Infortelecom

Noticias de corea del norte

21-05-2018 | Fuente: elpais.com
Corea del Norte acelera su ?Marina d'Or?, su apuesta para atraer turismo
El complejo, que tiene más de 170 edificios, empezó a levantarse en enero y podría inaugurarse en 2 o 3 meses
20-05-2018 | Fuente: abc.es
Esta semana se ha armado un gran revuelo en Estados Unidos cuando el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, ha dicho que ve en Libia un modelo de desarme nuclear que debe ser aplicado en Corea del Norte. Lo que se ha reducido al titular de este artículo, suprimiendo las palabras «de desarme nuclear». Si a ello unimos el que el conocimiento de la política internacional del común de los norteamericanos es limitado y que ese escaso conocimiento afecta también al presidente Trump, el resultado es que a Bolton le ha caído la del pulpo. El propio Trump le ha dicho que «El modelo libio no es un modelo que tengamos presente en absoluto cuando pensamos en Corea del Norte. En Libia diezmamos el país. No hubo un acuerdo para mantener a Gadafi. El modelo libio mencionado fue un asunto muy diferente». Efectivamente lo fue. Porque el sangriento derrocamiento de Gadafi fue en 2011 y de lo que hablaba John Bolton fue de la desnuclearización de Libia en 2003. En aquella época Muamar al Gadafi había visto el derrocamiento de Sadam Husein y con sabio criterio había puesto sus barbas a remojar. Tenía miedo de que Bush le hiciera seguir los mismos pasos así que, de forma preventiva, decidió declarar un desarme nuclear total y abrir la puerta a que los inspectores norteamericanos lo examinaran sin limitaciones. Hasta el punto de que inspectores norteamericanos sacaron del país elementos relevantes del programa nuclear. Fue una de aquellas victorias de Bush que nadie quiere recordar. Ni siquiera como modelo para aplicar a Kim Jong-un a pesar de lo bien que fue con Gadafi. Las palabras de Bolton han provocado la furia del coreano que ha amenazado con cancelar la cumbre con Trump del 12 de junio porque eso es exactamente lo que él quiere evitar: que se le imponga un desarme nuclear total. Y es en ese sentido en el que el modelo libio es inaceptable para él. Pero lo mejor de esta polémica para el dictador coreano es que la reacción de los medios de comunicación norteamericanos en contra de Bolton ha demostrado que son muchos los periodistas y analistas que demuestran con su forma de enjuiciar los hechos que sienten mayor afinidad con el dictador lanza misiles que con el consejero de Seguridad Nacional de la primera democracia del mundo cuyo principal objetivo sigue siendo el de acabar con las amenazas a Estados Unidos y al Occidente libre. Como decía aquel gran «halcón» de la Administración Reagan, Richard Pipes, fallecido el pasado jueves, la distensión no es forma de derrotar a las dictaduras. No lo fue en el caso de la Unión Soviética que fue al fin vencida cuando se la confrontó con la carrera armamentística. No lo es en la actualidad con los intentos de distensión con los islamistas y no lo será tampoco con Corea del Norte. Pero el mundo está lleno de gentes deseosas de creer en las hadas madrinas. Les deseo que les vaya bonito. Pero no cuenten conmigo.
20-05-2018 | Fuente: abc.es
Pyongyang instala plataforma de observadores para clausura de su base nuclear
Corea del Norte está instalando una plataforma para observadores de cara al desmantelamiento público de su centro de pruebas nucleares, que tiene previsto llevar a cabo la próxima semana, según muestran imágenes de satélite. La web especializada 38North reveló hoy que las fotos tomadas de de la base nuclear de Punggye-ri (noreste del país) muestran que se podría estar construyendo «una plataforma de observación que permita a los periodistas ver de manera segura el derrumbe de las puertas norte y oeste del centro». Los expertos, que señalaron esta semana que el desmantelamiento del centro de pruebas nucleares está «muy avanzado», aseguran ahora que los preparativos parece que continúan de cara a la visita de periodistas extranjeros que serán testigos de la clausura definitiva de la base entre el 23 y el 25 de mayo. Corea del Norte anunció que clausuraría Punggye-ri públicamente (invitando a observadores y prensa internacional), para lo que derrumbará los túneles con explosiones, bloqueará las entradas y eliminará todas los puestos de guardia e instalaciones de observación e investigación. El régimen estalinista ha invitado a periodistas de EE.UU., China, Reino Unido, Rusia y Corea del Sur. El anuncio llegó durante la cumbre intercoreana del pasado 27 de abril, cuando Pyongyang se comprometió a trabajar para la "total desnuclearización" de la península, después de haber afirmado que detendría sus test de armas. El desmantelamiento de su base nuclear se producirá además de cara a la histórica reunión que mantendrán en Singapur el 12 de junio el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump. Pyongyang ha realizado sus seis pruebas nucleares subterráneas en Punggye-ri, incluida la última y más potente, en septiembre de 2017. Pese al compromiso mostrado por Corea del Norte, muchos analistas dudan de sus promesas ante la existencia de precedentes como el de 2008, cuando Pyongyang derrumbó públicamente parte de su planta de reprocesamiento de uranio para seguir desarrollando después su programa nuclear.
