Infortelecom

Noticias de demografia

23-12-2013 | Fuente: elpais.com
Unas 6.000 mujeres menos interrumpieron su embarazo. La demografía, el uso de anticonceptivos y la normalización de la prestación, razones del descenso
23-12-2013 | Fuente: elpais.com
Unas 6.000 mujeres menos interrumpieron su embarazo. La demografía y el uso de anticonceptivos, entre las razones
08-09-2013 | Fuente: abc.es
«Es muy probable que Siria deje de existir como país»
En la aldea global de un mundo ciberconectado, la geografía de los países diríase que pesa ya poco en el comportamiento de los estados. Para Robert Kaplan, ensayista estadounidense volcado en las relaciones internacionales, pensar eso es uno de los grandes errores de muchos analistas contemporáneos. Autor de libros sobre los Balcanes o los países del Índico, su último título, «La venganza de la geografía», que RBA publica esta semana en España, reivindica la permanente validez de accidentes geográficos, clima y demografía para entender el presente y predecir el futuro. Así es como, por ejemplo..
07-11-2012 | Fuente: elpais.com
¡Es la demografía, estúpido! Pero también la economía, la empatía con la clase media laminada por la crisis..
21-12-2010 | Fuente: elpais.com
Extrañas en una familia neandertal
Un grupo familiar formado por una docena de individuos -hombres, mujeres y niños- perdieron la vida, seguramente todos a la vez, en el norte de la península Ibérica. Los hombres estaban emparentados entre sí; las mujeres, no. Fue hace unos 49.000 años, eran neandertales y sus restos fueron a parar a la cueva asturiana de El Sidrón. El ADN, como en una investigación forense, ha desvelado ahora su parentesco y, de ahí, algunas pistas nuevas sobre el comportamiento y demografía de aquella especie europea que dominó el continente y que desapareció hace menos de 30.000 años. Los restos de aquellos individuos presentan claras marcas de canibalismo, una práctica conocida de los neandertales.
20-12-2010 | Fuente: elpais.com
Los genes desvelan el parentesco de una familia neandertal
Un grupo familiar formado por una docena de individuos -tres hombres adultos (de unos 20 o 25 años), tres mujeres, niños y adolescentes- perdieron la vida, todos a la vez seguramente, en el norte de la península Ibérica. Los hombres estaban emparentados genéticamente entres sí; de las mujeres sólo una. Fue hace 49.000 años, eran neandertales y sus restos fueron a parar a la cueva asturiana de El Sidrón. El ADN, como en una investigación forense, ha desvelado ahora su parentesco y ha proporcionado algunas pistas nuevas sobre el comportamiento y demografía de aquella especie europea que dominó el continente y que desapareció hace menos de 30.000 años. Los restos de aquellos individuos de la cueva presentan claras marcas de canibalismo, una práctica conocida de los neandertales (Homo neanderthalensis). Un equipo científico ha analizado los restos y exponen sus conclusiones esta semana en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias (EE UU).
15-11-2010 | Fuente: elpais.com
El sistema español de trasplantes es una de las joyas de la corona del sistema sanitario. Con 34,4 donantes por millón de habitantes, el país tiene la tasa de donantes más alta del mundo. Pero la demografía juega en su contra. La falta de donantes jóvenes, que llegaban al sistema después de los accidentes de tráfico, han hecho que haya que buscar los órganos cada vez más en personas mayores (la edad media está ya por encima de los 50 años), y eso dificulta el proceso. Portugal, que ha copiado el sistema español, es ya el segundo país del mundo en donantes, con unos 27 por millón, pero va camino de pasar a España, advierte Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).
