Infortelecom

Noticias de deuda publica

14-06-2019 | Fuente: elpais.com
El interés del bono español a 10 años cae por debajo del 0,5% por primera vez en la historia
La deuda pública marca un nuevo récord hasta al subir hasta los 1,2 billones de euros al cierre del primer trimestres
11-06-2019 | Fuente: abc.es
Macron dice adiós al liberalismo
El Acto II de la presidencia de Emmanuel Macron comienza mañana diciendo «adiós» a las promesas liberales, avanzando un catálogo de reformas que inquietan por razones enfrentadas a los electorados conservadores y populares, cuando la patronal denuncia un «callejón sin salida» de las cuentas del Estado. Edouard Philippe, primer ministro, jefe de Gobierno, presentará en la Asamblea Nacional, a partir de la tarde de este miércoles, día 12, las reformas proyectadas para los próximos meses. La patronal y los sindicatos coinciden en un punto inflamable. El proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones y jubilaciones no satisface a nadie, de momento. Si Philippe no convence, mañana, el proyecto será «revisado» para el próximo otoño / invierno. El electorado conservador, el más importante, para Emmanuel Macron, en las recientes elecciones europeas, contempla con inquietud el proyecto de Ley de bioética que debiera legalizar la «procreación asistida». Tema sensible e inflamable, si no vuelve a ser aplazado. Patronal y sindicatos coinciden en criticar el proyecto conocido de reforma de la seguridad social y el desempleo. La patronal critica una deriva «antiliberal» que pudiera ser nociva para la creación de empleo, desde su óptica. Los sindicatos denuncian la tentación del «liberalismo salvaje». Varias veces aplazada, la reforma constitucional sigue suscitando un entusiasmo nulo. Y se teme un «desguace» imprevisible. La próxima Ley de finanzas (presupuestos del Estado para el 2020), deberá consumar el «adiós al liberalismo» y la «vuelta al tradicionalismo nacional». A juicio de Pierre-Antoine Delhommais, analista financiero, las concesiones de Emmanuel Macron a la franquicia de los chalecos amarillos, entre diciembre y enero pasados, consumaron un cambio de dirección de la política económica presidencial, que habría pasado de una «política de la oferta» (menos impuestos, reducción del costo del trabajo) a una «política de la demanda» (subida de sueldos, recurso a la deuda pública para ofrecer más «servicios»). Dicho de otro modo: Macron habría pasado de una política presuntamente «liberal» a una política presuntamente «socialdemócrata». Las concesiones de Macron a la franquicia de los chalecos amarillos oscilan entre los 17.000 y los 20.000 millones de euros, sin conseguir, por ahora los resultados esperados. En las recientes elecciones europeas, los obreros y las clases medias que temen la precariedad votaron masivamente a la extrema derecha de Marine Le Pen; mientras que los electorados más conservadores y «liberales» votaron a Macron. A la espera de las nuevas promesas que Edouard Philippe hará este miércoles en nombre de Emmanuel Macron, la patronal teme que las cuentas del Estado hayan entrado en un «callejón sin salida». Geoffroy Roux-de-Bézieux, presidente del Movimiento de las Empresas de Francia (MEDEF, la patronal), portavoz del liberalismo conservador, ha lanzado esta advertencia al presidente Macron: «Francia practica desde hace más de treinta años una política de la demanda: se pretende incrementar el poder adquisitivo aumentando el gasto público, pagado con deuda. Emmanuel Macron prometió romper con ese círculo vicioso. La nueva política gubernamental inquieta. Prometer que el paro se reducirá al 7 %, con estas políticas es mentir a los franceses. Francia se ha metido en un callejón sin salida presupuestario. El gobierno ha consumado un choque favorable a la demanda de unos 17.000 millones de euros. Si ese choque no se acompaña con un recorte considerable del gasto público volveremos a las andadas, en detrimento de la competitividad y el aparato productivo».
