Infortelecom

Noticias de disturbios

24-08-2019 | Fuente: abc.es
Tensión entre la Policía y los radicales que intentan cortar las carreteras ante la cumbre del G-7
Al otro lado de la frontera, en territorio vascofrancés, la jornada de ayer transcurrió bajo una neblina de calma tensa. A falta de apenas horas para que dé comienzo la cumbre del G-7 de Biarritz se produjeron algunos enfrentamientos entre la Policía y radicales. Ejemplo de ello son los sucesos que tuvieron lugar por la tarde en la zona de Urruña, donde más de un centenar de manifestantes reunidos de forma improvisada trataron de cortar la autopista. Armados con material antidisturbios, los policías identificaron y retuvieron a varios individuos que participaban en la marcha, que tuvo lugar en la carretera de La Corniche. Las primeras informaciones apuntan a que hubo al menos siete detenidos. Durante la manifestación se realizaron cargas y también lanzamientos de bengalas y se generaron importantes problemas de circulación hacia Hendaya. La «contracumbre» abertzale vivirá este sábado su momento álgido cuando a las 11 de la mañana se celebre una manifestación que pretende atravesar el puente que une Hendaya con Irún. Llama la atención que, en la programación de los abertzales, indican la hora de inicio de la manifestación pero no dicen nada de la hora de conclusión. Por el momento, los elementos más peligrosos de los «black block», los anarquistas de países como Alemania, Italia o Grecia, o los «chalecos amarillos» franceses no se han dejado ver ni se han acercado a la «contracumbre» abertzale. En Biarritz, la situación es excepcional: la presencia policial es constante, y muchas zonas están cortadas a todo aquel que no tenga los correspondientes permisos. Incluso algunas playas. Por el momento, sin embargo, no se han producido incidentes. En las próximas horas llegarán a la localidad vascofrancesa los líderes de las principales potencias económicas del mundo. Entre ellos, Donald Trump, que finalmente viajará en el Air Force One hasta Burdeos, desde donde se trasladará en helicóptero hasta Biarritz. Reunión de Sánchez con Boris Johnson Pedro Sánchez participará este domingo en la cena de líderes invitados junto a su esposa por Emmanuel Macron y aprovechará su presencia para reunirse con el nuevo «premier» británico, Boris Johnson, con quien hablará sobre el Brexit, así como con el presidente del Banco Mundial, David Malpass. No figuran más encuentros en su agenda. Fuentes de Moncloa destacaron la invitación «personal» a Sánchez como un «reconocimiento a la participación activa y creciente influencia de España y del presidente en los grandes debates globales». Sin embargo, no es el único invitado. También figuran dignatarios de Australia, Chile, India, Sudáfrica y otros países africanos como Egipto, Senegal, Ruanda y Burkina Faso.Según Moncloa, durante la cena Sánchez podrá intercambiar impresiones con los principales líderes sobre el combate contra las desigualdades, igualdad de género, cambio climático y biodiversidad, transformación digital, cooperación con África y asuntos de política exterior y seguridad. Al margen del ámbito político, la cumbre del G-7 sigue generando problemas en las carreteras. Ya ha entrado en vigor la prohibición para los camiones de circular tanto en Francia como en Guipúzcoa y en Navarra en sentido norte. Además, este mismo viernes ya se dieron importantes retenciones en las carreteras que conducían a la frontera de Irún. Tanto las carreteras principales como la A-1 que va hasta la misma frontera como otras carreteras menos principales, como la N-622 que se desvía de la A-1 para llegar también a la frontera, sufrieron ayer retenciones de varios kilómetros. Eso sí, la Dirección General de Tráfico, la Ertzaintza y la Policía Foral mantuvieron el dispositivo preparado y no descartan, incluso, el cierre de la frontera si los problemas se agudizan.
