Infortelecom

Noticias de crimen organizado

18-09-2018 | Fuente: abc.es
Las bandas criminales más peligrosas de México
Tras el año más sangriento de la historia de México, con cerca de 29.000 homicidios, 2018 va camina de ser aún peor. En los seis primeros meses, el país registró 15.973 asesinatos, en torno a un 18% más que la cantidad de homicidios registrados en el mismo periodo de 2017. El crimen organizado es responsable de buena parte de estas muertas. Estas son las principales bandas. Cártel de Sinaola Fundado a finales de los ochenta por Joaquín ?El Chapo? Guzmán, El Cártel de Sinaloa es la organización narcotraficante más importante del mundo, según el gobierno de Estados Unidos. La extradición de «El Chapo» a Estados Unidos en 2017 debilitó al poderoso cártel. Actualmente esta dirigido por Ismael «El Mayo» Zambada. Cártel Jalisco Nueva Generación Creado en 2009 por «El Mencho», el Cártel Jalisco Nueva Generación es una de las organizaciones narcotraficantes que más rápido se han expandido a lo largo del país. Surgió como una escisión del Cártel de Milenio. A día de hoy, es visto por diversas organizaciones como el cártel más poderoso de México. Cártel de Juárez Se trata de un cártel que controla gran parte del estado fronterizo de Chihuahua, aunque específicamente la estratégicamente importante Ciudad Juárez. No es una organización muy extendida por el territorio mexicano, sin embargo, goza de gran fuerza debido a las ganancias que obtienen al contrabando de drogas, migrantes y armas de un lado a otro de la frontera. Los Zetas Se extiende a lo largo de la costa este de México. Estados como Tabasco o Tamaulipas son algunas de sus áreas de influencia. Han perdido poder últimamente.
18-09-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. reanuda patrullas sobre Ecuador tras prohibirlo Correa en 2009
Ecuador y Estados Unidos ha reanudado la cooperación militar suspendida durante la presidencia de Rafael Correa. Un avión de reconocimiento estadounidense estuvo patrullando las aguas ecuatorianas entre el 6 y el 11 de septiembre, lo que ha constituido la primera actuación militar de EE.UU. en un espacio de soberanía de Ecuador desde que Correa decidió en 2009 cerrar la base que los estadounidenses disponían en Manta, en la costa central del país. El nuevo acercamiento entre Ecuador y Estados Unidos ya fue sellado a finales de junio por Lenín Moreno, quien el año pasado sustituyó a Correa al frente del país, y el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. A pesar de haber llegado a la presidencia de la mano de Correa, Moreno se ha ido distanciando de su mentor en múltiples cuestiones, tanto domésticas como de política internacional. Además de darse de baja del Alba, la asociación creada por Venezuela y Cuba y de la que también forman parte Nicaragua y Bolivia, Ecuador ha buscado una nueva aproximación a Estados Unidos. En concreto, espera contar con la ayuda de ese país en la lucha contra el narcotráfico y otras manifestaciones de crimen organizado, cuando esos fenómenos están afectando especialmente el norte del país, sobre todo desde que el proceso de desmovilización de las FARC en la vecina Colombia ha desplazado el conflicto de la cocaína a las zonas fronterizas de Ecuador. Como complemento del Plan Colombia firmando entre Washington y Bogotá, que llevó a una estratégica presencia militar estadounidense en suelo colombiano para combatir el narcotráfico, EE.UU. pudo disponer de un Puesto de Operaciones Avanzadas (POL) dentro de la base de la Fuerza Aérea de Ecuador que existe cerca del puerto de Manta. Fue un acuerdo de uso por diez años, que concluyó en 2009 y no fue renovado por Correa, quien llegó a la presidencia dos años antes. Vuelos periódicos El Gobierno de Moreno se ha apresurado a asegurar que la llegada de un avión militar estadounidense P3-Orión no es el primer paso para otorgar de nuevo una base a EE.UU. El Ministerio de Defensa ha recordado que la vigente Constitución de Ecuador, promulgada a finales de 2008, prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en suelo nacional. El P3-Orión visitará periódicamente el país (el Gobierno aún no ha definido si ese apoyo técnico será mensual o cada dos o tres meses) y tendrá su sede de operaciones en la base Simón Bolívar de Guayaquil, perteneciente a la Fuerza Aérea nacional. También tiene autorizado el aterrizaje en caso de necesidad