03-06-2019 | Fuente: abc.es
Las reticencias entre la Liga y el M5S llevan a Conte a amenazar con dimitir en Italia
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, lanzará este lunes un ultimátum a los dos partidos que comparten Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga, y amenazará con dimitir si no se comprometen a actuar de forma conjunta para aplicar el programa pendiente, según han adelantado varios medios. El M5S de Luigi di Maio y la Liga de Matteo Salvini se comprometieron a gobernar en coalición tras las elecciones parlamentarias de marzo de 2018, en las que ninguno de los grandes bloques obtuvo una mayoría suficiente. La convivencia, sin embargo, ha saltado por los aires en las últimas semanas. Los escándalos que han salpicado a miembros de la Liga y las discrepancias en torno a cuestiones clave como la política migratoria o las relaciones con la UE han tensado la cuerda entre las dos formaciones gobernantes, a pesar de que ambas se esfuerzan en desmentir una crisis cada vez más evidente. Conte, al que la Liga ha acusado de ser parcial en favor del M5S, pronunciará este lunes por la tarde un discurso para lanzar un ultimátum a los dos partidos, de tal forma que está dispuesto a dimitir si no logran ponerse de acuerdo para seguir gobernando, informan los diarios «Il Corriere della Sera» y «La Repubblica». El primer ministro dejará claro en su discurso que no está dispuesto a admitir que la Unión Europea abra ningún procedimiento disciplinario contra Italia, después de que la semana pasada la Comisión Europea pidiese explicaciones por el aumento de la deuda pública en 2018. «Estoy dispuesto a seguir adelante, pero no con un Gobierno en agonía», planteará Conte, que advertirá de los meses «difíciles» que le esperan a Italia si sus principales responsables políticos no se garantizan la convivencia política. La convocatoria de elecciones anticipadas se cierne como potencial amenaza, en un momento en el que la Liga se encuentra en niveles máximos de aprobación. El partido que lidera Salvini obtuvo en las elecciones europeas del 26 de mayo más de un 34 por ciento de los votos, frente al 17 por ciento logrado por el M5S ?tercero tras el Partido Democrático?.
29-05-2019 | Fuente: abc.es
El chavismo admitió una inflación de 130.000%, solo un 8% del crecimiento real de los precios
El Banco Central de Venezuela (BCV) ha informado este martes que la economía del país se hundió un 22,5% en el tercer trimestre de 2018 respecto al mismo lapso de 2017, luego de casi cuatro años sin divulgar los indicadores económicos, según ha reseñado Infobae . En 2015, el chavismo había informado que la inflación había sido del 180%. Fue la última vez que brindó datos oficiales. Los datos del emisor revelan que el sector petrolero retrocedió un 25,8% y el petrolero cayó un 22% en el período reportado. De esa última área, los más golpeados fueron las actividades de manufactura y construcción. La inesperada divulgación de cifras por parte del BCV reflejan el colapso de la economía que ha causado una crisis humanitaria. El régimen de Nicolás Maduro atribuye los problemas a una «guerra económica», pero opositores y economistas aseguran que es por el modelo de controles que se arrastra por años. Ante el retraso en la presentación de los datos oficiales, la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, desde hace dos años comenzó a calcular la variación de los precios, que en 2018 estimó en 1.698.000%. Pero el BCV reportó que el pasado año la inflación se ubicó en 130.060%. Según la información divulgada por el emisor, la inflación de abril fue de 33,8%. A fines del 2018, el Fondo Monetario Internacional presionó a las autoridades del BCV para que entregaran al organismo los datos sobre el desempeño de la economía y la balanza de pagos; y, en aquel momento, se presentó una información parcial a la institución. El Banco Central, además de los precios y el resultado de la economía, reportó los ingresos y egresos del 2018. En 2018, los ingresos por exportaciones petroleras, principal fuente de divisas de la nación OPEP, retrocedieron un 6,68% a 29.810 millones de dólares. En 2017 ascendieron a 31.497 millones de dólares. La caída obedeció a la menor producción de crudo, que se ubica en niveles de hace unos 70 años. La actividad petrolera ha estado afectada por la falta de inversiones y mantenimiento, así como por las sanciones impuestas por Washington que buscan presionar al Gobierno de Maduro, considerado ilegítimo por Estados Unidos y decenas de países tras una cuestionada reelección. Las importaciones en 2018 sumaron 14.866 millones de dólares, un 23,8% más respecto a 2017 cuando alcanzaron los 12.023 millones de dólares, según los datos oficiales. El repunte obedeció al crecimiento de las compras externas petroleras que superaron los 9.000 millones de dólares. El BCV informó que la deuda externa total del país tanto pública como privada cerró el 2018 en 111.146 millones de dólares. En medio de la crisis política, el líder de la oposición venezolana y presidente interino venezolano, Juan Guaidó, invocó artículos de la Constitución para asumir como presidente encargado del país. Parte de su estrategia apunta a la reestructuración de la deuda pública.
