagos de la familia Fujimori Higuchi solo Keiko y Kenji optaron por la política. Diferencias sobre la excarcelación Hoy las diferencias políticas entre ambos hermanos son públicas y notorias, sobre todo en lo que concierne a la liberación de su padre, quien desde 2009 cumple una condena a 25 años de prisión por corrupción, secuestros y violaciones a los derechos humanos. Mientras Kenji trabaja sin denuedo por la excarcelación del expresidente, Keiko Sofía desestimó que el grupo parlamentario que dirige apruebe una ley de arresto domiciliario para todo aquel sentenciado por corrupción que tenga más de 75 años. Kenji Gerardo está suspendido de sus actividades en el partido que dirige su hermana, como castigo por no seguir sus directrices en cuestiones como el matrimonio gay o la investigación al grupo católico acusado de pedofilia llamado Sodalicio. Kenji Gerardo también reprocha a su hermana que se haya distanciado de las personas que fueron más leales a su padre en el poder, porque para él «el fujimorismo no es Fuerza Popular, el fujimorismo lo hace el pueblo». Keiko Fujimori perdió las elecciones presidenciales de 2016 por más de 40.000 votos frente a Pedro Pablo Kuczynski. Ahora envía mensajes a su hermano a través de sus congresistas más leales, quienes le llaman «traidor» y «desleal». También sostiene que ella es el único miembro del clan Fujimori que se va presentar a las presidenciales de 2021. En este sentido, Kenji Fujimori, de 37 años, aseguró en 2016 a través de Twitter que «la decisión es mía: sólo en el supuesto negado de que Keiko no gane la presidencia yo me postularé en 2021». La guerra en la familia Fujimori ?protagonista de la vida política del país andino desde 1990? no ha hecho más que empezar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Estalla la guerra entre la prole de Alberto Fujimori
La votación en el Congreso de Perú, en la que el presidente Pedro Pablo Kuczynski se salvó de ser destituido gracias a la abstención de Kenji Fujimori y nueve congresistas del partido Fuerza Popular que dirige su hermana Keiko Sofía, evidenció el conflicto que mantienen los vástagos del exmandatario preso. La actuación de Kenji Fujimori el pasado jueves por la noche demuestra el poder que tiene en el Parlamento y afecta al grupo parlamentario que dirige su hermana Keiko, que hasta ahora contaba con 71 miembros. Los nueve congresistas que se abstuvieron junto a Kenji fueron Maritza García, Estelita Bustos, Guillermo Bocangel, Clayton Galvan, Marita Herrera, Bienvenido Ramírez, Marvin Palma, Lizbeth Robles y Sonia Echevarría. Cuando acabó la votación, Kenji Fujimori lloró de emoción y se abrazó con los congresistas cercanos a su posición, después de que fuera increpado verbal y físicamente por el congresista de Fuerza Popular Miguel Torres, según pudo comprobar ABC en el Congreso. Por su parte, el congresista de Fuerza Popular Héctor Becerril, del círculo cercano a Keiko Fujimori, consideró que se debe expulsar a los parlamentarios que se abstuvieron por «traición». Si bien el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski se ha manifestado en contra del indulto a través de una negociación por votos en el Congreso, este escándalo seguirá flotando en el aire debido al protagonismo que ha adquirido Kenji tras la votación del jueves por la noche. Cuando el entonces desconocido ingeniero agrónomo Alberto Kenya Fujimori llegó a la presidencia de Perú en 1990, tras derrotar al actual Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, llevaba una apacible vida matrimonial con la también ingeniera Susana Higuchi. Tuvieron cuatro hijos: Keiko Sofía, Hiro Alberto, Sachi Marcela y Kenji Gerardo. De los cuatro vástagos de la familia Fujimori Higuchi solo Keiko y Kenji optaron por la política. Diferencias sobre la excarcelación Hoy las diferencias políticas entre ambos hermanos son públicas y notorias, sobre todo en lo que concierne a la liberación de su padre, quien desde 2009 cumple una condena a 25 años de prisión por corrupción, secuestros y violaciones a los derechos humanos. Mientras Kenji trabaja sin denuedo por la excarcelación del expresidente, Keiko Sofía desestimó que el grupo parlamentario que dirige apruebe una ley de arresto domiciliario para todo aquel sentenciado por corrupción que tenga más de 75 años. Kenji Gerardo está suspendido de sus actividades en el partido que dirige su hermana, como castigo por no seguir sus directrices en cuestiones como el matrimonio gay o la investigación al grupo católico