Infortelecom

Noticias de crisis migratoria

12-02-2019 | Fuente: abc.es
Conte, duramente criticado en la Eurocámara: «¿Hasta cuándo va a ser un títere de Salvini-Di Maio?»
La acogida y el impacto en la Eurocámara del discurso de Giuseppe Conte sobre el futuro de Europa de este martes en Estrasburgo puede resumirse con la pregunta que le ha lanzado el líder de los líberales europeos, Guy Verhofstadt: «¿Hasta cuándo seguirá siendo un títere de Salvini (Liga) y Di Maio (Movimiento 5 Estrellas)?». Ni el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ni su número dos, Frans Timmermans, asistieron a la visita, descafeinada, del primer ministro italiano con menor liderazgo real en décadas. Conte ha visitado Estrasburgo en plena crisis diplomática con Francia por el apoyo manifiesto del vicepresidente italiano Luigi Di Maio a la revuelta de los «chalecos amarillos» frente al Gobierno de Emmanuel Macron. Lejos de matizar la posición de su colega, el «premier» italiano ha tildado la revuelta de «fuerza propulsora» de la democracia. «No debemos temer al conflicto. Deberíamos demostrar que podemos controlarlo. No debemos oponernos al cambio con un conservadurismo estéril y perjudicial», agregó. Después de los duros enfrentamientos entre Roma y la Comisión por los presupuestos italianos, Conte ha insistido este martes en las principales demandas de la bicefalia populista: más solidaridad económica y en la crisis migratoria con Italia. «Los flujos no se pueden gestionar diciendo que hay que gestionar la inmigración en el país de primera llegada», ha afirmado sin abundar en hojas de rutas concretas y limitándose a pedir que «no haya diferencias entre las distintas áreas europeas». Conte ha resaltado el esfuerzo de su gobierno por ayudar a los países vecinos del Mediterráneo y África para controlar y reducir la inmigración hacia Europa. «Prudencia con Venezuela» En un discurso marcado por la retórica del pueblo contra las élites, el «premier» italiano reclamó una Unión Europea menos austera y más reformas en las instituciones: «Gobernar para los europeos y por los europeos». «La poderosa oposición que el pueblo europeo, en sus diversas formas, está demostrando frente a las élites habla a nuestras conciencias y nos recuerda que la política, demasiado firme en cuanto a los fundamentos económicos, no ha hecho su tarea y ha renunciado a su misión», aseguró. Conte se ha enfrentado este martes a un rosario de críticas de los ponentes. Uno de los más tajantes fue el presidente de los populares europeos, Manfred Weber, quien afeó al líder italiano las políticas económicas de su Gobierno basadas en el aumento del gasto público destacando que la economía italiana está a la cola del crecimiento europeo. «Para nosotros es un problema ver que un miembro del Consejo dice que esa institución no está cumpliendo con sus compromisos», agregó el socialcristiano bávaro. Weber criticó duramente la posición italiana en la crisis venezolana tras haber bloqueado la posición común de reconocimiento europeo a Juan Guaidó como presidente interino del país iberoamericano. Conte ha defendido la posición italiana, que dice estar basada en la «prudencia»: «Italia tiene las ideas claras sobre Venezuela (..), pero deberíamos ser prudentes, porque no sabemos cómo evolucionará la situación en Venezuela». «No podemos reconocer a nadie que no haya pasado por elecciones libres y democráticas», ha agregado el «premier», pidiendo «cuanto antes» unas elecciones que se ajusten a estándares internacionales y que se abran «canales para la ayuda humanitaria». Verhofstadt, líder de los liberaleseuropeos y uno de los más vehementes durante el debate, ha sostenido que tras la ambigüedad italiana se esconde la mano de Moscú. «Como verdaderos líderes de este gobierno Di Maio y Salvini impidieron la unanimidad sobre Venezuela bajo la presión de Putin».