27-05-2019 | Fuente: abc.es
El triunfo de Salvini aproxima las elecciones generales en Italia
La Liga de Matteo Salvini obtiene un gran triunfo y se convierte en el primer partido italiano alcanzando el 34,3 %. Obtiene más de 9 millones de votos, duplicando al Movimiento 5 Estrellas, que sufre un batacazo (17%), siendo superado por el Partido Democrático (PD), que obtiene el 22,7 %. Después se sitúa Forza Italia de Silvio Berlusconi (8,7 %) y pisándolo los talones un partido de extrema derecha Fratelli d?Italia (6,5 %). Claramente, la derecha es la fuerza mayoritaria en Italia y el PD adquiere mayor relevancia ?solo obtuvo el 18,8 % en las elecciones del 4 marzo 2018- para ser el partido de oposición. Estos resultados tendrán sin duda influencia en el gobierno de coalición que forman la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5E), porque se da la vuelta por completo la relación de fuerzas entre los dos aliados con relación a sus votos obtenidos en las elecciones generales del 4 marzo 2018. Entonces, el M5E logró el 32,5 %, casi duplicando a la Liga (17,4 %). Referéndum sobre Salvini Salvini había planteado estos comicios como un referéndum: «El 26 de mayo no son elecciones europeas ?afirmaba Salvini-, se trata de un referéndum entre la vida y la muerte, entre pasado y futuro, entre Europa libre y estado islámico basado en precariedad y miedo». Ganó su apuesta el ministro del Interior Salvini, que prácticamente lleva un año en campaña electoral. De hecho, en los 5 meses transcurridos del 2019 solo ha pasado una veintena de días en la sede del ministerio. Salvini ha recorrido de mitin en mitin todo el país, ganando para la derecha varias elecciones regionales, siendo la última ayer mismo en Piamonte, lo que significa que la derecha gobernará en todas las regiones del norte. Matteo Salvini exulta hoy, porque su victoria personal es indiscutible: En las elecciones europeas del 2014 la Liga obtuvo el 6,2 %, porcentaje que ayer multiplicó casi por 6. Más cerca de eleccioens generales Aunque Matteo Salvini en su primera rueda de prensa tras la victoria, con un rosario en mano que besó, afirmó que mantendrá el contrato de gobierno con el M5E y que «no habrá crisis de gobierno», la realidad es que en Italia todos los analistas consideran que hay riesgo para el gabinete de coalición y se ven hoy más cercanas unas elecciones generales. El primer ministro, el abogado Giuseppe Conte, escogido por Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas para presidir el gobierno, ha sido muy criticado en las últimas semanas por la Liga, al considerar que favorecía los intereses del M5E. Teniendo en cuenta el modo determinante de actuar de Matteo Salvini, no parece concebible que Giuseppe Conte pueda seguir ejerciendo el cargo inclinándose hacia las posiciones del M5E, cuyo líder Di Maio ha intentando minimizar la derrota, que pone en cuestión su liderazgo. «Ahora con humildad, a trabajar», ha dicho Di Maio, mientras el fundador del Movimiento, el cómico Grillo ha escrito en Twitter: «Hoy Radio María y cantos gregorianos». Agenda de Salvini Matteo Salvini ha manifestado que a partir de ahora el gobierno ha de pasar al «sí», es decir, a la acción, o se vuelve a votar, porque el ejecutivo lleva meses paralizado, en gran medida por la inclinación del M5E a frenar algunos proyectos de la agenda de la Liga, en particular las obras públicas. Salvini explicó claramente en su primera comparecencia ante la prensa tras su triunfo cuál será su agenda de gobierno: «Demasiadas cosas han permanecido bloqueadas: El decreto de seguridad, la autonomía, el decreto sobre el crecimiento, la reducción de las tasas. No pediré una sola poltrona de más, sino una aceleración del programa del ejecutivo, desde la reducción de los impuestos a la autonomía (regional)». Salvini reconoce que la situación económica italiana es muy delicada, pues no hay crecimiento: Nos espera un momento «económicamente difícil», admitió Salvini. En definitiva, el vicepresidente y ministro del interior será quien dará las cartas y no parece dispuesto a que el Movimiento 5 Estrellas le ponga pegas a su agenda. Extrema derecha, mayoría en el Parlamento El elenco de temas que propone el ministro del Interior está en contraposición con lo que propugna el M5E, reacio a las obras públicas, a la autonomía y a ciertas medidas de seguridad que busca Salvini. Teniendo en cuenta