Infortelecom

Noticias de corea del norte

28-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump, el conciliador
Lo llaman loco y hasta peligro mundial. Pero al final todos le entiendenEl fanatizado coro de enemigos de Donald Trump en la prensa internacional solo habla del ex abogado del presidente, Michael Cohen, que se va, con sus cintas grabadas al cliente, a traicionarle ante el fiscal Mueller, para intentar que le perdone pecados propios. ¡Cuánta elegancia! Desde hace dos años intentan hincarle el diente al presidente y muerden piedra. Como no le encuentren algo, se van a enterar en las elecciones. Porque a Trump le van bien las cosas. Popularidad en 45%. En votante republicano 88%. Como nadie nunca. Corea del Norte devuelve los cadáveres de 55 soldados ceñidos allí hace 65 años y Trump lo agradece a Kim Jung Un. Sin flojear en las sanciones. Y Pyongyang desmantela ya su mayor base de misiles. La guerra comercial entre Europa y EE.UU., histéricamente anunciada en Europa, no estallará. Porque Jean Claude Juncker, recuperado de su ciática, fue a ver a Trump. Llegaron a un principio de acuerdo. Y quedó claro que Trump es menos enemigo del librecomercio que muchos en la UE. Trump ya había puesto en evidencia a los morosos en la OTAN. Hasta Pedro Sánchez volvió firme y dispuesto a subir el gasto de defensa. Tras perseguir a Trump para una foto como un cazador de autógrafos. Ahora Trump ha dejado en evidencia a los proteccionistas europeos que se escandalizan si les dan una dosis de su propia medicina. Todo lo hace Trump con sus modos de constructor neoyorquino. Lo llaman por ello loco y hasta peligro mundial. Pero al final todos le entienden. Putin quiere ir a Washington. E invita a Trump a Moscú. No parece que a Donald le apetezca recibir a Vladimir antes de las elecciones parciales de otoño. Le hará esperar. Y ayer se anunciaba que la economía norteamericana ha crecido nada menos que un 4,1% en el pasado trimestre. El New York Times se apresura a decir que nada tiene que ver con Donald Trump. Pues vale. Pero el Washington Post del antitrumpista Jeff Bezos publicaba un panegírico de la gestión de Trump en la «guerra comercial» que haría doler los ojos de sus lectores «progresistas».
28-07-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un sigue el deshielo devolviendo a EE.UU. restos de militares muertos en la guerra de Corea
Cuando se cumplen justo 65 años del armisticio que puso fin a la guerra de Corea, el régimen de Kim Jong-un dio ayer un nuevo paso en su deshielo con Estados Unidos devolviéndole los restos de 55 de sus soldados caídos en dicha contienda. Con este gesto cargado de simbolismo, el dictador norcoreano empieza a cumplir uno de los cuatro compromisos alcanzados en la histórica cumbre que celebró con el presidente Trump el mes pasado en Singapur. En pequeñas cajas envueltas en banderas de la ONU, que lideró la coalición internacional contra el régimen estalinista de Pyongyang y sus aliados chinos y rusos, los restos llegaron desde Wonsan en un avión de transporte estadounidense hasta la base de Osan, en Corea del Sur. Allí fueron recibidos por sus compañeros de armas, quienes, ataviados con sus uniformes de gala, los sacaron del avión con ceremonialidad marcial. Tras una primera comprobación de estos huesos por parte de los forenses, el miércoles de la próxima semana se celebrará un acto en su honor y luego serán trasladados al laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante el ADN u otras pruebas. En teoría, estos restos pertenecen a 55 de los 5.300 soldados estadounidenses que jamás volvieron de la Guerra de Corea, librada entre 1950 y 1953. Desaparecidos en combate, cayeron al otro lado de las filas enemigas o perecieron en campos de prisioneros durante el conflicto. Pero, como de la mayoría solo quedan sus huesos, también podrían ser de los 33.000 soldados desaparecidos de la alianza de 21 países que se enfrentó a Corea del Norte. Para determinar sus identidades y dar un poco de consuelo a sus familias después de tanto tiempo, los restos serán analizados con las técnicas más avanzadas en el sofisticado laboratorio antropológico de Hawai por donde han pasado todos los desaparecidos en