12-02-2019 | Fuente: abc.es
El calvario de un venezolano con discapacidad por las carreteras de Colombia
La carretera de Santander, en Colombia, se ha convertido en la ruta de la odisea de los caminantes venezolanos que pueden tardar hasta treinta días en llegar a Bogotá haciendo un recorrido de unos 550 kilómetros. Los errantes se echan andar sin importar lo que han dejado atrás: esposas, madres, hijos, hermanos. Huyen de la desesperación, del hambre y del desmoronamiento de la cotidianidad de su vida. No importa dejar la piel en el camino o los «cauchos» de una silla de ruedas. Es imposible imaginar la magnitud de la crisis migratoria venezolana. En estos caminos se puede observar hasta a personas con discapacidad luchando por su vida. Tal es el caso de José Agustín López, un hombre de 52 años que sufrió hace trece un fatal accidente de coche. López quedó sin movilidad en sus piernas. Estar tanto tiempo postrado en una cama le generó una infección. Los médicos tuvieron que practicarle una colostomía en un país donde no se consigue ni el acetaminofén para el dolor. «No se imagina lo que uno tiene que soportar para sobrevivir», dice con ojos llorosos. Las bolsas improvisadas que ha utilizado tras la operación son las mismas que se consiguen en el supermercado, y las sujeta con cinta adhesiva rudimentaria. Su vida en el estado fronterizo de Táchira, en Venezuela, cambió no solo por sus problemas físicos, sino también por la crisis de desabastecimiento de alimentos y medicinas que azota a su país. Tratamiento para su madre «No es la primera vez que recorro estos caminos. Hace unos meses, con mi hijo mayor, lo hice por primera vez, y logré mi objetivo, que era una nueva silla de ruedas y medicinas. Nos ayudaron mucho pero tenemos muchas necesidades». El nuevo objetivo de López es conseguir el tratamiento que necesita su madre. Le han dicho que quizá no sea necesario llegar a Bogotá sino a Tunja, un municipio colombiano, capital del departamento de Boyacá, situado sobre la cordillera oriental de los Andes, a 115 kilómetros al noreste de la capital colombiana. Su hijo menor, Víctor Enrique López, de 18 años, es quien poco a poco le empuja por las cuestas empinadas y está atento a no sufrir un atropello por los camiones que atraviesan la vía. Son jornadas enteras entre el frío, el calor y el cansancio, que apaciguan con la ayuda de los albergues del camino, situados en algunos puntos de la carretera. «Ahora me tocó a mí hacer este viaje que antes hizo mi papá con mi hermano. Las cosas en Venezuela no parecen cambiar. Tenemos que darle duro porque nos demoramos el doble de lo que hacen otros», decía Victor , mientras descansaba en un puente del camino. En el viaje anterior, José Agustín y su hijo, cuando ya habían perdido las esperanzas y su silla estaba totalmente deteriorada una ambulancia, fueron rescatados por una ambulancia, que les brindó asistencia. La oficina encargada de los migrantes en Colombia logró gestionarle una nueva silla de ruedas y medicinas y alimentos. «Gracias a la prensa la gente se enteró y nos ayudaron. Ahora se lo dejo a las manos de Dios, pero no me puedo quedar en Venezuela sin luchar por mi familia, esperando que pase la ayuda».
12-02-2019 | Fuente: elpais.com
California retira de la frontera las tropas que envió a petición de Trump
El nuevo gobernador del Estado, Gavin Newsom, ordena el repliegue de la Guardia Nacional para evidenciar que no hay ninguna crisis migratoria
02-02-2019 | Fuente: abc.es
Timmermans, una carrera de obstáculos hacia la presidencia de la Comisión por los socialistas europeos
El español medio probablemente ha visto en las últimas semanas algún comentario jocoso en redes sociales sobre que el «pequeño Nicolás», Beatriz Talegón y hasta Yanis Varoufakis pretenden ganarse una plaza como eurodiputados, pero pocos seguramente sepan que estos comicios se celebrarán el próximo 26 de mayo (de hecho solo un 5,5% según el CIS) o que ?Spitzenkandidat? en alemán significa candidato principal. Para suceder a Jean-Claude Juncker, el primer presidente de la Comisión Europea en ser elegido por mayoría en el Parlamento Europeo, cinco de los principales grupos a nivel continental ya han presentado a sus aspirantes: Manfred Weber, por los populares europeos, los verdes Ska Keller y Bas Eickhout (que aspiran a dar la sorpresa al calor de los grandes resultados en Alemania), los izquierdistas Violeta Tomic y Nico Cué, los conservadores moderadamente euroescépticos del ACRE, con el checo Jan Zahradil, y por supuesto el hasta ahora segundo grupo del Parlamento, los socialdemócratas liderados por el neerlandés Frans Timmermans. Timmermans ostenta actualmente el cargo de Vicepresidente Primero de la