Infortelecom

Noticias de desfiles militares

13-07-2018 | Fuente: abc.es
Francia espera un fin de semana explosivo
Francia teme «desbordamientos» y «riesgos de atentado terrorista» durante un fin de semana explosivo, entre la Fiesta Nacional, el sábado día 14, y la final del mundial, el domingo día 15. El ministerio del interior ha puesto en marcha un despliegue policial, anti disturbios y anti terrorista, excepcional. Más de 12.000 policías, anti disturbios y especialistas anti terroristas serán movilizados durante todo el fin de semana. Más de 3.000 médicos y enfermeros estarán de guardia todo el fin de semana, para intentar asumir cualquier riesgo imprevisto. Durante el último quinquenio, los desfiles militares del 14 de junio, Fiesta Nacional, conmemoración de la toma de la prisión de la Bastilla, en 1789, han estado marcados por incidentes de distinta naturaleza. El presidente Macron ha deseado incrementar las medidas de disuasión y protección. Ante la final Francia - Croacia, el domingo, los riesgos de desbordamientos imprevisibles son importantes en varias zonas sensibles, como los Campos Elíseos y los alrededores de la Torre Eiffel y el Campo de Marte, donde se instalará una zona «reservada» para unos 90.000 espectadores, que podrán seguir la final a través de pantallas gigantes. Se trata de un escenario bien conocido por las fuerzas del orden, donde se han producido muchos incidentes, reprimidos expeditivamente por las fuerzas anti disturbios, durante la última década. La bien reciente semana de incidentes en la «banlieue»/ suburbios de Nantes, son un antecedente inolvidable para las fuerzas de seguridad. La «banlieue» de París, la periferia norte, sobre todo, son siempre un «polvorín» inflamable. El presidente Macron ha deseado tomar medidas preventivas, con un fin disuasivo, de entrada.
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Francia se prepara para un fin de semana de alto riesgo
Francia teme «desbordamientos» y «riesgos de atentado terrorista» durante un fin de semana explosivo, entre la Fiesta Nacional, el sábado día 14, y la final del mundial, el domingo día 15. El ministerio del interior ha puesto en marcha un despliegue policial, anti disturbios y anti terrorista, excepcional. Más de 12.000 policías, anti disturbios y especialistas anti terroristas serán movilizados durante todo el fin de semana. Más de 3.000 médicos y enfermeros estarán de guardia todo el fin de semana, para intentar asumir cualquier riesgo imprevisto. Durante el último quinquenio, los desfiles militares del 14 de junio, Fiesta Nacional, conmemoración de la toma de la prisión de la Bastilla, en 1789, han estado marcados por incidentes de distinta naturaleza. El presidente Macron ha deseado incrementar las medidas de disuasión y protección. Ante la final Francia - Croacia, el domingo, los riesgos de desbordamientos imprevisibles son importantes en varias zonas sensibles, como los Campos Elíseos y los alrededores de la Torre Eiffel y el Campo de Marte, donde se instalará una zona «reservada» para unos 90.000 espectadores, que podrán seguir la final a través de pantallas gigantes. Se trata de un escenario bien conocido por las fuerzas del orden, donde se han producido muchos incidentes, reprimidos expeditivamente por las fuerzas anti disturbios, durante la última década. La bien reciente semana de incidentes en la «banlieue»/ suburbios de Nantes, son un antecedente inolvidable para las fuerzas de seguridad. La «banlieue» de París, la periferia norte, sobre todo, son siempre un «polvorín» inflamable. El presidente Macron ha deseado tomar medidas preventivas, con un fin disuasivo, de entrada.
