Infortelecom

Noticias de defensa

17-02-2018 | Fuente: abc.es
Coreanos separados: «Hace 67 años que no sé nada de mis hermanos»
Están a pocos kilómetros, pero llevan más de seis décadas sin saber nada unos de otros. Sin solución, ese es el drama de miles de familias separadas por la guerra de Corea que no se ven ni tienen contacto alguno desde que el fin de la contienda dividió en 1953 al Norte comunista y al Sur capitalista por el Paralelo 38. «Me escapé en 1951 cuando el Ejército del Norte tomó mi pueblo en la provincia de Hwanghae para reclutar a los jóvenes», cuenta Choi Byeong-duk, quien tenía 19 años entonces y acaba de cumplir 85. Cuando huyó con tres sacos de arroz y el anillo de su madre a la vecina isla de Gyodong, desde la que veía el castaño de su calle, pensó que sería solo por tres meses hasta que pudiera regresar. «Pero han pasado ya 67 años y no sé nada de mis hermanos», se lamentaba ayer con lágrimas en los ojos durante el homenaje a los ancestros en el Parque de la Paz de Imjingak, desde donde se divisa Corea del Norte al otro lado del congelado río Imjin. En pleno Paralelo 38, cientos de surcoreanos celebraron el primer día del año nuevo lunar recordando a sus familiares en el Norte, de los que no tienen información porque la frontera está cerrada por un campo de minas y no hay comunicaciones entre los dos países. «Me siento culpable porque mis padres habrán muerto ya y mis dos hermanas y mi hermano menor deben de haber sido castigados por mi fuga o puede que hayan perecido de hambre», se sincera Choi compungido. Al igual que otros muchos asistentes, sabe que lo peor es que le quedan pocos años de vida y es probable que se vaya de este mundo sin abrazar por última vez a su familia. Para que eso no ocurra, ha depositado todas sus esperanzas en el acercamiento entre las dos Coreas que han traído los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang. «Igual que se ha unido el equipo de hockey femenino sobre hielo, espero que haya una nueva reunión de familias separadas», confía ilusionado. Desde 2000, casi 20.000 familiares de ambos lados han podido encontrarse en una veintena de reuniones cara a cara organizadas por Cruz Roja y más de 3.700 lo han hecho por videoconferencia. Pero la mitad de los 130.000 surcoreanos que lo solicitaron han fallecido ya y la inmensa mayoría de los 66.000 que esperan han superado los 80 años. El sueño del reencuentro Con poco tiempo que perder a sus 88 años, Kim Sang-boong también sueña con volver a ver a sus dos hermanas, a las que dejó atrás cuando, en diciembre de 1950, se marchó al Sur para unirse a su Ejército y luchar contra el Norte. Aunque en Seúl rehizo su vida como profesor y tuvo dos hijos que le han dado cinco nietos, se sincera al asegurar que «si hubiera sabido que iba a pasar tanto tiempo sin mi familia, no me habría ido, porque un hombre tiene que nacer y morir en el mismo lugar». Reencontrarse con sus dos hermanas y su hermano es también la ilusión diaria de Jin Gyung-sun, quien nació hace 87 años en Pyongyang, capital de Corea del Norte, y huyó en 1949, justo antes de la guerra. Durante la contienda, trabajó como corresponsal para medios americanos como NBC, CBS, AP y UPI, pero nunca pudo volver a Pyongyang a buscar a su familia. Ni siquiera en 2005, cuando viajó al Norte con un grupo católico, le permitieron visitar el lugar donde nació. «Dije a los guías que mi hogar estaba allí y se lo tomaron con mucha alegría, pero seguramente estarían pensando que era un traidor», recuerda este fotógrafo, que ha trabajado para los ministerios de Defensa y Comunicaciones y también ha retratado las reuniones de familias separadas. «Cada vez que fotografío esos encuentros, donde los familiares de uno y otro lado por fin se abrazan después de tanto tiempo sin verse, es como si me reuniera con mis hermanos, lo que me da esperanzas de que algún día lo haga», apunta con seguridad. Convencido de que «Corea del Norte permitirá, aunque sea por la propaganda, un par de encuentros de familias divididas», concluye con un mensaje de optimismo: «Cada día vivo con la esperanza de reunirme de nuevo con los míos».