en otros dos puntos (Salinas e Islas Galápagos). Aunque EE.UU. no vaya a contar con una base propia, como ocurrió entre 1999 y 2009 con su presencia militar en Manta, el convenio con Washington supone autorizar a los estadounidenses a que tengan una gran información y monitoreo sobre el área marítima y costa de Ecuador, por más que el Defensa asegure que los vuelos se harán «respetando la soberanía del país». Pero la cuestión es que el Gobierno ecuatoriano necesita esa cooperación tecnológica para hacer frente a crecientes actividades delictivas como narcotráfico, pesca ilegal, tráfico de armas y de personas y contrabando de gasolina. Controlar el narcotráfico La necesidad de ayuda contra el narcotráfico es especialmente acuciante. Varios episodios han contribuido a dar la voz de alarma. En abril fue detenido un guardaespaldas del presidente Moreno por nexos con esa actividad. El pasado jueves, dos militares resultaron detenidos dentro de la base de la Fuerza Aérea de Manta por transportar 1,1 toneladas de cocaína. A finales de agosto, a otros dos militares se les incautó un cargamento de droga, de casi una tonelada, en la provincia de Carchi. Esta y otras provincias fronterizas con Colombia, como Esmeraldas, están sufriendo el derrame en territorio ecuatoriano de las redes de narcotráfico y de la disidencia de las FARC del vecino país. Desde comienzos de año se han producido once atentados en la zona, con nueve muertos y 511 desplazados. Precisamente este sábado el presidente colombiano, Iván Duque, anunció que las fuerzas de seguridad habrían herido de gravedad al disidente de las FARC más buscado en esa zona fronteriza, alias Guacho, responsable de varios de esos atentados.
17-09-2018 | Fuente: abc.es
México se desangra con la peor ola de violencia de su historia
La narcoviolencia continúa desangrando a México. Y el estado de Jalisco -oeste del país- es una de las entidades donde la herida está más abierta. Con casi 1.600 homicidios este año, la cifra ya supera los 1.580 asesinatos que ocurrieron a lo largo de 2017. Y aún falta por contabilizar cuatro meses para acabar 2018, por lo que la suma de todo el año podría ser significativamente superior la del año anterior, consecuencia directa de la disputa que mantienen las organizaciones del crimen organizado por hacerse con el control de «la plaza». El último dramático episodio que ha vivido Jalisco son los 157 cadáveres encontrados el fin de semana dentro de un camión cerca del pequeño municipio de Tlajomulco de Zúñiga, a tan sólo una hora de Guadalajara. De acuerdo con medios locales, agentes de la Fiscalía del Estado abandonaron el remolque con el centenar de personas no identificadas debido a la saturación que experimenta la Morgue Metropolitana de Guadalajara. Es más, hay más de 700 cuerpos sin identificar en dicha morgue, actualmente. Es ya el año más sangriento registrado en este estado desde que las autoridades comenzaron a contabilizar datos sobre la violencia en el país en 1997. Solo un dato: el 80% de los 1.500 asesinatos ocurridos hasta ahora están vinculados al crimen organizado, según informa el diario «El Financiero». Jalisco ?estado de donde es originario el tequila y los mariachis? es actualmente el campo de batalla del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dirigido por el poderoso narcotraficante «El Mencho», con otros grupos que tratan de arrebatarle el control de «la plaza», como suelen referirse al territorio. Desde la aparición de nuevas células y escisiones del CNJG, como es el Cártel Nueva Plaza, hasta grupos rivales como La Nueva Familia Michoacana y El Cártel de Los Beltrán Leyva. De hecho, el gran detonador del baño de sangre que sufren los jaliscienses fue producido por la ruptura en 2017 con «El Mencho» por parte de «El Cholo», un antiguo miembro del CJNG que fundó el Cártel Nueva Plaza, su propia organización, dando pie a disputas internas dentro de Jalisco Nueva Generación. El resultado de la «narcoguerra» es atroz para los habitantes de Jalisco. Este mismo fin de semana, en el que el sábado los mexicanos conmemoraban 208 años de independencia de España, se produjeron un total de diez asesinatos en tan solo 24 horas. Los asesinatos ocurrieron en diversos lugares públicos como peluquerías, bares y restaurantes el mismo sábado, día en el que millones de mexicanos salen a celebrar con amigos y familia la señalada fecha. Ataques