combate de EE.UU., desde la II Guerra Mundial hasta la de Vietnam. Distensión estancada Frente a la falta de acuerdos concretos sobre la renuncia de Kim Jong-un a sus armas nucleares, esta simbólica repatriación de restos le vuelve a reconciliar con Trump. A pesar del encuentro en Singapur, la distensión con Corea del Norte se había estancado durante las últimas semanas por la falta de pasos concretos hacia su desnuclearización. A finales del mes pasado, la visita a Pyongyang del secretario de Estado, Mike Pompeo, para fijar la agenda del proceso acabó en un rotundo fracaso. Dando buena cuenta de sus distintos puntos de vista, Pompeo se marchó sin ser recibido por Kim Jong-un y la propaganda norcoreana hasta lo acusó de haber ejercido una «presión mafiosa». Una crítica feroz que volvió a despertar serias dudas sobre el compromiso real de Corea del Norte de renunciar a su arsenal atómico, como ya ocurrió con acuerdos anteriores que finalmente se quedaron en papel mojado. A pesar de estas discrepancias, Kim Jong-un ha seguido adelante con su palabra, escogiendo además una fecha tan especial como el 65º aniversario del armisticio para cumplirla. De igual modo, y según ha detectado con imágenes por satélite el portal especializado 38 North, parece que también ha empezado a desmantelar la base de lanzamientos de misiles de Sohae, desde donde ha llevado a cabo algunos de sus ensayos balísticos. Dichos gestos devuelven la esperanza al acercamiento entre Trump y Kim Jong-un escenificado en Singapur, sobre todo tras los últimos informes de la Inteligencia estadounidense alertando de que Corea del Norte no había detenido su programa atómico. A tenor también de imágenes captadas por satélite, el régimen de Kim Jong-un habría mejorado sus instalaciones nucleares de Yongbyon y estaría perfeccionando su enriquecimiento de uranio. Algo imposible de confirmar, como todo en la secreta Corea del Norte. Esto pone en cuestión si la devolución de restos de soldados americanos es un paso más hacia la normalización de las relaciones entre ambos países, o si, por el contrario, es solo un caramelo de seducción para que la administración Trump levante las sanciones que ahogan la economía de Corea del Norte. Sea como fuere, y después de llevar semanas presumiendo de la inexistente devolución de hasta 200 cuerpos de soldados, ahora sí que el presidente Donald Trump tiene los primeros restos a punto de regresar a casa. Herramienta de negociación De momento permanecerán en la base militar de Osan, Corea del Sur, donde el próximo 1 de agosto está prevista una ceremonia por la repatriación a la que acudirá el vicepresidente de Estados Unidos. En un comunicado, Mike Pence agradeció al régimen de Pyongyang y subrayó «el inquebrantable compromiso del presidente [Trump] con los valientes hombres y mujeres que vistieron el uniforme de los Estados Unidos». Más adelante, Pence añadió que «como hijo de un veterano combatiente de la Guerra de Corea, es un gran honor formar parte de este momento histórico». Donald Trump, que en varias ocasiones aseguró haber recibido en campaña peticiones de padres de soldados para que recuperara los restos de sus hijos (serían padres centenarios), agradeció a Kim Jong-un vía Twitter la devolución: «Un gran momento para muchas familias». Rick Downes, director ejecutivo de uno de los grupos que representan a familias de combatientes, señaló a «The Washington Post» que estos soldados «son fichas del póquer» y «todavía están de servicio. La guerra sigue y se les está utilizando como una herramienta de negociación». Y es cierto que, aunque la entrega se produce justo 65 años después de la firma del armisticio, la guerra nunca acabó formalmente con un tratado de paz, y Corea del Norte y Estados Unidos carecen de lazos diplomáticos. Más de 36.000 soldados estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea, y más de 7.700 desaparecieron, incluidos los 5.300 que se considera lo hicieron en el norte de la península. Entre 1996 y 2005, equipos de trabajo de Estados Unidos y Corea del Norte localizaron 229 cuerpos. La última entrega se había producido en 2007, cuando Bill Richardson, antiguo embajador del país ante la ONU, recuperó seis.
