Infortelecom

Noticias de correos

18-09-2020 | Fuente: abc.es
Sigue aquí en directo el Foro ABC «España-Uruguay. Mirando al futuro», con el presidente Luis Lacalle Pou
Este lunes 21 de septiembre, a partir de las 20 horas, podrás seguir aquí en directo todo lo que sucede en el Foro ABC «España Uruguay. Mirando el futuro», con la participación principal del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou. El mandatario uruguayo será entrevistado por el director de ABC, Julián Quirós, y también entablará un diálogo con el expresidente Felipe González. Entre otros temas, se tratarán en el Foro las relaciones entre España y Uruguay, las oportunidades de negocio que tienen los inversionistas, las perspectivas de desarrollo, las claves de Lacalle Pou para su buena gestión en la crisis del coronavirus y cómo volver a la senda del crecimiento. En el evento, en el que colabora Correos, además intervendrá Alfonso Budiño, director general de Cointer Concesiones, compañía con proyectos de inversión en Uruguay y planes de desarrollo vinculados a la red de ferrocarriles.
18-09-2020 | Fuente: abc.es
ABC celebra el Foro «España-Uruguay. Mirando al futuro», con el presidente Luis Lacalle Pou
Con la vista puesta en la actualidad y la mirada en el largo plazo, se celebrará este lunes 21 de septiembre el Foro ABC «España Uruguay. Mirando el futuro». Espacio de reflexión y análisis, abierto a la audiencia online (se emitirá en directo en ABC.es), contará con la participación principal del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou. El evento dará comienzo a las 20, hora española, y se realizará en los estudios de la nueva sede de ABC en Madrid, mediante una fórmula mixta, semipresencial y en streaming, en la que también estará presente el ex presidente Felipe González. El Foro ABC España-Uruguay constará de dos bloques. En el primero, el director de ABC, Julián Quirós, entrevistará a Lacalle Pou, un mandatario que, en apenas siete meses, ha concentrado el reconocimiento y respeto de los gobiernos de América y del resto del mundo por su eficacia en la gestión de la crisis desatada por el Covid-19. En un segundo tramo intervendrá Felipe González. El intercambio de impresiones entre un expresidente con la experiencia del español y un joven pero curtido en política desde la cuna, como el uruguayo, enriquece en encuentro único en el que se pondrán de relieve, entre otras cuestiones, el estado de las relaciones bilaterales entre España y Uruguay, las oportunidades de negocio que tienen los inversionistas y las perspectivas de desarrollo en los diferentes sectores. Asimismo, se abordarán los desafíos políticos y económicos previstos por el Gobierno de Uruguay. ¿Cómo volver a la senda del crecimiento?, ¿qué oportunidades ofrece el país sudamericano a las inversiones españolas? o ¿cuáles son las claves para explicar el éxito de Lacalle Pou en el control del coronavirus? son algunas de las inquietudes que, sin duda, se pondrán sobre la mesa el lunes en el Foro ABC. En el evento, en el que colabora Correos, además intervendrá Alfonso Budiño, director general de Cointer Concesiones, compañía con proyectos de inversión en Uruguay y planes de desarrollo vinculados a la red de ferrocarriles.