indiscriminados No obstante, la escalada de violencia no sólo toca a Jalisco, sino a todo el país. Después de cerrar 2017 como el año más sangriento de la historia con cerca de 29.000 homicidios, el 2018 se encamina a superar dicho récord. Hasta el primer semestre de este año, México contabilizó un total de 15.973 asesinatos, aproximadamente un 18% más que la cantidad de homicidios registrados en el mismo periodo de 2017. Además de las terribles cifras, que ya hablan por sí mismas, el país ha experimentado en los últimos meses asesinatos en lugares emblemáticos y aparentemente seguros como el centro comercial Reforma 222, ubicado en el Paseo de la Reforma en Ciudad de México, o la turística plaza de Garibaldi en el corazón de la capital. En relación a la plaza de Garibaldi -donde mexicanos y personas de todo el mundo acuden a escuchar a los mariachis- el pasado viernes por la noche se registraron más de 60 disparos de bala y murieron al menos cuatro personas, según las autoridades. Con más de 116.000 homicidios contabilizados entre diciembre de 2012 y junio de 2018, los seis años que ha estado Enrique Peña Nieto en el poder, cerrarán el mandato presidencial más violento de México. Peña Nieto no dejará el poder hasta diciembre de este año, cuando Andrés Manuel López Obrador tomará las riendas de la segunda economía de habla hispana hasta 2024 después de obtener más del 50% de los votos en las elecciones del pasado 1 de junio. En total, durante los sexenios de Peña Nieto y Felipe Calderón (2006-2012) han muerto más de 234.000 personas, unas cifras de violencia similares a las de un país en guerra. Por ello, López Obrador propone optar por una política de seguridad que todavía no está definida, pero que aboga por sacar efectivos del Ejército mexicano de algunas ciudades e incluso ha propuesto otorgar una amnistía y reducción de penas para los líderes del narcotráfico. Con varias medidas que aún debe de concretar, el próximo presidente de México espera acabar con la guerra contra las drogas y así pacificar México sin recurrir a la violencia. «Abrazos, no balazos», dijo López Obrador durante un evento en Sinaloa durante la pasada campaña electoral. Solicitan registro de fosas clandestinas Varias organizaciones civiles han solicitado a las autoridades que se cree un registro nacional de fosas ante la incógnita que rodea al número real de cementerios clandestinos que puede haber en México. La iniciativa surge una semana después de que la fiscalía de Veracruz, al noreste del país, anunciará el descubrimiento de una fosa común con al menos 166 cuerpos. El uso de los cementerios clandestinos es una práctica habitual de las organizaciones criminales para tratar de hacer desaparecer a varias de sus víctimas de golpe. De acuerdo con un informe elaborado por la Universidad Iberoamericana y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, se estima que se han encontrado un total de 1.075 fosas comunes con 2.204 cuerpos en México entre 2007 y 2016, A día de hoy, se desconoce el número de desaparecidos que hay en todo el país, dado que muchos familiares no denuncian estos crímenes por miedo a represalias. Los organismos oficiales calculan que hay más de 25.000 desaparecidos, pero las ONGs creen que puede haber más de 300.000 casos.
09-09-2018 | Fuente: abc.es
La inmigración y la inseguridad dan alas a la extrema derecha sueca
«No sé qué más hace falta para que el Gobierno se dé cuenta de que este país se va a la mierda», declaraba un jubilado a la televisión local de Malmö la semana pasada, después de que un joven de 20 años muriese en un tiroteo en la calle, a plena luz del día, en el suburbio sureño de Hermodsdal. La ciudad portuaria de Malmö, en el sur de Suecia, que reconvirtió sus astilleros en centros de alta tecnología y se conectó a principios de este siglo por puente con Dinamarca, era percibida hasta hace poco como el paradigma de multiculturalidad postmoderna que tan feliz se muestra en el catálogo de Ikea. Pero el partido Demócratas de Suecia (DS) ha logrado hacer de la inseguridad el principal asunto de campaña ante las generales de este domingo, en las que algunas encuestas dan a este partido de extrema derecha incluso el puesto de formación más votada. El paradigma de igualdad y bienestar social ha sido derribado por el discurso de su líder, Jimmie Akesson, que culpa del aumento de la delincuencia en Malmö a su