27-07-2018 | Fuente: abc.es
Pyongyang ha entregado a EE.UU. restos de soldados muertos en la Guerra de Corea
Corea del Norte entregó a EE.UU. en la mañana de este viernes los restos de 55 soldados estadounidenses muertos durante la Guerra de Corea (1950-1953) en cumplimiento de lo acordado con Kim Jong-un en la Cumbre de Singapur del 12 de junio. La Casa Blanca explicó en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EE.UU. con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea a bordo recogió los restos en Wonsan (Corea del Norte). El Comando de Naciones Unidas para Corea dijo en otro comunicado que la entrega fue de 55 cajas con restos. El avión puso después rumbo a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, donde aterrizó antes del mediodía hora local. En Osan, Estados Unidos celebrará una ceremonia oficial de repatriación el próximo 1 de agosto, dijo la Casa Blanca. En Washington lo ven como «un primer paso» para repatriar más cuerpos, pues se estima que murieron allí unos 5.300 soldados estadounidenses La Casa Blanca dijo que la entrega de hoy «es un primer paso significativo para reiniciar la repatriación de restos» desde Corea del Norte y las operaciones de búsqueda sobre terreno de los 5.300 soldados que se estima murieron allá. «Hoy, Kim Jong-un cumple parte del compromiso que asumió con el presidente (Donald Trump) de devolver a nuestros soldados caídos. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el momento para un cambio positivo», dijo en un comunicado la Casa Blanca. Trump, en su cuenta de Twitter, dio las gracias a Kim Jong-un por la entrega: «Los restos de soldados estadounidenses pronto saldrán de Corea del Norte rumbo a EE.UU. Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias, Kim Jong-un». The Remains of American Servicemen will soon be leaving North Korea and heading to the United States! After so many years, this will be a great moment for so many families. Thank you to Kim Jong Un.? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 27 de julio de 2018El mandatario estadounidense anunció el pasado 20 de junio que Corea del Norte ya había entregado los restos de 200 soldados, aunque esa entrega, y en menor número, no se dio hasta hoy. Miles de desaparecidos Más de 36.000 militares estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea y cerca de 7.700 desaparecieron, de los que 5.300 se cree que lo hicieron al norte del paralelo 38. Equipos conjuntos de Estados Unidos y Corea del Norte recuperaron 229 cuerpos entre 1996 y 2005, pero Washington suspendió el programa de búsqueda por el deterioro de las relaciones entre los dos países. En 2007, Pyongyang entregó otros seis cuerpos. Según medios estadounidenses, durante los próximos cinco días en Osan, forenses realizarán un análisis preliminar de los restos, que después de la ceremonia del 1 de agosto serán trasladados a un laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante pruebas de ADN.
27-07-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte devuelve a EE UU parte de los restos de los soldados que murieron en la Guerra de Corea
La repatriación de los cuerpos fue uno de los acuerdos alcanzados durante la histórica cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un en Singapur
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Estados Unidos asegura que el material producido por Pyonyang podría usarse para bombas
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró este pasado miércoles que Corea del Norte continúa produciendo materiales fisibles que podrían usarse para fabricar misiles nucleares a pesar del diálogo con Washington sobre la desnuclearización de la península coreana. «Sí, es correcto, continúan produciendo materiales fisibles», respondió Pompeo en una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado al ser preguntado por el senador demócrata Ed Markey sobre la posibilidad de que Pionyang esté produciendo esos elementos. El hecho de que Corea del Norte produzca esos materiales no significa que esté desviando material nuclear para fines militares, algo que depende de la pureza de esos materiales fisibles, entre los que se incluye el uranio enriquecido que se usa en las instalaciones atómicas de todo el mundo. En la histórica cumbre del 12 de junio en Singapur, el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmaron una declaración que abre las puertas a la desnuclearización de Corea del Norte a cambio de que Washington conceda garantías para su supervivencia, pero no especifica mecanismos ni plazos concretos para lograr esos objetivos. Según unas fotos tomadas por satélite, Corea del Norte comenzó a desmantelar este pasado martes su base militar de Sohae, en el noroeste del país y donde se fabrican motores para misiles balísticos intercontinentales (ICBM), aquellos que supuestamente tienen capacidad para alcanzar Estados Unidos. El proceso se desarrolla sin observadores internacionales. El escepticismo sobre la desnuclearización de Corea del Norte ha crecido desde que medios estadounidenses informaran a finales de junio, citando fuentes de la inteligencia nacional, que Pionyang había seguido enriqueciendo uranio tras la cumbre, y que estaría tratando de ocultar buena parte de su arsenal y reservas a Washington.
