Infortelecom

Noticias de corea del norte

24-07-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte inicia el desmantelamiento de su mayor base de desarrollo de misiles
El análisis de imágenes por satélite muestra avances en uno de los compromisos que Kim Jong-un adquirió con Trump en la cumbre de Singapur
24-07-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte inicia a desmantelar su mayor base de desarrollo de misiles
El análisis de imágenes por satélite muestra avances en uno de los compromisos que Kim Jong-un adquirió con Trump en Singapur
22-07-2018 | Fuente: abc.es
Sergio Ramírez: «Espero que no se repita la historia de Nicaragua y las armas no se impongan a la sociedad civil»
Tanto la cuenta de Twitter como de Facebook del escritor S ergio Ramírez muestran la misma imagen: una ilustración de dos niños que, colgados de sendos globos, ascienden al cielo. La ilustración, de Otero, es un homenaje a los dos menores que perecieron el pasado 16 de junio en su casa de Managua durante un incendio presuntamente provocado por las fuerzas progubernamentales afines al presidente Daniel Ortega. En aquel incendio, producido en el marco de las protestas contra el gobierno, murieron seis miembros de la misma familia. Tres semanas antes, cuando recogió el premio Cervantes en Alcalá de Henares, Ramírez dedicó sus primeras palabras para recordar a las víctimas de las protestas que habían comenzado apenas cinco días antes en su país, Nicaragua. Se han cumplido ya tres meses de los enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas gubernamentales y el número de muertos se acerca a los 400, mientras que los heridos asciende a casi 2.000. Desde que comenzó el conflicto el escritor nicaragüense se ha convertido en «portavoz» y «cronista» , en medios de comunciación y redes sociales, de esta tragedia. ¿Ese 23 de abril pensó que la situación derivaría en lo que es hoy: una represión armada contra la sociedad civil? Ortega está ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares No, me pareció una explosión de euforia contenida que iba a encontrar algún cauce de diálogo, sobre todo porque la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CNE) ya estaba actuando como mediadora y la sociedad civil se estaba movilizando. Uno tiende, ingenuamente, a pensar en el grado de civilización, y me he encontrado que aquí no hay ninguno. Este asunto ha ido hacia el salvajismo más espantoso que uno tiene en la memoria. El número de muertos, heridos, perseguidos.. se ha multiplicado. Los que protestan están siendo tratados como delicuentes.. Ha habido una gran degradación de la situación. Ayer mismo [durante la celebración del 39 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista] lo que hizo Ortega fue criminalizar a los obispos de la CEN, calificándolos de «golpistas», cuando ellos han sido los mediadores. Los está demonizando y echándoles la culpa, como si fueran los caudillos de una revuelta que quiere derrocarlo. El deterioro ha sido tan grande que si antes pensabamos que Ortega podía ser lo suficientemente razonable, y que aceptaría que su tiempo había terminado y que había que abrirse a una salida negociada, dando la oportunidad de formar un nuevo gobierno, esas esperanzas ya las he perdido. Ahora veo a alguien ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares. No veo salida por medio de un diálogo, sobre todo después de criminalizar a los obispos. Eso es cerrar las puertas al diálogo. Aunque el cardenal Brenes ha afirmado que continuará con la negociación porque lo considera su deber evangélico. Pero va a ser muy difícil. Usted cree incluso que detrás de esta criminalización de los obispos existe una estrategia planeada.. Creo que la intención de Ortega es apartar a los obispos del diálogo y buscar a un mediador más complaciente, que sería el SICA (Sistema de la Integración Centroamericana), que emitieron una resolución tibia hace dos semanas, en la reunión de presidentes en la República Dominicana, llamando al diálogo y pidiendo el cese de la violencia de