Infortelecom

Noticias de elecciones presidenciales

01-01-2021 | Fuente: abc.es
Los cheques de Trump dividen a los republicanos, que se juegan su mayoría en el Senado
EE.UU. cerró ayer el año con pocas posibilidades de que la última exigencia de Donald Trump al Congreso, cheques de 2.000 dólares para los estadounidenses para hacer frente al covid, se haga realidad, en un momento de máxima tensión política. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, descartó la posibilidad de aprobar la nueva ayuda, en una decisión que puede tener repercusiones la semana que viene, con dos eventos decisivos: las elecciones al Senado por Georgia del martes y, un día después, la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales en el Congreso. McConnell estaba esta semana entre la espada y la pared. De un lado, Trump ha exigido con fiereza que se aprueben los cheques de 2.000 dólares. La semana pasada, después de meses de negociaciones, republicanos y demócratas acordaron un paquete de ayuda para covid que incluye cheques de 600 dólares y extensión del subsidio extra para desempleados de 300 dólares semanales, además de otras partidas para pymes y sectores necesitados, con un total de 900.000 millones de dólares. Los demócratas querían más ayudas y los republicanos menos, y ese fue el punto de entendimiento para evitar que los estadounidenses se quedaran sin nada. Pero apareció Trump: exigió cheques más cuantiosos y amenazó con no firmar el acuerdo. Tras muchas presiones de los republicanos, el presidente de EE.UU. acabó por ceder. Su partido se juega su mayoría en el Senado en Georgia este martes: se eligen los dos escaños del Estado y los demócratas recuperarían la mayoría si ganan ambos. Dejar a los estadounidenses sin ayudas, en medio de un repunte de casos y fallecimientos, hubiera puesto las elecciones muy cuesta arriba para los republicanos. Los demócratas, sin embargo, recibieron con entusiasmo la propuesta de los 2.000 dólares de Trump, es el tipo de cheque que ellos defendieron durante las negociaciones del acuerdo. Lo aprobaron en la Cámara de Representantes, donde tienen mayoría, y metieron presión a los republicanos del Senado. Algunos de ellos, como los dos de Georgia que se juegan el escaño -David Perdue y Kelly Loeffler- o legisladores muy leales a Trump, como Josh Hawley, y otros como Marco Rubio se mostraron a favor de engordar los cheques. Elección en Georgia McConnell y los republicanos estaban entre una propuesta de Trump popular para muchos estadounidenses en problemas y las convicciones que han defendido durante meses de no aumentar el gasto. El líder republicano aseguró que no se dejaría «abusar» por las presiones de los demócratas y del propio Trump, que ha insistido desde su atalaya de Twitter en que no aumentar los cheques sería un «impulso suicida» por parte de los republicanos. McConnell dijo el miércoles por la noche que los cheques aprobados por los demócratas en la cámara baja «no tiene una vía realista de aprobación rápida en el Senado». En un intento de contentar a todos, defendió que buscaría que el Senado aprobara los cheques de 2.000 dólares junto a dos reivindicaciones de Trump: que se investiguen las acusaciones de fraude electoral y que se aumente la responsabilidad de las redes sociales sobre los contenidos que publican. Era, en realidad, una manera de llevar a vía muerta los cheques de Trump. Al Senado le quedan pocas sesiones antes de su renovación y no habrá tiempo para tramitar esa ley, a la que los demócratas, por otro lado, se opondrán sin duda. Los estadounidenses con ingresos de hasta 75.000 dólares al año recibirían los cheques, con independencia de si han perdido o no su empleo. Varios estudios apuntan a que esa inyección no sería tan positiva para la economía porque muchos de ellos lo ahorrarían en lugar de dedicarlo al consumo. En medio de estas turbulencias, la elección de Georgia parece cada vez más ajustada. Los candidatos demócratas ?Raphael Warnock y Jon Ossoff? han recortado distancia frente a Perdue y Loeffler, que tienen que hacer equilibrios con los ataques del presidente al gobernador y al secretario de Estado ?republicanos? por no unirse a su cruzada contra los resultados en las presidenciales. Desde el comienzo del voto anticipado a mediados de diciembre, han votado 2,5 millones de personas y la mayoría de ellos son demócratas.