07-09-2020 | Fuente: abc.es
Unos enmascarados secuestran en plena calle a la opositora bielorrusa María Kolésnikova
María Kolésnikova, una de las principales opositoras bielorrusas y miembro del Consejo de Coordinación creado para abrir una línea de diálogo con el dictador Alexánder Lukashenko, fue esta mañana apresada por unos desconocidos enmascarados y conducida en dirección desconocida. Así lo ha asegurado la publicación Tut.by. Sus colaboradores pensaron en un primer momento que fue arrestada por fuerzas de seguridad en el marco de las detenciones habidas tras la gran manifestación del domingo en demanda de la dimisión de Lukashenko y la convocatoria de unas nuevas elecciones. Sin embargo, en el Ministerio del Interior, en el Comité de Instrucción y en otros órganos policiales y judiciales aseguraron no saber nada de Kolésnikova. La opositora acudió hoy a una oficina de correos de Minsk cuando unos cuantos hombres de paisano y con el rostro cubierto la abordaron bruscamente y la introdujeron en el interior de un microbús. Del empujón, su teléfono móvil cayó al suelo y uno de los desconocidos lo cogió antes de subir también al vehículo para abandonar el lugar. Una chica fue testigo de la escena y relató los detalles a Tut.by. El paradero de la dirigente opositora se desconoce y las llamadas a su móvil no recibieron respuesta al principio. Luego el teléfono fue desconectado. La líder opositora y candidata en las elecciones que dieron la victoria de forma fraudulenta a Lukashenko, el pasado 9 de agosto, Svetlana Tijanóvskaya, también cayó en manos de agentes desconocidos que la deportaron del país con destino a Lituania, en donde se encuentra actualmente. También fue expulsada de Bielorrusia la semana pasada, Olga Kovalkova, la tercera mujer de la oposición unificada que encabezaron la campaña contra el presidente del país. María Kolésnikova (a la derecha), junto a Veronika Tsepkalo y Svetlana Tijanóvskaya, durante una rueda de prensa el pasado julio - Efe Ella misma informó el sábado desde Varsovia haber sido conducida hasta la frontera por los servicios de seguridad tras abandonar la cárcel, en donde pasó 10 días confinada después de un fallo judicial motivado por su participación en un piquete informativo en una fábrica de Minsk. Unas 600 personas fueron detenidas en la concentración del domingo en la capital bielorrusa, que reunió a unos 150.000 manifestantes. Acoso contra el Consejo de Coordinación Los dos primeros arrestos dentro del Consejo Coordinador fueron los de Kovalkova y el de Serguéi Dilevski. Ambos fueron condenados el pasado 25 de agosto a 10 días de prisión menor. Después fue detenida Lilia Vlásova tras llevarse a cabo un registro en su domicilio. Era ya la tercera persona detenida entre los miembros del Consejo de Coordinación y hoy le ha tocado el turno a Kolésnikova, aunque se desconoce todavía qué estructura ha llevado a cabo el apresamiento y con qué acusación . Contra el Comité de Instrucción se ha abierto una causa penal después de que Lukashenko lo calificara de «ilegal». Otros miembros del órgano opositor, como la propia Kolésnikova, la Premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich, María Kolésnikova y el exministro de Cultura y antiguo embajador Pável Latushko, han tenido que pasar por el Comité de Instrucción para ser interrogados.
30-08-2020 | Fuente: elmundo.es
El CNI investiga un ataque a teléfonos móviles de altos cargos tras detectar el 'hackeo' del teléfono del ministro de Justicia
Otros ministros recibieron también correos maliciosos que buscaban acceder al contenido completo de sus comunicaciones 
30-08-2020 | Fuente: abc.es
El GRU, el brazo secreto de la «guerra híbrida» que lleva a cabo Moscú
El sabotaje ha sido siempre uno de los principales cometidos de cualquier servicio de inteligencia, además de otras tareas como el acopio de información o la eliminación física de elementos indeseables, bien por su peligrosidad, por constituir un obstáculo relevante o por simple venganza. Rusia, como cualquier otra gran potencia, tiene una abultada experiencia en la creación de este tipo de estructuras. La Rusia zarista tuvo sus espías y agentes de la inteligencia militar, la temible Ojrana, pero fue con la aparición de la Unión Soviética cuando los servicios secretos adquirieron la configuración que el Estado requirió durante las dos conflagraciones mundiales del siglo XX y la Guerra Fría. Félix Dzerzhinski fundó en diciembre de 1917, poco