17-02-2018 | Fuente: abc.es
El enigmático grupo Wagner, instrumento de la guerra híbrida de Rusia en Siria y Ucrania
Las autoridades del Kremlin continúan asegurando que no hay tropas rusas en las regiones separatistas ucranianas de Donetsk y Lugansk, que tampoco las hubo en Crimea en la víspera de la anexión, con la única excepción de las acuarteladas en la base de la Flota del Mar Negro (Sebastopol), y tampoco las hay ahora en Siria, salvo las vinculadas a las incursiones aéreas y al personal de servicio de las bases de Tartus y Hemimim. Descartan categóricamente la presencia de unidades en operaciones terrestres. En relación con la acción de Rusia en Ucrania, precisamente, se acuñó en 2014 el concepto de «guerra híbrida», que siempre se llamó «guerra sucia» o «soterrada». Además de fuerzas regulares, desprovistas de distintivos que puedan identificarlas, Moscú empleó en Crimea cosacos, mercenarios y, en general, gente de armas que en el pasado fueron militares o miembros de unidades de élite de la Policía o los servicios secretos, reservistas en general. Ese mismo conglomerado se empleó después en el este de Ucrania y fue allí donde surgió la idea de crear la llamada Compañía Militar Privada (ChVK en sus siglas en ruso) Wagner. Rumores sobre su existencia circulaban ya en 2014, pero fue al ser enviados a Siria cuando más información surgió sobre su actividad. La muerte de decenas de ellos, algunos hablan de centenares, el pasado 7 de febrero en Deir ez Zor, al noreste de Siria, en un ataque de la coalición internacional que lidera Estados Unidos, ha causado conmoción en la sociedad rusa y puesto de actualidad la necesidad de legalizar estas formaciones y dotarlas de un determinado estatus dentro del dispositivo defensivo del país. La gente se pregunta cómo hay que tratar a estos combatientes ¿Como héroes o villanos? Mientras, el Kremlin se desentiende de ellos e incluso dice no disponer de información sobre sus misiones y efectivos. Algo muy chocante, ya que los destacamentos Wagner luchan codo a codo junto con el Ejército sirio, aliado principal de Moscú, y, debido a la naturaleza de la intervención rusa en el país árabe su mando militar está obligado a conocer todos los detalles de inteligencia, en primer lugar, qué grupos armados se mueven sobre el terreno. Este jueves, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, declaró que «cinco personas presuntamente de nacionalidad rusa murieron en un enfrentamiento armado cuyas circunstancias estamos esclareciendo». Según sus palabras, «no son militares rusos». En relación con los datos difundidos por algunos medios de comunicación dentro y fuera de Rusia, que sostienen que hubo un gran número de muertos, Zajárova afirmó que «se trata de desinformación difundida por fuerzas antigubernamentales». La organización Conflict Intelligence Team (CIT), que investiga la presencia de mercenarios en Siria y Ucrania, habla de cuatro muertos rusos en Deir ez Zor, algunos de cuyos nombres circulan ya en la prensa rusa y las redes sociales. Se trata de Stanislav Matvéyev, que combatió en Ucrania y procede de la región rusa de Svérdlovsk, en los Urales, Vladímir Loguinov, un cosaco de Kaliningrado, Kirill Anániev, un nacionalista ruso radical, e Ígor Kosotúrov. Ayer se supo también de la muerte de Oleg Tereshenko, de la región sureña de Krasnodar. La viuda de Matvéyev, desconsolada por el fallecimiento de su cónyuge, hizo este viernes declaraciones a varios medios rusos asegurando que no sabe todavía dónde está su cadáver y lamentando que, puesto que el Gobierno ruso no quiere saber nada, tendrá que decir a sus hijos que su padre murió «no se sabe cómo y en las filas de no se sabe qué unidades». Pugna por un yacimiento petrolífero El canal internacional estadounidense CNN subraya que en Deir ez Zor, junto al río Éufrates, cayeron bajo las bombas americanas 100 mercenarios rusos mientras que Ígor Guirkin, apodado Strelkov y antiguo jefe de los destacamentos separatistas de Donetsk, calcula los muertos de los destacamentos Wagner en «cientos». Washington ha negado que sus fuerzas en Siria hayan atacado objetivos rusos. Al parecer, según informa la radio Eco de Moscú, unos 600 combatientes del grupo Wagner trataron de arrebatar a los kurdos en Deir ez Zor el 7 de febrero el control de un yacimiento petrolífero y fueron por ello atacados desde el aire por aviones norteamericanos. El dirigente opositor ruso Grigori Yavlinski ha exigido al