Infortelecom

Noticias de corrupcion

08-10-2018 | Fuente: abc.es
China acusa al expresidente de Interpol de haber recibido sobornos
China acusó hoy al expresidente de Interpol Meng Hongwei de haber recibido sobornos, pocas horas después de confirmar su detención por presunta «violación de la legislación estatal» y de que el organismo internacional anunciara su dimisión «con efecto inmediato». El Ministerio chino de Seguridad Pública informó en un comunicado de la acusación contra Meng, cuya familia denunció su desaparición después de que viajara al país asiático el pasado 25 de septiembre. El ministro de Seguridad Pública, Zhao Kezhi, convocó un comité del Partido Comunista para informarle de la acusación contra Meng por «aceptar sobornos» y «violar la ley», ante lo que el comité mostró su «apoyo unánime» a la investigación y a la lucha anticorrupción encabezada por el presidente Xi Jinping. Las autoridades chinas destacaron que la presunta corrupción de Meng ha puesto «en grave peligro» al partido y a la Policía, por lo que ahora se formará un grupo de trabajo para perseguir a aquellos que participaron con Meng a la hora de cometer estos delitos. «Cualquier persona que viole la ley debe ser severamente castigada y severamente castigada», recordó el ministerio, que insistió en que «solo él (Meng) tiene la culpa de estar bajo investigación». China ofreció así más detalles sobre la polémica detención del entonces presidente de Interpol, después de que anoche y tras varios días de silencio, la Comisión Nacional de Supervisión (el órgano anticorrupción chino) informara brevemente de la detención.
08-10-2018 | Fuente: abc.es
El exjefe de Interpol, acusado de corrupción en China
Un emoticono con un cuchillo fue el último y preocupante mensaje que, hace ya dos semanas, recibió en su móvil la esposa del todavía entonces presidente de la Interpol, el chino Meng Hongwei. Desaparecido tras volar de Lyon, sede de este organismo internacional, a Pekín, Meng está siendo investigado por aceptar sobornos, según anunció ayer en un comunicado el Minsterio de Seguridad Pública de China. Tras su silencio inicial, cuando la mujer de Meng denunció que no sabía nada de él y la Interpol pidió explicaciones, el autoritario régimen de Pekín está dosificando la información como si fuera una serie de espías. Tras admitir el domingo que estaba detenido por «grave violación de la legislación estatal», las autoridades chinas lo acusan ahora de corrupción, el motivo más recurrente para las purgas políticas dentro del Partido Comunista. «La investigación a Meng es correcta y oportuna. Los miembros del Partido y altos cuadros deberían ser honestos, mostrar autodisciplina y cumplir la ley», aseguró con el tono propagandístido habitual la declaración oficial, que no olvidó alabar la «determinación del presidente Xi Jinping contra la corrupción». Desde que este tomó el poder entre 2012 y 2013, su campaña anticorrupción ha castigado a más de un millón y medio de cuadros del Partido Comunista, entre los que destacan 35 altos cargos del Comité Central y numerosos rivales políticos que Xi se ha quitado de en medio. Cazado en esta purga, a Meng Hongwei no lo ha salvado ni su cargo internacional ni el escándalo de su detención, que en realidad es un «secuestro de Estado» porque no se sabe dónde está ni tiene acceso a un abogado. En manos de la nueva y todopoderosa Comisión Nacional de Supervisión, que puede detener a los sospechosos de corrupción hasta seis meses sin notificárselo a un juez, ya ha enviado su dimisión a la Interpol? o se la han hecho mandar. Para Meng, que tiene 64 años y cuatro décadas de experiencia policial en China, comienza un calvario por el que han pasado otros altos cargos del régimen chino. Entre ellos destaca su antiguo superior como ministro de Seguridad Pública, Zhou Yongkang, condenado por conspirar contra el presidente Xi Jinping. La captura de Meng, que ha sorprendido a todo el mundo, podría estar relacionada con él. Aunque todavía no se saben los motivos, deben de ser muy graves para que el régimen se haya visto obligado a empañar su imagen deteniendo al hombre que tanto le costó colocar al frente de la Interpol en 2016. En medio de fuertes críticas internacionales por proceder de una dictadura, un periódico del régimen publicó entonces que el nombramiento de Meng serviría para «arrojar luz sobre el sistema judicial chino». Y así ha sido, pero por los motivos menos deseados.