24-07-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Norte cumple con lo pactado y comienza a desmontar una de las bases con misiles
Corea del Norte ha comenzado a desmantelar su base de misiles de Sohae, según muestran fotos tomadas por satélite y publicadas hoy, un gesto importante que puede hacer avanzar el diálogo con Washington sobre desnuclearización. Fue el líder norcoreano, Kim Jong-un, el que prometió al presidente de EE. UU., Donald Trump, desmontar el banco de pruebas para motores de proyectiles de este centro de lanzamiento, desveló en su momento el propio mandatario estadounidense tras la histórica cumbre que ambos mantuvieron el 12 de junio en Singapur. Las imágenes, que fueron tomadas los pasados 20 y 22 de julio y que son divulgadas y analizadas este marte por la web especializada 38north, muestran que las obras para desmontar estructuras clave en la base de Sohae, en la provincia de Pyongang del Norte (noroeste del país, cerca de la frontera con China), arrancaron hará unas dos semanas. Las fotos captadas por satélites comerciales desvelan que el régimen ha comenzado a desmantelar el banco de pruebas para motores de combustible líquido, usado para desarrollar tecnología clave para los cohetes espaciales y misiles balísticos intercontinentales (ICBM) del programa de armamento norcoreano. Las imágenes también muestran que ha empezado a desarmarse el edificio empleado para el ensamblaje de proyectiles previo a su colocación en la plataforma de lanzamiento. Por otro lado, una fuente de la inteligencia surcoreana consultada por la agencia Yonhap ha confirmado a su vez lo que se aprecia en algunas de las fotografías: Que el Ejército norcoreano ha comenzado a desinstalar también una grúa en la zona de lanzamiento. Concluida en torno a 2011, Sohae está considerada la principal base del llamado programa espacial norcoreano y ha sido escenario de tres importantes lanzamientos. Los lanzamientos -realizados en abril y diciembre de 2012 y febrero de 2016- se llevaron a cabo para intentar poner en órbita satélites del programa Kwangmyongsong (estrella brillante), algo que la comunidad internacional consideró una excusa para probar tecnología ICBM y que el Consejo de Seguridad de la ONU acabó sancionando en consecuencia. Reacciones de Corea del Sur Seúl ha querido valorar este marte positivamente el gesto del régimen tras conocerse la noticia. «Seguramente tenga un efecto positivo en el tema de la desnuclearización. Esta señal es mejor que nada y creo que el Norte está avanzado paso a paso hacia el desarme», ha dicho a los periodistas Nam Gwan-pyo, uno de los directores de la Oficina de Seguridad Nacional, que depende del presidente surcoreano, Moon Jae-in. El desmantelamiento de Sohae puede contribuir a acelerar el proceso de diálogo EEUU-Corea del Norte después de que ambas partes acordaran en Singapur mejorar lazos y trabajar para la «total desnuclearización» de la península a cambio de que Washington garantice la supervivencia del régimen. Reacciones de Estados Unidos Sin embargo, la declaración firmada ha sido criticada por no especificar protocolos ni pasos concretos y la última visita a Pionyang del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha venido a subrayar las diferentes prioridades de las partes implicadas y la complejidad de un proceso que prometer ser muy largo. En ese sentido, el régimen ha vuelto a urgir en los últimos días a Seúl y a Washington la firma de un tratado que ponga fin al estado de guerra técnico que pesa sobre la península coreana, a lo que el Departamento de Estado replicó el lunes diciendo que habrá acuerdo de paz «una vez que Corea del Norte se haya desnuclearizado». La noticia del desmantelamiento llega además un día después de que Trump asegurara que está «muy contento» con el desarrollo de las negociaciones con Pionyang en un intento por desmentir informaciones en sentido contrario surgidas en los últimos días. El pasado fin de semana, diversos medios, entre ellos el diario The Washington Post, aseguraron que Trump le ha expresado a su equipo en varias ocasiones su frustración porque aún no se haya concretado nada de lo estipulado en Singapur.
