Infortelecom

Noticias de dinosaurios

19-11-2020 | Fuente: as.com
Sin el impacto del asteroide, los dinosaurios dominarían la Tierra
Una investigación realizada por científicos británicos afirma que los dinosaurios seguirían dominando el planeta si no hubieran desaparecido.
09-07-2020 | Fuente: as.com
Insectos, dinosaurios, música... ¿Por qué las 30 franquicias de la NBA se llaman así?
Naturaleza, historia, votaciones y geografías desubicadas por posteriores traslados: el nombre de cada franquicia de la NBA tiene su propia historia.
20-02-2020 | Fuente: elpais.com
El podcast como camino para acercar los ?dinosaurios? del rock y el pop a los niños
Podium Podcast produce 'Ídolos', la nueva serie de Los40 Classic para acercar la música popular a los niños
19-02-2020 | Fuente: elpais.com
El podcast como camino para acercar los ?dinosaurios? del rock y el pop a los niños
La serie ?Ídolos?, de Podium Podcast, cuenta las vidas de músicos como Elvis Presley, Amy Winehouse, Bob Marley y Aretha Franklin en capítulos aptos para escuchar en familia
30-08-2019 | Fuente: elpais.com
Dinosaurios en el coliseo
El resultado, a pesar de intentar enganchar con las esencias fundamentales de dos grandes obras animadas recientes, está lejos de la leyenda del producto
13-08-2019 | Fuente: abc.es
«El día que se levantó el Muro de Berlín fue el último que vi a mi madre»
El 13 de agosto de 1961, Rudolf madrugó para acudir a la universidad. Debía presentarse a las pruebas necesarias para acceder a la carrera de Medicina y por nada del mundo quería llegar tarde. Cruzó Berlín en bicicleta, un desesperado zigzag de un punto de control a otro. Las autoridades de la RDA, la Alemania comunista, habían levantado esa misma noche y sin previo aviso una alambrada de 155 kilómetros de longitud alrededor de Berlín occidental y 69 de los 81 pasos ya estaban cerrados. No fue el único que llegó tarde. A todos había tomado por sorpresa. Por ese motivo y porque alguno de los examinadores no logró cruzar y hubo de ser sustituido, fueron concedidos treinta minutos de cortesía y se pudo presentar al examen. «Fue entonces cuando mi madre me aconsejó quedarme en esta parte de la ciudad», recuerda, «habían cerrado la frontera y, aunque todos pensaban que era algo provisional, momentáneo, corría el peligro de no poder acudir a reclamar mi plaza universitaria en la fecha señalada por un azar político. Le pareció que era más seguro quedarme en casa de unos amigos, a solo unos metros de la facultad». Esa intuición materna separaría a la familia para siempre. Los habitantes de la RDA habían desarrollado ya para entonces el talento de la lectura inversa. Allí donde las autoridades comunistas decían cualquier cosa, habían aprendido a entender todo lo contrario. A finales de junio, solo unas semanas antes, el jefe de Estado Walter Ulbricht, había asegurado a la corresponsal del «Frankfurter Rundschau», Annamarie Doherr, que «nadie tiene la intención de construir un muro». Por eso la madre de Rudolf comprendió que el futuro de su hijo dependía de quedar en el lado correcto de aquella frontera maldita, que durante cuarenta años separaría a amigos y familiares. Aun así, el pueblo alemán fue presa de la incredulidad ante lo que estaba ocurriendo. «Occidente no hace nada», titulaba con estupor «Bild Zeitung» la mañana del 16 de agosto. En mayo del año siguiente, publicaría la fotografía de los rostros estupefactos de los berlineses que contemplaban las cuadrillas de obreros que sustituían la alambrada por hormigón. Rudolf recorre hoy la hilera de ladrillos que