después de la Revolución Bolchevique, la VChK (Comisión Extraordinaria de toda Rusia), la tristemente famosa Cheká o Checa, como se la conoció en España. Este órgano fue el ancestro del NKVD estalinista (Comité Popular de Interior) y del KGB (Comité de Seguridad del Estado), que surgió en 1954. Eran más bien policías que actuaban en el ámbito de la represión política, en la lucha contra el desviacionismo y la disidencia, aunque realizaban también misiones de inteligencia. Pero lo que fue una organización genuinamente creada para la lucha en el terreno militar, en operaciones de reconocimiento, contraespionaje y sabotaje, fue el GRU (Mando Central de Inteligencia), aparecido en 1918 en el seno del Ejército Rojo. Hoy día sigue llamándose GRU aunque su nombre oficial desde 2010 es Dirección General del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia. Misión en Crimea Su existencia había pasado casi desapercibida, al menos para el gran público, durante mucho tiempo. Y eso que el GRU jugó un papel fundamental en la última guerra chechena, la que coincidió con la llegada al poder de Vladímir Putin, que fue agente del KGB. En Georgia, en agosto de 2008, el GRU también desplegó sus efectivos y, sobre todo, en 2014 en Crimea, que terminó siendo anexionada. En la región de Donbass, en el este de Ucrania, en donde Moscú sigue apoyando el levantamiento armado de los separatistas contra el Gobierno de Kiev, el GRU organizó todo el operativo de envío de armas, dinero y diseño de la táctica de combate. Precisamente en Ucrania, el GRU se consolidó como el principal instrumento de la guerra híbrida lanzada por Putin. Así figura en las investigaciones llevadas a cabo por diversos servicios secretos occidentales citados por publicaciones como The New York Times y, más ampliamente, por la publicación The Insider y la web independiente Bellingcat, que ha hecho además importantes indagaciones en relación con el derribo del vuelo MH17 en Donbass, el 17 de julio de 2014. Aquella catástrofe acabó con la vida de 298 personas. Todo lo que sucedió en Ucrania en 2014 enconó la relación entre Moscú y Occidente, provocó un aluvión de sanciones y Rusia fue expulsada del G-8, el grupo de países punteros del planeta. Fue a partir de ese momento cuando parece que el GRU intensificó su actividad, pero cometiendo al mismo tiempo errores que han permitido seguir su estela. Similitudes Según las pesquisas llevadas a cabo por The Insider, Bellingcat y la revista alemana Der Spiegel, el GRU estaría detrás del envenenamiento del traficante de armas búlgaro Emilián Guébrev, en 2015, con una sustancia parecida al compuesto químico Novichok, sintetizado en la época soviética para uso militar. Novichok fue, según las autoridades británicas, el veneno que utilizaron en Salisbury, en marzo de 2018, Anatoli Chepiga, Alexánder Mishkin y Denís Serguéyev, oficiales pertenecientes a uno de los grupos operativos del GRU, en el intento de asesinato de Serguéi Skripal. Era éste un antiguo agente del GRU al que Putin consideraba un «traidor». Julia, la hija de Skripal, también resultó gravemente intoxicada. De ahí que sobre el GRU recaigan ahora las sospechas de haber atentado contra Alexéi Navalni, el principal líder opositor ruso y azote del Kremlin por su duras críticas y revelaciones sobre la corrupción reinante en el país. Los médicos de la Clínica Charité de Berlín, en donde está ingresado Navalni, han solicitado los informes sobre lo sucedido con Guébrev, ya que observan similitudes entre ambos envenenamientos. Hillary Clinton y los CDR separatistas Al GRU se le atribuyen también toda una serie de ataques cibernéticos contra la sede del Partido Demócrata de EEUU, entre ellos el pirateo de los correos de la candidata a las elecciones de 2016, Hillary Clinton, contra numerosas empresas mundiales, en 2017, con el virus NotPetya? y contra la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). El antiguo director del GRU, el general Ígor Kórobov, fallecido hace dos años, fue sancionado por Washington por toda la cadena de fechorías. Por su parte, el juez Manuel García Castellón investigó la actividad de la unidad 29155 del GRU, supuestamente vinculada a operaciones llevadas a cabo en Europa, por su presunta implicación en muchas acciones violentas de los CDR convocadas por Tsunami Democràtic en Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1-O de 2017. Se sospecha que lo organizó Serguéyev, uno de los tres agentes del GRU que