Infortelecom

Noticias de creditos

12-11-2018 | Fuente: elpais.com
La CNMC no permitirá que la banca se coordine para subir las hipotecas
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, garantiza "vigilancia y seguimiento" de los precios de los créditos
11-11-2018 | Fuente: elpais.com
Cómo serán las hipotecas después del cambio legal
Desde el lunes los bancos pagarán el impuesto de actos jurídicos documendados, un coste que se prevé repercutirán al precio de los créditos Las subidas serán sin embargo moderadas por la fuerte competencia que mantiene el sector y podrían centrarse en los clientes menos rentables
10-11-2018 | Fuente: elpais.com
Cómo serán las hipotecas después del cambio legal
Desde el lunes los bancos pagarán el impuesto de actos jurídicos documendados, un coste que se prevé repercutirán al precio de los créditos Las subidas serán sin embargo moderadas por la fuerte competencia que mantiene el sector y podrían centrarse en los clientes menos rentables
07-11-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno estudia ajustes en la Ley Hipotecaria para que el banco cargue con más gastos
La reforma de la normativa de los créditos está pendiente y en tramitación, con lo que se podrían hacer cambios
27-10-2018 | Fuente: elpais.com
Si buscas hipoteca, debes saber que la guerra de precios se estanca y serán más caras
Las entidades encarecerán estos productos si deben pagar el impuesto de AJD. La polémica llega en plena oleada de rebajas en los créditos a tipos variables
23-10-2018 | Fuente: elpais.com
Una subida del diferencial del 0,10 puntos supone más de 2.000 euros en intereses para una hipoteca media
Algunos bancos ya han planeado encarecer los créditos a partir del 5 de noviembre para compensar el IAJD Al hipotecado le sale más a cuenta asumir el impuesto que un mayor coste de financiación
23-10-2018 | Fuente: elpais.com
Una subida del diferencial de 0,10 puntos supone más de 2.000 euros en intereses para una hipoteca media
Algunos bancos ya han planeado encarecer los créditos a partir del 5 de noviembre para compensar el IAJD Al hipotecado le sale más a cuenta asumir el impuesto que un mayor coste de financiación
21-10-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. se prepara para el relevo de Nicolás Maduro
El Gobierno de EE.UU. trabaja en un plan de transición en Venezuela ante la certeza de que la crisis humanitaria que vive el país sudamericano puede provocar la caída del régimen, con un número de refugiados que superará al de la guerra en Siria. Varios altos funcionarios, diplomáticos y senadores consultados por este diario han aconsejado al presidente Donald Trump que prepare una propuesta de intervención en el país, ante la posibilidad de que la situación devenga pronto en un golpe militar, una revuelta popular o la propuesta de una coalición armada. Recientes en la memoria norteamericana las experiencias de Afganistán e Irak, el único escenario que no contempla la Casa Blanca es una misión armada unilateral, a pesar de que Trump ha expresado esa posibilidad en varias ocasiones. Sí ha habido consultas en ese sentido entre EE.UU. y aliados suyos e instituciones como la Organización de Estados Americanos, cuyo secretario general, Luis Almagro, dijo recientemente: «Respecto a una intervención militar para deponer al régimen de Maduro, ninguna opción debe descartarse». De producirse, sería a través de una coalición, con un objetivo limitado. Drama de los refugiados Según admitió recientemente el almirante Craig Faller, candidato a liderar el Comando Sur de EE.UU., «los esfuerzos militares de momento han dado cobertura a la diplomacia para garantizar una transición pacífica en Venezuela, pero la situación es desastrosa, y está afectando a toda la región. Nuestro principal foco serán nuestros aliados». Colombia, Perú y Ecuador han acogido a 1,8 millones de los 2,6 millones de venezolanos que han abandonado hasta la fecha el