Infortelecom

Noticias de crisis humanitaria

19-06-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó, a ABC sobre los desvíos de fondos: «Somos nosotros los que pedimos una investigación internacional»
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha concedido a ABC la primera entrevista a un medio de comunicación tras la polémica por las denuncias de uso fraudulento de fondos destinados a apoyar en Colombia a militares que abandonaron el régimen de Nicolás Maduro. Guaidó defiende la actuación de las instituciones legítimas venezolanas: «Incluso solicitamos nosotros a la Fiscalía que investigue por lo importante que es para nosotros la transparencia», recalca. A continuación, un avance de la entrevista, que se publicará íntegra mañana jueves. Se ha generado una gran polémica sobre la malversación de fondos por parte de dos de sus delegados en Colombia. ¿Qué ha pasado con esos fondos? ¿Cuál es la versión oficial del presidente Guaidó? Como todos saben, hay una emergencia en Venezuela. Hemos estado desde principios de año recogiendo insumos, comida, medicinas para poder atenderla. El 23 de febrero se suscitó una situación inédita con los militares que desertaron a Cúcuta y se pusieron del lado de la Constitución y a favor del cambio en Venezuela. Ellos se han adscrito a un convenio que hicimos con Colombia para regularizar su estatus. Fue un proceso de adaptación rápido porque Acnur y el Gobierno colombiano ayudaron, pero llegó un punto que la situación se saturó porque hay más de 900 militares, en total, más de 1.600 personas si contamos con sus familiares. Esto nos obligó a buscar ayuda para atenderles. Y nos llevó a nombrar a dos personas. Actualmente estamos llevando a cabo una investigación sobre el manejo administrativo de esos fondos, incluso ayer (por el martes) fue a la Fiscalía la investigación colombiana, que incluso solicitamos por lo importante que es para nosotros la transparencia. Yo soy el primer interesado. A estas dos personas las separamos de su cargo y están en proceso de investigación. ¿Qué criterios se siguieron para otorgar la administración de fondos en Cúcuta a Kevin Rojas y a Rosana Barrera? Son dos activistas y estaban en ese momento perseguidos. Forman parte del equipo operativo de Táchira. Su función era atender a un porcentaje de entre 104 y 140 militares, cooperar con ellos en su atención: hospedaje y comida. ¿Cuáles son las medidas que ha tomado para esclarecer esta situación? Retiramos a estas dos personas del cargo, mandamos la investigación a la Fiscalía colombiana, le pedimos a Transparencia Internacional que hiciera una auditoría no solamente del tema de manejo de la asistencia a los militares, sino de todo que tenga que ver la ayuda humanitaria, en general. Estamos en proceso para designar un contralor especial de cara al cese de la usurpación. También remitimos la investigación a la comisión de contraloría. Hay que destacar y diferenciarse de lo que fue el régimen que desfalcó 330.000 millones de dólares. La Alta Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llega este miércoles a Venezuela y se espera una reunión con ella el viernes. ¿Qué le va a transmitir? Estamos muy contentos de reunirnos con la Alta Comisionada. En el informe preliminar que presentó su oficina hace unos meses ya era muy contundente la visibilización de la crisis humanitaria. Ayer Acnur dijo que la crisis de refugiados de venezolanos en el mundo es la más grave, incluso por encima de Siria. Queremos aproximar soluciones de cara a la violación de derechos humanos, a la crisis alimentaria y de salud, a la persecución política, entre otras cosas.
