Infortelecom

Noticias de donald trump

15-07-2018 | Fuente: abc.es
Desaire de la familia real británica a Trump
El príncipe Carlos y el príncipe Guillermo «no estaban dispuesto» a reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita al Reino Unido. Según aseguró «The Sunday Times», el sucesor a la corona británica y su primogénito «se negaron» a recibir al jefe de la Casa Blanca, quien, junto con su mujer Melania, tomó el té con la reina Isabel II el pasado viernes en el castillo de Windsor. «Es muy raro que la reina esté sola. Por lo general, está acompañada por alguien», señaló esa misma fuente, que calificó el comportamiento del primero y segundo en la línea de sucesión al trono del Reino Unido como «un desaire». El periódico recogió asimismo que, aunque el marido de la monarca, el príncipe Felipe, se retiró de la vida pública el pasado otoño, «va a lo que quiere ir» y, «si hubiera querido» acompañar a su esposa en su cita con los Trump «podría haberlo hecho». Tanto Downing Street como el palacio de Buckingham han insistido en que la presencia de Trump en el país no era una vista de Estado, sino un viaje de trabajo, y que los planes únicamente incluían que la monarca, de 92 años, saludara al presidente y la primera dama. «La familia más amplia no fue tan entusiasta con la visita como lo fueron cuando llegó Obama» En ese sentido, un funcionario del Gobierno británico manifestó a «The Sunday Times» que en la planificación del tiempo que pasaría Isabel II con el presidente éste se trató de «mantener al mínimo». «La familia más amplia no fue tan entusiasta con la visita como lo fueron cuando llegó Obama», agregó. Durante la visita de trabajo que realizaron en 2016 el expresidente de EE.UU., Barack Obama y su mujer, Michelle, no solo almorzaron en el castillo de Windsor con la reina y el príncipe Felipe, sino que también compartieron una cena privada en el palacio de Kensington con los duques de Cambridge y con el Príncipe Enrique. El jefe de la Casa Blanca y su mujer dieron por concluida su agenda oficial del viaje el pasado viernes, cuando se trasladaron a Escocia para pasar el fin de semana jugando al golf. La visita del matrimonio, que no ha estado exenta de polémica con manifestaciones de protesta a lo largo de todo el país, concluirá este domingo cuando se trasladen a Helsinki para que el lunes Trump se reúna con su homólogo ruso, Vladimir Putin.
15-07-2018 | Fuente: elpais.com
Theresa May: ?Donald Trump me dijo que debería demandar a la Unión Europea?
El presidente de Estados Unidos aconsejó la medida a la primera ministra británica durante su visita al Reino Unido como alternativa a la negociación del Brexit
14-07-2018 | Fuente: abc.es
Estados Unidos deberá entregar la lista de los padres separados de sus hijos mayores de cinco años
Un juez federal ha ordenado este viernes a la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entregar el lunes una lista de los padres indocumentados bajo custodia de las agencias migratorias que han sido separados de sus hijos mayores de cinco años. El magistrado Dana Sabraw, de un juzgado federal en San Diego, al sur de California, ha señalado que estará vigilante con respecto al plazo del próximo del 26 de julio, cuando el Gobierno deberá reunir a más de 2.000 niños mayores de cinco años con sus padres indocumentados de los que fueron separados en la frontera con México. El juez, que ve una demanda colectiva interpuesta por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) por la separación de familias inmigrantes, dio al Gobierno a finales de junio un plazo de 14 días para reunir con sus padres a los menores de 5 años, que expiró el pasado martes, y de 30 días para los mayores de esa edad.