que en los últimos meses la Liga y el M5E han mantenido duras peleas, es de suponer que será difícil que los dos aliados olviden el campo de batalla. De ahí que los analistas consideren que será muy fuerte la tentación de Matteo Salvini para hacer caer el gobierno y capitalizar con nuevas elecciones generales el magnifico resultado obtenido ayer. Cabe destacar que si se produjera ese adelanto electoral, la Liga tendría en el partido de extrema derecha, Fratelli d? Italia, un aliado natural. Según el resultado de ayer, ambos suman casi el 41 % de los votos, un porcentaje con el que, conforme a la ley electoral italiana, tendrían la mayoría absoluta en el parlamento. No necesitarían ni siquiera los votos de Forza Italia para ser mayoría, aunque Silvio Berlusconi ha dicho que su partido es clave para que en Italia vuelva la antigua alianza de centro derecha. Riesgo de aislamiento para Italia En cuanto a su posición en Europa, Matteo Salvini ha dicho que «se deben ver de nuevo las reglas europeas». En campaña electoral, el vicepresidente del gobierno manifestó su deseo de volver a la situación de la UE anterior a Mastricht, para poder superar el 3% de déficit y llegar incluso al 140% de deuda pública (actualmente está en el 132,5 %). Pero Salvini no podrá cumplir esos objetivos, porque no tendrá apoyos europeos e Italia corre el serio riesgo de verse aislada, teniendo cuenta los resultados de las elecciones en el resto de los países europeos. En los próximos meses, el gobierno tiene por delante una dificilísima tarea: Buscar unos 23.000 millones de euros para ajustar sus cuentas públicas. Bruselas no se lo pondrá nada fácil a Salvini.
26-05-2019 | Fuente: abc.es
El conservador Nueva Democracia gana a Syriza y Tsipras adelanta las elecciones
Ha sido una prueba general para los próximos comicios: Grecia ha registrado hoy por primera vez el claro adelanto del partido de centro derecha Nueva Democracia con el 33,3% de los votos, dejando atrás a los radicales de Syriza con el 23,9%. Tras cuatro años de gobierno Alexis Tsipras se enfrenta ahora a una importante derrota. Se mantiene el tenso bipartidismo entre los dos partidos, pero con Kiriakos Mitsotakis a la cabeza esta vez. Durante la campaña electoral Mitsotakis había insistido en la necesidad de cambio, en una futura reducción de impuestos y en la promesa de conseguir mayores inversiones y nuevos trabajos, algo que claramente desean muchos griegos. La victoria para Mitsotakis se completa con la noticia de que su sobrino Kostas Bakoyanis encabeza la lista de la alcaldía de Atenas (aunque es posible que no supere el 51% de los votos y habrá nueva votación el domingo que viene) y que sus candidatos han conseguido superar este porcentaje en seis regiones griegas, comenzando por la de Macedonia Central (donde se encuentra Tesalónica) y muchos ayuntamientos. Tras estos dos partidos, el tercer partido es ahora el Movimiento para el Cambio (KINAL según sus iniciales griegas) con el 7,2% que representa a los socialistas y a miembros de la antigua izquierda moderada. Cuarto partido el de los comunistas del KKE que se plantaron con 5,2%. Les sigue el partido de extrema derecha y carácter neonazi Amanecer Dorado, que ha disminuido su porcentaje, siendo ahora el 4,90% al existir un nuevo partido de extrema derecha clásica, denominado Solución Griega, que ha conseguido obtener el 4,1%. El partido paneuropeo DiEM25 del polémico ex ministro de finanzas Yanis Varufakis, aun no está claro si casi por los pelos, consigue un representante en el Parlamento Europeo ya que al tener Grecia 21 eurodiputados, tenía teóricamente que superar el 4% de los votos para elegir a uno de ellos. Se está todavía efectuando el detallado recuento de las cruces de preferencia en todos los partidos. Tsipras ha reconocido la derrota de su partido y ha anunciado esta medianoche (hora griega) que, tras el proximo domingo, cuando tendrá lugar la segunda ronda de las elecciones municipales y regionales, solicitará del Presidente de la Republica la convocatoria de elecciones generales. Insistió en el dilema al que se enfrenta el pais: seguir con el programa radical, con la reducción de la deuda pública, dejando atras los memorandos de ajustes y reformas, o bien volver a «la oscuridad de la austeridad, de los oligarcas, del Fondo Monetario Internacional». Se especula que las elecciones tendrán lugar el 30 de Junio.