19-06-2019 | Fuente: abc.es
Entrevista con Juan Guaidó: «Yo soy el primer interesado en aclarar lo que ha sucedido en Cúcuta con el dinero»
Salir a dar la cara en menos de 24 horas fue la primera señal de que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, no iba a dejar pasar por alto el polémico artículo publicado que denunciaba un entramado de corrupción en Cúcuta. El digital «Panam Post» publicó una información donde daba cuentas del supuesto desvío de fondos por 90.000 dólares por parte de los dos representantes de Guaidó encargados de coordinar el tema de los militares que desertaban del régimen de Nicolás Maduro. Guaidó atiende vía telefónica a ABC después de presentar una de las vertientes del Plan País en la Universidad Metropolitana en Caracas, para aclarar las acusaciones sobre el caso de Cúcuta, la gira política interna y las divisiones dentro de la oposición. Se ha generado una gran polémica tras las informaciones sobre la malversación de fondos por parte de sus delegados en Colombia. ¿Qué ha pasado con esos fondos? ¿Cuál es la versión oficial del presidente Guaidó? Como todos saben, hay una emergencia en Venezuela. Hemos estado desde principios de año recogiendo insumos, comida, medicinas para poder atenderla. El 23 de febrero se suscitó una situación inédita con los militares que desertaron a Cúcuta y se pusieron del lado de la Constitución y a favor del cambio en Venezuela. Ellos se han adscrito a un convenio que hicimos con Colombia para regularizar su estatus. Fue un proceso de adaptación rápido porque Acnur y el Gobierno colombiano ayudaron, pero llegó un punto que la situación se saturó porque hay más de 900 militares, en total, más de 1.600 personas si contamos con sus familiares. Esto nos obligó a buscar ayuda para atenderles. Y nos llevó a nombrar a dos personas. Actualmente estamos llevando a cabo una investigación sobre el manejo administrativo de esos fondos, incluso ayer (por el martes) fue a la Fiscalía la investigación colombiana, que incluso solicitamos por lo importante que es para nosotros la transparencia. Yo soy el primer interesado. A estas dos personas las separamos de su cargo y están en proceso de investigación. Se le ha reprochado que haya tardado mucho en pronunciarse sobre lo que ha pasado en Cúcuta.. Porque es una una investigación que ya está en curso. ¿Qué criterios se siguieron para otorgar la administración de fondos a Kevin Rojas y a Rosana Barrera? Son dos activistas y estaban en ese momento perseguidos. Forman parte del equipo operativo del estado Táchira. Su función era atender a un porcentaje de entre 104 y 140 militares, cooperar con ellos en su atención: hospedaje y comida. ¿Por qué no eligió a personas con mayor legitimidad, como diputados que viven exiliados en Colombia, y sí a estos dos activistas? Primero, porque eran funciones netamente operativos; y después, porque los diputados ya tenían otras funciones, en materia de salud, de recaudación, de alimentación.. Se habla de que supuestamente se podrían haber apropiado de 90.000 dólares. Ese es el manejo total de los fondos destinado a los militares para hospedaje y alimentación. Sobre esa cifra se está haciendo la investigación para que haya absoluta transparencia. Usted ha afirmado que ese dinero procede de donaciones realizadas por particulares para apoyar la lucha de la oposición. Exacto. ¿Cuáles son las medidas que ha tomado para esclarecer esta situación? Retiramos a estas dos personas del cargo, mandamos la investigación a la Fiscalía colombiana, le pedimos a Transparencia Internacional que hiciera una auditoria no solamente del tema de manejo de la asistencia a los militares, si no de todo lo que tenga que ver con la ayuda humanitaria, en general. Estamos en proceso para designar un Contralor especial de cara al cese de la usurpación. También remitimos la investigación a la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional venezolana. Hay que diferenciarse de lo que fue el régimen que desfalcó 330.000 millones de dólares. Un mes y medio después del levantamiento cívico-militar del 30 de abril, ¿puede decirnos que pasó aquel día? ¿Se había realmente negociado la salida de Maduro como se dice? Desde el 5 de enero (cuando Guaidó fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional) nosotros venimos diciendo que vamos a negociar con funcionarios, civiles y militares, que estén de acuerdo con el respeto a la Constitución, con el cese de la usurpación y la celebración de elecciones libres. Para nosotros es importante la presión interna, la calle, la función de las Fuerzas Armadas de cara a la transición. Lo que pasó el 30 de abril es un reflejo de todos esos ingredientes: de Fuerzas Armadas descontentas, de la decisión de Christopher Figuera (responsable del Servicio de Inteligencia Bolivariana), de la gente que salió a respaldar en las calles esa iniciativa de los militares, de funcionarios que quieren ponerse del lado de la Constitución y del cese de la usurpación. Lo