30-12-2020 | Fuente: abc.es
Los republicanos bloquean en el Senado la subida de las ayudas al desempleo por Covid
El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, ha frenado una iniciativa lanzada por los demócratas para aprobar un proyecto de ley con el que se ampliarían los subsidios por desempleo, previstos en el plan de ayuda económica contra el coronavirus, de 600 a 2.000 dólares (490-1.630 euros). La iniciativa, que había contado con el apoyo este lunes de la Cámara de Representantes, había sido una de las peticiones de Donald Trump, quien llegó a calificar esos 600 euros de «ridículamente bajos» días después de que republicanos y demócratas acordaran, tras varios meses de negociaciones, un plan de ayuda económica contra la pandemia valorado en 908.000 millones de dólares (740.000 millones de euros). El líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, ha presionado este martes para que se celebrara una votación sobre este aumento lo antes posible, pero McConnell ha optado por emplazar al Senado a debatir la cuestión a lo largo de la semana, junto a otras dos reivindicaciones del presidente Trump. Se trata de la derogación del artículo 230 del proyecto de ley de defensa, en el que se otorga protección legal a las empresas y plataformas de Internet en relación a los contenidos que publiquen sus usuarios, y la creación de una comisión para investigar el supuesto fraude en las presidenciales. Con esta maniobra, McConnell está intentando vincular estos tres aspectos en un mismo paquete legislativo, permitiendo así que los republicanos accedieran a las demandas del presidente Trump con respecto a la derogación de la sección 230 y la comisión de investigación electoral, pero no así quizás al aumento del subsidio, una cuestión en la que no hay consenso unánime dentro del partido. «A menos que los republicanos tengan un deseo de muerte, y también es lo correcto, deben aprobar los pagos de 2.000 dólares lo antes posible. ¡600 no es suficiente!», ha escrito Trump en Twitter al conocer esta noticia. «Deshazte de la Sección 230. No permitas que las grandes tecnologías roben nuestro país y no permitas que los demócratas roben las elecciones presidenciales. Manteneos firmes», ha añadido. Antes, Schumer ya ha avisado en la sesión de este martes en el Senado que estas pretensiones no tienen ninguna posibilidad de prosperar en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, y ha vuelto a insistir a los republicanos que presionen a McConnell para que se vote sobre esa subida en el bono por desempleo.
28-12-2020 | Fuente: abc.es
La Asamblea legítima venezolana renueva por un año a Guaidó
El Parlamento que lidera el presidente interino venezolano, Juan Guaidó, aprobó prorrogar por un año más las funciones del legislativo y por ende, el cargo de Guaidó como jefe de la Asamblea Nacional. La decisión fue tomada después de que el régimen de Nicolás Maduro celebrara el 6 de diciembre elecciones para elegir un nuevo Parlamento, que tanto la oposición como la comunidad internacional calificaron como fraudulentas por no cumplir con las mínimas garantías democráticas. En el decreto, el órgano unicameral asegura que la continuidad será constitucional, aunque el período culmina el próximo 5 de enero, como dicta la Carta Magna. «La continuidad constitucional será ejercida (..) hasta que se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres en el año 2021, ocurra un hecho político sobrevenido y excepcional en 2021, o hasta por un período parlamentario anual adicional a partir del 5 de enero de 2021», reza el estatuto de la transición que garantiza la continuidad del funcionamiento de la legítima Asamblea Nacional. Objetivo de la prórroga En una discusión telemática, los diputados acordaron reformar la ley que rige el estatuto de transición aprobado por el bloque opositor en 2019 para destronar a Nicolás Maduro y convocar elecciones presidenciales. La reforma suprime los artículos relacionados con la creación de un Centro de Gobierno provisional, una instancia que estuvo encabezada por el opositor Leopoldo López, exiliado en España tras abandonar Venezuela. «Esta modificación sirve al país, sirve a los diputados, sirve a los intereses de la República», explicó Guaidó. Por su parte, la fracción parlamentaria de Acción Democrática decidió salvar su voto tras considerar que la Asamblea debe actuar en sesiones plenarias y no en una Comisión Delegada como establece la reforma. El objetivo de esta prórroga «es proteger la República y respetar la Constitución». Guaidó, que juró en enero de 2019 como presidente interino para despojar a Maduro del poder y así lograr el cese de la usurpación, aseguró que no va a permitir que el régimen «aniquile la alternativa democrática y menos por omisión», al tiempo que reiteró su compromiso para restablecer el hilo constitucional del país sudamericano que se encuentra sumido por una crisis económica y humanitaria sin precedentes: «Estamos decididos a seguir enfrentándonos a la dictadura». «Rechazamos el fraude del 6 de diciembre», dijo Guaidó, y agregó que «alzamos la voz en la Consulta Popular del 12 de diciembre y la comunidad internacional nos acompañó», aseveró en un mensaje a través de su cuenta en Twitter. «El deber de todo ciudadano, investido o no de autoridad, es proteger a su familia, a su gente y a su país. Eso hizo hoy la @AsambleaVE». El líder opositor anunció por esa vía que enviará «un mensaje a la nación y a nuestros aliados internacionales», el domingo por la noche (hora local).