Infortelecom

Noticias de donald trump

19-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump no se rinde en su discurso de despedida: «El movimiento que comenzamos acaba de empezar»
A menos de un día de tener que abandonar la presidencia, Donald Trump tiene un mensaje a la nación: no está acabado. En un discurso de despedida que acaba de difundir la Casa Blanca, el presidente número 45 de Estados Unidos afirma: «Mientras me preparo para entregar el poder a una nueva Administración el miércoles al mediodía, quiero que sepan que el movimiento que comenzamos solo acaba de empezar». El presidente Trump todavía no ha aclarado si se presentará a las elecciones presidenciales de 2024, aunque es una opción que sus colaboradores han hecho circular estas pasadas semanas. De momento, se retirará a Florida, donde reside ahora oficialmente. El Senado aún tiene pendiente el juicio político del «impeachment», que comenzará en días venideros. Antes de abandonar el cargo, el presidente ha vuelto a condenar el saqueo del Capitolio del 6 de enero, en el que murieron cinco personas. «Todos los estadounidenses están horrorizados por el asalto a nuestro Capitolio. La violencia política es un ataque a todo lo que valoramos. Nunca se puede tolerar», dijo en su vídeo. Momentos antes, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, le acusó de haber «provocado» aquella insurrección con sus denuncias de fraude. Eso sí, Trump quiere dejar claro que no guarda rencores, a pesar de sus inacabables denuncias de fraude, que no ha aceptado ni una sola corte de justicia. En su discurso, Trump dice: «Esta semana damos la bienvenida a una nueva Administración y rezamos por su éxito en mantener a EE.UU. seguro y próspero». Reivindica su legado En su último discurso, el presidente Trump reivindica el populismo con el que llegó, brazo en alto, a la Casa Blanca. «Logramos todo lo que nos propusimo s, y mucho más. Sobre todo, hemos reafirmado la idea sagrada de que en EE.UU. el gobierno responde al pueblo. Restauramos la idea de que en EE.UU. nadie cae en el olvido, porque todos importan y todos tienen voz. Asumí las batallas más difíciles, peleé muy duro, tomé las decisiones más complicadas, porque para eso me eligieron». Después, el presidente hace repaso de lo que considera sus mayores logros. «Nuestra agenda no era de derechas o izquierdas, de republicanos o demócratas, sino de trabajar por el bien de una nación, y eso quiere decir toda la nación», dice. En política exterior, Trump se enorgullece especialmente de plantarle cara a China por sus abusos comerciales. Según dice: «Restauramos la fuerza estadounidense en casa y nuestro liderazgo en el extranjero. Construimos la mayor economía de la historia del mundo. Revitalizamos nuestras alianzas y unimos a las naciones del mundo para enfrentarse a China como nunca antes». También se presenta Trump como un pacifista. «Como resultado de nuestra diplomacia audaz y realista, logramos una serie de acuerdos de paz históricos en Oriente Próximo. Es el amanecer de un nuevo Oriente Próximo y estamos devolviendo por ello a nuestros soldados a casa. Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha iniciado nuevas guerras». Trump se irá de la Casa Blanca al amanecer del miércoles, sin darle el relevo personalmente a su sucesor en el cargo.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
El líder republicano del Capitolio acusa a Trump de «provocar» la insurrección
El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha culpado abiertamente a Donald Trump de «provocar» a la turba que el 6 de enero saqueó el Capitolio y provocó cinco muertos, en una señal de ruptura total a apenas unas horas de que el presidente abandone el cargo, y cuando aún se enfrenta al juicio político del «impeachment». En una intervención este martes en el pleno del Senado, que está considerando a los candidatos a ministros de Joe Biden, McConnell señaló que «la turba fue alimentada con mentiras». «Fueron provocados por el presidente y otras personas con poder, y trataron de usar el miedo y la violencia para impedir un trámite específico del poder legislativo del gobierno federal al que se oponían», añadió. McConnell fue inusualmente duro con Trump y dijo que, a pesar de sus acciones, los senadores se mantuvieron «unidos y decidimos que una turba enfurecida no tendría poder de veto sobre el estado de derecho en nuestra nación». Los asaltantes intentaron impedir que el Capitolio validara la victoria de Biden en las elecciones. Es más, el líder republicano alabó al demócrata Biden por disponerse a asumir el cargo «sin hacer llamamientos