país, ante la carestía de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI estima que a final de año llegará al 1.000.000%. Trump cuenta con apoyo de ambos partidos en el Capitolio, que trabajan en su propio plan de transición. Once senadores republicanos y demócratas han elaborado una ley dedicada a preparar a EE.UU. para un cambio de régimen inminente, con 55 millones en fondos de ayuda y créditos para la reconstrucción de Venezuela. Sus objetivos declarados son «restaurar la ley y la democracia, liberar a los presos políticos, permitir la entrega de ayuda humanitaria y crear las condiciones necesarias para que se celebren unas elecciones libres y democráticas». Según opina uno de los autores de la ley, el senador republicano David Perdue, «muchas cosas deben cambiar, desde el hundimiento de la economía al deterioro del marco legal. Es de vital importancia que EE.UU. se mantenga junto a la ciudadanía de Venezuela frente a esta tiranía». «Hasta que Leopoldo López, Juan Requesens y los otros presos políticos sean liberados, se le devuelvan los poderes a la Asamblea Nacional y se restablezcan los mecanismos legítimos de la democracia, seguiré ejerciendo presión sobre ese régimen corrupto», añade el demócrata Dick Durbin. Una de las medidas principales que ya ha tomado la Administración de Trump es aumentar la presión sobre Cuba. Según un alto funcionario de EE.UU., la Casa Blanca cree que lo único que mantiene a Maduro en el poder es «que la inteligencia cubana le ayuda a tener bajo control a los elementos del Estado que están insatisfechos con él y que podrían tomar la iniciativa para deponerle». Ese representante del Gobierno norteamericano, que explicó estas medidas a un grupo de periodistas bajo condición de anonimato, dijo que 22.000 cubanos se han infiltrado en las instituciones venezolanas. En los próximos días, el Asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, prevé ofrecer detalles sobre esas medidas de presión a Cuba, que pasan por mayores restricciones a los norteamericanos que quieran viajar o hacer negocios en la isla, revirtiendo varias medidas aperturistas de Barack Obama. Un impedimento para Bolton y EE.UU. son sus constantes ataques a la Corte Penal Internacional, ante la que Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú han denunciado los crímenes contra la humanidad de Maduro. Varios senadores han aconsejado a la Casa Blanca que se sume a esas demandas, en lugar de boicotear a la Corte. Una razón de peso para que la Casa Blanca se haya resistido hasta ahora a tomar medidas más enérgicas contra Maduro es que Venezuela fue el año pasado el cuarto país que más petróleo vendió a EE.UU., un 7% del total de sus importaciones. Las ventas a EE.UU. suponen un 80% de las exportaciones totales de crudo de Venezuela, y una fuente primordial de ingresos del régimen. De momento, las sanciones económicas de EE.UU. se han dirigido al régimen y sus representantes, pero el secretario de Estado [ministro de Exteriores], Mike Pompeo, sugirió el mes pasado que Trump está considerando sanciones parciales a la producción de crudo, en concreto a las productoras de petróleo del Ejército y a las aseguradoras que cubren el transporte del crudo. El año pasado, Washington prohibió a bancos de EE.UU. conceder créditos a la petrolera pública venezolana, PDVSA. Desde que llegó al poder, Trump ya ha impuesto cuatro rondas de sanciones al régimen. La última, el mes pasado, afectó entre otros a la mujer de maduro, Cilia Flores, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Varios altos funcionarios de EE.UU. se llegaron a reunir con militares venezolanos que sopesaban un deponer a Maduro, pero finalmente decidieron no apoyar logística o militarmente ningún golpe de Estado, según reveló hace un mes «The New York Times». Dos intentos recientes de derrocar al régimen han fallado: una conspiración militar en mayo y un ataque con drones a Maduro en agosto.
