Infortelecom

Noticias de economia

24-09-2018 | Fuente: abc.es
Trump agita la tensión con China con aranceles de 200.000 millones de dólares
Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China se agitan aún más después de que este lunes entrara en vigor otra ronda de aranceles a las importaciones chinas, esta vez por valor de 200.000 millones de dólares, y a la que Pekín va a responder con gravámenes por 60.000 millones. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este domingo que la Administración del presidente, Donald Trump, no tiene intención de frenar sus agresivas políticas comerciales hacia China, y afirmó que su Gobierno «va a ganar» la guerra comercial entre ambas naciones. «La guerra comercial de China contra Estados Unidos ha durado años. He aquí lo que es diferente en esta Administración: en la medida en que uno quiera llamar a esto una guerra comercial, estamos decididos a ganarla», dijo Pompeo en una entrevista con la cadena «Fox News». El secretario de Estado indicó que Trump está dispuesto a seguir aumentando la presión sobre el gigante asiático durante el tiempo que sea necesario para garantizar el resultado deseado. El mandatario estadounidense mostró esta semana su frustración ante los escasos progresos en las conversaciones bilaterales para reducir el déficit comercial estadounidense con China, y elevó el tono al acusar a Pekín de querer influir en las elecciones legislativas de noviembre en EE.UU. «China ha afirmado de manera abierta que está tratando activamente de impactar y cambiar nuestra elección atacando a nuestros granjeros, rancheros y trabajadores industriales por su lealtad a mí», señaló Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter. Se trata de la primera vez en la que explícitamente Trump apunta a China por diseñar sus aranceles de manera que afecten a productos procedentes de estados que votaron masivamente por el candidato republicano en los comicios presidenciales de 2016, con el supuesto objetivo de perjudicar a los legisladores republicanos. El mandatario respondió con más amenazas de no reducirse el abultado déficit comercial: «Saben también que soy el que conoce cómo pararlo. Habrá represalias grandes y rápidas contra China si nuestros granjeros, rancheros y/o nuestros trabajadores industriales son afectados». Las contundentes palabras de Trump supusieron un jarro de agua fría a los intentos de otros miembros de su Gobierno, como su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien había tratado de organizar un nuevo ciclo de negociaciones con una delegación china a finales de mes, y que Pekín canceló el sábado. Al anunciar sus represalias comerciales (aranceles de entre el 5 y el 10 % a exportaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares), el Ministerio chino de Comercio replicó que está «profundamente apesadumbrado», aunque manifestó su esperanza de que «EE.UU. reconozca las consecuencias dañinas de su acción y rectifique a tiempo con medidas convincentes». La magnitud de los nuevos aranceles impulsados por Trump, un 10% a 200.000 millones de dólares, implica un notable aumento en la cantidad de productos afectados, ya que hasta ahora habían sido de 50.000 millones de dólares, y con ello ha incrementado el nerviosismo en el sector empresarial. La mayor compañía del mundo de ventas minoristas, Walmart, advirtió de los efectos negativos sobre la economía. «Si los aranceles entran en vigor, los clientes de Walmart verán aumentos en el coste de productos esenciales como asientos de niños para coches, cunas, mochilas, sombreros o bicicletas», afirmó la compañía en una carta enviada a la Oficina del Representante del Comercio Exterior de EE.UU. «O los consumidores pagarán más, los proveedores recibirán menos, los márgenes minoristas serán menores, o los consumidores comprarán menos productos o dejarán de hacer compras de una», agregó. También el Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó de nuevo de los «significativos costes económicos» de esta creciente disputa comercial, apuntó el portavoz del organismo, Gerry Rice, en rueda de prensa. Desde Washington, sin embargo, se ha tratado de restar importancia a los efectos negativos. El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, reiteró que los aranceles han sido diseñados con el objetivo de «modificar el comportamiento» de China y que se busca «establecer un campo de juego comercial equilibrado». Además, Ross subrayó que Pekín se están quedando «sin balas» para responder a las sanciones dado que las exportaciones estadounidenses a China son mucho menores que las chinas a EE.UU. EE.UU. exportó a China en 2017 productos por valor de 130.000 millones de dólares, mientras que el gigante asiático exportó al mercado estadounidense 506.000 millones de dólares.