09-03-2018 | Fuente: abc.es
Trump-Corea del Norte: del riesgo de guerra nuclear a una cumbre histórica
Con unos personajes tan excesivos como Donald Trump y Kim Jong-un, solo había dos opciones: o una guerra nuclear o una cumbre histórica. Afortunadamente, se ha impuesto la cordura y Trump ha optado por «marcarse un Nixon». Emulando a aquel presidente, el primero de Estados Unidos que visitó la China comunista y se reunió con Mao en 1972, el impulsivo magnate puede pasar a la Historia como el primer inquilino de la Casa Blanca en celebrar una cumbre con un dictador norcoreano. A la espera de ver dónde se encontrarán ambos en mayo, la cumbre podría ser todo un bombazo diplomático en caso de tener lugar en Pyongyang. Pero no ha sido fácil llegar hasta aquí, ya que hace solo un año ambos países estaban al borde de la guerra. Tras declarar que se había «acabado la paciencia» con Corea del Norte, en clara alusión a la política mantenida por Barack Obama, Trump endureció su discurso contra Kim Jong-un al ver que la mediación china no surtía ningún efecto. Kim Jong-un, en una imagen difundida al anunciar Corea del Norte el desarrollo de una bomba de hidrógeno - Afp Haciendo oídos sordos a sus advertencias, el régimen estalinista de Pyongyang continuó con su «diplomacia atómica» y siguió adelante con sus ensayos de misiles. Para tensar aún más la cuerda, incluso permitió la entrada de un centenar de periodistas extranjeros en abril con motivo del «Día del Sol», el aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, fundador de la patria y abuelo del actual dictador. Ante las cámaras de todo el mundo, Kim Jong-un lució su nuevo arsenal de misiles en otro de sus espectaculares desfiles militares. Aunque Trump anunció el envío de una «armada» con un portaaviones, luego se descubrió que era otro más de sus faroles, ya que dicho buque iba en realidad en dirección contraria: hacia unas maniobras en Australia. Tras esta escalada militar en primavera, habitual por las maniobras conjuntas entre EE.UU. y Corea del Sur que Pyongyang considera un simulacro de invasión, ni siquiera el cambio de Gobierno en Seúl rebajó la tensión. Ante el triunfo electoral del progresista Moon Jae-in, que abogó desde el primer día con retomar el diálogo, Kim Jong-un respondió con más lanzamientos de misiles. A un ritmo de casi uno por semana hasta el verano, sus proyectiles demostraron la mejora de su capacidad ofensiva porque, según los expertos, algunos eran misiles intercontinentales capaces de golpear todo el territorio estadounidense. Misil balístico intercontinental lanzado por Corea del Norte el pasado verano - Afp Con una nueva amenaza sobre la isla de Guam y dos misiles que sobrevolaron Japón, la tensión volvió a repuntar mientras la ONU castigaba a Pyongyang endureciendo sus sanciones internacionales. En este sentido, parece haber sido decisiva la colaboración de China para cerrarle a Corea del Norte su única fuente de ingresos, reduciendo sus envíos de petróleo e importaciones de carbón y marisco. En medio de un cruce de insultos en el que llamaron «Hombre Cohete» y «Viejo Chocho», Kim Jong-un provocó de nuevo a Trump en septiembre con su sexta y más potente prueba nuclear, respondida de nuevo con más sanciones. Tras la gira asiática de Trump en noviembre, Corea del Norte cesó en sus provocaciones y mantuvo un perfil bajo hasta que Kim Jong-un dio un nuevo bombazo, esta vez diplomático. En su discurso de año nuevo, tendió la mano al diálogo con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebraban en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang. «Las dos Coreas están ansiosas por evitar una nueva guerra que tendría consecuencias devastadoras para ambas partes. Esa es la principal razón detrás de la suave y sin precedentes rápida solución de todos los problemas sobre la participación del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno, así como de la cordial recepción de ambas delegaciones, casi fraternal», analiza para ABC el profesor Alexander Zhebin, director del Centro Coreano en el Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias. A su juicio, «ambas partes tienen motivos muy urgentes y diferentes para retomar su cooperación económica», pero «Corea del Norte tendrá que resolver la cuestión nuclear con EE.UU. de forma bilateral». El «deshielo olímpico» Dicho «deshielo olímpico» no solo llevó a las dos Coreas a desfilar juntas y bajo una misma bandera ? la de la reunificación ? en la ceremonia de inauguración, sino a una visita histórica de la hermana del dictador, Kim Yo-jong. Convirtiéndose en el primer miembro de la familia Kim en visitar el Sur, coincidió en el palco de autoridades con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, pero ni se miraron. Mejor le fue con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a quien invitó a cumbre en Pyongyang. El presidente surcoreano, saluda a Kim Yo-jong, hermana del líder de Corea del Norte - Efe Devolviéndole la visita, una delegación surcoreana se reunió este lunes con Kim Jong-un, que acordó reunirse con Moon Jae-in a finales de abril en el puesto fronterizo de Panmunjom, en pleno Paralelo 38. Además, se mostraba dispuesto a renunciar a sus armas nucleares si la Casa Blanca le daba garantías de seguridad al régimen. Pero eso no era todo. El enviado surcoreano, el consejero de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, viajó después a Washington para transmitirle a Trump el mensaje que le había dado Kim Jong-un. A su oferta para reunirse, acompañada de una moratoria de sus ensayos de misiles y nucleares, el presidente estadounidense respondía de inmediato y aceptaba celebrar en mayo una cumbre que será histórica. Como el viaje de Nixon a China en 1972.