23-08-2019 | Fuente: abc.es
Cadena humana en Hong Kong para reclamar democracia al régimen chino
Los hongkoneses tienen una merecida fama de buenos organizadores, que se está demostrando incluso en el caos de las protestas que tienen revolucionada a la ciudad desde hace dos meses y medio. De lunes a viernes trabajan con su dedicación habitual y el fin de semana se echan a las calles. Mientras los mayores se manifiestan en masa pacíficamente durante el día, los jóvenes se baten por la noche con la Policía a modo de «guerrilla urbana». En ambos casos, lo que más destaca es su perfecta sincronización, como se ha vuelto a ver este viernes en la cadena humana que ha atravesado la isla de Hong Kong y parte de Kowloon hasta los Nuevos Territorios. En total, el objetivo era alcanzar una distancia de unos 33 kilómetros siguiendo el recorrido de tres líneas de metro, para lo que hacían falta unas 44.000 personas según los organizadores. Con las manos unidas en alto y sosteniendo sus móviles con las linternas encendidas, decenas de miles de personas han formado esta impresionante cadena humana que abre un nuevo fin de semana de protestas, el duodécimo ya, contra el autoritarismo del régimen chino. De este a oeste de la isla, y de sur a norte de la península contigua, las luces llegaron incluso a la Roca del León, donde un grupo de senderistas formó su propia cadena en la montaña sobre los rascacielos. Organizada durante esta semana a través de internet, esta nueva movilización se ha inspirado en la cadena humana con casi dos millones de personas que, hace justo 30 años, recorrió las repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania para pedir la independencia a la Unión Soviética. En este caso, lo que reclaman los hongkoneses a China no es eso, sino democracia, pero la propaganda oficial informa sobre las protestas como si fueran una revolución independentista para exaltar el nacionalismo y aglutinar a la sociedad en torno al Partido Comunista. «Nosotros no queremos la independencia, sino unas elecciones más justas y tener pleno sufragio universal. Lo que queremos es que el mundo sepa más sobre Hong Kong porque nos enfrentamos a China y necesitamos el apoyo de otros países, ya que estamos luchando por nuestra libertad y para proteger nuestros valores», explicaba a ABC Kay, un contable de 36 años a la puertas del centro comercial Pacific Plaza. Para ello, los manifestantes llevaban carteles con las banderas de diversos países, desde Estados Unidos hasta Corea del Sur pasando por Alemania, Francia y las repúblicas bálticas, pidiendo ayuda en sus respectivos idiomas. «Necesitamos el respaldo de otros países para que el Gobierno de Hong Kong escuche nuestras demandas», contaba Karena, una estudiante de 20 años de Trabajo Social. Entre ellas, figuran la retirada de la ley de extradición a China que ha hecho estallar este verano de agitación social, que ha sido suspendida pero no cancelada, la investigación del uso de la fuerza policial en las protestas, la amnistía para los acusados de ?disturbios? y la reactivación del proceso democrático. «¡Tiempo para la libertad!» «Time for freedom! Time for Hong Kong!» («¡Tiempo para la libertad! ¡Tiempo para Hong Kong!», gritaba la multitud a lo largo de la cadena mientras los pasajeros de los tranvías y autobuses se unían a ellos encendiendo las linternas de sus móviles. Con cantos y proclamas democráticas, el ambiente fue festivo y familiar, pero en algunos puntos hubo trifulcas con viandantes contrarios a las protestas que casi llegan a las manos, como presenció este enviado especial en el distrito de Wan Chai. «Espero que las protestas de este fin de semana sean pacíficas y la Policía no dispare más gases lacrimógenos», confiaba Kay, el contable, tras la tregua que se vive desde el pasado fin de semana. Aunque sigue habiendo incidentes por las ocupaciones de algunas estaciones de metro, al menos no se han repetido los violentos choques con los antidisturbios de las últimas semanas. Para recobrar la paz, la multitud entonaba como despedida el salmo «Canta Aleluya al Señor», himno de las protestas junto al tema de «Los Miserables», bajo los rascacielos con neones del Distrito Central. Mientras Pekín endurece su presión sobre las grandes empresas de Hong Kong y purga a las aerolíneas locales para despedir a quienes apoyan las protestas, la ciudad se prepara para un nuevo fin de semana de movilizaciones. Con la perfecta organización de los hongkoneses, estos dos próximos días se comprobará si sigue la tregua o vuelve la violencia.