participaron en el ataque contra Skripal. Los mercenarios del grupo Wagner, el apéndice ilegal de la organización La llamada Compañía Militar Privada (ChVK en sus siglas en ruso) Wagner apareció, según distintas informaciones, en el este separatista de Ucrania, en 2014, a raíz de la anexión de Crimea y en el marco de la «guerra híbrida» desencadenada por el Kremlin contra Kiev. El financiador del proyecto fue el magnate ruso, Evgueni Prigozhin, conocido como «el cocinero de Putin», pero el creador y jefe de la unidad es Dmitri Utkin, antiguo comandante en jefe del destacamento de fuerzas especiales número 700 de una de las brigadas del GRU. Fue condecorado por el presidente Vladímir Putin. Tras su soterrada y destructiva actividad en Ucrania, los Wagner fueron empleados en Siria y ahora también en Libia, Sudan y la República Centroafricana, en donde la oposición al Kremlin les acusa de haber asesinado a tres periodistas rusos en 2018. Estados Unidos denunció también la presencia de estos mercenarios en Venezuela. Algunas publicaciones sitúan el cuartel general de los Wagner en la localidad de Mólkino, situada a unos kilómetros al sur de la ciudad de Krasnodar. Allí está también acuartelada la brigada número 10 de fuerzas especiales del GRU. Pero, según las autoridades rusas, los Wagner prácticamente no existen oficialmente. No están en ninguna parte y, aunque el Gobierno ruso admite y ampara la existencia de compañías privadas de seguridad, el país carece de una legislación que regule la creación y el funcionamiento de fuerzas constituidas por mercenarios.
21-08-2020 | Fuente: abc.es
El director del Servicio Postal de EE.UU. asegura que el voto por correo no sufrirá demoras
A menos de tres meses de unas elecciones presidenciales que se celebrarán en plena pandemia, el director general del servicio postal de Estados Unidos ha tenido que comparecer en el Capitolio para dar garantías de que el voto por correo no sufrirá demoras por unos recortes aplicados de improviso y que se ha comprometido a suspender de forma inmediata. «El Servicio Postal es completamente capaz y se compromete a distribuir el correo electoral de este país de forma segura y a tiempo», dijo Louis DeJoy ante una comisión del Senado que investiga de forma urgente esos recortes en el sistema público de correos. Sobre esos polémicos recortes, DeJoy dijo que «se enteró de ellos al mismo tiempo que todos los demás», negando que los ordenara él. Este verano, el servicio de correos de EE.UU. ha tomado una serie de drásticas medidas como la retirada de buzones y máquinas clasificadoras de cartas y paquetes, y la limitación de horas extras de los empleados. Estos recortes llegan justo después de que Donald Trump se haya quejado varias veces del riesgo de fraude en el voto por correo a pesar de las limitaciones impuestas ante la pandemia. Esos recortes han provocada airadas quejas por parte de usuarios de todo el país cuyas cartas y paquetes, algunos incluso con medicación, se han demorado días y hasta semanas. Es más, el Servicio Postal dijo recientemente por carta a 46 estados y a la capital federal que no puede garantizar plenamente la entrega de todos los votos por correo antes de la fecha de los comicios, el 3 de noviembre, algo que ha acabado desmintiendo DeJoy. Ante las acusaciones de algunos demócratas de que actuó al dictado de Trump para dificultar el voto por correo, el director de correos respondió que no recibió instrucciones de la Casa Blanca. Sí defendió que está trabajado en un plan de reforma integral del Servicio Postal para ahorrar costes y reducir posibles pérdidas, que en todo caso comenzará a aplicar después de las elecciones. Aumento de solicitudes por la pandemia Este año se espera que el voto por correo crezca de forma exponencial dadas las limitaciones impuestas por la pandemia de Covid-19. En 2016, según cifras del gobierno, un 24% de los votos, o 33 millones, se enviaron por correo. No todos los estados permiten votar libremente por correo. Sí que están todos obligados, sin embargo, a facilitar ese método de votación a quienes estén fuera de su residencia o tengan movilidad limitada. DeJoy lleva en el puesto de director de correos desde el 15 de junio. Llegó a él tras apoyar a Trump en las elecciones de 2016 y donar 1,2 millones a su campaña y otros 1,3 millones al Partido Republicano. Este empresario neoyorquino amasó su fortuna con una compañía de transportes que vendió por 615 millones de dólares.