24-09-2018 | Fuente: elpais.com
El ?efecto Amazon? cambia la economía
El comercio electrónico empuja los precios a la baja a pesar de las políticas monetarias que buscan elevar la inflación
23-09-2018 | Fuente: abc.es
Manfred Weber: «En Europa está creciendo el nacionalismo y el egoísmo»
Cuando anunció su candidatura a la presidencia de la Comisión Europea a la vuelta de las vacaciones, Manfred Weber produjo un pequeño terremoto en Bruselas. El líder del principal grupo político europeo ha sido durante esos años un dirigente tan activo como discreto, siempe alejado de las gesticulaciones pero en la primera línea de las discusiones en la UE. Si lo logra, será el primer alemán que llega a dirigir el Ejecutivo comunitario y también el primero que lo hace sin haber sido primer ministro. Él niega ser una especie de heredero europeo de la canciller Angela Merkel y reivindica su propio bagaje político de más de una década trabajando en Bruselas, La entrevista tuvo lugar en Salzburgo, donde participaba en la reunión de líderes populares paralela a la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno. Un escenario perfecto, al lado de su querida Baviera, que es su región de origen y a donde regresa a la menor ocasión. Tal vez en las elecciones que se celebran allí en octubre le van a dejar un sabor agridulce teniendo en cuenta que su partido (la Union Cristiano Social CSU) puede perder la mayoría absoluta a costa de los nacional populistas de Alternativa para Alemania (AfD). Como en Baviera, la emigración será una de las cuestiones de la campaña europea, lo que plantea un panorama complejo para el PPE teniendo en cuenta que es la primera vez que su hegemonía está siendo amenazada en el campo de la derecha por fuerzas radicales, populistas anti europeas y anti inmigración. Es verdad que es un momento histórico para la UE. Estamos siendo amenazados desde el exterior, ya ve lo que sucede con Putin o incluso con Donald Trump. No son iguales ideológicamente hablando, pero ambos desean debilitar a la UE. Y desde el interior, tenemos el extremismo y el populismo. Por eso creo que se necesita abrir un nuevo capítulo en Europa. Las elecciones europeas deben servir para mostrar a la gente en qué creemos, darles seguridad, defender lo que yo llamo el modo de vida europeo. Este es el marco en el que nos movemos. No podemos continuar como hasta ahora, necesitamos un debate democrático sobre el futuro de Europa. Y por eso me he presentado como posible candidato del PPE a la presidencia de la Comisión Europea, quiero presentar las ideas del PPE hablar con los líderes, recolectar ideas y democratizar a la UE, abrir la caja negra de Bruselas, llevarla más cerca de la gente y así estoy seguro de que Europa sobrevivirá. En realidad, vivimos el mayor periodo de paz en toda la historia. Seguimos siendo el espacio más próspero, socialmente inclusivo, etc..¿por qué cree que prosperan las fuerzas que quieren destruir el sistema? La gente sabe que estamos ante un periodo de incertidumbre. En el pasado las cosas se hicieron bien, pero es verdad que no hemos sabido aplacar esta incertidumbre. Imagínese un camionero que va por la autopista y escucha por la radio noticias sobre el desarrollo de los vehículos sin conductor ¿qué cree que va a pensar? La realidad es que tenemos ante nosotros una auténtica revolución del mundo globalizado y digitalizado y la gente no sabe qué va a suponer para ellos y nosotros no sabemos decirles si podremos mantener la vieja promesa del mundo occidental de que sus hijos vivirán mejor que ellos. Por eso creo que el centro de la campaña debe ser dar la seguridad a la gente de que Europa tiene un futuro y que puede proponer un nuevo contrato social. Debemos volver a dar certezas a la sociedad, especialmente a la clase media, y decirles que la UE puede estabilizar la situación y ofrecer la perspectiva de un futuro mejor