Infortelecom

Noticias de crisis humanitaria

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Aquarius llega a La Valeta con los 141 inmigrantes rescatados
El 'Aquarius' ha llegado esta tarde al puerto de La Valeta después de recibir autorización formal por parte de las autoridades de Malta para atracar y desembarcar a los 141 inmigrantes rescatados el viernes pasado y que viajan a bordo, según han confirmado este miércoles SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras (MS), las dos ONG que lo operan. «El 'Aquarius' ha recibido autorización formal para entrar en aguas territoriales maltesas y ahora se dirige hacia el puerto de La Valeta», ha informado SOS Mediterranée en su Twitter, expresando su «alivio» por el acuerdo alcanzado por Malta y otros países europeos , entre ellos España, para el reparto de los inmigrantes que viajan a bordo. UPDATE #Aquarius ha ricevuto l?autorizzazione formale a entrare in acque territoriali maltesi e ora si dirige verso il porto di La Valletta. Le 141 persone vulnerabili salvate in mare venerdì in due operazioni di ricerca e soccorso, entrambe coordinate dal JRCC libico..1/3 pic.twitter.com/BSA5DOOxUT? SOS MEDITERRANEE ITA (@SOSMedItalia) 15 de agosto de 2018En la misma línea se ha pronunciado MSF. «Damos la bienvenida a la noticia de que Alemania, Francia, Luxemburgo, Portugal y España también han accedido a compartir la responsabilidad en una respuesta europea coordinada», ha indicado la ONG en un comunicado. MSF ha reiterado que su prioridad desde que se produjeron los rescates el pasado viernes ha sido «garantizar el bienestar» de los inmigrantes y desembarcarlos en un puerto seguro sin demora para poder «seguir ofreciendo urgentemente la asistencia humanitaria necesaria para los que siguen en problemas en el Mediterráneo central». Asimismo, una vez más, la ONG ha reclamado la necesidad de «soluciones sostenibles a largo plazo para abordar la crisis humanitaria en el Mediterráneo Central». «Esta es la responsabilidad de la UE en su conjunto y estamos deseando ver más ejemplos concretos de liderazgo europeo y solidaridad en esta cuestión en el futuro», ha señalado MSF, que ha expresado su preocupación por la situación en esta ruta marítima y «por el futuro de la acción humanitaria en el mar». Según ha informado el Gobierno maltés, está previsto que el 'Aquarius' llegue a puerto a las 13.30 horas de este miércoles. En su desembarco participará el Ejército maltés, así como la Policía de inmigración, Protección Civil y el departamento de asilo. Una vez que se realice un examen médico a los inmigrantes, «serán escoltados al Centro de Recepción Inicial de Marsa, donde se iniciará el proceso de distribución entre Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y España», ha precisado el Ejecutivo de Joseph Muscat.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
¿Ciudades solo para judíos?: «Eso es volver atrás y lo que nos hicieron a nosotros»
De bolsillo, tapa dura y negra, con una llave con forma de corazón y un título, «El pequeño libro de los grandes valores» (Alienta Editorial), a primera vista este libro podría ser el típico de autoayuda que inunda tantas estanterías de hipermercados y gasolineras de España. Pero pasadas unas páginas, el lector encuentra el testimonio de una anciana judía, Edith Roth, que a sus 17 años -ahora tiene 95- sobrevivió al campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, Relatado por su nieta Meirav Kampeas-Riess (Israel, 1977), que con una profunda sensibilidad busca transmitir los valores positivos de la tragedia de su familia, esta profesora de hebreo, que lleva 17 años viviendo en Madrid, plasma la historia que le ha contado su abuela, que hasta hace diez años se había mostrado reacia a contar los años de avance del fascismo y antisemitismo en su ciudad natal -la actual Vinogradov (Ucrania)- hasta el día a día en el campo de concentración donde sus padres murieron en la cámara de gas. «Llegó mi turno, (el doctor Josef) Menguele me miró, miró mi cuerpo desnudo, caminó dando vueltas a mi alrededor y? su dedo ordenó ponerme en la fila de la derecha. Sentí que me abandonaban las fuerzas. ¡Estaba en la fila de la muerte!», narra Kampeas. Felizmente la joven Edith se armó de valor y corrió a cambiarse de fila. «Erguí la cabeza, estiré el cuerpo tanto como pude, apreté los puños y súbitamente sentí que desde algún lugar me llegaban fuerzas y mis piernas me transportaban a toda velocidad a la otra fila. Sin saber muy bien cómo, me encontré de pie junto a Iranka (prima de Edith) en la fila de la vida, y unos minutos después ya estábamos vestidas y dirigiéndonos de vuelta al barracón», describe. El libro presenta un formato típico de autoayuda. ¿Cree que puede restarle crudeza a la historia de su abuela? Quería que no fuera el típico testimonio de una persona que sufrió el Holocausto, que ya hay muchos. Quería darle un poco de luz, ser positiva, porque hay muchas cosas bonitas en el mundo que no reciben atención. Tenemos que aprender de lo que pasó y salir adelante. Convertir la mierda aquella en abono sobre el que llegar a unos valores, las raíces de cada ser humano y conectarnos con los valores que tenemos, aunque vengamos de familias distintas. El eje de los valores es lo que nos forma como personas. Está bien lo que apuntas sobre el conflicto con el libro. Por un lado, ver cómo es físicamente- lo que hacemos con las personas-, pero que cuando lo abrimos de repente descubrimos de dónde viene, cómo era su casa, sus padres, su infancia.. ¿Se ha inspirado en la narración del libro «El niño con el pijama de rayas»? Crecí siempre con las historias de mi abuela y toda mi familia. Soy de Israel y la supervivencia del Holocausto la tenemos muy presente. Leemos muchos libros, vemos muchas películas, reportajes? Israel es un país de gente procedente de todo el mundo. A lo mejor en mi ADN lo tengo muy metido y al escribir sale lo que soy yo, pero no porque leyera antes «El niño del pijama de rayas»? ¿Por qué su abuela decidió después de tantos años contar su historia del Holocausto? En 2007 convencimos a mi abuela para que participara en un proyecto en Israel sobre el testimonio de los supervivientes. Un equipo de este proyecto llegó a la casa de mi abuela, estuvo tres o cuatro horas y era la primera vez que se