23-08-2019 | Fuente: abc.es
El día en que París se salvó de la destrucción total
Tal día como hoy, hace 75 años, un general nazi evitó la destrucción total de París. Hablamos de una ciudad ocupada todavía por los nazis, pero los alemanes estaban ya sometidos a una gran presión por parte de los partisanos y las fuerzas aliadas, que avanzaban sin mayores obstáculos. El 10 de agosto había comenzado una huelga general, había disturbios en las calles, desabastecimiento? Al mando de este caos estaba Dietrich von Choltitz, gobernador militar alemán de la capital francesa en julio y agosto de 1944 y con una orden expresa del mismísimo Hitler: dinamitar todos los monumentos de París en caso de que las tropas germanas no pudiesen conservar la ciudad durante la etapa final de la guerra. «Paris no debe caer en manos del enemigo, salvo siendo un montón de escombros», habían sido las palabras del Führer. Von Choltitz no era el único que conocía aquella orden y su personal había dispuesto todo lo necesario para cumplirla desde hacía semanas. Aquel 23 de agosto de 1944, la guarnición de París estaba compuesta por uno s 16. 000 hombres de la 325.ª División de Seguridad, dotados de más de un centenar de carros de combate (que apenas podían utilizar, porque la mayoría de aquellos hombres pertenecía a servicios administrativos o auxiliares como sanidad, intendencia, espionaje, o propaganda. La mayor parte de los Tiger VI disponibles contaba con escasa munición, no habría sido posible siquiera sostener un combate y los alemanes se preparaban para la rendición. El alto mando aliado, liderado por el general Eisenhower no tenía en realidad intención de atacar París y arriesgarse a un Stalingrado en suelo francés, sino que tenía previsto sobrepasar la ciudad por el norte y el sur convergiendo en Reims, pero eso von Choltitz no lo sabía y, ante la inminente pérdida de París, comienza a cumplir las órdenes de Hitler. Sus artificieros colocaron explosivos a lo largo del 23 de agosto en el Louvre, el Quai D'orsay, el jardín de las Tullerías, el edificio de la Opera, la catedral de Notre Dame, la Torre Eiffel, 45 puentes sobre el Sena.. Todo estaba calculado para que antes de que las tropas aliadas entraran triunfantes en la capital, cosa que ocurriría en la madrugada del 25 de agosto, la dinamita hiciera su trabajo. Es en este momento cuando juega un crucial papel el cónsul general sueco y nativo de París, Raoul Nordling, que sortea los controles y las calles en llamas para mediar a favor de siglos de historia de la Humanidad. Nordling consigue llegar hasta el gobernador y trata de hacerle razonar. «Destruir París sería un crimen que la historia nunca perdonaría». Von Choltitz le explicó que, en caso de insubordinación, su esposa y sus tres hijos serían ejecutados y entre ellos tuvo lugar una conversación en la que estuvo en juego un patrimonio de la Humanidad cuya pérdida habría sido irreparable. «¿Cuánta vergüenza está usted dispuesto a imponer a su familia a cambio de que sigan vivos?», preguntó el cónsul. Los artificieros siguieron esperando la orden de encender las mechas, pero von Choltitz rindió París a las 2:45 del 25 de agosto sin haberla emitido. En la calle, lo parisinos escupieron en la cara del general arrestado por por los españoles de la Segunda División Blindada francesa mientras, después de 1.531 días de ocupación alemana, las campanas de Notre-Dame volvían a sonar por primera vez. No pocos historiadores se han preguntado por la motivación de von Choltitz. Durante décadas, no hubo dudas de que fue fiel a Hitler hasta el final y mantuvo la represión con fusilamientos y arrestos contra franceses civiles hasta horas antes de la rendición. La ciudad liberada juzgó que había tomado la decisión en el último minuto y solo porque podría ayudarle a salvar el pellejo. Choltitz, sin embargo, alegó en sus memorias que rechazó la orden de destruir París porque habría sido «un acto malvado y vergonzoso contra una ciudad que es cuna de cultura» y porque, tras reunirse semanas antes con Hitler en la Wolfsschanze, se se había convencido que el líder nazi «había perdido la razón». El historiador militar Sönke Neitzel, profesor de la Universidad de Potsdam, considera que no hubo precisamente filantropía en la decisión de salvar París. «Choltitz carecía de oportunidades para resistir. La ciudad estaba en crisis, a las puertas estaban los aliados. Eligió lo único sensato, incluso para salvar su propia piel y no ser acusado como un criminal de guerra», dice. Pero la figura de general fiel a Hitler tampoco se sostiene. Durante su detención en Trent Park, en el norte de Londres, un campo de prisioneros para oficiales alemanes de alta graduación en el que la mayor parte de las conversaciones entre los prisioneros eran grabadas sin que ellos lo supieran, resultó evidente que formaba parte de la élite del ejército alemán que estuvo de acuerdo con el atentado fallido contra Hitler del 20 de julio de 1944, liderado por Claus von Stauffenberg, y que estaba al tanto ?hasta el más mínimo detalle, lo que sitúa a este personaje en una ambigüedad de lealtades muy propia, por otra parte, de la etapa final de un conflicto de semejantes dimensiones. Dietrich von Choltitz falleció en noviembre de 1966, debido a un enfisema pulmonar, en el hospital de la ciudad alemana de Baden-Baden. En su entierro, presentaron sus respetos varios oficiales franceses de alta graduación. Hasta el último de sus días, resonó en su cabeza la pregunta que le hizo Hitler por teléfono en la madrugada del 25 de agosto, apenas fue informado de la rendición: «¿Arde París?».