Comisión, es decir, la mano derecha de Juncker. El laborista holandés ha jugado en los últimos cuatro años un papel muy activo en la crisis migratoria y en el referéndum ilegal de Cataluña. «Los tribunales españoles están haciendo su trabajo», se refirió ayer acerca del próximo juicio del procés en un encuentro informativo con periodistas en la sede nacional del PSOE. Timmermans ha visitado España con sus dos trajes: el de comisario, que debe permanecer neutral en todo momento, y el de cabeza de lista de los socialdemócratas para las europeas. Los próximos 23 y 24 de febrero, el 'Spitzenkandidat' visitará de nuevo España, pero esta vez para aprobar el manifiesto electoral del Partido Socialista Europeo en uno de los pocos países europeos donde las formaciones progresistas se mantienen aún en las primeras posiciones de los sondeos. No todas las agrupaciones aplauden este procedimiento para elegir presidente de la Comisión. Los liberales de ALDE, que acogen a las formaciones de Rivera y Macron de cara a los comicios, optan por presentar una lista de hasta nueve representantes «por ser una opción más democrática que el sistema Spitzenkandidaten», que «favorece a los grandes partidos como el PPE.» Desencantados con los socialistas El número dos de Juncker en la Comisión liderará al Partido Socialista Europeo (PSE) pese a la gran debilidad de su formación en el panorama político nacional, que en las últimas elecciones parlamentarias en Países Bajos no pasó del 5,7% de los votos. Sobre la subida del nacional-populismo en la UE, Timmermans avisó que no hay que tratar a sus potenciales simpatizantes como racistas ni xenófobos. «En mi país exvotantes de los laboristas ahora apoyan a estos partidos. Están preocupados por el futuro y dan su voto porque creen que nadie les está escuchando. Pero están liderados por quienes sí piensan así», afirmó. Timmermans, que dijo que la derecha tradicional «se está abriendo a posiciones más extremistas», descarta toda «cooperación» con los populistas y tratará de restarle a estas formaciones influencia en las instituciones. No cometáis el error de creer que Maduro es un hombre de la izquierda. Es un líder autoritario, y eso no está bien, está mal. No tiene excusas A la pregunta de ABC sobre cómo va a compatibilizar los dos cargos y si no debería dejar la Comisión para llamar al voto libremente de cara a mayo, Timmermans se escudó en que la Comisión Juncker decidió que los miembros del colegio de Comisarios que decidan postularse para las elecciones europeas pueden permanecer como miembros de la Institución. «No creo que a nadie en un Gobierno de los países miembros se le cuestione hacer campaña por su partido estando en el Gobierno. Siendo ministro, he hecho campaña seis veces en Holanda y nadie lo cuestionó. Es una decisión que tomamos: los políticos tienen permitido seguir en la Comisión y hacer campaña por un partido político. Es una cosa lógica. Lo puedo combinar. Las posiciones como vicepresidente son colegiadas. Son acordadas por todos», expresó. Según el artículo 10 del nuevo Código de Conducta de la Comisión, en vigor desde el 31 de enero de 2018, «pueden participar en la política europea como miembros de los partidos políticos europeos siempre que esto no comprometa su disponibilidad para el servicio en la Comisión y la prioridad que se les debe dar a sus deberes de la Comisión sobre el compromiso del partido». Pero también, «los miembros que participan en campañas electorales se comprometen a abstenerse de adoptar una posición en el curso de la campaña que no esté en línea con el deber de confidencialidad o infrinja el principio de colegialidad». Timmermans comparó a la UE con los Tres Mosqueteros y su juramento de «¡Todos para uno y uno para todos!» para reafirmar el apoyo comunitario a Irlanda y su negativa a cambiar una coma del acuerdo de salida, en la semana de otra votación decisiva para el Brexit por la que May tratará de renegociar con Bruselas la salvaguarda para la frontera irlandesa. La crisis de Venezuela sí ha reflejado fisuras entre los países miembros a la hora de buscar una posición común. A falta de 72 horas para que concluya el ultimátum de varios países europeos a Maduro el viceministro de Exteriores, Manlio Di Stefano, adujo que Italia no reconocía a Guaidó por «estar totalmente en contra del hecho de que un grupo o un grupo de países terceros pueda determinar las políticas internas de otro país». El Vicepresidente primero de la Comisión consideró que la estrategia de la UE de ir «paso a paso» es «sabia»; «los grandes asuntos internacionales siempre son objeto de discusión en la UE, y de desacuerdos, pero la posición se ha mantenido unida». Eso sí, en sede socialista, Timmermans lanzó una advertencia a sus «compañeros de la izquierda»: «No cometáis el error de creer que Maduro es un hombre de la izquierda. Es un líder autoritario, y eso está mal. No tiene excusas». Con la participación de Víctor Ruiz de Almirón