23-05-2019 | Fuente: abc.es
La espectacular metamorfosis del populista  Movimiento 5 Estrellas
El alarmante descenso en los sondeos que ha registrado el Movimiento 5 Estrellas (M5E) después de un año escaso de gobierno ha llevado a su líder, el vicepresidente y ministro del Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, a realizar una metamorfosis del Movimiento que hoy le lleva a sostener todo lo contrario que defendía hace pocos meses o semanas. Di Maio defendía el cierre de los puertos italianos a los inmigrantes, se entrevistó en París con dirigentes de los chalecos amarillos cuando estos arreciaban sus luchas en la capital francesa amenazando con golpes de Estado y criticó con enorme dureza los vínculos que imponía Bruselas para las cuentas públicas. Esas posiciones populistas radicales de Luigi Di Maio, que actuaba como líder de un Movimiento trasversal que recogía votos de la derecha y de la izquierda, le hicieron perder consenso, hasta el punto de caer más de diez puntos en las encuestas: del 32,5% que el M5E obtuvo en las elecciones del 4 de marzo 2018 descendió hasta aproximarse al 20%. Mientras, su aliado de gobierno, el ultraderechista Matteo Salvini, líder de la Liga, tenía un proceso inverso: en su apogeo de apoyo popular alcanzó un 35% en las encuestas, duplicando su porcentaje de las elecciones generales (17,5%), un consenso que hoy ha disminuido hasta situarse en torno al 30% por diversos escándalos de corrupción de miembros de su partido. Para contrarrestar la diferencia en los sondeos con una Liga en posiciones de extrema derecha, el líder del M5E optó por una estrategia de confrontación con Salvini, girando hasta 180 grados para situarse en posiciones moderadas. Así, hoy Di Maio dice todo lo contrario de lo que sostenía hace pocas semanas, mostrando un récord de trasformismo como no se conocía en la política italiana. Por ejemplo, Di Maio se muestra como un político cercano a las posiciones de la Iglesia, que tiende más a establecer puentes en lugar de cerrar los puertos a los inmigrantes como hace Salvini; el líder del M5E elogia a la canciller Angela Merkel como una personalidad que «sería necesaria también en Italia»; Di Maio, que durante meses hizo campaña contra las naves de las ONG que salvaban inmigrantes en el Mediterráneo, ahora se opone al decreto sobre seguridad de Salvini, que pretende confiscar esas naves e imponerles fuertes multas. En fin, Di Maio se erige como el gran defensor de los parámetros de Maastricht, mientras Salvini afirma que no se deben respetar. Está por ver qué es lo que hay detrás de este récord de trasformismo. De momento, parece claro que el objetivo es electoral, y ya se están viendo sus intenciones. Por ejemplo, Di Maio ha querido aprobar en esta semana un decreto de ayudas a las familias por valor de 1.000 millones de euros, una medida puramente electoral. El ministro de Economía, el profesor Giovanni Tria, le dijo que no era posible porque no hay dinero en las arcas del Estado. Di Maio, que hace pocos días criticó duramente las posiciones de Salvini sobre el aumento de la deuda pública, respondió al ministro Tria, un técnico, que «decide la política, no los técnicos», y con arrogancia le exigió que sacara el dinero y se alineara con su línea política. Di Maio olvidó en solo unas horas su promesa de que se opondría siempre a medidas que aumenten el déficit. Pero las urnas mandan.
