Infortelecom

Noticias de demografia

08-04-2016 | Fuente: abc.es
Reaparece Izzat al Duri, mano derecha de Sadam Husein y «cerebro» de Daesh
Izzat Ibrahim al Duri, que fue la mano derecha del exdictador iraquí Sadam Husein y que se había convertido en uno de los líderes de Daesh, ha reaparecido este jueves en un vídeo, casi un año después de ser dado por muerto. Al Duri, quien era el líder 'de facto' del disuelto partido Baaz y considerado uno de los 'cerebros' del grupo yihadista, ha criticado la «hegemonía» de Irán en el país y ha dicho que la situación «es responsabilidad de Estados Unidos». «Consideramos todo lo que ocurre en Irak como (responsabilidad de) Irán. Sus agentes, milicias, aparatos de seguridad, son responsabilidad de Estados Unidos», ha dicho en el vídeo de casi dos minutos de duración el que fuera rey de tréboles en la famosa baraja estadounidense de los más buscados en Irak. «Si Estados Unidos no se mueve para salvar a Irak y a su pueblo de la hegemonía de Irán, del control y la ocupación, para poner fin al derramamiento de sangre, la destrucción, el incendio y el cambio de la demografía, el pueblo iraquí deberá resistir», ha agregado. Rey de tréboles de los más buscadosPor último, ha pedido a los países árabes que hagan frente a Irán bajo una coalición encabezada por Arabia Saudí, refiriéndose además a la situación en Yemen, según ha informado la cadena de televisión saudí Al Arabiya. El gobernador de la provincia iraquí de Saladino, Raed al Juburi, anunció el 17 de abril de 2015 la muerte de Al Duri durante un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y el Estado Islámico, tras lo que una milicia chií confirmó el fallecimiento. Al Duri, de 73 años de edad aproximada, participó en el golpe de estado de 1968 que colocó a Hussein en el poder y se trataba del integrante más poderoso de la cúpula que todavía quedaba en libertad a pesar de la recompensa estadounidense que pesaba sobre su cabeza. El fallecido era un alto oficial responsable de la matanza de 1988 en Halabja, donde más de 5.000 kurdos fallecieron por un ataque biológico efectuado por las fuerzas iraquíes de Sadam. Al Duri consiguió evitar ser capturado durante la ocupación estadounidense mientras otros líderes baazistas eran ejecutados. Cuando volvió a la escena como 'cerebro' de Daesh, muchos iraquíes volvieron a oír a una de las mentes detrás de las mayores atrocidades contra chiíes, suníes, kurdos y otras minorías etnorreligiosas. «Uníos a las huestes de los rebeldes que ya han liberado la mitad del país», llegó a decir Al Duri sobre los milicianos de Daesh en varias grabaciones. Al Duri se convirtió en uno de los principales miembros del grupo terrorista. Se encargaba de la captación de simpatizantes del baazismo y de otros movimientos antioccidentales o nacionalistas árabes.
28-03-2016 | Fuente: abc.es
Sanders se crece ante Clinton tras su mejor noche de primarias
En abril de 2013, Nicolás Maduro reveló que el espíritu de Hugo Chávez, fallecido un mes antes, se le había aparecido en forma de un «pajarito chiquitico». Fue en el arranque de las elecciones de ese año, las que llevaron a Maduro a un sillón presidencial del que, a pesar de (o debido a) sus abusos, todavía no se ha bajado. El pasado viernes, en Portland (Oregón), otra ave se metió en política: un pájaro diminuto se subió al estrado en el que Bernie Sanders, el candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., daba un mitin previo a las primarias en los estados de Washington, Alaska y Hawai de este sábado. A Sanders solo le vale responder con victorias por goleadas en los estados que le son favorables «Quizá hay algo de simbología en esto», reaccionó Sanders ante una ovación enfervorizada del público veinteañero. El senador por Vermont dijo que era una «paloma de la paz» y que había que «acabar con las guerras». Pero, con los resultados obtenidos al día siguiente, en los que Sanders arrasó a su rival, Hillary Clinton, podría entenderse también que su campaña presidencial estaba lista para echarse a volar. El candidato de corte socialista consiguió un 73% de los votos en Washington, un 82% en Alaska y un 71% en Hawai. Fue su mejor noche en lo que va de campaña, con las victorias por amplio margen que son indispensables para recuperar la ventaja que Hillary Clinton ha obtenido en los estados del Sur. La ex secretaria de Estado ha demostrado que tiene el favor del electorado negro y latino, clave para imponerse en las primarias y un hipotético asalto a la Casa Blanca en el próximo otoño. A Sanders solo le vale responder con victorias por goleadas en los estados que le son favorables -como los de este fin de semana- y confiar en que eso otorgue impulso a su candidatura en los estados decisivos que quedan por delante. Victorias anunciadas Los resultados de este fin de semana estaban en el libreto de las primarias, tanto para el equipo de Sanders como para el de Clinton. Son estados de corte progresista, con muy poca población negra -en Washington y Alaska, el 4%, en Hawai, el 3%- y en los que los delegados se eligen en caucus (asambleas). El discurso anti Wall Street de Sanders cala bien en este electorado y los datos muestran que el sistema de caucus -frente a unas primarias convencionales- beneficia al senador de Vermont: en ellos ha ganado a Clinton por una diferencia media de 26 puntos, mientras que la ex secretaria de Estado se ha impuesto en votaciones de primarias por una diferencia de 23 puntos. En los estados con menos de un 7% de población negra en el electorado demócrata, Sanders ha ganado por más de 30 puntos en lo que va de carrera electoral. Pero cuando el porcentaje va por encima del 7%, Clinton se ha impuesto por 26 puntos. «Desde el primer día sabíamos que lo íbamos a tener difícil políticamente en el Sur profundo», dijo el sábado Sanders desde Wisconsin, donde el 5 de abril tendrá lugar la próxima cita electoral. «Pero sabíamos que las cosas mejorarían en el Oeste». El senador por Vermont defendió que los resultados mostraban que su campaña está haciendo una «mella significativa» en el liderato de Clinton. No dejéis que nadie os diga que no podemos ganar la nominación o las elecciones», Sanders exhortó a sus seguidores «No dejéis que nadie os diga que no podemos ganar la nominación o las elecciones», Sanders exhortó a sus seguidores. «Vamos a hacer las dos cosas». Pero los analistas -y los datos- lo siguen diciendo: a pesar de que las victorias de este fin de semana son un espaldarazo anímico para Sanders, las primarias siguen cuesta arriba. Apenas quedan estados con sistema de caucus por delante y la demografía no le será tan favorable a Sanders. La diferencia en delegados en estos momentos -1.243 de Clinton frente a 975 de Sanders- es abultada y parece insalvable si se contabilizan los -superdelegados-, que son enviados por el partido demócrata a la convención donde se elegirá al nominado. Al contrario que los delegados, estos no tienen su voto comprometido hasta el final, pero por ahora se inclinan de forma abrumadora por Clinton: 469 apoyan a la ex secretaria de Estado, por 29 que darían su voto a Sanders. Pero el socialista es optimista: «Hemos ganando en cinco de los últimos seis estados en juego, en todos ellos con gran ventaja», dijo ayer a la CNN, y confío en que, si encadena más victorias con la misma contundencia, los «superdelegados» cambiarán de bando: «Creo que cuando se den cuenta de que, encuesta tras encuesta, nosotros le ganaríamos a Trump por márgenes más amplios que Clinton, muchos de esos ?superdelegados? cambiarán de posición».