02-02-2019 | Fuente: abc.es
Veinte años de chavismo en Venezuela con la mayor tasa de emigración después de Siria
La revolución bolivariana llega hoy a su 20 aniversario con al menos una décima parte de la población venezolana en otros países, un indicador que se cuenta por millones y que ha estado alentado por problemas sin resolver como la inseguridad y, en mayor medida, la severa crisis económica. Este 20 aniversario se produce cuando el país transita por una fuerte crisis política que tuvo un pico alto el pasado 23 de enero cuando el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, juró ante miles de personas asumir las competencias del Ejecutivo como presidente encargado, lo que ha sido interpretado por el chavismo como un golpe de Estado. A mediados del año pasado, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) cifró en tres millones la diáspora venezolana compuesta por emigrantes y refugiados, principalmente alojados en el vecino Colombia y otros países de Latinoamérica. El número se ha quedado corto según estimaciones del Parlamento opositor y de varias ONG y no para de crecer cada día conforme se mantienen en Venezuela la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas, el deterioro de todos los servicios públicos y otros problemas que ahora se suman a la crisis política. Es un "éxodo forzoso", dijo a Efe el presidente de la comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, Francisco Sucre, que estima en 5,2 millones el total de personas que decidieron abandonar el país desde que Hugo Chávez se hizo con el poder el 2 de febrero de 1999. Según los datos que maneja Sucre, el 70 % de la diáspora "huyó" en los últimos 6 años del Gobierno de Nicolás Maduro, tiempo en que el país entró en su peor crisis económica. "Cuando comenzó esa deriva hacia el comunismo, Venezuela pasó de ser un país esencialmente receptor de migrantes, a un país exportador, sobre todo de jóvenes", rememora Sucre en alusión a los gobiernos de Chávez y Maduro. Explicó que los primeros desertores fueron miembros de la clase más pudiente, "empresarios que para poner a resguardo sus patrimonios cerraron sus negocios" ante la política de expropiaciones implementadas por Chávez al mismo tiempo que la inseguridad y la impunidad se disparaban. Luego, al inicio de esta década, se registró la oleada de la clase media que incluyó a personas con títulos universitarios que partieron "buscando futuro porque las condiciones se deslizaron hacia un país que no garantizaba futuro a nadie". Por último y ante "el agravamiento exponencial de la crisis económica" se produjo la "inmigración de toda la población", especialmente jóvenes y pobres que han apostado por encontrar cualquier forma de sustento en el exterior que les permita incluso ayudar a sus familiares en Venezuela. El diputado aseguró que en promedio 800.000 venezolanos salen del país cada año y las estimaciones que maneja el Parlamento proyectan que para finales de 2019 llegará a 8,3 millones el tamaño de la diáspora venezolana. Señaló también que la crisis migratoria venezolana es la "más grande" que haya tenido América Latina y "se asemeja a la crisis migratoria de Siria, no teniendo en Venezuela conflicto armado". En cuanto a las características de los emigrantes subrayó que la gran mayoría tiene edades que oscilan entre los 18 y los 35 años, lo que, consideró, traerá consecuencias "muy graves" para el país como la deficiencia de profesionales y el aumento del gasto de la seguridad social. Al hablar de las causas de este fenómeno, Sucre ve la respuesta en una economía que se ha contraído más de 50 % en los últimos 5 años y en una inflación que cerró el año pasado en casi 2 millones por ciento. Entre quienes huyen de esas circunstancias están los que se fueron cansados de la falta de acceso a alimentos o de tratamientos para enfermedades crónicas y que ven en irse "la única oportunidad que tienen de comer". Según datos de la ONU, Colombia alberga al mayor número de refugiados y migrantes de Venezuela, con un total de más de un millón. Le siguen Perú, con más de medio millón y Ecuador, con más de 220.000. Asimismo, Argentina acoge a 130.000, Chile a más de 100.000 y Brasil, a 85.000. Estos números son negados por el chavismo gobernante que, con todo, activó el año pasado un plan de retorno para venezolanos que, según Caracas, son víctimas de xenofobia en otros países o se fueron "engañados" por los medios de comunicación y dirigentes opositores.