17-05-2019 | Fuente: elpais.com
La deuda pública marca nuevo máximo al subir en 11.652 millones en marzo
El endeudamiento de las Administraciones alcanza el 98,7% del PIB al cierre del primer trimestre
13-05-2019 | Fuente: abc.es
La fiebre amarilla paraliza las difuntas ambiciones reformistas de Macron
Los proyectos reformistas liberales de Emmanuel Macron han quedado aplazados «sine die», víctimas del síndrome saturnal de los dos años de mandato, que ha paralizado a todos los presidentes de Francia desde hace cuarenta y tres años. La Asamblea Nacional (AN) comenzó a discutir este lunes, en primera lectura, el proyecto de Ley que debe «transformar» la función pública, la burocracia del Estado francesa: era la «gran ambición» del candidato Macron, que llegó a prometer la supresión de 120.000 puestos de funcionarios, para modernizar la burocracia nacional. Elegido presidente hace exactamente dos años, Macron ha renunciado silenciosamente a tal proyecto, explosivo, políticamente. La gran reforma ha quedado desguazada, víctima de la inesperada aparición de la irredenta franquicia de los chalecos amarillos, a mediados del mes de noviembre pasado. Tras seis meses cortos de agitación, el gobierno de Emmanuel Macron ha hecho concesiones presupuestarias por un montante que oscila entre 20.000 y 25.000 millones de euros, según las estimaciones oficiales u oficiosas; y la reforma del modelo burocrático nacional ha sido «peinada» y recortada para intentar evitar nuevos problemas. «Adiós al liberalismo de Macron», comenta a toda página Pierre-Antoine Delhommais, en el semanario Le Point (independiente), agregando: «En apenas seis meses, el presidente parece haber renunciado a liberalizar la economía estatal francesa». «El mamut de la función pública no sufrirá una cura para perder grasa. Será generosamente alimentado», insiste Delhommais, para anunciar el «fin» de las ambiciones liberal-reformistas de Macron. La Asamblea Nacional ha comenzado a discutir y votará, a finales de mayo, la ley que debe «transformar» el modelo burocrático - jacobino francés, pero la timidez de las reformas sometidas a voto parlamentario sugieren un simple «maquillaje», muy alejado de la gran «transformación» anunciada hace dos años. Jean-Pierre Robin, afirma en Le Figaro (matutino conservador) que Emmanuel Macron es víctima del síndrome y «maldición» de los dos años que sufren todos los presidentes de Francia, desde hace cuarenta y tres años. Elegido presidente en 1974, Valery Giscard d?Estaing dio un frenazo a sus reformas en 1976, tras la dimisión de Jacques Chirac como primer ministro, acelerando la división y enfrentamientos entre las derechas francesas. Elegido presidente en 1981, François Mitterrand dio un frenazo y puso fin a su proyectada «construcción del socialismo a la francesa» dos años después, dando un giro de 180 grados a su política económica en 1983. Elegido presidente en 1995, Jacques Chirac se vio forzado a convocar elecciones generales anticipadas en 1997 (perdiendo la mayoría parlamentaria más excepcional de la V República), tras los meses de huelgas y crisis sociales donde quedaron enterrados sus proyectos reformistas. Elegido presidente en 2007, Nicolas Sarkozy se vio forzado a enterrar su proyecto de «ruptura con el conservadurismo de izquierda y derecha», un año después, víctima de un rosario de crisis nacionales y el fantasma de la crisis internacional que llegó el verano del 2008. Elegido presidente en 2014, François Hollande se vio forzado a precipitar una crisis de gobierno y nombrar primer ministro a Manuel Valls dos años más tarde, para intentar combatir las crisis nacionales que continuaron agravándose durante el resto de su mandato, siendo Emmanuel Macron consejero presidencial y ministro de economía. Elegido presidente el 2017, Macron entierra sus difuntas ambiciones liberales más tarde, para intentar apagar el incendio amarillo que estalló el mes de noviembre de 2018 con subvenciones y «cheques» por pagar con Deuda pública. Los sindicatos convocaron el 1º de mayo una primera jornada de protestas contra la Ley que debe transformar la función pública francesa. Seguirán otras. Pero el miedo de fondo que parece estar paralizando a Emmanuel Macron es la «fiebre amarilla» y el fantasma de Marine Le Pen, cuyo partido, Agrupación Nacional (AN), aspira a conquistar el puesto de primer partido de Francia en las elecciones europeas del próximo 26 de este mismo mes de mayo.
13-05-2019 | Fuente: elpais.com
Los españoles son los más preocupados por la economía
El sondeo muestra que el desempleo o la deuda pública aún se ven en España como retos prioritarios para la UE
1
...