Infortelecom

Noticias de desarrollo sostenible

17-05-2022 | Fuente: finanzas.com
Syrah es un cuadro de mandos que integra información sobre el cumplimiento de los compromisos de desarrollo sostenible de una organización y su evolución.
06-05-2022 | Fuente: finanzas.com
Con motivo de la Agenda 2030 y en función de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se debe de promover el bienestar en todas las edades.
11-02-2022 | Fuente: as.com
"El deporte es un buen medio para divulgar el cambio que necesita el mundo"
Julio Andrade, director de CIFAL Málaga, atiende a AS para hablar sobre la colaboración con Scouz by AS, un proyecto vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible
11-01-2022 | Fuente: abc.es
La OEA funciona por el 64,4% de fondos que aportan EE.UU. y Canadá
Si la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha tenido utilidad para sus miembros ha sido sobre todo por sus distintos organismos, muchos de ellos especializados, que apoyan las más diversas actividades institucionales mediante una estructura de oficinas y funcionarios. Más allá de las peleas ideológicas en su máximo órgano de representación, en el que los embajadores actúan en nombre de sus países, existe un intenso trabajo consensuado en favor de la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos, el desarrollo, la igualdad y la sostenibilidad. Ese «Sistema Interamericano» tiene un coste: un presupuesto anual que supera los 80 millones de dólares, de los cuales algo más de la mitad son aportados por Estados Unidos. Sin ese dinero entregado por Washington, donde está la sede de la OEA, la organización sería una mera plataforma para la discusión política. Conviene recordarlo cuando algunos países del continente dicen querer sustituir la OEA, creada en 1948, por la más reciente CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe). Es razonable que los principales países de Latinoamérica deseen tener un foro en el que tratar entre ellos, sin la presencia de EE.UU. y Canadá, sus vecinos más ricos y desarrollados. México y Brasil empujaron para poner en marcha en 2011 la CELAC, donde ellos podían tienen la voz cantante, sin el hegemón hemisférico sentado a la mesa. El petróleo de Hugo Chávez, en época del «boom» del precio de las materias primas, alentó una organización con presencia de Cuba (que rechaza integrarse en la OEA), pero el reciente momento de «vacas flacas» del Socialismo del Siglo XXI en la región ha restado últimamente actividad a la CELAC. Ahora son México y Argentina los más interesados en ese liderazgo (el Brasil de Bolsonaro no participa), y un país acaba de pasar al otro la presidencia pro tempore de la entidad. CELAC, solo como foro LA CELAC tiene sentido como foro, pero como organización no podrá emular a la OEA. En caso de que algunos países fuercen un intento de sustitución, yéndose en bloque de la OEA, se corre el peligro de que el continente se quede sin un techo bajo el que se acojan todos. Algo así puede quizás satisfacer a algunas de las potencias latinoamericanas (sobre todo Brasil, México o Argentina, según sea su apuesta «antiyanqui»), pero para el resto resulta más provechoso y menos problemático un lugar donde el socio referencial es Washington en vez de alguno de sus vecinos más desarrollados. La OEA tiene este año un presupuesto de 84 millones de dólares, cubierto por las cuotas que aportan los estados miembros. A EE.UU. le corresponde pagar el 53,1% de las aportaciones (45,3 millones). Si a eso sumamos la cuota de Canadá (11,3%, lo que supone 9,6 millones de euros: por detrás de Brasil y por delante de México), tenemos que el 64,4% del gasto de la OEA corre a cuenta de Washington y Ottawa. Sin ese decisivo porcentaje, la organización podría hacer bien poco, y esa inanición sería el destino de una CELAC que pretenda ir más allá de un mero lugar de diálogo o incluso coordinación, de mínimo coste. El colapso de Unasur Unasur, la organización para Sudamérica puesta también en marcha en 2011 por impulso del Brasil de Lula da Silva y por Hugo Chávez, alcanzó en 2017, antes de su declive y desaparición, un presupuesto de 10,8 millones de dólares. Las contribuciones anuales de los distintos países sudamericanos eran inferiores a las que aportaban a la OEA, salvo en el caso de Ecuador, que era similar porque acogía la sede y deseaba cierto protagonismo. Unasur funcionó porque se articuló a partir de reuniones ministeriales sectoriales, pagadas por cada gobierno en cada caso; apenas contó con una estructura permanente, más allá de la figura del secretario general. Los males de Unasur ?impagos de cuotas en algunas