Infortelecom

Noticias de ecuador

18-03-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó menosprecia los cambios en el gabinete de Maduro y asegura que es una «decisión débil»
Después de que el régimen de Nicolás Maduro anunciara una «reestructuración» en su gabinete Ejecutivo, el presidente interino, Juan Guaidó, aseguró que esto corresponde a una decisión «irresponsable» por cuanto Venezuela presenta otros problemas como la crisis energética. Guaidó insistió en que Maduro tiene «ventrílocuos» que hablan por él y fustigó que no dé la cara para los asuntos que verdaderamente importan al país. El líder venezolano sostuvo este lunes una reunión con representantes parroquiales del Frente Amplio Venezuela Libre, en la que acordaron realizar a partir de mañana protestas y concentraciones en Caracas para solicitar al Parlamento una ley de garantías para trabajadores públicos y denunciar el apagón nacional que dejó sin energía al país durante más de 100 horas. En Venezuela «no hay gabinete, hay usurpación de poderes. Lo que veo es un régimen muy débil, un régimen que ya no tiene respuestas, un régimen que ya no gobierna sino que canta victoria por tener un día más usurpando funciones. Un régimen cuya cadena de mando está rota, que no hay respeto en las Fuerzas Armadas porque han fracasado en un modelo como la corrupción», agregó Guaidó desde la sede del Poder Legislativo. Entretanto, el también presidente de la Asamblea Nacional puso en duda el anuncio del cambio del gabinete porque la información fue ofrecida por la vicepresidenta chavista, Delcy Rodríguez, y no por el propio Maduro. «No sé si ese anuncio lo aprobó Maduro. No sé si están jugando entre ellos. Es muy grave la situación y muy delicada cuando se hace de manera irresponsable de cara a una crisis sin precedentes en el país», indicó. Mientras Maduro permanece en el palacio presidencial de Miraflores, Guaidó aseguró que está dando pasos agigantados para el cese definitivo de la usurpación y aplicando el Plan País que busca recuperar a la nación petrolera. En ese sentido, celebró el inicio de la «Operación Libertad» el sábado pasado, una gira por todo el territorio venezolano cuyo objetivo es reunir a los venezolanos y juntos tomar el poder. Sobre Prosur indicó que hay una invitación formal del presidente chileno, Sebastián Piñera, y aplaudió que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, se haya separado de «los restos de Unasur, de una iniciativa que terminó en ideología y en una depresión política. Incluso trató de manipular elecciones en algunos países». En relación a su visita a la primera cumbre de Prosur, que se celebrará a finales de este mes, aseguró que aún su gobierno no ha decidido si su persona asistirá al evento, pero asomó la posibilidad de que se designen representantes que sean enviados en nombre del Gobierno encargado.
18-03-2019 | Fuente: elpais.com
Ecuador rompe hasta en lo simbólico con el modelo político de Rafael Correa
La salida de Unasur completa el vuelco del Gobierno de Lenín Moreno en la estrategia económica y en las relaciones diplomáticas
18-03-2019 | Fuente: abc.es
Este viernes, en Santiago de Chile, se levantará el telón de Prosur, iniciativa liderada por Sebastián Piñera e Iván Duque, una vez enterrado Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), el bloque construido con el impulso de Luiz Inacio Lula da Silva y de Hugo Chávez, cuando ambos gozaban de buena salud en el poder de Brasil y Venezuela. Hoy, el primero está bajo tierra y el último entre rejas. El proyecto de sentar en una misma mesa a los dirigentes de Sudamérica tiene, entre otros objetivos, hacerlo sobre unos pilares diferentes a los que provocaron el derrumbe de lo que fue refugio de bolivarianos, entusiastas del socialismo del siglo XXI, como Rafael Correa o Evo Morales y trinchera favorita del régimen que regentó en Argentina el matrimonio formado por Cristina y Néstor Kirchner. «Unasur fracasó por exceso de ideologismo y burocracia», pero Prosur nace «sin ideología ni burocracia», escribió en su cuenta de Twitter, Sebastián Piñera. No hay espacio para la duda en la declaración de buena voluntad del presidente chileno pero tampoco al advertir que, al menos de momento, los países más potentes de la región y los impulsores de este nueva instancia, están claramente identificados con gobiernos conservadores. En el caso de Brasil habría que añadir un barniz de demagogia (veremos a efectos reales en qué se traduce) que pinta de cuerpo entero a su presidente, Jair Bolsonaro. Y en el de Argentina, convendría no perder de vista las elecciones de octubre donde la reelección de Mauricio Macri no está garantizada aunque el actual presidente todavía corre con ventaja. Si todo sigue el curso previsto, serán ocho los países que se suban al tren de este, «foro para el desarrollo y el progreso» (Juan Guaidó estará, de aquella manera). Bolivia, como era previsible, se quedará fuera pero Ecuador, no. El presidente, Lenin Moreno, se esfuerza en enmendar los renglones torcidos de su antecesor y entre estos, figura el de Unasur. Moreno se despidió de lo que quedaba del bloque con el anuncio de la retirada de la estatua de Néstor Kirchner de la sede en Quito y sin temor a equivocarse, explicó sus razones: «No representa los valores y la ética de nuestros pueblos».