21-08-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. niega el visado a la novia de Boris Johnson
Estados Unidos ha negado la visa de turista a la novia del primer ministro británico, Boris Johnson. Carrie Symonds se disponía a viajar al país norteamericano por trabajo en los próximos días, pero su reciente viaje a Somalia fue el motivo para que le denegaran la entrada. Symonds, de 31 años, trabaja como asesora de Oceana, un grupo ambientalista con sede en Estados Unidos que trabaja para proteger los océanos del mundo. Ha trascendido a los medios que su intento de obtener una entrada al país podría haber sido frustrado por su historial de viajes. La novia del «premier» visitó recientemente Somalia, una nación que no tiene relaciones diplomáticas con los Estados Unidos. En su visita de cinco días realizada el año pasado, se reunió con el autoproclamado presidente del país, Muse Bihi Abdi, para discutir los problemas de las mujeres y la contaminación del mar. «La señora Symonds tenía que haber declarado dicha visita mientras completaba el formulario digital de autorización de viaje (ESTA) para entrar a EE.UU.», señalan los informes. El proceso de evaluación en línea permite a los visitantes ingresar a los EE. UU. hasta por 90 días sin obtener una visa formal, siempre que no representen un riesgo de seguridad. Pero declarar una visita a Somalia es probable que elimine automáticamente dicha exención de visa debido a los disturbios políticos en la región. La única opción restante para Symonds es visitar la Embajada de Estados Unidos para solicitar una visa formal de viaje.
20-08-2019 | Fuente: abc.es
Twitter y Facebook borran mil cuentas falsas de la propaganda china contra las protestas de Hong Kong
En estos tiempos acelerados de adicción al móvil, las batallas ideológicas no se libran con argumentos, sino con retuiteos y pulgares alzados en las redes sociales, sin importar que lo dicho sea cierto o no. Al ser Hong Kong uno de los lugares del mundo más «enganchado» a estas nuevas tecnologías, las protestas democráticas que empezaron hace dos meses contra la ley de extradición a China tampoco han escapado a este «debate» en internet, por llamarlo de alguna manera. Una discusión en la que escasea el diálogo y abundan las ya ineludibles «fake news», como suele ser habitual en el gallinero de las redes sociales. Para poner coto a esta desinformación, Twitter ha anulado 936 cuentas abiertas dentro de China al sospechar que operaban para la propaganda del régimen. «Estas cuentas estaban deliberada y específicamente tratando de sembrar las desavenencias políticas en Hong Kong, incluyendo socavar la legitimitad y las posiciones políticas del movimiento de protesta sobre el terreno», anunció la red social este lunes. A tenor de sus «intensivas investigaciones», Twitter tiene «pruebas fiables para apoyar que se trata de una operación coordinada por el Estado». Aunque muchas de esas cuentas habían sido creadas con una VPN, una conexión a un servidor de internet en el extranjero que permite sortear la censura china, otras operaban directamente con una dirección IP no bloqueada, lo que hace pensar que las autoridades están detrás de ellas. Este millar de cuentas forma parte de una campaña mucho más extensa, ya que Twitter también ha suspendido otras 200.000 cuentas antes de que entraran en servicio. Aunque las redes sociales occidentales, como Twitter, Facebook, Youtube e Instagram, están bloquedas en China, los medios oficiales las usan ampliamente tanto en mandarín como en otros idiomas para difundir la postura del Partido Comunista. Controlada por la propaganda, la Prensa oficial está «vendiendo» las protestas democráticas de Hong Kong como una «revolución» por la independencia, que no es, y cargando las tintas en la violencia de los enfrentamientos con la Policía y en el impacto en la economía. Pero no en los motivos, la suspendida ley de