Infortelecom

Noticias de deficit publico

12-09-2018 | Fuente: elpais.com
La Administración Central ralentiza en julio el ritmo de reducción del déficit público
El desequilibrio del conjunto de administraciones baja al 1,87% del PIB hasta junio. El objetivo marcado por el Gobierno para final de año es del 2,7%
20-07-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno aprueba hoy un aumento del techo de gasto para 2019 y revisará el cuadro macroeconómico
El Ejecutivo de Sánchez se enfrenta a una dura negociación parlamentaria para aprobar los nuevos objetivos de déficit público
13-07-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno retrasa hasta 2022 el fin del déficit público en España
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tendrá que abordar un ajuste de 5.000 millones el próximo año. Lo hará con subidas de impuestos
13-07-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno hará el ajuste de 5.000 millones con subidas de impuestos
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explica que las subidas de impuestos se concentrarán en 2019 y anuncia que se retrasa hasta 2022 el fin del déficit público en España
08-07-2018 | Fuente: elpais.com
El desvío presupuestario mantiene una deuda alta, losa que asumirán las siguientes generaciones
03-06-2018 | Fuente: abc.es
La renta de ciudadanía y la rebaja de impuestos, pilares del sueño populista
Italia comienza hoy a poner en práctica su «contrato para un gobierno del cambio». Será un viaje lleno de incertidumbre y seguramente con tormenta, para el que será necesario abrocharse los cinturones, a la vista de la crisis que ha vivido Italia durante tres meses, con dos fuerzas populistas llenas de retórica agresiva que negociaron algunas propuestas políticas extravagantes y promesas irrealizables. En cualquier caso, «para Italia esta es una nueva era histórica, con un camino muy complicado», según Sergio Fabbrini, profesor de Ciencias Políticas de la universidad Luiss de Roma. El primer cambio que debe afrontar el Gobierno del profesor Giuseppe Conte, con Luigi Di Maio y Matteo Salvini, los dos vicepresidentes que son realmente quienes tienen el control del Ejecutivo, es la realización de un programa muy ambicioso. Sus tres propuesta estrella son la rebaja de impuestos, una renta de ciudadanía a los parados y la contrarreforma de las pensiones. Es un programa con un coste de al menos 120.000 millones de euros, mientras el contrato del gobierno ofrece muy pocos ingresos para cubrirlo. Renegociar la deuda europea El ministro del Interior, Matteo Salvini, que publicó el miércoles un vídeo explicando cómo sería salir del euro, ha dicho tras jurar su cargo que «Italia renegociará las reglas de la UE». Aquí precisamente está la clave del gobierno Conte con relación a Europa: pretende renegociar las reglas del tratado de Maastricht que exige que el déficit publico no sobrepase el 3% del PIB. Los populistas quieren tener las manos libres. Solo así esperan poder cumplir su programa soñado. Por eso, el gobernador del Banco Central italiano, Ignazio Visco, advirtió la pasada semana a los populistas y euroescépticos que «las normas dentro de las cuales operamos, pueden ser discutidas, criticadas. Pero no podemos prescindir de vínculos constitucionales como la tutela del ahorro, el equilibrio de las cuentas públicas, el respeto de los tratados. Es necesario tener siempre presente el riesgo gravísimo de echar a perder en poco tiempo y con pocas medidas el bien insustituible de la confianza». Reforma de las pensiones El Gobierno quiere dar respuestas inmediatas a su electorado sobre muchas de sus promesas, en particular la reforma de las pensiones. Para dar la imagen de que se eliminan privilegios, se empezará recortando las llamadas pensiones de oro, que superan los 5.000 euros mensuales.En la