y pare ello debemos saber ser creativos también. Necesitamos un debate democrático sobre el futuro de Europa Creo que ante una situación como la actual, en otra época probablemente habríamos tenido una guerra en Europa. La sociedad parece haber perdido esa referencia tan terrible y las promesas sin fin de los políticos les hacen creer que todo debe mejorar sin cesar y constantemente, cuando no siempre es posible. La cuestión esencial es definir qué significa mejorar, porque si lo definimos solo en términos económicos no siempre es así. En nuestras sociedades debemos pensar en otros conceptos como la capacidad de cooperar, de ser solidarios, de que la gente participe, porque lo que está creciendo es precisamente el egoísmo, el nacionalismo. Dentro de las sociedades pero también en algunos dirigentes. La idea de Europa es precisamente que cada cual puede tener una posición firme, pero podemos sentarnos juntos y llegar a un compromiso. Y uno de los desafíos más importantes para Europa es precisamente cómo ayudar a África, porque si no les podemos ayudar a tener un futuro a ellos, nuestros problemas también crecerán. No es la primera vez que hay esta incertidumbre sobre el futuro. Antes del cambio de siglo también se vivió un tiempo en el que se pensaba que podía pasar cualquier cosa. Pero los europeos no eran tan pesimistas. La diferencia es la tecnología y sobre todo la velocidad. Antes era solo un fenómeno, la industrialización, ahora son varios a la vez, la globalización, el cambio climático, los desarrollos demográficos etc y evolucionan a toda velocidad. Los políticos probablemente deberíamos ser más rápidos a la hora de tomar decisiones y en Europa sobre todo. Pero lo que no deben varían son los principios, en eso, en el modo de respetar la igualdad y la solidaridad. Hay fuerzas políticas extremistas como Orban que tienen más éxito que los partidos tradicionales a la hora de dar esa certeza a los ciudadanos. ¿Cómo vive ese debate como lñider del PPE? En el PPE no hay ningún trato especial para nadie cuando se trata de los principios esenciales. Creemos que la sociedad moderna necesita a la sociedad civil. En el caso de Hungría, ya que lo menciona, el primer ministro Viktor Orban no mostró ninguna disposición al compromiso en el debate que hubo en Estrasburgo hace diez días y por eso la mayoría de diputados del PEE votaron en su contra, después de una discusión muy seria en el seno del grupo parlamentario. Rajoy hizo un gran trabajo por España y la Zona Euro Me refería también fuera del PPE. A casos como el de AfD en Alemania y tantos otros que están ocupando el escenario electoral en muchos paises. No necesitamos clarificar nada en este sentido. Como partidos de una base democrstiana, como los grandes fundadores de Europa, nosotros creemos en Europa. Hay un debate sobre la inmigración, por supuesto, pero no seremos nosotros los que hagamos campaña con los miedos de la sociedad. Lo que queremos es, al revés, ofrecer soluciones. Nosotros tenemos claro que hay que reforzar el control de las fronteras europeas, no me gusta que haya una valla en la frontera entre Bulgaria y Turquía, pero lo apoyo porque necesitamos controlar las fronteras. Igual que en Ceuta y Melilla. Pero cuando hemos tenido que afrontar la crisis en Siria también teníamos una responsabilidad como europeos. Decir que lo que estaba pasando con esa gente no nos importaba no es propio de los principios europeos. En este sentido me siento muy próximo al Papa Francisco. Y poner juntas estas dos cosas es lo que representa el PPE. Y es lo que espero que nos permitirá tener éxito en las elecciones, porque tratamos buscar una solución sin abandonar nuestros principios. Pasó igual en las pasadas elecciones en las que el tema era la política de austeridad y la crisis. El PPE se comprometió a salvar la economía y con gentes como Mariano Rajoy o Enda Kenny (el ex primer minsitro de Irlanda) y otros lo hicimos. Tenemos la economía creciendo al 2%, prácticamente todos los países con déficit por debajo del 3%, se han creado 13 millones de empleos y el BCE está pensando en cambiar ya la política de tipos de interés. Eso demuestra que la gente puede confiar en nosotros. Da la impresión de que su candidatura podría ser como una especie de prolongación europea de la herencia de Angela Merkel, ahora que teniendo en cuenta la situación en Alemania, su época puede estar en la recta final. Para nada. Yo soy Manfred Weber, el líder del grupo popular europeo y lo que ofrezco es mi propia experiencia europea para dirigir la Comisión. Y además, para mí es clave empezar una nueva era, insisto en que no podemos seguir igual, debemos abrir un nuevo capítulo en Europa. La canciller Merkel es también una mujer de consenso, siempre escucha las posiciones de los otros y apoya mi candidatura, por supuesto. ¿Qué le parece Pablo Casado, el sustituto de Mariano Rajoy en el PP español? Son generaciones diferentes. Admiro a Rajoy porque hizo un gran trabajo por España y por la Zona Euro. En la historia de España quedará como un capítulo muy positivo. Pablo Casado es otra generación, tiene otra manera de hacer política. Hay también algo en común entre los jóvenes dirigentes del PPE, como Casado, como el canciller Kurtz en Austria, Kiriakos en Grecia, que son activos y están abiertos a escuchar a la gente y darles respuestas claras. No se trata de cambiar nuestros fundamentos, pero sí de imprimirles un nuevo estilo más moderno para un mundo más moderno. ¿Le preocupa España ahora? Nos preocupa el presupuesto, la estabilidad política y la inmigración. Rajoy hizo un buen trabajo y pensamos que debería mantenerse el mismo rumbo en los próximos presupuestos. En la cuestión catalana, creo que en el conjunto de las fuerzas políticas en Madrid no hay ninguna duda de que España debe permanecer unida, como así lo pensamos nosotros. Yo estoy muy orgulloso de ser bávaro, lo que no es contradictorio con ser alemán y ser europeo. Es un error dejar ese debate a los nacionalistas como Le Pen o a los extremistas, populistas y egoístas.
22-09-2018 | Fuente: elpais.com
Cooperación y multilateralismo para fortalecer la economía global
Los participantes en el foro organizado por EL PAÍS exponen su opinión sobre las dificultades que atraviesa la economía mundial
22-09-2018 | Fuente: abc.es
La batería de sanciones de Estados Unidos contra Rusia salpica a China
Estados Unidos apunta a Rusia pero el disparo impacta en China. Eso es lo que se puede concluir del anuncio que realizó el jueves el Departamento de Estado, que dirige Mike Pompeo, sobre la imposición de nuevas sanciones, que afectan a 33 ciudadanos y empresas rusas, pero también al Departamento de Desarrollo de Equipos (EDD, en sus siglas en inglés), órgano dependiente del Ministerio de Defensa chino, que fue creado hace un par de años por el presidente Xi Jinping con el objetivo de mejorar la tecnología disponible para el ejército. La administración Trump sanciona a China por la compra de diez cazas rusos Sukhoi Su-35 en 2017 y de misiles tierra-aire S-400 en 2018 a Rosoboronexport, el principal exportador ruso de armas, en aplicación de la Ley para Contrarrestar a Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (CAATSA, en sus siglas en inglés). Una de sus consecuencias es que afecta a terceros países, en este caso a China por hacer negocios con empresas rusas que forman parte de una lista negra de empresas relacionadas con el Kremlin. El Departamento de Estado anunció de esta forma que sanciona al EDD y a su director, Li Shangfu, al que prohíbe la entrada en el país, por su compra de aviones y armamento a la citada empresa rusa. La sanción implica que no podrán exportar productos a Estados Unidos o realizar operaciones dentro de su sistema financiero, y