conmemora el Muro en Berlín-Mitte. Es un ritual que repite cada año, a menudo rodeado de periodistas extranjeros y en aniversarios más redondos también de políticos locales. Terminó Medicina, culminó una exitosa carrera y ahora está ya jubilado, pero nunca volvió a ver a su madre. Cuando nació su hijo Luzius, acudió a los miradores de la calle Bernau, unas plataformas a las que se accedía subiendo una escalera de madera. Desde allí, a unos cinco metros de altura, elevaba al bebé en brazos para que sus familiares pudieran verlo desde el otro lado del Muro. Lecciones de Historia «Volver aquí no me trae recuerdos dolorosos. Al contrario, es siempre motivo de alegría. Comprobar que el Muro ya no está ahí y constatar que cayó como fruto de una revolución ciudadana pacífica es para mí una fuente de gran satisfacción», explica junto a la Capilla de la Reconciliación, un reducto circular consagrado que sustituye a la iglesia evangélica derribada por estar situada en la trayectoria del Muro y en la que cada día, a las diez en punto, se recuerda en voz alta la biografía de una de las víctimas mortales de la policía fronteriza, antes de pronunciar una oración por su alma. «¿Qué le diría usted a Donald Trump sobre el muro que pretende levantar?», pregunta Vincent Harris, un estudiante de Derecho neoyorquino de visita en la capital alemana. «No hay mucho que decir, las lecciones que nos dejó el Muro se extraen por sí solas», responde el anciano, «pero si puedo señalar que la construcción de muros tiene que ver con la política menos que con la dignidad humana». «La zona occidental empezó a prosperar mientras que el lado soviético sufría problemas económicos. Esto ocasionó que millones de berlineses que vivían bajo el régimen comunista se trasladasen al Berlín occidental y las autoridades orientales trataron de evitarlo con el Muro», explica una guía a un grupo de turistas ante la tumba de Gunter Litfin, el primer joven que murió al intentar cruzarlo, el 24 de agosto. A sus 24 años, oficial de carnicería en el negocio familiar y afiliado a la CDU, partido prohibido en el distrito berlinés de Weißensee, donde había quedado su domicilio, intentó cruzar junto a su hermano a la altura del puente Humboldt, donde recibió un disparo en la cabeza ante unos trescientos testigos que contemplaban a distancia el intento de fuga. «A menudo los policías fronterizos de la RDA se acercaban hasta nosotros e impedían que siguiéramos pintando», recuerda Kiddy Citny, artista callejero que, junto a su amigo Thierry Noir, trabaja en la restauración de una parte de su obra en el antiguo Muro de Berlín, dos segmentos de la pared en la Leipziger Platz. «Entonces caminábamos unos metros hacia atrás, lo dejábamos y volvíamos unos días después. No era un proyecto de arte en ese entonces, sino más bien una cuestión de corazón, para superar la tristeza y la muerte con colores», recuerda la elaboración de la obra, que tuvo lugar en 1984. «Siempre hicimos algo espontáneo, dependiendo de cómo estaba el clima», añade Noir, «hubiese sido ridículo pintar esa frontera mortal con un boceto». Con motivo de la restauración, la galería de arte Culture Pop Studio Gallery presenta nuevas obras de Citny y Noir en el marco de la exposición «Dinosaurios del arte callejero ? 30 años de la caída del Muro». «Estamos a punto de celebrar ese gran aniversario, treinta años dela caída del Muro», señala, «pero es muy importante que no olvidemos conmemorar su levantamiento, que nos muestra lo fácilmente que se pierden las libertades, algo que puede pasar de un momento a otro».