18-05-2018 | Fuente: elpais.com
Trump garantiza al líder de Corea del Norte que seguirá en el poder tras la desnuclearización
?Si hay acuerdo, Kim sería muy, muy feliz?, afirma el presidente de EEUU
17-05-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Norte rechaza una desnuclearización «a la Libia» como propone EE.UU.
Tras meses de deshielo con Corea del Norte, surgen los primeros problemas de cara a la cumbre que celebrarán su joven dictador, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 12 de junio en Singapur. A pesar de las expectativas que ha generado esta cita histórica, el régimen comunista de Pyongyang amenaza ahora con cancelarla si la Casa Blanca intenta que renuncie a sus armas nucleares de forma unilateral. «Si EE.UU. está tratando de acorralarnos para forzar nuestra renuncia nuclear unilateral, no estaremos interesados en dicho diálogo y no podemos más que reconsiderar nuestro proceder en la cumbre», advirtió este miércoles el viceministro de Asuntos Exteriores, Kim Kye-gwan, según informa la agencia estatal de noticias KCNA. A su juicio, Washington no puede pretender una «desnuclearización a la Libia». Así lo ha sugerido el consejero de Seguridad Nacional John Bolton, a quien Corea del Norte se la tiene jurada desde que la Administración Bush, de la que formó parte, la incluyera en el «Eje del Mal». Además de tildar de «absolutamente absurda» la comparación con Libia porque Corea del Norte ya tiene su arsenal atómico, Kim Kye-gwan volvió a insistir en que la Casa Blanca debe prometer que no intentará derrocar al régimen de Kim Jong-un. ?Ya hemos declarado nuestra intención sobre la desnuclearización de la Península Coreana y dejado claro en varias ocasiones que la condición es poner fin a la política de hostilidad y a las amenazas atómicas y al chantaje de EE.UU.?, señaló el viceministro. Además, descartó que Pyongyang esté dispuesto a desprenderse de sus armas nucleares a cambio de ayuda económica. «EE.UU. está proclamando que ofrecería compensaciones económicas y beneficios en caso de que abandonáramos nuestras armas atómicas, pero nunca hemos esperado su ayuda en nuestra construcción económica y tampoco haremos ese trato en el futuro», declaró Kim. «Max Thunder» Sus advertencias se producían poco después de que Corea del Norte suspendiera, en el último minuto, la reunión que iba a mantener con el Sur en su frontera del Paralelo 38. Ambas partes iban a empezar a poner en marcha los acuerdos alcanzados el mes pasado en la histórica cumbre entre el joven dictador Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, plasmados en su Declaración de Panmunjom. Pero el régimen comunista de Pyongyang decidió suspender a última hora la reunión por las nuevas maniobras militares entre Corea del Sur y Estados Unidos, que se denominan «Max Thunder» y durarán hasta el día 25. Corea del Norte las considera un simulacro de ataque preventivo porque asegura que incluyen bombarderos nucleares B-52 y un centenar de cazas, entre ellos los «Raptor» invisibles al radar. «Las maniobras contra la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) son un claro desafío a la Declaración de Panmunjom y una deliberada provocación militar a la mejora de la situación en la Península», criticó la agencia estatal KCNA en un comunicado. Pero un portavoz del mando militar de EE.UU. en Corea del Sur negó que en estas maniobras participaran bombarderos B-52, como tampoco los hubo el año pasado, informa Reuters. Esta suspensión enfría el acercamiento de los últimos meses entre ambos países, coronado por la cumbre del 27 de abril entre Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in. Gracias a este deshielo, Pyongyang ha detenido sus ensayos nucleares y de misiles y ha empezado ya a desmantelar el silo subterráneo donde ha llevado a cabo seis pruebas atómicas desde 2006. Así lo muestran imágenes tomadas por satélite y, para probarlo, permitirá que diplomáticos y periodistas de EE.UU. y Corea del Sur inspeccionen la próxima semana el complejo de pruebas nucleares de Punggye-ri. Todo ello, claro, siempre y cuando Kim Jong-un no se eche atrás en el último momento. A pesar de este revés, algunos expertos quitan hierro al asunto y creen que se trata de una mera estrategia de negociación para lograr concesiones.