ambas partes, como si hubiera dos partes armadas, y no las hay. Si fuera así, la situación ha cambiado porque en la votación de la OEA de esta semana, ellos votaron contra Ortega: Guatemala, Honduras, la República Dominicana, Costa Rica, Panamá.. excepto el Salvador, que se abstuvo. La posición internacional de Ortega es muy débil como para exigir que la CEN deje de mediar. Los obispos aquí son muy respetados por todos por el papel ejemplar que están desempeñando. El detonante de las protestas fue la reforma del Instituto de la Seguridad Social, pero realmente ya había un mar de fondo de malestar social contra el gobierno de Ortega.. Hoy ya nadie se acuerda de la reforma de la Seguridad Social, eso ha pasado a ser secundario, pero abrió la compuerta de unas aguas que se desbordaron. Había una cólera contenida por los desmanes del gobierno, los abusos, la corrupción, el autoritarismo, la ausencia de instituciones civiles.. La gente se levantó por la democracia. Usted luchó junto con Ortega contra la dictadura de Somoza, y formó parte de su primer gobierno como vicepresidente, del que luego se desmarcó. ¿Qué ha pasado para que en estas cuatro décadas Ortega haya pasado de libertador a dictador? Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico La revolución no tuvo un líder único, y los verdaderos líderes, a los que la gente respetaba, como Carlos Fonseca, murieron. Tras ellos no había un liderazgo definido. El fenómeno de Ortega se fue formando poco a poco, gracias a maniobras, alianzas, por lo que resultó el dirigente electo para representar al gobierno de la revolución, quizá porque era el menos hábil y el menos carismático. Se buscaba a un líder que no hiciera ola frente a todas las luchas de poder que había. La transformación de Ortega como caudillo único se produce una vez que la revolución pierde el poder en 1990 frente a Violeta Barrios de Chamorro. El Frente Sandinista de entonces desaparece y se producen enfrentamientos internos entre los que queríamos la democracia y los que preferían la línea autoritaria, de la que Ortega se declara líder. Ahí comienza esta deriva que se consolida a través de pactos políticos. Y en 2006 ya empieza a concentrar en sus manos todo el poder, pero no en nombre de una idea o de un proyecto revolucionario, de un poder familiar y personal. Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico.. que es solo un cascaron, por debajo está un gobierno que lo único que busca es la concentración de poder y alianzas contranatura, con grandes empresarios. Algo que se rompe, y por lo que en parte está aislado. También le aisló internacionalmente la victoria en las elecciones de 2016, consideras ilegítimas, en las que no participó la oposición y la abstención fue del 70%. Sí, porque Ortega gana las elecciones como las gana Kim Jong-il en Corea del Norte, con más del 70% del voto, pero a través de unos procesos electorales en los que la gente no va a votar porque sabe que el aparato electoral está controlado por el poder, nadie confía en él. Hubo una enorme abstención. Existen muchos paralelismos entre los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela, que también sufrió cuatro meses de protestas el verano pasado, y sus últimos comicios no han sido reconocidos por la comunidad internacional.. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país Hay similitudes, pero también diferencias. El aparato de poder de Venezuela es muy distinto, y descansa sobre todo en un enorme Ejército parasitario, que dispone de enormes recursos. Por otro lado, descansa en una enorme producción petrolera que aunque está disminuida, siempre funciona. Aquí no existe ni el ejército clientelista que tiene Maduro, ni la producción petrolera. El Ejército nicaragüense se ha mantenido, hasta ahora, al margen de esta situación. La fuerza bruta la ha puesto Ortega en manos de la Policía y de los paramilitares. Por otro lado, Nicaragua tiene una economía muy pequeña, diez veces más pequeña que la de Costa Rica. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país, cuando las reservas netas no alcanzan más que los 2.000 millones de dólares. Estas no son las proporciones de la economía de Venezuela, por mucho que se encuentre en ruinas. De manera, que en ese sentido Ortega es mucho más frágil que Maduro. Se ha hablado de la existencia de reuniones de emisarios de EE.UU. con Ortega en las que se habría pactado un adelanto electoral a 2019, pacto del que al final se habría echado atrás el presidente nicaragüense.. Hay una cosa muy llamativa del discurso de Ortega durante la celebración del 39 aniversario del triundo de la Revolución Sandinista, en el que se dedicó a atacar a los obispos y no dijo nada de EE.UU., de la derrota que sufrió en la OEA, que lo aisla, ni del secretario general Almagro, que una de las reuniones dijo que él había pactado con Ortega el adelanto de las elecciones, y que este se había echado para atrás. Si Ortega ha discutido con la OEA, habría tenido que discutir también con EE.UU. este adelanto. De esto no ha hablado nada. A una militancia enardecida, fanática, que es la que le sigue, no le va a decir que le obligaron a afirmar que le forzaron a pactar unas elecciones anticipadas. En el momento que diga que hay que buscar una salida, adelantar las elecciones, todo ese tinglado se desarma. Ortega ha convencido a los más fánticos no solo de que se queda hasta 2021, sino que se queda para siempre. Uno de los lemas que se coreaba ayer es «Daniel se queda, Daniel se queda..», que es defensivo; muy parecido al de Somoza en 1979: «No te vas, te quedás; no te vas, te quedás». ¿Hay todavía posibilidad de alcanzar una solución pacífica después de tantos muertos? Tiene que haberla. Qué otra salida podría tener el país: ir con Ortega hasta 2021 y que se vuelvana producir unas selecciones fraudulentas, eso es imposible. La gente tiene un límite de resistencia que ya llegó a su fin. Si Ortega se quedó sin el apoyo de la sociedad civil, de los empresarios, de los obispos.. está en una situación de aislamiento. Él finge, falsifica las imágenes en televisión, de tener más respaldo del que realmente tiene, pero la verdad es que tanto políticamente como socialmente está aislado. La gente no va a dejar de resistir, buscará otras formas de presión; y estoy hablando de una resistencia cívica. Lo que menos quisiera es hablar de una guerra civil, porque no le conviene a Nicaragua. Hay que recordar que la guerra para quitar a Somoza costó 20.000 vidas, y la siguiente guerra civil del sandisnismo y contrarrevolucinarios costó otros 20.000 muertos. Era un país de 4 millones de habitants entonces, hoy somos seis. Somos un país pequeñito. Ojalá que la cuota que hemos tenido que pagar de sangre sea esta, y se logre una solución negociada a pesar de la sinrazón de Ortega. Rechazo que una guerra civil sea la solución. Siento que por primera vez tenemos la oportunidad como país de encontrar una salida cívica a una situación de conflicto frente a un gobierno dictatorial, que nos dé instituciones nuevas, firmes, transparentes; y no un nuevo caudillo militar triunfante de una guerra civil que vuelva a repetir la historia que hemos vivido siempre: aquí las armas siempre se han impuesto sobre la sociedad civil. ¿La comunidad internacional está haciendo lo suficiente para ayudar a Nicaragua? Cada vez está haciendo más. Hace un mes había más indiferencia. Lo ha demostrado la votación de la OEA, que apoyó, con 21 votos a favor, la exigencia de un adelanto electoral, mientras solo tres votaron en contra. Esta es una derrota muy fuerte. Si Ortega no cumple la resolución, de impulsar un verdadero proyecto de paz y que retire a los paramilitares, se le aplicaria la Carta Interamericana, que requiere de 24 votos. Ahora, creo que la Unión Europea, a parte de declaraciones de España o Alemania, siento que tiene que hacer mucho más porque tiene mucho prestigio en América Latina. Una declaración unánime señalando lo que está sucediendo en Nicaragua seria de gran importancia.
17-07-2018 | Fuente: elpais.com
?Corea del Norte ha ido más lejos que la Alemania nazi?