que sucedió el 30 de abril fue ejemplo de eso. Y a todas luces faltan más para seguir el proceso de cambio en Venezuela. ¿Pero se había negociado la salida de Maduro? Ahora hay una transición para el ceso de la usurpación para tener elecciones libres. Todavía hay una dictadura. Muchos de los funcionarios y militares que están todavía en esta fase de la Operación Libertad, y estamos trabajando en incorporar muchos más para lograr el cese de la usurpación. Hay quienes aseguran que la liberación de Leopoldo López de su arreto domiciliario un día antes de los previsto perjudicó lo que estaba previsto para el 1 de mayo. Los que tienen hoy capacidad de mover tropas militares son los militares. Hoy todavía vivimos en una dictadura. Y mi función como presidente encargado es precisamente reclamar las competencias, entre ellas la de comandante de las fuerzas armadas. Estamos trabajando en eso. Que se pongan del lado de la constitución. Los que toman la decisión a priori de mover a los militares funcionarios son los militares. ¿Por qué su equipo continua en las negociaciones en Oslo aún cuando no se ha llegado a ningún acuerdo? En estos momentos no estamos en Oslo. Para nosotros el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto, EE.UU. e incluso la reunión de Estocolmo son herramientas para la presión internacional. Lo que parece un consenso mundial de que debe haber una solución política al conflicto venezolano. No podemos ver estas negociaciones como cosas aisladas, sería un error de los venezolanos de cara a la salida de Maduro del poder. ¿Es cierto que usted está haciendo campaña política en el interior del país de cara a unas próximas elecciones? No habrá próximas elecciones sin el cese de la usurpación y para eso debe haber agitación, movilización en la calle y presión ciudadana. Ese es el objetivo de la visita por cada uno de los Estados. Además, los acompañamos en la tragedia cotidiana que estamos viviendo los venezolanos: dos semanas sin repostar combustible, se pierden cosechas, no hay señal telefónica, se va la electricidad dos y tres veces al día. La Alta Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llegó ayer a Venezuela para una visita y se espera una reunión con ella y su equipo mañana viernes. ¿Qué le va a transmitir? Estamos muy contentos de reunirnos con la Alta Comisionada. En el informe preliminar que presentó su oficina hace unos meses ya era muy contundente la visibilización de la crisis humanitaria. Ayer Acnur dijo que la crisis de refugiados de venezolanos en el mundo es la más grave, incluso por encima de Siria. Queremos aproximar soluciones de cara a la violación de derechos humanos, a la crisis alimentaria y de salud, a la persecución política, entre otras cosas. «La oposición está dividida en la forma pero no en el objetivo» -¿Cómo es actualmente la relación con EE.UU.? -El martes el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, junto al embajador Carlos Vecchio y el jefe del Comando Sur inauguraron el viaje del buque hospital para atender la crisis migratoria en la región. Eso habla del compromiso de EE.UU. con la atención de la crisis humanitaria de nuestro país. También hemos avanzado con la protección de los activos y la aceptación de los pasaportes vencidos en relación al secuestro administrativo de Nicolás Maduro. Hemos trabajado en dos vertientes: en contener la emergencia de los más vulnerables y recuperar la democracia y la libertad -¿EE.UU. no ha invadido Venezuela porque usted no ha solicitado la intervención militar? -Pence ya respondió a eso. Hay un reconocimiento claro de liderazgo en Venezuela y que la mejor solución será la que genere menor costo posible social y mayor estabilidad. -¿Como presidente encargado se atrevería a pedir la intervención? -Nosotros no estamos descartando ninguna opción. Evidentemente hay unas más polémicas que otros. Lo que sí queremos es una solución urgente a la crisis venezolana. Pensar solo en esa opción sería contraproducente pero hay que evaluarlas todas de cara a la emergencia humanitaria. -El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que el gran dilema era mantener a la oposición venezolana unida. -La unión en la oposición recae en varios factores, como gremios, sindicatos, políticos, que enfrentamos la crisis y ha ido evolucionando positivamente de lo que fue en el pasado. Tenemos una unidad de causa que es por la libertad y la democracia en los que hay altos y bajos. Hay diferencias en cuanto a mecanismos para salir de la dictadura pero no en cuanto al objetivo de la causa. -¿Qué espera ahora políticamente? -Nosotros hemos hecho de todo. Hemos protestado, hemos exigido, hemos votado y no hemos votado para no contribuir con la farsa de Maduro. Hemos logrado alinear a grandes aliados en el mundo. El viernes estamos convocando una protesta interna importante en Venezuela. No podemos permitir que se normalice la crisis venezolana, por el contrario, debemos visibilizarla y exigir el cese de la usurpación.