14-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump culpa a Obama de no actuar para prevenir los ataques cibernéticos rusos
El presidente estadounidense, Donald Trump, ha culpado a su antecesor en el cargo, Barack Obama (2009-2017), por no actuar para prevenir el ataque cibernético ruso contra los servidores de la campaña de la demócrata Hillary Clinton que pretendía influir en las presidenciales de 2016. Un gran jurado federal ha imputado este viernes 12 agentes de inteligencia rusos por hackear la campaña de Hillary Clinton en las elecciones de 2016, así como al Comité Nacional Demócrata (DNC) con objeto de interferir en los comicios. Y Trump ha apuntado hoy que esos hechos «tuvieron lugar durante la administración Obama, no en la Administración Trump». Esta es la primera reacción de Trump a las imputaciones presentadas este viernes por el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller. Mueller ha solicitado al gran jurado la imputación de estos 12 agentes de inteligencia del Kremlin por haber accedido a datos de una red de ordenadores de la campaña de Clinton y del secretariado del Partido Demócrata. «¿Por qué no hicieron algo al respecto, especialmente cuando se ha conocido que el FBI informó al presidente Obama en septiembre, antes de las elecciones?», se ha preguntado Trump en el mismo tuit. La imputación de los 12 agentes rusos se ha enmarcado en las pesquisas sobre la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y el Gobierno de Vladimir Putin. Los responsables del Kremlin comenzaron en 2016 a inocular virus en las cuentas de correo electrónico de voluntarios y trabajadores del equipo de la política demócrata, una práctica mediante la que lograron contraseñas que les permitieron entrar en otras cuentas y documentos y controlar la actividad de decenas de empleados. En el momento de difundir los datos robados, los rusos se hicieron pasar por activistas estadounidenses y se sirvieron de Facebook y Twitter para diseminar el alcance de la información. Trump y Putin tienen programado su primer encuentro bilateral para el 16 de julio en Helsinki, una reunión en la que se espera que hablen sobre Siria, Ucrania, el control de armas y, precisamente, sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.
14-07-2018 | Fuente: abc.es
«Optimismo razonable» tras el primer encuentro entre Pompeo y López Obrador
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha expuesto al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, la política migratoria y comercial que pretende poner en práctica una vez asuma el cargo, el próximo 1 de diciembre, en el marco de la reunión que han sostenido este viernes en Ciudad de México. Según ha explicado la Embajada de Estados Unidos por Twitter, López Obrador y Pompeo se han reunido, aprovechando la visita del secretario de Estado a México, para tener «una oportunidad de dialogar sobre cómo Estados Unidos puede colaborar con la nueva Administración para fortalecer la relación bilateral después del 1 de diciembre». El señalado por López Obrador como futuro ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, ha revelado en rueda de prensa que «fue un diálogo bastante franco, respetuoso y cordial». «Diría que podemos tener un optimismo razonable de que México va a encontrar una base de entendimiento para en los próximos años tener una buena relación con Estados Unidos», ha dicho. Propuesta de bases de entendimiento Ebrard ha indicado que López Obrador ha aprovechado la ocasión para entregar a Pompeo «una propuesta de bases de entendimiento» que contempla la política migratoria y el acuerdo de libre comercio para América del Norte (NAFTA o TLCAN), así como aspectos de seguridad y cooperación para el desarrollo. Interrogado sobre el contenido de esta propuesta, Ebrard se ha negado a precisarlo y ha avanzado que se hará público una vez que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya hecho llegar a López Obrador su opinión sobre la misma, según informa el diario mexicano «Milenio». Se ha limitado a indicar que «se busca que nadie de México tenga que emigrar por pobreza e inseguridad" y que incluirá a los países centroamericanos, principales emisores de migrantes, «en un esfuerzo relevante de desarrollo». Por su parte, el ministro de Exteriores saliente, Luis Videgaray, que también se ha reunido con Pompeo, ha reiterado que el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, trabajará «en un frente común por México» con López Obrador en los contactos con Estados Unidos durante los meses que quedan hasta el cambio de Gobierno. Acelerar la reunificación de familias Peña Nieto se entrevistó horas antes con el secretario de Estado, a quien ha pedido que acelere la reunificación de las familias de migrantes que han sido separadas en la frontera por decisión del Gobierno de Donald Trump, al tiempo que ha confiado en cerrar cuanto antes las negociaciones para reformar el NAFTA. Por su parte, Pompeo ha valorado positivamente ambas reuniones. «Hablamos de cómo Estados Unidos y México pueden trabajar para lograr objetivos comunes, creando más desarrollo económico, buenos trabajos y oportunidades para sus ciudadanos», ha comentado. Según el jefe de la diplomacia estadounidense, «el Gobierno de Trump seguirá trabajando de forma estrecha con el presidente Peña Nieto» y está dispuesto a fortalecer la relación bilateral bajo la nueva Administración de López Obrador.