clasificación de las pensiones de oro más altas, el más «dorado» es Mauro Sentinelli, exmanager de Telecom, que percibe 91.000 euros al mes; mientras que el exprimer ministro Giuliano Amato cobra 31.000 euros mensuales, aunque solo se embolsa 11.000 euros netos porque el resto lo da en beneficencia. Se estima que con los recortes en las pensiones de oro el gobierno podrá recaudar unos 150 millones de euros. Se trata de una cantidad simbólica, pero de impacto para la opinión pública. La medida podría ir acompañada de un aumento de las pensiones mínimas. Mucha más importancia tendrá la reforma de la ley aprobada por el gobierno de Mario Monti, que subió la edad de jubilación a partir de los 67 años. Ahora se podrá jubilar uno a los 65 años, tras haber pagado a la Seguridad Social durante al menos 35 años. Esta contrarreforma puede tener un coste de unos 100.000 millones de euros, repartidos en cinco años. Rebaja de impuestos La bandera electoral de la Liga Norte fue la flat tax, que consiste en la aplicación de una tasa única, reduciendo los cinco tramos actuales del IRPF. La Liga prometió una tasa única al 15%. Ahora se prevén dos tramos: quienes ganen hasta 80.000 euros pagarán el 15%, y un 20% los que superen esa cifra. También para las empresas el impuesto se rebaja al 15%. Se verán muy privilegiados los ricos. Además, su punto débil es el muy elevado coste: para cubrirlo serían necesarios 50.000 millones de euros al año. Para justificar esta rebaja de impuestos, la Liga Norte considera que se aumentará notablemente el consumo y se activará la economía. El nuevo ministro de Economía, Giovanni Tria, es partidario de una introducción gradual de la flat tax. Renta de ciudadanía Si la bandera electoral de la Liga fue la flat tax, para el M5E fue la renta de ciudadanía. Se trata de una mensualidad mínima garantizada, con el compromiso de buscarse un trabajo: 780 euros para una persona soltera; si está casada y con dos hijos menores de 14 años percibiría 1.700 euros. Esta propuesta del M5E ha recibido feroces críticas, incluso por parte de la Liga Norte, por considerar que se trata de asistencia social malgastando enormes recursos que se deberían destinar a la creación de empleo. Según Luigi Di Maio, la medida tendrá un coste de unos 17.500 millones, pero los expertos duplican esa cifra. El nuevo ministro de Economía, Giovanni Tria, fue muy crítico con la renta de ciudadanía: «Es una medida que configura una sociedad en la que una parte de la población produce y otra consume», explicó Tria. Posible aumento del IVA El alto coste que tiene la rebaja de impuestos y la renta de ciudadanía podría llevar al gobierno a tener que aumentar el IVA. El ministro del Tesoro, Giovanni Tria, podría dar luz verde para que la tasa del consumo pase desde el 22% al 24,2%, lo que supondría unos ingresos de 12.500 millones de euros. Inmigración El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, ministro del Interior, viaja hoy a Sicilia, «la frontera del sur», para dar un mensaje a Italia y a Europa de que a partir de ahora se inicia una nueva etapa, con un claro objetivo: «Menos inmigrantes y más expulsiones». En la campaña electoral Salvini prometió la expulsión de 500.000 inmigrantes irregulares. Al ministro de Economía le ha pedido que recorte los 5.000 millones de euros que se dedican a la acogida de inmigrantes. Y de inmediato quiere cantarle las cuarenta a la UE, en la reunión de ministros del Interior prevista para mañana en Luxemburgo, donde se hablará de cuotas de inmigrantes. Salvini exige la reforma del tratado de Dublin, que impone a los refugiados identificarse y permanecer en el primer país de la UE en el que ponen pie. Parece claro que ese acuerdo de Dublín se tendrá que modificar porque descarga sobre los países de frontera todo el peso de la acogida de inmigrantes.