además se les embargarán las propiedades que puedan tener en el país. La ley que ampara estas sanciones fue firmada por el presidente Donald Trump en agosto de 2017, después de que el Congreso aprobara por amplia mayoría una iniciativa destinada a sancionar a Irán, Corea del Norte y Rusia. Trump aprovechó la firma de la ley para arremeter contra ella por considerarla «significativamente defectuosa». De lo que en el fondo se lamentaba el presidente es de que la ley le resta poderes para levantar algunas de las sanciones a Rusia aprobadas por su predecesor, Barack Obama. «Las acciones no tienen como propósito socavar las capacidades militares o la preparación para el combate de ningún país», explicó el Departamento de Estado en un comunicado, «sino imponer costes a Rusia en respuesta por su interferencia en el proceso electoral de Estados Unidos, su inaceptable comportamiento en el este de Ucrania y otras actividades malignas». «Habrá consecuencias» Estas sanciones abren un nuevo frente entre Estados Unidos y China. El autoritario régimen de Pekín ha respondido airadamente a Washington. El portavoz de Exteriores chino, Geng Shuang, instó ayer a la Casa Blanca a retirar dichas sanciones o, de lo contario, habrá consecuencias. «China está fuertemente indignada con el movimiento ilógico por parte de EE.UU.», aseguró Geng Shuang en su comparecencia diaria ante la prensa, según informa la agencia Xinhua. A su juicio, «EE.UU. ha violado seriamente las normas básicas de las relaciones internacionales y dañado severamente los lazos entre los dos países y sus ejércitos». Por ese motivo, instó a Washington a «corregir inmediatamente su error y retirar las llamadas sanciones. De lo contrario, tendrá que atenerse a las consecuencias». Aunque el portavoz no quiso indicar cuáles serían, esta amenaza empeora aún más las relaciones entre Pekín y Washington, enfrentados por la guerra comercial que han desatado los aranceles del presidente Trump. Este es el último capítulo de la nueva guerra fría que enfrenta a Pekín y Washington, junto al agravamiento de su guerra comercial con nuevos aranceles cruzados que entrarán en vigor el lunes y su disputa en el Mar del Sur de China. Impuestas desde 2014 sin el apoyo de China, estas sanciones de EE.UU. y sus aliados occidentales se dirigen fundamentalmente contra la economía rusa y su firma estatal de venta de armas, Rosoboronexport. Pero han salpicado al régimen de Pekín en el momento más tenso de sus relaciones con Washington de los últimos años. De hecho, no parece casual que el Departamento de Estado haya anunciado las sanciones en plena guerra comercial con China, que ha reforzado su alianza con Rusia frente a la hegemonía estadounidense. Así lo demuestra la participación del Ejército chino en las gigantescas maniobras que Moscú llevó a cabo a principios de este mes en Vostok, donde ambos países lucieron músculo militar de forma conjunta. Con dichos juegos de guerra, China y Rusia trasladan al campo militar el multilateralismo que vienen propugnando para minar la menguante presencia internacional de EE.UU., cada vez más cuestionada por los altibajos del presidente Trump. Imputados por Mueller Junto a Li Shangfu y su Departamento de Desarrollo de Equipamiento de la Comisión Militar de Central, en la lista negra fueron incorporadas 33 ciudadanos -entre los que se encuentra Yevgeny Prigozhin, oligarga ruso conocido como «el cocinero de Putin»- y empresas rusas. Entre ellos, los 25 rusos que ya fueron imputados con anterioridad por el fiscal especial Robert Mueller, encargado de la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016. La lista suma ahora 72 personas y empresas que, según Estados Unidos, tiene relación con la inteligencia rusa. Estar en ella no implica necesariamente la imposición de una sanción para los afectados, pero sí para aquellos que realicen tratos con ellos.