14-03-2019 | Fuente: elpais.com
Ecuador se retira de Unasur y abre la puerta a nuevas iniciativas de integración
El presidente, Lenín Moreno, justifica la decisión en la escasa utilidad del bloque sudamericano y su desviación política
14-03-2019 | Fuente: abc.es
Ecuador abandona Unasur y buscará nuevos marcos de integración
Ecuador anunció hoy que abandona la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), organismo regional de la que es sede, por su falta de operatividad en los últimos dos años, pero aseguró que seguirá buscando nuevas vías de integración regional. «Quiero comunicar nuestro retiro definitivo de Unasur», anunció el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en un mensaje por cadena nacional en el que agregó que denunciará «el Tratado Constitutivo». De esta forma, Ecuador se convierte en el séptimo país en menos de un año que suspende su participación en el organismo, después de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, que lo hicieron el 20 de abril de 2018. Permanecen en Unasur Uruguay, Bolivia, Surinam y Venezuela. Moreno, en una breve alocución a la nación difundida por todos los canales de radio y televisión, transmitió un mensaje que se esperaba desde hace meses y en el que justificó la decisión de abandonar el organismo de integración regional. «Desde hace un año, la mitad de los Estados miembros ni participan, ni contribuyen. La Secretaría General no tiene titular por más de dos años, y el personal ha ido disminuyendo sensiblemente», se justificó el mandatario. No dudó en echar la culpa a los regímenes de izquierda que gobernaron varios países del continente hace una década al atribuir el fracaso de la organización. «Algunos mandatarios irresponsables se encapricharon por nombrar a sus amigos a esa Secretaría, nuevamente replicando los vicios del socialismo del siglo XXI. Por eso, en la práctica, las puertas de la organización se han cerrado», argumentó. Anunció que una vez que el edificio sea devuelto a Ecuador, la estatua del fallecido presidente argentino Nestor Kirchner será retirada porque no representa las aspiraciones de la ciudadanía ecuatoriana. Unasur nació el 23 de mayo de 2008 como un proyecto de carácter progresista impulsado por los regímenes de izquierda en Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador y Bolivia. Los cambios de gobierno en la región, con una notoria tendencia hacia la derecha en países como Argentina, Brasil y Chile, fueron despojando del consenso al organismo regional, que está sin secretario general desde 2017.