18-06-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó reconoce que sus dos representantes en Colombia se apropiaron de noventa mil dólares
Los dos representantes del gobierno interino de Venezuela en Colombia se apropiaron de 90 mil dólares de donaciones particulares destinadas a cubrir los gastos de la ayuda humanitaria y para atender los 1.600 militares que están en situación de refugio en Cúcuta. Así lo reconoció Juan Guaidó al asegurar que ambos casos serán investigados por la Fiscalía colombiana. La tarde de este lunes, Guaidó salió al paso después de que se publicara la denuncia en el portal «Panam Post» y ha dicho que «no permitiré que ningún mal empañará lo que ha sido un gran esfuerzo de todos los venezolanos», al tiempo que insistió que no detendrá sus trabajos por este caso. Los recursos se desviaron para financiar la vida de lujo de los dos enviados por Guaidó y ha hecho tambalear los apoyos internacionales del hombre que aspira a desalojar a Nicolás Maduro de poder. Guaidó ha explicado también que el embajador de Venezuela en Colombia, Humberto Calderón Berti, lleva una gestión administrativa y que la apropiación «no son fondos del Estado venezolano, mucho menos de organismos multilaterales; los fondos eran para el hospedaje, transparencia internacional para darle seguimiento», precisó Guaidó. «Tres personas han sido separadas de sus cargos, deberán rendir cuentas de los fondos que con mucho esfuerzo se han conseguido para la crisis venezolana (..) Para nosotros la simple denuncia sirve para investigar, para denunciar y para hacer un seguimiento», subrayó. Según la investigación de «Panam Post», Rossana Barrera y Kevin Rojas, militantes del partido político de Guaidó, Voluntad Popular, estaban al frente de la atención a los emigrantes venezolanos en Colombia, usaron para su propio beneficio los miles de dólares de las ayudas que gestionó la oposición para paliar la severa crisis humanitaria que atraviesa el país sudamericano. Sobreprecios en facturas de hoteles, gastos no relacionados, alquileres innecesarios de vehículos y hasta inflados gastos en costosos restaurantes forman parte del desvío de los fondos que en Venezuela millones de personas esperan para mitigar el hambre y otras consecuencias de la crisis.
18-06-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó admite que sus dos representantes en Colombia robaron 90.000 dólares de ayuda humanitaria
Los dos representantes del gobierno interino de Venezuela en Colombia se apropiaron de 90 mil dólares de donaciones particulares destinadas a cubrir los gastos de la ayuda humanitaria y para atender los 1.600 militares que están en situación de refugio en Cúcuta. Así lo reconoció Juan Guaidó al asegurar que ambos casos serán investigados por la Fiscalía colombiana. La tarde de este lunes, Guaidó salió al paso después de que se publicara la denuncia en el portal «Panam Post» y ha dicho que «no permitiré que ningún mal empañará lo que ha sido un gran esfuerzo de todos los venezolanos», al tiempo que insistió que no detendrá sus trabajos por este caso. Los recursos se desviaron para financiar la vida de lujo de los dos enviados por Guaidó y ha hecho tambalear los apoyos internacionales del hombre que aspira a desalojar a Nicolás Maduro de poder. Guaidó ha explicado también que el embajador de Venezuela en Colombia, Humberto Calderón Berti, lleva una gestión administrativa y que la apropiación «no son fondos del Estado venezolano, mucho menos de organismos multilaterales; los fondos eran para el hospedaje, transparencia internacional para darle seguimiento», precisó Guaidó. «Tres personas han sido separadas de sus cargos, deberán rendir cuentas de los fondos que con mucho esfuerzo se han conseguido para la crisis venezolana (..) Para nosotros la simple denuncia sirve para investigar, para denunciar y para hacer un seguimiento», subrayó. Según la investigación de «Panam Post», Rossana Barrera y Kevin Rojas, militantes del partido político de Guaidó, Voluntad Popular, estaban al frente de la atención a los emigrantes venezolanos en Colombia, usaron para su propio beneficio los miles de dólares de las ayudas que gestionó la oposición para paliar la severa crisis humanitaria que atraviesa el país sudamericano. Sobreprecios en facturas de hoteles, gastos no relacionados, alquileres innecesarios de vehículos y hasta inflados gastos en costosos restaurantes forman parte del desvío de los fondos que en Venezuela millones de personas esperan para mitigar el hambre y otras consecuencias de la crisis.