a un cambio ideológico radical» y recordó que es un «candidato presidencial que dijo que nos representaría a todos». Horas en el cargo A McConnell le quedan horas como líder de la mayoría del Senado. Tras la jura de Biden, este miércoles, toman posesión de sus escaños tres senadores demócratas. Los dos que ganaron la segunda vuelta de Georgia, Rafael Warnock y Jon Ossoff, y el sustituto de Kamala Harris, que de senadora de California pasa a ser vicepresidenta. Su sustituto será un hispano, Alex Padilla. Harris renunció al escaño el lunes. A partir de entonces los republicanos tendrán 50 escaños, y los demócratas otros 50. El voto de desempate le corresponderá a la vicepresidenta Harris, que desde ese cargo ejerce también de presidenta del Senado. Repudió los hechos El 6 de enero, el republicano McConnell ya repudió los intentos de Trump de invalidar la victoria de Biden, en un discurso en el pleno, minutos antes de que ese mismo hemiciclo fuera asaltado a la fuerza. «Debemos respetar los límites de nuestro propio poder. No podemos quitarles derechos a los ciudadanos. No podemos imponernos y anular las decisiones de las cortes y de los estados en base a unos argumentos tan pobres, tan escasos», dijo McConnell en un discurso recibido por un silencio sepulcral. «Si anulamos estas elecciones por las alegaciones de la parte perdedora, nuestra democracia entraría en un ciclo mortal. Sería imposible que esta nación aceptara de nuevo unos resultados electorales», añadió. Después de aquellos hechos, McConnell se ha apartado mientras los demócratas han avanzado el «impeachment» de Trump en la Cámara de Representantes. Después de su recusación en la Cámara, el Senado debe juzgarle, para decidir sobre su inhabilitación (ya no podrá ser expulsado porque abandona el cargo este miércoles). McConnell ha pedido a cada senador que vote de acuerdo con su conciencia. Para inhabilitar a Trump se necesitarían 67 votos de los 100 que hay en el Senado, es decir, 16 republicanos deberían unirse a los demócratas.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
El gobierno de Trump, en su último día, acusa a China de «genocidio» y aprueba más sanciones a Caracas
En el último día de Donald Trump en la Casa Blanca antes de que Joe Biden asuma el poder este miércoles, Estados Unidos endureció el tono de sus acusaciones a China por el trato a los uigures y aprobó nuevas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, aseguró que Pekín ha cometido «genocidio y crímenes contra la humanidad» en su represión de los musulmanes uigures en la región de Xinjiang, recoge Reuters. Este caso supone una última vuelta de tuerca a las complicadas relaciones que ha mantenido la Administración Trump con el régimen chino. Funcionarios de EE.UU. que informaron a los periodistas sobre este paso indicaron que «una exhaustiva documentación» de las políticas chinas, prácticas y abusos en Xinjiang revisadas por Pompeo le han llevado a tomar la determinación de que ese tipo de actos se habían comentido desde al menos marzo de 2017. «Tras un examen cuidadoso de los hechos disponibles, he determinado que la RPC (República Popular China) bajo la dirección y control del PCC (Partido Comunista Chino), ha cometido genocidio contra los mayoritariamente musulmanes uigures y otras grupos de minorías religiosas y étnicas en Xinjiang», señaló Pompeo en un comunicado. «Creo que este genocidi está en curso, y que estamos asistiendo al intento sistemático de destruir a los uigures por prte del partido-estado chino», añadió. La red de Alex Saab El Gobierno de Trump golpeó así mismo este martes con sanciones a miembros de una red supuestamente liderada por el empresario colombiano Alex Saab y cuyo objetivo era comercializar crudo venezolano evadiendo las penalizaciones que Washington impuso a la petrolera estatal Pdvsa en 2019. La Administración estadounidense, que sancionó por primera vez a esa red en junio de 2020, decidió este martes (a un día de que Trump abandone la Casa Blanca) actualizar sus sanciones e impuso restricciones económicas a tres individuos, 14 entidades y 6 barcos, indicó el Departamento del Tesoro en un comunicado, informa Efe. Según Washington, esta red criminal estaba dirigida por el vicepresidente económico de Venezuela, Tareck El Aissami, y el empresario colombiano Alex Saab, supuesto testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro y que se encuentra preso en Cabo Verde a la espera de ser extraditado a EE.UU., acusado de blanqueo de dinero. «Aquellos que facilitan los intentos del régimen ilegítimo de Maduro de eludir las sanciones de EE.UU. contribuyen a la corrupción que consume Venezuela», afirmó en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