11-11-2018 | Fuente: abc.es
«El régimen de Nicolás Maduro es una amenaza para América Latina»
El 9 de agosto de 2017, el Tribunal de Justicia venezolano destituyó e inhabilitó políticamente al alcalde caraqueño David Smolansky, además de emitir una orden de arresto y traslado a un centro de detención por permitir las protestas antigubernamentales en su municipio. Desde su exilio en Washington, Smolansky ha visitado cinco veces la frontera para constatar el éxodo masivo de sus compatriotas y, recientemente, la OEA lo designó coordinador del Grupo de Trabajo para abordar la crisis regional de migrantes. ¿Cuál es el objetivo de este Grupo de Trabajo? El grupo fue creado por Luis Almagro hace varias semanas y tiene como objetivo elaborar un informe que relate las razones por las cuales millones de venezolanos han huido del país, mapear donde están y cuántos son y dar recomendaciones a los países receptores para que apliquen políticas lo más uniformes posibles. ¿Cuándo podrían presentarlo? Queremos intentar publicarlo a finales de este año. ¿Cómo va el mapeo? En Colombia, Perú, Ecuador y Brasil hay más de 1.800.000 venezolanos. En Argentina, Chile y Uruguay hay otro millón más de ciudadanos. Los otros lugares que llaman nuestra atención son Trinidad y Tobago, Bonaire, Aruba y Curazao, en esta última isla el 10% de la población es venezolana. ¿Cuáles son las necesidades mas inmediatas de los emigrantes? Nosotros queremos gestionar recursos para su alimentación, atención médica, educación, infraestructura, capacitación, vestimenta, atención jurídica y en ocupar el ocio de los niños menores de edad. ¿Se está incrementando la xenofobia en la región por el éxodo masivo? Sí, totalmente. Por eso queremos que los gobiernos locales promuevan campañas en contra de la xenofobia. Estas manifestaciones han sido localizadas y son minoritarias, pero no podemos permitir que crezcan. Nosotros estamos protagonizado el mayor éxodo que ha visto el hemisferio occidental, por lo que los países deben hacer el mayor esfuerzo por acogerlos. Los gobiernos locales cercanos a la frontera han dicho que no hay más trabajo.. Pues hay que crear una red de emprendedores. Los gobiernos locales son los que tienen que absorber a los venezolanos para que puedan retribuir dinamizando sus economías. Los países se están viendo comprometidos por el colapso de los servicios.. El Banco de Desarrollo en la ONU quiere aportar mil millones de dólares a la crisis migratoria. Alemania ha dicho que se gasta 7.000 dólares anuales en un refugiado sirio, nosotros calculamos 3.000 por cada venezolano. Ciertamente la región está desbordada. Según la ONU, 2.600.000 personas han abandonado el país eso supera a Somalia, Afganistán, Myanmar, solo Siria nos habría superado y lo increíble es que no hay una guerra civil. ¿Cómo se puede normalizar la situación? La mejor solución para la crisis migratoria es que en Venezuela se restituya la democracia y el orden constitucional, así habrá incentivos para que vuelvan. Pero ahora el régimen de Maduro es una amenaza para la región. ¿Hay salida al Gobierno? Hay que incrementar la presión internacional, las sanciones individuales a más funcionarios del régimen y limitar su desplazamiento por los países, también el de sus familiares que están viviendo en el exterior. Por otro lado, la Fuerza Armada, si los rangos medios y bajos logran articularse en un movimiento, los días de Maduro estarían contados.