18-06-2019 | Fuente: abc.es
Guaidó admite que sus dos representantes en Colombia se apropiaron de 90.000 dólares
Los dos representantes del gobierno interino de Venezuela en Colombia se apropiaron de 90 mil dólares de donaciones particulares destinadas a cubrir los gastos de la ayuda humanitaria y para atender los 1.600 militares que están en situación de refugio en Cúcuta. Así lo reconoció Juan Guaidó al asegurar que ambos casos serán investigados por la Fiscalía colombiana. La tarde de este lunes, Guaidó salió al paso después de que se publicara la denuncia en el portal «Panam Post» y ha dicho que «no permitiré que ningún mal empañará lo que ha sido un gran esfuerzo de todos los venezolanos», al tiempo que insistió que no detendrá sus trabajos por este caso. Los recursos se desviaron para financiar la vida de lujo de los dos enviados por Guaidó y ha hecho tambalear los apoyos internacionales del hombre que aspira a desalojar a Nicolás Maduro de poder. Guaidó ha explicado también que el embajador de Venezuela en Colombia, Humberto Calderón Berti, lleva una gestión administrativa y que la apropiación «no son fondos del Estado venezolano, mucho menos de organismos multilaterales; los fondos eran para el hospedaje, transparencia internacional para darle seguimiento», precisó Guaidó. «Tres personas han sido separadas de sus cargos, deberán rendir cuentas de los fondos que con mucho esfuerzo se han conseguido para la crisis venezolana (..) Para nosotros la simple denuncia sirve para investigar, para denunciar y para hacer un seguimiento», subrayó. Según la investigación de «Panam Post», Rossana Barrera y Kevin Rojas, militantes del partido político de Guaidó, Voluntad Popular, estaban al frente de la atención a los emigrantes venezolanos en Colombia, usaron para su propio beneficio los miles de dólares de las ayudas que gestionó la oposición para paliar la severa crisis humanitaria que atraviesa el país sudamericano. Sobreprecios en facturas de hoteles, gastos no relacionados, alquileres innecesarios de vehículos y hasta inflados gastos en costosos restaurantes forman parte del desvío de los fondos que en Venezuela millones de personas esperan para mitigar el hambre y otras consecuencias de la crisis.