13-07-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. imputa a doce espías rusos por «hackear» al partido demócrata en las elecciones que ganó Trump
La investigación del supuesto complot entre Rusia y la campaña de Trump en las elecciones de 2016, liderada por el fiscal especial Robert Mueller, sigue dando pasos. Hoy, se anunció una nueva ronda de imputaciones, que afectan a doce miembros de la inteligencia de Rusia. Se les acusa de «hackear» al partido demócrata y a la campaña de su entonces candidata, Hillary Clinton. El vice fiscal Rod Rosenstein fue el encargado de dar los detalles de los cargos de los que se les acusa, que incluyen la conspiración contra EE.UU., lavado de dinero y acceso ilegal a registros electorales. Los acusados ?hackearon? sistemas informáticos, plantaron virus en sus ordenadores, robaron información y diseminaron documentos «con la intención de interferir en las elecciones», detalló. Rosenstein, sin embargo, aclaró que la imputación no recoge «que la conspiración cambiara el recuento de votos o afectara al resultado de las elecciones». Eso será lo único del escrito de imputación que agradará a Donald Trump, al que la noticia sorprendió en pleno té con Isabel II de Inglaterra, en medio de una visita oficial a Reino Unido. El momento del anuncio de la imputación es todavía más importante porque se produce días antes de la cumbre entre el presidente de EE.UU. y su homólogo ruso, Vladimir Putin. Trump ha combatido desde el principio las sospechas de interferencia rusa en las elecciones, en un intento de que no se cuestiona la legitimidad de su victoria electoral. Sin embargo, desde la campaña de 2016, la inteligencia estadounidense apuntó a Rusia como probable fuente del ?hackeo? al partido demócrata. Trump ha insistido hasta la saciedad que no hubo complot y no ha admitido por completo la conclusión de la inteligencia de que Rusia interfirió en el proceso electoral. A preguntas de los periodistas, Trump aseguró hoy en Londres que tratará la interferencia electoral en su reunión con Putin de la semana que viene, pero admitió que no esperaba que su homólogo admitiera la participación de su Gobierno en la trama. Por el momento, la investigación de Mueller ha resultado en la imputación de 32 personas. De ellos, 26 son rusos y tres fueron colaboradores cercanos de Trump. Entre ellos, Paul Manafort, que fue su director de campaña, y que se encuentra en prisión a la espera de juicio.
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Miles de personas protestan contra la visita de Trump al Reino Unido: «No es bienvenido»
Miles de personas salieron hoy a las calles de varias ciudades británicas para decirle a Donald Trump que «no era bienvenido» al Reino Unido. Las marchas se extendieron desde la pequeña localidad de Aylesbury, cercana a Chequers donde el mandatario estadounidense se reunía con Theresa May, hasta Manchester pasando por Glasgow (donde Trump ya se encuentra pasando el fin de semana junto a su esposa) y por supuesto Londres. En la capital británica se dio cita la más multitudinaria , convocada por la coalición Together Against Trump (Juntos contra Trump), y que se extendió desde primera hora de la tarde hasta última hora del día. Cruzando el centro de la ciudad, pasando por las concurridísimas Oxford Circus y Regent Street, y acabando en Trafalgar Square los londinenses coparon las calles con pancartas en las que se podía leer «No eres bienvenido», «Tirad a Trump a la basura» o «Racista, quédate en tu país» y que han hecho que, como el mismo Trump confirmó en su polémica entrevista al «The Sun», sus actos institucionales en esta visita de trabajo hayan sido fuera de la capital británica al «sentirse mal por las protestas desagradables que tendrán lugar durante mi estancia». El más llamativo de todos estos actos en contra del presidente estadounidense tuvo lugar a las puertas del Parlamento de Westminster donde por la mañana, y durante dos horas, se desplegó el globo gigante de 6 metros de tamaño, con la cara de un Trump anaranjado y enfadado con el cuerpo de un bebé en pañales. El inflable, que contó con el permiso del alcalde de Londres, Sadiq Khan, que afirmó que él no es «un censor», fue el gran protagonista de una jornada de protestas que los organizadores consideraron «todo un éxito».