09-05-2018 | Fuente: abc.es
Mike Pompeo llega a Corea del Norte para preparar la reunión entre Trump y Kim Jong-un
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, llegó este miércoles a Pyongyang para preparar la reunión entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, prevista para los próximos días. «The Washington Post», que acompañó a Pompeo a Pyongyang, informó de la llegada del secretario de Estado a la capital norcoreana. Ante de su aterrizaje, Pompeo reconoció al rotativo capitalino tener «poca certeza» sobre la visita y admitió no estar seguro de con quién se iba a reunir en Pyongyang. Es la segunda visita de Pompeo a Corea del Norte en pocas semanas para preparar la histórica cumbre entre Kim Jong-un y Trump, cuya fecha y lugar aún no han sido revelados. En la anterior, Pompeo fue recibido por el líder norcoreano. Con el anuncio de la visita de Pompeo se dispararon los rumores sobre una posible liberación de tres los estadounidenses presos en Corea del Norte. Se trata de Kim Dong-chul, de 64 años; Kim Sang-duk, de 58, y Kim Hak-song, que ronda los 60, todos nacidos en Corea del Sur y que posteriormente recibieron la nacionalidad estadounidense. Preguntado sobre si Pompeo traerá a los estadounidenses a casa, el presidente, Donald Trump se limitó a decir: «Pronto lo averiguaremos». Pompeo, por su parte, dijo que «sería un gran gesto si ellos eligen hacerlo».
08-05-2018 | Fuente: abc.es
En directo: Rohani: «Debemos ser pacientes para ver cómo reaccionan los otros países»
21.44 El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha comparecido este martes, después del anuncio de Trump, para denunciar que la decisión de su sucesor es «un grave error». 21.35 Rohani ha informado de que he pedido a su ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, que en las próximas semanas negocie con los países europeos, Rusia y China. «Si al final de este periodo llegamos a la decisión de que los otros países pueden darnos lo que Irán quiere, continuaremos con el acuerdo y haremos todo lo posible por la paz en la región», subrayó. En caso contrario, si Irán no logra conseguir sus «objetivos» ni los «beneficios» del pacto, Rohani ha advertido de que tomarán «un camino muy evidente». 21.30 Israel está movilizando reservistas, informa Reuters, después del anuncio de Trump de su retirada del acuerdo nuclear iraní. 21.22 el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha asegurado que los Veintiocho darán una respuesta «unida» a la decisión de Washington y ha avanzado que los líderes europeos abordarán esta cuestión en la cumbre que se celebrará en Sofía, en Bulgaria, la próxima semana. «Las políticas de Donald Trump sobre el acuerdo con Irán y comercio tendrán un enfoque europeo unido. Los líderes de la Unión Europea abordarán las dos cuestiones en la cumbre de Sofía de la próxima semana", ha escrito en la red social Twitter. 21.10 El barril de petróleo Brent para entrega en julio ha cerrado este martes en el mercado de futuros de Londres en 74,85 dólares, un 0,02% menos que al cierre de la sesión anterior. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, ha terminado la jornada en el International Exchange Futures con un retroceso de 0,02 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 74,87 dólares. El precio del petróleo ha descendido después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que EE.UU. se retirará del acuerdo nuclear con Irán de 2015 y volverá a imponer las sanciones levantadas bajo el pacto. 21.07 El acuerdo nuclear con Irán es la culminación de doce años de diplomacia y pertenece a toda la comunidad internacional Está funcionando y cumpliendo su objetivo, que es garantizar que Irán no desarrolla armas nucleares. La Unión Europea está determinada a preservarlo», ha expresado la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini. 21.02 El presidente iraní, Hasan Rohaní, también ha afirmado que Irán «continuará» en el acuerdo nuclear de 2015, tras la retirada de EE.UU., si se garantizan sus intereses y tomará «decisiones» más adelante en caso contrario. «Debemos ser pacientes para ver cómo reaccionan los otros países», ha dicho Rohaní en un discurso aludiendo al resto de firmantes del pacto: Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. El presidente iraní, Hasan Rohaní, denunció hoy que es «inaceptable» que EEUU se retire del acuerdo nuclear de 2015 porque Irán ha cumplido con sus compromisos. «No hemos hecho nada incorrecto y es inaceptable que EE.UU. se retire», ha dicho en un discurso televisado Rohaní, tras la decisión anunciada por su homólogo estadounidense. 