15-06-2019 | Fuente: abc.es
Dos ayudantes de Guaidó en Colombia, acusados de desvío de fondos de ayuda humanitaria
La revelación de un medio venezolano sobre el robo de cientos de miles de dólares destinados a la ayuda humanitaria, y que presuntamente fueron desviados para financiar la vida de opulencia de dos de los enviados del presidente interino, Juan Guaidó, en Colombia, están haciendo tambalear los apoyos internacionales del hombre que aspira a desalojar a Nicolás Maduro del poder. Según una investigación del periódico digital Panam Post, Rossana Barrera y Kevin Rojas, dos de los representantes de Guaidó en Colombia, y que estaban al frente de la atención a los emigrantes venezolanos en ese país, usaron para su propio beneficio miles de dólares de las ayudas que gestionó la oposición para paliar la severa crisis humanitaria que atraviesa el país sudamericano. Sobreprecios en facturas de hoteles, gastos no relacionados, alquileres innecesarios de vehículos y hasta inflados gastos en costosos restaurantes forman parte del desvío de los fondos que en Venezuela millones de personas esperan para mitigar el hambre y otras consecuencias de la crisis. El primero en reaccionar ante estas actuaciones ha sido el Gobierno del presidente colombiano Iván Duque, contrariado por los desatinos diplomáticos y la falta de tacto del equipo de Guaidó, según la publicación del Panam Post. De acuerdo a la información, la Administración de Duque ha llegado a preguntarse qué entiende el Gobierno de Guaidó por "aliado". En Colombia también se preguntan por qué Guaidó mantuvo en secreto las reuniones entre el régimen de Maduro y la oposición en Noruega, y cómo es que se cruzó de brazos ante las múltiples denuncias que le llegaban sobre las irregularidades que cometían en Cúcuta Barrera y Rojas, incluidas las de la inteligencia neogranadina. Otra personalidad que dejó en claro su rechazo y evitó las solidaridades automáticas propias de América Latina fue el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien pidió una "investigación esclarecedora" y establecer responsabilidades, en una clara demostración de las reservas que ahora guarda con los opositores venezolanos. Finalmente las denuncias provocaron la reacción de Guaidó, pero tan lenta que no evitó el desvío de parte del dinero de las ayudas. "Ante denuncias, pido al Embajador Humberto Calderón Berti solicitar formalmente a organismos de inteligencia colombiana la investigación necesaria. ¡Transparencia ante todo!", dijo en Twitter quien proclamó una presidencia interina en enero pasado que es reconocida por una cincuentena de países. Las próximas acciones de Guaidó en el caso serán vitales para evitar que siga perdiendo apoyos no solo externos, sino internos, donde el ejército mediático del chavismo ya lanza toda su artillería y las redes posicionan la etiqueta #GuaidóLadrón.
15-06-2019 | Fuente: abc.es
Alarma internacional por la desaparición de barcos con refugiados venezolanos
La repetida desaparición de pequeños botes con los que los refugiados venezolanos tratan de huir a las islas frente a las costas de su país ha despertado la alarma de las organizaciones humanitarias. Estas advierten de la muerte de menores y mujeres embarazadas que abandonan su país por la falta de alimentos y medicinas y que acaban siendo presa de redes de trata de personas. La última embarcación en hundirse lo hizo entre Venezuela y la isla de Curaçao, a 60 kilómetros de la costa del continente. Se trataba de una lancha sobrecargada con 32 personas huidas a través del estado de Falcón. Los familiares ya cruzados, que les esperaron durante horas en una playa, acabaron denunciando su desaparición a las autoridades de Curaçao, una isla que es territorio autónomo del Reino de los Países Bajos. Aunque la mayoría de los cuatro millones de venezolanos exiliados por la grave crisis humanitaria del país lo ha hecho a pie, y viven refugiados en países vecinos como Ecuador o Colombia, otros han optado por cruzar los pocos kilómetros de mar que les separan de las islas antillanas del Caribe. Se trata de un cruce peligrosísimo, pues las aguas pueden embravecerse fácil e inesperadamente. El cruce más corto es el de las Bocas del Dragón, unos estrechos que separan Venezuela y Trinidad y Tobago y que en su punto más corto tienen apenas 20 kilómetros. Ahí desapareció el 16 de mayo un pequeño bote pesquero con 31 personas a bordo, de las cuales al menos dos eran niños. En el último mes se han hundido al menos cuatro embarcaciones en similares circunstancias, con más de 50 desaparecidos en total. Traficantes de personas Estos cruces se pactan con traficantes de personas cuyas tarifas varían pero que cobran entre 400 y 500 dólares (entre 350 y 450 euros) por persona y que pueden rebajar el pago hasta los 1.000 euros por familia sin hay niños entre los viajantes. Se trata de verdaderas fortunas: el salario mínimo en Venezuela no supera los 5 euros mensuales, con una inflación galopante que ha hundido en la miseria a la mayoría de la población. En ocasiones el Comando de Guardacostas de Venezuela rescata a náufragos, como sucedió el 27 de abril con un bote que volcó con 37 personas a bordo. Los uniformados apenas pudieron rescatar a 10 emigrantes, uno de los cuales murió. La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, ha pedido a Venezuela que tome medidas contra los traficantes de personas que se aprovechan de esta crisis para lucrarse poniendo en riesgo decenas de vidas cada semana. El ejército de EE.UU. envió ayer un barco hospital que parará en las islas antillanas para atender a los venezolanos que no reciben tratamiento médico desde hace meses.
