Infortelecom

Noticias de diplomacia

22-09-2018 | Fuente: abc.es
Moscú advierte a Washington de que «juega con fuego»
Las autoridades rusas han reaccionado con indignación a la nueva tanda de sanciones decretadas por Estados Unidos. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, hablaba ayer de «histeria», el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, de «competencia desleal» y su viceministro, Serguéi Riabkov, más duro todavía, advertía que los estadounidenses «juegan con fuego» y «amenazan la estabilidad mundial». Riabkov aseguró que se trata del paquete «número 60» de sanciones que Washington impone a Rusia desde 2011. Fue anunciado el jueves y afectará a 33 empresas y particulares vinculados al Kremlin, entre ellos Evgueni Prigozhin, conocido como el «chef» del presidente Vladímir Putin y a quien se le atribuye la creación de la «fábrica de trolls» de San Petersburgo y el grupo de mercenarios que actúa en Siria y la República Centroafricana llamado «Wagner». «Continúa la histeria sancionadora en Washington que es muy variada en todas sus manifestaciones», aseguró Peskov en su habitual comparecencia ante los medios. Según sus palabras, la actitud de EE.UU. «impide hacer una valoración sobria de a dónde puede conducir todo esto». El portavoz de la Presidencia rusa anunció sin precisar que habrá represalias. «Competencia desleal» Desde Sarajevo, Lavrov acusaba una vez más a la cúpula norteamericana de «competencia desleal» con el objetivo de perjudicar el negocio ruso de exportación de armas. China también ha sido sancionada por Estados Unidos por comprar aviones de combate Su-35 y misiles S-400 a Rusia. El jefe de la Diplomacia rusa anunció que su país y otros de Asia y América están «preparando medidas para depender lo menos posible del dólar», la moneda estadounidense. El viceministro de Exteriores, Riabkov, dijo que Washington «está haciendo tambalear de forma irreflexiva la estabilidad mundial». A su juicio, los americanos «juegan con fuego» y sostiene que por esa vía «EE.UU. no logrará ningún resultado» en su política con Rusia. Esa misma opinión expresó hace justo un mes Putin en Sochi, tras entrevistarse con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, y a la vista de la serie de sanciones contra Rusia aprobadas entonces por Washington. Calificó aquellas medidas de «contraproducentes» y «carentes de sentido». Pero el horizonte se presenta mucho más sombrío, ya que EE.UU. ha amenazado con sanciones mucho más severas, que podrían afectar al sistema bancario ruso, si Moscú no acepta una inspección para comprobar el estado de sus arsenales de armas químicas. El Ministerio de Exteriores ruso ya ha adelantado que no permitirá ninguna verificación.
16-09-2018 | Fuente: abc.es
Los miles de yihadistas mezclados entre civiles retrasan el asalto a Idlib
Idlib mira a Sochi, la ciudad rusa en la que Vladimir Putin recibirá en 24 horas a Recep Tayyip Erdogan en un nuevo encuentro para intentar evitar una operación militar a gran escala. Es la segunda cumbre internacional en apenas doce días, tras la celebrada en Teherán con la presencia también de Irán, para debatir el futuro de la última provincia de Siria fuera del control de Damasco. Cuando la ofensiva del Ejército sirio y sus fuerzas aliadas contra este bastión de Al Qaida parecía inminente, la diplomacia ha logrado poner en pausa un asalto que podría provocar «la peor crisis humanitaria del siglo XXI», en palabras del secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock. Tras siete años de guerra y más de medio millón de muertos, Idlib, en plena frontera con Turquía, se ha convertido en el lugar al que han ido llegando milicianos de los distintos grupos armados de la oposición tras rendirse en lugares como Alepo, Guta o Daraa. Se estima que 70.000 combatientes, de ellos 10.000 del brazo sirio de Al Qaida, según el enviado especial de la ONU para Siria, Stafan de Mistura, se atrincheran entre tres millones de civiles. El organismo internacional alerta del riesgo de que los combates provoque al menos 900.000 desplazados, por lo que sus agencias trabajan contra reloj para dar una respuesta urgente si es necesario. Hasta ahora 30.000 civiles han dejado Idlib y han encontrado refugio en zonas bajo control opositor fronterizas con Turquía, como el cantón kurdo de Afrín o el norte de Alepo. Erdogan ha reforzado la presencia militar en la frontera y advierte de que no aceptará más refugiados, porque ya cuenta con 3,5 millones de sirios. Salida de los yihadistas Rusia exige la salida de los milicianos que pertenezcan a grupos considerados «terroristas» por todas las partes, como Al Qaida, sobre todo porque amenazan la seguridad de sus bases en la vecina Latakia. Desde Ankara intentan cerrar un acuerdo con los diferentes grupos armados a los que han apadrinado desde el inicio de la guerra. El objetivo turco sería que sus milicias leales expulsen a los miles de combatientes de Al Qaida, incluidos los yihadistas extranjeros, pero se desconoce cuál sería su destino final.