ocasiones, bloqueo de la elección de un nuevo secretario general por desacuerdos políticos y por aspiraciones individuales de países, luchas ideológicas..? hundieron la organización y preanuncian los males que pueden aquejar al intento de una CELAC de mayor robustez. Cuando algunos países han buscado resucitar una asociación de las naciones sudamericanas ?un proceso de integración subcontinental que tiene pleno sentido? creando ProSur, han optado por algo de incluso menos presupuesto y sin apenas estructura permanente. Pero también aquí las luchas ideológicas están minando esa otra entidad. Necesidad de la OEA Por otra parte, los países americanos siempre necesitarán un lugar donde todos puedan discutir con Estados Unidos, y la OEA ofrece la ventaja de que ahí EE.UU. solo tiene un voto, como el resto de los miembros, de forma que los estadounidenses resulten vencidos fácilmente cuando se forma una mayoría alternativa. Chávez y Maduro han ganado muchas votaciones en la OEA gracias al petróleo entregado a los microestados del Caribe, cada uno con el mismo derecho de voto que EE.UU. Pero es que al margen de las luchas políticas en torno a la Secretaría General, desempeñada por Luis Almagro, y los pulsos diplomáticos en el seno del Consejo Permanente, del que forman parte los embajadores ante la OEA de los 35 países del Hemisferio Occidental (solo falta Cuba), lo importante de la organización es el trabajo que se realiza desde su estructura. El presupuesto permite el funcionamiento de departamentos altamente valorados por los distintos países. Entre ellos, por citar solo algunos, los siguientes: Secretaría de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Secretaría de la Comisión Interamericana de Mujeres, Comité Jurídico Interamericano, Secretaría de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, Junta Interamericana de Defensa, Fundación Panamericana para el Desarrollo, Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad, Departamento de Inclusión Social, Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia, Departamento para la Cooperación y Observación Electoral, Secretaría de la Comisión Interamericana de Puertos, Departamento de Desarrollo Sostenible, Secretaría de Seguridad Multidimensional, Secretaría del Comité Interamericano contra el Terrorismo, Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas y Departamento contra la Delincuencia Transnacional, Secretaría de Asuntos Jurídicos.
13-10-2021 | Fuente: abc.es
Desde la comunidad internacional de científicos condenan la persecución a los investigadores mexicanos
Un centenar y medio de académicos acaban de manifestar su preocupación a María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, por los procesos judiciales abiertos a 31 científicos mexicanos que ejercieron altos puestos dentro de la comunidad investigadora de México. Entre los que han defendido la rúbrica se encuentran científicos de todo el mundo que van desde Carlo Pietrobelli, profesor de Georgetown y Roma Tre, Nanditha Mathew de la Universidad de Pisa o Marina Fedorova científica en LifeArc de Londres. En la misiva consideran que los diferentes organismos, para los que han trabajado los acusados, «llevaron a cabo importantes iniciativas en la promoción del desarrollo científico y tecnológico de México. No obstante, se les ha acusado de actividades delictivas equivalentes a las de los cárteles de la droga, con sentencias que podrían llegar a los 80 años de prisión». Además, han añadido que la Declaración sobre la Ciencia y el Uso del Conocimiento Científico de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación Científica y Cultural de las Naciones Unidas, de Budapest en 1999 para exculpar a los académicos señalados que han promovido «el uso del conocimiento científico para el bienestar de poblaciones, por la paz y el desarrollo sostenibles». Ya la pasada semana investigadores y académicos latinoamericanos de las facultades estadounidenses de Columbia, Harvard, Princeton y Stanford, a los que se une la francesa Sciences Po, coinciden en expresar «con gran preocupación» los intentos por parte de la Fiscalía General de la República de México para condenar a 31 científicos ya retirados del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Es este mismo organismo el que ha promovido la denuncia contra los estudiosos. Gran parte de esta comunidad científica, que se pretende detener, también llegó a formar parte del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT). Código de conducta Para acallar posibles rumores sobre las instituciones de Gobierno, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología presentó hace varios días un nuevo Código de Conducta que exige a sus empleados y «grupos de evaluación de proyectos susceptibles de apoyos» que se abstengan «de emitir comentarios u opiniones negativos o desfavorables sobre las políticas o programas del Conacyt». Como es habitual en los discursos de López Obrador, se acusa a la anterior administración de corrupción que «antepusieron sus intereses particulares al interés general». Se les pide a los trabajadores de la ciencia «estar comprometidos, sobre todo, con la ética pública reivindicada por la Cuarta Transformación», un ideal hacia un nuevo régimen socialista que es el lema del presidente mexicano. Obviando que el juramento hipocrático de los científicos proferido por la UNESCO reclama «la existencia de un contexto social que favorezca la independencia y la responsabilidad de los investigadores». Hace una semana las prestigiosas universidades repartidas por occidente alzaban la voz al unísono para condenar «cualquier esfuerzo por crear un clima de intimidación hacia personas dedicadas al quehacer científico». Entorno a esta proclama han expresado «seguir con gran preocupación los esfuerzos de la Fiscalía para arrestar y procesar» a sus colegas mexicanos a los que se señalaba por lavado de dinero y crimen organizado. Delitos que conllevan penas de entre 20 y 40 años de prisión. Para mostrar el perfil de los acusados, nos encontramos a Enrique Cabrero Mendoza, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, desde el 2013 hasta el 2018, y que también ocupó el puesto de director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas durante ocho años. Peculado -quedarse con fondos públicos que debían administrar-, uso ilícito de atribuciones y facultades, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada forman parte de los cargos que se imputaban a estos hombres y mujeres de ciencia. Con esta orden de aprehensión, tal y como narra el rotativo 'El Universal' se pretendía encerrar a los estudiosos en 'El Altiplano', un penal de máxima seguridad en el Estado de México. Finalmente, Gregorio Salazar, un juez adscrito a la cárcel a la que iban a ser enviados, no vio delito alguno. Valencía judicial Por ello, 34 científicos entre los que se encuentran Alberto Díaz Cayeros, director del Centro de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Stanford, María Victoria Murillo, directora del Instituto de Estudios Latinoamericanos de Columbia, y Steven Levitsky, director del Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller, perteneciente a Harvard, emitieron un comunicado conjunto en el que aplaudían «la valentía judicial» sin ceder «a las presiones políticas para aceptar una orden de aprehensión basada en argumentos legales dudosos», según sus palabras. Por otro lado, el portavoz de la Presidencia, Jesús Ramírez, dejó entrever la postura de la Administración Obrador manifestando, mediante diversos tuits, que científicos pertenecientes al Foro Consultivo Científico y Tecnológico se gastaron casi 19 millones de euros en tintorería, comidas, viajes y salarios. E hizo hincapié que durante 16 años recibieron 23 millones de euros, pero sólo cuatro fueron a parar a proyectos científicos y tecnológicos. Y es que la Fiscalía basa su acusación en que el dinero público debería ir a parar «exclusivamente a aquellos proyectos de apoyo de la investigación científica y tecnológica, desarrollo tecnológico e innovación». El gobierno también quiso resaltar que «no persigue a científicos ni a nadie, pero no será cómplice de actos que dañen el patrimonio del pueblo mexicano». El exdirector adjunto de asuntos jurídicos del Consejo Nacional de Ciencia, José Rodrigo Roque, quiso recordar al medio económico 'El Financiero', que a pesar de que la Fiscalía quedó prácticamente inhabilitada para acusar a los investigadores con las mismas pruebas y delitos, advierte que no cesarán en su intento de meterlos en la cárcel. De hecho, la Fiscalía ha pedido la comparecencia de 5 de los 31 científicos a los que se les informará de los delitos en su contra. El pasado miércoles Gabriela Dutrénit Bielous, coordinadora del Foro Consultivo y Científico, acudió a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada para conocer la carpeta de investigación en su contra por un supuesto desvío de casi diez millones de euros.
19-09-2021 | Fuente: as.com
PRISA lanza la campaña 'Deja Buena Huella'
El Grupo está comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que trabajan para mejorar el presente y el futuro de las personas y el planeta.
30-07-2021 | Fuente: elmundo.es
¿Habrá bisontes en las dehesas andaluzas?
