Infortelecom

Noticias de derechos humanos

01-08-2020 | Fuente: elmundo.es
Arnaldo Otegi reclamará una indemnización al Estado tras la anulación de su condena
El Tribunal Supremo anuló ayer la sentencia del caso Bateragune después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenase a España por la parcialidad de una juez 
31-07-2020 | Fuente: abc.es
La UE negará fondos europeos a los seis municipos polacos que se declaran «libres de ideología LGTB»
La Unión Europea (UE) es «libre de querer» a quien se quiera. Este ha sido el mensaje el jueves de la presidenta de la Comisión Europea, la conservadora (CDU) alemana Ursula von der Leyen, a la decisión de Bruselas de negar fondos europeos a los seis municipios polacos autodeclarados «libres de LGBT». La retención de fondos y el mensaje de Von der Leyen son una clara sanción y advertencia a Varsovia por discriminar al colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales. La comisaria de Igualdad, la maltesa socialdemócrata (PL) Helena Dalli, informó el martes que el Ejecutivo comunitario había rechazado conceder fondos en el marco de un programa de hermanamiento entre municipios europeos a seis localidades polacas que se habían declarado «zonas libres de la ideología LGBT»: «Los valores de la UE y los derechos fundamentales deben ser respetados por los Estados miembro y las autoridades públicas. Por eso fueron rechazadas las candidaturas», indicó Dalli. «Nuestros Tratados garantizan que cada persona en Europa es libre de ser quien es, de vivir como quiera vivir y de querer a quien quiera querer y apuntar tan alto como quiera. Seguiré luchando por una Unión de Igualdad», ha defendido el jueves Von der Leyen. Según la portavoz de la política alemana, Dana Spinant, los servicios de la Comisión se pusieron en contacto con los municipios en Polonia que adoptaron resoluciones en contra del colectivo LGBT ?y a favor de «los derechos de la familia»? para que aclararan el impacto de estas iniciativas en el uso de fondos europeos. Si bien Dalli no ha especificado a qué pueblos les han sido rechazados los fondos, lo más probable es que se encuentren en el sureste conservador del país. La ciudad francesa de Saint-Jean-de-Braye fue la primera en romper su asociación con Tuchów en Polonia, declarando que la relación ahora estaba «contaminada». «Francia se compromete a combatir las violaciones de los derechos humanos basadas en la orientación sexual», dijeron representantes en un comunicado y agregaron: «Condenamos la posición adoptada por nuestra ciudad gemela de Tuchów».
31-07-2020 | Fuente: abc.es
Covid-19: la derrota de los generales venezolanos
Dice un memorándum del 23 de julio, emitido por la Dirección de los Servicios Para el Mantenimiento del Orden Interno de la Guardia Nacional Bolivariana ?publicado por Tamara Suju en su cuenta de Twitter?, que a los funcionarios que se contagien de Covid-19 se les abrirá un expediente y sancionará «severamente», puesto que el incremento de los casos «podría estar sucediendo por la falta de aplicación de las medidas preventivas». En otras palabras: la promesa militar consiste en que a los enfermos se les castigará por enfermarse. A comienzos de la semana pasada, solo en la Gran Caracas, el régimen de los generales anunció la instalación de 430 «barreras de contención», que impiden la circulación peatonal y de vehículos. Esta medida no es otra cosa que el agravamiento, que la intensificación extrema de la repetida e ineficaz solución que el militarismo en el poder está tomando para perder «la guerra» contra la pandemia. Porque de eso se trata: de una flagrante derrota: mientras todo esto ocurre, la propagación del Covid-19 continúa imparable y en ascenso, el número de contagiados y fallecidos crece a diario, los centros hospitalarios marchan, «a paso de vencedores», hacia un peligroso colapso. La fallida política de paralizar el funcionamiento de la sociedad con puntos de control, alcabalas y las mencionadas barreras, no ha sido la única. Los generales han creado caóticos regímenes de horarios de circulación, que vulneran las más elementales necesidades de las familias pobres del país ?hablo de más de 90% de la población? que deben salir a diario de sus casas a buscar alimentos y algo de dinero para paliar sus necesidades básicas, porque no tienen los recursos mínimos suficientes