13-09-2018 | Fuente: abc.es
Amplio eco en la prensa internacional de la exclusiva de ABC sobre el plagio de la tesis de Pedro Sánchez
La exclusiva sobre el plagio de la tesis doctoral de Pedro Sánchez que publicó ABC este jueves no ha tardado en recorrer el mundo. A pesar de que el presidente del Gobierno haya amenazado a ABC con emprender acciones legales «en defensa de su honor y dignidad», salvo que se rectifique la información publicada, los medios internacionales se han hecho eco de este escándalo que Sánchez alega es «rotundamente falso». «El primer ministro español niega el plagio y el escándalo de la tesis se acentúa», así se refiere el portal estadounidense Bloomberg a la exclusiva de este periódico. «El periódico ABC informó anteriormente que la tesis de Sánchez sobre la política económica española incluía párrafos copiados de un artículo de otros dos economistas y de una presentación en Powerpoint del exministro de Industria Miguel Sebastián», reseña en la web. Por su parte, el diario británico «Financial Times» titula: «El primer ministro español amenaza con demandar a los medios que le acusan de plagio». El texto asegura que el presidente español fue acusado de plagiar partes de su tesis doctoral sobre economía en el año 2012. «El primer ministro español amenazó con demandar a ABC y también al digital OK Diario», afirma. Captura de la noticia en el portal Financial Times - ABC Por su parte, «Le Figaro , diario francés, reseña que Sánchez niega el plagio de sus tesis y que se ha molestado después de las acusaciones sobre sus estudios académicos. «Tomaré acciones legales para defender mi honor y dignidad si lo que se ha publicado no se rectifica». El presidente socialista hace alusión al diario ABC que hoy en su portada revela estas acusaciones de plagio y titula su artículo «copia y pega del Dr. Sánchez». Captura de la noticia en el portal Le Figaro - Abc En América, los diarios «Clarín», de Argentina, y «El Comercio», de Ecuador, también han recogido la exclusiva de ABC con títulares como «Afirman que Pedro Sánchez plagió su tesis y el presidente español la hace pública» y «Polémica en España por plagio de tesis doctoral del presidente Pedro Sánchez», respectivamente. El periódico ecuatoriano cita: «el diario español ABC publica este jueves 13 que Sánchez copió a otros autores, economistas y profesores de otras universidades», asimismo, enlaza el vídeo del periodista de investigación Javier Chicote donde explica las irregularidades en la tesis dctoral. Captura de la noticia en el portal El Comercio - ABC Por su parte, el «Clarín» hace referencia a la argumentación del presidente español para defenderse de la revelación periodística: «La información que el diario ABC publica este jueves según la cual Sánchez cometió plagio en su tesis obedece, según el «premier», a una campaña de desprestigio hacia su persona por parte del Partido Popular (PP) y de Ciudadanos». La tesis de Pedro Sánchez sobre la diplomacia económica del Gobierno de Zapatero era un gran secreto. Celosamente guardada durante años, ahora se ha visto obligado a colgarla digitalmente-estará disponible este viernes- para que todo aquel que quiera pueda leerla.
09-09-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un juega al deshielo nuclear para sobrevivir
Con un gran desfile, Corea del Norte celebra este domingo sus 70 años de vida. Siete décadas de régimen estalinista marcadas por un denominador común: la supervivencia. Tras la derrota en la II Guerra Mundial de Japón, que ocupaba la Península Coreana desde 1910, el país quedó dividido por el Paralelo 38 entre el Sur capitalista y el Norte comunista. Frente a otros candidatos con más nombre, la Unión Soviética aupó al poder al guerrillero Kim Il-sung, abuelo del actual dictador, quien fundó la República Popular Democrática de Corea el 9 de septiembre de 1948. Primer escenario de la guerra Intentando la reunificación por la fuerza, Kim Il-sung invadió el Sur en 1950 y empezó el primer conflicto de la Guerra Fría. Tres años y cinco millones de muertos después, la contienda acabó donde había comenzado: en el Paralelo 38 separando al Norte comunista del Sur capitalista. Desde entonces, Kim Il-sung estableció uno de los regímenes más férreos y personalistas del mundo y, con astucia, se aprovechó de la creciente rivalidad entre la URSS y China para conseguir ayuda de ambas y mantener su régimen. Hasta que el Sur despegó con su industrialización en los años 60 y 70, el Norte era más rico. Aunque el régimen sobrevivió al colapso del bloque comunista tras la caída del Muro de Berlín, el fallecimiento del «Presidente Eterno» Kim Il-sung en 1994 coincidió con la implosión de su autárquica economía y la «Gran Hambruna», que se cobró entre 800.000 y dos