20.58 Ampliamos las reacciones de Israel. En unas declaraciones ofrecidas minutos después del anuncio de Trump, Netanyahu ha señalado que el acuerdo era «una receta para el desastre», tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters. «Un desastre para nuestra región, un desastre para la paz en el mundo», ha agregado. Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha descrito a Trump como «líder del mundo libre» y ha sostenido que con su anuncio «ha dicho 'suficiente' a los ayatolás con una voz clara y decisiva». «Irán es una dictadura que apoya y financia el terrorismo y la muerte en todo el mundo. Irán es en sí mismo una entidad terrorista que aspira a hacerse con armas nucleares», ha afirmado. 20.57 Arabia Saudí ha anunciado que apoya la decisión de Trump de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y de volver a imponer sanciones a la República Islámica. No hay que olvidar que ambas potencias compiten por la hegemonía en la región. 20.50 El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha asegurado este martes que tanto su país como Alemania y Reino Unido «lamentan» la decisión de Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear con Irán y ha advertido de que «el régimen de no proliferación nuclear está en peligro». «Trabajaremos de forma colectiva en un marco más amplio que cubra actividad nuclear, el periodo posterior a 2025, la actividad balística y la estabilidad en Oriente Próximo, principalmente en Siria, Yemen e Irán», ha señalado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter. 20.44 Ampliamos información sobre la comparecencia de Trump. El presidente ha asegurado de los archivos presentados recientemente por Israel son «la prueba definitiva» de que Irán mintió cuando dijo que su programa nuclear tenía fines pacíficos. «En el corazón del acuerdo con Irán había una gran ficción: que un régimen asesino solo deseaba un programa de energía nuclear pacífico. Hoy tenemos pruebas definitivas de que esta promesa iraní era una mentira», ha señalado. 20.40 La responsable de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha dicho que espera que el resto de la comunidad internacional continúe aplicando el pacto con Irán después de que Trump anunciase que se retira del acuerdo. Hay que recordar que Alemania, China, Rusia, Reino Unido y Francia son otros de los países signatarios. 20.37 El Ejército de Israel ha reclamado este martes a las autoridades de los Altos del Golán que «preparen y abran los refugios» a causa de lo que ha descrito como una «actividad irregular de Irán en Siria». «El Ejército ha detectado una actividad irregular de Irán en Siria y está preparando a la población civil de los Altos del Golán de forma acorde, así como a los sistemas de defensa», ha dicho Jonathan Conricus, uno de los portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel. La noticia llega justo después de la comparecencia de Trump. 20.36 Ampliamos información sobre la comparecencia de Trump. El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, se dirige en estos momentos a Corea del Norte, como ha anunciado el mandatario, para preparar la que será la primera reunión en la historia entre Washington y Pyongyang. 20.33 Primeras reacciones desde Irán. Según informa Reuters, la televisión estatal iraní ha señalado que la decisión de Trump es «ilegal e ilegítima», y que «mina los acuerdos internacionales». 20.31 El presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, ha afirmado que Trump ha tomado una decisión «valiente y correcta». Comienzan las reacciones al anuncio realizado por el mandatario este martes. 20.24 «Gracias. Que Dios os bendiga». Termina la comparecencia del presidente de los Estados Unidos. Una de las frases más destacadas de esta intervención es que el mandatario ha afirmado que, cuando hace promesas, «las cumplo». 