para disponer de un almacén ni siquiera para un período de dos o tres días. Han cerrado las operaciones de las oficinas públicas, suspendiendo así la obligación que tiene todo Estado de responder a las consultas de los ciudadanos y de tramitar las diligencias administrativas o de otra índole exigidas por la ley. Simultáneamente, han montado un lucrativo negocio en dólares, basado en una múltiple operación de robo, venta fuera de registro y reventa de gasolina y diésel, en las que están implicados centenares de militares, funcionarios operadores de la distribución de combustibles, autoridades locales y nacionales. El resultado es obvio: cientos de miles de familias que no tienen cómo movilizar sus vehículos, porque no están enchufados a la dolarización de la economía. La otra política que el régimen ha puesto en marcha ha sido la de vulnerar el imprescindible derecho de las personas a conocer las realidades de la pandemia. Por una parte, han puesto en práctica un plan que falsea los hechos y minimiza las cifras de lo que realmente está ocurriendo. Quien haya seguido, día a día, los partes de los voceros, las declaraciones de otros funcionarios, los informes de las autoridades de los hospitales y los responsables de las áreas de salud, y confronte esa quincalla de datos con los testimonios de médicos, paramédicos, enfermos y trabajadores de los centros de salud, puede concluir por sí mismo: han montado un gigantesco programa de mentiras, monstruo de mil cabezas en el que nadie cree, ni siquiera los propios miembros del PSUV. Han logrado que los datos sean risibles o simplemente carentes de cualquier utilidad. La otra política ha sido y es la de perseguir a quienes informan: se detiene a periodistas, médicos, paramédicos o a simples ciudadanos solo por informar de la pandemia o por compartir testimonio de experiencias propias o de familiares. El expediente de casos es cada día más abultado. Aunque la enfermedad afecta o amenaza las vidas de todas las personas sin excepción, el militarismo pretende que no se hable de ella en público, que la pandemia del Covid-19 sea envuelta en una pandemia de silencio. Pero, insisto, todo esto es vano: no solo se sigue hablando e informando sobre el virus, sino que los casos y sus víctimas continúan aumentando de forma irremediable. Las declaraciones de médicos y expertos virólogos, el documento de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales ?entidad que recibió amenazas por parte del teniente Cabello?, las proyecciones que han hecho investigadores de las universidades nacionales, los reportes del equipo de salud de Juan Guaidó, no se han equivocado. De hecho, en la mayoría de los casos, las peores estimaciones han sido sobrepasadas: el virus campea a sus anchas y ya alcanza a los propios autores de las prohibiciones. Las políticas de los generales para afrontar el Covid-19 ?prohibir, paralizar, ocultar, inmovilizar, desinformar, detener, reprimir? no han producido resultado alguno, porque violan derechos humanos fundamentales y porque carecen de sustento en la realidad: llevan consigo la pretensión de imponer un orden ajeno a los hechos y ajenos a las necesidades de las personas. No funcionarán las medidas porque no hay un sistema sanitario que lo respalde. No hay hospitales con agua y con los mínimos recursos necesarios. No hay garantías de que habrá suministro eléctrico mientras los pacientes reciben atención en las escasas unidades de cuidados intensivos. No hay mascarillas, ni guantes, ni batas y gorros desechables, como tampoco desinfectantes, limpiadores y geles, ni mucho menos medicamentos que suministrar a los contagiados que logran ingresar. Tampoco hay ese bien esencial, el que debería ser el más primordial de todos, que es el propósito en la alta jerarquía del régimen militarista, de salvar vidas al costo que sea: no hay solidaridad, ni empatía con el sufrimiento de las familias, ni les importa la situación de hambre creciente, ni mucho menos entienden por qué padres y madres están obligados a salir de sus casas todos los días en búsqueda de algo de comida. Todo eso está fuera de su campo de intereses. Por eso instruyen a los cuerpos armados a que paralicen y silencien el país, para así obtener la tranquilidad necesaria que les permita seguir robando, sin que nada perturbe el objetivo de engordar el botín.