sentaba en el salón y lo contaba tal cual hasta el final. También entrevisté a Asher, que es su hermano y que tiene una memoria fenomenal. Él me dio el punto de vista de los dos hermanos que estaban en Budapest. Encontré en el armario de mi abuela muchísimas fotos, las cartas que están citadas en el libro. Durante años, Moshé (su otro hermano), que ya falleció, recolectó todas las cartas y las tradujo del húngaro. ¿Cree que sus bisabuelos debieron haber dejado a Edith con sus hermanos? Como estaba muy conectada a sus padres, para ella volver a casa era el momento deseado, quería estar con ellos pasara lo que pasara. Después de que maten a toda tu familia es muy raro pensar en otra cosa. A mí solo me saldría querer estar con mis padres. Usted ha crecido en un Kibbutz. Parece como si en Israel cada vez quedara menos de aquella utopía socialista de las comunas agrícolas en su fundación. En los años 1945-46, toda la zona estaba desierta, llegaron los kibbutzim donde estaba completamente desierto. No tenían ni tecnología ni casa. Al ver lo que ha llegado a evolucionar en 70 años es impresionante si se compara con lo que han cambiado otros países en ese tiempo. Ahora bien, estamos perdiendo muchos valores, no solo en Israel, es universal. Tanto en Israel como en EE.UU. o España, la evolución de la tecnología ha sido paralela, todos vamos por la misma senda. Debemos seguir con la tecnología, da muchas cosas maravillosas al mundo, conectar con cualquier punto del mundo, podemos llegar a grandes cosas sin vernos. Lo que falta es el punto de conectarnos con las personas, dejar el móvil y la tecnología aparte y sentarnos a negociar si hay algún problema. Esto es lo que creo que se está perdiendo. ¿Entiende que muchos judíos sean contrarios al sionismo? Yo soy judía, nací en Israel, vivo en Madrid desde hace 16 años, y te digo que me ha ayudado mucho salir de mi país para ver cómo funciona todo desde otro punto de vista, más lejos físicamente. Te digo que no necesariamente. Como el mundo es tan abierto, te da igual, es super importante que cada uno tenga su punto de referencia, allí está mi familia y mi país, pero tú eliges dónde vivir. Siempre vas a tener ese imán cuando veas la bandera o escuches a la gente hablando español. Es importante ser abierto, con un pensamiento crítico y poder ser flexible en tu manera de pensar, sobre todo la gente, debemos respetar a cada persona sea de donde sea, sin prejuicios, da igual si tienes la piel más oscura o menos oscura. Hay mucha ignorancia de mucha gente que no conoce la historia sobre Israel y el pueblo judío. Me entristece hablar con ellos porque no tienen la mente abierta. El Parlamento israelí ha debatido la creación de ciudades segregadas solo para judíos aunque el presidente, Reuven Rivlin, se ha posicionado en contra (tras esta entrevista se la cámara aprobó una ley que define Israel -oficialmente- como «Estado Nación del pueblo Judío»). ¿El Israel actual va camino de una suerte de ser un apartheid tal y como plantean algunas organizaciones como Amnistía Internacional? Como en todos los países, Israel tiene extremos: derecha, izquierda, y más y menos religiosos. Respeto mucho a Rivlin, que ha visitado recientemente España, porque tiene la mente abierta, conecto mucho con él en este punto porque no podemos en ningún momento decir que tú no puedes vivir aquí porque esto es solo para judíos. Eso es volver atrás y lo que nos hicieron a nosotros, ¿vamos a hacerle esto a los demás? ¿Qué ha cambiado entonces? Su opinión (Rivlin) sale bastante a la luz y es muy respetado. Soy apolítica total porque no conecto con la política, conecto más con las personas. He decidido donar todos los beneficios a Mensajeros de la Paz, y me han preguntado muchas veces que por qué esta organización si no tiene ningún vínculo con Israel. Cuando lo importante es: ¿adónde mandamos o qué hacemos con el dinero? Mensajeros de la Paz hace cosas maravillosas en el mundo: en Siria, Gaza, España o en África. Esto es lo importante. No puedo ser profesora y no dar ejemplo. ¿Cree que sobrevivir a Auschwitz le hace completamente sensible a todos los sufrimientos? ¿Los supervivientes del Holocausto y sus hijos han sido capaces de ponerse en el lugar del dolor de los palestinos? Hay gente que no lo ha superado nunca y ha quedado muy mal. Mi abuela siempre ha sufrido: ha tenido momentos de llorar, recuerdos que no le dejaban dormir por la noche.. pero a pesar de todo siempre ha tratado de respetar a todas las personas. Recuerdo estar sentada con mi abuela en el salón viendo las noticias por la tele y lo que salió de su boca al ver todo lo horrible del mundo es «por qué pasan tantas cosas malas». La conexión con una tragedia es muy individual. Sale un anuncio de un bebé que no tiene para comer en Siria y tú puedes comer pese a estar viendo la noticia. ¿La obsesión por la seguridad y la militarización hace de Israel un Estado del miedo? No conozco a casi ningún israelí que viva con miedo. En Israel pasamos momentos muy difíciles en diferentes épocas y no caminamos con miedo. Si acaso los niños que crecen en Israel y que viven en la zona donde salen los misiles de Gaza cuando de repente escuchan la sirena. Imagina que tienes 15 segundos para encontrar un refugio. Ahí sí conecto contigo, pero no hay miedo generalizado en Israel, depende de la época y donde vivas. Yo llegué a vivir momentos de miedo. Viví muchos años en Haifa, una ciudad muy bonita donde los árabes y judíos vivimos en paz completa, pero una mañana explotó un autobús infantil porque subió un terrorista y se hizo estallar. Entonces, sí tenía miedo: dudaba si montarme o no en un bus. Tuve muchos momentos en los que me tuve que bajar de un tren porque vi a alguien que podía ser sospechoso por llevar un bolso. ¿Teme que Gaza colapse por su crisis humanitaria? Veo la situación entre lo que pasa en Gaza, que lo gobierna Hamas, que son terroristas, desde hace muchos años y que le hacen la vida imposible a los civiles. No tienen para comer. El Gobierno utiliza el dinero que les mandan para construir túneles y comprar misiles en lugar de construir hospitales o reforzar el Estado. Me da mucha rabia esta situación, y el punto de vista que nunca sale en la prensa y es que Israel es uno de los países más humanitarios que existen: Israel da agua y luz a