<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Rechazamos el fraude del 6D.<br><br>Alzamos la voz en la Consulta Popular el 12D. <br><br>La comunidad internacional nos acompaña. <br><br>Hoy, esta <a href="https://twitter.com/AsambleaVE?ref_src=twsrc%5Etfw">@AsambleaVE</a> se levanta una vez más al defender a nuestra gente y la Constitución con la extensión del Parlamento hasta lograr elecciones libres. <a href="https://t.co/9Jm3XiPzKr">pic.twitter.com/9Jm3XiPzKr</a></p>&mdash; Juan Guaidó (@jguaido) <a href="https://twitter.com/jguaido/status/1342904104948006912?ref_src=twsrc%5Etfw">December 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El 12 de diciembre, la oposición venezolana puso en marcha una consulta popular con el fin de rechazar las elecciones chavistas, en las que no decidieron participar. Poco más de seis millones de votos obtuvo Guaidó en el evento que buscaba también legitimar su cargo y a la Asamblea Nacional que él representa. Indiferencia del chavismo La decisión de los diputados opositores fue ignorada por el régimen venezolano, y por los diputados electos el 6 de diciembre para conformar el nuevo pleno de la Asamblea Nacional. Para el próximo 5 de enero, 253 diputados chavistas conformarán la nueva mayoría absoluta del Parlamento, entre los que destacan el número dos del régimen, Diosdado Cabello; la esposa e hijo de Nicolás Maduro, Cilia Flores y Nicolás Maduro Guerra, respectivamente. Mientras que 18 legisladores estarán en representación de la Alianza, una agrupación de partidos opositores minoritarios. Las elecciones celebradas por el Gobierno de Maduro estuvieron marcadas por irregularidades como la falta de transparencia, la falta de observación internacional y la apropiación de partidos opositores, todas ellas rechazadas por la comunidad internacional, especialmente por la Unión Europea y Estados Unidos.
27-12-2020 | Fuente: abc.es
Biden ante su mayor desafío: un fiscal general que no le sea «hostil»
Joe Biden ha llenado su agenda pública de nombramientos de altos cargos para su Gabinete desde que ganó las elecciones presidenciales de EE.UU. a comienzos del mes pasado. El presidente electo, sin embargo, no ha acabado de deshojar la margarita en el puesto de mayor sensibilidad política, en especial en los tiempos turbulentos y polarizados que vive el país: el de fiscal general, la cabeza del ministerio de Justicia y máximo responsable de las investigaciones judiciales. Sobre la elección de fiscal general pesan cuestiones de alto voltaje: las exigencias de reforma criminal y penitenciaria que llegan desde las corrientes izquierdistas y grupos de derechos civiles, en especial de la minoría negra; los casos de gran calado que se arrastran desde la.. Ver Más
22-12-2020 | Fuente: abc.es
Biden, ante unas ayudas por Covid que no convencen: «Es solo el inicio»
Hasta entrada la tarde de ayer, los legisladores que no habían participado de las negociaciones del nuevo paquete de estímulo económico para el Covid-19 -la mayoría- no pudieron ver los detalles del acuerdo entre republicanos y demócratas. Se había alcanzado en la víspera y quedaban flecos por recortar. Cuando estaba listo, el texto legislativo era tan grande que había problemas para descargarlo e imprimirlo. Casi 6.000 páginas, entre una nueva ley presupuestaria -1,4 billones de dólares- y el nuevo paquete para la crisis de la pandemia, de 900.000 millones de dólares. El incidente dejaba a los legisladores muy pocas horas para revisar un texto enorme y de gran importancia y que se quería aprobar a contrarreloj antes de que se cumpliera el plazo de la medianoche. Otro problema para un acuerdo de mínimos que no deja contento a casi nadie y que será una patata caliente para cuando Joe Biden se convierta en presidente de EE.UU. el próximo 20 de enero. «Esto es solo el comienzo», reconoció en un comunicado el presidente electo tras conocerse el acuerdo el domingo. «Queda mucho trabajo por hacer», añadió ayer después de ponerse la vacuna contra el Covid delante de las cámaras. En el acto, reconoció que la Administración Trump «merece crédito» por desarrollar la vacuna en tiempo récord y aseguró a los estadounidenses que «deben estar preparados para ponérsela cuando les toque, no hay nada que temer». El acuerdo frente al Covid es un paquete más modesto de lo que se negociaba en otoño, antes de las elecciones presidenciales. Los 900.000 millones de