componente demográfico extranjero. Aproximadamente el 31% de la población de esta ciudad ha nacido en un país extranjero, el 11% son suecos de padres extranjeros y en el padrón municipal aparecen registradas 179 nacionalidades. «La gente es tiroteada hasta la muerte en pizzerías. Esta es la nueva Suecia, el nuevo, excitante, dinámico y multicultural paraíso que muchos aquí en la asamblea han creado a lo largo de los últimos años», ha dicho Akesson en sede parlamentaria. Carismático y buen orador, este político de 39 años repite en sus mítines que «un país en el que uno de cada cuatro ciudadanos es extranjero es imposible de gobernar» Según las estadísticas, la tasa de criminalidad en Suecia es relativamente baja. El país nórdico, donde residen 10 millones de personas, registró 106 homicidios el último año, pero la televisión ha informado sobre más de 300 tiroteos, en su mayoría por disputas entre bandas vinculadas a redes de narcotráfico o prostitución, una situación que el pasado mes de enero llevó al primer ministro socialista, Kjell Stefan Löfven, a amenazar con sacar los tanques a la calle. «No sería mi primera opción sacar al Ejército, pero estoy preparado para hacer lo que sea necesario para garantizar la eliminación del crimen organizado», dijo después de que la Oficina nacional para la Prevención del Crimen publicase un significativo aumento del número de suecos que desconfía de la Policía y la acción de la Justicia a la hora de frenar la creciente violencia en el país. Su gobierno ha inyectado 7.100 millones de coronas, más de 720 millones de euros, al presupuesto de la Policía, además de endurecer los castigos para delitos cometidos con armas y una mayor libertad a las fuerzas de seguridad para poder vigilar llamadas y correos electrónicos. Más delincuencia «Es cierto que se ha registrado un aumento de la delincuencia violenta en áreas específicas de Malmö y Estocolmo», reconoce Christian Christensen, profesor de la Universidad de Estocolmo, «pero la realidad no se corresponde con imágenes interesadas como las difundidas por Nigel Farage, que ha dicho textualmente que Malmö es la capital de las violaciones de Europa. Se trata de una faz de la realidad de la inmigración que está viviendo Europa y que es poliédrica, no tan simplista como la tratan de presentar algunos». Christensen señala que ese discurso simplista ha multiplicado su efecto por dos factores: los 160.000 refugiados que llegaron al país en 2015 y el auge que gracias a las redes sociales han alcanzado líderes nacionalista como Daniel Friberg, empresario activo en los 90 en grupos neonazis y autor del libro «El regreso de la verdadera derecha, un manual para la auténtica oposición», además de admirador de Richard Spencer, impulsor del movimiento «alt-right» de Estados Unidos. Friberg alimenta a su vez el auge político de SD, a los que las encuestas pronostican para hoy resultados de hasta el 28,5% de los votos. Vínculos nazis Hasta las elecciones de 2010, SD era solamente una minoría ruidosa sin peso político. Ese año entró en el parlamento sueco con un 5,7%, que multiplicó hasta el 12,9% en los comicios de 2014. Fundado en 1988 con claros vínculos neonazis, se beneficia ahora, además, de la decadencia política de los partidos tradicionales y muy especialmente del Partido Socialista, que obtendrá alrededor de un 23% de los votos y confía en poder formar una coalición con varios partidos de izquierda que superen en conjunto a la derecha por apenas cuatro puntos. El actual líder conservador, Ulf Kristersson, ha adelantado que está dispuesto a pactar con DS si eso posibilita ocupar el gobierno a una alianza de derechas. Jimmi Akesson, el rostro de la «nueva derecha» Con solo 39 años de edad y procedente del partido conservador sueco, el líder de DS se ha distanciado públicamente de los neonazis de la formación, llevando a cabo una política de expulsiones desde 2012, aunque muchos lo consideran maquillaje electoral y limpieza de enemigos internos. Carismático, hiperactivo y buen orador, se ha convertido en el rostro de la «nueva derecha». Nunca terminó sus estudios de CC Políticas en la Universidad de Lund, trabajó como diseñador de páginas web y abandonó el Partido Moderado porque no estaba de acuerdo con el apoyo a la UE. No tiene programa más allá del asunto de la inmigración y no especifica qué hará con el 12% de la población, que es extranjera.