21-09-2018 | Fuente: elpais.com
Cooperación y multilateralismo para fortalecer la economía global
Los participantes en el foro organizado por EL PAÍS exponen su opinión sobre las dificultades que atraviesa la economía mundial
21-09-2018 | Fuente: abc.es
Nueve muertos en nuevos enfrentamientos en el sur de Trípoli
Al menos nueve personas, entre ellas dos civiles, murieron y otras 13 resultaron heridas en los combates entre milicias que hoy volvieron a brotar en el sur de Trípoli pese al alto el fuego forjado el pasado 5 de septiembre por la ONU, informaron a Efe fuentes médicas. Según el portavoz del servicio de Emergencias de la capital, Osama Ali, dos de los heridos fueron alcanzados por un cohete que cayó en un edificio ocupado por civiles, al parecer de forma fortuita. Responsables del ministerio de Sanidad dependiente del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) que sostiene la ONU redujo, por su parte, a seis el número de víctimas mortales y a cuatros los heridos en los combates, librados en el barrio de Salah ed Din y la carretera que conduce al antiguo aeropuerto internacional. Testigos oculares aseguraron a Efe que los choques armados arrancaron a primera hora de la mañana y enfrentaron a milicias aliadas al GNA y a la «Brigada Samoud», liderada por el señor de la guerra misratí Salah Badi. De acuerdo con los testigos, la escaramuza obligo a retroceder a los hombres de Badi, un antiguo oficial del Ejército del Aire encarcelado en tiempos de Muamar al Gadafi al que se responsabiliza del inicio de la guerra civil que ensangrenta el país desde 2014. Los combates, que estallaron el pasado 27 de agosto y que se prolongan de forma intermitente desde el 5 de septiembre pese a la tregua, han obligado a huir a más de 3.000 familias, que se han convertido en desplazados internos. Muchas de ellas, sin embargo, se han negado a abandonar sus hogares y se encuentran atrapadas en el barrio de Abu Salim, uno de los más castigados. Además, han afectado de forma negativa al suministro eléctrico en todo el oeste del país y obligado a cancelar de nuevo los vuelos en la base aérea de Maitiga, único aeropuerto en funcionamiento en la capital libia. El aeródromo ya estuvo cerrado una semana durante el auge de los enfrentamientos, los más sangrientos librados en Trípoli desde el inicio de la citada guerra civil. Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los diferentes grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi. En la actualidad tiene dos gobiernos, uno en Trípoli apoyado por la mayor parte de la comunidad internacional y otro en Bengasi (este) bajo la tutela del controvertido mariscal Jalifa Hafter, ninguno de los cuales disfruta de legitimidad democrática. La división ha sido aprovechada por los grupos yihadistas para asentarse en el país y por las mafias dedicadas al contrabando de armas, combustible, personas y alimentos para apropiarse de la economía nacional.
20-09-2018 | Fuente: elpais.com
La OCDE advierte de que las tensiones comerciales están pasando factura al crecimiento global
El PIB de las grandes economías deja de crecer acompasado por las guerras de aranceles y las crisis de los emergentes
19-09-2018 | Fuente: elpais.com
Castilla y León propone que las tiendas cobren por probarse la ropa
La consejera de Economía y Hacienda quiere evitar que los clientes acaben comprando ese mismo producto a través de Internet
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un renuncia a sus misiles para dialogar con Trump
Tras la histórica cumbre de abril en el Paralelo 38 con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y de junio en Singapur con el estadounidense, Donald Trump, el joven dictador Kim Jong-un sigue adelante con su deshielo. Con el fin de retomar el diálogo con Trump y que este le levante las sanciones que asfixian su economía, el caudillo norcoreano renunció este miércoles a sus misiles y, dependiendo de la respuesta de Estados Unidos, incluso estaría dispuesto a cerrar su reactor nuclear. Así lo prometió en la declaración conjunta que firmó al término de su tercera cumbre con Moon Jae-in, que venía celebrando desde el martes en Pyongyang y concluye este jueves con una