acusado de pedofilia llamado Sodalicio. Kenji Gerardo también reprocha a su hermana que se haya distanciado de las personas que fueron más leales a su padre en el poder, porque para él «el fujimorismo no es Fuerza Popular, el fujimorismo lo hace el pueblo». Keiko Fujimori perdió las elecciones presidenciales de 2016 por más de 40.000 votos frente a Pedro Pablo Kuczynski. Ahora envía mensajes a su hermano a través de sus congresistas más leales, quienes le llaman «traidor» y «desleal». También sostiene que ella es el único miembro del clan Fujimori que se va presentar a las presidenciales de 2021. En este sentido, Kenji Fujimori, de 37 años, aseguró en 2016 a través de Twitter que «la decisión es mía: sólo en el supuesto negado de que Keiko no gane la presidencia yo me postularé en 2021». La guerra en la familia Fujimori ?protagonista de la vida política del país andino desde 1990? no ha hecho más que empezar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump carga contra el «número dos» del FBI al conocerse que se retirará
El presidente estadounidense, Donald Trump, atacó al director adjunto del FBI, Andrew McCabe, poco después de que se conociese que éste planea dejar su cargo en primavera e insistió en acusarle de favoritismo con su ex rival demócrata, Hillary Clinton. «El director adjunto del FBI, Andrew McCabe, está deseando que llegue la hora de retirarse con todos los beneficios. 90 días para irse!!!!», dijo Trump en su cuenta de Twitter. FBI Deputy Director Andrew McCabe is racing the clock to retire with full benefits. 90 days to go?!!!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 23 de diciembre de 2017El mandatario, que celebró su primer día de vacaciones navideñas en su residencia privada de Mar-a-Lago, en Florida, jugando al golf con amigos, comentó así la información desvelada por el Washington Post de que McCabe dejará el puesto en unos meses. McCabe es el actual «numero dos» del FBI y fue la mano derecha del director James Comey, despedido por Trump, y con quien lideró la investigación del supuesto mal uso del servidor de correo de Clinton, ex secretaria de Estado y rival demócrata. Trump ha atacado duramente al FBI en los últimos meses y ha afirmado que cuenta «con la peor reputación de su historia». «¿Cómo puede la mujer de McCabe, el hombre en cargo, junto con el filtrador James Comey, de la falsa investigación de Hillary Clinton (incluidos 33.000 correos electrónicos borrados ilegalmente) recibir 700.000 dólares para la campaña de su mujer por Muñecos de Clinton durante la investigación?», agregó el presidente republicano. La esposa de McCabe, Jill, se presentó como candidata para un escaño en el Senado de Virginia en 2015 y recibió miles de dólares de un grupo político cercano al ex gobernador del estado, el demócrata, Terry McAuliffe, amigo del matrimonio Clinton. Comey fue en principio defendido por Trump, especialmente al anunciar en noviembre de 2016, pocos días antes de las elecciones presidenciales, la reapertura de una investigación que había sido cerrada el mes de julio anterior sobre Clinton. Sin embargo, las relaciones se tensaron cuando Comey decidió investigar la presunta relación entre la campaña del multimillonario y Rusia, y que acabó llevando al presidente a despedir al entonces director del FBI de manera abrupta.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Comisión Electoral veta la candidatura del líder opositor Navalni a las elecciones rusas de 2018
La Comisión Electoral Central de Rusia (CEC) ha aprobado este lunes en una votación el veto al líder opositor Alexei Navalni como candidato en las próximas elecciones presidenciales, convocadas para marzo de 2018, por tener antecedentes penales. El organismo electoral ruso ha dicho que Navalni no puede ser candidato porque ha sido condenado por la justicia rusa. Navalni fue sentenciado a una condena de prisión suspendida en un caso que el opositor ha definido como motivado por razones políticas. El veto a la candidatura de Navalni ha sido aprobado con el voto de doce de los trece miembros de la Comisión Electoral Central rusa. Un miembro ha decidido abstenerse en la votación por un posible conflicto de intereses. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, parte como principal favorito para hacerse con la victoria en los comicios, en los que ha anunciado que se presentará como independiente, aunque su partido, Rusia Unida, le ha ofrecido todo su respaldo. Navalni, de 41 años de edad, ha sido encarcelado tres veces este año por incumplir la ley al organizar manifestaciones y concentraciones que han alterado el orden público y que no contaban con el permiso de las autoridades. El líder opositor ha prometido recurrir la decisión ante el Tribunal Constitucional «a pesar de ser consciente de que es parte de un mismo sistema». El líder opositor movilizó la víspera a miles de sus seguidores en veinte ciudades rusas para ser nominado a las elecciones de marzo como candidato independiente. Para lograr la nominación, según la ley electoral rusa, los aspirantes necesitan reunir un grupo de al menos 500 electores que manifiesten el apoyo a su candidatura. El político explicó previamente su decisión de organizar veinte asambleas en lugar de una por el temor de que las trabas que le suelen poner las autoridades impidan su celebración en algunas ciudades. En Moscú la nominación del opositor fue apoyada por 742 electores, también se celebraron asambleas en San Petersburgo, Ekaterimburgo, Omsk, Samara, Perm y otras grandes ciudades rusas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Paris Hilton rusa sí es admitida como candidata a las elecciones presidenciales
A diferencia del bloguero Alexéi Navalni, que no podrá enfrentarse a Vladimir Putin en las presidenciales de marzo, la glamurosa presentadora televisiva, Ksenia Sobchak, sí ha logrado la admisión de su candidatura ante la Comisión Electoral Central de Rusia (TsIK). Ahora tendrá que recoger 300.000 firmas en su apoyo, pero se da por hecho que será un puro trámite, ya que al Kremlin no le interesa ahora seguir excluyendo adversarios. En realidad todo va a depender de lo que indiquen los sondeos en los próximos meses. Nadie duda de que, si la intención de voto a favor de Sobchak creciera de forma alarmante para Putin, algo no muy probable, el Kremlin se las arreglaría para neutralizarla con cualquier método a su alcance, incluidos los de escasa factura democrática que ha empleado con Navalni. Sobchak, hija del carismático alcalde ya fallecido de San Petersburgo durante la denostada década de los 90, Anatoli Sobchak, el hombre que dio trabajo entonces a Putin en el Consistorio, es muy conocida por los telespectadores de su país. La llaman la Paris Hilton rusa. Sobchak podría recibir votos que iban a Navalni Aunque son muchos los que no la ven en el papel de presidenta, desde que en octubre anunciara su intención de concurrir a los comicios presidenciales, la intención de voto en su favor ha oscilado entre el 10% y el 14%, un porcentaje nada desdeñable para alguien hasta ahora ajeno a la política. Ahora que Navalni ha quedado fuera de la carrera por la presidencia, la hija del ex regidor de San Petersburgo, podría recibir muchos de los votos que a él hubieran ido a parar. El pasado día 14, durante la rueda de prensa anual, ella le preguntó a Putin por qué se despliegan tantos esfuerzos en contra del bloguero, a lo que el presidente vino a contestar que es un «radical» sin nada «positivo» en su programa. A ella también la acusó de falta de positividad por definirse como la candidata «contra todos».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Kremlin amenaza con procesar a Navalni por su boicot a las elecciones presidenciales
Ante las críticas opositoras y de la UE por haber excluido de las elecciones presidenciales de marzo al bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, salió este martes a la defensiva e incluso amenazó a quienes apoyen el boicot de los comicios. La baja participación amenaza la legitimidad de unas presidenciales en las que no estará el principal adversario de Vladímir Putin. En apoyo del presidente ruso se creó ayer en Moscú la plataforma que le lanzará como candidato independiente, a cuya reunión él no asistió. Paradójicamente, Putin sí acudió el pasado sábado al congreso de su formación política, «Rusia Unida», para recabar apoyos y anunciar, no obstante, que no irá como candidato del partido. «El hecho de que no participe en los comicios una determinada persona por imperativo legal no puede afectar de ninguna manera a la legitimidad de las propias elecciones», aseguró Peskov ante los periodistas refiriéndose a Navalni. El portavoz presidencial reducía al líder opositor a la categoría de un aspirante a candidato más y eludía que se trata del único capaz de poner a Putin en apuros. Precisamente por eso, los analistas estiman que, sin Navalni, el interés de una parte significativa del electorado hacia los comicios decaerá hasta el punto de que el índice de