31-07-2020 | Fuente: abc.es
Alerta sobre la «explotación» a la que Cuba somete a sus médicos en misiones exteriores
Organizaciones internacionales en favor de los derechos humanos, así como Naciones Unidas, han cuestionado las condiciones a las que Cuba somete a los médicos que envía al extranjero, cuyo número aumentó los últimos meses ante la necesidad de algunos países de personal sanitario por la emergencia del Covid-19. La ONU ha llegado a afirmar que las condiciones laborales son muchas veces «explotadoras» y podrían suponer «trabajo forzoso». La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido a los gobiernos que solicitan médicos cubanos que presionen a La Habana para exigir mayores libertades para quienes participan en esas misiones. Cuba ha enviado cerca de 1.500 profesionales médicos al extranjero con motivo de la pandemia de coronavirus. Casi la mitad, 600, fueron destinados a países del Caribe; 460 viajaron a África (217 de ellos a Sudáfrica), y 350 lo hicieron a Europa y Oriente Medio. En el caso europeo, los gobiernos de Italia y de Andorra fueron los únicos que solicitaron esa ayuda. A Italia acudieron 90 sanitarios y 39 al pequeño país pirenaico, dos de los cuales, con familiares en España, decidieron no regresar a la isla cuando su misión acabó el pasado 1 de julio, desafiando así a las autoridades de La Habana. Países cómplices de violaciones En un mensaje que diríase especialmente dirigido a Roma y a cualquier gobierno occidental que baraje pedir los servicios de misiones médicas cubanas ante nuevos brotes del Covid-19, Human Rights Watch reclama que se presione al régimen castrista en favor de los derechos a la privacidad, la libertad, la libertad de expresión y asociación y el libre movimiento del personal médico cubano que salga de la isla. «Los médicos cubanos enviados a responder a la pandemia de Covid-19 ofrecen valiosos servicios a numerosas comunidades, pero a costa de sus libertades más básicas», ha denunciado José Miguel Vivanco, director de HRW para Latinoamérica. «Los gobiernos interesados en recibir la asistencia de médicos cubanos deben exigirle al gobierno de Cuba que reforme su orwelliano sistema, que regula con quiénes los médicos pueden vivir, hablar o incluso mantener una relación sentimental», sostiene Vivanco. Y advierte que «los gobiernos que acepten asistencia cubana que incluya condiciones abusivas impuestas por Cuba podrían convertirse en cómplices de graves violaciones de derechos humanos». Sostén económico para el régimen La situación no es nueva. Desde que en 1963 comenzaron las misiones médicas cubanas en el exterior, varios cientos de miles de profesionales sanitarios han participado en ellas. De acuerdo con las estadísticas de la isla, entre 2015 y 2018 hubo en esos programas unos 50.000 cubanos, en 68 países. A comienzos de 2020, antes de la actual pandemia, la cifra se había reducido a 28.729, en gran medida por la «expulsión» del personal cubano en varios países a raíz de la caída de gobiernos especialmente simpatizantes con La Habana: de Brasil salieron 8.471 médicos y enfermeros, 725 de Bolivia y 382 de Ecuador. Parte de los médicos aprovecha la situación para huir, a pesar de las represalias que puede haber contra sus familiares en la isla. Entre 2006 y 2017, unos 8.000 médicos se acogieron a un programa de Estados Unidos que facilitaba su acogida en ese país; entre el 10% y el 20% de los destinados a Brasil no regresaron a Cuba cuando Brasilia canceló la misión. Estas misiones constituyen un importante sostén para la economía cubana. Según indicó a Euronews la investigadora del Cidob Anna Ayuso, los ingresos que recibe Cuba por esa actividad constituyen el 46% de las exportaciones y el 6% del PIB. Se trata de una contribución mayor que la aportada normalmente por el turismo y solo por debajo de la derivada de la refinación del crudo que le regala Venezuela. Vigilados por funcionarios cubanos En noviembre de 2019, la relatoría especial de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y también la especializada sobre la trata de personas expresaron en un documento conjunto su preocupación por la situación de los participantes en las misiones médicas cubanas. En su informe, hacían referencia a testimonios de personal médico que denunciaban presiones del Gobierno cubano para formar parte de las misiones, por más que estas en principio son voluntarias. También alegaron que no recibían un contrato de trabajo o no tenían siquiera acceso a una copia y que su libertad de movimientos quedaba «restringida y bajo vigilancia por funcionarios el Gobierno» de La Habana. El informe también hablaba de límites del derecho a la privacidad «por el control y seguimiento efectuado a los médicos, incluyendo la comunicación y las relaciones sostenidas con personas nacionales y extranjeras durante las misiones de internacionalización». Del 75% al 90% del salario Otro elemento es la explotación económica. Según el informe de la ONU, en los países donde el Gobierno anfitrión paga directamente al trabajador cubano, este debe devolver al Gobierno de Cuba un porcentaje de su salario que va del 75% al 90%. «En muchos casos, el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente; además, el Gobierno de Cuba estaría ?congelando? una parte del salario que los médicos pueden acceder únicamente tras su regreso al país, pero según la información recibida muchas veces no reciben la totalidad del monto que les corresponde». «Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones de internacionalización».