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Bronca en el Congreso de Estados Unidos a propósito de la «caza de brujas»
La comparecencia tenía como fin aclarar la imparcialidad o no del agente del FBI Peter Strzok durante su investigación del posible complot entre Rusia y Donald Trump, pero devino en un larguísimo y tenso combate retórico entre congresistas republicanos y el agente, también entre republicanos y demócratas. Un agrio teatrillo que trasladó definitivamente al Capitolio la tensa polarización que vive el país con Donald Trump como presidente. Strzok fue apartado hace un año de la investigación sobre la trama rusa que dirige el fiscal especial Robert Mueller al hacerse públicos una serie de mensajes privados que el agente intercambió con Lisa Page, empleada del FBI con la que mantenía una relación sentimental. Los textos, filtrados hace unos meses, demuestran su animadversión hacia Trump, aunque también recogían comentarios críticos sobre Hillary Clinton, Bernie Sanders o la administración O bama. Pero para los republicanos hay un mensaje que prueba la teoría de la «caza de brujas» de Trump. Strzok aseguró a Page que Trump nunca sería presidente porque «nosotros le pararemos». ¿A quién incluye ese «nosotros»? Según el agente, a los votantes. Según algunos republicanos, a una trama conspiratoria que incluye al FBI. «Voy a ser claro, inequívoco y bajo juramento: Mis opiniones personales no han influido nunca en mis 26 años de defensa de mi nación», ha manifestado Strzok, que ha advertido que cualquier sugerencia de que el FBI podría estar implicado en una trama conspiratoria «corroe profundamente lo que significa el FBI en la sociedad estadounidense, la efectividad de su misión y es profundamente destructivo», lo que ha arrancado aplausos de parte de la bancada demócrata. En su intento de probar la inexistencia de un complot que impidiera la victoria de Trump, Peter Strzok ha expuesto que en el verano de 2016 era de los pocos que conocía la posible conexión de Rusia con su campaña. «Esa información tenía el potencial de hacer descarrilar y posiblemente derrotar al señor Trump. Pero nunca pasó por mi mente la idea de comunicarlo o de mostrar esa información», ha apuntado Strzok, para quien su comparecencia es «otra victoria de Putin y un nuevo hito de nuestros enemigos en su campaña para destruir Estados Unidos».
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump califica de «fakes news» sus críticas al plan Brexit de May
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este viernes que para su Gobierno «estará bien» lo que haga el Ejecutivo británico en relación al Brexit, tras haber criticado previamente su estrategia. En una rueda de prensa con la primera ministra británica, Theresa May, Trump ha asegurado que «lo único importante» es que los dos países «puedan comerciar» después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, prevista para el 29 de marzo de 2019. Trump ha dicho que una entrevista publicada este viernes por «The Sun», en la que critica la estrategia de May con Bruselas, es una «noticia falsa», porque, ha argumentado, no incluye los comentarios favorables que también hace sobre ella. En esa entrevista, que ha causado estupor en el Reino Unido, Trump afirma que el plan de Brexit de May, que propone crear un mercado común de bienes con la UE, seguramente «matará» toda posibilidad de un acuerdo comercial con su país, puesto que en esas circunstancias Washington tendría que negociar con Bruselas. El presidente estadounidense ha matizado su postura en la rueda de prensa posterior a una reunión bilateral con May en la residencia oficial de la jefa del Gobierno en Chequers, el acto político más importante de su primera visita oficial al Reino Unido. Trump ha dicho que en los últimos días sus relaciones con May han progresado «rápido y bien», y ha alabado la histórica relación especial entre los dos países, «un vínculo como no hay otro" e «indispensable para la causa de la libertad, la justicia y la paz». El presidente de Estados Unidos ha afirmado que él y May coincidieron en la necesidad de frenar el desarrollo de armas nucleares por parte de Irán, en estrechar la cooperación en defensa y «en la importancia de controlar la inmigración para detener el terrorismo». Trump ha agradecido a su anfitriona el trato dispensado durante esta visita y se ha mostrado encantado especialmente con la cena de anoche en la mansión de Blenheim, donde nació el primer ministro Winston Churchil, por quien profesa gran admiración. Antes de acceder al podio, Trump y May han avanzado juntos por los jardines de Chequers y puso verse como él le tomaba en ocasiones la mano. Esta es la primera rueda de prensa que ambos líderes mantienen juntos desde la visita de May a Washington en enero de 2017, cuando invitó a Trump a realizar una visita de Estado al Reino Unido, que de momento ha sido pospuesta por la oposición que suscita en este país. La visita oficial -con menos honores- de Trump y su esposa, Melania, ha sido acogida con numerosas protestas en todo el Reino Unido y especialmente en Londres, ciudad que la pareja ha tratado de evitar a toda costa para eludir el rechazo de la población.