02-03-2016 | Fuente: abc.es
Bernie Sanders sobrevive al empuje de Hillary Clinton en los estados sureños
El libreto sobre cómo se desarrollaría el Supermartes se ha cumplido casi a la perfección: Hillary Clinton sale victoriosa y cimenta su condición de favorita gracias a los estados del Sur, mientras que Bernie Sanders mantiene la pelea por sus resultados en los del Norte. La ex secretaria de Estado se impuso en siete de los once estados (más Samoa americana) que estaban en juego en esta noche clave de las primarias: Alabama, Arkansas, Georgia, Massachusetts, Tennesee, Texas y Virginia. Todos, excepto Massachusetts, son estados del Sur, con una gran incidencia de la minoría negra en el electorado demócrata, una condición que favorece a Clinton. La apabullante victoria de Clinton en las primarias de Carolina del Sur del sábado pasado, donde seis de cada diez votantes eran afroamericanos, anticipaba que la favorita arrasaría en estados con una demografía similar. De hecho, en todos estos estados ganó con un porcentaje mayor del 60% y, en algunos casos, como Alabama, cercano al 80%. «¡Menudo Supermartes!», gritó eufórica la candidata nada más subir al estrado de su mitin de celebración. Clinton, como ya hizo en Carolina del Sur, apenas se paró a citar a Sanders y optó por volcar sus ataques en Donald Trump, el otro ganador de la jornada. «Nuestro trabajo no es hacer de América algo grande otra vez, América nunca ha dejado de ser grande», dijo en referencia al lema de la campaña de Trump. «Tenemos que hacer una América completa, que incluya a los que se han quedado fuera». Repitió también el mensaje del «amor y la bondad», otra referencia a Trump, para acabar castigando al multimillonario con un mensaje que las minorías -clave en estas primarias y en la elección general- recibirán con agrado. «En lugar de construir muros, vamos a tirar las barreras y tender puentes para las oportunidades», dijo con voz ronca desde Florida, donde tendrá lugar la siguiente gran batalla de las primarias, el próximo 15 de marzo. La favorita tiró de repertorio para apelar a la clase media, criticar a las grandes corporaciones que «hacen trampas, explotan o contaminan» y reclamar, con afectación, que «este país nos pertenece a todos, no solo a los que están arriba. EE.UU. es fuerte cuando todos somos fuertes». Clinton no se olvidó de apuntarse el legado de Obama, clave en su éxito en el voto negro: repitió su nombre varias veces y se comprometió a «terminar su trabajo». A falta del recuento de final de delegados obtenidos en el Super Martes, la victoria de Clinton es incontestable, pero no lo suficiente como para descartar a Sanders. Clinton ha arañado una victoria por la mínima en Massachusetts, un estado de Nueva Inglaterra que se suponía caería del lado del senador de Vermont, pero Sanders se impuso en los otro cuatro estados que su equipo contaba con ganar: Minnesota, Colorado, Oklahoma y el propio Vermont. Lo hizo por un margen más estrecho que las victorias de Clinton, excepto en el caso de Vermont, desde donde celebró los resultados. «Significa mucho para mí que la gente que mejor me conoce haya votado con tanta fuerza para que lleguemos a la Casa Blanca», dijo con aspecto algo cansado y la voz rota. Su discurso estuvo lleno de los lugares comunes de su campaña -transformar EE.UU., acabar con un sistema financiero corrupto, luchar contra el cambio climático, reformar el sistema penitenciario-, pero tuvo tiempo para atacar a Clinton a través de su talón de Aquiles, las SuperPAC, las plataformas de financiación electoral a las que se opone el socialista. «En Vermont no hay multimillonarios que compren las asambleas locales y en EE.UU. vamos a acabar con la corrupción de la financiación electoral», proclamó. Hablaba Sanders al comienzo de la noche, cuando los primeros resultados ya mostraban que Clinton sería la vencedora del Super Martes: «No os preocupéis, al final de la noche tendremos varios cientos de delegados». Y el senador, que se comprometió a seguir luchando hasta el final y hacer campaña en todo el país, no se equivocó. Las victorias que ha arrancado le permiten seguir dando vida a su mensaje y, gracias a los millones de contribuciones a su campaña de las últimas semanas, tiene fondos para dar pelea. Habrá que ver si consigue buenos resultados en algunos estados del Medio Oeste y del Oeste, con mayor población blanca, que entran en juego este mes. El Super Martes estira un poco más la ventaja a favor de Clinton, cuya victoria final parece más inevitable que ayer. Pero no lo suficiente para romper la cuerda que le separa de Sanders. !function(){var t=document.getElementById("vgframe577"),e=document.getElementById("vgdiv577"),n=function(){t.contentWindow.postMessage(e.offsetWidth,"*"),e.style.paddingBottom=e.offsetWidth*1400/816+"px"};window.addEventListener("resize",n),window.addEventListener("load",n)}()