Este viernes se reúne la Consejería de Agricultura y Desarrollo Sostenible con científicos para analizar una experiencia piloto en una finca de Andújar con 18 ejemplares de bisonte 
31-01-2021 | Fuente: abc.es
Ana Paula Zacarias: «La tercera ola nos obliga a poner en marcha los planes con más rapidez»
Es el nexo de unión entre Lisboa y Bruselas. Ana Paula Zacarias codirige la Presidencia semestral de Portugal, encaminada a una recuperación en la que el gobierno luso quiere inyectar una dosis social para evitar que los colectivos más vulnerables sufran aún más daños. De los planes de recuperación subyace un cambio de calado a medio y largo plazo en la UE. Todos los planes se encuentran en la agenda estratégica de la UE, en los de la Comisión para los próximos años y en el programa de las presidencias de Alemania, Portugal y Eslovenia, a 18 meses vista. Se trata de actuar ahora, pero con visión de futuro. Hay que trabajar en la recuperación inminente de la pandemia, sí, pero hay que hacerlo con una visión de futuro. Eso también se refleja en los planes nacionales de recuperación. ¿En qué consiste la apuesta de la presidencia semestral portuguesa con la «Europa social»? Para salir de la crisis en la que estamos tenemos que hacerlo con la columna del desarrollo sostenible, el desarrollo digital e innovador y las políticas sociales. Y esto implica empleo y educación para el futuro, dar formación a la gente para tener esos empleos, y a la vez trabajar en la dinámica del estado social. Porque el modelo social europeo es el que ha permitido que en esta crisis haya sido nuestra salvación. Sin un sistema nacional de salud, ¿dónde estaríamos? Es muy importante que este modelo se refuerce porque hemos visto la importancia que tiene para la justicia social. Se trata de que nadie se quede atrás. La distribución de los fondos coincide con la presidencia. Nuestra labor es trabajar con el Parlamento para conseguir que todo esté terminado lo antes posible. El objetivo es que el dinero tiene que estar disponible en junio. Hay una unanimidad de los estados miembros para que esto ocurra, pero la presidencia está empujando para avanzar en este procedimiento. ¿La tercera ola puede alterar esos planes de recuperación? La pandemia lo retrasa todo. Pero también creo que los países están trabajando para que puedan entregar sus planes nacionales en febrero, para que la Comisión los evalúe en abril o mayo y que el Consejo lo vea y estos primeros dinero puedan llegar en junio. En principio yo diría que la voluntad de poner esto en marcha es tanta, que precisamente por la pandemia tenemos que hacerlo con mayor rapidez.
25-11-2020 | Fuente: elpais.com
La economía circular y la sostenibilidad, una gran oportunidad para la creación de empleo
Las iniciativas de desarrollo sostenible marcadas por gobiernos y organismos internacionales crearán nuevos puestos de trabajo, pero el cumplimiento de dichos objetivos ya sufre retrasos
20-11-2020 | Fuente: abc.es
AI denuncia la «descarada hipocresia» de Arabia Saudí cuando habla de empoderar a las mujeres
Con motivo de la cumbre del G-20 que se celebra este fin de semana de forma virtual desde Riad, Amnistía Internacional (AI) ha lanzado una campaña a nivel mundial con el fin de alertar a los líderes que participen en esta cita -que se celebrará de manera virtual debido a Covid-19- para que «no se dejen engañar» respecto a uno de los puntos que ocupan la agenda de la cumbre, el empoderamiento de las mujeres. En la página web oficial del G-20, que preside Arabia Saudí justifican la inclusión de este punto de la siguiente manera: «Abordar las desigualdades sociales y económicas persistentes entre hombres y mujeres no solo es crucial para la forma en que las mujeres viven, trabajan y prosperan, sino que también es un motor fundamental del desarrollo sostenible. Dar rienda suelta al acceso de las mujeres a las oportunidades es parte integral de todas las dimensiones del crecimiento sostenible e inclusivo y ayudará a las mujeres a alcanzar su máximo potencial en el siglo XXI. La presidencia saudí del G-20 está firmemente comprometida a mantener el impulso construido durante las presidencias anteriores del G-20 y a lograr avances concretos para empoderar a las mujeres y las niñas, en consonancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5». La ONG ha pedido a los líderes mundiales que llamen la atención de las autoridades saudíes «por su descarada hipocresía sobre los derechos humanos», en general, y en particular hacia las mujeres. Mientras Arabia Saudí parece preocuparse por el bienestar y el empoderamiento femenino, en su país, denuncia AI, «las activistas que encabezaron campañas a favor de los derechos de las mujeres se consumen en prisión o se enfrentan a su juicio».