D. B. John disecciona en 'Infiltrada' la pesadilla norcoreana y el papel del régimen como organización criminal internacional
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Norte anuncia amnistía para los condenados por crímenes «contra el país»
Corea del Norte anunció hoy que otorgará amnistía a aquellos «condenados por crímenes contra el país y otras personas», con motivo de la celebración este año del 70º aniversario de la fundación del país asiático, que tendrá lugar en septiembre. La amnistía será efectiva a partir del 1 de agosto, anunció por medio de la agencia estatal de noticias KCNA el régimen, cuyos «órganos pertinentes tomarán medidas prácticas para ayudar a las personas liberadas a establecerse en la vida laboral normal». La Asamblea Popular Suprema (parlamento) promulgó un decreto al respecto el 12 de julio, dijo KCNA, sin ofrecer más detalles sobre a cuántas personas atañe la amnistía. «Proteger la vida independiente y creadora de las masas populares y servir al pueblo con entera disposición al materializar cabalmente la idea de dar primacía a las masas populares» son «la demanda esencial del sistema socialista coreano y el invariable principio de las actividades estatales», señaló. Corea del Norte celebrará el 9 de septiembre el aniversario de la fundación del país, una efeméride que en los últimos años ha usado para reivindicar su arsenal nuclear y balístico, y que se espera con gran expectación ante el giro diplomático tras el acercamiento del país con Corea del Sur y Estados Unidos tras sus cumbres.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Eritrea y Etiopía sellan dos décadas de guerra fronteriza
Desde que llegó al poder el pasado abril, el flamante primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, ha liderado el deshielo de las relaciones con la vecina Eritrea, país con el que la histórica Abisinia -la segunda nación más antigua del mundo en adoptar el cristianismo- mantiene 20 años de tensión de posguerra. El presidente eritreo, Isaias Afewerki, llegó a Adís Abeba el sábado para una visita que ha dado lugar a la reapertura de ayer de su embajada en la capital etíope tras la firma del acuerdo de paz el pasado lunes con el que se declaró el fin del «Estado de guerra». «Las palabras no pueden expresar la alegría que sentimos ahora. La historia se está haciendo mientras hablamos», expresó emocionado el presidente eritreo el pasado fin de semana durante un almuerzo ofrecido por el líder etíope. «Ha habido muchas muertes pero hoy somos una sola persona; quien olvide esto no comprende nuestra situación», agregó. Antes, el jefe de gabinete del primer ministro etíope le había dado dedicado un cariñoso tuit: «¡Bienvenido a casa, presidente Isaias!». En las calles, miles de etíopes mostraron su alegría ante el histórico encuentro entre su primer ministro y el líder eritreo para dejar atrás los enfrentamientos que se produjeron entre estos países por las disputas fronterizas. Con la independencia en 1993 de Eritrea por referéndum, Etiopía perdió su salida al mar. Desde entonces, el conflicto entre ambas naciones del Cuerno de África se ha saldado con cerca de 100.000 muertos, especialmente entre los sangrientos 1998 y 2000. Además, el Gobierno etíope ordenó expulsar alrededor de 70.000 etíopes de origen eritreo. Reformas en Etiopía El polvoriento pueblo de Badme representa la disputa fronteriza, cuya soberanía asumió Eritrea en 2002 tras la participación de una comisión internacional de fronteras creada en virtud de un acuerdo de paz entre las dos partes, pero del que Etiopía renegó hasta hace apenas un mes, manteniendo su presencia militar para evitar la renuncia definitiva de este enclave. Sin embargo, el pasado 5 de junio, el primer ministro etíope anunció que estaba dispuesto a poner fin a la presencia etíope en la localidad sin condiciones previas mediante la aplicación del Acuerdo de Argel, firmado en el año 2000 y que delimita la frontera con Eritrea. Como respuesta, Afewerki anunció hace menos de un mes el envío de una delegación oficial a Adís Abeba. La férrea dictadura de Eritrea, considerada como la Corea del Norte africana por su total falta de libertades, ha confirmado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Etiopía, con la reapertura de las embajadas, así como de los vuelos y las telecomunicaciones. Desde la llegada al poder en Etiopía del reformista Ahmed Ali, que ha levantado prohibiciones a varios medios y páginas web, ha liberado a miles de presos políticos y ha puesto fin al estado de emergencia vigente durante más de dos años para sofocar los disturbios y protestas de grupos opositores, Etiopía busca abrirse al resto del mundo tras años de relativo aislamiento. La reconciliación podría cambiar la política y la seguridad en el Cuerno de África, una de las regiones más pobres del mundo y de la que cientos de miles de jóvenes han huido a Europa en los últimos años en busca de seguridad y oportunidades. Según la revista «Foreign Policy», uno de los motivos del deshielo de las relaciones ha sido la amenaza común del Frente de Liberación del Pueblo Tigrayan (TPLF), facción de la coalición gobernante que dominó la política etíope durante más de dos décadas. A principios de este año, el rechazo al TPLF llevó a Etiopía al borde del colapso, ya que grupos étnicos más grandes, liderados por los Oromo y Amhara, bloquearon las carreteras hacia Adis Abeba en protesta contra la gestión del gobierno, que se vio obligado a echar a su primer ministro, liberar a miles de presos políticos y aceptar el nombramiento de Ahmed, un líder oromo, como nuevo jefe de estado. Ante las reformas de su homólogo etíope, el líder eritreo Isaias Afewerki, que combatió junto a las milicias del TPLF contra el régimen comunista de Derg en los años ochenta hasta que la ocupación de la frontera de Eritrea por Etiopía destruyó toda alianza, denunció «el legado tóxico y maligno de TPLF» a los que llamó buitres en su discurso del pasado 20 de junio en el que anunció el envío de una delegación diplomática a Adis Abeba.