20.23 El presidente añade ahora que Pompeo está viajando a Corea del Norte para fijar la desnuclearización de la península asiática. Precisamente, este martes el mandatario norcoreano se ha encontrado con su homólogo chino. Por último, Trump ha querido enviar un mensaje de compasión hacia el pueblo iraní. «El pueblo iraní tiene una cultura y un pasado del que se tiene que sentir muy orgulloso», añade el magnate, que indica que esta situación no tiene nada que ver con ellos, sino con el «regímen criminal» que les gobierna. 20.21 «Hoy anuncio que Estados Unidos se retira del acuerdo», concluye el presidente. Los rumores de todo el día se confirman: Trump rompe con el pacto nuclear iraní. El mandatario restaura las sanciones económicas a su máximo nivel. 20.20 Trump señala ahora los numerosos esfuerzos que ha hecho durante los últimos meses para tratar de reformar este pacto sin éxito. «No podemos frenar el programa nuclear iraní», prosigue el presidente. 20.18 «Si no rompo este acuerdo, habrá pronto una escalada de países en Oriente Próximo que también querrán tener el arma nuclear», ha explicado el presidente, que justifica así la decisión, abandonar el acuerdo, que parece que está a punto de anunciar. 20.16 Trump califica el acuerdo nuclear de «acuerdo desastroso». También afirma que Irán miente, y que es falso que los iraníes solo estén desarrollando energía nuclear con fines civiles. «Desde el acuerdo nuclear, el presupuesto de Defensa iraní ha aumentado un 40%», ha señalado a continuación. 20.15 El presidente, que ya comparece en la Casa Blanca, critica al regímen iraní por sus «crímenes». Por el momento, hace referencia al pasado acuerdo, alcanzado por Obama en 2015. Los países que lo firmaron son, además de Estados Unidos y la República Islámica, China, Alemania, Reino Unido y Francia. 20.11 Expectación ante el anuncio que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, va a hacer este martes sobre el acuerdo nuclear con Irán. El mandatario ha criticado durante meses el pacto, alcanzado por su predecesor Barack Obama. A lo largo del día de hoy, diversas noticias sobre sus contactos con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, han saltado a los medios. En principio, y a no ser que tenga lugar un giro inesperado de los acontecimientos, el magnate anunciará la decisión de abandonarlo.
08-05-2018 | Fuente: abc.es
Xi Jinping y Kim Jong-un, reunidos por sorpresa antes de la cumbre con Trump
El presidente chino, Xi Jinping, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reunieron por sorpresa en la ciudad china de Dalian, el segundo encuentro entre ambos en menos de dos meses, para abordar los últimos progresos logrados en la región antes de la esperada e histórica cumbre de Kim con Donald Trump. El encuentro tuvo lugar entre ayer lunes y hoy martes en esta ciudad portuaria en el noreste de China y bajo un gran secretismo, como ya ocurrió con la también inesperada visita de Kim a Pekín a finales de marzo, y solo fue divulgado este martes por la prensa oficial china. Uno de los temas centrales de este encuentro ha sido la desnuclearización de la península y las negociaciones que Pyongyang mantiene actualmente con Seúl y Washington al respecto. Xi volvió a mostrar su apoyo a la voluntad de Pyongyang de eliminar las armas nucleares de la península y su predisposición a mantener conversaciones con Estados Unidos para resolver la crisis en la península. «La posición constante y clara de Corea del Norte ha sido la desnuclearización de la Península Coreana», reiteró Kim, aunque recordó que para lograrlo deben acabar las «políticas hostiles» y «las amenazas a la seguridad» de su país. Si esas amenazas cesan, «no hay necesidad para Corea del Norte de ser un Estado nuclear, y la desnuclearización puede realizarse», aseguró el líder norcoreano, citado por la agencia china Xinhua. Kim, que agradeció la mediación de China en los últimos meses, expresó la esperanza de que Pyongyang y Washington avancen «de manera responsable» hacia la solución política de la crisis y la desnuclearización y la paz duradera en la península. También mostró su deseo de que este segundo encuentro con Xi, que se celebra tras la histórica cumbre intercoreana del pasado 27 de abril, en la que se dio un primer paso hacia la reconciliación entre las dos Coreas, ayude a promover la