Biden mantendrá las restricciones de viaje a EE.UU. desde Europa y Brasil
El equipo del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, rechazó el plan de Trump de levantar las restricciones por el coronavirus de los vuelos internacionales. A través de un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, la portavoz de Biden, Jen Psaki, informó que «no existe la intención» de levantar las restricciones impuestas por la crisis de la pandemia a la llegada de vuelos procedentes de Europa y Brasil, pese a que Donald Trump, anunciara horas antes el fin de esta medida a partir del 26 de enero. «Con el empeoramiento de la pandemia y el surgimiento de variantes más contagiosas en todo el mundo, este no es el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales», dijo Psaki. En una declaración difundida por la Casa Blanca, Trump había anunciado que su decisión viene motivada después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) acordaran hace una semana que sería suficiente con que los pasajeros internacionales presentaran una prueba negativa de coronavirus a su entrada al país. «La Secretaría de Salud ha explicado que esta acción ayudará a evitar que los pasajeros aéreos del espacio Schengen, Reino Unido, Irlanda y Brasil propaguen el virus en Estados Unidos», asegura el texto. No obstante, desde la futura Administración demócrata han recalcado que «no hay intención de levantar estas restricciones para el 26 de enero» y es más, añadió Psaki, «se planea fortalecer las medidas de salud pública en torno a los viajes internacionales». Una de las primeras medidas que adoptó el todavía presidente Trump tras el estallido de la pandemia fue cancelar la llegada de vuelos internacionales, en un primer momento desde China, país al que ha culpado en numerosas ocasiones de la crisis sanitaria global. Después de China, y también en marzo, fueron los países europeos e Irán los siguientes en sufrir las restricciones. Los viajes desde Brasil se restringieron por primera vez en mayo, después de que el país sudamericano comenzara a registrar cifras que le han situado a día de hoy como el segundo con mayor número de fallecidos y el tercero en casos acumulados.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
Rifirrafe entre Biden y Trump por la reapertura de frontera con Europa
Ya ha habido un conflicto entre administraciones de Estados Unidos en la semana de traspaso de poderes. Y a cuenta de las restricciones de entrada desde países afectados por la pandemia, entre ellos España. Al final, la frontera quedará cerrada para aquellos que no tengan la residencia permanente o la ciudadanía estadounidense. Donald Trump intentó anular el lunes las prohibiciones de entrada impuestas debido al coronavirus a quienes vuelen de la mayoría de países Europeos, incluida España, y de Brasil. Las fronteras, dijo la Casa Blanca a la agencia Reuters, podrían volver a abrir el 26 de enero. Ese día, sin embargo, Joe Biden ya será presidente, y su portavoz ha dicho que de reabrir fronteras nada, lo contrario, se van a reforzar aun más. Después de que Reuters filtrara esos planes, la que será portavoz de Biden en la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en la red social Twitter que este no es el momento de levantar restricciones de vuelo, sobre todo dados los índices de contagios y fallecimientos en EE.UU. «La Administración no tiene intención de levantar esas restricciones el 26 de enero» dijo Psaki. «De hecho lo que vamos a hacer es reforzar medidas de seguridad sobre viaje internacional», añadió. La Administración impuso en marzo esas restricciones, añadidas a las de China e Irán, para prevenir contagios. Aun así, EE.UU. se convirtió pronto en el país con más contagios y más muertes, 24 millones y 400.000 respectivamente a fecha de hoy. Esta decisión de Trump llega apenas días después de que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ordenara que todos los viajeros aéreos que lleguen a puerto estadounidense presenten una prueba de coronavirus negativa hecha 72 horas antes de que el vuelo despegue o certificando que ya han superado el coronavirus y tienen anticuerpos. Estas pruebas ya las solicita España a quienes lleguen desde EE.UU. Desde finales de marzo, tienen prohibida la entrada a EE.UU. los ciudadanos extranjeros que hayan estado en los pasados 14 días en China, Irán, Reino Unido e Irlanda del Norte y los países del espacio Schengen. Los países europeos afectadas son Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano.