18-08-2020 | Fuente: abc.es
La Cámara cancela sus vacaciones para frenar el «sabotaje» a Correos
El Servicio Nacional de Correos de EE.UU. (USPS, en sus siglas en inglés) se ha colocado en el centro de la batalla electoral a dos meses y medio de la cita con las urnas. Este lunes, un grupo de senadores demócratas enviaron una carta al consejo de administración del conglomerado público para que actúe frente a los ataques al servicio postal, que será clave en unas elecciones marcadas por la pandemia y en la que muchos estados han facilitado y ampliado el voto por correo. La carta la firmaron siete senadores -incluido su líder en la cámara alta, Chuck Schumer, y legisladores de peso como los excandidatos a la presidencia Bernie Sanders y Elizabeth Warren- y exigen al consejo de administración que paralice las recientes decisiones del jefe del servicio, Louie DeJoy, un ejecutivo del sector de la logística y donante de las campañas de Donald Trump. Tanto el director de Correos como los miembros del consejo son elegidos por el presidente. En las últimas semanas, DeJoy ha promovido la reducción de los envíos de correo y ha buscado eliminar las horas extra, lo que ha provocado mayores retrasos en un servicio lastrado por la ineficiencia y sistemas anticuados desde hace décadas. USPS también ha pasado a eliminar máquinas automáticas para la clasificación de correo, que serán clave con la avalancha de papeletas en los días previos a la cita electoral, el 3 de noviembre. Esta última decisión se ha retrasado hasta después de noviembre ante el escándalo que ha provocado. Recorte de financiación Al mismo tiempo, Trump ha redoblado sus ataques contra el voto por correo. Ha repetido las críticas de que supondrán una elección «amañada», aunque los estudios no apoyan que el voto por correo suponga mayor fraude. El presidente considera que esa modalidad le perjudica y ha hecho todo lo posible para que los estados, que han promovido más voto por correo ante el repunte de infecciones de Covid-19 y ante una posible segunda oleada este otoño, no la adoptan. Lo más decisivo, oponerse a una financiación extra de 3.500 millones para procesos electorales en los estados y de 25.000 millones para Correos que los demócratas querían incluir en el nuevo programa de rescate contra la pandemia, cuyas negociaciones fracasaron la semana pasada. Fue entonces cuando Trump reconoció que se oponía a financiar Correos para evitar que haya más voto por correo. «Es crítico que actúen de forma inmediata para hacer frente a los esfuerzos del presidente Trump y de DeJoy para sabotear el servicio postal», aseguraron los senadores en su carta al consejo. Por su parte, la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció que llamaría a una sesión de urgencia de la cámara alta (está de receso este mes) para iniciar una investigación sobre la situación de Correos y llamar a declarar a DeJoy y al presidente del consejo, Robert Duncan. Una demanda presentada este lunes en Nueva York defiende que Trump y DeJoy buscan que Correos no sea capaz de gestionar el voto por correo en las elecciones y exige que se fuerce que reciba financiación suficiente para lograrlo. Trump ha tratado de matizar su postura en las últimas horas y ha asegurado que su intención no es perjudicar el servicio postal, del que dependen también el envío de medicinas para veteranos o de cheques de la Seguridad Social para jubilados, dos de sus electorados clave. Este lunes dijo que Correos está «en decadencia desde hace décadas» y que su objetivo es modernizar y agilizar el servicio. Su jefe de Gabinete, Mark Meadows, aseguró este fin de semana en la cadena CNN que el presidente «no va a interferir en nadie que quiera ejercer su voto de forma legítima, sea en una oficina postal o de otra manera». Louis DeJoy, del anonimato al centro de la batalla Louis DeJoy, de 63 años, ha pasado del casi completo anonimato a estar en el centro de la gran batalla electoral de 2020, la del voto por correo. DeJoy tiene el cargo de «postmaster», el director del Servicio Nacional Postal de EE.UU. (USPS), una de esas empresas nacionales que fueron orgullo patriótico y hoy viven agujeradas por la ineficiencia y los déficit. DeJoy, de familia neoyorquina humilde, montó un imperio logístico desde la empresa de camiones, diminuta y en problemas, que regentaba su padre. Lo vendió en 2014, con cerca de 7.000 empleados, por 615 millones de dólares. Donante republicano desde hace décadas, dio 1,2 millones de dólares a la campaña presidencial de Trump, que le recompensó este verano con la dirección de Correos. Sus decisiones al frente de USPS, en la que busca adelgazar y modernizar una empresa pública obsoleta, le han colocado en la picota política. Justo cuando el servicio postal necesita estar al máximo rendimiento para afrontar una avalancha de voto por correo por la pandemia, DeJoy ha implementado cambios como la reducción de las horas extras. Unos esfuerzos que los demócratas vinculan a la guerra de Trump contra el voto por correo.