29-07-2020 | Fuente: abc.es
Turquía aprueba una ley para controlar y censurar contenido de redes sociales
El Parlamento turco aprobó este miércoles una polémica ley que cede a las autoridades un mayor control de los usuarios de redes sociales y les permite censurar contenidos. La enmienda, impulsada por la formación gubernamental islamista, Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), ha sido aprobada esta madrugada con el apoyo de su aliado parlamentario, el ultranacionalista Partido de Movimiento Nacionalista (MHP). La normativa obliga a las empresas de redes sociales a designar a un representante y a mantener sus servidores en Turquía. Las compañías deberán almacenar datos de los usuarios en el país euroasiático y se establece un plazo de 48 horas para eliminar contenido que las autoridades consideren «ofensivo». En el caso de no cumplir con sus obligaciones podrían enfrentarse a multas de entre 1.500 y un millón de dólares. Los principales partidos opositores, así como varias ONG defensoras de los derechos humanos y asociaciones de periodistas se oponen a la reforma al considerarla «anticonstitucional». Advierten de que la medida puede llevar a un mayor control y censura de la ciudadanía. «Esta enmienda aumentará significativamente los poderes del Gobierno para censurar contenido en la red y procesar a los usuarios de redes sociales», señaló en un comunicado Andrew Gardner, portavoz de Amnistía Internacional en Turquía. «Es una clara violación del derecho a la libertad de expresión en la red y contraviene el derecho y las normas internacionales de derechos humanos», agregó. Durante el debate parlamentario, miles de usuarios publicaron mensajes en Twitter bajo la etiqueta «parad la ley de censura». El Gobierno argumenta que la ley es necesaria porque las compañías tecnológicas no han tomado medidas contra actividades como el acoso sexual, los juegos de azar ilegales, fraudes y apoyo al terrorismo. El AKP ya había advertido antes de que pretendía introducir medidas legales para mantener bajo control a los gigantes de las redes sociales como Twitter, Facebook y YouTube al obligarlos a eliminar contenido o asumir fuertes multas. Entre 2014 y 2019, el Gobierno turco ha ordenado el cierre de unas 27.000 cuentas en redes sociales y cerca de 246.000 páginas web, según un estudio de la Universidad turca de Bilgi y la Asociación de Libertad de Expresión (IFOD). En enero se pudo volver a acceder desde Turquía a la enciclopedia digital Wikipedia tras casi tres años de prohibición, después de que el Tribunal Constitucional considerara que el bloqueo atentaba contra los derechos recogidos en la Carta Magna. Turquía ocupa el puesto 154 de un total de 180 países en el índice de Reporteros Sin Fronteras sobre libertad de prensa, y ha detenido a decenas de periodistas bajo acusaciones genéricas como apoyo al terrorismo, según denuncian ONG de defensa de derechos humanos.