28-05-2007 | Fuente: estaraldia.es
Según un informe de la Red Expertos Inmobiliarios, no habrá crisis ni caída brusca de precios en el sector inmobiliario, si empleo, demografía y nivel de renta se mantienen.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los países en los que se puede votar con menos de 18 años
La propuesta de rebajar la edad mínima exigida para ejercer el derecho al voto a los 16 años ya es una medida en firme en unos pocos países del mundo. En Argentina, por ejemplo, la era Kirchner dejó como parte de su legado la conocida como Ley del voto joven. Allí, desde 2012, se puede votar desde los quince años. Con dieciséis se puede en Cuba, Nicaragua y Ecuador. Como particularidad, cabe destacar que para los argentinos el sufragio a partir de los 18 pasa a convertirse en un deber. Argentina forma junto a Brasil y otros países iberoamericanos el reducido grupo de estados donde votar es obligatorio. En el continente africano también se da algún caso, pero la ley es allí poco más que papel mojado. En el joven estado de Sudán del Sur la norma abre la puerta a que los menores de 18 años voten, pero la situación allí es tan problemática que no se ha podido celebrar un solo proceso electoral con normalidad desde que se proclamó la independencia en el verano de 2011. Dada la violencia que asuela al país, nadie se atreve a apostar que las que están previstas en 2018 vayan finalmente a tener lugar. Etiopía y Sudán sí permitían antes votar a los 17, pero en las últimas elecciones esa edad se elevó, informa Eduardo S. Molano. Los únicos países europeos que ha instaurado el voto a los 16 son Austria y Chipre. En Eslovenia los jóvenes pueden votar a partir de los 16 si desarrollan algún trabajo remunerado. En Italia, el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo ha intentado en varias ocasiones abrir el debate sobre la edad para votar, pero ninguno de sus cinco proyectos de ley al respecto en esta legislatura ha prosperado, según informa Ángel Gómez Fuentes desde Roma. Aunque la iniciativa de Grillo no ha tenido gran seguimiento en la prensa, sí se ha hablado mucho en las redes sociales, donde ha contado con el hastag #VotoA16Anni. Tiene una fácil explicación que el M5E haya promovido esta batalla, pues es el primer partido en Italia con el arco electoral más joven (18-25 años), y aumentaría su base de electores si se alargara el derecho de voto a los jóvenes con 16 y 17 años. Beppe Grillo razona su propuesta con estos argumentos: «A los 16 años se puede trabajar, pagar los impuestos, pero no se puede votar. Un joven no puede determinar su futuro mediante la elección nacional del gobierno de su país. Es un contrasentido porque el joven es el primero que tendría que expresarse sobre el futuro, porque él lo vivirá más que los demás», escribe Grillo. Interés y participación A favor de su propuesta se ha pronunciado, entre otros, el profesor de Demografía y Estadística social en la Universidad Católica de Milán, Alessandro Rosina: «Los jóvenes con 16 y 17 años en Italia son poco más de 1.100.000; con su voto, se permitiría que el numero de jóvenes con edad hasta los 35 años, tendría numéricamente el mismo peso que los electores ancianos desde 65 años en adelante. Sería una reforma a costo cero, añadiendo derechos sin quitárselos a los demás. En un país que envejece es importante dar peso a quien en el futuro pagará o se beneficiará más de las decisiones que se adoptan hoy. No es casual que Italia sea uno de los países con menos inversión social en las nuevas generaciones», afirma Alessandro Rosina. Cree este profesor que la introducción de este derecho de voto a los 16 años aumentaría el interés y participación de los jóvenes en la política, de la que hoy se sienten muy distanciados. Irán, que permite votar con quince años, era el país que reconocía el derecho a una más temprana edad hasta que la Argentina kirchnerista llevara a cabo su polémica reforma. Sin embargo, como ocurre en el caso de Cuba a participación política de los jóvenes queda desvirtuada porque las elecciones allí están sujetas a infinidad de condicionantes y restricciones que hacen muy difícil hablar de democracia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Erdogan ante su único adversario posible: el deterioro de la economía turca