abstención, ya bajo en las legislativas del año pasado (menos del 48%), podría descender aún más. Tal situación, según los expertos, pondría en cuestión las legitimidad del presidente que salga elegido, seguramente Putin, que encabeza con diferencia las encuestas. Esto explica también por qué ha sentado tan mal en el Kremlin el llamamiento al boicot de Navalni tras serle rechazada su candidatura en la Comisión Electoral Central (TsIK). Peskov amenazó este martes con un nuevo proceso contra el opositor. Según sus palabras, «los llamamientos al boicot deben ser objeto de un estudio muy minucioso sobre si están en consonancia o contradicen la legislación vigente». Navalni: «Sin mí no habrá elecciones» Navalni dijo el lunes que sin él «no habrá elecciones», ya que unos comicios se basan en la existencia de distintas opciones. «Represento a un gran número de electores. La decisión de la TsIK de prohibirme participar en los comicios excluye a millones de personas de las elecciones y del sistema político», afirmó. La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, sostiene que este veto cuestiona el «pluralismo» del sistema político ruso y, por tanto, la calidad democrática de los comicios. A su juicio, «las inculpaciones políticamente motivadas no deberían utilizarse contra la participación política. Esperamos que las autoridades rusas garanticen la igualdad de condiciones (..) en las elecciones presidenciales». Por su parte, el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kiril, se opuso al boicot. Instó al conjunto de la Iglesia y a los creyentes a acudir a las urnas. Esta vez, a diferencia de hace seis años, no pidió el voto para Putin, que ayer se reunió con miembros del Gobierno y se dio un baño de masas niños en la tradicional «Yolka» (abeto) del Kremlin, el reparto de regalos que se hace cada año con motivo de las fiestas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kenji Fujimori pide cabeza de asesores de su hermana Keiko a lo «Kill Bill»
El congresista peruano Kenji Fujimori, hijo menor del recientemente indultado expresidente Alberto Fujimori, pidió este miércoles la cabeza de los dos principales asesores de su hermana Keiko, líder del partido fujimorista Fuerza Popular. El parlamentario lanzó en la red social Twitter un desafiante mensaje contra los asesores Pier Figari y Ana Hertz de Vega, al que acompañó con una caricatura suya en la que aparece caracterizado como el personaje de Uma Thurman en la película «Kill Bill», con una katana, un mono amarillo manchado de sangre y una lista con nombres. «Los señores Figari y Ana Hertz de Vega han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de Alberto Fujimori. Hoy, ambos en la sombra, continúan atentando contra la gobernabilidad del país», escribió. Kenji Fujimori aseguró que esos dos asesores, personas de la máxima confianza de su hermana Keiko, «son el problema» dentro del partido fujimorista, y demandó una «reestructuración» dentro de Fuerza Popular para que pueda darse una «reconciliación». Los señores Figari y Ana Hertz de Vega han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de @AlbertoFujimori. Hoy, ambos en la sombra continúan atentando contra la gobernabilidad del país. Ellos son el problema. Reconciliación = Reestructuración pic.twitter.com/Sdr6KhXc4k? Kenji Fujimori (@KenjiFujimoriH) 27 de diciembre de 2017 Kenji y Keiko están aparentemente enemistados después de que el primero, más cercano al padre, manifestara posiciones divergentes durante el último año dentro del Congreso, donde el grupo parlamentario fujimorista, que controla el parlamento con mayoría absoluta, acostumbra a votar en bloque. Las indisciplinas de Kenji Fujimori le valieron al congresista varias suspensiones dentro de su bancada, en una escalada de tensión que tuvo su punto de quiebre el pasado jueves, cuando el menor de los Fujimori, con el apoyo de otros nueve congresistas rebeldes, evitó la destitución del presidente, Pedro Pablo Kuczynski. Kuczynski se salvó de ser despojado de su cargo por el Congreso gracias a la abstención de esa decena de congresistas fujimoristas liderados por Kenji, quien en varias ocasiones anteriores había pedido al presidente el indulto para su padre. Solo tres días después, el gobernante firmó el indulto para Alberto Fujimori por razones humanitarias debido a su estado de salud, aunque en la opinión pública crece la sospecha de que se trató de un acuerdo político para seguir en el cargo a cambio de conceder la libertad al exmandatario. La