30-05-2018 | Fuente: abc.es
Preocupación y expectación en italia
La pasada semana he estado en Italia por razones académicas. He seguido sus vicisitudes políticas ilustrado por el parecer de mis amigos, colegas de altura intelectual y calidad humana. Todos están muy preocupados. Ninguno apoyaba la «solución» Conte. Tomemos las aguas desde arriba para entender cómo se ha llegado hasta aquí. Lo primero a subrayar es que no estamos ante un problema italiano sino ante una nueva manifestación de una situación generalizada. La ola populista es ya un tsunami en ambos lados del Atlántico y amenaza con destruir los cimientos de nuestra democracia y civilización occidental. Los populismos del viejo continente contradiciendo el principio romano «cuius commoda, eius et incommoda», aceptan ser europeos solo para recibir beneficios. Identifican a Europa con «sudor y lágrimas», como una madrastra que exige sacrificios sin ventajas. La corrupción interna de los partidos y la decepción popular con la «vieja clase política», más atenta a sus privilegios que a las necesidades ciudadanas, ha provocado el nacimiento de una nueva «casta» que alumbra formaciones sin programa, ontológicamente demagógicas. Usando una retórica tan superficial como eficaz, ha hecho presa fácil en un electorado cada vez menos formado. Vayamos a Italia. Tres causas provocan el resultado electoral. Primero, desconfianza en sus partidos tradicionales. Segundo, grave crisis con: descomunal déficit público, recortes en servicios sociales, empobrecimiento de la población, desempleo juvenil del 40% en el sur. Tercero, percepción, y es cierta, de que la UE abandona a Italia a su suerte, en el acogimiento de una desmesurada inmigración. Muchos arriban a sus costas como tierra de tránsito, pero deben permanecer allí por el Tratado de Dublín. Renzi ha sido una gran decepción. Había ganado las elecciones europeas en 2014, superando el 40%. A partir de ahí, no enfrenta con acierto los problemas de desarrollo y empleo. Su programa se percibe, con razón o sin ella, al dictado de Alemania y del BCE. No es capaz de unir a las corrientes de su partido, el PD. Practica el diletantismo. Convoca un referéndum de reforma constitucional pero lo convierte en un plebiscito sobre su persona: Renzi contra todos. Obviamente, pierde. La Liga tenía su electorado en el Norte, cuando propiciaba la confrontación con la Italia meridional. Ahora se desprende de su denominación «Lega Nord» y se convierte en el partido de la soberanía italiana contra las «potencias europeas». Propone políticas contra la inmigración, expulsión y control de fronteras, y así consigue votos en el sur. Su reforma fiscal, contra el principio de proporcionalidad en el impuesto de la renta, logra el voto de la clase media y alta. 5 Estrellas redobla su discurso contra políticos, banqueros, periodistas, todos llamados «clase dominante». Conecta con los problemas sociales al encontrarse con el vacío del PD. Sus promesas de proteger el trabajo de los italianos y un salario de 750 euros para los desempleados hacen fortuna. En el sur alcanza un 60% de los votos. La triada que ha hecho ganar a las dos fuerzas políticas es explosiva: bajada de impuestos, sueldo ciudadano y adelanto de la edad para la pensión. Aumentar más el déficit público sería llevar a Italia al «rescate». ¿Cómo es posible que un 60 % de italianos que apoyaban el pacto de gobierno, no se preguntase: dónde está la cobertura presupuestaria para cubrir esos gastos? 5 Estrellas más demagógico y la Liga más racista, representan un pensamiento político débil y polimórfico. Cambian de opinión según las circunstancias lo requieran. Durante la campaña se detestaban. No obstante, han logrado convencer y juntos han vencido. Sin embargo, su alianza -mera conveniencia por gobernar- es débil. Así, las enormes dificultades que tuvieron para el acuerdo causa un dilatado impasse que provoca graves daños al país. La batalla Salvini vs. Di Maio termina con el ultimátum de Mattarella. La nómina de Conte es consecuencia del veto, intercessio, recíproco. Ambos requieren un tercero obsequioso con su «duumvirato». De prosperar el Gobierno Conte habría sido el primer caso en la historia, no solo en