24-07-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte inicia el desmantelamiento de su mayor base de desarrollo de misiles
El análisis de imágenes por satélite muestra avances en uno de los compromisos que Kim Jong-un adquirió con Trump en la cumbre de Singapur
24-07-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte inicia a desmantelar su mayor base de desarrollo de misiles
El análisis de imágenes por satélite muestra avances en uno de los compromisos que Kim Jong-un adquirió con Trump en Singapur
22-07-2018 | Fuente: abc.es
Sergio Ramírez: «Espero que no se repita la historia de Nicaragua y las armas no se impongan a la sociedad civil»
Tanto la cuenta de Twitter como de Facebook del escritor S ergio Ramírez muestran la misma imagen: una ilustración de dos niños que, colgados de sendos globos, ascienden al cielo. La ilustración, de Otero, es un homenaje a los dos menores que perecieron el pasado 16 de junio en su casa de Managua durante un incendio presuntamente provocado por las fuerzas progubernamentales afines al presidente Daniel Ortega. En aquel incendio, producido en el marco de las protestas contra el gobierno, murieron seis miembros de la misma familia. Tres semanas antes, cuando recogió el premio Cervantes en Alcalá de Henares, Ramírez dedicó sus primeras palabras para recordar a las víctimas de las protestas que habían comenzado apenas cinco días antes en su país, Nicaragua. Se han cumplido ya tres meses de los enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas gubernamentales y el número de muertos se acerca a los 400, mientras que los heridos asciende a casi 2.000. Desde que comenzó el conflicto el escritor nicaragüense se ha convertido en «portavoz» y «cronista» , en medios de comunciación y redes sociales, de esta tragedia. ¿Ese 23 de abril pensó que la situación derivaría en lo que es hoy: una represión armada contra la sociedad civil? Ortega está ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares No, me pareció una explosión de euforia contenida que iba a encontrar algún cauce de diálogo, sobre todo porque la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CNE) ya estaba actuando como mediadora y la sociedad civil se estaba movilizando. Uno tiende, ingenuamente, a pensar en el grado de civilización, y me he encontrado que aquí no hay ninguno. Este asunto ha ido hacia el salvajismo más espantoso que uno tiene en la memoria. El número de muertos, heridos, perseguidos.. se ha multiplicado. Los que protestan están siendo tratados como delicuentes.. Ha habido una gran degradación de la situación. Ayer mismo [durante la celebración del 39 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista] lo que hizo Ortega fue criminalizar a los obispos de la CEN, calificándolos de «golpistas», cuando ellos han sido los mediadores. Los está demonizando y echándoles la culpa, como si fueran los caudillos de una revuelta que quiere derrocarlo. El deterioro ha sido tan grande que si antes pensabamos que Ortega podía ser lo suficientemente razonable, y que aceptaría que su tiempo había terminado y que había que abrirse a una salida negociada, dando la oportunidad de formar un nuevo gobierno, esas esperanzas ya las he perdido. Ahora veo a alguien ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares. No veo salida por medio de un diálogo, sobre todo después de criminalizar a los obispos. Eso es cerrar las puertas al diálogo. Aunque el cardenal Brenes ha afirmado que continuará con la negociación porque lo considera su deber evangélico. Pero va a ser muy difícil. Usted cree incluso que detrás de esta criminalización de los obispos existe una estrategia planeada.. Creo que la intención de Ortega es apartar a los obispos del diálogo y buscar a un mediador más complaciente, que sería el SICA (Sistema de la Integración Centroamericana), que emitieron una resolución tibia hace dos semanas, en la reunión de presidentes en la República Dominicana, llamando al diálogo y pidiendo el cese de la violencia de ambas partes, como si hubiera dos partes armadas, y no las hay. Si fuera