presidente Vladímir Putin explicaciones sobre el suceso, pero sin respuesta por el momento. El Ministerio de Defensa ruso se limitó a decir que «no había militares rusos en la zona del bombardeo». Se sabe que las unidades Wagner están bajo el mando de Dmitri Utkin, antiguo comandante en jefe del destacamento de fuerzas especiales número 700 de una de las brigadas del GRU, la inteligencia militar rusa. Utkin, que no ocultó a los periodistas su presencia en el este de Ucrania en el momento álgido del conflicto fue condecorado por Putin el año pasado. También se sabe que el cuartel general de los Wagner está en la localidad de Mólkino, situada a unos kilómetros al sur de la ciudad de Krasnodar. Allí está también acuartelada la brigada número 10 de fuerzas especiales del GRU. El CIT ha recogido información gracias a las fotografías y comentarios de los mercenarios en las redes sociales y a los testimonios de sus familiares. El Gobierno ruso no parece muy proclive a crear una normativa que regule la actividad de grupos armados privados, ahora mismo fuera de la ley, pese a las propuestas en esa línea de numerosos diputados y militares.
16-02-2018 | Fuente: abc.es
El FBI no investigó un chivatazo de alguien cercano al asesino de Florida
El silencioso homenaje a sus héroes y la sonora exigencia de soluciones a las autoridades se entremezclaban este viernes en la soliviantada localidad de Parkland (Florida), que nunca olvidará el fatídico Día de San Valentín en que Nikolas Cruz decidió volcar toda su ira a tiros hasta segar la vida de 17 personas. La tarde anterior, el pistolero había confesado su autoría, antes de escuchar una acusación formal por el mismo número de asesinatos premeditados, a cargo de la juez Kim Mollica. En el campus del Marjory Stoneman Douglas High School, profesores, padres y compañeros de los malogrados estudiantes, y de sus compañeros supervivientes, imploraban medidas para que el incontrolado uso de las armas de fuego no siga haciendo estragos en la sociedad estadounidense. Pero fue el reconocimiento de errores policiales el que cambió parte del relato. En un comunicado oficial, el FBI asumió no haber seguido el protocolo de investigación a partir del 5 de enero, cuando «una persona cercana a Cruz llamó con preocupación a la línea de acceso público alertando de su deseo de matar a gente». El «mea culpa» de la oficina federal, que llevó al gobernador de Florida, Rick Scott, a exigir la dimisión de su director, Christopher Wray, ponía el dedo en la llaga de un trabajo que no se había realizado «de manera correcta», según reconoció también el fiscal general, Jeff Sessions. La explicación del FBI asume que esta información «debería haber sido tratada como una potencial amenaza para la vida», lo que fundamenta, asimismo, en «el comportamiento errático y los violentos textos publicados por él en las redes sociales», que, según el autor de la llamada, formaban parte del día a día de la vida de Nikolas Cruz. De la declaración realizada ante la Policía, se desprende además una «premeditada» forma de actuar en consonancia con alguien que habría pensado en culminar su trágica aspiración en repetidas ocasiones. El miércoles, poco antes de que terminasen las clases, Cruz llegó a las puertas de un instituto a bordo de un Uber. En su bolsa, además de la semiautomática AR-15 con la que se disponía a sembrar el infierno entre sus excompañeros, había reunido gases lacrimógenos y máscaras, a fin de forzar a los estudiantes a salir a los pasillos para tenerlos más a tiro. Una vez hubo accedido al recinto, no se complicó la vida. Se situó en un altillo del edificio y la emprendió a tiro limpio contra las aulas más cercanas. Llegó a impactar en cinco de ellas. Después de más de 150 disparos, el pistolero intentó mezclarse con normalidad entre la multitud de alumnos que corría despavorida por los pasillos. En su intento de ocultar el arma, se sirvió de revistas del instituto. Fue entonces cuando un empleado del centro le reconoció como el «estudiante problemático que era», y lanzó el aviso de «código rojo», con el que los colegios dan la alerta general. No en vano, hasta el fin de su relación con el instituto, Nikolas Cruz había sido expulsado en varias ocasiones. Frente al cúmulo de graves acusaciones que los hechos imponen con su propio peso, su abogada lanzó su propia estrategia de defensa, con la intención primera de asegurar que el pistolero no había sido enteramente consciente