09-03-2018 | Fuente: abc.es
Trump y Corea del Norte: del apocalipsis nuclear a un histórico encuentro cara a cara
Con unos personajes tan excesivos como Donald Trump y Kim Jong-un, solo había dos opciones: o una guerra nuclear o una cumbre histórica. Afortunadamente, se ha impuesto la cordura y Trump ha optado por «marcarse un Nixon». Emulando a aquel presidente, el primero de Estados Unidos que visitó la China comunista y se reunió con Mao en 1972, el impulsivo magnate puede pasar a la Historia como el primer inquilino de la Casa Blanca en celebrar una cumbre con un dictador norcoreano. A la espera de ver dónde se encontrarán ambos en mayo, la cumbre podría ser todo un bombazo diplomático en caso de tener lugar en Pyongyang. Pero no ha sido fácil llegar hasta aquí, ya que hace solo un año ambos países estaban al borde de la guerra. Tras declarar que se había «acabado la paciencia» con Corea del Norte, en clara alusión a la política mantenida por Barack Obama, Trump endureció su discurso contra Kim Jong-un al ver que la mediación china no surtía ningún efecto. Kim Jong-un, en una imagen difundida al anunciar Corea del Norte el desarrollo de una bomba de hidrógeno - Afp Haciendo oídos sordos a sus advertencias, el régimen estalinista de Pyongyang continuó con su «diplomacia atómica» y siguió adelante con sus ensayos de misiles. Para tensar aún más la cuerda, incluso permitió la entrada de un centenar de periodistas extranjeros en abril con motivo del «Día del Sol», el aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, fundador de la patria y abuelo del actual dictador. Ante las cámaras de todo el mundo, Kim Jong-un lució su nuevo arsenal de misiles en otro de sus espectaculares desfiles militares. Aunque Trump anunció el envío de una «armada» con un portaaviones, luego se descubrió que era otro más de sus faroles, ya que dicho buque iba en realidad en dirección contraria: hacia unas maniobras en Australia. Tras esta escalada militar en primavera, habitual por las maniobras conjuntas entre EE.UU. y Corea del Sur que Pyongyang considera un simulacro de invasión, ni siquiera el cambio de Gobierno en Seúl rebajó la tensión. Ante el triunfo electoral del progresista Moon Jae-in, que abogó desde el primer día con retomar el diálogo, Kim Jong-un respondió con más lanzamientos de misiles. A un ritmo de casi uno por semana hasta el verano, sus proyectiles demostraron la mejora de su capacidad ofensiva porque, según los expertos, algunos eran misiles intercontinentales capaces de golpear todo el territorio estadounidense. Kim Jong-un observa el lanzamiento de un misil en una imagen difundida en 2017 - Reuters Con una nueva amenaza sobre la isla de Guam y dos misiles que sobrevolaron Japón, la tensión volvió a repuntar mientras la ONU castigaba a Pyongyang endureciendo sus sanciones internacionales. En este sentido, parece haber sido decisiva la colaboración de China para cerrarle a Corea del Norte su única fuente de ingresos, reduciendo sus envíos de petróleo e importaciones de carbón y marisco. En medio de un cruce de insultos en el que llamaron «Hombre Cohete» y «Viejo Chocho», Kim Jong-un provocó de nuevo a Trump en septiembre con su sexta y más potente prueba nuclear, respondida de nuevo con más sanciones. Tras la gira asiática de Trump en noviembre, Corea del Norte cesó en sus provocaciones y mantuvo un perfil bajo hasta que Kim Jong-un dio un nuevo bombazo, esta vez diplomático. En su discurso de año nuevo, tendió la mano al diálogo con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebraban en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang. «Las dos Coreas están ansiosas por evitar una nueva guerra que tendría consecuencias devastadoras para ambas partes. Esa es la principal razón detrás de la suave y sin