Infortelecom

Noticias de crimen organizado

07-04-2016 | Fuente: abc.es
La RAI entrevista al hijo del antiguo «capo de capos de la Cosa Nostra»
Los directivos de la televisión pública italiana, la RAI, han declarado este jueves ante una comisión parlamentaria por la emisión de una polémica entrevista al hijo de un exjefe mafioso y justificaron su decisión al considerar que el testimonio podría enriquecer el debate en el país. El director general de la RAI, Antonio Campo Dall'Orto, y la presidenta, Monica Maggioni, comparecieron ante la Comisión parlamentaria Antimafia para justificar la emisión anoche de una entrevista al hijo del antiguo «capo de capos de Cosa Nostra». El entrevistado fue Salvatore «Salvo» Riina, condenado en el pasado por asociación mafiosa e hijo de «Totò» Riina, que cumple cadena perpetua y en régimen de aislamiento por sus múltiples crímenes, entre ellos el asesinato de los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino en 1992. La conversación con el veterano presentador Bruno Vespa fue emitida en el programa «Porta a Porta», de la RAI, un día antes de que el mafioso sacara a la venta un libro sobre su familia, lo que ha provocado una enorme indignación. Dall'Orto explicó ante la comisión, retransmitida en directo, que fue el director editorial de oferta informativa, Carlo Verdelli, quien consideró la entrevista como «periodísticamente creíble» y que podría «contribuir al debate sobre la mafia» en el país. No obstante avanzó que «se está trabajando en la supervisión de los trabajos periodísticos» de todos los programas de la RAI y, a partir del próximo septiembre, la publicación de este tipo de productos informativos se decidirá «a priori y juntos». Promoción de su libro La presidenta, por su parte, defendió la reputación de la televisión pública italiana pero no el contenido de la entrevista y el modo en el que fue dirigida por su presentador. Asimismo reivindicó que «en la programación cotidiana de la televisión pública las víctimas y el verdugo no tengan la misma dignidad». Las palabras de Maggioni se entienden como una respuesta a la presidenta de la comisión parlamentaria Antimafia, Rosy Bindi, muy crítica con la emisión y quien al inicio de la sesión llamó a evitar «la paridad entre la mafia y la legalidad». La entrevista ha suscitado una polémica de dimensiones superlativas en Italia ya que muchos critican que se realizase en plena campaña de promoción del libro del hijo de Riina y en un canal público, y por lo tanto financiado por el contribuyente. Dell'Orto aseguró que la entrevista no supuso ningún gasto para el canal, si bien muchos sostienen que el rédito económico deriva del espaldarazo que la emisión otorgará a la publicación del libro del mafioso. Muchos reclamaron su cancelación horas antes de la emisión pero finalmente no solo fue publicada sino que suscitó la atención de 1,2 millones de espectadores, un 14,02 % de cuota de pantalla según Auditel, a pesar de que se emitió a medianoche. En la entrevista Salvo recordó a su padre como un «hombre justo», rememoró su infancia «serena» y rehusó condenar los abominables crímenes que cometió hasta su detención en 1993 ya que, apuntó, «detrás de cada sentencia hay un ser humano». Las reacciones no se han hecho esperar y el hermano del juez Borsellino criticó duramente la retransmisión en un artículo publicado en el blog de Beppe Grillo y con el que recordó «la dignidad y el dolor de los familiares de las víctimas de mafia». El presidente del Senado, Pietro Grasso, lamentó el programa en el que, aseguró, el entrevistado «defendió los aspectos humanos de un padre que debe pasar a la historia como un monstruo sanguinario». También Leoluchina Savona, alcaldesa del municipio siciliano de Corleone, de donde es natural el clan mafioso Riina, expresó en un comunicado su «consternación e indignación» por la entrevista y la consideró «lesiva para la imagen colectiva» de la localidad. Seguramente las reacciones más laxas provinieron del ala conservadora de la política italiana, como el senador de la berlusconiana «Fuerza Italia», Maurizio Gasparri, que tildó de «exageración» convocar la comisión Antimafia. Entretanto, el libro en el que Salvo Riina narra los avatares de su familia, una de los clanes de mayor renombre y más sanguinarios del crimen organizado italiano, ha salido a la venta este jueves. Una rebelión, sin embargo, ha comenzado y algunas librerías se han negado a venderlo, como es el caso del «Vicolo Stretto» de Catania, en cuya puerta puede verse un cartel que avanza a la clientela que en sus estanterías no encontrarán el ejemplar de Riina.
05-04-2016 | Fuente: abc.es
El Parlamento de Venezuela investigará a los implicados en los «papeles de Panamá»
El presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, el diputado Freddy Guevara, ha anunciado este lunes que se procederá a abrir una investigación a los ex funcionarios del gobierno de Venezuela que aparecen en los «papeles de Panamá». Unos 241.000 documentos de los 11,5 millones de archivos filtrados de los denominados «papeles de Panamá» son de ciudadanos venezolanos involucrados en la mayor trama de corrupción que ha registrado el país, estimada en el robo de más de 350.000 millones de dólares en 17 años de chavismo. El diputado opositor Guevara señaló que la investigación divulgada este domingo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), en la que existen 241.000 menciones a Venezuela, representa otro eslabón de la gigantesca red de corrupción entramada por el gobierno durante los últimos 17 años. «En un país con control de cambio desde trece años, ¿cómo explican una enfermera y un exescolta presidencial haber tenido participación en paraísos fiscales? No tienen manera de justificar esos recursos porque los robaron. Montaron un perverso esquema de control cambiario, importaciones a dedo, adjudicaciones directas y contratos con sobreprecios. Es una estructura de crimen organizado con boina roja y que se valieron de paraísos fiscales en todo el mundo para intentar esconder el dinero robado a los venezolanos», enfatizó. El presidente de la Comisión de Contraloría adelantó que, además de los personas señaladas al conocerse la filtración ?el ex Jefe de Seguridad del Palacio de Miraflores, Adrián Velásquez Figueroa; el ex Jefe del Programa Bolívar 2000, general Víctor Cruz Weffer; y la antigua enfermera del ex presidente Hugo Chávez, Claudia Díaz Guillén?, en las próximas horas y días se darán a conocer más nombres de exfuncionarios, empresarios y dirigentes oficialistas con participación en actividades en paraísos fiscales. Guevara anunció que ya se estableció comunicación con las fuentes informativas del ICIJ en Venezuela, a los fines de que consignen formalmente ante la Comisión de Contraloría la documentación divulgada, para que sea incorporada a los expedientes en curso. «Establecimos contacto con los medios y periodistas responsables de tan valiosa investigación, a los fines de unificar esfuerzos. La divulgación de ?Papeles de Panamá? representa un gran paso en las acciones para combatir la corrupción. Toda esa información permitirá facilitar las gestiones, acortar tiempo de investigaciones, identificar testaferros, ubicar empresas fantasmas y, especialmente, localizar el dinero de los venezolanos que se robaron los corruptos y que debemos recuperar», destacó el parlamentario. Guevara resaltó el trabajo de los periodistas de investigación venezolanos a pesar de todas las presiones e intimidaciones generadas por el gobierno, y destacó la importancia de contar con medios libres e independientes, a los fines de garantizar la libertad de expresión e información de la ciudadanía.
25-03-2016 | Fuente: abc.es
Obama admite los errores de EE.UU. en Argentina durante el pasado
Carambolas de la historia hicieron que Barack Obama estuviera en Buenos Aires en el 40 aniversario del último golpe de Estado, perpetrado el 24 de marzo de 1976. La coincidencia, no deliberada, amenazó con abrir la caja de las tempestades contra Estados Unidos y empañar una visita que ha vuelto a poner a Argentina en el mapa del mundo moderno. Obama regresó ayer a Washington tras su visita a Cuba y Argentina. De ambos países se fue con la misión cumplida. Imaginar un balance más positivo para él resulta difícil pero para el gobierno de Mauricio Macri roza lo imposible. El hombre más poderoso del planeta, en un puñado de horas, le consagró nuevo líder del continente y referente en el mundo. Durante su estancia ?llegó en la noche del martes?, Barack Obama reconoció lo bueno y lo malo que hizo EE. UU. en el pasado en Sudamérica; también habló del presente y de lo que puede ofrecer para el futuro de Argentina en lo que le queda de mandato (menos de un año). Palabra más, palabra menos: facilitar inversiones, tecnología, colaboración real en la lucha contra el narcotráfico y crimen organizado, adiestramiento, capacitaciones y todo lo que se refleja en los acuerdos que firmó en materia de seguridad, narcotráfico y comercio. En su último día Obama y Macri realizaron una ofrenda floral en el Parque de la Memoria, un espacio dedicado y con placas de los nombres de los desaparecidos ?y muertos? de la última dictadura y del Gobierno democrático de Isabel Martínez de Perón. Allí, a orillas del río de la Plata, como la víspera, el presidente de Estados Unidos volvió a hacer una autocrítica como jefe de Estado. Reconoció que «hemos tardado en defender los derechos humanos», en alusión directa a Argentina. «Sé que existen polémicas sobre la política de Estados Unidos en esos días oscuro. Las democracias deben tener el valor de reconocer cuándo no se está a la altura de los ideales que defendemos». Más no se le podía pedir pero fue más lejos y se dirigió a los familiares de las víctimas porque actuaron, «con valentía y perseverancia». Asimismo, les hizo responsables de que «se cumpla con la promesa de Nunca Más», en alusión al alegato del fiscal del juicio a las Juntas Militares, Julio César Strassera, que terminó con esa expresión que dio nombre al informe de la Conadep (Comisión Nacional para la Desaparición de Personas) donde se recogen los casos de tortura, violaciones, secuestros y desapariciones de 7.954 argentinos entre 1976 y 1983, tiempo por el que se prolongó la dictadura. En ese espacio, en «el Día Nacional de la Memoria, la Justicia y la Verdad», como recordó a su lado Mauricio Macri, faltaron los organismos que defienden los derechos humanos y representantes de las asociaciones de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, críticas con «el representante del imperio». No obstante, Obama tuvo palabras de reconocimiento para la labor de las abuelas que han logrado recuperar a 119 nietos arrebatados a sus madres parturientas o secuestrados cuando eran bebés por los militares que los entregaban a familias afines. Las imágenes de la víspera de varios miles de personas, que se manifestaron en contra de la presencia de Obama y quemaron banderas de Estados Unidos, son una prueba de que en Argentina siguen abiertas las heridas de un pasado que también sirvió, en tiempos recientes del matrimonio Kirchner, como arma arrojadiza para dividir más a los argentinos. Aunque, en rigor, Estados Unidos no fue en Argentina donde maniobró para que los militares se alzaron con el poder, le vino como un guante en su combate contra el comunismo que amenazaba con extenderse de Cuba a Tierra del Fuego. La afinidad con el régimen militar se ilustra con la imagen que solía recordar Gustavo Figueroa, jefe de Gabinete del canciller de facto, Nicanor Costa Méndez, cuando veía «a Vernon Walter (militar y ex director de la CIA) entrar en el despacho del general Galtieri sin llamar a la puerta» . Memoria selectiva A Graciela Fernández Meijide, con un hijo desaparecido y miembro de la Conadep, le parecieron absurdas e injustas las manifestaciones contra Obama, «se acuerdan de los gobiernos republicanos pero ?advierte? se olvidan de Jimmy Carter (activo detractor de aquellos regímenes) y no dicen nada de que Obama haya terminado con el embargo a Cuba y quiera cerrar Guantánamo? Tratar de impedir su visita ?advertía el lunes? es como intentar prohibir al Rey de España que venga a Argentina porque fuimos colonia». Mauricio Macri escuchó la reivindicación que hizo Obama de periodistas estadounidenses, diplomáticos y de la gestión de Carter que combatió con firmeza el régimen militar que impuso, durante siete años, un plan sistemático de desaparición de personas. Al tomar la palabra recordó el golpe que dio paso a «la época más oscura de nuestra historia». En esa línea, instó a la unidad para asumir «el compromiso en defensa de la democracia y de los derechos humanos» para que «nunca más se repita la violencia política e institucional». Dicho esto, lo puso en contexto actual e internacional, «todos los días, en algún lugar del mundo se ponen en riesgo». El 24 de marzo de 1976 gobernaba en Argentina «Isabelita», la viuda de Juan Domingo Perón, que cerró los ojos a los asesinatos que cometían los escuadrones de la AAA (Alianza Anticomunista Argentina) organizados desde el Ministerio de Acción Social que coordinaba José López Rega. Su Gobierno convivía con la violencia de diferentes grupos guerrilleros pero los mejor organizados eran los Montoneros. Terminada la ceremonia, la familia Obama (viaja con mujer, hijas, amigas de hijas y suegra) viajó ?en visita privada? a Bariloche, la misma ciudad patagónica donde se celebró la última Cumbre Iberoaméricana del Gobierno de Carlos Menem.
24-03-2016 | Fuente: abc.es
Obama y Macri dejan atrás la era de las malas relaciones bajo los Kirchner
Estados Unidos y Argentina, después de unas relaciones puestas entre paréntesis durante la última década, retomaron el camino de la cordialidad con la visita de Barack Obama, la primera desde que George W. Bush se fuera de Mar del Plata, en el año 2005, ofendido por el presidente Néstor Kirchner en la IV Cumbre de las Américas . Las primeras palabras de los dos presidentes fueron para condenar los atentados de Bruselas. Barack Obama reiteró: «La lucha contra Daesh es mi prioridad» mientras Mauricio Macri, reconoció el «dolor» y lo «cruel» de los ataques. Obama confirmó un anunció esperado, la «desclasificación, por primera vez en la historia, de archivos de inteligencia y militares» de la dictadura argentina (1976-83). El presidente de Estados Unidos, que vino con el mismo séquito de empresarios y funcionarios que le acompañó durante su visita en La Habana, celebró, sin entrar a fondo, el acuerdo con los acreedores y la inminente salida, en términos absolutos, de la suspensión de pagos de Argentina. El nuevo escenario, permitirá a Argentina «estabilizar la situación financiera», observó. La actitud de Obama, de igual a igual, lejos estuvo de la imagen que tiene buena parte de los argentinos de Estados Unidos, país al que miran con recelo y sobre el que suelen tener un reproche permanente en los labios. A lo largo de su intervención tendió la mano a Macri en «cualquier ámbito» que pudiera ayudar y en especial se ofreció a colaborar con el objetivo de hambre cero y de lucha contra el narcotráfico, metas principales de este Gobierno. En ese contexto puso a disposición de Argentina la información, tecnología y capacitación de Estados Unidos para terminar, con lo que Macri tiene en la mira: el crimen organizado. Cordialidad Obama y Macri se identificaron, de forma recíproca, como dos líderes capaces de cambiar el rumbo y la imagen de sus países y del mundo. «Estoy impresionado de lo que ha hecho en 100 días. Argentina está retomando su papel de líder en la región y el mundo» dijo Obama. Mauricio Macri, agradecido, manifestó su entusiasmo y respeto por un hombre que «lo logró, se propuso hacer grandes cambios y lo hizo». Los gestos de cordialidad no evitaron que el máximo representante del «imperio», como alzaban las voces de ultraizquierda contrarias a la escala argentina de Obama, tuviera que afrontar sin rodeos el desafío de recordar el papel desempeñado por su país en los años 70, durante las dictaduras que asolaron el cono sur. «Estados Unidos, sus Gobiernos y su presidente hacen autocrítica sistemáticamente de las políticas del pasado. Éstas no escasean aunque nos critiquen por hacerlo» afirmó. No obstante, meditando bien sus palabras advirtió, «hay momentos de gloria y otros contrarios de lo que debía hacer» Estados Unidos. Pero, para ser justos, «no quiero repasar la lista de los actos de los últimos 100 años de Estados Unidos en América latina aunque -dijo firme- es verdad que en los 70» su país se enfocó en «la lucha contra el comunismo» con tanta intensidad como en «la defensa de los derechos humanos». De esa etapa arranca buena parte de las dictaduras de los países del Cono Sur que, en su mayoría, contaron con el respaldo cuando no la instigación, como en Chile con la de Augusto Pinochet, de Estados Unidos. Desterrar la mala imagen de EE.UU. Dicho esto, Obama, dispuesto a desterrar la mala imagen de Estados Unidos en este lado del hemisferio, no dudó: «Podemos reconstruir la confianza entre nuestros países». En este contexto de los 70, quizás, su frase más emblemática, en traducción rápida, fue «Hemos aprendido de nuestros errores» y «de la experiencia con Argentina». En la Usina del Arte, centro cultural emblemático, donde se reunió con jóvenes emprendedores, Obama respondió, sin filtro, un bombardeo de preguntas. Las más difíciles, las de Israel y Palestina. Hoy se cumplen 40 años del último golpe de Estado en Argentina. El simbolismo de la fecha lo recordó Obama al confirmar que este mediodía visitará el Parque de la Memoria donde se encuentran las placas de los miles de desaparecidos por el régimen militar, «víctimas» a las que reconoció «el heroísmo y coraje» por «oponerse» a la dictadura. También recordó los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA sobre los que dijo, «queremos que los agresores rindan cuentas. Vamos a perseguirlos, vamos a hacer lo mismo con los que atacaron Bélgica». La crisis de Brasil y las palabras de Dilma Roussef y el expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva donde describen la crisis como «un golpe de Estado» flotaron en el ambiente. Obama dijo que quería ser muy cuidadoso para «no inmiscuirse» en los asuntos de otro país y calificó de «madura la democracia brasileña». «Se necesita -añadió- a Brasil fuerte y eficaz». Por su parte, Mauricio Macri se manifestó convencido de que «Brasil saldrá fortalecido de esta crisis» y no olvidó que «lo que pasa allí se refleja en nuestra país». La jornada de ayer distó mucho de la vivida por George Bush en Mar del Plata donde el Gobierno de Néstor Kirchner organizó una contracumbre paralela encabezada por los países bolivarianos y el difunto Hugo Chávez.
13-03-2016 | Fuente: abc.es
Kate del Castillo, al Chapo: «La película resarcirá a las víctimas del narcotráfico»
La actriz Kate del Castillo dijo a Joaquín «el Chapo» Guzmán, en su único encuentro en persona, que la película que iba a rodar sobre la vida del capo también serviría para reparar el daño a las víctimas del crimen organizado, según un artículo escrito por la artista y publicado este domingo en la revista «Proceso». «Nuestro proyecto también va a servir para resarcir de alguna forma a las víctimas del crimen organizado, amigo. ¿Cómo ves?», preguntó la actriz al líder del cártel de Sinaloa en su encuentro el 2 de octubre en las cercanías de Cosalá, en el noroeste de México. En una larga carta publicada en el semanario, Del Castillo precisó que ante esta pregunta el narcotraficante respondió: "Amiga, tienes un gran corazón, eso me parece muy bien". En esa misma conversación, a solas (sin la presencia del actor Sean Penn ni los productores que viajaron con ella), Del Castillo pidió al capo que no se olvidara de lo que le había solicitado vía Twitter en 2012: «Tú puedes hacer el bien, eres un hombre poderoso», le afirmó al Chapo Guzmán. Fue precisamente ese mensaje de Twitter el que despertó el interés del capo en la actriz, famosa por interpretar a una narcotraficante en la telenovela «La reina del sur». Del Castillo explicó que en su conversación a solas el narcotraficante, capturado el pasado 8 de enero, llegó a pensar que, si Guzmán se molestaba por «lo que estaba por decirle», esas serían «sus últimas palabras». Tras la charla, el Chapo le indicó que por seguridad no dormía con sus invitados, la abrazó y le agradeció haberle dado «unas horas de felicidad». A pesar de los riesgos que conllevó el viaje, fue meses más tarde cuando empezó «la verdadera pesadilla», aseguró la actriz. Del Castillo está en el punto de mira de la Fiscalía mexicana, que investiga si recibió dinero del capo para la película de su vida o para su negocio de tequila. En la carta titulada «El día que conocí a Guzmán Loera» y escrita de «su puño y letra», la actriz reiteró que desconocía que Sean Penn pretendía escribir un artículo para la revista "Rolling Stone" hasta que se lo comentó él mismo a Guzmán. Señaló que, tras conocer a través de una llamada telefónica que el Chapo se había fugado en julio de 2015 del penal del Altiplano, en el central Estado de México, vio comprometido el proyecto de su película. Poco después, en un viaje a la ciudad española de Marbella se encontró con uno de los productores del filme, que estaban «seguros de que ya no habría proyecto, muy en el fondo existía cierta decepción». Según mensajes interceptados por el Gobierno mexicano y publicados por el diario "Milenio", al conocer la segunda fuga del Chapo de un penal de máxima seguridad mexicano, tras una primera huida en 2001, ésta dijo a uno de los abogados que confesó estar celebrándolo: "Yo más todavía". Del Castillo repasó en el texto las comunicaciones que mantuvo con el Chapo, de quien recibió bastantes cartas cuando éste estaba preso en el penal del Altiplano. La actriz denunció que se ha «satanizado» un proyecto «eminentemente periodístico» que no buscaba "enaltecer" al crimen organizado, muy en la línea de la entrevista que publicó la revista «The New Yorker» el pasado viernes. Afirmó que las autoridades han utilizado su historia como «una pantalla de humo» de los verdaderos problemas y recalcó que no tiene «nada que esconder», pero que declarará ante la fiscalía cuando tenga garantías legales. «Mi intención siempre fue hacer una película. Nunca he recibido dinero del Sr. Guzmán, ni para la realización del proyecto ni para la empresa Honor del Castillo. Tenía dos opciones: quedarme callada o hablar, y decidí hablar», subrayó.
10-03-2016 | Fuente: abc.es
Las promesas incumplidas en la gestión de la crisis de los refugiados
Varian Fry llegó a Marsella en julio de 1940, en una Francia partida entre un territorio ocupado por el nazismo y otro gestionado por el régimen colaboracionista de Vichy. Su misión no era fácil. Apoyado por la primera dama estadounidense Eleanor Roosevelt y el Departamento de Estado, Fry debía ayudar a escapar a los intelectuales refugiados en esa localidad costera, acosados por una Gestapo, la policía política alemana, siempre al acecho. En «La lista negra», sus memorias, Fry recordó esa odisea agravada por un entramado burocrático imposible: los visados para llegar a Lisboa, el cruce arriesgado de fronteras y la ausencia de pasaporte, en los casos más graves, constituían el día a día de los perseguidos por el Tercer Reich. Durante la Segunda Guerra Mundial, el convenio de aplicación del Acuerdo de Schengen, rubricado en junio de 1990, puesto en marcha en 1995 y garante del libre tránsito de personas entre las naciones europeas signatarias, hubiera parecido una quimera. Hoy es una realidad amenazada por la reacción que suscita una crisis que recuerda a la de entonces, con los debidos matices históricos. La violencia no brota de Alemania, sino de Siria, Afganistán o Irak, países acosados por el terrorismo yihadista y los conflictos armados y principal lugar de origen del millón de personas que alcanzó Europa a través del Mediterráneo en 2015, según datos proporcionados por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). El invierno no ha minimizado el número de llegadas, a pesar de la peligrosidad de una empresa que arrebató la vida, solo el pasado año, a 3.771 seres humanos. [Pincha sobre los puntos en el mapa para conocer los datos de Eurostat por países de peticiones de asilo en 2015, la cifra comprometida de reubicación de la UE y los refugiados reubicados hasta ahora.] Un grupo de refugiados intenta cruzar una valla en Macedonia- REUTERS Frontex, la agencia que vigila las fronteras exteriores de la Unión Europea, distingue las siete principales rutas que los refugiados toman para acceder al espacio Schengen. La que une Turquía y Grecia a través del mar Egeo fue la más concurrida en enero de 2016. Desde el país heleno comienzan el periplo hacia Macedonia, Serbia, Hungría, Croacia o Eslovenia, puntos de tránsito del circuito que suele terminar en Austria o Alemania. Un camino cada vez más difícil. En agosto de 2015, Hungría terminó la construcción de una valla en su frontera con Serbia. El recorrido se desvió entonces hacia Croacia, pero pronto aparecieron nuevos obstáculos. En noviembre, tanto Macedonia como Eslovenia y Austria anunciaron que tomarían las mismas medidas que Budapest. «La restauración de los controles fronterizos en los países que conforman Schengen están contempladas en el acuerdo», explica Andreu Olesti. «Pero el levantamiento de una frontera física, como construir un muro y una valla, es contrario a Schengen», matiza este catedrático de Derecho comunitario europeo de la Universidad de Barcelona. Una estrategia que provocará la creación de una suerte de «fortaleza Europa», según lamenta Amnistía Internacional. «En Macedonia han bloqueado la entrada al país, y esta semana denunciamos que hay más de 7.000 personas paradas en la frontera, en una situación precaria. Hay familias, enfermos, mujeres embarazadas, niños y niñas.. La gran mayoría son refugiados que tienen derecho a protección internacional», recuerda Verónica Barroso, portavoz de esa organización en defensa de los derechos humanos. Medidas fallidas La gestión política de la crisis no ha dado sus frutos. En julio y septiembre de 2015, el Consejo Europeo acordó un sistema de cuotas para la reubicación y el reasentamiento de los refugiados. La cifra de reasentamiento, proceso consistente en acoger en países europeos a refugiados llegados de fuera del continente, se estableció en 20.000 personas. La reubicación, con refugiados procedentes de un país europeo, ha terminado en un baile de cifras desde los 160.000 iniciales. En un primer momento, los refugiados de Grecia, Italia y Hungría iban a ser enviados a otros Estados miembro, pero Budapest se negó a participar en este proceso. Una decisión que provocó cambios en el reparto incial. España se comprometió finalmente a acoger a 9.323 personas, según datos proporcionados por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Solo 18 han llegado a nuestro país. «El proceso de reubicación está fracasando», explica Nuria Díaz, miembro de CEAR. «Las medidas están desfasadas, porque son decisiones que se tomaron el año pasado y que atañen a 160.000 personas, cuando llegaron más de un millón», indica. Para esta portavoz, agilizar la reubicación supone potenciar la integración, mecanismo que garantiza «la inserción laboral, el aprendizaje del idioma, las ayudas económicas y el acceso a la sanidad y la educación». La crisis de los refugiados ha hecho tambalearse los cimientos de la Unión Europea, evidenciando la incapacidad de sus líderes para acordar una política común. Alemania y Hungría muestran bien esa tendencia disfuncional. Durante el verano de 2015, la canciller alemana Angela Merkel defendió con énfasis la acogida de refugiados y la puesta en marcha del sistema de cuotas, convicciones que ahora pueden dañar su carrera. Como señaló la revista británica «The Economist» en un artículo de enero de 2016, la CSU, la rama bávara de la formación democristiana que Merkel lidera, rechaza frontalmente su gestión de la crisis. Un escepticismo que también aflora en el interior de su propio partido. «El modelo presentado por Merkel suponía una alternativa inspiradora frente a la xenofobia corta de miras de líderes como Orbán», indicaba la revista. «Ahora, después del caos y el trauma de los seis meses pasados, Orbán parece justificado y la canciller cada vez está más sola», explicaba luego. Lo cierto es que sucesos como la Nochevieja de Colonia, cuando centenares de mujeres fueron agredidas por hombres de origen magrebí, no han contribuido a popularizar su punto de vista. Meses más tarde se desveló, sin embargo, que solo tres de los cincuenta detenidos eran refugiados. Viktor Orbán y Angela Merkel- REUTERS Si Merkel defendió la «cultura de bienvenida» frente a la crisis, el primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, adoptó una postura opuesta. La construcción de una valla en la frontera con Serbia solo fue la más polémica de sus decisiones. «En Hungría reformaron el código penal, y establecieron condenas de incluso tres años de privación de libertad para aquellas personas que entraban en el país de forma irregular», recuerda Barroso. «También hemos visto imágenes de uso de la fuerza por parte de los agentes de la frontera, que lejos de garantizar la protección están intentando bloquear el acceso, con uso de gas lacrimógeno», añade esta portavoz de Amnistía Internacional. El 25 de febrero, el mandatario anunció la futura celebración de un referéndum para someter a consulta la aceptación o el rechazo del sistema de cuotas propuesto por la Unión Europea. Lo cierto es que otro países han adoptado iniciativas controvertidas. «En Dinamarca, la última reforma permite requisar los bienes de valor de los refugiados para costear su estancia. Además, han establecido que no pueden solicitar la reunificación familiar hasta pasados tres años», lamenta la activista. Solidaridad desigual El debate que suscita en la Unión Europea el reparto de 160.000 refugiados contrasta con las cifras que describen la situación de otros países de acogida. Según datos proporcionados por ACNUR en 2016, un total de 2.715.789 sirios se encuentra en Turquía, frente a 1.067.785 en Líbano y 639.704 en Jordania. «Turquía es grande, es una economía potente, pero está acogiendo a dos millones y medio de personas y sus capacidades son limitadas», explica Eduard Soler i Lecha. «Hay un acuerdo para dar 3.000 millones de euros a Turquía, destinados a programas cuyos beneficiarios sean los refugiados», añade este investigador del laboratorio de ideas CIDOB. Ankara espera que su solidaridad ofrezca ciertas contrapartidas y beneficios, como la facilitación de visados a los ciudadanos turcos que quieran acceder a territorio comunitario o un mayor apoyo a su lucha contra el terrorismo kurdo. Soler i Lecha considera, sin embargo, que esa «política de brazos abiertos no está hecha para negociar mejor con la Unión Europea, sino que ya existía». Una chica descansa sobre un montón de chalecos salvavidas- AFP Pero las negociaciones con Turquía no se han quedado ahí. El lunes, Ankara propuso a la Unión Europea que la ayuda económica aumentara a 6.000 millones de euros y que agilizara la cuestión de los visados, a cambio de readmitir a los refugiados sirios llegados a Grecia y a los migrantes económicos en su territorio. Sin embargo, el contexto interno del país no resulta por completo favorable. «Turquía es un país sobre todo tensionado por el problema kurdo», recuerda Soler i Lecha. Dificultad a la que se añade la existencia «de redes mafiosas y de crimen organizado, que se aprovechan de la situación de las personas que quieren iniciar el viaje en Europa», como también explica este investigador. Aylan Kurdi, el pequeño de tres años que murió ahogado en la costa turca el pasado verano, fue precisamente víctima de los traficantes de personas. Dos de ellos, de origen sirio, fueron condenados a cuatro años de cárcel a principios de febrero, debido a su implicación en el caso. La gravedad de la crisis abierta ha llevado a ACNUR a compararla con la vivida en la Segunda Guerra Mundial. La figura de refugiado, precisamente, surgió durante la Convención de Ginebra de 1951, pocos años después del final del conflicto. Acciones como las de Varian Fry quedaron en el recuerdo. Su gesta supuso un oasis de esperanza para muchos perseguidos por el nazismo: las cifras indican que entre dos mil y cuatro mil personas lograron escapar de Marsella gracias a su trabajo. La pensadora Hannah Arendt o el pi¡ntor Max Ernst figuran en la lista de los que lograron sobrevivir. Fry murió en septiembre de 1967. En vida, su labor fue premiada con la Legión de Honor, la mayor condecoración francesa. En 1994, de forma póstuma, Israel le concedió el título de Justo de las Naciones, reconocimiento que aplaude a quienes «en un mundo de debacle moral generalizada» supieron «desplegar un enorme coraje para mantener los valores humanos en pie». Varian Fry en 1967- Fred Stein
06-03-2016 | Fuente: elpais.com
Dos grandes grupos del crimen organizado se enfrentan por el control del tráfico de drogas a Irlanda desde España
23-02-2016 | Fuente: abc.es
Frontex quiere actuar en las fronteras de la Unión Europea sin necesidad del aval de los estados
Frontex ha mostrado su disposición a tomar decisiones vinculantes que los países de la UE deban acatar con el fin de proteger las fronteras ante la crisis de los refugiados y otros desafíos como el terrorismo o el crimen organizado. Esta modificación, que ya ha sido propuesta por la Comisión Europea (CE), ha despertado serios recelos entre los socios europeos, pues implica ceder soberanía nacional. En estos términos se ha expresado el director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, quien lo considera inevitable si la UE quiere una protección eficiente. «Si queremos una zona de libertad de movimientos que funcione, necesitamos una protección de las fronteras exteriores efectiva», ha asegurado en una rueda de prensa en Berlín, en la que ha subrayado también que «Frontex necesita más poder para controlar efectivamente las fronteras». Más competencias y capacidad Leggeri ha defendido la propuesta de la CE para dotar de más competencias y capacidades a su agencia restando importancia al menoscabo de soberanía que supone y destacando, a cambio, que iría en «interés de la UE y de la zona Schengen» de libre movimiento en el Europa: «Para Frontex será más fácil (operar) si la propuesta de la CE es aceptada», ha afirmado Leggeri, que habló de «soberanía conjunta». La función de la agencia, ha señalado, no es meramente registrar a los peticionarios de asilo que acceden a Europa, sino que también se ocupa de «cuestiones de seguridad», como la lucha contra el terrorismo internacional y las redes criminales. «Si los estados miembros quieren la zona Schengen. Entonces necesitamos no sólo controlar a los migrantes, sino también cooperar frente a riesgos», ha asegurado. Un millón de refugiados El director ejecutivo reconoció que la dotación presupuestaria y de personal de Frontex está aumentado de forma notable desde el año pasado, pero sugerido que precisa más y que es necesario articular una nueva fórmula para hacerse con estos medios, ya que en la actualidad depende de las aportaciones voluntarias de los países miembros. Frontex estima que el año pasado entraron en territorio europeo alrededor de un millón de refugiados y Leggeri agregó que,«si en 2016 tenemos los mismos migrantes que el año pasado», que entonces no será «un mal año». A su juicio, «el reto se mantendrá» porque persisten «las razones» y «cuestiones geopolíticas» que llevan a esas personas a abandonar sus hogares: la guerra en Siria y las dificultades políticas y económicas en los Balcanes y "muchos países de África". En enero, indicó Leggeri, Frontex registró 140.000 cruces de frontera irregulares, lo que supone una caída del 36% con respecto a las contabilizadas en diciembre, pero un repunte de más del 600% en relación a las del primer mes del año pasado. «La situación ha mejorado mucho en los últimos meses» en términos burocráticos, aseguró, aunque aún no se ha logrado el objetivo de registrar a todos los que llegan a Europa: «Evoluciona en la buena dirección. Esperaría que fuera más rápido». Sin embargo, «desde una perspectiva humanitaria la situación no es perfecta», ha indicado Leggeri, que ha reconociddo que ese es un «gran desafío» pendiente para Europa. Devoluciones El director ejecutivo de Frontex ha reconocido que hay muchos elementos de compleja solución en la crisis de los refugiados, como el tema de las devoluciones de aquellos que no cumplen los requisitos para obtener asilo: «No es sólo un problema operacional. Hay a veces una cuestión política». En este sentido, ha apuntado que «casi ningún migrante ha sido devuelto hasta ahora» desde Grecia (la principal puerta de entrada en la UE) a su país de origen, pese a que los demandantes rechazados tienen solamente un mes para abandonar el país europeo al que han accedido. A este respecto es importante la cooperación con Ankara es esencial, ya que la mayoría de los refugiados acceden a Europa a través de Turquía, un país del que Frontex «espera más» en la protección de fronteras, la lucha contra el tráfico de personas y en la aceptación de los peticionarios devueltos.
17-02-2016 | Fuente: elpais.com
El Papa declara la guerra al narco en Michoacán
Francisco se rodea de jóvenes y les advierte de que ?un carro nuevo o los bolsillos llenos de plata? son trampas del crimen organizado
12-02-2016 | Fuente: abc.es
Armas punzocortantes, bates y palos: así fue el motín que dejó 46 muertos en una cárcel de México
El penal de Topo Chico, donde ayer murieron 46 reos en una riña, es uno de los centros penitenciarios más antiguos del estado mexicano de Nuevo León y tiene un largo historial de violencia marcado por el hacinamiento y los choques entre grupos de internos. Antes del motín, uno de los más graves de los últimos 30 años en el país, el penal estatal acumulaba ya numerosas riñas entre presos, en su mayoría con miembros del cártel de los Zetas involucrados, ataques al recinto e incluso la muerte de varios guardias. En el último suceso se enfrentaron en prisión dos grupos rivales encabezados por Jorge Iván Hernández Cantú, alias el «Credo», y Juan Pedro Salvador Saldívar Farías, el «Z27», ambos cabecillas de los Zetas. En el choque se utilizaron «armas punzocortantes, bates y palos», aunque no armas de fuego, dijo a Imagen Radio el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, apodado «el Bronco». A pesar de lo elevado del saldo de víctimas, 46 muertos y 12 heridos -de los cuales cinco están graves-, esta cruenta lucha por el control de una prisión no sorprende en Topo Chico. Sin ir más lejos, el 27 de septiembre de 2015 una riña en el interior del penal acabó con la muerte por arma blanca de Mario Alberto Roldán Zúñiga, alias «el Fresa», considerado el cabecilla local de los Zetas, y once reos heridos. Los sucesos más violentos se desencadenaron entre 2010 y 2012, cuando este penal estatal registró al menos medio centenar de atentados con armas de fuego y granadas, doce presuntos vendedores de droga al por menos muertos y siete de sus guardias fueron asesinados por el crimen organizado. En diciembre de 2010, un grupo de hombres armados secuestró a una cabecilla de una banda de secuestradores cuando era conducida de Topo Chico a un hospital para un chequeo médico. Fue hallada desnuda y colgando del cuello en un puente días después. En enero de 2011, hallaron muerto en el penal al integrante de los Zetas Gabriel Ayala Romero, alias «el Gaby», conocido en México como «el zar de la piratería», con más de 20 heridas de arma blanca. Apenas un mes más tarde, el jefe de Seguridad de la prisión, Francisco Martínez Ramírez, apareció asesinado y mutilado en el interior de una caja de plástico dentro de un automóvil, con un mensaje que se atribuyó al crimen organizado. En marzo del mismo año hasta 22 reos fueron trasladados a otros penales federales bajo el resguardo de hasta 700 elementos de seguridad, en una operación similar a la que hoy se prevé llevar hasta a un centenar de presos a otras prisiones para evitar posibles incidentes. Aunado a ello, esta cárcel ha registrado varios intentos de fuga, con la aparición de un túnel en 2012, y motines como el de 2008, que se alargó varios días y en el que unos 2.000 reos, según medios locales, arremetieron con 100 zetas que pretendían hacerse con el control del recinto. Lucha de narcos y la sobrepoblación Construido en 1947, el Centro Preventivo y de Reinserción Social Topo Chico es también víctima de la falta de recursos y el hacinamiento. «Es un penal muy viejo, que tiene muchos años, no hay control. Todo se hace en patios», reconoció hoy el gobernador de Nuevo León, quien atribuyó la tragedia a la "situación tan difícil en el que se encuentran los centros penitenciarios" en el estado. Según el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de 2014 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Topo Chico tiene capacidad para alojar a 3.635 internos -entre hombres y mujeres-, cuando la población existente el día de la visita era de 4.585. En ese mismo informe el penal Topo Chico obtuvo una calificación promedio del 5,72 sobre 10, tras suspender en los principales capítulos. En el apartado «aspectos que garantizan la integridad física y moral de interno» obtuvo un 4,74, mientras que en «condiciones de gobernabilidad» sacó un 4,44. Además, en «aspectos que garantizan una estancia digna» tuvo un 5,34; en «reinserción social del interno» un 6,25 y en "grupos de internos con requerimientos específicos", 7,85. En este contexto, destaca que el Ejército fuera retirado de la labor de la vigilancia del penal por el Gobierno de Nuevo León en agosto pasado, tras el vencimiento de un convenio entre las partes, con lo que el control quedó solo en manos de las fuerzas de seguridad de ese estado.
...
10
...