28-07-2020 | Fuente: abc.es
Trasladan a la prisión más hostil de Irán a la profesora británica acusada de espionaje
La académica australiana de la Universidad de Melbourne con nacionalidad británica, Kylie Moore-Gilbert, que cumple una condena de 10 años de prisión en Irán por espionaje, ha sido trasladada a la prisión de mujeres más hostil del desierto y, según los informes, afectada por el coronavirus. Kylie Moore-Gilbert había estado detenida en la prisión Evin, en Teherán, durante casi dos años, antes de su traslado repentino hace tres días a la prisión de mujeres Qarchak, al sureste de la capital. «No puedo comer nada. Me siento muy desesperada», dijo Moore-Gilbert, en una llamada telefónica. «Estoy muy deprimida. No tengo la tarjeta telefónica para hacer llamadas. Se la pedí a los oficiales de la prisión, pero no me la dieron. La última vez que pude llamé a mis padres, de eso hace aproximadamente un mes», aseguró. Según los informes, Moore-Gilbert se encuentra en una zona para nuvos reclusos que se encuentra en cuarentena por la pandemia. Aislada y superpoblada, Qarchak tiene fama de ser una de las cárceles más hostiles del país. El mes pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos enumeró a Qarchak como una entidad responsable de «ejecuciones extrajudiciales, tortura u otras violaciones graves de los derechos humanos internacionalmente reconocidos». Moore-Gilbert, profesora de estudios islámicos en la Universidad de Melbourne, fue arrestada en septiembre de 2018 después de asistir a una conferencia académica, en la que fue invitada a hablar, en Qom. Algunos compañeros de la conferencia la señalaron como «sospechosa» ante la Guardia Revolucionaria de Irán, quienes la arrestaron en el aeropuerto de Teherán mientras se preparaba para volar fuera del país. Fue declarada culpable en un juicio secreto y sentenciada a 10 años de prisión por cargos de espionaje.
28-07-2020 | Fuente: abc.es
Trasladan a la prisión más hostil de Irán a la profesora australiana acusada de espionaje
La académica australiana de la Universidad de Melbourne con nacionalidad británica, Kylie Moore-Gilbert, que cumple una condena de 10 años de prisión en Irán por espionaje, ha sido trasladada a la prisión de mujeres más hostil del desierto y, según los informes, afectada por el coronavirus. Kylie Moore-Gilbert había estado detenida en la prisión Evin, en Teherán, durante casi dos años, antes de su traslado repentino hace tres días a la prisión de mujeres Qarchak, al sureste de la capital. «No puedo comer nada. Me siento muy desesperada», dijo Moore-Gilbert, en una llamada telefónica. «Estoy muy deprimida. No tengo la tarjeta telefónica para hacer llamadas. Se la pedí a los oficiales de la prisión, pero no me la dieron. La última vez que pude llamé a mis padres, de eso hace aproximadamente un mes», aseguró. Según los informes, Moore-Gilbert se encuentra en una zona para nuvos reclusos que se encuentra en cuarentena por la pandemia. Aislada y superpoblada, Qarchak tiene fama de ser una de las cárceles más hostiles del país. El mes pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos enumeró a Qarchak como una entidad responsable de «ejecuciones extrajudiciales, tortura u otras violaciones graves de los derechos humanos internacionalmente reconocidos». Moore-Gilbert, profesora de estudios islámicos en la Universidad de Melbourne, fue arrestada en septiembre de 2018 después de asistir a una conferencia académica, en la que fue invitada a hablar, en Qom. Algunos compañeros de la conferencia la señalaron como «sospechosa» ante la Guardia Revolucionaria de Irán, quienes la arrestaron en el aeropuerto de Teherán mientras se preparaba para volar fuera del país. Fue declarada culpable en un juicio secreto y sentenciada a 10 años de prisión por cargos de espionaje.