precedentes rápida solución de todos los problemas sobre la participación del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno, así como de la cordial recepción de ambas delegaciones, casi fraternal», analiza para ABC el profesor Alexander Zhebin, director del Centro Coreano en el Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias. A su juicio, «ambas partes tienen motivos muy urgentes y diferentes para retomar su cooperación económica», pero «Corea del Norte tendrá que resolver la cuestión nuclear con EE.UU. de forma bilateral». El «deshielo olímpico» Dicho «deshielo olímpico» no solo llevó a las dos Coreas a desfilar juntas y bajo una misma bandera ? la de la reunificación ? en la ceremonia de inauguración, sino a una visita histórica de la hermana del dictador, Kim Yo-jong. Convirtiéndose en el primer miembro de la familia Kim en visitar el Sur, coincidió en el palco de autoridades con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, pero ni se miraron. Mejor le fue con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a quien invitó a cumbre en Pyongyang. El presidente surcoreano, saluda a Kim Yo-jong, hermana del líder de Corea del Norte - Efe Devolviéndole la visita, una delegación surcoreana se reunió este lunes con Kim Jong-un, que acordó reunirse con Moon Jae-in a finales de abril en el puesto fronterizo de Panmunjom, en pleno Paralelo 38. Además, se mostraba dispuesto a renunciar a sus armas nucleares si la Casa Blanca le daba garantías de seguridad al régimen. Pero eso no era todo. El enviado surcoreano, el consejero de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, viajó después a Washington para transmitirle a Trump el mensaje que le había dado Kim Jong-un. A su oferta para reunirse, acompañada de una moratoria de sus ensayos de misiles y nucleares, el presidente estadounidense respondía de inmediato y aceptaba celebrar en mayo una cumbre que será histórica. Como el viaje de Nixon a China en 1972.
13-02-2018 | Fuente: elpais.com
¿Para qué sirven los desfiles militares?
Trump quiere importar a EE UU este tipo de eventos. No son la mejor forma de evaluar la eficacia de un ejército, pero siguen atrayendo a las audiencias televisivas
07-02-2018 | Fuente: abc.es
Trump pide un desfile militar para EE.UU. tras encapricharse con el del Día de la Bastilla en Francia
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha pedido al Pentágono que organice un desfile militar, ha informado este la Casa Blanca. Trump «ha pedido al Pentágono que explore una celebración en la que todos los estadounidenses puedan mostrar su agradecimiento (a los militares)», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. Un portavoz del Pentágono, Charlie Summers, explicó a la CNN que el proceso de planificación está en sus «inicios» y que apenas se están «examinando potenciales fechas» para el desfile. Estados Unidos no organiza un desfile militar a gran escala desde junio de 1991, después de ganar la primera Guerra del Golfo y con George Bush padre en la Casa Blanca. En esa ocasión, 8.800 militares desfilaron por el centro de Washington atrayendo a unos 200.000 espectadores, según The Washington Post. De hecho, los desfiles militares a gran escala en Estados Unidos son poco habituales y reservados a celebraciones posbélicas. Los hubo después de la guerra civil estadounidense, en 1865; una vez finalizada la Primera Guerra Mundial en 1919 y también en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial. Cuando EE.UU. retiró sus tropas de Irak en 2011, el Gobierno de Barack Obama no quiso organizar un desfile porque la guerra de Afganistán seguía su curso y había vidas estadounidenses en peligro. Tampoco los hubo después de las guerras en Corea y Vietnam, ya que Estados Unidos no salió vencedor de esos escenarios.