24-02-2016 | Fuente: abc.es
El pueblo de los 1.000 huérfanos
A simple vista, Nyumbani Village parece un pueblo como otro cualquiera. Casas, caminos y cultivos con ese aire de «estamos trabajando en ello» que rezuman las aldeas kenianas, pero su demografía es inusual: mil niños y un centenar de abuelos, todos afectados por la tragedia del sida. Unos perdieron a sus padres y otros se quedaron sin hijos por culpa de la enfermedad, en algunos casos dentro de la misma familia. Ahora viven juntos en un aldea sostenible creada hace diez años por la ONG Children of God Relief Fund en Kitui, en el centro del país. «Todos han pasado por situaciones terribles y muchos han sido maltratados, no tanto por la enfermedad, ya que solo 81 niños están infectados, sino por su condición de huérfanos o por haber perdido la seguridad económica que les ofrecían sus hijos», explica a Efe el director de Nyumbani, Rafael Nganga. El pueblo cuenta con dos escuelas, un centro politécnico, una modesta clínica y varios pozos de agua. Todo gira alrededor de una premisa: ser lo más autosuficientes posibles para reducir costes e integrarse en el entorno. Los niños viven en grupos de diez acompañados por una abuela -en realidad son 93 abuelas y seis abuelos-, que solo tiene lazos de sangre con algunos de ellos, pero que los cuida a todos como si fueran suyos. Es importante que se sientan parte de una familia y, al mismo tiempo, mantengan los valores de su comunidad. Cada una de las casas, agrupadas de cuatro en cuatro, dispone de una pequeña parcela de tierra en la que las abuelas cultivan maíz, legumbres y otros vegetales con la ayuda de los niños, igual que harían si no estuvieran en Nyumbani. Y, desde hace unas semanas, también tienen electricidad. Antes, cuando los nietos adoptivos de Agnes Kilawa volvían a casa después de un largo día de colegio, ya casi de noche, una lámpara de queroseno era todo lo que tenían para alumbrar el pequeño salón donde hacen los deberes y cenan, pero la llegada de la energía solar lo ha cambiado todo. Luz en los hogares La iniciativa «Luz en los hogares», promovida por Amigos de Nyumbani y diseñada y ejecutada por Energía Sin Fronteras, ha permitido instalar paneles solares que suministran electricidad a las 161 viviendas de Nyumbani Village. «Antes estábamos casi a oscuras; no teníamos ni una bombilla en el salón. La energía solar nos da luz en cada habitación y es muy diferente para los niños», comenta Agnes, que reconoce que a ella también le ha venido bien tener más luz cuando cocina o cuando teje cestos de mimbre que luego vende para sacarse un dinero extra. Angie de Hoyos, que trabaja en el departamento de servicios sociales de la aldea, recuerda cómo «algunos niños se levantaban a las 3 o a las 4 para llegar antes al colegio y hacer los deberes», ya que las escuelas ya disponían de electricidad gracias a un proyecto anterior impulsado también por ESF. Además, el cambio a la energía solar ahorra más de 20.000 chelines mensuales (180 euros) a la organización solo por no tener que comprar el queroseno para las lámparas y evita que los niños inhalen los gases del combustible, por lo que la ventaja es doble. Como todas las iniciativas en Nyumbani, el centro politécnico busca contribuir a la autosuficiencia del pueblo y ofrece cursos de formación profesional -electricidad, carpintería y, cómo no, energía solar- tanto a los chicos del orfanato como a los de las comunidades vecinas. De hecho, en la vida diaria intentan tener mucho contacto con las aldeas cercanas -las escuelas son públicas, comercian con los excedentes agrícolas, compran productos que no pueden producir como el azúcar o el arroz- y así Nyumbani se convierte, casi sin quererlo, en un pueblo como cualquier otro.
02-02-2016 | Fuente: abc.es
¿Por qué todos hablan de Marco Rubio si solo fue tercero en los caucus de Iowa?