14-06-2019 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí derriba cinco drones hutíes dirigidos contra un aeropuerto
La coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció hoy que ha interceptado y derribado cinco aviones no tripulados lanzados por los rebeldes chiíes hutíes contra el aeropuerto internacional de Abha, en el suroeste del país, dos días después de otro ataque contra el aeródromo que dejó 26 heridos. El portavoz de la alianza, Turki al Malki, dijo que las Fuerzas de Defensa Antiaérea «interceptaron y derribaron cinco drones lanzados por la milicia hutí terrorista y respaldada por Irán dirigidos contra el aeropuerto internacional de Abha y la ciudad de Jamis Mushait», en el sur del país, según recoge la agencia estatal SPA. Al Malki aclaró que «el tráfico aéreo en el aeropuerto internacional de Abha o pera con normalidad , no hay retraso en los vuelos ni en el tráfico aéreo». En la nota, el portavoz reafirmó «su legítimo derecho en tomar las medidas apropiadas para lidiar con estos actos hostiles y en conformidad con el derecho internacional humanitario». El medio yemení Al Masira, portavoz de los hutíes, asumió que los rebeldes son los autores del ataque. El 12 de junio, la coalición árabe anunció que 26 civiles, de diferentes nacionalidades, resultaron heridos por el impacto de un misil lanzado por los rebeldes contra el mismo aeropuerto. Los hutíes, a los que Arabia Saudí acusa de estar tutelados por Irán, han aumentado sus operaciones contra el territorio saudí en las últimas semanas. Este ataque coincide con un nuevo repunte de tensión en el golfo Pérsico, después de que dos petroleros fueron objetos ayer de un supuesto ataque en el mar de Omán. EE.UU. ha acusado a Irán de estar detrás de esta operación, un extremo que Teherán niega, y de un suceso similar al ocurrido en el mes de mayo cerca de la misma zona. Arabia Saudí lidera la coalición que interviene militarmente desde 2015 contra el Yemen a favor del Gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y en contra de los hutíes, que controlan la capital Saná. Según la ONU, el Yemen se ha convertido en el escenario de la peor crisis humanitaria actual del mundo.
14-06-2019 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí repele el ataque con drones a uno de sus aeropuertos de una milicia apoyada por Irán
La coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció hoy que ha interceptado y derribado cinco aviones no tripulados lanzados por los rebeldes chiíes hutíes contra el aeropuerto internacional de Abha, en el suroeste del país, dos días después de otro ataque contra el aeródromo que dejó 26 heridos. El portavoz de la alianza, Turki al Malki, dijo que las Fuerzas de Defensa Antiaérea «interceptaron y derribaron cinco drones lanzados por la milicia hutí terrorista y respaldada por Irán dirigidos contra el aeropuerto internacional de Abha y la ciudad de Jamis Mushait», en el sur del país, según recoge la agencia estatal SPA. Al Malki aclaró que «el tráfico aéreo en el aeropuerto internacional de Abha o pera con normalidad , no hay retraso en los vuelos ni en el tráfico aéreo». En la nota, el portavoz reafirmó «su legítimo derecho en tomar las medidas apropiadas para lidiar con estos actos hostiles y en conformidad con el derecho internacional humanitario». El medio yemení Al Masira, portavoz de los hutíes, asumió que los rebeldes son los autores del ataque. El 12 de junio, la coalición árabe anunció que 26 civiles, de diferentes nacionalidades, resultaron heridos por el impacto de un misil lanzado por los rebeldes contra el mismo aeropuerto. Los hutíes, a los que Arabia Saudí acusa de estar tutelados por Irán, han aumentado sus operaciones contra el territorio saudí en las últimas semanas. Este ataque coincide con un nuevo repunte de tensión en el golfo Pérsico, después de que dos petroleros fueron objetos ayer de un supuesto ataque en el mar de Omán. EE.UU. ha acusado a Irán de estar detrás de esta operación, un extremo que Teherán niega, y de un suceso similar al ocurrido en el mes de mayo cerca de la misma zona. Arabia Saudí lidera la coalición que interviene militarmente desde 2015 contra el Yemen a favor del Gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y en contra de los hutíes, que controlan la capital Saná. Según la ONU, el Yemen se ha convertido en el escenario de la peor crisis humanitaria actual del mundo.