de la dimensión de su fechoría hasta el mismo momento de la confesión. La letrada, Melissa McNeil, proclamó a continuación: «Ya se ha dado cuenta de lo que ha hecho. Está mentalmente destrozado». Y abrió la puerta al riesgo de que su cliente pueda cometer suicidio. Problemas mentales Aunque es el estado mental de Nikolas Cruz el que va a estar en tela de juicio los próximos meses. Hijo adoptivo de padres mayores, ya fallecidos hace algunos años, ha sido descrito como una persona taciturna, solitaria y con comportamientos violentos desde pequeño, que había recibido tratamiento clínico hasta hace un año. Precisamente, otra de las vías que intentará explotar la defensa, en la búsqueda de atenuantes, apunta a la posibilidad de que Cruz fuera «autista». La ironía es que en medio de las condolencias, que el propio presidente Trump tenía previsto ofrecer en persona a los familiares de las víctimas, se abría paso tímidamente entre los congresistas la necesidad de restringir el acceso a las armas de personas desequilibradas mentalmente. De la misma forma, la Casa Blanca insistía en la posibilidad de reforzar las medidas de seguridad en los centros educativos estadounidenses, apuntada la víspera por Trump durante su comparecencia televisiva. Han sido las únicas concesiones del presidente a las demandas de los padres y alumnos, que exigían respuestas concretas de las autoridades. Así lo expresaba entre lágrimas Lori Alhadeff, madre de Alyssa, de catorce años, superviviente de la tragedia: «Presidente Trump, necesitamos acción, necesitamos un cambio. Por favor, aleje esas armas de las manos de nuestros niños y sáquelas de las calles». Una exigencia a la que se sumaba David Hogg, otro de los testigos que podían contarlo, quien se preguntaba por qué los políticos no resolvían sus diferencias y adoptaban soluciones: «Si los partidos son capaces de llegar a acuerdos, se pueden salvar muchas vidas».
16-02-2018 | Fuente: abc.es
La fiscal Ortega reconoce que Leopoldo López es inocente y fue condenado por «presiones» de Cabello
La defensa del líder opositor Leopoldo López exigió este viernes su libertad inmediata después de que la fiscal general de Venezuela depuesta por el régimen, Luisa Ortega Díaz, reconociera su inocencia y revelara que fue condenado a casi 14 años de prisión por las presiones que recibió de Diosdado Cabello, número dos del régimen chavista. En una entrevista a radiofónica en Colombia, Ortega Díaz confirmó que recibió presiones para incriminar a López en la muerte de dos personas tras haber dirigido protestas contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro. «Leopoldo es inocente, el Gobierno lo quería encarcelar porque le tenía miedo», afirmó. La fiscal, que se encuentra asilada en Colombia desde agosto del año pasado tras ser destituida por sus críticas al régimen, señaló que «había una presión» para que actuara «de determinada manera», porque le dijeron que querían que imputara a López cargos de terrorismo y homicidio. También la presionaron «para que dijera que el autor de la muerte de Basil Da Costa y la de Juan Carlos Montoya era Leopoldo», dijo Ortega a la emisora Blu Radio, en la que agregó que se opuso a eso y precisó que fue Cabello quien la presionó. Cuatro años en prisión López fue condenado en septiembre de 2015 a casi catorce años prisión por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio, acciones que habría cometido, según la sentencia, al pronunciar discursos que promovieron esa violencia en una marcha antigubernamental el 12 de febrero de 2014. Su esposa, Lilian Tintori, junto con la exalcaldesa de San Cristóbal Patricia Ceballos y familiares de los presos políticos, conmemoró los cuatro años del encarcelamiento de López, que se cumplen mañana, en un foro titulado «Héroes de Libertad», celebrado en la plaza de Los Palos Grandes. El abogado defensor de Leopoldo López, Juan Carlos Gutiérrez, ha pedido su liberación inmediata tras la confesión de Luisa Ortega. En su opinión, «procede la libertad inmediata del ciudadano Leopoldo López; de lo contrario, lo que se traduce es la confesión por omisión del Estado venezolano en haber participado de manera directa en generar instrucciones y mecanismos de presión para el enjuiciamiento y condena de una persona inocente». Según Gutiérrez, «esto es evidencia de los crímenes de persecución, que se están denunciando en la Corte Penal Internacional (CPI), y Leopoldo López es una de las víctimas».