Italia, en el que un tecnócrata liderase un «gobierno político». ¿Cómo podría un técnico dirigir un Consejo de Ministros formado por políticos? A pesar de su perplejidad, Mattarella lo acepta, o mejor, lo tolera. Pero, con tanto acierto como prudencia, veta al Ministro de Economía, Savona, antieuropeísta, que hubiera propiciado gran inestabilidad, como manifestaban ya los mercados y las agencias de calificación. El presidente de la República ejerce su papel de garante de la Constitución. No consiente ser manipulado. Encarna la defensa del interés nacional y designa a Cottarelli -prestigioso economista y exfuncionario del FMI- para que forme un Gobierno tecnócrata. Aprobar una nueva ley electoral debería ser prioridad nacional, pues la actual propicia una dispersión que problematiza la gobernanza. No será fácil lograrlo. Cada partido pensará en sus intereses. Además, se da por cierto que Cottarelli no obtendrá la confianza de la Cámara, lo que abocará a nuevas elecciones para después del verano. Los pronósticos son difíciles. El PD para recomponerse necesitaría más tiempo. 5 Estrellas -con el doble de los parlamentarios que la Liga- ha tenido ya caída en nuevas encuestas. El pacto inicial entre la Liga, Forza Italia y Fratelli d`Italia pudiera estar en condiciones de ganar. Como novedad, Berlusconi antes inhabilitado puede ya presentarse. Si Salvini moderase su mensaje podría convertirse en líder del centroderecha. Expectación pero también esperanza. Italia es grande. El pueblo de más genio del mundo. Italia no «está» en Europa, «es» Europa. No puede ser sin ella. Tampoco ésta puede concebirse sin aquella. Sucede lo mismo con España. Ambas han hecho gran parte de la historia europea. Para una y otra es un suicidio combatirla y aun distanciarse. Las dos naciones han hecho una política propia con la UE. Es un error. Lo que es bueno para una, lo es para la otra. Representamos la latinidad. Francia siempre va por su cuenta y Grecia responde a realidad distinta. Somos el mediterráneo. Juntos podemos mucho en las negociaciones europeas. Lo que no nos guste de la UE podemos intentar cambiarlo. Las elecciones italianas pueden reducirse a un referéndum pro o contra Europa. Deseo que la clarividencia y la prudencia iluminen a ese querido pueblo, más similar al nuestro que ningún otro. *Federico Fernández de Buján es Catedrático de la UNED y Académico electo de la Real Academia de Doctores de España
25-05-2018 | Fuente: elpais.com
El Presupuesto de 2018 es un espejismo: la época de los ajustes no ha acabado
Bruselas exige un control del gasto público que el Gobierno no acatará de momento España bajará el déficit público al 3%, pero seguirá sin cumplir el Pacto de Estabilidad
22-05-2018 | Fuente: elpais.com
La Autoridad Fiscal no se cree el programa de estabilidad porque los gastos están infravalorados
La Airef apunta que las últimas subidas de pensiones alejan el cumplimiento de los objetivos de déficit público
21-05-2018 | Fuente: abc.es
El jurista Giuseppe Conte, el elegido por la Liga y el M5E para ser primer ministro de Italia
Desde este lunes cambia profundamente y seguramente para siempre la política italiana, con una inédita alianza que nada tiene que ver con los partidos tradicionales. Será un gobierno que tiene previsto desarrollar un programa con marcado acento euroescéptico. Dos partidos populistas, el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte, de extrema derecha, inician así el más grande experimento político que se ha producido en Italia en los últimos 30 años, después del Polo de la Libertad creado por Silvio Berlusconi en 1994. «Creo que hoy podemos decir que estamos frente a un momento histórico. Hemos indicado al presidente de la República el nombre del primer ministro que puede conducir el programa de gobierno», dijo el líder del M5E, Luigi Di Maio, tras ser recibido en la tarde del lunes por el jefe del Estado en el palacio del Quirinal, sede de la presidencia de la República. Fuera del Quirinal, Di Maio confirmó que el jefe del gobierno será el profesor de Derecho privado Giuseppe Conte, a quien el líder del M5E incluyó antes de las elecciones en su lista de un eventual gobierno como ministro de la Administración pública. Cabe