12-03-2019 | Fuente: abc.es
Sudamérica intenta lanzar Prosur para sustituir a la fracasada Unasur
Santiago de Chile verá alumbrar el próximo 22 de marzo un nuevo foro regional, Prosur, cuya pretensión es sustituir a la fracasada Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). Su nacimiento, no obstante, ocurre en medio de tensiones vecinales mayores que las que había en el subcontinente cuando surgió Unasur, por lo que de entrada su futuro puede ser problemático. Unasur ha muerto por el partidismo izquierdista que regía la agenda de la organización, impulsada por Brasil y utilizada por el chavismo. Prosur nace impulsada desde el otro lado ideológico, de la mano de los presidentes de Colombia y Chile, Iván Duque y Sebastián Piñera, respectivamente. Bolivia y Uruguay, dirigidos por gobiernos de izquierda, han participado en reuniones preparatorias de Prosur, pero está por ver su implicación final, dado el propósito de los promotores de excluir a la Venezuela de Maduro (en cambio, Juan Guaidó ha sido invitado). De no darse un amplio consenso entre gobiernos de un lado y de otro, y un firme compromiso de Brasil, que supone el 37% del PIB de Sudamérica y el 45% de su población y que con Bolsonaro mira menos a sus compañeros hemisféricos, la nueva organización podría no consolidarse o caer en la irrelevancia. Foro sudamericano La conveniencia de una entidad que aglutine a los países sudamericanos, diferentes en muchas de sus dinámicas a los de América Central, está fuera de duda. Otra cosa es su carácter, es decir, si es solo un foro, es decir, una cita de presidentes para hablar de problemas compartidos y, en algún caso, poner en marcha algunas soluciones comunes, o si bien se constituye como una organización que intente ir más allá, fomentando ciertos niveles de integración económica y tal vez política. Pero la conveniencia de un foro con un ámbito geográfico más reducido ?el de Sudamérica- que el de la OEA o la CELAC, que trate de aproximar las sinergias de Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y de la Alianza del Pacífico (Colombia, Perú y Chile, dejando a un lado México, que también pertenece a ese club) no basta para garantizar su viabilidad. Corre el riesgo de ser una de tantas organizaciones que conforman el «spaguetti bowl» latinoamericano, como se conoce al embrollo de entidades regionales, muchas de ellas con fines similares, que reúnen en combinaciones distintas, según incluya o excluya determinados miembros, a los países americanos. Pugnas ideológicas «Nuestra propuesta», ha dicho Piñera, «es crear un nuevo referente en Sudamérica (Prosur) para una mejor coordinación, cooperación e integración regional, libre de ideologías, abierto a todos y 100% comprometido con la democracia y los derechos humanos». De esta forma, el presidente chileno rechaza las acusaciones de simplemente estar queriendo institucionalizar el llamado Grupo de Lima, la coalición de países americanos (siete de ellos sudamericanos) que activamente están trabajando junto con Estados Unidos para restituir la democracia en Venezuela. La cuestión, en cualquier caso, es que los gobiernos bolivarianos han estado impidiendo todo intento de reforma interna que les quitara de las manos Unasur. El bloqueo desde comienzos de 2017 al nombramiento de un nuevo secretario general, en sustitución de Ernesto Samper, quien favoreció los planteamientos de los gobiernos de izquierda, llevó a que Colombia anunciara su marcha de Unasur en agosto de 2018 y que otros países también suspendieran su pertenencia (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú). Por su parte, Ecuador, ha pedido el retorno de la sede que se construyó a la salida de Quito. Prosur podría echar a andar a la espera de que, si practica una gestión abierta, inclusiva y no doctrinaria ?aunque sin dejar exigir estándares democráticos a los países miembros?, los gobiernos hoy reticentes puedan ir sumándose a medida que haya cambio de líderes. No obstante, Prosur se enfrenta a una historia de escasos éxitos en el proceso de integración latinoamericana. «Regionalismo circunstancial» Esto último es lo que la investigadora Ana Covarrubias ha llamado «regionalismo circunstancial». En Latinoamérica existe «un gran contraste entre una retórica regionalista duradera y fuerte y una pobre actuación de los mecanismos de integración existentes», según afirma en el capítulo dedicado a la integración regional en el libro «Unfulfilled Promises. Latin America Today», que acaba de publicar Diálogo Interamericano. Covarrubias etiqueta el regionalismo latinoamericano de circunstancial porque está «caracterizado por un repetido ciclo de optimismo y de creación de instituciones, seguido de un prolongado estancamiento y olvido por los gobiernos nacionales que prefieren actuar unilateralmente», Para Covarrubias, justamente los lazos comunes que existen entre los países latinoamericanos ?similitudes culturales e incluso misma lengua en mayor parte de los casos? son los que les empujan a desear y en ocasiones buscar una mayor integración, pero ese empeño siempre se topa con la realidad de que los Estados son reacios a ceder soberanía. Covarrubias concluye que esto es producto de la debilidad de las instituciones «dentro» de los países latinoamericanos, y no de la debilidad de las instituciones que puedan crearse «entre» ellos. «Puede ser que los gobiernos se resisten a la integración regional porque no confían en sus propias burocracias estatales para implementar la integración sin sucumbir a los deseos o intereses de otros países. En otras palabras, los Estados latinoamericanos preservan su soberanía porque son demasiado débiles para manejar la integración de un modo efectivo», considera Covarrubias. «Hasta que los países resuelvan la debilidad de sus propios estados», advierte la investigadora, «el regionalismo latinoamericano en todas sus formas probablemente seguirá atrapado en ciclos de optimismo y frustración». * El autor es director del centro de estudios estratégicos Global Affairs de la Universidad de Navarra
08-03-2019 | Fuente: as.com
El seven español, a seguir sumando en Vancouver
Juegan este sábado ante Australia (18:52), Nueva Zelanda (22:43) y Francia (01:53 de la madrugada) en el grupo C. Las Series Mundiales alcanzan su ecuador en Canadá.