03-10-2018 | Fuente: abc.es
Las cinco claves del discurso de May en el Congreso «Tory»
En un discurso optimista que cerró la conferencia del partido en Birmingham, la primera ministra Theresa May advirtió a sus colegas que si no la respaldaban el Brexit podría complicarse. May les ha prometido a los conservadores que pueden terminar una década de austeridad y despedirse del partido de Jeremy Corbyn si se unen a sus plan de «Chequers». Estos son los cinco puntos claves de su discurso: Unidad del partido No hubo mención alguna a Boris Johnson en el discurso de Theresa May, pero su llamado a la unidad en la parte sobre el Brexit estaba claramente dirigido a él y a sus partidarios más radicales de los «tories». «Hay otra razón por la que tenemos que estar juntos. Estamos entrando en la fase más difícil de las negociaciones», dijo May, dando a entender que cualquier liderazgo u otro desafío político en este momento debilitaría la posición del país. «Si nos mantenemos unidos y mantenemos nuestros nervios, sé que podemos obtener un acuerdo que se cumpla para Gran Bretaña». Hubo una referencia más bien velada a las críticas hechas por Johnson y otro enfoque para la negociación de su plan de «Chequers». «No es de extrañar que hayamos expresado una serie de puntos de vista diferentes esta semana», agregó May. «Pero mi trabajo como primer ministro es hacer lo que creo que es de interés nacional». Corbyn y los laboristas La primer ministro dedicó partes sustanciales de su discurso a atacar al partido laborista de Jeremy Corbyn, una señal de que los conservadores están preocupados por la amenaza que representan tras una conferencia de oposición relativamente exitosa en Liverpool. May trató de magnificar las divisiones dentro del Partido Laborista, diciendo que los herederos de Hugh Gaitskell y Barbara Castle, Denis Healey y John Smith no estaban en el frente. «Sus caras están en las filas de atrás, mientras que otras personas ocupan la primera posición: el equipo de Jeremy Corbyn». En dos ocasiones durante el discurso, May también robó el eslogan de Corbyn «para muchos, no pocos». En su opinión, los conservadores necesitaban «ser un partido no para unos pocos, ni siquiera para muchos, sino para todos los que trabajan arduamente y se rigen por las reglas». Fin de la austeridad Theresa May declaró el fin de las políticas de austeridad del partido conservador, pero de acuerdo con los planes actuales de su Gobierno todavía está lleno de mera retórica. A menos que se produzca un cambio de sentido en el presupuesto a finales de este mes, el Gobierno continuará congelando los beneficios familiares hasta por lo menos 2020, mientras que las restricciones en ciertos tipos de ayudas se mantendrán hasta al menos 2023. La promesa de May le dificulta la vida al canciller, Philip Hammond, quien dijo que continuará con un «enfoque equilibrado» al gasto estatal y los ingresos fiscales, con el objetivo de seguir reduciendo el déficit. El cuidado del cáncer May reveló una serie de medidas para reducir las muertes por cáncer al mejorar dramáticamente el triste historial de detección temprana de Gran Bretaña. El objetivo es aumentar la proporción de personas diagnosticadas tempranamente con la enfermedad del 50% al 75% para el 2028. Eso significaría que para el 2028, 55,000 personas más estarían vivas cinco años después de ser diagnosticadas en comparación con las de hoy. Esto se logrará mediante la reducción de la edad en que se inicia la detección del cáncer de intestino en Inglaterra de 60 a 50 años. El plan se explicará más detalladamente en una nueva estrategia contra el cáncer, que será un elemento clave del próximo plan de 10 años del NHS que explicará cómo gastará su presupuesto adicional de 20 mil millones de libras para 2023. Estos son planes ambiciosos para abordar una de las debilidades persistentes de la atención médica en Gran Bretaña: que las tasas de diagnóstico de cáncer y, por lo tanto, las posibilidades de supervivencia de los pacientes, se encuentran entre las peores entre los países de la OCDE. Crisis de la vivienda La «premier» sabe bien que cualquiera de los partidos con la mejor solución para la crisis de la vivienda podría tener las claves para la próxima elección. Pero el Gobierno ha luchado muy duro para recuperar el mercado de viviendas en quiebra. Las autoridades locales han pedido durante mucho tiempo que se elimine el límite de los créditos en su totalidad, argumentando que los liberaría para construir decenas de miles de viviendas asequibles, ayudando al Gobierno a cumplir su objetivo de 300,000 nuevas viviendas al año. Sin embargo, hasta ahora el Tesoro se mantuvo en contra de varios secretarios del gobierno local, entre los que destaca Sajid Javid, argumentando que la deuda tendría que ir al balance nacional y dificultaría el logro de los objetivos de reducción del déficit. «Resolver la crisis de la vivienda es el mayor desafío de política interna de nuestra generación», dijo May. «No tiene sentido impedir que los consejos desempeñen su parte en su resolución».
01-10-2018 | Fuente: elpais.com
Los ministros del PP tienen más patrimonio y los del PSOE, más deudas
El balance de los cargos ministeriales muestra que, en promedio, los populares tienen más dinero o bienes más caros y los del PSOE, créditos e hipotecas mayores
1
...