16-08-2020 | Fuente: abc.es
Correos, que Trump se niega a financiar, advierte de que no puede garantizar que lleguen los votos
El Servicio Nacional de Correos de EE.UU. (USPS, en sus siglas en inglés) advierte de que no da abasto y de que eso podría tener un impacto devastador en el recuento electoral. En unas cartas enviadas a las autoridades de 46 estados del país -y del distrito de la capital, Washington-, asegura que no puede garantizar que los votos enviados por correo para las elecciones del 3 de noviembre -donde se deciden, entre otras cosas, la reelección de Donald Trump- lleguen a tiempo para ser contabilizados. El servicio postal prevé una avalancha de papeletas en los buzones y oficinas de correos por la pandemia de Covid-19 y por la decisión de multitud de estados de facilitar el voto por correo para no poner en riesgo la salud de los ciudadanos y mantener su derecho al voto. En algunos estados, esperan que el voto por correo se multiplique por diez. Trinchera de la campaña La advertencia de USPS, revelada por «The Washington Post», se produce en un momento en el que el voto por correo se ha convertido en una de las trincheras de la campaña electoral. Trump, que, de momento, va por debajo en las encuestas frente al demócrata Joe Biden, ha repetido hasta la saciedad que el voto por correo es garantía de fraude, aunque no hay evidencias de que sea así. El presidente ha criticado a los estados que han decidido enviar a los ciudadanos las papeletas a sus casas para facilitar el voto y ha defendido que en esas condiciones la elección estará «amañada». La guerra de Trump contra el voto por correo le ha llevado incluso a presionar para que el servicio postal se quede sin financiación dentro del paquete de ayuda contra la pandemia, dentro de unas negociaciones entre demócratas y republicanos que han naufragado y que han dejado, de momento, a treinta millones de estadounidenses sin ayuda adicional por desempleo. En las conversaciones, los demócratas han buscado incluir una partida de 3.500 millones de dólares para gastos electorales en los estados, incluido promover el voto por correo, y otros 25.000 millones para financiar el servicio postal en un momento que, ante las restricciones por el coronavirus, es más necesario que nunca. Los demócratas, aseguró esta semana en una entrevista en el canal Fox Business, «necesitan ese dinero para que funcionen las oficinas de correo y que puedan tramitar esos millones y millones de votos». El presidente, sin tapujos, aseguró que si los demócratas no logran esas dos partidas «eso significa que no podrá haber voto por correo universal». Servicio básico USPS, como es lógico, no solo envía papeletas de elecciones. Millones de estadounidenses dependen de ese servicio para cosas tan críticas como recibir sus medicinas o los choques de la Seguridad Social. Los demócratas retrataron la intención de Trump como una forma de suprimir un acceso al voto que considera que le perjudica, caiga quien caiga. «Todo el mundo depende del USPS. Los mayores para la seguridad social, los veteranos del ejército para sus recetas médicas y los pequeños negocios para tratar de mantener las puertas abiertas», criticó su antecesor en el cargo, Barack Obama, en un mensaje en Twitter. «No pueden ser un daño colateral para una administración más preocupada por suprime el voto que por suprimir el virus». Muchos de los afectados para la falta de financiación del servicio de correos -también la gente que vive en comunidades rurales- son votantes republicanos, y los demócratas lo están utilizando para atacar a candidatos al Senado y a la Cámara de Representantes, más allá de Trump. La propuesta de Trump es una bomba política para sus compañeros de partido. El líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, se posicionó contra el presidente en este asunto, algo raro en un aliado férreo de Trump en el Congreso. «El servicio postal recibirá la financiación que necesita», dijo. Un retraso generalizado en la recepción de votos por correo podría tener un impacto colosal en estas elecciones. Dieciocho estados del país han expandido el acceso a esta modalidad de voto y casi 180 millones de votantes podrán hacerlo por correo. De ellos, 97 millones recibirán su papeleta en casa sin tener que solicitarlo. En las cartas de USPS a los estados, advertían de que las autoridades tendrían que cambiar los plazos de envío -normalmente, una semana antes de la fecha de las elecciones- para asegurarse de que lleguen a tiempo. Es previsible que los demócratas llamen a sus seguidores a votar lo antes posible por correo, para asegurarse de que la papeleta llega a tiempo. Después vendrá la otra guerra, todavía más cruenta, la del recuento del 3 de noviembre, en la que también se espera un retraso histórico, con pocas esperanzas de que se conozca el ganador esa misma noche.