08-09-2018 | Fuente: abc.es
Encuentran 166 cráneos en un «cementerio clandestino» en el estado de Veracruz
Las autoridades mexicanas encontraron ayer 166 cráneos en una «cementerio clandestino» en Veracruz, ubicado al Oeste del país, la segunda fosa más grande descubierta en este estado hasta el día de hoy. El hallazgo se ha producido en el centro del estado, sin embargo, la localización exacta no ha transcendido por motivos de seguridad, explicó el fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler. Winckler -fiscal que ha centrado gran parte de su trabajo en la búsqueda de fosas comunes- señaló que los restos podrían tener algo más de dos años de antigüedad y están esparcidos por un pequeño área de apenas 300 metros cuadrados, una gota de agua en el extenso terreno de 242 kilómetros cuadrados que mide el estado de Veracruz. Hasta el momento, los investigadores han encontrado 200 prendas, unos 114 carnets de identidad y un número indeterminado de artículos personales que podrían ser utilizado para identificar a varias de las 166 que al menos podrían estar enterradas en este improvisado cementerio en que las bandas del crimen organizado suelen emplear para hacer desaparecer cientos de sus víctimas de un solo plumazo. Se trata del segundo cementerio clandestino más grande en Veracruz tras hallar el año pasado un terreno en el que habían sepultados 295 cuerpos. Aquel hallazgo llevó al fiscal Wincler a soltar frente de las cámaras de televisión una desoladora frase que define la terrible inseguridad que sufren los ciudadanos de este estado: «Veracruz es una fosa gigante», dijo entonces. El descubrimiento ha sido posible en gran medida gracias al empleo de radares de alta precisión y drones para analizar el terreno en el que se han encontrado un total de 32 fosas en esos 300 metros cuadrados. Además de emplear la última tecnología, la fiscalía ha logrado dar con el predio debido al testimonio de una persona cuya identidad no ha transcendido por motivos de seguridad. Fue le pasado 8 de agosto cuando las autoridades localizaron el terreno en el que han estado trabajando durante treinta días, pero, por razones de seguridad, no se había informado a diversos colectivos de familiares de desaparecidos hasta el día de hoy, explica la fiscalía de Veracruz en un escueto comunicado el pasado jueves, 6 de septiembre. «En qué parte del mundo se considera un logro encontrar a 166 personas muertas», se preguntó durante una entrevista Lucía de los Ángeles Díaz Henao, fundadora y directora del Colectivo Solecito, una asociación de familiares de personas desaparecidas encontraron la fosa con 295 cuerpos el año pasado. «Para nosotros no es un logro, es un fracaso. Que haya fosas es un fracaso para todas las fiscalías que ha habido en Veracruz», agregó Díaz Henao durante su entrevista con el canal Aristegui Noticias. Asimismo, la activista lamentó la actuación del fiscal Winckler de anunciar la noticia de manera «protagónica y grandilocuente» y no informar primero a las familias que tienen personas desaparecidas. «No es respetuoso de los colectivos», sentenció. Crimen organizado Las bandas del crimen organizado han convertido el estado en una suerte de vertedero en el que llevan varios años arrojando a sus víctimas. Con el importante Puerto de Veracruz en sus costas, diversos carteles del narcotráfico se disputan esta plaza que tiene como gran aliciente lograr cierto nivel de influencia sobre dicha infraestructura, una batalla que libran principalmente células pertenecientes al Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas. El elevado número de cuerpos hallados en fosas comunes en Veracruz, evidencia claramente la tragedia que vive el estado. Tan sólo entre 2014 y 2018 se han encontrado diez «cementerios clandestinos» en los que se han exhumado un total de 570 cuerpos y miles de fragmentos óseos. En algunas de las fosas que han sido halladas durante ese periodo, se han llegado a encontrar hasta 10.000 restos óseos carbonizados, como fue el caso de la fosa encontrada en abril de 2016 en el municipio de Córdoba. Y es que con 1.924 homicidios en 2017, Veracruz fue la quinta entidad federativa en el que más se asesinatos ocurrieron de los 33 estados que hay en México. En total fueron asesinadas un total de 29.168 personas en 2017 ante la Secretaria de Seguridad Pública, lo que convirtió al año pasado en el más sangriento registrado en el país desde que se empezaron a publicar los datos en 1997. La sangrienta cifra deja una media de aproximadamente 79 muertos al día, una media equiparable al número de muertos que ocurren en diversos conflictos armados pero a la que una gran parte de la sociedad mexicana parece haberse acostumbrado ante la ineficiencia de las autoridades. Apenas uno de cada diez delitos que se comenten el país son castigados, es decir, los criminales logran escabullirse de cualquier tipo de pena en el 90% de los delitos. Nadie sabe exactamente el número total de desaparecidos que hay en México. Según con datos oficiales, son más de 25.000, sin embargo, diversas organizaciones civiles estiman que hay más de 300.000 casos, aproximadamente una cifra similar a toda la población de las ciudad de Córdoba o Valladolid. Tal y como afirman las ONGs, es difícil saber el número de desaparecidos porque en muchos casos los familiares no se atreven a denunciar el delito por miedo a sufrir represalias. Las fosas de México La fosa hallada en Veracruz es la última de una larga lista de «cementerios clandestinos» encontrados en México en los últimos años. Entre 2010 y 2017 las organizaciones civiles de búsqueda de desaparecidos y autoridades han conseguido localizar 343 fosas donde el crimen organizado sepultó de manera ilegal cuerpos. Estos descubrimientos han sido constantes desde que México inició la llamada «Guerra contra el narco» durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), un conflicto durante el que han muerto unas 250.000 personas desde su inicio hasta la hecha, según estadísticas oficiales. Este año, por el momento, se han encontrado otras dos grandes fosas: la primera en Durango, donde se estima que hay al menos 230 cuerpos, y una segunda con 193 fallecidos en Tamaulipas, estado fronterizo con Texas, Estados Unidos.