05-03-2019 | Fuente: abc.es
Plomo o plata
A la gran mayoría de los opositores que se han atrevido a cuestionar la dictadura de Maduro en Venezuela, el chavismo los ha desahuciado de la lucha por la democracia a través de la cárcel, el exilio o la inhabilitación. Con una heroica lista encabezada por nombres como Henrique Capriles, Leopoldo López o Antonio Ledezma, además de todos los muertos y desaparecidos en una espiral de represión cada vez más sangrienta. En este contexto de sufrimiento bastante garantizado para la causa de la libertad en Venezuela, es donde hay que valorar los riesgos que corre Juan Guaidó al haber asumido como presidente interino el mandato constitucional de lograr unas elecciones democráticas. De hecho, el líder venezolano pese a su inmunidad parlamentaria ya sabe por experiencia propia del matonismo que impera en Caracas, al haber sido detenido en enero y recibir «la visita» en su casa de especialistas en disparar primero y preguntar después. Tras el intento de limitar su libertad de movimientos, Guaidó llevaba fuera de Venezuela desde el 22 de febrero para participar en la frustrada entrega de ayuda humanitaria. En estos diez días, se ha dedicado a cimentar el frente internacional que le respalda, siendo recibido por los presidentes de Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador. Además de recalibrar la ayuda del grupo de Lima y EE.UU. Al llegar este lunes al aeropuerto de Caracas, Guaidó se ha visto acompañado por una serie de embajadores -entre ellos el de España- de entre los más de cincuenta países que le reconocen. Para Venezuela, este retorno resultaba decisivo por las dudas sobre el impulso y unidad de los opositores y las incertidumbres generadas por la ausencia de Guaidó. Con todo, el reloj político en Venezuela corre más en contra de Maduro. Debido a las sanciones y su delirante gestión, al chavismo se está quedando sin financiación. Y sin liquidez no va a poder seguir aplicando la estrategia «narco» de plomo o plata. Advertido de las consecuencias de proceder contra Guaidó, al régimen se le está acabando tanto el dinero como la impunidad.
04-03-2019 | Fuente: abc.es
Juan Guaidó llegó a Caracas en un vuelo comercial desde Panamá
En las últimas horas se había especulado mucho sobre cuándo y cómo iba a llegar el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a Caracas después de realizar una gira por varios países latinoamericanos (Colombia, Brasi, Chile, Argentina, Paraguay, Ecuador..). Hoy, sobre las 11 horas local (5 de la tarde en España) aterrizaba en el aeropuerto Internacional de Maiquetía a bordo de un avión de línea regular de Panamá, en el vuelo 222 de Copa Airlines. #4Mar #Maiquetia Presidente (E) @jguaido antes de bajar del avión de @CopaAirlines procedente de #Panama - @Birrilly pic.twitter.com/UJ4anPkWC0? Reporte Ya (@ReporteYa) 4 de marzo de 2019En el interior del aparato, Guaidó, acompañado por su esposa Fabiana Rosales, tomó un micrófono y se dirigió a los pasajeros con el siguiente mensaje: «En los próximos días vamos a recuperar, sin duda alguna, nuestra democracia, nuestra libertad, al servicio de nuestro país. Dios me los bendiga. ¿Se puede o no se puede?» , preguntó a continuación a los pasajeros, que le contestaron sin dudarlo: «Sí se puede». Minutos después descendió del avión y atravesó los controles sin ningún impedimento, lo que demuestar que la colaboración y el apoyo hacia el presidente interino se extiende cada vez en todos los sectores. Fuera, en la sala de espera, aguardaba una multitud, que rompió en gritos de entusiasmo y apoyo. Entre la numerosas personas que se encontraban en el aeropuerto, estaban algunso de los embajadores acreditados en Venezuela hentre ellos el español, Jesús Silva-, que con su presencia quisieron mostrarle su apoyo y protección, ante una posible detención por parte del régimen de Maduro, que