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Saudi gov is hosting <a href="https://twitter.com/hashtag/G20RiyadhSummit?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#G20RiyadhSummit</a> on Nov 21 with <a href="https://twitter.com/hashtag/G20leaders?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#G20leaders</a> to strengthen diplomatic &amp; economic ties &amp; fulfill <a href="https://twitter.com/hashtag/MBS?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#MBS</a>?s <a href="https://twitter.com/hashtag/Vision2030?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Vision2030</a>. This shouldn&#39;t happen at the expense of these jailed women activists! <a href="https://twitter.com/hashtag/UnmuteSaudiVoices?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#UnmuteSaudiVoices</a><br>Call for their freedom ?? <a href="https://t.co/mYPQnBgclQ">https://t.co/mYPQnBgclQ</a> <a href="https://t.co/ENJTfV4MHx">pic.twitter.com/ENJTfV4MHx</a></p>&mdash; Amnesty MENA (@AmnestyMENA) <a href="https://twitter.com/AmnestyMENA/status/1329424210138193922?ref_src=twsrc%5Etfw">November 19, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En los últimos años, las autoridades saudíes han tratado de mejorar su imagen mediante costosas campañas de relaciones públicas en las que se presenta al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, como reformista (una imagen que quedó seriamente deteriorada con el asesinato de Jamal Khashoggi). Una de las medidas tuvo lugar en junio de 2018, cuando se levantó la prohibición de conducir para las mujeres. La decisión fue ampliamente publicitada, presentándose ante el mundo como una muestra de la apertura y modernización del Reino. Para muchos organismos, se trataba, sin embargo, de un lavado de cara, como lo demuestra que dos años después de aprobar esta medida, sigan en prisión o a la espera de juicio algunas de las activistas que fueron encarceladas por defender el derecho a conducir. Ese es el caso de Loujain al-Hathloul, una de las defensoras saudíes más activas en la lucha por lograr este derecho. Fue detenida en una oleada de represión en mayo de 2018 contra quienes hacían campaña en favor de los derechos de las mujeres. Loujain al-Hathloul ya había sido detenida anteriormente en 2014 y había permanecido recluida 73 días, según documentó AI. Tras su liberación siguió haciendo campaña contra la prohibición de conducir y contra el sistema de tutela masculina, otra de las limitaciones y violación de derechos fundamentales a los que se enfrentan las mujeres, antes de ser detenida de nuevo en mayo de 2018. La activista Loujain al-Hathloul - AFP Loujain al-Hathloul lleva en huelga de hambre desde el 26 de octubre, como protesta por la negativa de las autoridades a permitirle un contacto regular con su familia. Según los informes a los que ha tenido acceso AI, «se encuentra débil y agotada, y crece la preocupación por su salud». Aprovechando la cumbre del G-20, la ONG ha instado a los mandatarios a pedir la liberación «inmediata e incondicional» de Loujain al-Hathloul, y también la de otras activistas encarceladas en 2018, como Nassima al-Sada, que hizo campaña por los derechos civiles y políticos de las mujeres; Samar Badawi, por defender el derecho de las mujeres a conducir; la bloguera Nouf Abdulaziz, por escribir sobre derechos humanos, y Maya?a al-Zahrani, por pedir su liberación en un blog. Según AI, «las cinco mujeres permanecen detenidas; algunas han sido sometidas a tortura o malos tratos y han sido recluidas en régimen de aislamiento». Auténticas reformistas «Para las autoridades saudíes, la cumbre del G-20 es un punto crítico: es el momento en el que pueden promover ante el mundo su agenda de reformas, y mostrar que su país está abierto a hacer negocios. Mientras tanto, las auténticas reformistas de Arabia Saudí están entre rejas», afirma Lynn Maalouf, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África. «En lugar de seguir la corriente al embellecido discurso del Gobierno saudí, los líderes del G-20 deben aprovechar esta cumbre para defender a las valientes activistas cuyo auténtico compromiso para con el empoderamiento de las mujeres les ha costado la libertad.» En 2016, príncipe heredero Mohamed bin Salmán presentó Visión 2030, un programa de reformas económicas y sociales con el que Arabia Saudí pretende diversificar su economía y superar su dependencia del petróleo. El programa también busca procurar más oportunidades a las mujeres y a los jóvenes. Entre los objetivos de este programa estaría el de proporcionar empleo a un millón de mujeres antes de 2030, según explicó el pasado verano Mishaal Al-Balawi, jefe de la división de derechos humanos en la misión del Reino ante Naciones Unidas, en el marco de una reunión sobre la discriminación de la mujer, en el Consejo de Derechos Humanos.