13-08-2020 | Fuente: abc.es
Los familiares de un soldado italiano de la IIGM reciben 80 años después una de sus cartas
El descubrimiento es increíble. Es la historia de una carta escrita en el verano de hace casi 80 años y que ahora llega a su destino. La escribió un soldado italiano en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. La historia tiene un final feliz gracias a la pasión por las antigüedades y documentos históricos por parte de Federico Bertuzzi, 30 años, un empleado en Quinzano d? Oglio, un municipio de 6.300 habitantes de la provincia de Brescia, en la región de Lombardía. Recientemente, vio en una tienda de internet de Bolonia una antigua carta que despertó su curiosidad porque el destinatario era de su pueblo. Esa fue la motivación que llevó a Federico a comprar una carta que era una reliquia del pasado, «con el objetivo de que volviera a las manos de su legítimo propietario». El membrete de la carta le llamó la atención: «Correspondencia-Prisioneros de guerra». Descubrió así con emoción que la carta había sido escrita por Giuseppe Cavalli el 27 de julio 1942, desde un campo de prisioneros en Sudáfrica. Giuseppe, después de una prisión de casi cuatro años, regresó a su pueblo y pudo abrazar a sus seres queridos. Pero nunca llegó esa carta en la que había una parte de su vida. Estaba escrita con buena caligrafía y con entrañable afecto a la familia, con ánimo de evitarles la angustia por su situación: «Queridísimo padre, os doy mis novedades, no tengas ninguna preocupación por mí? mi salud es óptima». Con la ayuda de Facebook Federico Bertuzzi ha contado al «Giornale di Brescia» su emoción al descubrir la carta: «Me encanta ir a los mercadillos en busca de documentos sobre Quinzano en particular. Durante el confinamiento, comencé a comprar artículos en Internet. Sin embargo, cuando vi esta carta, no imaginé el contenido. Pero al leerla me conmovió: se podía sentir el amor de un hijo por su padre. Su primer pensamiento fue tranquilizarlo acerca de su salud. Después de leerla, me puse a encontrar a la familia». Federico escribió un mensaje en Facebook y así logró dar con el paradero de la familia: «Cavalli es un apellido muy común en el municipio. A mi búsqueda respondieron varias personas que reclamaron la paternidad de la carta. Luego cruzamos informaciones, verificamos nombres y fechas y así pudimos encontrar a los legítimos dueños. Lo extraño de esta historia es que la carta lleva el sello de la oficina de correos de Quinzano, lo que indica que ya había llegado a Italia, pero nunca se la había entregado a la familia. Supongo que en ese período de guerra muchos documentos quedaron en los archivos y luego vendidos en locales entre objetos de segunda mano». La emoción de la familia Ahora la carta ya está en manos de un nieto de Domenico Cavalli, al que iba destinada la carta. Se trata de Marcellino, de 74 años, muy ligado a su abuelo Domenico, y sobrino del soldado Giuseppe Cavalli, autor de la carta. Marcellino ha declarado emocionado en una entrevista en televisión: «Se me puso la piel de gallina cuando me la entregaron. Fue una emoción muy fuerte para toda la familia. Me entraron ganas de llorar de alegría. Lo que hizo ese chico, Federico, ha sido increíble». Los hijos de Giuseppe Cavalli no viven en Quinzano d? Oglio. En los próximos días toda la familia Cavalli se reunirá en el pueblo. Celebrarán el descubrimiento de la carta. El precioso original se le entregará a los hijos de Giuseppe Cavalli, quien, hace 78 años, escribió a su padre una emocionante carta desde un campo de prisioneros de Sudáfrica.