06-11-2018 | Fuente: abc.es
Las caravanas constatan el fracaso del plan de EE.UU. para Centroamérica
El problema no es Donald Trump, el problema es Centroamérica. Muchas informaciones sobre las caravanas de emigrantes centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos ponen el acento en cómo Trump insulta la dignidad de quienes se ven obligados a abandonar sus hogares, pero perdonan fácilmente el mal gobierno que se da en los países de origen y que motiva ese éxodo. Trump falla en las formas, pero eso mismo ocurre con la propia organización de las caravanas, que si bien se comprenden por la conveniencia de seguridad de los emigrantes, suponen un «trágala» ?un elemento de presión, difícilmente asumible? para Estados Unidos. Con más de 500.000 personas que anualmente intentan cruzar su frontera sur sin tener permiso para ello (ese es el número de aprehensiones y no admisiones, que son los pocos datos precisos en este tipo de estadísticas, pues el número de quienes logran entrar de modo ilegal es, lógicamente, incierto), ¿cómo va a dar Estados Unidos la bienvenida a columnas de migrantes, que además intentan dar valor a su llegada en bloque? Otra cosa es la histeria y el uso electoral que Trump ha dado al asunto, pero la obligación de un mandatario es velar por que las fronteras sean efectivas, algo que también hizo Barack Obama. Alianza para la Prosperidad Precisamente Obama padeció en 2014 una crisis migratoria debido al enorme aumento de menores centroamericanos no acompañados que llegaban a la frontera de Estados Unidos con México. Sin ser nuevo el problema, en 2014 se produjo una notable alza: de 20.805 menores procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador aprehendidos en la frontera el año anterior, se pasó a más del doble, 51.705. En años sucesivos la cifra descendió, pero sigue siendo igualmente alta: en el año fiscal de 2018 han sido 37.412 los menores no acompañados aprehendidos. Esos números hablan ya del fracaso del plan que entonces puso en marcha Obama para ayudar a mejorar las condiciones de vida en los tres países del llamado Triángulo Norte, con el fin de reducir el número de migrantes que llegan a Estados Unidos. La bautizada como Alianza para la Prosperidad, que Trump ha mantenido, aunque reduciendo su presupuesto, no ha parado el flujo de migrantes centroamericanos. En los últimos años hubo una disminución de mexicanos que intentaron cruzar la frontera con Estados Unidos, pero las cifras de centroamericanos no han aflojado. En el año fiscal de 2017 hubo 162.891 aprehensiones: 65.871 de Guatemala, 49.760 de El Salvador y 47.260 de Honduras. Desde luego, se trata de muchos más emigrantes de los que ahora en caravana se encaminan hacia Río Grande. Obama dejó presupuestada para 2017 una ayuda al desarrollo para el Triángulo Norte de 275 millones de dólares. Cuando Trump llegó a la Casa Blanca aplicó una reducción general de las ayudas internacionales, que en el caso de las tres naciones centroamericanas bajaron a 195 millones de dólares. El presupuesto ha vuelto a bajar para 2019, que será de 180 millones (Guatemala 69,4 millones, Honduras 65,8 y El Salvador 45,7), si es que Trump no restringe aún más los fondos como posible castigo a los gobiernos centroamericanos por no haber impedido la formación de caravanas, según advirtió al presidente hondureño. La Alianza para la Prosperidad se nutre de otras aportaciones. La ayuda de la Administración estadounidense va acompañada de inversiones aún mayores de los Gobiernos del Triángulo Norte, combinadas con contribuciones de la iniciativa privada (los tres países presupuestaron conjuntamente 2.900 millones en 2017 para los programas de la Alianza para la Prosperidad). Además, en cuestiones de cooperación militar y policial Estados Unidos construyó la Iniciativa de Seguridad Regional de América Central (CARSI), puesta en marcha en su día por George W. Bush, que incluye también al resto de naciones centroamericanas. Política patrimonialista Todas esas ayudas, sin embargo, no han mejorado perceptiblemente la situación social y económica del Triángulo Norte. Para Manuel Orozco, director de Migración, Remesas y Desarrollo del think tank estadounidense Diálogo Interamericano, la Alianza para la Prosperidad está fallando en que sus programas «no están conectados con la raíz de lo que causa la emigración, sino con problemas crónicos más amplios (infraestructura) y con mercados tradicionales (agricultura), con un fuerte énfasis en asuntos de seguridad no directamente relacionados con la presencia sistémica del crimen organizado». La culpa, en cualquier caso, reside en los déficits de gobernanza de los países centroamericanos. Vía de tránsito de buena parte de la droga que llega a Estados Unidos desde Sudamérica ?unas 500 toneladas de cocaína anuales, según las estimaciones? y lugar de actuación de poderosas maras o pandillas juveniles, Guatemala, Honduras y El Salvador lo tienen muy complicado para avanzar social y económicamente. No obstante, darían importantes pasos si su clase dirigente se obsesionara menos por el poder personal y fomentara una auténtica integración regional. Mientras no se combata ese fuerte sentido patrimonialista del poder, difícilmente los ciudadanos del Triángulo Norte dejarán de buscar mejores condiciones de vida en otros lugares.