06-09-2017 | Fuente: abc.es
Ri Chun-hee, la presentadora que «canta» los «logros» de Corea del Norte
Después de Kim Jong-un, su rostro es el más conocido de Corea del Norte. Además del joven dictador, Ri Chun-hee es la presentadora que siempre aparece en la televisión estatal norcoreana anunciando los grandes «logros» del régimen. Es decir, sus ensayos nucleares, lanzamientos de misiles intercontinentales, desfiles militares y amenazas a Estados Unidos, Corea del Sur y Japón? También sus mayores tragedias, como la muerte en 1994 del fundador de la patria, el «Presidente Eterno» Kim Il-sung, y en 2011 de su hijo, el «Querido Líder» Kim Jong-il. En todas estas noticias, Ri Chun-hee no se limita a contarlas con un tono plano informativo a lo Ana Blanco, sino que las «canta». Ya sea de forma apasionada cuando se trata de una prueba nuclear o de misiles, amenazadora si es una advertencia a la Casa Blanca o incluso entre lágrimas en el caso del fallecimiento del abuelo y del padre del actual caudillo. Ataviada casi siempre con un traje tradicional de color rosa, y con el pin de los líderes en la solapa, Ri Chun-hee declama las noticias con toda la musicalidad del dramático idioma coreano y una potencia de voz que la han hecho famosa en todo el mundo. Y, por supuesto, también objeto de las más delirantes burlas en ese ingenioso festival del humor que es internet. Nacida en Tongchon, en la provincia de Gangwon, en 1943, cuando Corea aún estaba ocupada por Japón, sus humildes orígenes, su lealtad y, sobre todo, su voz le han permitido ganarse la confianza de las autoridades hasta unos extremos nunca vistos. Solo así se explica que Ri Chun-hee lleve en activo desde 1971 y que presentara ininterrumpidamente las noticias entre 1974 y 1980, mientras otros presentadores de televisión, actores o cantantes caían en las frecuentes purgas de un régimen tan paranoico como el norcoreano. Incluso tras su jubilación en 2012, fue requerida de nuevo en pantalla para anunciar el año pasado el cuarto y quinto ensayo atómico de Corea del Norte, así como el sexto el pasado domingo. Tras estudiar interpretación artística en la Universidad de Cine y Teatro de Pyongyang, Ri fue «reclutada», más que fichada, por la televisión estatal KCTV y, desde entonces, se ha destacado por su tono melodramático y sus noticias de alcance. Como no podía ser de otra manera en este anacrónico régimen estalinista, donde sus líderes son venerados como si fueran dioses, la presentadora asegura que fue el «padre de la patria», Kim Il-sung, quien le enseñó a dar así las noticias, los grandes hitos con los que Corea del Norte deslumbra al mundo. Cada vez que su rostro aparece en televisión, ya se sabe que otra crisis internacional está en ciernes y el planeta al borde de una nueva guerra nuclear.