28-07-2020 | Fuente: abc.es
Irán endurece la prisión de una presunta espía australiana
Kylie Moore-Gilbert fue detenida en el aeropuerto de Teherán en septiembre del 2018, acusada de un delito de espionaje, tras ser invitada a participar como ponente en una conferencia en la ciudad de Qom. Fue condenada a diez años de prisión en un juicio que se celebró en secreto, y ha pasado los dos últimos en aislamiento en la prisión Evin de Teherán, durmiendo en el suelo. No obstante, grupos de derechos humanos y el gobierno de Australia confirmaron que el pasado fin de semana fue trasladada de forma repentina a la cárcel de mujeres de Qarchak, conocida por sus elevados niveles de violencia y por las durísimas condiciones en las que se encuentran las presas, sin acceso a atención sanitaria y que ahora, además, sufre un brote de Covid-19. Pese al riesgo que supone la enfermedad, el distanciamiento social es imposible porque las instalaciones están abarrotadas. Un informe de la agencia de noticias de Human Rights Activists detalla que en la prisión, controlada por la Guardia Revolucionaria, se producen torturas y violaciones, y además carece de servicios médicos, jabón y agua. También el departamento de estado de Estados Unidos destacó el pasado junio que Qarchak tiene un historial de «ejecuciones extrajudiciales, tortura y otras violaciones graves de los derechos humanos internacionalmente reconocidos». Desesperada y aislada En un comunicado hecho público ayer, el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia dijo que responsabiliza a Irán de la «seguridad y bienestar de la señora Moore-Gilbert» y que está intentando «urgentemente» poder hablar con ella. «El caso de la doctora Moore-Gilbert es una de las principales prioridades del gobierno australiano, incluso para nuestros funcionarios de la embajada en Teherán», se lee en el texto. Mientras, en una conversación telefónica con Reza Khandan, marido de la abogada iraní pro derechos humanos Nasrin Sotoudeh, también encarcelada, Moore-Gilbert dijo que está «desesperada y aislada». «No puedo comer nada. Estoy desesperada, muy deprimida. No tengo ninguna tarjeta telefónica para llamar. Le pregunté a los oficiales de la prisión pero no me dieron ninguna. Llamé a mis padres hace aproximadamente un mes», aseguró. Ayer, el esposo de la trabajadora británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe, que fue encarcelada en Irán en el 2016 también por espionaje, explicó que Qarchak es adonde «las autoridades envían a las presas políticas cuando quieren 'romperlas'» y añadió: «Está en medio del desierto sin agua corriente, con comida muy pobre, con drogas en el pan y el arroz, y (organizada) en pandillas, por lo que puedes esperar meses para tener una cama», explicó Richard Ratcliffe. Se calcula que hay solo 600 camas para más de 2.000 presas. Moore-Gilbert, que trabajaba como profesora de estudios islámicos en el Instituto Asia de la Universidad de Melbourne tras haberse graduado en Cambridge, siempre ha negado los cargos, de los que el gobierno iraní no ha presentado pruebas, pero sus palabras han caído en saco roto. Tampoco han valido de nada las gestiones de las autoridades australianas, que consideran que su detención y ahora su reubicación en una prisión con fama de ser una de las más hostiles del país, se debe a razones políticas. «No soy un espía. Nunca he sido una espía y no tengo ningún interés en trabajar para una organización de espionaje en ningún país. Cuando salga de Irán, quiero ser una mujer libre y vivir una vida libre, no bajo la sombra de extorsiones y amenazas», aseguró la académica en una carta que vio la luz hace unos meses. Moore-Gilbert denunció además que rechazó una oferta de Irán para convertirse en espía a cambio de su libertad. «No están contentos con su resistencia y su negativa a cooperar», manifestó Hadi Ghaemi, director del Centro de Derechos Humanos en Irán.
27-07-2020 | Fuente: elpais.com
La victoria de una mujer frente a un judío ortodoxo que no quiso sentarse a su lado en un vuelo
El Instituto neerlandés para los Derechos Humanos ha indicado a la compañía aérea que hable a partir de ahora con el causante y no con la víctima para evitar incidentes similares
25-07-2020 | Fuente: abc.es
Erdogan «reconquista» Santa Sofía y se burla de Occidente