ruptura del voto unitario de Fuerza Popular en el parlamento causó un cisma en su dirección, y al día siguiente Keiko Fujimori desconoció a los diez congresistas que no votaron a favor de la destitución de Kuczynski, quien le ganó las últimas elecciones presidenciales por apenas 40.000 votos. Alberto Fujimori, de 79 años, permanece hospitalizado en una clínica de Lima, donde tanto Kenji como Keiko han acudido a visitarlo por separado. En los últimos años, los dos hermanos lucharon por la libertad de su padre, pero Kenji siempre optó por la vía del indulto, facultad extraordinaria del presidente del país, mientras que Keiko se centró en la vía judicial, donde buscó anular la sentencia. Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), ejecutadas por el grupo militar encubierto Colina, además de por los secuestros de un periodista y un empresario en 1992.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kenji Fujimori pide la cabeza de los asesores de su hermana Keiko a lo «Kill Bill»
El congresista peruano Kenji Fujimori, hijo menor del recientemente indultado expresidente Alberto Fujimori, pidió este miércoles la cabeza de los dos principales asesores de su hermana Keiko, líder del partido fujimorista Fuerza Popular. El parlamentario lanzó en la red social Twitter un desafiante mensaje contra los asesores Pier Figari y Ana Hertz de Vega, al que acompañó con una caricatura suya en la que aparece caracterizado como el personaje de Uma Thurman en la película «Kill Bill», con una katana, un mono amarillo manchado de sangre y una lista con nombres. «Los señores Figari y Ana Hertz de Vega han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de Alberto Fujimori. Hoy, ambos en la sombra, continúan atentando contra la gobernabilidad del país», escribió. Kenji Fujimori aseguró que esos dos asesores, personas de la máxima confianza de su hermana Keiko, «son el problema» dentro del partido fujimorista, y demandó una «reestructuración» dentro de Fuerza Popular para que pueda darse una «reconciliación». Los señores Figari y Ana Hertz de Vega han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de @AlbertoFujimori. Hoy, ambos en la sombra continúan atentando contra la gobernabilidad del país. Ellos son el problema. Reconciliación = Reestructuración pic.twitter.com/Sdr6KhXc4k? Kenji Fujimori (@KenjiFujimoriH) 27 de diciembre de 2017 Kenji y Keiko están aparentemente enemistados después de que el primero, más cercano al padre, manifestara posiciones divergentes durante el último año dentro del Congreso, donde el grupo parlamentario fujimorista, que controla el parlamento con mayoría absoluta, acostumbra a votar en bloque. Las indisciplinas de Kenji Fujimori le valieron al congresista varias suspensiones dentro de su bancada, en una escalada de tensión que tuvo su punto de quiebre el pasado jueves, cuando el menor de los Fujimori, con el apoyo de otros nueve congresistas rebeldes, evitó la destitución del presidente, Pedro Pablo Kuczynski. Kuczynski se salvó de ser despojado de su cargo por el Congreso gracias a la abstención de esa decena de congresistas fujimoristas liderados por Kenji, quien en varias ocasiones anteriores había pedido al presidente el indulto para su padre. Solo tres días después, el gobernante firmó el indulto para Alberto Fujimori por razones humanitarias debido a su estado de salud, aunque en la opinión pública crece la sospecha de que se trató de un acuerdo político para seguir en el cargo a cambio de conceder la libertad al exmandatario. La ruptura del voto unitario de Fuerza Popular en el parlamento causó un cisma en su dirección, y al día siguiente Keiko Fujimori desconoció a los diez congresistas que no votaron a favor de la destitución de Kuczynski, quien le ganó las últimas elecciones presidenciales por apenas 40.000 votos. Alberto Fujimori, de 79 años, permanece hospitalizado en una clínica de Lima, donde tanto Kenji como Keiko han acudido a visitarlo por separado. En los últimos años, los dos hermanos lucharon por la libertad de su padre, pero Kenji siempre optó por la vía del indulto, facultad extraordinaria del presidente del país, mientras que Keiko se centró en la vía judicial, donde buscó anular la sentencia. Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), ejecutadas por el grupo militar encubierto Colina, además de por los secuestros de un periodista y un empresario en 1992.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump califica la trama rusa de «engaño» de los demócratas por la derrota electoral de Clinton