Gaza. En una de las zona más conflictivas que existen Israel da ayuda humanitaria a los refugiados sirios. Pero rechazan su acogida. Hay muchos sirios que entran en Israel y que necesitan ayuda en los hospitales. Muchos niños y familias están en Israel, pero todo eso no sale en la prensa. Esto sí que me genera tristeza y enfado. ¿Entiende las críticas de la comunidad internacional a los asentamientos en Cisjordania? Puedo entender a lo mejor porque no viven ahí y no conocen la situación. Me gustaría saber si en España genera algún conflicto si llegan inmigrantes o refugiados y no los dejan entrar. El Tribunal Supremo de España ha condenado al Estado por no cubrir la cuota de refugiados de la UE. ¿No lo ves como igual? O en EE.UU. con el muro. Siempre se pone a Israel en el foco de lo malo, ¿pero lo miramos desde un punto universal para comparar? No? ¿para qué? Somos la mierda de todo y no tiene el enfoque que queremos darle. Tenemos que ser mucho menos críticos y mucho más humanitarios. Si llegamos a este punto tendremos menos conflictos. ¿Y cómo se puede dar un enfoque más humanitario? Conectando con la gente. También tengo amigos árabes. No son palestinos porque no viven en esa zona, pero son árabes porque viven en distintos sitios en Israel que quieren y desean la paz y que hablan entre ellos y hacen cosas maravillosas. Hay proyectos maravillosos en común entre palestinos e israelíes porque creen que pueden hacer algo mejor por este mundo cuando se conectan las personas, pero todavía no tiene mucha fuerza, hay más fuerza en el mal, en el Hamás o en el otro lado. Las buenas cosas que hay todavía no tienen fuerza para conectar y para levantarlo. En los últimos años hemos visto en Europa el aumento del antisemitismo de distinto origen: de la extrema izquierda, la extrema derecha, el islamismo más radical. Me preocupa muchísimo (el antisemitismo). Pese a las tragedias el ser humano no aprende de lo que pasó para mejorar el mundo. Parece que últimamente vamos un poco hacia atrás como cuando vemos lo que pasa en Francia. ¿Qué pasa? Qué necesidad tiene una persona de marcar un pueblo o un grupo de personas que lo único que les conecta es la raíz judía, qué razón hay para machacarlos constantemente. Tienes tantos problemas que no puedes enfocarlos que tienes que ir a por los que tienen una kipá paseando por la calle tranquilamente y de repente te da la gana de darle un puñetazo o matarlo. Cuando salgo a la calle y veo a alguien con un burka no me da el impulso de ir a darle un golpe. No hemos aprendido nada de lo que pasó hace 70 y volverá a ocurrir, no tiene por que ser a los judíos puede ser a cualquier minoría. Para el pueblo judío y en general, me preocupa lo que puede suceder en el mundo entero. Pueden ser los judíos, pero si cambian la religión de mi abuela y su nombre Edith y puede pasar igual. Mi misión es que cuando la gente lea este libro que ponga el nombre de su abuela y se dé cuenta de que esto puede ocurrir de nuevo si no se utiliza esta llave, que es la educación y los valores. En el libro hay partes donde se da cuenta de la deshumanización de los judíos. Ahora vemos la deshumanización que hace Trump de los inmigrantes o incluso los textos de hace años del presidente de la Generalitat, Quim Torra, hablando de bestias refiriéndose a los españoles. Es muy peligroso. Los políticos usan su poder, su forma de pensar y sus palabras para hacer el mal. Y si es un buen político tiene mucha más fuerza. Es lo que pasó con Hitler, que con las palabras dominó al pueblo alemán, un pueblo inteligente. Anuló los sentimientos de estos seres humanos para llevarlos a matar. Teniendo en cuenta la banalidad del mal de la que habló Hannah Arendt y con lo que le ha contado su abuela, para usted, ¿los soldados húngaros que se mencionan en el libro u otros burócratas solo cumplían órdenes y eran disciplinados con sus superiores sin reflexionar sobre los hechos? Cualquier ser humano sabe lo que está bien y lo que está mal. Es muy básico más allá de que tengas un uniforme. Entre estos soldados húngaros, hubo muchos que se negaron a hacer lo que les ordenaban. Hoy en día, está la tercera generación en Alemania, que muchos son los nietos y bisnietos de quienes estuvieron en la SS. Tienen que vivir con esa mochila: que su abuelo estuvo en las SS y mató a muchos judíos. Cuando estuve haciendo el servicio militar si me hubieran mandado algo en contra me habría negado aunque me hubiera supuesto cárcel. ¿Su abuela ha vuelto a ir a la zona donde creció? Mi abuela no llegó nunca a ir a Alemania ni a Polonia, por supuesto que no fue a Auschwitz, fue a Italia, Madrid, por ejemplo, le encantaba viajar por el mundo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Estalla la tensión con los venezolanos en un campamento improvisado en la frontera brasileña
La frontera de Brasil y Venezuela vivió una gran tensión este fin de semana, con un ataque xenófobo contra venezolanos en el municipio de Pacaraima, en el estado de Roraima, principal puerta de entrada a Brasil. Amenazados, y en condiciones precarias, más de un millar de venezolanos cruzaron la frontera de vuelta a Venezuela huyendo de persecuciones, informó el Ejército brasileño. «Hubo un ataque masivo contra personas desesperadas que están huyendo de una crisis humanitaria en su país», explicó a ABC César Muñoz, investigador en Brasil de la organización internacional Human Rights Watch (HRW). Según Muñoz, Roraima vive un clima xenófobo con los venezolanos, estimulado por autoridades locales, que estalla por cualquier motivo. «Es una crisis enorme que es culpa, al final, del gobierno de (Nicolás) Maduro, que les está negando a sus ciudadanos lo mínimo», resume Muñoz. Brasileños se manifiestan contra la inmigración venezolana - EFE La violencia se desencadenó cuando, supuestamente, cuatro venezolanos robaron y golpearon a un comerciante brasileño dentro de su casa. La respuesta de un grupo de brasileños fue este ataque contra venezolanos, a los que quemaron objetos personales y las tiendas de campaña en las que dormían. Imágenes y videos difundidos por internet muestran la persecución violenta contra los inmigrantes. Niños y embarazadas «Estamos hablando de familias, de niños, mujeres embarazadas, de gente desplazada, que viene desnutrida, con problemas de salud, en una