dólares no dan para propuestas ambiciosas, como los cheques de 2.000 dólares a cada estadounidense por los que presionaba Donald Trump -al que se habrían opuesto con fuerza muchos de sus aliados republicanos- o las ayudas multimillonarias a gobiernos locales que buscaban los demócratas. Al final incluye cheques de 600 dólares por persona, para aquellos con ingresos inferiores a 75.000 dólares al año, incluidos menores. Es decir una familia de cuatro, recibiría un pago de 2.400 dólares. También extiende los subsidios extra a los desempleados con 300 dólares semanales durante un periodo de once semanas (los demócratas querían que fueran al menos 16 semanas). Ambas cantidades son la mitad de lo que se aprobó en primavera, con cheques de hasta 1.200 dólares por persona y aumento del subsidio de 600 dólares semanales. Además, el acuerdo incluye otras partidas: 327.000 millones para ayudas a pymes -incluidos 275.000 millones para un programa para subvencionar salarios-, 82.000 millones para escuelas y colegios, 45.000 millones para transporte, 13.000 millones para ampliar el programa de alimentos para necesitados y 20.000 millones para sufragar la distribución de la vacuna contra el coronavirus, una campaña que desde ayer tiene a una segunda vacuna, la de Moderna, disponible. Protesta del chef José Andrés A última hora se incluyeron algunas provisiones polémicas, como la posibilidad para las empresas de deducir en impuestos el 100% de los almuerzos de negocios (hasta ahora, la deducción ha sido del 50%), que defendían los republicanos. Muchos demócratas protestaron por considerarlo una subvención de «almuerzos de tres martinis» para empresarios, mientras los republicanos ponían impedimentos para ayudas a estadounidenses sin recursos. El cocinero español José Andrés, que es un activista en la lucha contra el hambre en EE.UU., protestó en Twitter: «¡Dejad que los ejecutivos pasen hambre, no las familias estadounidenses!». En la bancada republicana, algunos legisladores protestaban por lo excesivo del paquete de ayuda. Uno de ellos, el senador Pat Toomey, criticó que muchos que no han perdido su trabajo seguirán recibiendo cheques. Lo hicieron en primavera -se calcula que el 80% de los ciudadanos recibió algo de dinero- y ocurrirá también ahora. Pero el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, ha defendido que es la mejor manera de estimular una economía, como la estadounidense, que está basada en el consumo. «Los pagos directos llegan a la economía de forma muy rápida», aseguró ayer y defendió que el paquete de ayuda «tiene un poco de todo para todo el mundo».
20-12-2020 | Fuente: abc.es
Trump contradice a Pompeo sobre el ciberataque a EE.UU. y apunta a China
Las primeras noticias sobre un ciberataque a gran escala contra el Gobierno de EE.UU. llegaron el fin de semana pasado. Desde entonces, la respuesta durante días de la Casa Blanca ante un «hackeo» del que los expertos ?y fuentes gubernamentales anónimas? responsabilizan a Rusia ha sido un silencio incómodo. «Que la Casa Blanca no haya hablado y protestado de forma agresiva y que no tome medidas punitivas es realmente algo extraordinario», criticó el viernes el senador republicano Mitt Romney, uno de los pocos críticos en su partido con el presidente Donald Trump. Cuando llegó la respuesta oficial al ciberataque, ha sido contradictoria. El secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró el viernes por la noche que no había dudas de que Rusia está tras el «hackeo». «Es un esfuerzo significativo, y creo que ya podemos decir muy claramente que Rusia se involucró en esta actividad», aseguró en una entrevista con el periodista Mark Levin. Pompeo ofreció además su visión del ataque: «Hubo un intento claro de utilizar un software para colocar códigos informáticos dentro de los sistemas del Gobierno de EE.UU. y ahora parece que también en los sistemas de gobiernos y compañías en todo el mundo». Según reconoció el presidente de Microsoft, cuya compañía ofrece plataformas digitales a entidades y empresas de todo el mundo, el «hackeo» ha afectado a otros siete países, además de EE.UU., entre los que se incluye España (Microsoft no dio más detalles a preguntas de ABC sobre qué entidades españolas se han visto afectadas y en qué medida). «Está todo bajo control» Las declaraciones de Pompeo saltaron por los aires cuando ayer Trump dio una versión muy diferente. «El ciberataque es mucho mayor en los medios ?fake news? que en la realidad. Me han informado de todo y está todo bajo control», aseguró desde su cuenta de Twitter, en contradicción con lo que ha defendido su propio Gobierno. La Agencia de Ciberseguridad y Seguridad en Infraestructuras (CISA, en sus siglas en inglés), que forma parte del Departamento de Seguridad Nacional, aseguró que el ciberataque supone un «grave riesgo» al Gobierno federal y a otras entidades que podrían haberse visto afectadas. El responsable de CISA, Christopher Krebs, fue despedido el