estabilidad y la paz regionales. Al respecto, el líder chino reiteró su disposición a seguir trabajando con todas las partes involucradas y desempeñar un papel activo en el avance hacia la resolución pacífica. Esta segunda reunión Xi-Kim tiene lugar antes de la esperada cumbre del líder norcoreano con el presidente de EE.UU., que se espera para las próximas semanas, aunque todavía no se ha anunciado oficialmente. Trump, por su parte, ya ha anunciado en Twitter que hablará luego por teléfono con Xi para discutir la situación con Corea del Norte, entre otras cuestiones. Las imágenes divulgadas por la televisión estatal china muestran un ambiente distendido y cordial entre Xi y Kim, ya que además de las reuniones formales con sus respectivas delegaciones ambos líderes también aparecen acompañados únicamente por sus intérpretes mientras pasean a la orilla del mar o por un bosque. La prensa oficial también hizo hincapié en que las conversaciones se centraron en las buenas relaciones entre ambos países, tradicionalmente aliados pero que en los últimos años han atravesado tensiones tras la aprobación por Pekín de duras sanciones contra Pyongyang siguiendo las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. De hecho, tras el encuentro, Xi manifestó su disposición a reunirse nuevamente con Kim para realizar esfuerzos conjuntos que permitan impulsar el desarrollo estable de sus relaciones bilaterales. Pese al secretismo de la visita, durante la jornada de hoy varios medios asiáticos informaron de que un alto cargo norcoreano -y apuntaron que podría ser Kim- se encontraba en China, después de que aterrizara en Dalian un avión de la compañía norcoreana Air Koryo en un vuelo no regular. El viaje de Kim a China, el segundo en tan solo cuarenta días, demuestra el buen momento que atraviesan las relaciones entre ambos países y que Pekín está jugando un papel clave en las negociaciones actuales para la desnuclearización de la península. «Ambas partes debemos mantener los intercambios frecuentes, fortalecer la comunicación estratégica, profundizar la comprensión y la confianza mutua y salvaguardar los intereses comunes», dijo Xi tras el encuentro. El pasado jueves, el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, también se reunió en Pyongyang con Kim, quien le insistió en su determinación de eliminar las armas nucleares de la península coreana.
12-03-2018 | Fuente: abc.es
«El fuego y la furia» de Trump contra la ira contenida de Kim Jong-un: lo que sus gestos esconden
La semana pasada, el presidente estadounidense, Donald Trump, aceptó reunirse con su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, en lo que será una cumbre histórica que se celebrará el próximo mes de mayo. El «sí quiero» del ocupante del Despacho Oval dejó estupefactos a sus interlocutores e inundó las páginas de los tabloides internacionales durante días, ya que hace unos meses este encuentro habría sido impensable. Nada más llegar al poder, Trump advirtió de que no sería tan paciente como su antecesor, Barack Obama, con Corea del Norte. Y, desde entonces, la tensión ha ido en aumento: el régimen de Pyongyang no paró de hacer ensayos con misiles y de vanagloriarse de ello a través de vídeos propagandísticos; Washington se remangó la camisa para sacar su músculo bélico y lucirlo ante el resto de potencias militares; y el cruce de amenazas e insultos entre los dirigentes de ambos países se convirtió en una constante. El pasado mes de agosto, el presidente norteamericano aseguró que, si continuaba amenazando a su nación, el Ejecutivo norcoreano se enfrentaría «al fuego y la furia» estadounidenses. Sin embargo, la agresividad de sus palabras contrastaba con «una gestualidad estática, apagada», que nada tiene que ver con la que suele mostrar en sus apariciones públicas, explica el experto en comunicación verbal José Luis Martín Ovejero en su página web. Cuenta además que sus brazos cruzados no dejaban ni tan siquiera que se le vieran las manos y actuaban como barrera; que inclinaba el cuerpo hacia atrás, dejando entrever «poco compromiso con lo que dice»; que su rostro no reflejaba ira a pesar de la dureza del mensaje que lanza; que lía un guion ya preparado «aunque intentase disimularlo». En palabras del experto, «la