extradición a China y los temores a perder libertades bajo un régimen autoritario, ni en la multitudinaria asistencia a las manifestaciones pacíficas. Esa es la visión que, tras pasar por el filtro de la censura, ofrecen las redes sociales chinas, como Weibo y WeChat, donde las opiniones contrarias son rápidamente borradas o ni siquiera se pueden colgar. Pero, para contrarrestar la opinión en el extranjero, parece que Pekín ha lanzado esta masiva campaña de desinformación en las redes occidentales. Con un alarde de «neolengua» que sorprendería al propio Orwell, la propaganda china incluso ha adaptado el famoso poema contra el nazismo «Primero vinieron?» para criticar a los manifestantes de Hong Kong. Todo un «doble pensamiento» para un régimen que hace exactamente lo que denunciaba el pastor luterano Martin Niemöller en la Alemania de Hitler: perseguir a los disidentes y censurar la libertad de información. «Comportamientos manipuladores y encubiertos no tienen lugar porque violan los principios fundamentales sobre los que se ha construido nuestra compañía», denuncia Twitter, que se compromete a «entender y combatir cómo actores de mala fe usan nuestros servicios». Además, la red social dejará de aceptar anuncios pagados de los medios oficiles chinos para lograr más difusión. Según el periódico «South China Morning Post», 326 de las cuentas borradas tenían más de 10.000 seguidores y algunas casi 300.000, pero la mayoría no llegaban al centenar. De igual modo, Facebook ha borrado siete páginas, tres grupos y cinco cuentas por su «comportamiento coordinado y no auténtico como parte de una pequeña red originada en China y enfocada en Hong Kong». En esas páginas, que tenían 15.500 seguidores, se llamaba a los manifestantes «cucarachas», lo mismo que decían los hutu de los tutsi en el genocidio de Ruanda, y se les acusaba de haber dejado ciega a una joven, que al parecer fue alcanzada por una pelota de goma disparada a corta distancia por la Policía. Desde que fueron acusadas de servir para la difusión de propaganda y desinformación rusa en las elecciones de Estados Unidos de 2016, en ocasiones mediante pago de anuncios, Facebook y Twitter están bajo escrutinio por dar voz en ocasiones a evidentes «noticias falsas» de regímenes no democráticos. Aunque Facebook no prohibirá los anuncios pagados de medios estatales, promete más transparencia y control. El Gobierno pide diálogo Dos días después de que cientos de miles de personas ? hasta 1,7 millones según los organizadores ? desafiaran la prohibición policial de manifestarse por las calles, la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, ha ofrecido diálogo. «Nos comprometemos a escuchar lo que la gente tenga que decirnos. Creo que es una expresión muy sincera de mi esperanza en dialogar con diversos sectores de la sociedad», prometió Lam, muy criticada por la gestión de esta crisis política que tiene a Hong Kong revolucionado desde junio. Tras los entrentamientos violentos del último mes, la oposición quiere aprovechar la marcha pacífica del domingo para presionar al Gobierno con sus demandas: retirada total de la ley de extradición a China, anulación de la definición de «revuelta» y sobreseimiento de los cargos para los detenidos, apertura de una investigación independiente sobre la actuación policial y reabrir el proceso democrático para alcanzar el sufragio universal. Aunque Lam asegura que la ley de extradición está suspendida y no se volverá a tramitar, sigue negándose a cancelarla oficialmente y solo propone «una plataforma de diálogo» y un estudio del uso de la fuerza, pero dentro de la propia comisión que tiene la Policía para investigar las denuncias de los ciudadanos. Ahora está por ver si esta oferta es suficiente para mantener la tregua de los choques con los antidisturbios el fin de semana, para el que se preparan nuevas movilizaciones como una gigantesca «cadena humana».