destacar que Conte es un abogado con un brillante currículum de 19 páginas, pero que no tiene ninguna experiencia política, cosa que muchos analistas echan en falta. Curiosamente, el profesor deberá ejercitar el papel que le han asignado los dos líderes populistas que se sentarán en el consejo de ministros: Luigi di Maio ha dicho que el primer ministro debe ser un «ejecutor» del programa que han firmado Liga-M5E, mientras Matteo Salvini ha asegurado que «cuando la ruta está bien definida, no es importante quién conduce». Ante la idea que se ha transmitido en todos los medios de que el nuevo primer ministro podría ser casi una «marioneta», el líder del M5E se ha sentido obligado a señalar que no será un tecnócrata sin poder: «Giuseppe Conte será un primer ministro político de un gobierno político. Estoy muy orgulloso de este nombre porque es la síntesis del Movimiento 5 Estrellas», dijo Di Maio. En cualquier caso, y paradójicamente, el profesor Conte, con su brillante currículum, debe someterse al dictado de dos líderes que carecen de experiencia laboral, porque no han hecho nada relevante fuera de la política. Di Maio, de 31 años, ocupará un superministerio que comprenderá Trabajo y Desarrollo económico, lo que supone que tendrá en su mano la decisión sobre inversiones multimillonarias. Mientras, Salvini será el encargado del ministerio del Interior. El presidente de la República encargará al profesor Conte la formación de un gobierno, cuya lista definitiva debe ser aprobada por el propio Matarella. Si se resuelven algunas incertidumbres sobre algunos nombres que levantan inquietud, como el de Economía, el nuevo gabinete podría prestar juramente antes del próximo fin de semana. Alarmas por el nuevo gobierno Especial alarma creó la advertencia lanzada por la agencia internacional de calificación crediticia Fitch: «El contrato Liga-M5E aumenta los riesgos sobre el rating del país». También en las capitales europeas es evidente la inquietud y alarma. Desde Alemania, Manfred Weber, líder de los populares europeos, advirtió así a los populistas italianos: «Estáis jugando con fuego, porque Italia está pesadamente endeudada». Anteriormente fue el turno de Bruno Le Maire, ministro francés de Finanzas, quien llamó la atención de que «Italia debe respetar las reglas presupuestarias de la UE o la eurozona se vería amenazada». Matteo Salvini le replicó que se trataba de una «injerencia inadmisible: No he pedido los votos para continuar en la vía de la pobreza, de la precariedad y de la inmigración; primero los italianos». El líder de la Liga Norte intentó, después de ser recibido por el presidente de la República, ofrecer confianza: «Ninguno tiene nada que temer. Obviamente, queremos un gobierno que ponga el interés italiano al centro: Primero los italianos, respetando a todos». Cambio económico radical No es casual que las alarmas se hayan prácticamente generalizado en Italia y en Europa, porque el programa Liga-M5E supone un cambio radical en la economía italiana y en sus relaciones con Europa. En el capítulo económico, el prestigioso economista Carlo Cotarelli, director del Observatorio sobre cuentas públicas italianas, advierte: «El contrato de gobierno prevé un claro refuerzo del Estado en la economía, en abierta ruptura con las dos-tres últimas décadas». La consecuencia de esta ruptura es que «se acepta el principio del déficit público como motor del crecimiento por medio de fuertes inversiones», concluye el economista Cotarelli. En cuanto a la relación con Europa, el contrato es fuertemente soberanista, lo que supone una visión política que subraya la necesidad de tener en casa y no en Bruselas cruciales prerrogativas de política pública. En otras palabras, M5E y Liga quieren tener las manos libres, sin someterse a ciertas reglas europeas. Según el profesor Sergio Fabrini, profesor de Ciencias Políticas y director de la Luiss School of Govermment, los populistas dejan muy claro su soberanismo: «Las propuestas de política pública que el nuevo gobierno se empeñará en conseguir no reconocen los compromisos asumidos por nuestro país al interno de la Unión económica y monetaria (o Eurozona) a partir del Tratado de Maastritch del 1992».
1
...