millones de vidas. Instaurando la primera dinastía comunista, le sucedió su hijo, el «Querido Líder» Kim Jong-il, quien impulsó el programa nuclear que su padre había vislumbrado para no perder el poder y disuadir a su archienemigo, EE.UU., de un cambio de régimen. Haciendo gala de esta «diplomacia atómica», Pyongyang detonó su primera bomba nuclear en octubre de 2006. Amenaza nuclear Hasta septiembre del año pasado, ha efectuado cinco ensayos atómicos más, cuatro de ellos ordenados por Kim Jong-un, quien sucedió a su padre tras su muerte en diciembre de 2011. Aprovechándose de una cierta mejora gracias a una incipiente economía de mercado por el comercio con China, el joven dictador ha perfeccionado su programa nuclear y de misiles, en teoría capaces de golpear suelo estadounidense. Con su posición reforzada, pero también asfixiado por las sanciones internacionales, Kim Jong-un ha reabierto el diálogo e iniciado el deshielo con Washington. Así se vio en la histórica cumbre de junio en Singapur con su presidente, Donald Trump. Al igual que hizo antes con su carrera armamentística, el dictador usa su desarme nuclear para negociar y blindarse en el poder, ya que se calcula que podría producir entre 30 y 60 bombas atómicas. «Como dudo que las entregue a EE.UU., debería desmantelarlas en un proceso que la comunidad internacional pueda verificar, lo que parece difícil», razona escéptico para ABC David Wright, codirector del Programa de Seguridad Global de la Unión de Científicos Concienciados. Un desmantelamiento caro Según informa el periódico «Korea Herald», dicho proceso podría durar diez años o más, a tenor de un informe de la Universidad de Stanford. Su coste: 20.000 millones de dólares (17.000 millones de euros), calcula otro estudio de la Universidad de Kookmin. De ellos, habría que destinar directamente 5.000 millones de dólares (4.300 millones de euros) para desensamblar las cabezas nucleares y desmantelar sus centros de producción, donde trabajan 3.000 personas. Tomando como guía la reunificación alemana, otro estudio de la consultora londinense Eurizon SLJ Capital estima que alcanzar la paz en Corea costaría dos billones de dólares (1,7 billones de euros), informa Bloomberg. La pregunta es quién lo pagaría. Con diez de los 25 millones de norcoreanos necesitando ayuda humanitaria, un 20 por ciento de los niños desnutridos y entre 80.000 y 120.000 presos en campos de trabajos forzados según la ONU, Kim Jong-un no podrá hacerlo. Por eso juega al deshielo y negocia su desarme nuclear: para sobrevivir.
07-09-2018 | Fuente: elpais.com
El espectro del sabotaje a Trump en la Casa Blanca desata una tormenta política
La columna anónima de un alto funcionario de la Casa Blanca publicada por 'The New York Times' desencadena un vendaval de "Yo no he sido", del vicepresidente al jefe de la diplomacia.
03-09-2018 | Fuente: abc.es
Las luchas entre milicias sumen a Trípoli en la peor ola de violencia desde 2014
«En algunos barrios de Trípoli el bombardeo es indiscriminado y en otros hay cierta sensación de normalidad, con la gente incluso en las cafeterías, pero esto no es una batalla más entre los distintos grupos armados de las que ya habíamos visto desde 2014, esto es más fuerte», asegura Emad Badi, analista político y escritor. Responde desde la capital libia a través de las redes sociales cuando los cortes de electricidad se lo permiten. No puede usar el teléfono porque la línea no es estable. Badi tiene 26 años y desde hace siete solo conoce la guerra, como el resto de libios que han visto cómo los sueños que tenían en 2011 tras el derrocamiento y asesinato de Moamar Gadafi se han convertido en pesadilla. Libia acelera el descenso al caos en el que vive desde la llamada «primavera árabe», que puso fin a 42 años de dictadura, y Trípoli se ha convertido en la última semana en el espejo al mundo de ese desgobierno absoluto. Al menos cincuenta personas han muerto a causa de los choques entre diferentes grupos armados y el Gobierno libio de Acuerdo Nacional (GNA), sostenido por Naciones Unidas, ha decretado el estado de emergencia. La guerra se ha instalado en las calles de la capital y las autoridades son incapaces de controlar la situación porque la auténtica autoridad en las calles de este país la imponen los distintos grupos armados como la «Séptima Brigada», la milicia Al Kani, las Brigadas Revolucionarias de Trípoli, la Fuerza Especial de Disuasión (RADA), la Brigada Abu Selim o la Brigada Nawassi, inmersas en una especie de pulso por erigirse en la más fuerte para convertirse en el brazo armado del Gobierno que cuenta con el respaldo internacional. Los choques estallaron el fin de semana pasado en una zona próxima al antiguo aeropuerto internacional de la capital y se han ido