28-05-2017 | Fuente: abc.es
Campos de concentración de chechenos gais, la última campaña «macho alfa» en Rusia
El Gobierno de Rusia presume de homofobia a su manera. Este país, que cuya cantante fue vetada por Ucrania en el último Eurovisión, se presentó en la edición de 2003 de un festival icónico para la comunidad LGBT como gran favorito de las casas de apuestas gracias a las t.A.T.u., el dúo de mujeres que, ataviadas con uniforme colegial, se besaban en público y cuyas canciones versaban sobre su supuesta relación lésbica. Once años después, en pleno conflicto con Ucrania por Crimea y el EuroMaidán, Sochi albergaba los Juegos Olímpicos de Invierno y las t.A.T.u. volvieron a representar a su país ante el mundo entero, pese a que en junio de 2013 la Duma aprobó la ley contra la propaganda homosexual que condena la promoción de lo gay. Entre medias, Lena y Julia demostraron no ser lesbianas, sino que solo jugaban a serlo. Incluso una de ellas aseguró que no aceptaría tener un hijo gay puesto que «un hombre verdadero debe ser un hombre real». Para Julia, «Dios creó al hombre para la procreación, es la naturaleza». Luego Rusia tomó Crimea, congeló el conflicto en el este de Ucrania y ahora, en 2017, en una de sus repúblicas, Chechenia, están cazando homosexuales: los persiguen, los encierran en campos de concentración, los torturan y los asesinan, según denuncia a ABC la vicepresidenta de la comisión de DD.HH. del Parlamento Europeo. Más de un mes después de los primeros informes de una purga anti-gay, la semana pasada el presidente ruso Vladimir Putin finalmente aprobó una investigación al respecto. En Chechenia rechazan vehementemente no sólo la tortura denunciada de gais, sino la propia existencia de estos hombres. «No hay homosexuales en Chechenia. No se puede detener y perseguir a los que no existen», dijo Alvi Karimov, portavoz del líder checheno Ramzan Kadirov, a la agencia de noticias Interfax después del primer reportaje del diario Novaya Gazeta sobre la desaparición de homosexuales. Tema tabú en la Chechenia conservadora, la comunidad gay estaba acostumbrada a llevar una doble vida: casarse, tener hijos y esconder su sexualidad incluso de sus familiares más cercanos. La activista LGBT rusa Svetlana Zahariova dice en un reportaje de la cadena norteamericana PRI que es muy difícil obtener información de la región, la más represiva de Rusia, pero pese a este vacío informativo varias víctimas y testigos han relatado a medios occidentales los abusos y violaciones del régimen checheno. La denuncia internacional llegó hace unas semanas a Sochi, donde Merkel recriminó a Putin en una rueda de prensa conjunta los abusos contra homosexuales: «Recibimos informaciones muy negativas sobre lo que sucede con los homosexuales en Chechenia y le pedí a Putin que ejerza su influencia para asegurar los derechos de las minorías». Ramzan Kadirov preside como un emir esta república rusa, donde se impone la sharia y la violencia lo inunda todo como símbolo de la masculinidad del líder, que reivindica su «islam moderado» frente al yihadismo de las guerrillas. Kadirov ha creado una especie de policía que se encarga de velar porque el comportamiento sea el adecuadoEn Rusia se asocian las crisis recientes tras el desplome de la URSS e incluso las guerras chechenas a una crisis de la masculinidad, según un reportaje de New Eastern Europe, y ahora machos alfa como Kadirov o Putin han recuperado los valores de una Rusia fuerte y patriarcal. La cultura de la masculinidad que implica fuerza y liderazgo es muy importante tanto en Rusia como especialmente en el norte del Cáucaso. «Tanto Putin como Kadirov hablan de ello y saben cómo rentabilizarlo en política comenta a ABC Maxim A. Suchkov, profesor asociado a la Universidad de Pyatigorsk State, situada a tan solo 280 km de Grozni, la capital chechena con una de las mezquitas más grandes del mundo. «Kadirov ha creado una especie de policía que se encarga de velar porque el comportamiento -desde los bailes hasta la vestimenta- en las bodas sea el adecuado, ha permitido de facto la poligamia frente a las leyes rusas y, ahora, se permite negar la persecución de homosexuales porque argumenta que en Chechenia, directamente, no existen: esto iría en contra del islam», afirma el autor de «La yihad en Rusia», Adrián Tarín. «Soy fuerte para proteger a quien obedezca» Las imágenes estereotipadas de la masculinidad tradicional fuerte y heroica inundan los medios de comunicación y la cultura popular rusa con fotografías de Putin montando a