Los caucus de Iowa, que abren el camino a la Casa Blanca, han mostrado que Donald Trump puede hacer historia, que el senador Bernie Sanders le puede arrebatar a la demócrata Hillary Clinton el voto joven y que el senador Marco Rubio es el más sólido candidato del establishment republicano. Si Iowa puede extrapolarse al resto de la carrera de primarias demócrata y republicana, 2016 puede pasar a la historia como una de las elecciones menos convencionales de los últimos años, con un Partido Demócrata más a la izquierda y unos republicanos que han ignorado a sus dirigentes tradicionales: los gobernadores. El senador cubano-estadounidense Marco Rubio , que quedó tercero con un 23 % de los votos de las asambleas populares de Iowa, demostró su fuerza entre los republicanos de zonas urbanas y se convierte en el único aspirante de la política tradicional que tiene suficiente fuerza para hacer frente al magnate Donald Trump. «Rubio es el verdadero ganador. Ha excedido las expectativas. Además se convierte en el preferido del establishment, lo que cambia toda la dinámica del partido», dijo a Efe el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Iowa State, Steffen Schmidt. Trump ha hecho historia pese a quedar segundo a solo tres puntos del ganador, el senador Ted Cruz, el candidato de los evangelistas, con un 24 % de los votos y el segundo mayor número total de votos en la historia de los caucus de Iowa, que atrajeron a 180.000 personas. El showman ha conseguido movilizar a un gran número de personas desencantadas con la política conservadora tradicional y, si mantiene esa capacidad de movilización, es muy probable que Trump se convierta en el candidato para las Presidenciales de noviembre. Descartado Cruz, que no se identifica con el establishment, Rubio parece ser el único político del aparato del partido con apoyo suficiente, ya que su más inmediato seguidor en Iowa, el neurocirujano Ben Carson, no llegó al 10 % y todos los gobernadores y exgobernadores juntos no superaron el 9%. Bush, solo un 3% El exgobernador de Florida Jeb Bush, que partía en verano como favorito, solo se acercó al 3 % de los votos y no parece que pueda aglutinar la voluntad de los líderes del Partido Republicano que creen que Trump puede destruir a la formación. El senador republicano Lindsey Graham, que ha apoyado a Bush, dijo hoy que Rubio se ha desplazado demasiado a la derecha y «su posición en inmigración se acerca a la de Cruz», lo que consideró malo para el partido. «El problema es que estamos perdiendo a los hispanos, la demografía que más crece», aseguró el senador en una entrevista con MSNBC, en la que también dijo que las mujeres se alejan de un partido republicano más a la derecha por posturas extremas contra el aborto. La única opción que queda para los moderados, consideró, sería votar a Trump «pero si se hace eso será como comprar un billete para el Titanic después de haber visto la película». En el bando demócrata, Sanders ha conseguido una gesta histórica al entrar con fuerza en la contienda de un partido al que no pertenecía, en el que no tenía una estructura montada y al que espera cambiar para que deje de ser un tabú hablar de «socialismo». En Iowa, Sanders arrasó entre los jóvenes de entre 17 y 29 años con el 84 % de los votos, lo que confirma que ha sido acertado llamarle el candidato de los hípster. «Me gusta su mensaje para acabar con el privilegios de los millonarios, el medio ambiente y los derechos de la mujer. Es el momento para Bernie y una revolución», explicaba anoche a Efe Annie Majure, que cumplirá 18 antes de noviembre y por primera vez participaba en el complejo proceso de caucus. «Los recintos electorales con mayoría de estudiantes quedaron paralizados anoche por el alto número de asistentes», explicó Schmidt. El entusiasmo por Sanders no es exclusivo entre los jóvenes y ha hecho que este viejo hippie de 74 años, que se nutre de donaciones de una media de 27 dólares por persona, movilizara a votantes nuevos para conseguir un 49,57 % frente al 49,86 % de Clinton. La ex secretaria de Estado, con solo unas décimas de ventaja, se ha convertido en la primera mujer en la historia que gana unos caucus de Iowa y ahora se encuentra ante el desafío de frenar a Sanders, que podría convertir las primarias demócratas es una de las más competitivas jamás vistas.
19-01-2016 | Fuente: elpais.com
Béisbol y demografía
En la integración de los afroamericanos, el deporte tuvo más visión histórica que la sociedad
06-11-2014 | Fuente: abc.es
Los republicanos buscan un presidenciable frente a Clinton
La marea republicana en las elecciones legislativas del martes ha supuesto un espaldarazo a las esperanzas del partido de cara a las presidenciales de 2016. Los triunfos en estados «bisagra» -Iowa, Colorado, Carolina del Norte, Florida, Ohio o Michigan- es la amenaza más clara para la permanencia de los demócratas en la Casa Blanca.Sin embargo, quedan dos años para la elección presidencial y habrá que ver cómo se definen dos factores decisivos: quién vota y a quién se vota. La demografía del votante cambiará en 2016: buena parte del electorado demócrata -minorías, jóvenes y mujeres- tiende a q..
25-08-2014 | Fuente: elpais.com
La demografía se apodera de la Bolsa
El envejecimiento de la población es la "bala de plata" que tienen los inversores para rentabilizar sus carteras
19-07-2014 | Fuente: elpais.com
La ?tasa Mato? y la pobreza
El baremo para distribuir la ayuda entre las comunidades ignora la demografía
04-02-2014 | Fuente: elpais.com
Paul R. Ehrlich, premio de Ecología de la Fundación BBVA
Este entomólogo, biólogo y experto en demografía es el padre de la ecología evolutiva y del término "desarrollo sostenible"