19-01-2021 | Fuente: abc.es
Las siete claves de la investidura de Biden
La investidura del presidente de Estados Unidos es tradicionalmente una ceremonia cargada de simbolismo. La Constitución da algunas pinceladas de un acto regido también por los usos y costumbres y que, en esta ocasión, estará marcado por la ausencia del presidente saliente, Donald Trump, el refuerzo de la seguridad y las medidas sanitarias derivadas de la pandemia de COVID-19. Los protagonistas El 20 de enero, Joe Biden se convertirá en el presidente número 46 de Estados Unidos. Lo hará flanqueado por su esposa, Jill Biden, y ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y poco después de que preste juramento su vicepresidenta, Kamala Harris, que será la primera mujer en ocupar el segundo puesto de mayor rango político en el país norteamericano. Harris, por su parte, jurará su cargo ante Sonia Sotomayor, primera jueza hispana del Supremo. La fecha George Washington tomó posesión del cargo el 30 de abril de 1789 y, hasta 1933, los mandatos presidenciales arrancaron los días 4 de marzo. La Vigésima Enmienda de la Constitución, aprobada en 1933, adelantó al 20 de enero la ceremonia, en un intento por reducir el periodo de 'impasse' desde las elecciones. Así, los mandatos del presidente y del vicepresidente expiran a mediodía del 20 de enero, por lo que es entonces cuando deben celebrarse las ceremonias. Tan solo se contemplan excepciones al acto público cuando la fecha cae en domingo, que se pasa al día 21. El lugar Washington y, más concretamente, el Capitolio, ha sido el escenario recurrente para las tomas de posesión de los presidentes de Estados Unidos -más de 50 investiduras han tenido lugar ante la sede del principal órgano legislativo-. La pandemia ha marcado en esta ocasión los preparativos, pero la ausencia de reglas estrictas sobre la ceremonia permite que se puedan adaptar a las circunstancias. Ronald Reagan, por ejemplo, tuvo que comenzar uno de sus dos mandatos bajo techo por las inclemencias meteorológicas. Los invitados La Comisión Conjunta del Congreso sobre Ceremonias de Investidura es la responsable de coordinar los actos del 20 de enero, también la cifra de asistentes. Tradicionalmente, los organizadores reparten unas 200.000 invitaciones, pero en esta ocasión los congresistas solo podrán acudir con un invitado y no habrá público. Trump no estará en esta reducida lista, aunque por decisión propia. Dos días después de que un grupo de seguidores asaltase el Capitolio, confirmó que no acudiría, algo que sí hará sin embargo su vicepresidente, Mike Pence, como gesto de respeto a Biden. Trump es el cuarto presidente en la historia --después de John Adams, John Quincy Adams y Andrew Johnson-- que no acude a la investidura de su sucesor y, para encontrar la última ausencia de este calibre, hay que remontarse más de 150 años atrás. La seguridad del Capitolio El asalto al Capitolio, durante la sesión conjunta del Congreso para certificar los votos de las últimas elecciones, ha puesto el foco en la seguridad de la ceremonia de investidura de Biden, catalogada como un Evento Nacional de Seguridad Especial (NNSE, por sus siglas en inglés). Varias agencias se han movilizado para establecer un perímetro de seguridad y más de 20.000 miembros de la Guardia Nacional velarán por el correcto desarrollo de la ceremonia. Como recuerda la comisión organizadora, «la gran tradición estadounidense de una ceremonia de investidura ha ocurrido en tiempos de paz y en tiempos de agitación», por lo que no debería ser diferente en este caso. La agenda del día Lady Gaga cantará el himno nacional durante la ceremonia, en la que también se ha previsto una actuación de Jennifer López. Ambas artistas recogen así el testigo de Aretha Franklin, que actuó en la primera toma de posesión de Barack Obama, y de Benyoncé, que lo hizo en la segunda. Foo Fighters, John Legend y Bruce Springsteen ofrecerán actuaciones a distancia. Más tarde, el actor Tom Hanks presentará un especial de televisión que, bajo el título de «Celebración en Estados Unidos», ofrecerá actuaciones de otros artistas como Justin Timberlake, Jon Bon Jovi, Demi Lovato y Ant Clemons; y mensaje de apoyo en horario de máxima audiencia. Será transmitido por la mayoría de grandes cadenas del país. Mudanza a la Casa Blanca Biden nació en Pensilvania, aunque ha pasado la mayor parte de su vida en Delaware, donde tiene su residencia. Su victoria presidencial, sin embargo, implica también su mudanza a la Casa Blanca, un edificio que George Washington ordenó construir en el siglo XIX y en el que han vivido todos los presidentes desde John Adams, en 1800. El inmueble, bautizado con su actual nombre por Theodore Roosevelt en 1901, cuenta con 132 habitaciones, 35 baños y seis pisos, si bien el grueso del trabajo político se desarrolla en el Ala Oeste, donde está el Despacho Oval y la conocida como Sala de Situaciones.