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Nacer mujer en Arabia Saudí supone tener menos derechos que los hombres. Así funciona el sistema de ?tutela? masculina, que controla y limita su libertad.<a href="https://twitter.com/hashtag/FreeSaudiWomen?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#FreeSaudiWomen</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/G20?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#G20</a> <a href="https://t.co/UvSry4xUMH">https://t.co/UvSry4xUMH</a></p>&mdash; Amnistía Internacional España (@amnistiaespana) <a href="https://twitter.com/amnistiaespana/status/1329477504806031360?ref_src=twsrc%5Etfw">November 19, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En dicho encuentro, Al-Balawi señaló que tanto Visión 2030 como el Programa Nacional de Transformación 2020 han colocado el empoderamiento de las mujeres entre sus prioridades más importantes. «El Reino ha prohibido la discriminación contra las mujeres en el empleo, ha garantizado la igualdad de salarios de las mujeres con los hombres y ha aumentado la conciencia sobre la importancia de la participación de las mujeres en el mercado laboral». Sin embargo, para las activistas saudíes estas medidas son insuficientes, de ahí que hayan presentado como respuesta una «Visión popular de reforma», en la que exponen trece cuestiones de derechos humanos sobre las que piden a las autoridades que actúen. Abdullah Alaoudh, uno de sus promotores, lo describió como «el capítulo que creemos que falta en la Visión 2030 saudí». La «Visión popular» pide la liberación de todos los presos y presas de conciencia, así como el respeto de los derechos de las mujeres y los derechos de las personas migrantes, la abolición de la pena de muerte (Arabia Saudí lídera el ránking de ejecuciones, junto con China e Irán) y el fin de las violaciones del derecho internacional en Yemen. «Este fin de semana, para obtener oportunidades de negocios y un aplauso político, las autoridades saudíes hablarán de las reformas promovidas por activistas encarceladas», señala Lynn Maalouf. «Instamos a los líderes del G-20 a pronunciarse contra esta descarada hipocresía. Las activistas que siguen luchando por los derechos humanos en Arabia Saudí son las auténticas voces en favor de la reforma, y deben ser escuchadas, no encerradas.» Campaña virtual AI ha puesto en marcha también, con motivo de la cumbre del G-20, una campaña en las redes sociales a nivel internacional, que también se está llevando a cabo en España, que pide la liberación de las activistas encarceladas con el hashtag #freeSaudiWomen. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">?? Este fin de semana, los países más poderosos del mundo tienen una cita con <a href="https://twitter.com/hashtag/ArabiaSaud%C3%AD?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#ArabiaSaudí</a> en el <a href="https://twitter.com/hashtag/G20?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#G20</a>. <a href="https://t.co/Hc0hjABCs3">https://t.co/Hc0hjABCs3</a><br><br>En Amnistía Internacional, inundamos las calles para mandarles un mensaje claro: <a href="https://twitter.com/hashtag/FreeSaudiWomen?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#FreeSaudiWomen</a>. Abrimos HILO <a href="https://t.co/V8jJUeNbss">pic.twitter.com/V8jJUeNbss</a></p>&mdash; Amnistía Internacional España (@amnistiaespana) <a href="https://twitter.com/amnistiaespana/status/1329370633579483140?ref_src=twsrc%5Etfw">November 19, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En España, son más de 56 las ciudades, entre ellas, Albacete, Badajoz, Barcelona, Burgos, Lugo, Madrid o Zaragoza, donde activistas de la organización han salido a la calle para sensibilizar y movilizar a la ciudadanía de sus localidades. Para ello, durante los meses de octubre y noviembre, han escenificado en espacios públicos y difundido en redes sociales escenas cotidianas con situaciones que están o han estado prohibidas en Arabia Saudí para las mujeres, como por ejemplo, acceder a un restaurante, a una reunión de trabajo o a eventos deportivos sin verse sometidas a la segregación por sexos, así como matricularse en determinados estudios universitarios sin el permiso de un pariente masculino. En Arabia Saudí, las mujeres llevan décadas sometidas al sistema de tutela masculina, un conjunto de leyes represivas que han impuesto restricciones a derechos como casarse, trabajar o estudiar, lo que limita amplios aspectos de sus vidas.
1