situación muy complicada», cuenta una joven colombiana que ha viajado a Roraima para ayudar voluntariamente en esta crisis humanitaria. Muchos de los venezolanos que llegan viven en condiciones lamentables en las calles, pidiendo limosna en los semáforos, lo que ha generado una antipatía enorme entre los brasileños de clase media que viven en la frontera, la mayoría formada por empleados públicos y gente que vive de la minería ilegal. La joven, que prefiere el anonimato por motivos de seguridad, describe una situación cada vez más tensa, en la que incluso los que ayudan a los venezolanos están cada vez más frágiles, siendo criminalizados por los locales y las autoridades de Roraima, como la gobernadora, Suely Campos, que a comienzos de este mes apoyó una polémica decisión para prohibir la entrada a los venezolanos, acción que cerró la frontera por menos de 24 horas. Campos y las autoridades locales han insistido en exigirle al Gobierno central el cierre de la frontera. El Gobierno de Michel Temer y su cancillería, enemigos declarados de Maduro, apoyan la llamada «Operación Acogida», una fuerza formada por las Fuerzas Armadas y ONG, que ha sido elogiada por las organizaciones de inmigración, pero que no da abasto para atender el fuerte flujo migratorio, con al menos 500 venezolanos de media al día.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. enviará a Colombia un buque hospital con más de mil camas
Estados Unidos desplegará en aguas colombianas será el USNS Comfort, un barco hospital con capacidad para más de mil pacientes y que ayudará a las autoridades de ese país a hacer frente a la llegada masiva de personas procedentes de Venezuela, confirmó este lunes el Pentágono. «El USNS Comfort cuenta con los equipos necesarios para ayudar al sistema sanitario de Colombia», explicó el portavoz del Pentágono, coronel Robert Manning. Las autoridades sanitarias colombianas se encuentran desbordadas a causa de la llegada masiva de venezolanos debido a la grave crisis en su país. El pasado viernes, poco después de que el nuevo presidente colombiano, Iván Duque, recibiera en Bogotá al secretario del Defensa de EE.UU., James Mattis, el Pentágono informó de su intención de mandar un buque hospital a la región, aunque no desveló cuál sería y se limitó a decir que estaban barajando dos opciones: el SNS Mercy y el USNS Comfort. El USNS Comfort, además de más de mil camas, cuenta con una docena de salas de operación, servicios radiológicos digitales, un laboratorio y una farmacia, así como un helipuerto habilitado para el aterrizaje de aeronaves de gran tamaño. El Departamento estadounidense de Defensa ha señalado que, a partir de septiembre, este barco podrá ofrecer tratamiento a «miles» de personas en peligro. Solo personal civil «Miembros de las Fuerzas Armadas y profesionales médicos trabajarán junto con los socios regionales para apoyar sus esfuerzos que incluyen, entre otros, hacer frente al impacto de la crisis humanitaria venezolana», indicó el Pentágono en un comunicado divulgado el viernes. Desde el Pentágono dijeron a Efe que el USNS Comfort sólo contará con personal civil y que los militares involucrados en la operación apenas tomarán parte en labores de coordinación desde tierra. El USNS Comfort ya estuvo desplegado en aguas del Pacífico colombiano en 2015, cuando echó el ancla en el puerto de Buenaventura, en el suroeste del país, y será el sexto buque hospital desplegado por la Armada en la región desde 2007.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Si me quedo en Venezuela, morimos mi familia y yo»
La salida masiva de venezolanos que huyen de la grave crisis humanitaria está desbordando a las autoridades de los países vecinos, impotentes para absorber tal flujo de personas. El pasado sábado entró en vigor en Ecuador el requisito de pasaporte a todos aquellos que ingresen en su territorio. Aunque esto ha hecho que disminuya la presión en el puesto de Migración de Rumichaqui, en la frontera con Colombia, y que las diez ventanillas atiendan con más calma, lo que no ha disminuido es el drama humano, sobre todo entre quienes salieron de su país sin saber que las nuevas condiciones migratorias. «Si me quedo en Venezuela, muero yo y mi familia», dice Mario, que refleja en su rostro el dolor y el cansancio. Junto a él está Fernanda que no deja de llorar, dice que sacar un pasaporte cuesta unos 200 dólares y tarda entre seis meses y un año. «Dejé todo porque estamos enfermos y no hay medicinas. ¡Cómo me regreso!», exclama. El fin de semana el Ministerio del Interior liberó del requisito de pasaporte a niños y adolescentes que estén con sus padres que posean el documento en regla. «La presión de la opinión pública ecuatoriana les obligó a cambiar», comenta una docente, y elogia que la defensora del Pueblo, Gina Benavides, haya anunciado que pedirá medidas cautelares a organismos internacionales, de seguir vigente el pedido de pasaporte. El ministro del Interior, Mauro Toscanini, justificó la medida tras dar a conocer que se han identificado casos de trata de personas y tráfico de migrantes en el ingreso de ciudadanos venezolanos. Las autoridades arguyen también la imposibilidad de validar la información de las cédulas de identidad y las partidas de nacimiento ilegibles o en mal estado. «Los venezolanos que llegan no son migrantes, son refugiados de una guerra civil sin armas. Pedirles pasaporte es absurdo. Ellos no vienen por turismo, vienen desplazados», dice Ramiro Aguilar, abogado penalista y exparlamentario. Ecuador ha experimentado desde dos semanas atrás una oleada migratoria de venezolanos que ha desbordado las terminales terrestres de Quito y ha obligado al gobierno a declarar estado de emergencia en tres provincias, para asistirlos. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), desde su sede en Ginebra, estima que 30.000 venezolanos llegaron a Ecuador en la primera semana de agosto. «La decisión de solicitar pasaporte a ciudadanos venezolanos está alineada a las medidas migratorias de otros país, a nivel regional», ha declarado el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, al tiempo de señalar que Ecuador hace proporcionalmente más que otros, ya que otorga acceso a la salud y a la educación a ciudadanos extranjeros. El viceministerio de Movilidad Humana ha convocado a sus pares de países de Sudamérica a una reunión para tratar el flujo inusual de venezolanos. Será en Quito los primeros días de septiembre. Polvorín en la frontera entre Brasil y Venezuela Entre tanto, el polvorín en que se ha convertido el estado de Roraima, estado brasileño fronterizo con Venezuela, se alimenta también de la disputa política entre el gobierno local y el central, preocupados con los efectos que este tema tan sensible puede generar en las elecciones presidenciales brasileñas de octubre. La situación se agravó después que brasileños entraron en confronto y quemaron objetos personales y tiendas de campaña, en un ataque masivo contra 700 venezolanos, tras un intento de asalto a un comerciante en el municipio de Pacaraima, principal puerta de entrada entre los dos países. La situación provocó la salida de Brasil de 1.200 venezolanos en un único día y el envío de 120 soldados brasileños al local, para controlar la tensión. «Vemos con mucha preocupación lo que ocurre en Roraima con este clima xenófobo. Es una situación muy difícil que se complica por el tema electoral en Brasil», explica en declaraciones a ABC, el investigador Senior de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), en Brasil, César Muñoz. La gobernadora de Roraima, Suely Campos, que busca su reelección, es contraria a la entrada de venezolanos, llegando a emitir decretos para restringir el uso de servicio públicos a refugiados y pidiendo a la Justicia brasileña el cierre de la frontera, medidas que fueron rechazadas por la Corte Suprema. Del otro lado de esa pelea, está el senador de Roraima, Romeu Jucá, uno de los hombres fuertes del presidente Michel Temer, cuya diplomacia ha sido una de las más críticas al Gobierno de Nicolás Maduro. Campos, que acumula polémicas de nepotismo y abuso de poder, ataca a Jucá, otro político envuelto en escándalos de corrupción, de querer "mantener el caos", en su estado. El tamaño de la inmigración Brasil no es el país sudamericano que más recibió desplazados de Venezuela, ranking liderado por Colombia con 870.000 refugiados vecinos. Según datos oficiales, entraron por Pacaraima cerca de 128 mil venezolanos entre 2017 y 2018, de los cuáles más de la mitad fueron por vía terrestre a otros países. Según la Policía Federal, unos 58 mil refugiados venezolanos aún permanecen en Brasil. El estado de Roraima es el que ha sufrido más con ese flujo migratorio. Con la llegada de un promedio de 500 venezolanos diarios, la alcaldía de la capital, Boa Vista, calcula unos 30.000 inmigrantes en la ciudad, equivalentes al 10% de la población, lo que ha sobrecargado los servicios públicos, y dejado por lo menos 2.000 venezolanos viviendo en las calles en condiciones penosas. La situación, caótica, incluye un brote de sarampión, que ha complicado la frágil salud de las personas que llegan, entre ellas mujeres y niños, con casos de desnutrición. El Gobierno brasileño organizó la «Operación Acogida», encabezada por las Fuerzas Armadas, con apoyo del ministerios de Salud, y de Agencias de la ONU, como la Acnur, especializada en refugiados. La organización, sin embargo, así como el Gobierno del estado, no están dando abasto para atender ese fuerte flujo migratorio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ecuador abandona el bloque bolivariano por la crisis venezolana
La indolencia del gobierno de Nicolás Maduro ante la crisis humanitaria de los venezolanos y el éxodo de ciudadanos de ese país que en Ecuador tiene un enorme impacto, a pesar de haber impuesto el pasaporte como requisito para ingresar, es la gota que derramó el vaso para que abandone la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), aunque las posiciones políticas del gobierno de Lenín Moreno han sido cada vez más distantes de esta organización, nacida en la Habana, en 2004, por inspiración de Fidel Castro y Hugo Chávez.  Es muy bueno para el Ecuador. Yo he venido pidiendo numerosas veces, es un grupo que no significa nada», dice el embajador Mauricio Gándara, al comentar el sorpresivo anuncio del canciller ecuatoriano, José Valencia, de que Ecuador deja la ALBA, arguyendo la falta de voluntad política del gobierno de Venezuela para solucionar la crisis de sus ciudadanos, que huyen de la miseria y la violencia. Para algunos observadores, la presencia de Ecuador en la ALBA se había vuelto incómoda, tras la llegada a la Cancillería (Ministerio de Exteriores), de José Valencia, diplomático de carrera, en reemplazo a María Fernanda Espinosa, defensora del bolivarianismo y cercana a Nicolás Maduro y Daniel Ortega. «Se veía venir este cambio, estaba frenado por la presencia de la canciller Espinosa», confirma León Roldós, exvicepresidente de Ecuador. Para él, la ALBA, que anunció consolidaría un modelo político-económico, basado en el socialismo, «se volvió una mafia». María Fernanda Espinosa es, hoy, presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas. Como canciller de Ecuador visitó Caracas tras la elección de la Asamblea Constituyente, que desbancó a la mayoría opositora en la Asamblea Nacional, en lo que se consideró un espaldarazo al oficialismo, y que fuera rechazado por amplios sectores en el Ecuador. El giro de Lenin Moreno La llegada de José Valencia ha supuesto una ruptura en la política exterior ecuatoriana. Casa adentro, no solo que reincorporó a la Cancillería a numerosos diplomáticos de carrera que fueron cesados o dieron un paso al lado en la década que gobernó Rafael Correa, sino que reabrió la Academia Diplomática, cerrada durante la «revolución ciudadana», debido a la animadversión del expresidente a quienes solía llamar «momias cocteleras». Correa fortaleció el IAEN, un instituto de formación de funcionarios, que copó con profesores de izquierda, entre ellos algunos españoles. A Valencia, que ha sido contundente para cuestionar las políticas de Daniel Ortega y Nicolás Maduro, le correspondió recibir, en junio, al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. En esa visita, el presidente Lenín Moreno firmó acuerdos de cooperación, incluso, en temas de seguridad, materia que ahora está a cargo de Oswaldo Jarrín, un general retirado, que años atrás ya ocupó el Ministerio de Defensa. Además, Moreno ha dicho, en plena crisis de violencia en Nicaragua, aunque sin mencionar el nombre del país, que «no hay democracia dónde hay muertos». El giro de Moreno a la política exterior hoy va aparejado al que ha ya ha dado en política interna, al haberse acercado a los sectores empresariales. Su ministro de Finanzas, Richard Martínez, renunció al Comité Empresarial, para asumir el cargo. También Moreno alienta la libertad de expresión y se ha aproximado a los medios y a los periodistas, y ha mostrado determinación para luchar contra la corrupción. En las relaciones internacionales, lo ha hecho de manera progresiva y a partir de la salida de Espinosa. Meses atrás, en una de las últimas sesiones de la OEA (Organización de Estados Americanos). Ecuador se abstuvo en una votación que condenaba a Venezuela cuando antes votaba siempre en defensa de Caracas. El voto, justamente, lo dio Valencia, entonces embajador ante la OEA. Idea de Castro y Chávez La Alianza Bolivariana, fue creada en La Habana, por Fidel Castro y Hugo Chávez, en 2004, para oponerse a la propuesta de Estados Unidos de un Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) y propiciar la expansión del socialismo con los gobiernos de esa tendencia que surgieron en esos años. Pronto se unieron Nicaragua y Bolivia y naciones del Caribe. Ecuador lo hizo en 2009, durante el mandato del presidente Rafael Correa, que lideraba la llamada «revolución ciudadana». Observadores sostienen que hoy se abre el camino para que se exija, con más fuerza, elecciones libres en Venezuela. Al anunciar la decisión, junto a otros ministros, el canciller reiteró que el gobierno ecuatoriano mantiene «una posición de principios»; que no se alineará con «ningún grupo en particular en la propuesta de que el problema de los venezolanos sea resuelto entre ellos, en el marco democrático», lo que ha sido interpretado que no se unirá al Grupo de Lima, que pretende sanciones al gobierno venezolano de Maduro. De todos modos, el cambio de la postura de Ecuador es contundente. «Moreno se ha liberado de Correa», comenta a ABC el embajador Mauricio Gándara.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Perú recibe más de 100.00 peticiones de venezolanos para entrar en el país como refugiados
A lo largo del 2018, se han recibido más de cien mil peticiones de venezolanos para entrar como refugiados a Perú, según informó hoy el secretario de la comisión especial de refugiados, Patricio Rubio. La Cancillería peruana se ha visto sobrepasada por las solicitudes de refugio de parte de los venezolanos, ya que se ha pasado de 34.o00 peticiones para ser refugiados en el 2017 a cien mil este año. En el 2016, solo hubo 4.360 peticiones, mientras que en el 2015 ascendió a 433. Desde ayer, sábado 25 de agosto, los venezolanos que migran con desesperación de su país agobiados por las penurias económicas no pueden entrar a Perú sin entregar su pasaporte; documento cuyo trámite cuesta en Venezuela, entre 1.500 y 2.000 dólares. Aun así, hasta hoy han ingresado 2.000 venezolanos a Perú en calidad de refugiados. De acuerdo a Rubio, ningún venezolano se ha quedado sin entrar al país, al tiempo que agregó que tiene un plazo de 90 días para obtener su permiso de trabajo y quedarse legalmente. «Ningún país de la región podría tener un ritmo de respuesta como el que se requiere ante esta situación», señaló Rubio, al tiempo que agregó que los plazos de respuestas para aceptar o no a un refugiado van de 3 a 8 meses. En el 2018, Perú recibió 440.000 migrantes venezolanos, cifra que disminuye, si se le resta los 59 mil venezolanos que han salido del país con rumbo a Chile, Argentina, Uruguay y Brasil. En el Centro Binacional Fronterizo, ubicado en Tumbes, ciudad fronteriza entre Perú y Ecuador, los venezolanos son recibidos por el gobierno peruano, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y la organización no gubernamental «Encuentros». Entre ellos, atienden las necesidades inmediatas de los migrantes venezolanos y los asesoran para iniciar sus trámites de refugiados en Perú. Según el diario peruano «El comercio», el último venezolano que ingresó al país antes de que se ponga en marcha la ley de ingresar sin cédula de identidad es José Soto, quien vino desde Valencia en Venezuela, y llegó a Ecuador dentro de un grupo de 150 venezolanos. Entrar ilegalmente «La pregunta clave es ¿exigir pasaporte va a reducir el número de personas que intenten entrar al Perú? Ellos están huyendo de lo que sucede en Venezuela, no es que tengan un interés particular en venir en Perú», explicó el analista Farid Kahhat, al tiempo que agregó, «la diferencia fundamental será que vendrán en condiciones más precarias porque muchos no tendrán pasaportes y simplemente van a tratar de llegar de manera ilegal». «Y eso es peor para todos, es mejor saber quiénes vienen, tenerlos registrados, permitirles trabajar legalmente, sobre todo tomando en cuenta que el 60% de inmigrantes venezolanos tiene calificación significativa, ya sea técnica o superior. En el caso de que vengan de manera indocumentada se te pueden colar con más facilidad delincuentes, pero además las personas que ingresan pueden ser víctimas de traficantes de personas», concluyó Kahhat. De acuerdo a Naciones Unidas, 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país según información recopilada a junio de 2018.Perú es después de Colombia, el segundo país con mayor cantidad de migrantes venezolanos. Mañana se realizará en Colombia, un encuentro de los funcionarios de Relaciones Exteriores de Colombia, Ecuador y Perú, con el fin de tomar acciones conjuntas que busquen dar alivio a la crisis humanitaria que ha sido causada por la ola migratoria desde Venezuela.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ecuador entierra el Alba, tras cerrar Unasur y salir de TeleSur
Probablemente Lenín Moreno tenía previsto un distanciamiento progresivo de Venezuela y de la internacional bolivariana, pero la grave crisis humanitaria provocada por Nicolás Maduro y la extrema represión de Daniel Ortega en Nicaragua le han llevado a acelerar la ruptura de todo vínculo ideológico con los regímenes que gobiernan esos países. El pasado jueves, el titular de Asuntos Exteriores ecuatoriano, José Valencia, anunció la salida de Ecuador del Alba, organización en la que ingresó en 2009 de manos del presidente Rafael Correa, y de la que forman parte Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y algunas pequeñas islas el Caribe. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, creada por Hugo Chávez y Fidel Castro en 2004, decía querer promover un comercio justo entre las naciones asociadas, pero nunca funcionó como alianza económica, sino como un frente político. El Alba ha sido la plataforma internacional del llamado Socialismo del Siglo XXI. La baja de Ecuador es la evidencia de que ese proyecto ha entrado en un proceso de encogimiento y declive. Es curioso que haya sido Ecuador, el país más periférico en la hermandad bolivariana -Chávez tuvo siempre una relación más estrecha con los líderes de Cuba, Bolivia y Nicaragua-, el que esté dando el estoque al sistema internacional trenzado por Chávez (Honduras participó en el Alba, pero por poco tiempo). Moreno, que comenzó actuando con cierto sigilo para evitar el rechazo de los cuadros de su partido, que se definen de izquierdas y cuyo corazón siempre ha estado cerca de la Caracas chavista, ha podido acelerar ese distanciamiento ?que a la vez es un distanciamiento político de Correa? gracias al colapso de la situación en Venezuela y el Nicaragua. Cuestionamiento del Alba Cuando Moreno llegó a la presidencia de Ecuador en mayo de 2017, estuvieron vigentes por poco tiempo los planteamientos heredados de Correa, quien precisamente designó candidato a Moreno para mantener viva su Revolución Ciudadana mientras él tenía que estar fuera del poder durante un tiempo por no poder optar a otra reelección consecutiva. Aunque Moreno renovó el cargo a la canciller María Fernanda Espinosa, de excelentes relaciones con el chavismo, poco después comenzaron a apreciarse algunos cambios de matiz. Espinosa se saltó alguna reunión del Alba, y esa organización fue ya apenas mencionada en la Agenda de Política Exterior 2017-2021, publicada en enero de 2018. Moreno comenzó también a corregir el argumento de que la crisis de Venezuela era un asunto interno de ese país. Salida de TeleSur En marzo de este año, Ecuador dejó de financiar TeleSur, el canal internacional de televisión puesto en marcha por Venezuela, y al que además de los países del Alba contribuían también Uruguay y Argentina (este último país abandonó el canal en marzo de 2016, tras llegar a la presidencia argentina Mauricio Macri). En medio de recortes presupuestarios (Correa se había negado a aplicar las tijeras a pesar de las dificultades financieras del país tras la caída de los precios del petróleo), el Gobierno adujo la necesidad de ahorro para dejar de contribuir los 2 millones de dólares que anualmente aportaba a TeleSur. Ante las cada vez más complicadas relaciones entre Moreno y Espinosa, la canciller comenzó a buscarse una salida y el 5 de junio logró ser nombrada presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas (tuvo el apoyo de los países bolivarianos, frente a la candidata de Honduras). Unos días después, Moreno designó canciller a José Valencia, un diplomático de carrera. Quedarse con la sede de Unasur En julio, Moreno dio otro paso, que podría ser la puntilla a Unasur, la organización Unión de Naciones Suramericanas. La entidad echó a andar en 2011, impulsada por el Brasil de Lula, la Venezuela de Chávez y la Argentina de los Kirchner; a ella se sumó el resto de naciones del subcontinente. Correa hizo construir una sede en Quito y la regaló a la organización para que tuviera allí sus oficinas centrales. El pasado mes de marzo seis de los doce países de Unasur (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay) anunciaron su intención de abandonar la organización si Venezuela y Bolivia persistían en bloquear ese foro en el que ahora están en minoría. Dado que no parece que haya una solución ?la institución se ha quedado sin secretario general y la sede permanece cerrada?, Moreno solicitó en julio la devolución del edificio, para destinarlo a estudios universitarios sobre indigenismo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El otoño caliente de Macron
Emmanuel Macron ha vuelto a tomar su bastón de peregrino diplomático europeo, en un momento en el que la dimisión intempestiva del más popular de sus ministros, Nicolas Hulot, confirma la llegada de un otoño político caliente. Cuando Macron ejercía de banquero de negocios sin aspiraciones políticas conocidas, Hulot era ya una de las personalidades más populares de Francia. Antiguo animador de emisiones de TV, millonario en euros, aficionado a los coches de lujo y militante ecologista independiente desde hace tres décadas, Hulot había rechazado las ofertas ministeriales de Nicolas Sarkozy (2007) y François Hollande (2012) antes de aceptar el cargo de ministro de Transición Ecológica hace 15 meses. Quince meses de proyectos fallidos, tensión, renuncias, desencuentros, sucesivas amenazas de dimisión siempre aplazadas, hasta la mañana del martes cuando Hulot anunció su dimisión, en términos melodramáticos, sin haber prevenido al presidente ni a nadie. Mientras, en París, prensa escrita, radio, televisión y clase política, gesticulaban llamativamente sobre la crisis abierta por Hulot, Emmanuel Macron reaccionaba, olímpico, desde Dinamarca, donde se encontraba en viaje oficial: «Respeto la decisión de un hombre libre. Si él lo desea, me gustaría contar con él, esté donde esté». Gira europea Lenguaje «celestial» que contrasta con la gravedad de la crisis presentada por «Le Monde» como un «golpe muy duro», «una crisis mayor», cuando todos los indicadores diplomáticos, políticos y sociales anuncian posibles tormentas por venir. Un día antes de la dimisión de Hulot, Macron había recordado a los 250 embajadores de Francia, en cinco continentes, sus prioridades diplomáticas: «Reforzar la seguridad de Europa», cuando «no es posible» seguir confiando en el tradicional «paraguas» militar norteamericano; «nueva crisis humanitaria en Siria»; incertidumbre del futuro de Libia? Prioridades muy alejadas del proyecto de «refundación» de la Unión Europea (UE) avanzado el mes de septiembre pasado, que no ha terminado de encontrar apoyos imprescindibles. La dimisión de su ministro «estrella», sin aviso previo, cogió a Macron en Copenhague, primera escala de una gira europea que debe continuar en Finlandia, etapas de una «larga marcha» que continuará en Luxemburgo y Salzburgo. La dimisión de su ministro más europeo y cosmopolita «pilló» a Macron buscando con cierta ansiedad aliados sólidos para afrontar las próximas elecciones europeas. Sin embargo, «Le Monde» le recordaba, en portada, que sus ambiciones europeas están seriamente amenazadas por la hostilidad de toda Europa del Este, sus enfrentamientos personales con los gobernantes italianos y la fragilidad impotente de otros aliados tradicionales como Alemania y España. Según los últimos sondeos, el 66% de los franceses desconfían del presidente de la República, que ha perdido cinco puntos de valoración desde julio. Tras el escándalo del «gorila» presidencial, la dimisión de Hulot contribuye a «coagular» un rosario de reservas contra el jefe del Estado. Según un sondeo del matutino conservador «Le Figaro», el 72 % de los franceses no confían en Macron para resolver los problemas y proyectos más inmediatos: reforma de las pensiones, reforma de los hospitales, pacto nacional con las empresas, plan contra la pobreza, reforma constitucional, leyes sobre bioética, «reorganización» del Islam de Francia. La reforma de las pensiones comenzará por recortar el poder adquisitivo de una franja muy amplia de jubilados y pensionistas, que amenazan con ponerse en pie de guerra. La reforma de los hospitales pudiera estar acompañada de supresiones de empleos. Los sindicatos amenazan con «responder». Los proyectos gubernamentales de reducción de la plantilla estatal de funcionarios son otro motivo de tensión. Ante tales nubarrones, Macron puede contar con la ventaja excepcional de un paisaje político balcanizado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro bloquea las cuentas a venezolanos que huyen al extranjero
Nicolás Maduro ha pedido a su estilo el regreso de los millones de ciudadanos que huyen de la situación insostenible en el país. «A esos venezolanos y venezolanas, les digo que dejen de lavar pocetas (inodoros) en el exterior y vengan a vivir la patria». A los se hayan ido, los va castigar impidiendo que hagan transacciones con sus cuentas desde el extranjero. El superintendente de las instituciones del sector bancario, Antonio Morales Rodríguez, ha anunciado un nuevo requisito para viajar el exterior, la denominada «ficha de identificación del cliente» para personas físicas y jurídicas. En una circular publicada en la Gaceta Oficial, todas las instituciones bancarias deben informar a sus clientes que viajen al exterior de los nuevos requisitos. Para hacer uso o movilizar sus instrumentos financieros, deben indicar el lugar o lugares de destino y período correspondiente. En caso de ampliar dicho plazo y/o modificar el lugar, igualmente deberán notificarlo. Si el banco identifica alguna transacción de clientes que no hayan efectuado la notificación prevista, deberá efectuar de manera preventiva un condicionamiento especial que imposibilite los accesos para realizar transferencias online. Esta condición durará hasta que el cliente suministre al banco los datos antes requeridos. Además, la institución bancaria deberá identificar plenamente las direcciones IP desde las cuales se realizó el acceso, con nombre del titular; lugar de destino y período, entre otros datos. Indignación ciudadana En la práctica, estos requisitos están suponiendo el bloqueo de las cuentas de buena parte de los venezolanos que se encuentran ya en el extranjero y la imposiblidad de que puedan enviar remesas a sus familiares que permanecen en el interior del país. Los venezolanos están indignados, pues consideran que se viola al derecho constitucional de mantener libremente una cuenta. «Es un control absurdo de un régimen totalitario contra la propiedad privada y los derechos ciudadanos de viajar sin tener que estar controlados», dijo una cliente a ABC. Con esta decisión, el Gobierno espera «incentivar el uso de las casas de cambio, cuya actividad económica precisamente contempla la recepción y envío de remesas desde el exterior», y frenar así la sostenida alza de la cotización del dólar en el mercado paralelo, señala Ángel Alvarado, del partido Primero Justicia, que advirtió de que se puede generar «un gran caos». Han salido 2,3 millones Entre tanto, los países vecinos siguen tratando de dar respuesta a la llegada masiva de venezolanos. El presidente de Brasil, Michel Temer, ha dado luz verde para enviar tropas del Ejército a la frontera con Venezuela y ha anunciado que pedirá apoyo internacional para afrontar lo que ve ya no solo como un problema interno, sino como «una amenaza a la armonía» suramericana. En total, unos 2,3 millones de venezolanos han salido para buscar refugio en países vecinos, sobre todo Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. El despliegue, según Temer, busca garantizar el orden en Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil y el más afectado por la crisis humanitaria, donde al menos 40.000 venezolanos han cruzado la frontera y acampado en Boavista, su capital, colapsando los servicios públicos y generando además una crisis que presiona a las autoridades locales en plena campaña electoral. La gobernadora, Suely Campos, quiere cerrar la frontera, mientras que el senador Romero Jucá, uno de los principales aliados de Temer, se opone. Ambos políticos buscan su reelección. El decreto presidencial autoriza «el uso de las Fuerzas Armadas del 29 de agosto al 12 de septiembre de 2018», en las regiones norte y este, así como en las carreteras federales en Roraima, donde hace casi dos semanas se produjo un ataque xenófobo contra venezolanos acampados en Pacaraima. Este municipio es la principal puerta de entrada de los venezolanos a Brasil. El Gobierno aún no ha ofrecido detalles sobre el contingente que será enviado, pero el ministro de Defensa, Joaquim Silva e Luna, indicó que serán difundidos en los próximos días y que esas tropas ya están en sus puestos. La Brigada de Selva, que ya se halla en Roraima, tiene más de 3.000 efectivos. La semana pasada el Ejército ya había transferido 600 hombres a la frontera con Venezuela. Por su parte, el Gobierno de Perú ha declarado el «estado de emergencia» en tres distritos fronterizos con Ecuador ante el «peligro inminente» por la llegada masiva de venezolanos. Ecuador, a su vez, ha ampliado hasta finales de septiembre el estado de emergencia decretado en varias provincias.
...
45