15-07-2018 | Fuente: abc.es
Un encuentro histórico con más riesgos que oportunidades para Trump
El mes pasado, en plenas tensiones comerciales, Donald Trump evidenció su distanciamiento de sus socios estratégicos del G-7. Incendió el final de la cumbre en Canadá con su decisión de no firmar el acuerdo final, cuando ya estaba volando a la cita que le importaba: el encuentro histórico en Singapur con el dictador norcoreano Kim Jong-un. La situación esta semana es comparable: después de los roces en la cumbre de la OTAN en Bruselas y en su visita oficial a Reino Unido de la semana pasada, llega hoy a Helsinki para un encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin, tan impredecible como arriesgado. La historicidad de una cumbre con Corea del Norte, algo que ningún presidente estadounidense había intentado en el pasado, era suficiente como para realzar la imagen de Trump, aunque del encuentro no saliera ningún acuerdo y la desnuclearización del régimen comunista esté tan lejos de hacerse realidad como hace un mes. Con Rusia, sin embargo, los desencuentros con EE.UU. son tantos que no es factible cerrar una cumbre con buenas palabras y que se considere un éxito. En realidad, Trump tiene más riesgo de aparentar que hace concesiones a Putin que de extraer compromisos de un tahúr de las intrigas internacionales, fabricado por la KGB de los años previos a la caída del Muro. Ayer, Trump buscaba anticiparse a la sensación en EE.UU. de que volverá de Finlandia con las manos vacías: «No importa lo bien que nos vaya en la cumbre, si me llegan a dar la gran ciudad de Moscú como compensación a todos los pecados cometidos por los rusos, se me criticará que no es suficiente, que también tendría que haber conseguido San Petersburgo», escribió en Twitter. La cumbre viene calentada por una noticia del pasado viernes: la imputación de doce miembros de la inteligencia rusa como parte de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre el supuesto complot entre la campaña de Trump. Los imputados «hackearon» al partido demócrata y a la campaña de su candidata, Hillary Clinton, para influir en las elecciones, según la fiscalía. Negación constantes Desde su llegada a la presidencia, Trump ha negado hasta la saciedad que hubiese complot con Moscú y ha evitado, contra la opinión consistente de la inteligencia estadounidense, reconocer abiertamente que Rusia interfiriera en las elecciones, lo que podría cuestionar la legitimidad de su victoria. Al contrario, ha preferido airear la posición de Moscú al respecto. El verano pasado, tras verse con Putin en la reunión del G-20 en Hamburgo, aseguró que su homólogo le aseguró que no hubo tal interferencia. Lo volvió a hacer a finales del mes pasado, en un mensaje en Twitter en el que insistía en que Rusia aseguraba que no tuvo nada que ver con esos esfuerzos. Pero la imputación de los agentes rusos le ha estallado en la antesala de su encuentro con Putin y no podrá evitar referirse al asunto. El mismo día en que se conoció la imputación, aseguró desde Londres que sacaría el tema con Putin. Pero este fin de semana ya trataba de enturbiar el asunto, con acusaciones en Twitter que el responsable de todo es su antecesor Barack Obama.