caballo a pecho descubierto, desfiles militares post soviéticos con un derroche disciplinario de sus soldados. Más que poses configuran un discurso político muy importante en la política y parecen claves para entender la Rusia de Putin. Kadirov trata de emularle en su república islámica. En su Instagram señala a sus enemigos, se fotografía con el presidente ruso, presume de tres hijos luchadores de artes marciales mixtas (MMA) en la televisión y posa marcial con su larga barba. El culto a la violencia lo acompaña de la defensa a ultranza del sufismo -según él tradicional de la región- frente al wahabismo. «Kadirov es un Putin checheno: su obsesión es el control, cortar de raíz cualquier reivindicación de pluralismo o diversidad, porque lo ve como algo decadente y corrosivo. El mensaje es: soy fuerte para proteger a quien me obedezca y despiadado con quien me desafía. Usa el miedo como forma de control social», explica a este periódico la Vicepresidenta de la Subcomisión de DD.HH. del Parlamento Europeo, Beatriz Becerra. Kadirov y los suyosEl colapso de la Unión Soviética en 1991 marcó el comienzo de un período en el que un discurso de victimización de la llamada masculinidad fallida impregnaba la sociedad, según el reportaje de News Eastern Europe. Ese discurso se sustentó en el aumento del desempleo de la tasa de mortalidad y desempleo de la población masculina. La investigadora Alexandra Novitskaya expone que la identidad nacional de la Rusia actual se encuentra mediada por una serie de valores como el patriotismo, la construcción de un estado fuerte, y el paternalismo patriarcal, asociados al discurso hipermasculino de Putin. El director del Centro de Estudios de Rusia, Andrew Foxall, ve en las fotografías oficiales de Putin -expone Tarín- los lazos existentes entre la identidad nacional rusa y los valores masculinos. «La existencia de una ?militarización de la masculinidad? que casa perfectamente con el nacionalismo». María, de 26 años, lleva tres en España. Procedente de una ciudad siberiana, estudió en Moscú y ahora en Madrid continúa su carrera en las finanzas. «La sociedad rusa sigue siendo bastante conservadora y tradicional,en la que hombres y mujeres tienen sus propios roles: las niñas son futuras madres y los chicos son los que alimentan a la familia. Una muchacha debe aspirar a verse hermosa, mientras que un chico tiene que ser varonil y fuerte», asegura, antes de comparar la situación de las mujeres en España, donde «son más activas en la lucha por sus derechos». Aunque la televisión -dice- continúa con esos clichés, estos estereotipos están cambiando rápidamente en las grandes ciudades. «Las parejas ya no se casan tan pronto como antes y ya no es tan habitual tener hijos a los veinte años». En #Chechnya100 se está larvando un genocidio contra la comunidad #LGBTI. Asesinatos, tortura, campos de concentración.. pic.twitter.com/UWNJYwmQ5r? Beatriz Becerra (@beatrizbecerrab) 16 de mayo de 2017Los países del «bloque soviético» siguen sacudiéndose los viejos tics heredados de los regímenes totalitarios comunistas, controlados por «camarillas masculinas y envejecidas», según comenta Beatriz Becerra.Los derechos de las minorías y de las mujeres entraron en la agenda política occidental en los años 60. Así y todo, hace un par de meses el eurodiputado polaco Korwin-Mikke se hizo famoso por afirmar en la Eurocámara que las mujeres son inferiores a los hombres. «Fue lamentable que los medios de comunicación dedicaran sus mejores y mayores espacios a este individuo en un debate sobre la brecha salarial, una realidad que nos debe avergonzar como europeos. Como le dije en el pleno, a mí también me cuesta aceptar que él y yo seamos iguales, que recibamos el mismo salario, que los ciudadanos europeos dediquen los mismos impuestos a pagarle a él y a mí, y que nuestro voto respectivo tenga el mismo valor.. pero éstas son las reglas de la democracia representativa». La vicepresidenta de la Subcomisión de DDHH del Parlamento Europeo se ha movilizado también en las últimas semanas para denunciar la caza de los homosexuales en Rusia. ?¿Por qué a Kadirov le interesaría promover estos «pogromos» anti gay? ?Le hace aparecer como un líder fuerte, tradicional, que mantendrá la supuesta pureza de su sociedad sin que le cree un problema con el Kremlin. El gobierno de Putin es también homófobo, así que en eso no van a chocar. Si fuera la caza al ruso o al cristiano tendría un problema. Kadirov le sirve a Putin para apaciguar cualquier ánimo de secesión ?concluye Becerra.