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump califica de «fake news» sus críticas al plan Brexit de May
Tras el ataque y la humillación a la que había sometido a su anfitriona, Donald Trump reculó. El presidente estadounidense incendió su visita de trabajo a Reino Unido con una entrevista publicada hoy en el tabloide «The Sun» llena de críticas directas a Theresa May. A las pocas horas, echó la culpa de sus palabras a la prensa, al grito de su ya célebre frase utilizada como excusa para casi todo: «Fake news», noticias falsas. En su comparecencia conjunta, Trump alabó hoy a May en varias ocasiones y aseguró que era «toda una profesional» y «una mujer excelente» antes de admitir que le pidió disculpas porque «no se incluyeron muchas cosas buenas que dije sobre ella» en las páginas que dieron la vuelta al mundo en pocas horas. Ambos mandatarios limaron asperezas, por tanto, después de que Trump torpedease esta cumbre bilateral asegurando que la propuesta británica para el Brexit «matará» la posibilidad del futuro acuerdo comercial con su país. Retractándose de esta postura, el mandatario estadounidense señalaba que lo que consiga el Ejecutivo de May en este sentido «le parecerá bien», y que lo importante es que los dos países «puedan comerciar sin cortapisas» tras la salida de Reino Unido de la UE el año que viene. Al ser preguntado sobre qué consejos dio a May y que esta habría rechazado, Trump señaló que solamente le trasladó sus sugerencias, que no quiso revelar. Unas sugerencias que «todavía puede llevar a cabo». Obligados a entenderse Los dos líderes dejaron claro que el desliz de Trump no ha puesto en peligro los fuertes lazos existentes y que, de hecho, la relación entre ambos países «nunca ha sido más fuerte». Para la primera ministra es casi obligatorio firmar un acuerdo beneficioso con Estados Unidos tras el Brexit para así no perder a su principal socio -descontando a la propia UE- una vez se encuentre fuera del club comunitario. Mientras May reiteraba en varias ocasiones que su país se irá de la Unión Europea y que será posible el acuerdo que pedía Trump, este admitía que el Brexit es una empresa «dificil» con el que su homóloga está «haciendo un trabajo fantástico». Tras agradecer a su anfitriona el trato que le ha dispensado en esta visita de trabajo, Trump reconocía también que las relaciones con la «premier» se han fortalecido durante su primera visita al Reino Unido como presidente. Sí se mantuvo en sus trece en lo referente al exministro de Exteriores, Boris Johnson, del que confirmó que «sería un buen primer ministro», para, a renglón seguido, volver a alagar a su homóloga asegurando que «estos días he podido comprobar lo fantástica que es y que la prefiero mucho más como amiga que como enemiga». Trump dejó hasta un comentario que nadie esperaba al afirmar que se había sentido avergonzado por haber dejado «de lado» a los asistentes a la cena de jueves celebrada en la casa donde nació Winston Churchill, ya que en esa ocasión su conversación se centró exclusivamente en la propia Theresa May. Contra la inmigración Durante el almuerzo de trabajo que ambos mantuvieron en la residencia campestre de Chequers antes de la rueda de prensa, varios asuntos estuvieron sobre la mesa además del Brexit y la relación entre ambos países. Trump y May hablaron de Irán, de Corea del Norte e, incluso, de Rusia y su presidente Valdimir Putin, con quien Trump se reunirá el lunes en Helsinki y con el que May mantiene abierta una crisis diplomática por el envenenamiento del exespía Sergei Skripal y de su hija en suelo británico. Además, ambos reiteraron su intención de reforzar aún más la cooperación en materia de defensa y en «controlar la inmigración para detener el terrorismo». Algo sobre lo que Donald Trump ha insistido de forma vehemente en varias ocasiones. El presidente cerró su segundo día en el Reino Unido acudiendo al castillo de Windsor para tomar el té con la reina Isabel II antes de partir hacia Escocia, donde pasará el fin de semana en uno de los campos de golf, el complejo Turnberry, que el presidente posee en esta región donde nació su madre.