visita al monte Paektu, enclavado en la frontera del Norte con China y «sagrado» para los coreanos. «Corea del Norte acuerda desmantelar permanentemente su base de pruebas de motores y lanzamiento de misiles de Dongchang-ri con la presencia de expertos de los países relacionados», reza el comunicado, traducido al inglés por la televisión KBS. De igual modo, el régimen comunista de Pyongyang «expresó su intención de dar pasos adicionales, incluyendo la clausura de las instalaciones nucleares de Yongbyon, si EE.UU. toma las medidas oportunas en línea con la declaración del 12 de junio», prometió refiriéndose a lo pactado ese día en la cumbre con Trump en Singapur. «Por primera vez, hemos acordado pasos concretos hacia la desnuclearización», anunció Moon en una comparencia conjunta con Kim, quien aseguró que «las dos Coreas haremos de la península un lugar sin armas ni amenazas atómicas». Tras la rúbrica de la declaración en la residencia de invitados estatales de Paekhwawon, que fue emitida en directo por televisión en Corea del Sur, ambos coincidieron en «eliminar todas las fuentes de conflicto», lo que supone también una velada referencia a la presencia de los 28.000 soldados de Estados Unidos acantonados en la frontera entre ambos países a la altura del Paralelo 38. «La declaración de septiembre abrirá un nivel más alto para la mejora de relaciones y traerá más cerca una era de paz y prosperidad», señaló Kim Jong-un. Pero el joven caudillo no dijo nada sobre entregar un inventario «completo y verificable» con sus armas atómicas e instalaciones nucleares, como le exige la Casa Blanca. Entre ellas destacan sus lanzaderas móviles y submarinos capaces de disparar misiles, así como sus centrifugadoras para enriquecer uranio. Tal y como había avanzado antes de la cumbre, el presidente surcoreano confía en que estos gestos sirvan para reabrir el diálogo con Washington. Tras esta cumbre de Pyongyang, Moon Jae-in viajará a EE.UU., donde el martes se reunirá con el presidente estadounidense en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, informa Yonhap. Junto a estos acuerdos, ambos dirigentes se comprometieron a estrechar las relaciones entre las dos Coreas, retomando sus conexiones por tren y carretera y estudiando la reapertura del polígono industrial de Kaesong, en pleno paralelo 38, y del complejo turístico del monte Kumgang «cuando se cumplan las condiciones oportunas». En dicho hotel, donde tienen lugar las reuniones de familias separadas por la guerra, se habilitarán unas instalaciones permanentes para que dichos reencuentros sean más frecuentes. Como prueba de su buena sintonía, Kim Jong-un prometió visitar Seúl «en un futuro cercano», lo que sería el primer viaje de un dirigente norcoreano al Sur y podría tener lugar antes de final de año. Demostrando su unidad, las dos Coreas incluso quieren organizar de forma conjunta las Olimpiadas de 2032, lo que supondría el final perfecto para este deshielo que empezó con los Juegos de Invierno celebrados en febrero en PyeongChang, en el Sur. Con Kim Yo-jong, la hermana del joven dictador, en el palco, las delegaciones de ambos países desfilaron juntas bajo una misma bandera y algunos equipos compitieron unidos. Para reducir la tensión entre ambas partes, los ministros de Defensa del Norte, No Kwang-chol, y el Sur, Soon Young-moon, también suscribieron otro acuerdo que prevé suspender sus maniobras militares y navales a partir del 1 de noviembre, establecer una zona de exclusión aérea para evitar accidentes y eliminar once torretas de vigilancia en su frontera a finales de año. Confiando en que esta tercera cumbre dé un impulso definitivo a las negociaciones de desarme nuclear abiertas con EE.UU., el presidente surcoreano declaró satisfecho que «se han plantado las semillas de un futuro en paz». Como broche final, Moon Jae-in asistió anoche a los Juegos de Gimnasia Masiva Arirang, un espectáculo con decenas de miles de personas haciendo acrobacias sincronizadas en el Estadio Primero de Mayo mientras en las gradas se dibujan carteles propagandísticos. Si antes los principales motivos eran bélicos contra «los imperialistas americanos», ahora son palomas de la paz.
1
...