01-05-2016 | Fuente: abc.es
Los seguidores del clérigo chií Muqtada al Sadr asaltan el Parlamento iraquí
Los manifestantes seguidores del destacado líder chií Muqtada al Sadr se congregaron hoy en una gran plaza situada en el corazón de la fortificada Zona Verde de Bagdad, después de dar por finalizada su ocupación del Parlamento. La sentada se desarrolla en la llamada plaza Al Ihtifalat (Celebraciones), el principal lugar en el que se organizan actos públicos y desfiles militares y que cuenta con un arco de triunfo y un monumento al soldado desconocido Uno de los organizadores dijo que cientos de personas ocupan desde anoche la plaza para exigir la formación de un ejecutivo tecnócrata, y que «un gran número de manifestantes» entró hoy en la Zona Verde para unirse a la protesta. Los nuevos manifestantes llegaron con tiendas de campaña, colchones y mantas, lo que muestra la intención de levantar una acampada hasta que se cumplan sus demandas de un gabinete tecnócrata y el fin de las cuotas sectarias y la corrupción. Las fuerzas de seguridad no impidieron la entrada de los manifestantes, que entonaban lemas como «pacífica, pacífica» y »revolución blanca», aludiendo a las protestas. El presidente iraquí Fuad Masum; el primer ministro, Haidar al Abadi; el presidente del Parlamento, Salim al Yaburi; y líderes de partidos políticos mantuvieron hoy una reunión de urgencia para evaluar la situación. Los dirigentes van a estudiar la remodelación gubernamental en marcha y el modo de implementar las reformas exigidas por los manifestantes, informó a Efe una fuente de la Presidencia. Esta nueva demostración de fuerza de los simpatizantes de Al Sadr se produce después de que ayer cientos de ellos irrumpieran en la Zona Verde y algunos de ellos incluso en la sede del Parlamento, lo que llevó a las autoridades a declarar el estado de emergencia en Bagdad. Al término anoche de la ocupación del hemiciclo, Al Abadi recorrió el edificio y analizó las medidas a adoptar con los responsables del Ministerio del Interior. Al Abadi pidió perseguir a «los elementos que agredieron a las fuerzas de seguridad, a los ciudadanos y a los diputados, y sabotearon propiedades públicas, para presentarlos ante la justicia», según un comunicado. Por su parte, la Alianza Nacional, predominantemente chií, criticó la irrupción de los seguidores de Al Sadr en el Parlamento y subrayó que «reformar no significa destruir las instituciones del país». Al Sadr llamó a esta movilización después de que el Parlamento aplazara ayer una vez más la votación de gran parte del nuevo Gobierno, que el clérigo chií considera no obstante corrupto y sectario. La Zona Verde, que ocupa una superficie de 10 kilómetros cuadrados y está situada en la orilla del río Tigris, alberga las sedes del Gobierno y el Parlamento y embajadas occidentales como las de EEUU y Reino Unido.E Brutal atentado en Samawa Por otra parte, al menos 32 personas han muerto y otras 75 han resultado heridas a consecuencia de la explosión de dos coches bomba en la ciudad iraquí de Samawa, en un atentado cuya responsabilidad se ha atribuido la organización terrorista Estado Islámico, según informó la televisión estatal iraquí. La primera explosión se registró cerca de la sede del Consejo Provincial de la ciudad. La segunda, en una zona adyacente, situada además a a unos 60 metros de una estación de autobuses, según han confirmado fuentes policiales. En su comunicado, el grupo terrorista informó de que «uno de los coches estalló en plena de reunión de las fuerzas de seguridad del Ministerio del Interior de Irak, los Al Maghaweer». Cuando fuerzas de seguridad chiíes se aproximaron al lugar de la detonación para atender a los «muertos y heridos» entre los oficiales, otro coche bomba hizo explosión «y mató a más gente», de acuerdo con la nota que el grupo colgó en su cuenta de Twitter.
20-11-2015 | Fuente: elpais.com
El Madrid que frecuentó Francisco Franco
El paseo de la Castellana acogió sus desfiles militares, el hospital de La Paz su agonía y su muerte. Un recorrido por los edificios madrileños que tuvieron relación directa con el dictador