13-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump califica de «fake news» sus críticas al plan Brexit de May
Tras el ataque y la humillación a la que había sometido a su anfitriona, Donald Trump reculó. El presidente estadounidense incendió su visita de trabajo a Reino Unido con una entrevista publicada hoy en el tabloide «The Sun» llena de críticas directas a Theresa May. A las pocas horas, echó la culpa de sus palabras a la prensa, al grito de su ya célebre frase utilizada como excusa para casi todo: «Fake news», noticias falsas. En su comparecencia conjunta, Trump alabó hoy a May en varias ocasiones y aseguró que era «toda una profesional» y «una mujer excelente» antes de admitir que le pidió disculpas porque «no se incluyeron muchas cosas buenas que dije sobre ella» en las páginas que dieron la vuelta al mundo en pocas horas. Ambos mandatarios limaron asperezas, por tanto, después de que Trump torpedease esta cumbre bilateral asegurando que la propuesta británica para el Brexit «matará» la posibilidad del futuro acuerdo comercial con su país. Retractándose de esta postura, el mandatario estadounidense señalaba que lo que consiga el Ejecutivo de May en este sentido «le parecerá bien», y que lo importante es que los dos países «puedan comerciar sin cortapisas» tras la salida de Reino Unido de la UE el año que viene. Al ser preguntado sobre qué consejos dio a May y que esta habría rechazado, Trump señaló que solamente le trasladó sus sugerencias, que no quiso revelar. Unas sugerencias que «todavía puede llevar a cabo». Obligados a entenderse Los dos líderes dejaron claro que el desliz de Trump no ha puesto en peligro los fuertes lazos existentes y que, de hecho, la relación entre ambos países «nunca ha sido más fuerte». Para la primera ministra es casi obligatorio firmar un acuerdo beneficioso con Estados Unidos tras el Brexit para así no perder a su principal socio -descontando a la propia UE- una vez se encuentre fuera del club comunitario. Mientras May reiteraba en varias ocasiones que su país se irá de la Unión Europea y que será posible el acuerdo que pedía Trump, este admitía que el Brexit es una empresa «dificil» con el que su homóloga está «haciendo un trabajo fantástico». Tras agradecer a su anfitriona el trato que le ha dispensado en esta visita de trabajo, Trump reconocía también que las relaciones con la «premier» se han fortalecido durante su primera visita al Reino Unido como presidente. Sí se mantuvo en sus trece en lo referente al exministro de Exteriores, Boris Johnson, del que confirmó que «sería un buen primer ministro», para, a renglón seguido, volver a alagar a su homóloga asegurando que «estos días he podido comprobar lo fantástica que es y que la prefiero mucho más como amiga que como enemiga». Trump dejó hasta un comentario que nadie esperaba al afirmar que se había sentido avergonzado por haber dejado «de lado» a los asistentes a la cena de jueves celebrada en la casa donde nació Winston Churchill, ya que en esa ocasión su conversación se centró exclusivamente en la propia Theresa May. Contra la inmigración Durante el almuerzo de trabajo que ambos mantuvieron en la residencia campestre de Chequers antes de la rueda de prensa, varios asuntos estuvieron sobre la mesa además del Brexit y la relación entre ambos países. Trump y May hablaron de Irán, de Corea del Norte e, incluso, de Rusia y su presidente Valdimir Putin, con quien Trump se reunirá el lunes en Helsinki y con el que May mantiene abierta una crisis diplomática por el envenenamiento del exespía Sergei Skripal y de su hija en suelo británico. Además, ambos reiteraron su intención de reforzar aún más la cooperación en materia de defensa y en «controlar la inmigración para detener el terrorismo». Algo sobre lo que Donald Trump ha insistido de forma vehemente en varias ocasiones. El presidente cerró su segundo día en el Reino Unido acudiendo al castillo de Windsor para tomar el té con la reina Isabel II antes de partir hacia Escocia, donde pasará el fin de semana en uno de los campos de golf, el complejo Turnberry, que el presidente posee en esta región donde nació su madre.
13-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump describe un ?gran progreso? con Corea del Norte tras recibir una carta de Kim
El dictador norcoreano confía en que la negociación con Estados Unidos ?llegará a buen puerto?
09-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump acusa a China de intentar torpedear la negociación nuclear con Corea del Norte
El presidente dice confiar en el líder norcoreano y sostiene que Pekín puede estar ejerciendo ?presión negativa? por la guerra comercial con EE UU
...
6
...