08-10-2018 | Fuente: elpais.com
Juan Urbano contra el árbol genealógico de la corrupción
Benjamín Prado vuelve a echar mano de su alter ego por cuarta vez para su novela ?Los treinta apellidos?
08-10-2018 | Fuente: elpais.com
Rumania da la espalda al referéndum para vetar los matrimonios del mismo sexo
La baja participación, de solo el 20,4%, invalida la consulta y alivia a Bruselas, inquieta por las reformas judiciales y la corrupción del país
08-10-2018 | Fuente: abc.es
Bolsonaro y Haddad disputarán la Presidencia de Brasil en segunda vuelta
Brasil confirmó ayer la condición de gran favorito del ultraderechista Jair Bolsonaro, que lograba el 46,05 por ciento de los votos cuando se habían escrutado el 99,9 por ciento de los sufragios emitidos, por apenas un 29,25 por ciento para su máximo rival, el petista -populista de izquierdas- Fernando Haddad. De confirmarse esta tendencia, conforme apuntaban anoche las proyecciones, ambos disputarán la Presidencia en segunda vuelta el próximo 28 de octubre. Algunos sondeos previos daban al exmilitar Bolsonaro incluso la posibilidad de alzarse con el triunfo ayer en primera vuelta, para lo que necesitaba superar el 50 por ciento de los votos. Los apenas dos puntos que le faltaron para lograrlo muestran que no andaban muy desencaminados. Para vencer en segunda vuelta, Bolsonaro deberá combatir el fuerte rechazo que tiene entre muchos brasileños, por sus altisonantes declaraciones contra mujeres, negros, indios y homosexuales. Haddad, el candidato de la izquierda, deberá por su parte superar no solo a su rival populista de derechas, sino también la gravosa carga de la herencia del Partido de los Trabajadores (PT), marcado por la corrupción y el desastre económico. La fuerte polarización PT y anti-PT prácticamente anuló al resto de los candidatos importantes como el socialdemócrata Geraldo Alckmin, con un 4,76%, y la ambientalista Marina Silva, que se desplomó con un 2%, después de ser la tercera en la elección anterior. El laborista Ciro Gomes intentó un viraje difícil, creciendo un poco en la última fase pero de modo insuficiente para seguir en la carrera. Dilma pierde su escaño Uno de los resultados más llamativos de la jornada de ayer es que la expresidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores, perdió su escaño en el Senado por el estado de Minas Gerais al quedar en cuarta posición con un 15,04% de los votos. Más de 147 millones de brasileños votaron ayer en 27 estados del país para elegir al presidente, gobernadores, 513 diputados, dos tercios de los 81 senadores, y legisladores regionales en 5.570 municipios, en la que es una de las mayores democracias del planeta. Con excepción del voto a senador, que vale por ocho años, la mayoría de los mandatos son de cuatro. Entre las novedades de esta elección estuvo la concentración en el voto femenino, con los candidatos llevando consigo a mujeres como vicepresidente. La fórmula de Haddad, por ejemplo, tiene a la diputada Manuela D?Ávila, una joven del Partido Comunista. Bolsonaro se ha esforzado para superar la antipatía de las mujeres que lideraron una multitudinaria protesta contra él, hace una semana. Noticias falsas Otro hecho significativo fue la prohibición de la financiación de campañas por parte de empresas, uno de los frutos más celebrados de la lucha contra la corrupción, que llevó a la investigación de políticos de todos los partidos y a la prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-11). La falta de grandes sumas de dinero en las campañas anuló los gastos millonarios de televisión, y convirtió este proceso en el primero con una fuerte influencia de las redes sociales para bien y para mal. Bolsonaro, por ejemplo, candidato del minúsculo Partido Social Liberal (PSL) fue el que recibió