Recep Tayyip Erdogan cumplió «un sueño de juventud» y rezó en la primera fila de la reconvertida Gran Mezquita de Santa Sofía. Dos semanas después de firmar el decreto para que el templo pasara de museo a mezquita, el presidente encabezó una oración multitudinaria repleta de símbolos y gestos que evocaron a 1453, cuando el Sultán Mehmed II conquistó la entonces Constantinopla y con ella el que había sido mayor templo de la cristiandad durante casi un siglo. «Santa Sofía estará al servicio de todos los musulmanes como mezquita y de toda la humanidad como patrimonio cultural», declaró el mandatario islamista frente a la tumba de Mehmed «el conquistador», que visitó nada más terminar un rezo en el que él mismo recitó en público varios versos del Corán. Erdogan y un grupo numeroso de invitados estuvieron en el interior de una Santa Sofía cubierta con una alfombra verde de lana de 2.000 metros cuadros para no dañar el suelo y con los mosaicos bizantinos estratégicamente tapados con cortinas, para cumplir con los preceptos del islam. El imam encargado de dirigir la oración, Ali Erbas, presidente de la Dirección de Asuntos Religiosos, ascendió a un mimbar flanqueado por dos banderas verdes con una espada en su mano, símbolo de la conquista otomana. «El islam crece y los turcos están construyendo un nuevo futuro», señaló el religioso durante su intervención en esta jornada histórica que se retransmitió en directo por televisión. En las imágenes se veía a miles de personas en los alrededores del templo -350.000, según Erdogan-, muchos de ellos con camisetas y pins especiales diseñados para la ocasión con los rostros de Erdogan y Mehmed II. Este enorme templo nació como «Santa Sofía de Constantinopla», icono del Imperio Bizantino, y era sede del patriarca ortodoxo y lugar de coronaciones hasta la conquista otomana. Entonces se taparon los símbolos ortodoxos, se levantaron los minaretes y hasta 1935 fue mezquita. Ese año, Mustafá Kemal Ataturk, creador de la Turquía moderna, ordenó el final del culto y que pasara a ser un museo. Pero 86 años después Erdogan vuelve a variar su estatus. «Santa Sofía servía a Erdogan para lamentar las ?injusticias padecidas por los piadosos turcos?. A partir de ahora será una más de las 3.200 mezquitas de Estambul y sería una sorpresa ver más de cien personas rezando dentro de pocos meses», señaló en su cuenta de Twitter el analista Soner Cagaptay, autor de libros como «El imperio de Erdogan». En declaraciones al canal alemán DW, el Nobel de Literatura turco, Orhan Pamuk, calificó la reconversión de «mensaje populista que demuestra que Erdogan no respeta más el secularismo del fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Ataturk. Quieren enviar al exterior el mensaje de que no estamos contentos con Occidente y ese no es un mensaje que me gusta». El jefe de la oposición, Kemal Kilicdaroglu, del partido republicano CHP, no estuvo presente en el primer rezo no porque se opusiera a la reconversión, sino porque no veía necesario que la ceremonia tuviera que convertirse en un espectáculo mediático, según recogieron los medios locales. En la vecina Grecia comenzaron a oírse las campanas de muchas iglesias ortodoxas de todo el país a la hora en la que comenzaron los rezos, lamentando este hecho en un monumento que para los griegos sigue siendo un símbolo importante de Bizancio y de la religión cristiana: fundado y construido por emperadores bizantinos, un símbolo del cristianismo y de la identidad pluralista de la ciudad de Estambul, antigua capital del imperio bizantino. El Arzobispo de Atenas y Primado de la Iglesia Ortodoxa Griega encabezó una letanía en la Catedral de Atenas a la misma hora, y declaró que era un «día de luto y sufrimiento para toda la Ortodoxia, el Cristianismo y el Helenismo». La fecha coincidía con el aniversario de la restauración de la democracia en 1974 y el regreso del político Constanino Karamanlis tras la caída de la Junta de los Coroneles. El primer ministro Kiriakos Mitsotakis envió un mensaje a los millones de cristianos greco ortodoxos, insistiendo que el cambio de estatus de Santa Sofía no era «una muestra de poder, sino evidencia de debilidad».Y hasta el presidente Donald Trump expresó su preocupación al Arzobispo Greco Ortodoxo de América, Mons. Elpidoforos, sobre la protección de los derechos humanos y las libertades religiosas en Turquía. También el mundo cultural está sorprendido y hasta indignado: se considera que Turquía no cumple sus obligaciones con la UNESCO y «es un golpe indiscutible al patrimonio cultural de la humanidad», como afirma un comunicado del Ministro de Exteriores heleno, recordando la Convención de la Unesco de 1972. El comunicado griego también resalta que en un momento en el que se necesitan convergencias y pasos unificadores, «los movimientos que incitan a las divisiones religiosas y culturales y amplían las grietas en lugar de salvarlos, no contribuyen a la comprensión y al acercamiento de los pueblos». El cambio de uso del monumento, además de su simbolismo, representa importantes riesgos para la estructura del edificio así como la de los valiosos mosaicos y otras obras de arte de su interior, que se podrían ver dañadas o quizás sean tapadas en el próximo futuro. En la ceremonia de ayer se habían colocado nuevas alfombras con símbolos otomanes en el suelo y grandes cortinas escondían los frescos que representan a la Virgen y el Niño .
1
...