comunicación no verbal chocaba de manera frontal con el mensaje. El lenguaje estaba cargado de agresividad, sin embargo, su comunicación no verbal era recatada, discreta, contenida. Existía una incoherencia total, lo que podría significar que este discurso, o le fue impuesto por otros o, aunque lo hiciera él, no parecía confiar en lo que estaba diciendo. En general, parecía no sentirlo». «Hombre cohete» y «viejo chocho» Casi cuatro meses más tarde y con dos banderas de Estados Unidos a su espalda, un sardónico Trump tildó de «hombre cohete» y «cachorro enfermo» a Kim Jong-un. En algunos momentos de su discurso, desafiante, sacaba pecho, «algo que se asocia a tratar de ganar más espacio en posiciones ofensivas». Como de costumbre, su mensaje estuvo acompañado «de mucha gestualidad de sus manos»; un tipo de acción que «constata su compromiso sincero con sus palabras». En este caso, al despreciar e insultar a su adversario, el efecto se multiplicó, «dado que sus manos se sumaron a sus palabras». Además, en varias ocasiones sacó a pasear el dedo índice estirado ?dedo acusador?, que posee una connotación agresiva. Fotograma del vídeo en que Trump llamó «hombre cohete» y «cachorro enfermo» a Kim Jong-un - YOUTUBE El presidente norcoreano no tardó en responder a las provocaciones de Trump y, a través de la voz de Ri Chun-hee, la incombustible presentadora de noticias del estado asiático, lo llamó «viejo chocho». Con la pelota en su tejado, en lo que parecía un duelo de (falta de) elegancia, el jefe de Estado norteamericano calificó al norcoreano de «bajo y gordo» ?esta vez, vía Twitter?. Why would Kim Jong-un insult me by calling me "old," when I would NEVER call him "short and fat?" Oh well, I try so hard to be his friend - and maybe someday that will happen!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 12 de noviembre de 2017Además, para empeorar una relación que parecía estar herida de muerte, Kim Jong-un ofreció un discurso de Año Nuevo en el que repetía, por enésima vez, sus amenazas a Estados Unidos. Rodeado del símbolo de la hoz y el martillo, tras un enorme atril, ante siete micrófonos ordenados a la perfección y sin más objetos que distrajeran la atención de lo importante («el líder y la ideología que representa»); aseguró que le bastaba pulsar un botón para arrasar el país norteamericano. Fotograma del vídeo en que Kim Jong-un asegura que le basta pulsar un botón para devastar Estados Unidos con energía nuclear - YOUTUBE Martín Ovejero afirma que en la puesta en escena «todo era a lo grande». También expone que, a diferencia de Trump, el dirigente asiático prescindió de aspavientos y «parecía firme y tranquilo en su discurso», aunque ?por contra? «su cuerpo oscilaba [se balanceaba] de derecha a izquierda, cargando su peso en una u otra pierna». A pesar de haber llegado con folios, no les echó el ojo «y mantuvo una mirada directa que nunca descendía». «Hablaba a golpes de voz, algo también asociado a la firmeza en las propias ideas que se transmiten y que se quieren remarcar, como el subrayado o la negrita en un texto escrito», cuenta el experto. Y, al mencionar a Estados Unidos, en su cara asomó «una microexpresión de ira». Arenga a las tropas También es importante analizar cómo se dirigen a sus tropas, de las que tanto presumen, ambos mandatarios. Para conmemorar el 70 aniversario del Ejército norcoreano, se organizó un desfile militar, justo antes de que los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en la vecina Corea del Sur, dieran el pistoletazo de salida. Para la ocasión, Kim Jong-un leyó un discurso, palabra por palabra, «lo que lo hizo más solemne, pero a la vez menos emotivo», señala el experto en comunicación no verbal, quien además añade que «la imagen de sus altos mandos militares, de la tropa y del público era la de un solo hombre. Nadie destacaba, nadie era diferente. La idea que se transmitía era la de que si el país ataca o se defiende no van a existir fisuras». También indica que «todos los mandos superiores y otros miembros del Ejército eran hombres. Las mujeres que salían en estas escenas o estaban entre el público o eran las que tocan instrumentos musicales en el desfile». El Ejército de Corea del Norte, representado como «un solo hombre» - YOUTUBE La escena es diametralmente opuesta a la que protagonizó Trump en el ?también? 