mes pasado por Trump después de que dijera que las elecciones presidenciales, en las que Joe Biden se impuso por una diferencia de más de siete millones de votos, había sido «las más seguras de la historia de EE.UU.». El «hackeo» se remonta a marzo, por lo que las autoridades creen que los piratas informáticos han tenido acceso a los sistemas informáticos de las entidades afectadas durante nueve meses. Buena parte se realizó a través de un software maligno insertado en la actualización de un programa de la compañía SolarWinds, que ofrece soporte tecnológico a 18.000 entidades y compañías de todo el mundo. Con el paso de los días, se conocen nuevas agencias federales que han sido penetradas por los «hackers». Entre otras, los departamentos de Seguridad Nacional, Estado ?el que lidera Pompeo?, el Instituto Nacional de Salud ?que ha colaborado en el desarrollo de la vacuna de Moderna, autorizada esta semana por EE.UU.?, Tesoro, Comercio o Energía. En este último, se sabe que los «hackers» penetraron en la Administración Nacional de Seguridad Nuclear, que gestiona las reservas nucleares del país, tanto para uso civil como militar. Todavía falta mucho por saberse del ciberataque, su extensión, la capacidad de los «hackers» de obtener acceso a información sensible o el impacto futuro que pueden tener sus acciones. Se cree que se puede tardar años en limpiar los sistemas afectados. «Rusia, Rusia, Rusia, es el cántico prioritario cuando pasa algo», dijo Trump en su mensaje en la red social, al que se le ha acusado de un trato amable hacia Moscú desde que negara las conclusiones de la inteligencia de EE.UU. sobre la interferencia rusa en las elecciones que ganó en 2016. Trató, además, de desviar el tiro hacia otro rival. «La prensa basura, por razones económicas, no es capaz de discutir la posibilidad de que sea China (¡podría ser!)», deslizó el presidente de EE.UU. Las autoridades de su Gobierno, sin embargo, han asegurado de forma anónima ?en un análisis que también comparten muchos expertos? que creen que el ataque viene del SVR, el servicio de inteligencia ruso que es el sucesor del KGB. Trump trató también de embarrar el asunto con sus acusaciones de «fraude masivo» en las elecciones que perdió el mes pasado, que no ha podido demostrar en los tribunales. «También podría haber sido un ataque a nuestras ridículas máquinas de votación en la elección», aseguró sobre una alegación, para la que no ha presentado pruebas, de que las máquinas entregaron «millones» de sus votos a Biden. «Todo el que haya utilizado el software se habrá visto afectado por el ataque» El sofisticado ciberataque del que Mike Pence culpa a Rusia y que ha alcanzado a diferentes países, incluida España, es del tipo que afecta a la «cadena de suministro». Es decir, se dirige contra los proveedores de herramientas que a su vez utilizan las víctimas finales. En concreto, según la información de la empresa que alertó del «hackeo», FireEye, y que a su vez recogió el Centro Criptológico Nacional de España, los piratas «obtuvieron acceso a numerosas organizaciones públicas y privadas de todo el mundo mediante el despliegue de actualizaciones del software de monitorización y gestión Orion de SolarWinds, a las que se añadió código dañino para el compromiso de los sistemas». En este sentido, «se han encontrado indicios de que la campaña comenzó al menos en la primavera de 2020», mientras que SolarWinds ha indicado que «este ataque afecta a las versiones de Orion publicadas entre marzo y junio de 2020».«Todo el que haya actualizado el software se habrá visto afectado», indicó a ABC el director de Securízame, empresa de cibeseguridad española.La empresa Microsoft ha alertado de que más de 40 de sus clientes están entre los afectados, en torno al 80% de ellos en EE.UU. y el resto en Canadá, México, Bélgica, España, el Reino Unido, Israel y Emiratos Árabes Unidos. Informa Manuel Trillo
18-12-2020 | Fuente: abc.es
El vicepresidente de Estados Unidos se vacuna en directo: «No he sentido nada»
El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, recibió este viernes la vacuna delante de las cámaras y en directo, como parte de los esfuerzos de la Administración Trump para aumentar la confianza de la población en la seguridad y la eficacia del tratamiento. Según una encuesta reciente de ABC News, la percepción de los estadounidenses sobre la vacuna ha mejorado en los últimos meses y algo más del 80% dice que está dispuesto a ponérselo. Pero solo el 40% dice que lo haría en cuanto esté disponible para ellos, la mayoría prefiere esperar un tiempo. El escepticismo es especialmente grande entre los votantes de Donald Trump y la minoría negra.