08-05-2019 | Fuente: abc.es
El candidato socialdemócrata a las europeas propone adelantar la edad de voto a los 16 años
En un continente cuya población envejece, es necesario dar voz a los más jóvenes, una generación mejor formada y con más medios de información que las anteriores. Eso es lo que plantea el candidato del Partido Socialista Europeo a la Presidencia de la Comisión de la UE, el neerlandés Frans Timmermans, que hace campaña electoral en Alemania y que propone adelantar la edad con la que se pueda votar en Europa a los 16 años. «La gente joven sabe lo que quiere», asegura Timmermans, «estamos hablando de las políticas que darán forma a su futuro y sería justo que puedan participar en las decisiones». Timmermans presentaba esta propuesta en el debate electoral televisado anoche por la primera cadena pública alemana ARD, en el que se enfrentaba al candidato del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, y defendía que los jóvenes europeos gozan de una cultura democrática aprendida ya desde las aulas de los colegios y que han crecido ya en la realidad europea, por lo que estarían capacitados para aportar su voto: «¿cómo quiere la UE representar los intereses de los jóvenes cuando casi no hay diputados de su edad?». Como ejemplo de interés político y criterio, ofrecía las manifestaciones que cada viernes tienen lugar en numerosas ciudades europeas, en las que jóvenes y adolescentes reivindican una política climática más comprometida. La líder de este movimiento denominado «Viernes por el futuro», es una joven activista sueca, Greta Thunberg, que tiene 16 años. «Greta Thurnberg también sabe lo que quiere», recalcaba Timmermans,« y la UE puede ser el foro para que sus reivindicaciones obtengan una traducción política». La campaña de Timmermans se dirige abiertamente al elector joven, considerado clave para romper la tónica abstencionista y en el que tiene puestas sus esperanzas de crecimiento de escaños. «El voto joven será fundamental para lograr un aumento de la participación», considera el presidente de la Central Federal para la Formación Política (BPB), Thomas Krüger, para quien la capacidad de movilización será uno de los criterios que definan el resultado de las próximas europeas. De los 64,8 millones de ciudadanos convocados en Alemania a votar el 26 de mayo, 3,9 millones podrán votar por primera vez en unas europeas y quien logre hacerse con ese nicho electoral, «es quien estará acertando en la estrategia a largo plazo», dice. «En los jóvenes reside nuestra fuerza electoral y son vitales para los partidos pequeños», valora Patrick Beyer, de Los Piratas, partido que en las europeas de 2014 obtuvo un 1,4% y con ello uno de los 96 escaños que corresponden a Alemania. «Los jóvenes de la UE son mayoritariamente europeístas y ese sentimiento crece, pese a lo que pueda hacer pensar el auge de los populismos derechistas», sostiene por su parte Peter Mannott, director del equipo de investigación política del instituto demoscópico YouGov. El candidato popular Weber se limitó a responder a la proposición, durante el debate televisado, que la tarea y responsabilidad de determinar la edad de votación es competencia de los gobiernos nacionales, y no de Bruselas, si bien concedía que podría ser tema de debate. El popular rechazó la sugerencia sobre la falta de ambición de su partido en materia climática y puntualizó que su estrategia se centra en intentar convencer a China, Estados Unidos y los países latinoamericanos de que se unan a estos esfuerzos. «No podemos salvar el clima solo como europeos, pero podemos usar nuestro poder de mercado para crear sostenibilidad en todo el mundo», dijo. «Necesitamos urgentemente un impuesto al carbono a nivel europeo», clamó el socialdemócrata, a lo que Weber respondió: «no, porque eso significaría mayores precios de combustible para las personas más pobres, la respuesta correcta se encuentra en la promoción de nuevas tecnologías». Los medios alemanes coinciden en dar a Weber como ganador del debate. «El inteligente contra el amable?, ha titulado la revista Focus. «De gatillo fácil», ha dicho Stuttgarter Nachrichten sobre la retórica de Timmermanns. «El emocional Timmermans y el racional Weber», ha sido el titular del diario financiero Handelsblatt. El diario conservador Frankfurter Allgemeine, más escéptico, ha titulado «Duelo entre desconocidos». El candidato Timmermans se sirve de una retórica más agresiva, refiriéndose al bloque conservador en el Parlamento Europeo como «dinosaurios» en lo referente a las políticas medioambientales y advirtiendo que «el presidente de la Comisión Europea debe ser personalmente responsable en lo relativo al cambio climático. Si esperamos serán otros cinco años que perdemos». Su temática superaba el mapa de la UE y abogó reiteradamente por un «gran plan Marshall para África» como el modo más efectivo de luchar contra la inmigración descontrolada en los países de origen. «Necesitamos una reconciliación con África, no es posible decirles a los africanos: os pagamos y os lleváis a vuestra gente de vuelta, eso es humillante». Weber precisó que «no podemos hacer nada sin asegurar antes las fronteras exteriores europeas, porque no todos los que acuden a nosotros son refugiados según la Convención de Ginebra para los Refugiados».
03-02-2019 | Fuente: elpais.com
Solo nosotros y los dinosaurios
Existe un teatro con nombre de aerolínea en Nueva York que estos días programa una obra de Sam Shepard a la que el propio Sam Shepard no hubiera podido permitirse asistir y pone de manifiesto lo feroz y absurdo del capitalismo aplicado al mundo del arte
01-02-2019 | Fuente: elpais.com
Los dinosaurios que no se extinguen en el ciclismo
Los dirigentes del Deceuninck reaccionan contra la carrera que expulsó a uno de sus corredores por una foto sexista
1