70 aniversario de las Fuerzas Aéreas estadounidenses: «La imagen era la del valor a las diferencias y a la libertad individual. Aunque todos son militares, aquí se distinguían personas de razas diversas, hombres y mujeres en plano de igualdad, en distintas posiciones corporales: unos miraban a Trump pero otros no, unos sacaban fotos con sus móviles y otros solo escuchaban el mensaje». Martín Ovejero agrega que el magnate no leyó el discurso, «una ?al menos aparente? improvisación que lo hizo más cercano a quienes le escuchaban». «Si bien, su falta de gestualidad en este acto nos indica que estaba muy preparado y midiendo sus palabras», concluye el experto. Diversidad entre las tropas estadounidenses - YOUTUBE
11-03-2018 | Fuente: abc.es
La improvisación de Trump siembra de dudas la cumbre con Kim Jong-un
«Ok, ok. Díganles que lo haré». La reacción de sorpresa de todos los interlocutores obligó al presidente a insistir en su aseveración: «Díganle que sí». El ocupante del Despacho Oval acababa de dar su visto bueno a una cumbre con el enemigo número uno de EE.UU., el representante del régimen más duro y sanguinario, el entrometido aspirante a la carrera nuclear y el más sancionado por la comunidad internacional. Trump era otra vez Trump. Los tres enviados surcoreanos, con la propuesta de «pax romana» del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, bajo el brazo, abandonaron la reunión mucho más satisfechos que los asesores presidenciales, que desde el jueves intentan construir los cimientos de una casa de papel. Orgulloso de hacer historia, a su improvisada manera, le faltó tiempo para acercarse a los periodistas y sacar pecho. Donald Trump ha vuelto a activar la cuenta atrás hacia un final incierto. Lejos de amilanarle, la posibilidad de hacer historia seduce al magnate metido a presidente. Es el jugador, el artista de los negocios capaz de demostrar que puede cambiar el mundo. El anuncio de reconocer a Jerusalén como capital de Israel era el último precedente. Ahora llega el más difícil todavía. Una cumbre de tú a tú con el caprichoso sátrapa norcoreano multiplica los riesgos, incluido el de promocionar a quien se pretende someter. La propia Casa Blanca limitó al día siguiente el optimismo inicial de Trump exigiendo a Pyongyang «pasos y acciones concretas». Una forma de reconocer que una genérica promesa de «desnuclearización», a cambio de respetar al régimen, no es fiable si no va acompañada de muestras de supresión del arsenal. Y de asumir que el visto bueno del presidente a una oferta por país interpuesto, pendiente aún de ser formalizada por Kim Jong-un, necesita de un larguísimo recorrido diplomático. Kim Jong Un talked about denuclearization with the South Korean Representatives, not just a freeze. Also, no missile testing by North Korea during this period of time. Great progress being made but sanctions will remain until an agreement is reached. Meeting being planned!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 9 de marzo de 2018No ha sido el único matiz del entorno presidencial posterior al llamativo anuncio. El buen ánimo con que se asumió en un principio una visita en mayo del presidente de EE.UU. al corazón de Corea del Norte se ha convertido en prudencia. Mientras Trump reconoce en Twitter que no hay fecha ni lugar para el histórico encuentro, la Casa Blanca sugiere ahora un punto sin determinar en la zona desnuclearizada que coincide con la frontera entre ambas Coreas, en torno al paralelo 38. El presidente ruso, Vladímir Putin, intenta sacar partido del acontecimiento y ofrece Moscú como un cobijo político de apariencia neutral. Este sábado mismo, su homólogo chino se sumó a los parabienes con un expreso apoyo telefónico a la apuesta de Trump, según desveló el presidente estadounidense en Twitter: «Me ha dicho que aprecia que Estados Unidos intente resolver el problema diplomáticamente, en lugar de que prospere la alternativa inquietante». Trump destacó la «ayuda» de Pekín para forzar a Pyongyang a rectificar, como han reconocido distintas fuentes diplomáticas. Escepticismo en el Gobierno El optimismo entre los líderes mundiales contrasta con el escepticismo en la Administración Trump. