Infortelecom

Noticias de crimen organizado

14-06-2018 | Fuente: abc.es
México suma 113 políticos asesinados en la campaña electoral
El clima de violencia política previo a las elecciones sacude los aires mexicanos. A dos semanas de celebrarse los comicios presidenciales, el país vive la campaña electoral más sangrienta de la historia que asciende a 113 políticos y aspirantes asesinados hasta el momento. La última en ingresar a la lista fue Rosely Danilú Magaña, candidata local del PRI en el Estado Quintana Roo, que murió este martes tras haber sido atacada a tiros durante un mitin electoral el fin de semana. Carlos Joaquín González, gobernador del Estado, condenó el asesinato de la candidata y ofreció una «profunda investigación del caso» y el incremento de la presencia de la policía en los municipios del estado. El fin de semana también tuvo lugar el asesinato de Fernando Purón Johnston, candidato del PRI en el estado de Coahuila (norte). El aspirante a diputado recibió un disparo en la nuca cuando se tomaba una foto con un seguidor a la salida de un debate electoral. Purón se encontraba frente a las puertas de la Universidad Autónoma de Coahuila en Piedras Negras charlando y tomándose fotos con sus votantes, mientras que su asesino aprovechó un momento de distracción para colocar su pistola contra el cráneo del candidato priista y, rápidamente, apretó el gatillo. La secuencia del asesinato quedó grabada por una cámara de seguridad y se ha vuelto viral en las redes sociales. Gracias a las imágenes, las autoridades han logrado identificar a un sicario local apodado «El Mirindo» como el autor de un homicidio que, por ahora, parece vinculado con el crimen organizado. Según Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila y también del PRI, el asesinato de su compañero se debe a una venganza del crimen organizado debido a la mano dura aplicada durante su mandato para frenar la ola de violencia que sufre México. De hecho, Purón, que había ocupado diferentes puestos en la administración municipal, se enorgullecía de los resultados conseguidos en materia de seguridad en Piedras Negras, ciudad fronteriza con Estados Unidos. «Le arrebatamos la ciudad a Los Zetas», había dicho en el debate. La gran mayoría de los homicidios contra políticos ha sido hacia miembros de la coalición del PRI con 44 asesinatos, un 34% de todos los crímenes de políticos. Le sigue la coalición del PAN que registra 43 y Morena con 18 aspirantes muertos. Los comicios se celebrarán el 1 de julio tras dejar un elevado número de candidatos, exalcaldes y concejales asesinados, y más de 400 agresiones. El país vivió justo en 2017 cerca de 25.000 homicidios dolosos, su año más sangriento desde que estableció un registro de asesinatos en 1997. De hecho, el Sexenio de Enrique Peña Nieto es ya más sangriento que el de Felipe Calderón, con más de 104.583 contados entre diciembre de 2012 y marzo de 2018.
06-06-2018 | Fuente: abc.es
El momento de Colombia: ingreso en la OCDE y asociación con la OTAN
Como país situado en el centro geográfico de América, Colombia tiene una función de nexo entre el Norte y el Sur que le otorga un extraordinario valor. Es una potencia media que aspira a ocupar un sitio entre México y Brasil (equidistante entre los núcleos más poblados de esos dos países), con un papel regional potencialmente mayor que el de Chile o Argentina. La perspectiva de la paz ha acabado por acelerar el ascenso colombiano a la primera liga de naciones (acaba de entrar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que es el club de las naciones desarrolladas), y lo hace con la idea de que solo una buena sintonía con Estados Unidos, dadas las coordenadas geográficas del país, permitirá desarrollar plenamente sus posibilidades (se ha convertido en el primer «socio global» latinoamericano de la OTAN). Por más que esas tres realizaciones ?acuerdo de paz con las FARC, ingreso en la OCDE y asociación con la OTAN? hayan ocurrido al final del mandato de Juan Manuel Santos, se trata del fruto de un continuado esfuerzo que viene de atrás. Durante veinte años, las presidencias de Andrés Pastrana (1998-2002), Álvaro Uribe (2002-2010) y Juan Manuel Santos (2010-2018), a pesar de sus diferencias, han tirado generalmente en la misma dirección. Pastrana abrió las primeras negociaciones serias con las FARC y acordó con Washington el decisivo Plan Colombia, un marco de seguridad que Uribe profundizó y que le llevó a derrotar militarmente a la guerrilla; Santos culminó el proceso tras emanar del gobierno de Uribe, de quien luego se distanció en asuntos como la concreción del acuerdo con las FARC. Por primera vez en décadas, en las elecciones del próximo 17 de junio, en la segunda vuelta de las presidenciales, esa línea política de modernización económica y colaboración con Estados Unidos está en juego. Encabeza las encuestas Iván Duque, del Centro Democrático de Uribe, en cuyo ticket electoral se ha integrado el Partido Conservador de Pastrana y por quien, en la segunda vuelta, pide el voto buena parte del partido de Santos. Enfrente se encuentra el dirigente de izquierda Gustavo Petro, como candidato de un conglomerado de formaciones que cuestionan el consenso político y económico colombiano gestionado por el centro y la derecha en las últimas generaciones. OCDE y OTAN El 30 de mayo Colombia ingresó en la OCDE después de un largo camino de confluencia comenzado hace casi ocho años. Tras México y Chile, Colombia es el tercer país latinoamericano en formar parte de esta organización, de 37 miembros, entre ellos los más desarrollados del mundo. El proceso de ingreso se inició formalmente en 2013 y desde entonces Colombia ha tenido que adaptar parte de su legislación a las demandas de 23 comités examinadores de la OCDE. El Gobierno colombiano ha insistido en presentar a esta organización como «el club de las buenas prácticas», y la entrada ha exigido la homologación de procesos de supervisión y transparencia para mejorar la gobernanza y luchar contra la corrupción. Un día después, el 31 de mayo, Colombia fue admitida formalmente como «socio global» de la OTAN, una línea de cooperación abierta por esta organización en 2010 como modo de mantener relaciones permanentes con socios que se encuentran fuera del Atlántico Norte. Colombia, primer país latinoamericano en dar este paso, sigue a la incorporación como «socios globales» de cuatro países occidentales clave (Australia, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda) y cuatro estratégicos aliados de Estados Unidos (Afganistán, Irak, Pakistán y Mongolia). Sin formar parte de la estructura de cooperación militar, el acuerdo establecido entre la OTAN y Colombia en mayo de 2017, y que ahora ha entrado en vigor, fija una especial colaboración en asuntos como ciberseguridad, seguridad marítima y los vínculos entre terrorismo y el crimen organizado. Críticas de Venezuela El candidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro, no ha mostrado un especial entusiasmo por la entrada en la OCDE, pero tampoco la ha criticado, quizás porque es algo que enorgullece a muchos colombianos. Sin tantos miramientos electorales, el expresidente Ernesto Samper (1994-1998), alineado con Petro, ha advertido que México «perdió su liderazgo regional cuando entró en el club de la OCDE». «Por lo demás, que se sepa, ningún pobre se ha enriquecido trabajando con reglas de ricos», aseguró. No obstante, si Petro ganara, posiblemente mantendría a Colombia en esa organización, aunque aplicaría políticas que podrían revertir algunos de los estándares cuyo logro han permitido el ingreso del país y alejarían inversiones extranjeras que en principio pueden verse atraídas por la entrada en el club. Petro tampoco ha sido claro en relación a la asociación con la OTAN, pero de llegar a la presidencia probablemente promovería la cesación del acuerdo de cooperación. De hecho, gobiernos vecinos simpatizantes con él han cargado contra el paso dado por Colombia, por considerarlo una «amenaza para la seguridad regional». De todos modos, la reacción de Caracas ha quedado muy por debajo de las protestas de Hugo Chávez cuando Bogotá y Washington acordaron en 2009 el uso estadounidense de siete bases militares en suelo colombiano.
01-06-2018 | Fuente: abc.es
Venezuela califica de «amenaza» la llegada de Colombia a la OTAN
Después de dos períodos consecutivos al frente del Gobierno, Juan Manuel Santos se marchará de la Casa de Nariño con dos recientes victorias: el ingreso de Colombia en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Hace días se conoció que el país suramericano formalizaría su incorporación como «socio global» de la organización, con lo que se convierte en el primer país de América Latina en ser parte de ese bloque. Ayer, Juan Manuel Santos se reunió con el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, en Bruselas para oficializar el estatus de la nación. En el acto, también participó el ministro de la Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, que declaró a ABC que «la alianza con la OTAN nos permite participar en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo urbano, entre otros ámbitos. Sin embargo, no buscamos una intención bélica. No somos un peligro para ningún país de la región». Oana Lungescu, portavoz de la OTAN, explicó por su parte que la cooperación con Colombia se ha desarrollado desde 2013 y que la Alianza «ayuda a las naciones a construir una mayor transparencia en las cuentas de las instituciones militares». Asimismo, aseguró que ser socio de a OTAN permite el intercambio para que las Fuerzas Armadas reciban entrenamiento militar, como en efecto Colombia hace desde hace algunos años en Alemania e Italia. Amenaza directa Con la adhesión de Colombia como «socio global», la OTAN pisa fuerte en el interior de América Latina. Venezuela, su gran vecino, con quien comparte una frontera de 2.200 kilómetros, es uno de sus mayores adversarios en la región. Junto a Cuba, protagoniza el repudio de los países bolivarianos a la nueva alianza, por considerar que «se abre una puerta a la injerencia militar extranjera» como lo es de facto hoy la presencia de tropas estadounidense en territorio colombiano. A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro rechazó el anuncio realizado por su homólogo Juan Manuel Santos, y aseguró que se trata de una «alianza militar externa con capacidad nuclear, lo que constituye a todas luces una seria amenaza para la paz y la estabilidad de la región». El Gobierno Bolivariano de Venezuela denuncia la intención de las autoridades colombianas de introducir en América Latina una alianza militar externa con capacidad nuclear, ante el ingreso de ese país como socio global en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pic.twitter.com/gMkCofG3Uv? Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 26 de mayo de 2018El Gobierno de Maduro ve con preocupación que Colombia, después de medio siglo de lucha contra las guerrillas, comience a cooperar y compartir información con los países del pacto del Atlántico Norte sobre narcotráfico, terrorismo y crimen organizado. Así como el hecho de que las Fuerzas Armadas de Colombia continúen con los entrenamientos militares en el extranjero y de esa manera, se potencie su ejército frente al resto de la región. Estrecha relación El abogado venezolano especialista en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica Andrés Bello, Mariano de Alba, explicó a ABC que la entrada de Colombia en la OTAN demuestra la estrecha relación con países europeos, y que a partir de ahora tendrá acceso a técnicas militares que pueden «despertar cierta incomodidad en la región». Sin embargo, de Alba señaló que bajo el estatus privilegiado que alcanzó Colombia no es aplicable el artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte, que prevé que algún tipo de ataque armado contra un miembro de la OTAN será considerado como un ataque dirigido a todos y, en consecuencia, responderán de forma colectiva. «Que colaboren de manera más directa no signifca el traslado de tropas o bases militares a Colombia», aseguró el abogado internacionalista. Asimismo, comentó que la nación suramericana no viola níngun tratado internacional, en especial el tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Tlatelolco), que establece «una zona de paz libre de armas nucleares». Colombia se convirtió oficialmente en socio global compartiendo este estatus con países como Afganistán, Australia, Irak y Corea del Sur. En 2015, el Gobierno de Santos contribuyó con un barco a la «Operación Ocean Shield» para contrarrestar la piratería en el Cuerno de África. Este fue un paso importante para la cooperación ante un desafío de seguridad internacional.
31-05-2018 | Fuente: abc.es
«No podemos tolerar más lo de "ese político robó pero hizo las cosas bien"»
Mató a su padre, diría Freud. Como fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana (Gualán, 1955) lideró una investigación que destapó el macroescándalo de corrupción que terminó con el presidente Otto Pérez Molina, responsable de su elección al frente del Ministerio Público, en prisión preventiva a la espera de juicio por fraude. «Yo le voté; pensaba que iba a ser un buen presidente del Gobierno. Sentí una mezcla de sentimientos: mucha tristeza, frustración, decepción?», describe Aldana el momento en el que, fruto de sus indagaciones, reveló que el rey estaba desnudo. Además, investigó el caso de transporte público Transurbano en el que la Justicia guatemalteca ordenó la prisión preventiva para el expresidente Álvaro Colom y tres exministros de su gabinete. Con este historial, Aldana ha sido entronada como la «mujer de hierro» en uno de los países más corruptos de Iberoamérica y aupada a la lista de las 100 personalidades más influyentes de la revista «Time». Durante su visita a España en el ciclo «Mujeres contra la impunidad», organizado por La Casa Encendida y Mujeres de Guatemala, la ya ex fiscal general de Guatemala ha abierto la puerta -sin confirmarlo- a su posible entrada en política ante el temor de toda una clase política amenazada por esta suerte de justiciera anticorrupción, pionera a su vez en la implementación de la justicia con enfoque de género. Con voz pausada y con tímidas sonrisas durante la entrevista con ABC, Aldana deja ver su contundencia al denunciar la corrupción y el machismo judicial, sus dos grandes luchas en su imparable ascenso en el Estado guatemalteco. Ahora que acaba de dejar su puesto como fiscal general de Guatemala, ¿sabe ya qué va a hacer? Desde el 17 de mayo que lo dejé estoy atendiendo algunas invitaciones de organizaciones en otros países para acudir a algunos eventos de corta duración. Luego quiero ver el mundial por televisión. Me encanta el fútbol. Le voy a Brasil, Argentina, España y Alemania? Pongo la televisión a las tres de la mañana y me vuelvo a dormir. Siempre he visto los partidos en diferido y he pedido que no me digan ni los resultados. ¿Pero todos? Me gustan verlos todos. Todos. Todos. ¿Se ve metiéndose en política ahora que conoce tan bien las cloacas de los partidos? Esa vieja política, como llamamos en Guatemala a quienes han estado en el Gobierno, no vale la pena. Es una vieja política que hay que descartar. Tenemos que apostar por un sistema político diferente e incluyente, porque esa vieja política que ha gobernado Guatemala no solo ha diseñado el esquema de corrupción, sino que ha excluido siempre a la gente: ni las mujeres, ni los pueblos indígenas ni los migrantesienen acceso a los puestos de poder? Los migrantes que viven en EE.UU. quieren participar en la política, pero la clase política ha cerrado los espacios. Es responsable directa de ese diseño de corrupción sistémica. Hay que sustituir ese sistema enraizado. Guatemala tiene en 2019 esa oportunidad única de no repetir. Voté por (Otto Pérez) Molina y (Jimmy) Morales, y ambos me decepcionaron totalmente. Incursionar en la política es un mecanismo adecuado para incidir y luchar por una verdadera democracia y contra la corrupción. ¿Cree que en los procesos judiciales liderados por usted se ha perseguido también a los corruptores? También ha habido empresarios que han sido procesados, y algunos de ellos han aceptado su responsabilidad. Algunos han tenido salidas procesales favorables en vista de su colaboración y aceptación de sus cargos. No hemos dejado ningún sector sin investigar. ¿Hasta dónde llega la corrupción en Guatemala? Es sistémica. Está incrustada en el Estado a todos los niveles y sin excepción. ¿La inestabilidad de Guatemala es imprescindible para que siga expandiéndose el crimen organizado en la región? La incidencia del narcotráfico favorece la corrupción. El narcotráfico necesita a funcionarios corruptos para pasar la droga, negociarla y lavar el dinero. Sin funcionarios corruptos, el narcotráfico tiene dificultades. Guatemala es un país en tránsito del narcotráfico hasta Estados Unidos. La lucha contra el narco es fundamental. Lo hicimos en el Ministerio Público en alianza y coordinación con EE.UU., México, El Salvador y Honduras. En España está muy extendida la idea de que todos los políticos roban. ¿En Guatemala continúa todavía eso de que «robó pero hizo cosas bien»? ¿Se acabó la tolerancia frente a la corrupción? Ese pensamiento existía en Guatemala antes de 2015. «Que robó e hizo obra», «robó pero poquito»? Después de 2015, Guatemala no tiene tolerancia a la corrupción. Ya no toleramos que nos digan que robó poquito pero hizo. No tienen que robar, sino que tienen que cumplir sus funciones y servir a la población con transparencia, y no para hacer fortuna. Tampoco debemos obviar el saqueo del Estado con los recursos que se deberían utilizar para servicios básicos. Sí es posible luchar contra la corrupción, pero se necesita voluntad política. Si el presidente de la República no es aliado en la lucha contra la corrupción, es difícil. Así y todo, puede hacerse con apoyo de la población, de organizaciones de la sociedad civil, de la comunidad internacional y de la Comisión internacional contra la impunidad en Guatemala, que ha sido clave. ¿No temió que la sustituyeran al frente del Ministerio Público con todo lo que iba destapando? Con el comisionado Iván Velázquez logramos impulsar una reforma a la ley orgánica para el Ministerio Público donde incluimos una norma por la que el presidente de la República no puede destituir al fiscal general salvo por un procedimiento penal con sentencia firme y ejecutoriada durante el ejercicio del cargo. Antes, el presidente le pedía un informe al fiscal sobre cualquier tema y si no le parecía bien, lo destituía. A tal grado, yo fui la fiscal general número 11 y tenía que ser la número 5. Quiere decir que cada presidente encontraba cualquier motivo y cambiaba al fiscal general. Como fue nombrada fiscal general por el entonces presidente Otto Pérez Molina, la prensa internacional no confiaba mucho en usted.. Cuando salimos con el caso La Línea todo cambió. Impactó mucho a la población y cuando empezaron a preguntarme en diversos sectores: «¿Cómo hizo si él la nombró?». Siempre respondí que juré lealtad a la constitución política, no al presidente. Yo quedé muy agradecida por haberme nombrado, pero mi obligación era responder a los intereses de la población, no de un tribunal. Usted deja la Fiscalía cuando Guatemala ocupa el puesto 136 de 170 en el ranking de la corrupción e Transparencia Internacional. ¿Qué más hace falta? Hace falta respaldo político y del sistema de partidos. Hace falta mucho esfuerzo todavía. Veo en la crisis de Guatemala una oportunidad de encauzar la historia del país y de fortalecer la lucha anticorrupción. Ahora usted es muy querida en Venezuela por ?haber mandado a la cárcel? a los corruptos, entre ellos al presidente y a su vicepresidenta. ¿Teme decepcionarlos ahora? ¿Se ha visto tentada por esa corrupción sistémica? No hay razón para decepcionarlos. No, yo estoy tentada a la lucha anticorrupción, a seguir desde cualquier espacio aportando para que Guatemala se encauce. Conozco cómo funciona el sistema corrupto y hay que seguir combatiendo donde pueda aportar. En Guatemala hay un sistema de justicia débil porque así le conviene a la criminalidad ¿Tiene Guatemala modelos a seguir en su lucha contra la corrupción? Sí. Europa. Europa tiene bajos índices de corrupción. También Estados Unidos, Canadá? Modelos sí hay. Hay muchísimos países que fortalecen la institucionalidad y eso falta en Guatemala. En Guatemala hay un sistema de justicia débil porque así le conviene a la criminalidad: que no funcionen los tribunales, el ministerio público, la policía nacional civil. Eso les favorece y hace que la corrupción florezca. Nos ha costado comprender en Guatemala que es a propósito y no es casualidad que se le niegue el presupuesto a los tribunales, al ministerio público. Es la clase política perversa quien ha diseñado este sistema para hacerlo débil y luego echarle la culpa a los jueces de que no funciona. Mientras, vemos a Chile, por ejemplo, que le ha costado fortalecer el sistema de justicia: desde un edificio donde integran jueces, Ministerio Público, fiscales, defensa pública hasta procesos formativos, estabilidad del fiscal, jueces? eso es lo que tenemos que hacer en Guatemala. ¿Teme por su vida? ¿Se ha quitado un peso de encima? Claro que siento temor por mi vida. Sé que enfrentarse a estructuras criminales tan poderosas trae consecuencias. Tengo las medidas de seguridad decretadas por la comisión interamericana de DD.HH., pero sigo adelante. No me da miedo. Y sí, me he quitado un peso de encima. 6.500 mujeres asesinadas en una década Usted promovió la creación de los Tribunales contra el Feminicidio, pionero en Iberoamérica. Así y todo, Guatemala está entre los países con la tasa de feminicidios más alta del mundo: 2,7 por cada 100.000 habitantes (en Europa Occidental, la tasa promedio es de 0.4% por cada 100.000). Cerca de 6.500 mujeres asesinadas en la última década con picos de hasta de 700 al año y 60 al mes, ¿por qué asesinan a tantas mujeres en Guatemala? Porque hay una cultura patriarcal de menosprecio a la mujer, que es asesinada en el contexto de relaciones desiguales de poder con misoginia. Lo dijo Amnistía Internacional: en Guatemala la diferencia entre la muerte de un hombre y una mujer es que a la mujer se le hace sufrir antes de morir, se le mutila, se le viola; la niña del área rural e indígena es menospreciada y violada. Hay una cultura patriarcal contra la que también hay que luchar. Desde nuestro espacio hemos guiado una justicia especializada penal con enfoque de género. Integré la corte suprema de justicia 2009-2014 y creamos juzgados y tribunales especializados en feminicidios y violencias contra la mujer, y le hemos pedido a la mujer guatemalteca que rompa el silencio, que denuncie. Y siendo fiscal general logré llevar fiscalías a todos los departamentos del país, fiscalías especializadas y casos contra la violencia de la mujer. También pude crear una fiscalía especializada en feminicidio para investigar esas muertes contra mujeres por el hecho de ser mujeres, para que desde el escenario criminal se tenga enfoque de género. Guatemala tiene dos sentencias en contra: caso Véliz Franco y Paulina, dos niñas que fueron asesinadas y desde la escena del crimen fueron menospreciadas por fiscales, policías, hasta por bomberos, que al llegar a la escena del crimen decían que hacían vestidas así y qué hacían acá a la una de la mañana. Este tipo de estereotipos llevaron a que la fiscalía ahora tenga enfoque de género desde el propio escenario criminal. Estamos avanzando con investigadores especializados. En los últimos meses ha habido varias marchas en España en contra de La Manada, un grupo de jóvenes que violaron a una joven durante las fiestas de San Fermín. La sentencia generó un gran descontento al no considerar el crimen como agresión sexual sino como abuso sexual. Especialmente duras fueron las críticas contra el juez que firmó el voto particular pidiendo la absolución de los condenados. ¿La protesta masiva contra una sentencia o un juez en concreto es sano para la democracia o, en cambio, presiona demasiado a la Justicia, que debe ser independiente de la calle? Es legítimo en una democracia, porque si no hay expresión popular, no hay forma de que la población pueda levantar su voz. Los jueces no deben dejarse presionar por una manifestación ni por lo que digan sectores de la sociedad: están formados para resolver de acuerdo al derecho y a las constancias procesales. Una manifestación vale para la democracia y el juez debe resolver pero tiene que tener enfoque de género, no puede ser una simple agresión lo que es una violación. Hay dictámenes periciales que debe tener el juez a la vista y establecerlo con enfoque de género, si el juez no tiene enfoque de género y cultura patriarcal. Los grupos feministas piden un enfoque de género en la Justicia para, entre otras cosas, no poner el foco sobre la víctima, sino sobre el agresor. Lo que estaba haciendo era revictimizar a la víctima, que tiene que contar con toda la protección y respetar su intimidad. Sentencias de esta naturaleza no ayudan a erradicar la violencia contra la mujer. En España el ministro de Justicia criticó públicamente al juez del voto particular. ¿Un ministro de Justicia puede y debe hacer eso? Si el ministro de Justicia tiene enfoque de género, hay que aplaudirle, porque en las culturas machistas de nuestros países encontrar un ministro que esté en el lado correcto del análisis me parece digno de reconocimiento ¿Qué otras esferas de la vida pública deben reforzarse en la lucha contra los feminicidios? Es cuestión de educación y de voluntad política de quienes dirigen nuestros países. Se olvidan que la otra cara de la democracia son los DD.HH. de las mujeres, la mitad de la población. Usted ha recibido el sobrenombre de «mujer de hierro» por su voluntad implacable contra la corrupción. ¿La han llamado mandona alguna vez por el hecho de ser mujer en una de posición de poder? No, nunca me he sentido desubicada ni que he ocupado una ocupación masculina. Nunca me han llamado mandona porque soy respetuosa con mis compañeros. Claro que doy órdenes y exijo el cumplimiento, pero lo hago con mucho respeto. Nunca grito. Lo han dicho así porque no me ha temblado el pulso a la hora de autorizar investigaciones contra cualquier funcionario. Recientemente visitó a grupos de inmigrantes guatemaltecos en Estados Unidos. ¿Cómo los vio? Los inmigrantes son personas en condiciones de vulnerabilidad porque han tenido que salir del país y no reciben la asistencia adecuada de ningún gobierno a pesar de que representan el ingreso número uno con las remesas y sostienen el país. Muchos de ellos desean regresar a Guatemala y ser diputados, pero no encuentran los espacios. Haciendo balance de su gestión, ¿qué destacaría como puntos positivos y negativos? Como positivo: entregar un Ministerio Público autónomo, haber sido fiscal independiente, haber actuado con objetividad, con transparencia? Y pendiente, que el ministerio público tenga presencia en todo el territorio nacional: ahora mismo el 80% del territorio no tiene fiscalidad del Ministerio Público. ¿Considera que hay separación de poderes en su país? Existe en la Constitución política, pero siempre hay una mezcla de intereses comunes entre el Ejecutivo y el Legislativo, donde está el poder de la clase política y siempre se confabula con la población. ¿Cree que el racismo entre la propia sociedad guatemalteca es un problema de clasismo contra los indígenas? La misma estructura de poder discrimina a los indígenas. No se ha querido reconocer a nivel constitucional la jurisdicción indígena: tienen una justicia ancestral que ayuda a construir la paz social que soluciona controversias ante la ausencia del Estado, pero no se reconoce. No tienen apenas accesos a servicios básicos.
27-05-2018 | Fuente: abc.es
Colombia busca presidente para el incierto futuro del proceso de paz
Los colombianos dan este domingo el primer paso en la elección del nuevo presidente. Si se cumplen los pronósticos, esta primera vuelta dejará definidos a los dos candidatos que se disputarán la Casa de Nariño el próximo 17 de junio, en la segunda y definitiva vuelta electoral. Las proyecciones muestran a Iván Duque, del Centro Democrático, y a Gustavo Petro, de Colombia Humana, como los dos con más opciones. Incluso hay quienes piensan que alguno de ellos puede obtener el triunfo en primera vuelta. Y hay un tercero, Sergio Fajardo, de la Coalición Colombia, que bien puede ser la gran sorpresa. Sea como sea, la fecha es histórica para el país, pues es la primera en más de 50 años sin la presencia y presión del grupo guerrillero FARC. Además, será recordada por contar con la participación de un candidato de izquierda que por primera vez tiene una posibilidad real de dirigir el destino de la nación. ¿Qué país recibirá el nuevo mandatario cuando tome posesión el 7 de agosto? ¿Cómo recomponer la gobernabilidad en Colombia si los dos principales partidos y candidatos han atizado la polarización? Diferentes analistas responden a esas preguntas. Fractura del consenso Para Andrés Molano, del Instituto de Ciencia Política, «el consenso social y político se viene fracturando de tiempo atrás y esa ruptura se profundizó durante el gobierno Santos». A su juicio, el gran desafío es «reconstruir el consenso social y político que permita diversidad y pluralismo», dentro de «un Estado social de derecho respetuoso». Y el pronóstico no es muy alentador para Molano: «Serán cuatro años muy complicados, con tremendos desafíos por temas de corrupción y su impacto en la credibilidad de las instituciones; por la necesidad de reformas urgentes para dar sostenibilidad a la salud, la justicia, el sistema electoral, las pensiones y la reforma territorial». ¿Y qué hacer con el acuerdo de paz? «El que llegue tendrá que ajustar la implementación, que está haciendo agua por todos lados», afirma. Eduardo Pizano, director de la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes, considera que lo atípico en estas elecciones es la presencia de un candidato de izquierda. «Terminado el conflicto con las FARC, se legitima la izquierda como una fuerza política importante, como en muchísimos países del mundo». Colombia ha logrado «avances significativos en cobertura de servicios que provee el Estado, pero hemos fracasado en la generación de ingresos y en una mala distribución de los mismos», apunta. En todo caso, el nuevo presidente deberá buscar consensos para sus reformas. «El Congreso sí le dará gobernabilidad al próximo presidente en caso de que sea Duque», afirma el analista Mauricio Reina. Los partidos de centro derecha o derecha sí suman una mayoría que le daría gobernabilidad a un presidente de esa tendencia, pero si gana Petro, «no lograría un 30% de alianzas en el Congreso», lo que dificultaría las reformas, advierte. El panorama económico que recibirá el próximo presidente no aparece muy despejado. Para Reina, economista e investigador asociado a Fedesarrollo, principal centro de pensamiento económico del país, «la economía cayó en una trampa de bajo crecimiento luego de crecer a más del 4,5% durante más de 10 años. Ahora a duras penas aspiramos a arañar un 3.5%». Eso significa que es prioritario hacer crecer la economía, «pero en un contexto delicado, pues hay apremio por una reforma tributaria, pensional y es fundamental trabajar en la distribución del ingreso. Quien ignore estos tres temas estará pifiado en términos económicos», indica. Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), tiene una perspectiva algo diferente: «La economía está saliendo de una desaceleración muy fuerte, tras culminar el ajuste a la que estuvo obligada por la caída de los precios del petróleo». Las discusiones sobre el proceso de paz, señala, «dejaron afectada la confianza en la economía y crearon gran incertidumbre, pero los indicadores ya muestran que el gobierno entregará la economía en buenas condiciones, a diferencia de como la recibió Santos en 2010». «El próximo será el primer presidente desde 1994 que reciba una economía creciendo y sin riesgo para los negocios por el conflicto armado», destaca. A diferencia de Reina, considera que si bien «se debe hacer una reforma tributaria, no hay urgencia». En cuanto a la seguridad, para Restrepo es una incógnita: «Hay varios procesos en curso, donde el más importante es cómo el crimen organizado reacciona frente a las nuevas condiciones de seguridad en el territorio». El fin del conflicto, al amparo del cual creció el crimen organizado, «cambia todo para esas organizaciones y no solo afecta el tráfico de drogas, sino de personas, armas, oro, maderas finas, ente otros», apunta.
25-05-2018 | Fuente: abc.es
«Popeye», jefe de sicarios de Pablo Escobar, detenido de nuevo en Colombia
«Popeye», el antiguo jefe de sicarios de Pablo Escobar, ha sido detenido este viernes en Medellín por las autoridades de Colombia. Jhon Jairo Velásquez Vásquez, su nombre real, está acusado de los delitos de «concierto para delinquir» y extorsión, según han informado fuentes de la Fiscalía. El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter y felicitó tanto a la división de la Fiscalía dedicada a la lucha contra el crimen organizado como a la Policía Nacional y a la Policía de Medellín. ??Capturado alias Popeye. En minutos más información.. Felicitaciones @FiscaliaCol Fiscalía Crimen Organizado @PoliciaColombia @PoliciaMedellin? Federico Gutiérrez (@FicoGutierrez) May 25, 2018Pese a que todavía no se conocen más detalles del caso, el diario «El Tiempo» detalló que «Popeye» fue detenido cuando acudió a las instalaciones de la sede de la Fiscalía en el complejo de La Alpujarra de Medellín. Fuentes de la Policía le confirmaron a este diario colombiano que cuentan con varias denuncias contra «Popeye» por presiones ligadas a cobros y extorsiones. «Él pretendía recuperar bienes, dinero que dejó hace años en manos de narcos y que muy seguramente heredaron o recibieron familiares de los mismos. A ellos es a los que venía presionando y son los que lo denunciaron», señalaron fuentes cercanas al proceso. El pasado 22 de mayo, el senador Iván Cepeda, del partido izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), denunció ante la Fiscalía a «Popeye», por sus constantes amenazas a seguidores del candidato presidencial Gustavo Petro. ?La Verdad de Gustavo Petro y el M-19? Video Completo : https://t.co/QgYVEKvpjq pic.twitter.com/VMb9yBF9MD? Jhon Jairo Velasquez (@Popeye_leyenda) May 12, 2018«La Policía colombiana es muy profesional y el Ejército es un ejército del Pueblo. Se que combatirán los colectivos Petristas.. En un caso extremo, que no lo creo en ningún escenario. nos tocará a nosotros la ultraderecha combatirlos con fiereza y decisión.. con fuerza», había escrito el antiguo jefe de sicarios en su cuenta de Twitter. «Popeye» estuvo más de 23 años en la cárcel y ha manifestado en diversas entrevistas que se reintegró a la sociedad. «Popeye», un fenómeno de Youtube En los últimos años, Jhon Jairo Velásquez Vásquez se había convertido en un fenómeno en Youtube, donde se hace llamar «Popeye arrepentido», y ante varios medios de todo el mundo que lo entrevistaron mostraba una supuesta nueva actitud y contaba su historia al lado de Escobar. En medio de una grabación con un grupo de periodistas el año pasado, el exjefe de sicarios llegó a bajarse del vehículo en que viajaba y amenazar a una mujer que le había llamado «asesino» desde una motocicleta cuya matrícula llegó a fotografiar. El pasado 9 de diciembre la Fiscalía de Colombia pidió revocar la libertad condicional de «Popeye» tras ser visto en una fiesta en la que fue detenido Juan Carlos Mesa, alias «Tom», uno de los narcos más buscados del país.
25-05-2018 | Fuente: abc.es
«Popeye», jefe de sicarios de Pablo Escobar, detenido en Colombia de nuevo
Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias «Popeye», el antiguo jefe de sicarios de Pablo Escobar que se decía «arrepentido», ha sido capturado de nuevo por las autoridades de Colombia. «Popeye», en la actualidad una estrella de «Youtube» por sus vídeos sobre la época en que trabajaba para el narcotraficante más famoso de América Latina, fue detenido en la ciudad de Medellín bajo la acusación de haber cometido los delitos de «concierto para delinquir» y extorsión, informó la Fiscalía. ??Capturado alias Popeye. En minutos más información.. Felicitaciones @FiscaliaCol Fiscalía Crimen Organizado @PoliciaColombia @PoliciaMedellin? Federico Gutiérrez (@FicoGutierrez) May 25, 2018El senador Iván Cepeda, del partido Polo Democrático Alternativo, había presentado el pasado martes una denuncia ante el Fiscalía General por una serie de mensajes publicados a través de la cuenta de Twitter de «Popeye» en contra de quienes habían apoyado el «sí» en el plebiscito de octubre de 2016 sobre el acuerdo de paz con las FARC y de los partidarios de Gustavo Petro, candidato en las elecciones presidenciales de este domingo. Petro fundó el movimiento Colombia Humana tras su salida de Polo Democrático en 2010. «Los colectivos petristas los protegerá la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), la Iglesia, pero nosotros tendremos de nuestro lado la policía y el ejécito. Las armas es fácil encontarlas, estarán en las iglesias católicas. Para evitar eso, votemos este 27 por el dr. Duque», aseguraba en uno de los mensajes, en alusión al candidato de Centro Democrático Iván Duque. En su denuncia, Cepeda atribuye al ex jefe de los sicarios de Escobar supuesta apología del genocidio, hostigamiento por motivos de raza, religión, ideología política u origen nacional, étnico o cultural, calumnia, amenazas e instigación para delinquir. No obstante, fuentes policiales confirmaron a «El Tiempo» que cuentan con varias denuncias contra él por presiones ligadas a cobros y extorsiones. Según esas fuentes citadas por el diario colombiano, «pretendía recuperar bienes, dinero que dejó hace años en manos de narcos y que muy seguramente heredaron o recibieron familiares de los mismos. A ellos es a los que venía presionando y son los que lo denuciaron». Un youtuber de éxito Velásquez Vásquez, que ha confesado haber matado a 300 personas, cumplió más de 23 años en prisión. En la actualidad decía haberse reintegrado a la sociedad y se ha llegado a convertir en un fenómeno de Youtube, la popular plataforma de vídeos en internet. En uno de los vídeos colgados en su canal, habla de Pablo Escobar como «mi patrón», pero alerta a «las nuevas generaciones» para que «no se vayan a fijar» en la figura de Escobar, y «menos» en la suya. «Nosotros no somos ejemplo para nadie» y «todo lo que hicimos es totalmente reprobable», reconoce, al tiempo que califica la actividad del capo de la droga colombiana era «mafiosa y criminal». ?La Verdad de Gustavo Petro y el M-19? Video Completo : https://t.co/QgYVEKvpjq pic.twitter.com/VMb9yBF9MD? Jhon Jairo Velasquez (@Popeye_leyenda) May 12, 2018El pasado 9 de diciembre la Fiscalía de Colombia pidió revocar la libertad condicional de «Popeye» tras ser visto en una fiesta en la que fue detenido Juan Carlos Mesa, alias «Tom», uno de los narcos más buscados del país.
22-05-2018 | Fuente: elpais.com
Pepe Reina, denunciado por frecuentar personas vinculadas a la Camorra
El portero del Nápoles ha sido relacionado con un condenado por crimen organizado y sus dos hermanos, propietarios de una agencia de apuestas Eurobet
21-05-2018 | Fuente: abc.es
La capitalidad de Jerusalén encuentra apoyos en América Latina
Paraguay abrió su embajada en Jerusalén este lunes; Guatemala lo hizo la semana anterior. Ambos países, en pocos días, han secundado el controvertido paso dado por Estados Unidos. Honduras también ha anunciado que adoptará pronto la misma medida. Esto convierte a Latinoamérica en la región en la que, al margen del aliado estadounidense, la plena capitalidad de Jerusalén ha encontrado de momento el único apoyo. ¿Por qué esos países se han singularizado de tal forma, alineándose con Israel frente al parecer de la mayor parte de la comunidad internacional? En diciembre pasado, 128 de los 193 países de Naciones Unidas se pronunciaron, en un voto no vinculante, contra el deseo de Donald Trump de proceder al traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén. Dejando aparte el voto de EE.UU. e Israel, un tercio de los otros seis países que votaron a favor ?Guatemala y Honduras (los otros eran pequeños estados insulares y Togo)? y un tercio de los que se abstuvieron ?entre ellos Paraguay, Colombia, México, Haití, República Dominicana y Panamá? eran latinoamericanos. Que Donald Trump advirtiera que Estados Unidos iba a tomar nota de los países que votaran en su contra en la ONU explica que naciones con cierta dependencia de Washington o en buenas relaciones con EE.UU., especialmente muchos de sus vecinos regionales, prefirieran no enfrentarse al hegemón continental. Pero la actitud favorable de algunos países latinoamericanos hacia Israel tiene otras explicaciones. Apoyo evangélico Leopoldo Martínez, director para América Latina de la Fundación Aliados de Israel, advierte que cada caso es específico. Por lo que se refiere a Guatemala, que abrió su embajada en Jerusalén el 16 de mayo, Martínez destaca la extensión de la comunidad evangélica, de la que procede el presidente, Jimmy Morales. Se trata de una comunidad especialmente activa en política y favorable en muchos aspectos a Israel. La Fundación promovió el reconocimiento de la capitalidad de Jerusalén entre los parlamentarios guatemaltecos, que han acompañado a Morales en su decisión. En cambio, en el caso de Paraguay, que abrió su embajada en Jerusalén el 21 de mayo, la especial relación del presidente Horacio Cartes con Israel «se ha centrado en asuntos de cooperación tecnológica, especialmente en proyectos agrícolas, sin olvidar las cuestiones de seguridad en la Triple Frontera», afirma Leopoldo Martínez. Aunque se trata, pues, de actitudes que dependen mucho de las orientaciones personales y políticas de los distintos presidentes, también podría hablarse de algunas tendencias subyacentes relacionadas con la necesidad de cooperación económica y de seguridad. Centroamérica necesita patronos Centroamérica y parte del Caribe tienen un pasado de extremo alineamiento con Washington en el plano internacional, yendo oficialmente en algunos casos más lejos que el propio EE.UU. Así ha ocurrido, por ejemplo, respecto a las relaciones con Taiwán: aunque EE.UU. acabó reconociendo a China, las naciones centroamericanas han seguido teniendo durante muchos años una embajada en Taipéi (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua la siguen teniendo a día de hoy; junto con Paraguay son los mayores del grupo de 19 países del mundo que aún reconocen a Taiwán). La retórica projudía de los gobiernos de algunos países centroamericanos, como la utilizada estos días por Guatemala, también excede a veces a la empleada por las administraciones estadounidenses. Pero al margen de esa orientación histórica, debida a la directa influencia del gran vecino del norte, han sido las ayudas de cooperación que aportan Taiwán o Israel las que han mantenido estrechas las respectivas relaciones bilaterales. Las humildes economías centroamericanas necesitan especialmente esos aportes externos. Israel, en concreto, constituye un inestimable socio en cuestiones de cooperación tecnológica y seguridad. Ayuda en inteligencia y seguridad Para países implicados en la lucha contra el narcotráfico (Honduras, Guatemala) y/o que cuentan con estructuras de lavado de dinero destinado a Hezbolá (Paraguay, Colombia), la asesoría israelí en materia militar/policial y el aporte de inteligencia supone un gran auxilio. Así, gracias al anuncio del traslado de su embajada a Jerusalén, Honduras se verá premiada con mayores ayudas de la Agencia Israelí para el Desarrollo de la Cooperación Internacional (MASHAV), especialmente en asuntos de seguridad. Con ayuda israelí, el gobierno hondureño instalará un radar cerca de Tegucigalpa para reforzar la vigilancia frente a las operaciones de narcotráfico. Además Israel se encargará de reparar una docena de F-5 y A-37 de la Fuerza Aérea de Honduras. Paraguay tiene un serio problema de presencia de elementos islamistas radicales en Ciudad del Este, la principal urbe de la Triple Frontera, el espacio donde limitan Paraguay, Brasil y Argentina. De allí presuntamente salieron los activistas de Hezbolá que cometieron los graves atentados de comienzos de la década de 1990 en Buenos Aires contra entidades israelíes. La Triple Frontera es un centro de crimen organizado y de lavado de dinero a gran escala. El presidente Horacio Cartes acudió a asesores israelíes para su campaña electoral y ha querido inaugurar personalmente la embajada paraguaya en Jerusalén antes de dejar el cargo en las próximos meses.
17-05-2018 | Fuente: abc.es
Concluye en Sofía la cumbre Unión Europea-Balcanes, considerada ya «histórica»
Concluyó en Sofía la Cumbre UE ? Balcanes celebrada tras una larga pausa ?la anterior había tenido lugar en Salónica hace 15 años?, que reunió a los líderes europeos con sus homólogos de lo que se ha dado en llamar Balcanes occidentales - Macedonia, Serbia, Montenegro, Kosovo, Albania y Bosnia y Herzegovina. Este evento, calificado ya de «histórico», ha finalizado con la firma de la Declaración de Sofía, que marca la perspectiva europea a los seis países de la región ya mencionados. Además de los líderes de los países de la UE, asistieron el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. Vale señalar que el presidente español, Mariano Rajoy, se desplazó a Sofía y mantuvo una reunión con el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, un día antes de inaugurarse la Cumbre ya que declinó asistir a este foro para no coincidir con el líder de Kosovo, Hasim Thaçi, por razones obvias, dada la postura de España, junto a otros varios países europeos, de no aceptar a este país como estado independiente. Rajoy prefirió que España estuviese representada en este alto foro por su embajador en Bruselas. Poco antes de comenzar anoche la cena oficial, Donald Tusk, Presidente del Consejo Europeo, afirmaba ante los delegados asistentes, comentando el malestar que había producido la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de retirar a los EE.UU. de las negociaciones con Irán: «Hoy somos testigos de un nuevo fenómeno, la actitud caprichosa de la administración estadounidense [?] vistas las últimas decisiones del presidente Trump, uno se formularía la pregunta: 'Con semejantes amigos ¿para qué necesitamos enemigos en Europa?'». Jean-Claude Juncker, a su vez, manifestó que «respecto al comercio entre la UE y los EE.UU . insistimos en una excepción ilimitada en cuanto a los aranceles y estamos dispuestos a iniciar negociaciones con nuestros socios transatlánticos», aunque dejó bien claro que «no vamos a negociar con una espada de Dámocles pendiente sobre nosotros». En la Declaración de Sofía, documento aprobado al término de la Cumbre, se señala que la UE saluda el compromiso compartido de los países de los Balcanes occidentales con los valores y principios europeos, y con la visión de una Europa unida, fuerte y estable. También se reitera lo que ya se había proclamado hace 15 años en Salónica, que la UE se reafirma en su apoyo incontestable a la perspectiva europea de los países de los Balcanes occidentales por considerarla una elección suya propia categórica y estratégica. Los líderes europeos se han declarado de forma unánime, en todos los niveles, en apoyo a la transformación política, económica y social, incluso mediante una asistencia sólida en base a los avances logrados por estos países en el dominio de los principios del estado de derecho y las reformas socio-económicas. Asimismo se hizo hincapié en la identificación de estos países con la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, el respeto a los derechos humanos y el de las minorías, recalcando que la sociedad civil y los medios de comunicación desempeñan un papel clave en el proceso de democratización. Aunque Rajoy no firmó la Declaración por desacuerdo con el estatus de Kosovo, sí afirmó que España apoya la Declaración final porque la considera «neutral» y se lo agradece a Bulgaria En sus palabras finales, Tusk afirmó que «Europa es lo suficientemente fuerte y poderosa para poder apadrinar a los seis nuevos países que se espera se incorporen a la UE». La convocatoria y celebración de la Cumbre se considera el punto culminante de la presidencia búlgara de la UE, calificada de muy exitosa, con una organización impecable según palabras de los líderes europeos, entre ellos el presidente Mariano Rajoy, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron. La Declaración finaliza con el apoyo a la intención de Croacia de ser el país anfitrión de la siguiente Cumbre entre la UE y los Balcanes durante su presidencia en 2020. Entre los méritos de esta Cumbre, vale señalar el acercamiento de las posturas entre Grecia y Macedonia ?sus líderes, Alexis Tsipras y Zoran Zaev se reunieron en varias ocasiones?, respecto al dilatado conflicto sobre el nombre de la República de Macedonia, en que se señaló que se espera que a finales de junio este contencioso se resolverá. También hay que señalar la declaración del presidente de Serbia, Alexander Vucic sobre las diferencias con Kosovo. Vucic señaló que ?nos hemos reunido aquí para resolver los problemas y espero que pronto hallaremos una solución?. Mientras se celebraba la Cumbre, el tráfico en Sofía fue colapsado por las protestas de los transportistas cuyo objetivo era presentar a los líderes europeos la cuantía de los daños y perjuicios que supondrá la aplicación de los cambios que se piensa introducir con el «paquete Movilidad» o como lo califican aquí «paquete Macron» que contiene nuevas regulaciones para los pagos a los choferes del transporte internacional. Según el representante búlgaro de la Asociación de Transportistas Internacionales, estas nuevas regulaciones «no coinciden con las necesidades de la industria» ya que en el momento «un 70% de las mercancías para cada consumidor se transportan en camiones TIR, lo que incrementará el coste con un 50% a 100%».
1
...