07-09-2018 | Fuente: elpais.com
El exagente ruso Serguéi Skripal trabajó para el CNI
Las autoridades españolas reconocen, según el diario 'The New York Times', que colaboraron con el exespía para combatir el crimen organizado
07-09-2018 | Fuente: abc.es
Skripal trabajó para el CNI, según el New York Times
Sergéi Skripal, el ex espía ruso que fue envenenado en el Reino Unido, trabajó en los últimos años con los servicios secretos de España con el objetivo de combatir el crimen organizado ruso, informa el diario The New York Times. El diario, que basa su información en fuentes de un alto funcionario español y de un escritor especializado en temas de seguridad, agrega que el caso de Skripal tiene similitudes con el de Alexander Litvinenko, que murió en Londres en 2006 después de ser envenenado con un isótopo radioactivo, «polonio 210». Las autoridades españolas, dice el NYT, reconocieron que trabajaron con Litvinenko para combatir el crimen organizado en España. El periódico agrega que Skripal tuvo contactos con el espionaje de la República Checa y de Estonia, según funcionarios europeos, y ahora «parece que también era activo en España». Un jefe policial español retirado dijo al diario que España tenía un problema con el crimen organizado ruso y «no sabíamos cómo operaba». «Skripal y Lutvinenko nos dieron una idea más apropiada de la realidad», según el jefe policial que no identifica. Sergéi Skripal, un coronel del espionaje militar ruso, conocida como la GRU, fue agregado militar de Rusia en Madrid a mediados de los 90. Después de asentarse en el Reino Unido en 2010, Skripal volvió a España en varias ocasiones para reunirse con funcionarios del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), según dijo el escritor español Fernando Rueda al diario. Skripal y su hija Julia fueron envenenados en la ciudad británica de Salisbury, un caso que ha provocado una crisis en las relaciones entre Rusia y el Reino Unido.
04-09-2018 | Fuente: abc.es
La libertad de información recibió ayer un nuevo y duro revés. Dos periodistas birmanos que trabajan para la agencia británica Reuters fueron condenados a siete años de cárcel, acusados de revelar secretos de Estado. Wa Lone y Kyaw Soe Oo, que se encontraban en Birmania para cubrir la crisis de los rohingya, fueron detenidos el pasado mes de diciembre después de que, según ellos mismos han relatado, varios policías les ofrecieran una serie de documentos, algo que ellos han calificado como una «trampa». El juez de distrito Ye Lwin indicó que «los acusados habían vulnerado la ley de Secretos Oficiales de 1923 y por ello deben ser condenados a siete años de cárcel», informa Ep. Organizaciones de todo el mundo -la ONU, la Unión Europea, Human Rights Watch, Reporteros sin Fronteras..- criticaron esta decisión judicial. Críticas a las que se sumó el ministro de Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt: «Encarcelar a periodistas que escriben sobre verdades incómodas es un golpe inconcebible contra la libertad de expresión y, por tanto, contra la libertad de todos», afirmó Hunt, que tratará el tema en su próxima visita oficial a Birmania. Los ataques físicos o verbales contra periodistas, así como la deslegitimación de su trabajo se han convertido desgraciadamente en algo viral, especialmente en países donde los derechos humanos no gozan de todas las garantías, pero no solo en ellos. Según Reporteros sin Fronteras (RSF), en la actualidad hay 162 profesionales encarcelados en todo el mundo, y medio centenar de informadores han sido asesinados mientras realizaban su labor. MÉXICO: 8 periodistas muertos en 2018 Javier Rodríguez Valladares, cámara de la televisión local Canal 10 en Cancún, es uno de ellos. Con 28 años, se ha convertido en el último periodista asesinado este año en México, el país más peligroso para los trabajadores de medios de comunicación en 2017. Rodríguez