02-08-2020 | Fuente: abc.es
Revelan la ejecución de decenas de civiles por fuerzas especiales británicas en Afganistán
La filtración de documentos judiciales han desatado una polémica en Reino Unido que gira en torno a una unidad del SAS (Special Air Service, en sus siglas en inglés), el servicio aéreo especial, un cuerpo de las fuerzas especiales del Ejército británico por llevar a cabo misiones secretas nocturnas que concluyeron con la ejecución de varias decenas de civiles afganos a principios de 2011. Los documentos a los que tuvo acceso «The Sunday Times» forman parte de una investigación que lleva un Alto Tribunal británico por el asesinato de cuatro hombres de una misma familia en Afganistán y que ha provocado que un juez exija una explicación al secretario de defensa del Reino Unido, Ben Wallace. Una serie de correos electrónicos que intercambiaron altos oficiales de las fuerzas especiales del SAS revelan gran preocupación por los asesinatos de 33 personas en once redadas nocturnas, en la misma aldea en Afganistán, durante un período de tres meses en el año 2011. Un sargento mayor del SAS, que participó en las misiones y que no ha sido identificado, describió el episodio como «¡La última masacre!», en un correo electrónico enviado a la mañana siguiente de que los soldados regresaran a la base militar. «He escuchado un par de rumores», respondió en otro correo. Los correos sugieren la implementación de «una política deliberada» entre la unidad del SAS «para comprometerse y matar a hombres en edad de lucha incluso cuando no representan una amenaza». El ministro de la Defensa tendrá que explicar ante el Alto Tribunal por qué el Gobierno británico ha mantenido oculta evidencia que sugiere que los soldados de SAS ejecutaron a civiles durante operaciones secretas. Wallace tendrá hasta el otoño para explicar por qué los documentos no fueron revelados previamente en el caso de Saifullah Ghareb Yar, un joven afgano de 20 años, cuya familia fue asesinada presuntamente por soldados de este escuadrón mientras estaban en casa. Disparos en la cabeza El 16 de febrero de 2011, una unidad del SAS habría llegado en un helicóptero a la aldea de Gawahargin, en la provincia sureña de Helmand, en Afganistán buscabando a un joven llamado Saddam, que era sospechoso de ser miembro de una pandilla enemiga que estaba plantando bombas en la carretera. Con miras láser de visión nocturna irrumpieron en la casa de la familia de Saifullah. En seguida, escucharon disparos. El joven afgano corrió a su casa en busca de su padre y lo encontró, junto a su hermano y primos muertos con varios disparos en la cabeza. El tío de Saifullah, que estuvo detenido durante 20 días tras el violento episodio y liberado sin cargos, presentó una denuncia ante la Real Policía Militar (Royal Military Police, en inglés), el cuerpo del ejército británico responsable de vigilar al personal de servicio del Ejército, al considerar que su testimonio era lo suficientemente «grave» como para iniciar una investigación en marzo de 2014. Ahora surguen nuevas pistas que reactivan el caso.
1
...