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Vice President Mike Pence receives the coronavirus vaccine <a href="https://t.co/bs6y5FJA4r">https://t.co/bs6y5FJA4r</a> <a href="https://t.co/jsYDtwufUq">pic.twitter.com/jsYDtwufUq</a></p>&mdash; CNN Politics (@CNNPolitics) <a href="https://twitter.com/CNNPolitics/status/1339920407458148354?ref_src=twsrc%5Etfw">December 18, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Además de Pence, se colocaron la vacuna su mujer, Karen, y el director de salud pública de la Casa Blanca, Jerome Adams, que es negro. «No he sentido nada. Bien hecho y valoramos vuestro servicio al país», dijo Pence a los sanitarios que le dieron el pinchazo con la vacuna de Pfizer y BioNTech, que EE.UU. aprobó hace una semana. La vacunación de los primeros dos grupos prioritarios -sanitarios que luchan contra el covid y ancianos en residencias- comenzó el pasado lunes. La administración de la vacuna al vicepresidente ocurre el mismo día en el que se espera que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en sus siglas en inglés) autorice el uso de una segunda vacuna, la de Moderna. «El pueblo estadounidense debe tener confianza: tenemos una vacuna, y quizá dos dentro de pocas horas, que son seguras para vosotros y vuestras familias», dijo Pence. Trump podría vacunarse El presidente del país, Donald Trump, pasó la enfermedad en octubre, pocas semanas antes de las elecciones presidenciales, por lo que se considera que tiene cierta protección de anticuerpos. Pero sus portavoces han asegurado que no descarta ponerse la vacuna cuando su equipo médico lo crea necesario y las autoridades médicas se lo han recomendado. El ganador de esa cita con las urnas, Joe Biden, recibirá la vacuna la semana que viene, según ha anunciado su equipo. El presidente electo tiene 78 años, por lo que está dentro de la población de riesgo. Es un caso similar al de Anthony Fauci, la autoridad médica en EE.UU. sobre coronavirus como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y de 79 años. «Estoy listo para ponérmela», dijo Fauci ayer en NBC. «Me voy a vacunar tan pronto como pueda. Espero que sea en los próximos días o a comienzos de la semana que viene».
18-12-2020 | Fuente: abc.es
Kozak: «Las leyes aprobadas en Nicaragua buscan obstaculizar la participación democrática»
Cuando falta poco más de un mes para que concluya la Administración Trump, esta sigue monitorizando y denunciando los abusos en países duramente golpeados por la represión, y donde se vive una crisis social y política con pocos visos de corregirse a corto plazo. Es el caso de Nicaragua, inmersa en una crisis desde abril de 2018, cuando tuvieron lugar una protestas contra el Gobierno de Ortega y Murillo, que fueron reprimidas por la policía dejando un balance de más de 300 muertos, más de un centenar de presos políticos y un reguero de leyes para acallar cualquier disensión (la primera fue en septiembre de 2018, prohibiendo cualquier manifestación; quien la incumpliera sería acusado de terrorista). El pasado mes de octubre fueron aprobadas otras dos nuevas leyes: una sobre ciberdelincuencia, que permitirá sancionar -con cárcel y multas- las opiniones críticas contra el régimen de Ortega, incluidas las publicaciones en redes sociales. «El lenguaje ambiguo de estas leyes deja al Gobierno todo el espacio para utilizarlo como herramienta de represión», denunció en una llamada este miércoles con periodistas, Michel G. Kozak, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE.UU. Esta ley, conocida en Nicaragua como «Ley mordaza», es muy similar al Decreto Ley 370, aprobado por el régimen cubano el año pasado, y que ha empleado de manera sistemática a lo largo de 2020 contra periodistas independientes, para silenciar sus críticas durante la pandemia. La otra ley aprobada en Nicaragua es la que regula a los agentes extranjeros, bautizada como «Ley Putin», y que Kozak calificó como una «falacia».«Si bien pretende dirigirse a agentes extranjeros, de hecho está destinada a la sociedad civil nicaragüense, a los medios de comunicación independientes del país». El motivo de la cita telefónica era denunciar el deterioro progresivo de la situación de los derechos humanos en Nicaragua. Según el diplomático, las dos leyes mencionadas estarían dirigidas a «obstaculizar la participación democrática en un momento en que la nación se está preparando para las elecciones presidenciales de noviembre de 2021, y es crucial que estas transcurran de manera exitosa para que pueda superarse la crisis en la que está sumida Nicaragua», apuntó Kozak, que considera que la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros tendrá un efecto inhibitorio sobre las actividades de la sociedad civil en el período previo a las elecciones. «Diversos analistas jurídicos han señalado que el lenguaje ambiguo que emplea la ley concede al Gobierno amplia discrecionalidad para usarla como herramienta de represión».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Las leyes &quot;Agentes Extranjeros? y &quot;Ciberdelitos&quot; restringen la libertad de expresión y amenazan a las organizaciones humanitarias legítimas.<br><br>Para recuperar la confianza, Ortega debe permitir elecciones libres y justas en 2021 y comenzar con las reformas electorales ahora.