así, la situación ha cambiado porque en la votación de la OEA de esta semana, ellos votaron contra Ortega: Guatemala, Honduras, la República Dominicana, Costa Rica, Panamá.. excepto el Salvador, que se abstuvo. La posición internacional de Ortega es muy débil como para exigir que la CEN deje de mediar. Los obispos aquí son muy respetados por todos por el papel ejemplar que están desempeñando. El detonante de las protestas fue la reforma del Instituto de la Seguridad Social, pero realmente ya había un mar de fondo de malestar social contra el gobierno de Ortega.. Hoy ya nadie se acuerda de la reforma de la Seguridad Social, eso ha pasado a ser secundario, pero abrió la compuerta de unas aguas que se desbordaron. Había una cólera contenida por los desmanes del gobierno, los abusos, la corrupción, el autoritarismo, la ausencia de instituciones civiles.. La gente se levantó por la democracia. Usted luchó junto con Ortega contra la dictadura de Somoza, y formó parte de su primer gobierno como vicepresidente, del que luego se desmarcó. ¿Qué ha pasado para que en estas cuatro décadas Ortega haya pasado de libertador a dictador? Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico La revolución no tuvo un líder único, y los verdaderos líderes, a los que la gente respetaba, como Carlos Fonseca, murieron. Tras ellos no había un liderazgo definido. El fenómeno de Ortega se fue formando poco a poco, gracias a maniobras, alianzas, por lo que resultó el dirigente electo para representar al gobierno de la revolución, quizá porque era el menos hábil y el menos carismático. Se buscaba a un líder que no hiciera ola frente a todas las luchas de poder que había. La transformación de Ortega como caudillo único se produce una vez que la revolución pierde el poder en 1990 frente a Violeta Barrios de Chamorro. El Frente Sandinista de entonces desaparece y se producen enfrentamientos internos entre los que queríamos la democracia y los que preferían la línea autoritaria, de la que Ortega se declara líder. Ahí comienza esta deriva que se consolida a través de pactos políticos. Y en 2006 ya empieza a concentrar en sus manos todo el poder, pero no en nombre de una idea o de un proyecto revolucionario, de un poder familiar y personal. Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico.. que es solo un cascaron, por debajo está un gobierno que lo único que busca es la concentración de poder y alianzas contranatura, con grandes empresarios. Algo que se rompe, y por lo que en parte está aislado. También le aisló internacionalmente la victoria en las elecciones de 2016, consideras ilegítimas, en las que no participó la oposición y la abstención fue del 70%. Sí, porque Ortega gana las elecciones como las gana Kim Jong-il en Corea del Norte, con más del 70% del voto, pero a través de unos procesos electorales en los que la gente no va a votar porque sabe que el aparato electoral está controlado por el poder, nadie confía en él. Hubo una enorme abstención. Existen muchos paralelismos entre los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela, que también sufrió cuatro meses de protestas el verano pasado, y sus últimos comicios no han sido reconocidos por la comunidad internacional.. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país Hay similitudes, pero también diferencias. El aparato de poder de Venezuela es muy distinto, y descansa sobre todo en un enorme Ejército parasitario, que dispone de enormes recursos. Por otro lado, descansa en una enorme producción petrolera que aunque está disminuida, siempre funciona. Aquí no existe ni el ejército clientelista que tiene Maduro, ni la producción petrolera. El Ejército nicaragüense se ha mantenido, hasta ahora, al margen de esta situación. La fuerza bruta la ha puesto Ortega en manos de la Policía y de los paramilitares. Por otro lado, Nicaragua tiene una economía muy pequeña, diez veces más pequeña que la de Costa Rica. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país, cuando las reservas netas no alcanzan más que los 2.000 millones de dólares. Estas no son las proporciones de la economía de Venezuela, por mucho que se encuentre en ruinas. De manera, que en ese sentido Ortega es mucho más frágil que Maduro. Se ha hablado de la existencia de reuniones de emisarios de EE.UU. con Ortega en las que se habría pactado un adelanto electoral a 2019, pacto del que al final se habría echado atrás el presidente nicaragüense.. Hay una cosa muy llamativa del discurso de Ortega durante la celebración del 39 aniversario del triundo de la Revolución Sandinista, en el que se dedicó a atacar a los obispos y no dijo nada de EE.UU., de la derrota que sufrió en la OEA, que lo aisla, ni del secretario general Almagro, que una de las reuniones dijo que él había pactado con Ortega el adelanto de las elecciones, y que este se había echado para atrás. Si Ortega ha discutido con la OEA, habría tenido que discutir también con EE.UU. este adelanto. De esto no ha hablado nada. A una militancia enardecida, fanática, que es la que le sigue, no le va a decir que le obligaron a afirmar que le forzaron a pactar unas elecciones anticipadas. En el momento que diga que hay que buscar una salida, adelantar las elecciones, todo ese tinglado se desarma. Ortega ha convencido a los más fánticos no solo de que se queda hasta 2021, sino que se queda para siempre. Uno de los lemas que se coreaba ayer es «Daniel se queda, Daniel se queda..», que es defensivo; muy parecido al de Somoza en 1979: «No te vas, te quedás; no te vas, te quedás». ¿Hay todavía posibilidad de alcanzar una solución pacífica después de tantos muertos? Tiene que haberla. Qué otra salida podría tener el país: ir con Ortega hasta 2021 y que se vuelvana producir unas selecciones fraudulentas, eso es imposible. La gente tiene un límite de resistencia que ya llegó a su fin. Si Ortega se quedó sin el apoyo de la sociedad civil, de los empresarios, de los obispos.. está en una situación de aislamiento. Él finge, falsifica las imágenes en televisión, de tener más respaldo del que realmente tiene, pero la verdad es que tanto políticamente como socialmente está aislado. La gente no va a dejar de resistir, buscará otras formas de presión; y estoy hablando de una resistencia cívica. Lo que menos quisiera es hablar de una guerra civil, porque no le conviene a Nicaragua. Hay que recordar que la guerra para quitar a Somoza costó 20.000 vidas, y la siguiente guerra civil del sandisnismo y contrarrevolucinarios costó otros 20.000 muertos. Era un país de 4 millones de habitants entonces, hoy somos seis. Somos un país pequeñito. Ojalá que la cuota que hemos tenido que pagar de sangre sea esta, y se logre una solución negociada a pesar de la sinrazón de Ortega. Rechazo que una guerra civil sea la solución. Siento que por primera vez tenemos la oportunidad como país de encontrar una salida cívica a una situación de conflicto frente a un gobierno dictatorial, que nos dé instituciones nuevas, firmes, transparentes; y no un nuevo caudillo militar triunfante de una guerra civil que vuelva a repetir la historia que hemos vivido siempre: aquí las armas siempre se han impuesto sobre la sociedad civil. ¿La comunidad internacional está haciendo lo suficiente para ayudar a Nicaragua? Cada vez está haciendo más. Hace un mes había más indiferencia. Lo ha demostrado la votación de la OEA, que apoyó, con 21 votos a favor, la exigencia de un adelanto electoral, mientras solo tres votaron en contra. Esta es una derrota muy fuerte. Si Ortega no cumple la resolución, de impulsar un verdadero proyecto de paz y que retire a los paramilitares, se le aplicaria la Carta Interamericana, que requiere de 24 votos. Ahora, creo que la Unión Europea, a parte de declaraciones de España o Alemania, siento que tiene que hacer mucho más porque tiene mucho prestigio en América Latina. Una declaración unánime señalando lo que está sucediendo en Nicaragua seria de gran importancia.
17-07-2018 | Fuente: elpais.com
?Corea del Norte ha ido más lejos que la Alemania nazi?
D. B. John disecciona en 'Infiltrada' la pesadilla norcoreana y el papel del régimen como organización criminal internacional