18-08-2019 | Fuente: abc.es
Sube a 4 cifra de muertos tras ataque al autobús de un equipo de fútbol en Honduras
Las autoridades de Honduras elevaron este domingo a cuatro los muertos por los graves disturbios registrados en Tegucigalpa tras ser atacado el autobús del equipo Motagua previo al clásico ante el Olimpia. Una fuente del Hospital Escuela de Tegucigalpa dijo a los periodistas que esta mañana falleció el hondureño David Antonio Zúñiga, de 22 años, quien había sido herido con arma blanca en el suceso ocurrido este sábado antes del partido previsto entre Olimpia y Motagua, correspondiente a la quinta jornada del torneo Apertura y que fue suspendido. La muerte de Zúñiga se suma a la de Steven Martínez, Carlos Alvarado y Jefferson Banegas, con edades comprendidas entre los 20 y 27 años, quienes fallecieron el sábado cuando eran trasladados al centro médico. El incidente tuvo lugar una media hora antes del clásico capitalino entre Olimpia y Motagua, cuando el autobús del segundo fue atacado supuestamente por hinchas del primero con piedras y botellas de vidrio, lo que causó una batalla campal tanto afuera como adentro del Estadio Nacional de Tegucigalpa. En el ataque resultaron heridos leves el defensa paraguayo Roberto Moreira, el portero argentino Jonathan Rougier y el lateral hondureño Emilio Izaguirre resultaron heridos, todos del Motagua, que tiene como técnico al argentino-hondureño Diego Vásquez. Otras ocho personas resultaron lesionadas, algunas de ellas de gravedad, y fueron ingresadas al Hospital Escuela de la capital. Tras el ataque al autobús, hinchas de Olimpia y Motagua se enfrentaron fuera del estadio a los policías, que emplearon gas lacrimógeno para dispersarlos, lo que afectó a muchos aficionados. El partido fue suspendido por la Liga Nacional de Fútbol de Honduras para «salvaguardar la integridad y seguridad de aficionados, equipos, cuerpos técnicos, autoridades y personal en general». La Policía hondureña informó este domingo la detención de un aficionado de Motagua por su presunta participación en los disturbios y le decomisaron dos armas.
17-08-2019 | Fuente: elpais.com
China concentra fuerzas en la frontera con Hong Kong ante la escalada de la crisis
Pekín ordena ejercicios antidisturbios en la ciudad de Shenzhen, junto a la antigua colonia británica
17-08-2019 | Fuente: abc.es
Disturbios en Ciudad de México tras una protesta contra los abusos sexuales cometidos por la Policía
Cientos de mujeres han salido este viernes a las calles en el centro de Ciduad de México para protestar contra la violencia sexual ejercida por algunos miembros de la Policía, después de que dos jóvenes alegaran por separado que habían sido violadas por grupos de agentes en la capital mexicana. La marcha, al grito de «No nos protegen: nos violan», culminó con incendios en algunas zonas de la capital, entre ellas una comisaría de Policía en Florencia y un monumento a la independencia de México. Algunas participantes enmascaradas también destruyeron una parada de autobús y dañaron varios vehículos policiales. Grupos anarquistas de encapuchadas también efectuaron pintadas en la parte trasera del edificio de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, de acuerdo con el diario «El Universal». Al menos diecisiete personas resultaron heridas, entre ellas 14 policías y dos periodistas. Los manifestantes exigían justicia para dos adolescentes que, según los informes, fueron víctimas de agresión sexual. En la noche del 3 de agosto, varios policías violaron a una niña de 17 años cuando se dirigía a su casa. En el segundo caso, una joven de 16 años dijo que un policía la violó en un museo donde trabajaba como pasante. También una reportera fue agredida por grabar a manifestantes que dañaban instalaciones del Metrobús en la Glorieta de Insurgentes. (?@elsolde_mexico) pic.twitter.com/IEXuq4c3oG? LupitaJuarez (@LupitaJuarezH) August 17, 2019 El lunes pasado, un grupo de mujeres lanzaron brillantina a Jesús Orta, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Ciudad de México, debido a esta cadena de abusos. La alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha confirmado que seis policías habían sido suspendidos durante el transcurso de las investigaciones. A través de redes sociales, la jefa de Gobierno de la ciudad publicó un comunicado donde destacó su respeto a la mayoría de las asistentes a la marcha, quienes protestaron de forma pacífica, por lo que indicó que están las puertas abiertas para el diálogo Según datos de la ONU, dos tercios de las mujeres mayores de 15 años han experimentado algún tipo de violencia en México, y alrededor de 35.000 mujeres han sido asesinadas como resultado de la violencia machista en los últimos 25 años.
16-08-2019 | Fuente: elpais.com
China concentra fuerzas en la frontera con Hong Kong ante la escalada de la crisis
Pekín ordena ejercicios antidisturbios en la ciudad de Shenzhen, junto a la antigua colonia británica
16-08-2019 | Fuente: elpais.com
Los ejercicios antidisturbios de China
Pekín concentra fuerzas en Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong, en medio de la escalada de la crisis por las manifestaciones prodemocracia en la antigua colonia británica
1
...