02-11-2018 | Fuente: elpais.com
El impacto del éxodo de Venezuela
El Banco Mundial presenta un informe sobre la crisis migratoria venezolana y los efectos para Colombia
02-11-2018 | Fuente: elpais.com
Las vidas rotas que irritan a Trump
Dos familias hondureñas relatan desde el origen y en la caravana que camina hacia EEUU los motivos de su huida y la crisis migratoria que golpea a Centroamérica y a México
01-11-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. pide a sus aliados que presionen al régimen chavista
El Gobierno de EE.UU. pidió ayer a sus aliados que renuncien a cualquier acercamiento al régimen cubano por su papel en la crisis humanitaria de Venezuela. «El régimen venezolano está controlado por la dictadura cubana, por eso pedimos a nuestros aliados en la región que presionen a Cuba para que sepa que la consideramos responsable de la situación en Venezuela», dijo el Consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, en un discurso en Miami en el que anunció una nueva ronda de sanciones a funcionarios e instituciones públicas y militares de ambos países. En Washington se ve con recelo el viaje del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la isla los días 22 y 23 de noviembre y, aunque no citó a España directamente, Bolton fue muy claro en sus críticas a cualquier acercamiento al régimen que hoy lidera Miguel Díaz Canel. Tampoco sentó bien a la Casa Blanca el apoyo de La Moncloa al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien dijo en septiembre que la crisis migratoria venezolana «tiene mucho que ver con las sanciones económicas impuestas por EE.UU.». «Troika de la tiranía» Bolton, responsable de asesorar al presidente Donald Trump en materia de seguridad internacional, acusó a Cuba de ser la parte central de «una troika de la tiranía», en la que incluyó a Venezuela y Nicaragua. «Ese triángulo del terror ha provocado mucho sufrimiento humano e impulsa la inestabilidad regional», dijo Bolton en la Torre de la Libertad de Miami. «Tomaremos las medidas necesarias contra esos tres regímenes para defender el Estado de derecho», añadió. El presidente norteamericano firmó ayer un decreto por el cual impone sanciones a la compra de oro venezolano, que considera una fuente de ingresos para el régimen. Además, Bolton avanzó que en los próximos días la Casa Blanca impondrá sanciones a una veintena de empresas con vínculos con el ejército y la inteligencia de Cuba. Desde su llegada al Gobierno, Trump ha ido desandando el camino de apertura hacia la isla iniciado por Barack Obama tras restaurar las relaciones diplomáticas en 2015. Cuando en septiembre Zapatero acusó a EE.UU. de ser responsable del éxodo de casi 2,5 millones de venezolanos, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, con sede en Washington, le recomendó en una entrevista en el canal NTN24 «que no sea imbécil». El Gobierno español pidió posteriormente «respeto» a las gestiones del expresidente del Gobierno. Según cree el Gobierno de EE.UU., una de las razones principales de que Nicolás Maduro se mantenga en el poder es la infiltración de 22.000 cubanos en las instituciones gubernamentales y militares venezolanas. A medida que se agrava la crisis en el país sudamericano, los países vecinos y EE.UU. estudian planes de contingencia como la posibilidad de una misión multilateral para facilitar la distribución de ayuda humanitaria a los exiliados internos y externos y para luchar contra el narcotráfico en Venezuela. Apoyo a Bolsonaro En ese sentido, Bolton se congratuló ayer de la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil, quien puede convertirse en un firme aliado de EE.UU. en esos planes. «Las recientes victorias de líderes afines a nosotros en países clave, como Iván Duque en Colombia y Jair Bolsonaro en Brasil, son signos muy positivos para el futuro de la región», dijo.
...
7
...