«Caída histórica de la lira». «La lira se desploma». «La lira pierde más valor». Son titulares a los que los turcos se habían acostumbrado durante las últimas semanas. La moneda turca estaba en caída libre y llegó a colocarse en 3,77 euros y 3,54 dólares. Era, efectivamente, un nivel récord. Con una campaña patriótica, pidiendo a los turcos que cambiaran sus ahorros a liras turcas y acusando a los especuladores de «querer derribar la economía turca», el presidente Recep Tayyip Erdogan ha conseguido frenar el desplome de la lira. No obstante, esta no es más que otra señal más del difícil momento que atraviesan las finanzas del país eurasiático. «Para mí el principal problema de la economía turca es la nueva normalidad del bajo crecimiento», explica a ABC el economista Emre Deliveli. «Debido a su demografía, y muchos economistas respetados están de acuerdo en esto, Turquía necesita crecer al menos a un 3,5 o 4% para que el desempleo no se eleve». En cambio, las estimaciones para el crecimiento de la economía turca en 2016 se han ido reduciendo a medida que pasaban los meses. Primero el Gobierno revisó sus expectativas desde un 4,5 a un 3,2%, pero el último informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), va más allá y coloca la tasa de crecimiento de la economía turca en el 2,9%. Con más de 140 periodistas críticos entre rejas, los colíderes del prokurdo HDP (Partido Democrático de los Pueblos) también en prisión preventiva y un partido de centro izquierda (CHP, Partido Republicano del Pueblo) incapaz de aumentar su apoyo popular, la economía es el único elemento que puede hacer sombra al poder del presidente Recep Tayyip Erdogan. Y a medida que las finanzas empeoran, el referéndum para definir si Turquía adopta un sistema presidencialista se acerca. El Gobierno se plantea convocar esta consulta, que podría aumentar las competencias de Erdogan, la próxima primavera. Monopolio islamista El islamista AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo), cofundado por el propio Erdogan, lleva en el poder desde los últimos 14 años. Y ha sido precisamente en el enorme crecimiento económico que ha experimentado el país en esta época en el que Erdogan ha cimentado las victorias obtenidas elección tras elección. «El AKP no es inmune a los problemas económicos», señala Deliveli. «En marzo de 2009, en unas elecciones locales, el AKP registró uno de sus peores resultados electorales. En ese momento era cuando la crisis económica mundial estaba golpeando a Turquía y la inflación y el desempleo aumentaban». El sector turístico, uno de los puntos fuertes de la economía turca, continúa todavía muy dañado a pesar de la reconciliación con Rusia. El número de turistas extranjeros en Turquía cayó en el mes de octubre un 25,8% en comparación con el mismo mes del año pasado. Y la industria también sufre. La producción industrial del país se redujo en septiembre un 3,8% en relación al mes anterior. Además, el paro registra un crecimiento interanual del 1,2% y se coloca en el 11,3%, según el Instituto Nacional de Estadísticas. Ya antes del verano, en junio, el desempleo juvenil sobrepasó por primera vez la media europea de 18,5% para situarse en el 19,9%. Con estos datos, el día 29 de noviembre, el primer ministro Binali Yildirim por fin pronunció por primera vez las palabras mágicas «crisis económica» pero solo para añadir inmediatamente después que se trata de una «fluctuación». No obstante, la inestabilidad política y social de Turquía, que incluye desde atentados terroristas a golpes de Estado y purgas masivas, ahuyenta la inversión extranjera. «Algunas de las medidas puestas en prácticas bajo el estado de emergencia están causando una gran pérdida de confianza en nuestra economía», aseguraba recientemente Cansen Ba?aran Symes, presidenta de la asociación empresarial TUSIAD. En este sentido, los rifirrafes con la Unión Europea, cuyos europarlamentarios han llegado incluso a pedir la congelación de las negociaciones con Turquía para su adhesión, no benefician para la llegada de capital, según señalan los expertos. «Turquía no atrae inversiones, pero no me refiero a inversores internacionales. Ni siquiera los turcos, la inversión doméstica, están contribuyendo al crecimiento de la economía», remarca Deliveli.