16-02-2018 | Fuente: elpais.com
Alemania y Francia defienden la política de defensa europea frente al escepticismo de EE UU
El secretario general de la OTAN alerta del riesgo de que la política militar de la UE duplique las capacidades aliadas
16-02-2018 | Fuente: as.com
Cala: ?Por encima de Sergio Ramos no he visto a nadie?
El jugador sevillano del Getafe dijo que, "a nivel mundial", no ha visto a otro defensa central por encima de él, porque es "muy completo".
16-02-2018 | Fuente: abc.es
Merkel reprocha a May su retraso en la negociación del Brexit
Merkel ninguneó a Theresa May en Berlín y convirtió hoy una cita considerada clave para el Brexit en un asunto aparentemente protocolario. Para empezar, May fue el tercer jefe de gobierno de la jornada en pasar por la Cancillería de Berlín, después del italino Gentiloni y del polaco Morawiecki. Además fue recibida con retraso por una buena razón, la liberación en Turquía del periodista alemán Deniz Yücel, que llevaba un año en prisión preventiva en Estambul y que era puesto en libertad 24 horas después de que la canciller se entrevistase personalmente con el primer ministro turco. Cuando, finalmente, le tocó el turno a May, Merkel dedicó su mejor sonrisa para pedir al gobierno británico que sincronice su reloj con el de Bruselas para poder avanzar en las negociaciones con puntualidad algo más británica. ?Queremos mantener el horario y eso significa que ya nos está presionando el reloj?, justificó la alemana. ?No, no me siento en absoluto frustrada?, respondió Merkel a los periodistas londinenses que preguntaban por la falta de avances, ? lo que sí siento es bastante curiosidad por saber más sobre los objetivos de Reino Unido?. La canciller alemana añadió que ?seguramente ambas partes estamos en una especie de proceso de aprendizaje en el que esperamos encontrar un terreno común? para los asuntos comerciales en los próximos meses y deseó poder mantener una ?estrecha asociación?. Solo precisó que no será tan estrecha como ahora y que tampoco habrá un ?cherry picking? al gusto británico. Después de eso, May se quedó hablando sola, diciendo que quiere una asociación comercial ?audaz y ambiciosa?, así como un nuevo acuerdo de seguridad sobre el que espera abundar este fin de semana, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, donde quiere dejar claro el ?absoluto compromiso? del Reino Unido con la seguridad europea, ante la existencia de ?retos y amenazas que no conocen fronteras?. Londres parece haber quedado atrapada entre el paréntesis en el que permanecen los Estados Unidos de Trump y el proyecto europeo para la defensa común que presentan Francia y Alemania, completamente al margen de Reino Unido. Cualquier intento de la prensa de Berlín por conocer los detalles de la propuesta comercial británica chocaron con evasivas y sobre la marcha de las conversaciones May dijo que ?el punto de las negociaciones es que dos partes se sientan, hablan y llegan a un acuerdo?, Su objetivo, repitió, es un pacto ?completo? y ?bueno para ambas partes?.
16-02-2018 | Fuente: as.com
La baja de Antunes complica la defensa a Pepe Bordalás
El portugués cumple su segundo ciclo de amonestaciones y Bordalás tiene varias alternativas para suplir a un futbolista indiscutible.
16-02-2018 | Fuente: as.com
Vermaelen: "Ves a Messi hacer algo y sólo puedes reír"
El belga concedió una amplia entrevista a The Guardian en la que admite las dificultades de ser defensa en el Barça, aplaude al argentino y no critica a Luis Enrique.
15-02-2018 | Fuente: as.com
Sólo había oscuridad y Campazzo hizo la luz: es el pase imposible
El base del Real Madrid dio la asistencia del partido con una pase a Tavares a ras de suelo que paso entre varios defensas del Unicaja.