12-06-2019 | Fuente: abc.es
Más de mil muertos en el Mediterráneo tras un año del cierre de puertos en Italia
Se cumple un año desde que el ministro del Interior, Matteo Salvini, líder de la Liga, decretó el cierre de los puertos italianos a los barcos de las ONG que rescataban inmigrantes en el Mediterráneo. En este periodo han muerto al menos 1.151 personas en este mar, convertido en un cementerio de inmigrantes. Otros 10.000, tras ser rescatados, fueron devueltos a Libia contra su voluntad, dado que sabían que volvían a campamentos de detención donde viven en condiciones infrahumanas, a menudo privados de comida y agua durante días. Los datos fueron aportados hoy por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée, oenegés que denuncian que las personas rescatadas sean devueltas forzosamente a Libia, ya que se les «expone a nuevos e innecesarios sufrimientos» en un país en guerra y violencia desde el año 2011. El episodio que marcó un antes y un después en la política italiana sobre inmigración fue la decisión de Matteo Salvini de impedir el desembarco de 630 inmigrantes rescatados por la nave Aquarius, gestionada por MSF y SOS Méditerranée. El desafío del líder de la Liga a Malta y a Europa sobre la acogida de esos inmigrantes, creó un callejón sin salida que fue superado finalmente con el ofrecimiento del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, para que desembarcaran en el puerto de Valencia. Indecisión europea Las dos oenegé citadas destacan en el informe hecho público hoy que, en 18 ocasiones, naves humanitarias quedaron bloqueadas en el Mediterráneo al no poder trasladar las personas rescatadas a un puerto seguro próximo a la zona de salvamento, ante la indecisión, cuando no indiferencia, de la mayoría de los gobiernos europeos. Esto supuso que 2.443 personas permanecieron bloqueados en el mar, mientras los líderes de la Unión Europea debatían en interminables negociaciones qué hacer con ellas. «La respuesta de los gobiernos europeos a la crisis humanitaria en el Mediterráneo y Libia fue una carrera hacia el abismo», lamenta la responsable de operaciones de MSF, Annemaria Loof. Regocijo de Salvini Mientras MSF y SOS Méditerranée advierten que «la criminalización» del salvamento de personas no solo afecta a las ONG sino que «erosiona el principio de rescatar personas en el mar», pues ahuyenta incluso a los buques comerciales que navegan por la zona, el ministro del Interior se muestra eufórico con su política inmigratoria y la endurece aún más contra las naves de las ONG. Ayer mismo, el Consejo de ministros aprobó un decreto sobre seguridad para prohibir el ingreso en las aguas territoriales a las naves «por motivos de orden y seguridad pública», estableciendo multas entre 10.000 y 50.000 euros para el capitán, armador y propietario de los barcos que no respeten la prohibición. En el caso de que la nave reitere su acción se procederá a su secuestro y podrá ser confiscada. Salvini alardea de que con su política ha habido menos muertos en el Mediterráneo. Eso es verdad en números absolutos, pero es falso si se tiene en cuenta el número de los barcos que han partido de Libia, registrándose una notable disminución. Esta dura política contra la inmigración ha dado sus frutos a Matteo Salvini. Fue la bandera electoral de la Liga y lo ha sido hasta hoy en la permanente campaña por todo el país que realizó el líder de la Liga. Los datos en los comicios del 26 de mayo al Parlamento europeo son muy elocuentes. El Movimiento 5 Estrellas (M5E) había obtenido en las elecciones generales del 4 marzo 2018 el 32,5 por ciento de los votos, mientras la Liga alcanzó el 17%. Estos porcentajes se han invertido completamente, en las elecciones europeas: la Liga superó el 34%, duplicando al M5E que sufrió un batacazo con el 17%.
...
8
...