extendiendo por otros barrios. «No ha sido una sorpresa para nosotros y por eso tratamos de vivir con la mayor normalidad. Estos grupos combaten por el control de la capital desde 2014 y estos últimos choques no cesarán hasta que los que han perdido terreno vuelvan a recuperar algo de poder», piensa Nadia Ramadán, activista de la capital de 28 años que también atiende a este medio a través de las redes cuando la electricidad se lo permite y que como Badi pertenece a esa generación de libios que creció con Gadafi y fue protagonista de la guerra que acabó con el antiguo régimen. Esta «no sorpresa» explica que no se haya producido un éxodo masivo de civiles, «lo que tenemos son desplazados que huyen de las zonas más calientes a otras partes de la ciudad», explica Badi. Muchos de ellos buscan refugio en escuelas y mezquitas, pero el lanzamiento de cohetes y morteros es indiscriminado y «no hay lugar seguro», lamenta. Proceso negociador En medio de la violencia, la Misión de Naciones Unidas para Libia (UNSMIL) convocó a los diferentes grupos armados a una reunión para tratar de frenar los combates a petición del GNA. El organismo internacional emitió un comunicado en el que anunció que un «encuentro urgente» entre las milicias «que tendrá lugar el mediodía del martes en un lugar que será anunciado más tarde», sin detallar qué grupos y milicias han sido convocadas. El Consejo de ancianos de Trípoli también se sumó al intento de negociar un alto el fuego, pero tampoco ha tenido éxito. Expertos consultados aseguran que en la capital el tejido social no es tan cohesionado como el de otras ciudades y por ello, de momento, ni los jeques, ni este consejo son capaces de frenar la destrucción. Libia tiene en la actualidad dos gobiernos. El GNA, respaldado por la ONU y con el reconocimiento internacional, aunque con escaso poder sobre el terreno, como se ha visto una vez más esta semana, y un segundo en Tobruk, al este del país, salido de las elecciones de 2014. Este segundo Ejecutivo está bajo la tutela de Jalifa Haftar, ex coronel del régimen de Gadafi que en la década los ochenta fue reclutado por la CIA y devino en su principal opositor en exilio. Haftar está respaldado por países como Egipto, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos y es el auténtico hombre fuerte que ha logrado controlar las principales infraestructuras petroleras y formar la mayor fuerza militar del país. Lucha por el poder Mientras algunos expertos ven la mano de Haftar detrás de este repunte en la violencia en la capital, Ramadán no lo percibe de esta manera porque «ya había tensión entre los grupos desde hace tiempo. No pelean por un gobierno u otro, lo hacen solo para tener más y más poder, crecer para intentar que les reconozcan como una especie de armada legítima y así tener acceso a recursos ilimitados». Ramadán apunta a que en estos momentos «no hay forma de saber qué grupo es el más poderoso, son todos fuertes y por eso la lucha se alarga. Siempre alegan que ellos combaten por los libios que hacemos largas colas ante los bancos por culpa de una economía destrozada, pero en cierta forma son ellos realmente los que mandan en el país y hemos comprobado en los últimos años que no hacen nada por la sociedad». Badi teme que ante la falta de poder exhibida, el GNA «decida actuar de forma reaccionaria y opte por legitimar a alguno de estos grupos armados» y advierte de que «esto permitiría a las milicias elegidas diversificar sus recursos como grupos armados, serían los administradores de la seguridad». Al mismo tiempo que la ONU convocaba una reunión para tratar de impulsar el alto el fuego, milicias de la ciudad costera de Misrata anunciaban que se dirigían a la capital, y desde la vecina Zlitan apuntaron a que ellos también enviarán refuerzos a Trípoli para intentar controlar la situación. Como ocurre desde 2011, la guerra entre milicias avanza mucho más rápido que la diplomacia.
06-08-2018 | Fuente: elpais.com
La embajadora que nació en las antípodas de la diplomacia
Julie-Ann Guivarra es la primera mujer indígena que ejerce como embajadora de Australia
05-08-2018 | Fuente: elpais.com
La embajadora que nació en las antípodas de la diplomacia
Julie-Ann Guivarra es la primera mujer indígena que ejerce como embajadora de Australia
27-07-2018 | Fuente: elpais.com
El director del Instituto Cervantes apuesta por la diplomacia cultural
El poeta ha reafirmado que la integración del castellano con el resto de lenguas peninsulares será uno de los principales ejes de su gestión
23-07-2018 | Fuente: elpais.com
Israel activa por primera vez su nuevo sistema antimisiles en la guerra siria
El escudo protector fue activado el mismo día que el jefe de la diplomacia rusa se reúne por sorpresa con Netanyahu
1
...