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sostenido este viernes en una entrevista con The New York Times que no ha habido ninguna conspiración con Rusia en su campaña electoral, pero considera que la investigación perjudica a la imagen de Estados Unidos. En la entrevista publicada hoy el diario neoyorquino, el mandatario norteamericano ha asegurado que «no ha existido ninguna conspiración» con el Gobierno ruso para favorecer su candidatura electoral frente a la aspirante demócrata Hillary Clinton. Trump piensa que, en cualquier caso, será tratado imparcialmente por el fiscal especial, Robert Mueller. El gobernante republicano ha repetido hasta en catorce ocasiones que «no hubo conspiración» con Rusia en la improvisada conversación de 30 minutos que mantuvo con el periodista del diario en su club de golf de West Palm Beach (Florida), donde disfruta de sus vacaciones navideñas. En concreto, sí ha atribuido el complot con Rusia a los demócratas e insiste en que fue el desconocimiento de Hillary Clinton del sistema de elecciones presidenciales lo que causó su derrota y no una conspiración con Moscú. En este sentido, ha afirmado que «hicieron la historia de Rusia como un engaño, como una estratagema, como una excusa para una derrota electoral que, en teoría, los demócratas debieran haber ganado con el Colegio Electoral». En este sentido, Trump ha añadido contundentemente que «yo no hice tratos con Rusia, gané por ser de lejos mucho mejor candidato. Gané pues hice la campaña adecuada y ella no. Ella hizo campaña para ganar el voto popular. Yo hice campaña para el Colegio Electoral». En concreto, ha precisado el presidente estadounidense que «la genialidad es que el voto popular es una forma de hacer campaña electoral completamente diferente. Y Hillary nunca entendió eso». El ganador de las elecciones de 2016 al repasar su victoria y su primer año de mandatao ha recordado que «yo fui cinco veces a Maine, la genialidad del Colegio Electoral es que vas a lugares que podrías no ir». Agenda legislativa En la defensa de sus logros legislativos, Trump ha atacado a los demócratas por no aceptar acuerdos en asuntos como los seguros médicos y el programa conocido como Obamacare, cuya obligatoriedad critica, o la bajada de impuestos, que, ha reiterado, pudo hacerse de manera «bipartidista». No obstante, ha asegurado que en sus proyectos de infraestructuras puede contar con el apoyo de «tantos votos demócratas como republicanos». «Hemos gastado el pasado mes 7 billones de dólares en Oriente Medio. Y Oriente Medio sigue peor que hace 17 años. Y si quieres 12 billones para arreglar carreteras y autopistas no lo puedes obtener», se ha lamentado Trump. El mandatario ha fijado su objetivo: «Quiero al menos una ley de Infraestructuras con un billón de dólares. Queremos reparar carreteras, autopistas y puentes, que algunos están en muy mal estado, e incluso algunos en determinadas circunstancias pueden colapsar» y se ha mostrado ocnvencido de que algunas de estas infraestructura «en diez años se derrumbarán». Visados y comercio Sobre otras controvertidas cuestiones como la inmigración, reitera que acabará con la «lotería» de los visados, sistema de acceso al país que tilda de mejorable, y subraya que optará por otro basado en méritos. De las cuestiones comerciales ha recordado que pretende renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, en inglés NAFTA), que ha descalificado como un acuerdo «espantoso para nosotros». Trump ha advertido que «si no logro un buen acuerdo, lo liquido en dos segundos». Horas después de criticar a China por traficar con petróleo con Corea del Norte ha asegurado que «la guerra es lo único más importante para mi que el comercio». Tras subrayar sus buenas relaciones personales con el presidente de China, Xi Jinping, ha advertido de que el perjuicio del déficit comercial y el robo de propiedad intelectual en China, que valora conjuntamente en 650.000 millones de dólares, puede ser contemplado de diferente manera «si me ayudan con Corea del Norte, al menos por algún tiempo». «Pero si entra petróleo (en Corea del Norte), no estoy contento», ha reiterado Trump, quien precisa que sus advertencias «no fueron un tuit. Son las redes sociales y llegan a todo el mundo». Al ironizar que, sin su presidencia, el «declinante New York Times sería el fallido New York Times», el gobernante norteamericano ha puntualizado que tiene a «158 millones de personas» como seguidores en sus redes sociales.