18-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump se va con más de cien indultos y un museo para preservar la memoria histórica
A Donald Trump le quedan horas en la Casa Blanca y está acelerando para dejar atado todo aquello que el cargo y la ley le permiten. En sus últimas horas en ejercicio, el presidente número 45 de Estados Unidos está emitiendo una serie de decretos que abarcan desde la construcción de un nuevo museo para la preservación de la memoria histórica hasta una serie de indultos que algunas fuentes estiman en más de un centenar. Una de las últimas decisiones de Trump ha sido cumplir la promesa hecha el 4 de julio del año pasado, cuando fue al monte Rushmore, y ante las gigantescas esculturas de George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Teddy Roosevelt, prometió un museo de esculturas.. Ver Más
18-01-2021 | Fuente: abc.es
De Gálvez, Fray Junípero y Colón, en el museo que manda construir Trump a la memoria histórica
El presidente Donald Trump ha emitido en sus últimas horas en el cargo un decreto según el cual inicia un centro para la preservación de la memoria histórica, un museo bajo el nombre de Jardín Nacional de los Héroes Americanos con más de 250 estatuas entre las que se encontrarán las de los españoles Bernardo de Gálvez y Fray Junípero Serra, además de Cristóbal Colón, entre muchos otros. Este jardín, un monumento nacional a todos los efectos, es una de las promesas de Trump en el cargo, hecha justo durante la protesta racial y los ataques a estatuas que representan no sólo a la Confederación esclavista en la Guerra Civil sino también el pasado colonial que forjó a Estados Unidos.. Ver Más
18-01-2021 | Fuente: abc.es
Salida en helicóptero y honores militares para despedir a Trump
Donald Trump abandonará la Casa Blanca en la mañana del miércoles en un helicóptero, ante un reducido grupo de simpatizantes y empleados de su Administración, y se desplazará hasta la base aérea de Andrews, en el estado de Maryland y a 25 kilómetros, donde será despedido con los honores reservados a una visita de Estado. Allí, a las ocho de la mañana, habrá alfombra roja, banderas, marcha militar y, según quiere el presidente, 21 salvas de artillería, vieja señal de tributo en grandes acontecimientos. La Casa Blanca ya ha circulado una invitación a asesores y amigos de los Trump, que deben llegar a la base militar de Andrews a las 07.15 de la mañana. A las 11.00, una hora antes de.. Ver Más
18-01-2021 | Fuente: abc.es
Investigan a una asaltante del Capitolio por robar el portátil de Pelosi para venderlo a la inteligencia rusa
Las fuerzas del orden de Estados Unidos están investigando a una mujer que se llevó un portátil o un disco duro del despacho de la presidenta de la Cámara de los Comunes, Nancy Pelosi, durante el asalto del 6 de enero, con el objetivo de venderlo a la inteligencia rusa, según el expediente judicial. Un agente del FBI expuso los detalles en una declaración jurada que se publicó el domingo por la noche, donde se describía la causa abierta contra Riley June Williams, una mujer de Pensilvania acusada de haber participado en el asalto al Capitolio, dirigiéndose directamente al despacho de Pelosi para llevarse objetos. El robo de dispositivos electrónicos de los despachos de los congresistas ha sido una preocupación constante después del asalto de los partidarios del presidente, Donald Trump. El fiscal general interino, Michael Sherwin, dijo que después del ataque algunos de los ladrones podrían haber puesto en peligro lo que él describió como «valores de seguridad nacional». Según la declaración jurada, el FBI recibió un aviso de alguien que afirmaba ser expareja de Williams. El aviso señalaba que Williams «tenía la intención de enviar el dispositivo a un amigo en Rusia, que luego pretendía venderlo a al SV, el serivicio exterior de inteligencia ruso». Como explica el documento, «la entrega del ordenador a Rusia acabó fallando por razones desconocidas y Williams sigue teniendo el ordenador o lo destruyó». La investigación sigue abierta.