Valladeres fue tiroteado el 29 de agosto en plena calle de Cancún, la joya turística de México. Su nombre pasa a formar parte, junto con el de otros siete compañeros de profesión, de la lista negra de periodistas asesinados en el país azteca en 2018, todos trabajadores en pequeños medios locales o corresponsales de las principales cabeceras en peligrosos estados como Tamaulipas o Veracruz. Javier Rodríguez Valladares - TWITTER México atraviesa una trágica ola de violencia impulsada por la lucha entre las bandas del crimen organizado. En 2017 fueron asesinados 11 periodistas, lo que le convirtió junto a Siria en el país más peligroso para informadores, según RSF, informa Adrián Espallargas. NICARAGUA: Objetivo de la represión La brutal represión ejercida por Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, para suprimir las protestas en su contra ha salpicado también a los trabajadores de medios de comunicación. El hecho más grave ha sido el asesinato de Ángel Gahona, reportero que murió el 21 de abril tras recibir un disparo en la cabeza mientras retransmitía en directo a través de Facebook un enfrentamiento entre manifestantes y policías antidisturbios. Medios nicaragüenses como «La Prensa» denuncian la represión que están sufriendo, por parte del gobierno, los informadores y medios independientes que quieren contar la verdad de unas protestas que han dejado ya casi 400 muertos. VENEZUELA: Sin papel y en el exilio Los medios venezolanos llevan años sufriendo la censura del Gobierno chavista. La falta de papel ha obligado a muchos a migrar al formato digital, y las amenazas de llevar a la cárcel a los editores ha obligado a muchos a buscar refugio en otros países, como el director de «El Nacional», Miguel Henrique Otero. A él se han sumado recientemente cuatro reporteros de la plataforma de periodismo de investigación Armando.info, que han escrito sobre temas tan sensibles para el gobierno chavista como las cajas CLAP. A pesar de la prohibición judicial de salir del país, los cuatro se encuentran ya en EE.UU., trabajando para otros medios. ESLOVAQUIA: A manos de la mafia Han pasado algo más de seis meses y todavía no ha sido esclarecido el asesianato del periodista Jan Kuciak, de 27 años, y de su novia. Kuciak investigaba los vínculos de la mafia con personas cercanas al entonces primer ministro, Robert Fico, que dimitió como consecuencia de la crisis política que provocó el asesinato de Kuciak. La prensa del país ha denunciado irregularidades en la instrucción del caso. Jan Kuciak, junto a su novia - REPORTEROS SIN FRONTERAS ESTADOS UNIDOS: Criminalizados y silenciados La prensa estadounidense, capaz de descabalgar presidentes en el pasado, está viviendo quizá uno de sus peores momentos tras la llegada al poder de Donald Trump. El actual mandatario además de desvirtuar el trabajo de medios de reconocido prestigio, calificando sus informaciones de «fake news», ha ido más lejos al considerar a la prensa «enemiga del pueblo», lo que ha desencadenado un clima de crispación contra los medios que ha provocado amenazas y ataques contra algunos de ellos. A esto se suma la expulsión de periodistas de las ruedas de prensa de la Casa Blanca por hacer preguntas incómodas, como fue el caso de Kaitlan Collins al abordar el tema de su abogado Cohen, o sobre Putin.
06-08-2018 | Fuente: elpais.com
Tamaulipas: desapariciones en la tierra del silencio
Decenas de personas sin aparentes vínculos con el crimen organizado fueron detenidas en los últimos meses por las Fuerzas Armadas en Nuevo Laredo sin que se haya vuelto a tener noticias de su paradero
05-08-2018 | Fuente: elpais.com
Tamaulipas: desapariciones en la tierra del silencio
Decenas de personas sin aparentes vínculos con el crimen organizado fueron detenidas en los últimos meses por las Fuerzas Armadas en Nuevo Laredo sin que se haya vuelto a tener noticias de su paradero
1
...