</p>&mdash; Michael G. Kozak (@WHAAsstSecty) <a href="https://twitter.com/WHAAsstSecty/status/1339358614126022656?ref_src=twsrc%5Etfw">December 16, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> De momento, una de las primera víctimas de la ley ha sido una ONG sueca, We Effect, que el pasado 11 de diciembre anunció que dejaba de operar en el país de manera inmediata. «La decisión es consecuencia de la nueva legislación que obliga a todas las personas y organizaciones que reciben financiamiento de organismos internacionales a registrarse como ?agentes extranjeros?», informaba en su página web la organiazción. «La ley es otro ejemplo de que el espacio democrático se está reduciendo en el mundo. Especialmente durante la pandemia de Covid-19 hemos visto que las libertades y los derechos fundamentales de las personas se reducen», lamenta Anna Tibblin, Secretaria General de We Effect. Esta ley no impedirá, sin embargo, que siga la cooperación de EE.UU. en Nicaragua en el futuro. «Nosotros vamos a seguir adelante. Tenemos amplia experiencia encontrando formas de brindar asistencia pese a este tipo de obstrucciones ilegítimas. Pero es realmente alarmante que estén ejerciendo este grado de presión sobre organizaciones no gubernamentales y humanitarias absolutamente apolíticas -alertó-. Pone muy de manifiesto el temor que tiene el régimen, ya que n o toleran a nadie que sea de algún modo independiente de ellos, incluso si sus actividades son absolutamente benignas y contribuyen al bienestar del pueblo nicaragüense». E insistió en que EE.UU. seguirá adelante con sus esfuerzos, «y nos proponemos ser exitosos en cuanto a dar apoyo al amplio espectro de organizaciones no gubernamentales pacíficas que promueven la democracia y los derechos humanos en Nicaragua». La misma preocupación que por Venezuela y Cuba Durante los últimos cuatro años, la Administración Trump ha endurecido las sanciones y ha aplicado medidas contra varios regímenes en Iberoamérica, especialmente contra Venezuela y Cuba. También lo ha hecho contra el Gobierno de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, presidente y vicepresidenta, respectivamente del país. Cuestionado por ABC sobre si consideraba que EE.UU. había hecho lo suficiente por ayudar a que el pueblo nicaragüense viva en un país más democrático, Kozak se mostró tajante: «Hemos hecho todo lo posible para, en los tres países, intentar generar respeto por los derechos humanos, respeto por la libertad de expresión, libertad de reunión, un recuento adecuado de los resultados electorales y mucho más. No acepto la premisa de que nos han interesado más los demás países que Nicaragua», zanjó el diplomático . Y señaló que «tanto en el caso de Venezuela como de Nicaragua, algunas de estas medidas empezaron con el Gobierno anterior», en alusión a la Administración de Obama. «El Gobierno de Trump ha incrementado significativamente la presión en los tres países durante los últimos años. Y quisiera señalar que cuando se analiza en particular Nicaragua, algunas de las medidas que se han adoptado ?la Ley NICA, por ejemplo? en nuestro Congreso tuvieron apoyo bipartidista, es decir, tanto de republicanos como de demócratas, y se aprobaron por unanimidad en el Congreso», remarcó Kozak. Incrementar la presión En cuanto a que otras medidas de presión está dispuesto a aplicar Estados Unidos para impulsar la reforma electoral en Nicaragua, de cara a las elecciones del 7 de noviembre de 2021, el diplomático advirtió de que a medida que se aproximan las elecciones presidenciales, «el margen para que el presidente Ortega y sus partidarios aprueben reformas se va reduciendo». El 21 de octubre la Asamblea General de la OEA aprobo una resolución por la que puso a Ortega como límite mayo de 2021 para reformar el sistema electora. El tiempo corre y el plazo acaba. Esta semana ha terminado el periodo legislativo sin reformar la Ley Electoral. Si el Gobierno sandinista no lleva a cabo dicha reforma, Estados Unidos estaría preparado «para incrementar la presión sobre el régimen de Ortega con el fin de propiciar las reformas electorales que merece el pueblo nicaragüense», subrayó Kozak, que recordó que, hasta la fecha, las sanciones estadounidenses «han bloqueado a 24 miembros del régimen corrupto de Ortega» (afectando a algún familiar del presidente), así como a nueve entidades «que ha usado el régimen para reprimir a sus ciudadanos y esconder ganancias de origen espurio». Entre estas entidades, se refirió a la Policía Nacional de Nicaragua, sancionada por el abuso de fuerza durante la represión de las protestas de la primavera de 2018, que causó cientos de muertos. Seguiremos empleando estas y otras herramientas con las que contemos hasta que veamos que se promulgue una reforma electoral genuina para permitir elecciones libres y justas, el fin de la represión y la liberación incondicional de los presos políticos en Nicaragua», concluyó Kozak.