había avisado de su intención de detenerle en el mundo de poner los pies en el país. EN VIDEO | Así salió del aeropuerto internacional de Maiquetía el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó a su llegada a Venezuela https://t.co/8iDxQmm0Rg pic.twitter.com/494u3122vp? AlbertoNews (@AlbertoRodNews) 4 de marzo de 2019Ya en el exterior, otra multitud esperaba a Guaidó, quien se subió al techo de un vehículo para saludar, portando en una de sus manos una bandera de Venezuela. Desde allí, se trasladó la comitiva presidencial, escoltada por los coches de los diplomáticos extranjeros que le habían recibido en el aeropuerto, a la plaza de las Mercedes, donde el presidente interino se dirigió al público allí congregado.
04-03-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó dice que encarcelarle sería «uno de los últimos errores» de Maduro
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, envió un mensaje en el que aseguró que ha dejado una ruta clara e instrucciones muy específicas en el caso de que le ocurra algo una vez que regrese a su país luego de una gira por América Latina. «Si el régimen intenta secuestrarme, tenemos muy claros los pasos a seguir. Mantenernos movilizados», precisó la noche del viernes a través de un en vivo por Twitter. Además, advirtió a Nicolás Maduro que si intenta detenerlo «será el último error que cometa» por la gran movilización nacional e internacional que se activará en su contra. El mensaje de Guaidó fue una rendición de cuentas sobre las actividades que tuvo desde que salió de Venezuela el pasado 22 de febrero hacia Colombia para participar del concierto benéfico y para dar inicio al paso de la ayuda humanitaria. Posteriormente, el presidente interino viajó a Brasil, Argentina, Paraguay y Ecuador para exponer y denunciar la crisis de su país. «Esta gira internacional marca un inicio en esta gesta histórica para restituir la democracia y los derechos en Venezuela», dijo, al señalar que «las opciones de cooperación internacional ya están todas sobre la mesa, pero eso debe ir acompañado de la movilización nacional (?) hoy como nunca tenemos una estrategia, hoy como nunca tenemos el respaldo internacional», agregó en compañía de su esposa. La torre de control del aeropuerto Simón Bolívar, en Maiquetía, fue reforzada militarmente para estar pendiente de su aterrizaje. Guaidó convocó para este lunes y martes de carnaval movilizaciones. La primera se desarrollará a las 11.00 de la mañana (hora local) en todo el país. El líder venezolano no dio detalles de cómo será su regreso a Venezuela, pero se cree que aparezca en la concentración de Caracas, y hay quienes creen que ya se encuentra en su tierra natal, y el mensaje que envía es para desviar la atención del régimen de Nicolás Maduro. La tensión ha crecido en Venezuela debido a la posibilidad de que el gobierno usurpador encarcele a Guaidó luego que este violara una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que le prohibía su salida del país. Desde su salida a Cúcuta, en la que burló la seguridad de la frontera colombo-venezolana, el régimen venezolano ha dicho que Guaidó le tendrá que ver la cara a la justicia y a amenazado al opositor con apresarlo una vez que pise territorio venezolano. Sin embargo, el presidente del Parlamento ha reiterado desde que llegó a Colombia que su retorno será seguro para continuar trabajando por el gobierno de transición. Pese a las amenazas, Guaidó, quien es reconocido por más de 60 países, ha dejado abierta la posibilidad de salir nuevamente, pero esta vez su visita sería a Chile para asistir a la cumbre Prosur el próximo 22 de marzo, por invitación del presidente Sebastián Piñera. Chile creó Prosur, como un nuevo organismo sudamericano que busca sustituir a la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), inactiva desde hace más de dos años.
1
...