menos fondos del Estado, estimulando un ejército de militantes a difundirlo en Twitter, Facebook y especialmente WhatsApp con una verdadera máquina de noticias falsas («Fake News») contra todos sus adversarios. Una táctica subterránea que ya usaba desde su última elección parlamentaria. Robots en Twitter Pese a advertir la existencia de una dura campaña de rumores y noticias falsas, el Tribunal Superior Electoral (TSE) no consiguió detener la avalancha de mentiras, usadas también por militantes de otros partidos, dejando la labor a redes de periodistas que se encargaron de verificar las informaciones. Es el caso del grupo de periodistas Comprova (Comprueba), que unió 24 medios brasileños y verificó 160 noticias falsas entre las millares que circularon en la guerra de desinformación. en dos meses de campaña. Un estudio del instituto InternetLab concluyó que un 37,4% de los seguidores de los presidenciables en Twitter son robots, pero el mayor daño de esta epidemia fue en los grupos de WhatsApp. Las autoridades registraron más de 200 delitos electorales en todo el país, la mayoría por propaganda irregular, transporte ilegal de electores y compra de votos. La Policía registró también casos de lesiones corporales por agresiones contra candidatos. Favorito a un escaño de diputado por Río de Janeiro, Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato presidencial, incentivó a sus seguidores a fotografiar y filmar las urnas en que haya problemas, lo que está prohibido por la ley electoral. «Filmen, de preferencia, graben en vivo y digan el estado, zona y sección donde está ocurriendo el problema», publicó Eduardo en su cuenta Twitter. Jair Bolsonaro ya puso en duda varias veces la seguridad de las urnas electrónicas y volvió a repetir este fin de semana que no confía en ellas y que hará un «recuento paralelo».
08-10-2018 | Fuente: elpais.com
Asesinada la directora de una televisión regional de Bulgaria
La víctima, Victoria Marinova, de 30 años, abordó en su último programa un asunto de corrupción en la construcción de carreteras con fondos europeos
07-10-2018 | Fuente: elpais.com
Asesinada la directora de una televisión regional de Bulgaria
La víctima, Victoria Marinova, de 30 años, abordó en su último programa un asunto de corrupción en la construcción de carreteras con fondos europeos
07-10-2018 | Fuente: elpais.com
Rumania vota en referéndum vetar los matrimonios gays en su Constitución
La consulta aumenta la inquietud de Bruselas por la deriva del país, advertido por sus reformas judiciales y la corrupción
07-10-2018 | Fuente: elpais.com
Rumania da la espalda al referéndum para vetar los matrimonios del mismo sexo
La baja participación, de solo el 20,4%, invalida la consulta y alivia a Bruselas, inquieta por las reformas judiciales y la corrupción del país
07-10-2018 | Fuente: abc.es
«El pueblo soy yo»: así fue el descenso a los infiernos de Venezuela por culpa de Hugo Chávez
El cineasta e historiador Carlos Oteyza ha quitado el velo de mentira que se esfuerza por mantener el gobierno venezonalo en torno a la imagen de Hugo Chávez. Pero no lo ha hecho a través de los cauces habituales, sino mediante una nueva cinta que será estrenada por fin en las salas españolas y en la que lleva a cabo una disección de cómo y por qué este controvertido personaje es el responsable del «hoy venezolano». Se trata de «El pueblo soy yo», un documental cuyo subtítulo: «Venezuela en populismo», Formado en París, Oteyza lleva cuarenta años analizando la vida de su país, Venezuela, donde nació, vive y trabaja, tanto con cine de ficción, con cintas como «El Escándalo» (1987), sobre un caso real de corrupción y espionaje dentro de la industria petrolera nacional, como en una serie de documentales de la que hoy presenta su penúltimo