15-12-2020 | Fuente: abc.es
Biden nomina a su antiguo rival demócrata, Pete Buttigieg, para la cartera de Transportes
El excandidato a la Casa Blanca Pete Buttigieg, una revelación en las primarias demócratas antes de unirse a Joe Biden, ha sido elegido por el presidente electo de Estados Unidos como futuro ministro de Transporte, informaron este martes medios estadounidenses. De 38 años, el exalcalde de South Bend, una ciudad de tamaño mediano en el estado de Indiana, abiertamente homosexual, estará así en el corazón del esfuerzo del presidente demócrata para renovar la infraestructura del país. El «alcalde Pete», como se le conoce, se convertiría en «la primera persona abiertamente LGBTQ nombrada para un puesto permanente en el gabinete presidencial», si el Senado aprueba su elección, dijo en un comunicado la organización Victory Institute, que hace campaña por que personalidades de minorías sexuales ocupen puestos ejecutivos. Casi desconocido para el gran público cuando presentó su candidatura a las primarias demócratas para las elecciones presidenciales el pasado noviembre de abril de 2019, este exsoldado que pasó por Harvard, Oxford y la consultora McKinsey tuvo una carrera meteórica.
15-12-2020 | Fuente: abc.es
La consulta realizada por Guaidó perdió más del 20% de la participación digital por fallos tecnológicos
El Comité Organizador de la Consulta Popular promovida por el líder opositor Juan Guaidó, para rechazar las elecciones parlamentarias del chavismo, ha anunciado este lunes en un segundo boletín que los resultados de la participación en la consulta digital se redujo en más de 20%, debido a que las personas no concluyeron el formulario de tres preguntas que buscaba medir el rechazo hacia las elecciones para una nueva Asamblea Nacional y al chavismo en general. De acuerdo con el balance, «de los 2.412.354 de participación digital anunciados el 12 de diciembre, el 72% (1.739.830 personas), fue el que culminó el proceso de participación digital con el código unipersonal». En el boletín, el comité ha explicado que los motivos por los que las personas no pudieron completar el formulario digital se debieron a las «condiciones físicas, tecnológicas, represivas y generales del país, así como los episodios de saturación o caída del sistema». Han dicho, además, que los documentos de identidad de algunos venezolanos que participaron estaban deteriorados y por esa razón el sistema no pudo procesar la información. La consulta popular, no vinculante, se realizó desde el 7 al 12 de diciembre en Venezuela y en más de 200 ciudades del mundo, con el objetivo de avivar las protestas contra el régimen chavista. El proceso que comenzó con una modalidad virtual y el último día de forma presencial, busca unificar a la oposición venezolana y despertar en la población la esperanza por el cambio. Al concluir el proceso el sábado, el Comité Organizador de la Consulta anunció que el evento logró que 6.466.791 de venezolanos, tanto dentro como fuera del país, participaran. El padrón electoral, según datos oficiales, lo conformaban más de 20 millones de personas. La consulta contra la permanencia de Maduro en el poder recibió esta vez un apoyo menor a la consulta realizada en 2017, cuando el chavismo impulsaba una Asamblea constituyente. Aquella consulta movilizó a 7.6 millones. Del total de la participación registrada en la consulta, 3.209.714 de personas lo hicieron el sábado de forma presencial en los más de 3.000 centros itinerantes habilitados en Venezuela para el evento de la oposición, mientras que en el exterior lo hicieron 844.728 venezolanos. En cuanto a la participación digital, el comité informó el sábado que 2.412.354 personas respondieron la consulta a través de la página web, de la aplicación para teléfono móvil Voatz y por un canal de Telegram. Pero a esa cifra le han restado ahora 672.524 votos. La consulta promovida por la oposición de Guaidó estaba conformada por tres preguntas. La primera servía para medir el rechazo de la gente hacia las elecciones del domingo, que adjudicó a la coalición chavista Gran Polo Patriótico el 91% de los 277 escaños de la Asamblea Nacional. Las otras dos preguntaban sobre el apoyo a las gestiones de la comunidad internacional para atender la crisis humanitaria y rescatar la democracia y si se estaba de acuerdo con el cese de la usurpación y la convocatoria de elecciones presidenciales libres y democráticas. Se debía responder con con un «sí» o un «no» en cada una.