capítulo. De hecho, explica el director, habría que empezar a contar la historia en los años 80. «Entonces había tanto dinero que pensamos que saldríamos del tercer mundo y entraríamos en el primero; esos dinerales, que vuelven locos a los futbolistas -pone como ejemplo- también enloquecen a un país porque sus gentes se creen que son ricos. Y solo fue que tuvimos dinero y lo gastamos, no lo invertimos». Así empieza el documental «El pueblo soy yo. Venezuela en populismo», con imágenes reales inéditas de los años de bonanza, para recorrer después los catorce años del gobierno de Chávez hasta los momentos actuales con su sucesor, Nicolás Maduro, una realidad de basura y escasez que ha expulsado, en una diáspora desconocida hasta ahora, a cerca de tres millones de personas. Apoyado en testimonios de intelectuales e investigadores «de posición crítica pero que no vierten en la película», aclara Oteyza, -de Enrique Krauze a Loris Zanatta, pasando por el biógrafo de Chávez Alberto Barrera Tyszka, o la escritora Ana Rosa Torres- Oteyza no quiere «dar soluciones», ni siquiera analizar políticamente su situación actual. «Es un toque de atención, una provocación a una mirada reflexiva que ayude a entender el proceso que nos ha llevado a esta tragedia que vive Venezuela», apunta. Y alerta de que «cualquier democracia que sufra una crisis económica grave puede devenir en populismo»; hoy, afirma tajante, «el populismo está aquí, en Europa, no sólo en América Latina, acechando. Y esto no cambiará hasta que no aceptemos que hay una crisis de las democracias». Las nuevas realidades, explica, impactan en la gente que «empieza a no sentirse representada y así surgen los líderes carismáticos que saben hablar bien en la tele; en Venezuela -resume-, las consecuencias han sido aterradoras». La diáspora, el desabastecimiento, los sueldos de treinta dólares al mes de las clases medias, el inmovilismo político de Nicolás Maduro, la intervención de los medios de comunicación y la desintegración de las instituciones: esas son las consecuencias del populismo. Autor de la trilogía «El reventón. Una historia del petróleo en Venezuela (1883-1999)», documental en tres partes que se remonta al descubrimiento del petróleo en 1883, Oteyza ya hizo cine sobre los gobiernos del dictador Marcos Pérez Jiménez y de las dos presidencias de Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993). Ahora explica en cinco partes las condiciones que permitieron que un golpista saliera de la cárcel para ser presidente de la república; su enamoramiento con el castrismo, cómo se deshizo de las instituciones, o el tremendo desengaño de la gente. Capítulo aparte merece la intervención en este proceso de «algunos españoles que estuvieron en Venezuela cuando el barril del petróleo estaba a 100-110 dólares. Eso duró algunos años, pero esos asesores se volvieron para España sin pensar que esos precios del petróleo no durarían siempre, y todo se vino abajo», explica Oteyza. «Cuando uno ve el país hoy, ve que aquello fue espuma, una burbuja que se escapó; era un momento ideal para dar discursos bonitos. Aquellos españoles pensaron que estaban modelando una nueva forma de gobernar en el siglo XXI», dice en referencia a algunos dirigentes de Podemos, entre ellos, Juan Carlos Monedero, al que no nombra. «Pero el precio del petróleo bajó, las empresas tomadas dejaron de producir y se volteó la tortilla. Lo que parecía un modelo se convirtió en un dolor. Es importante que en España tengan esto claro", advierte, porque "estos líderes tratan siempre de convencer de que todo el problema se basa en la corrupción y eso es una manera de tomar luego la constitucionalidad», como pasó en Venezuela, dice. El documental se estrena el viernes 11 de octubre en las salas españolas.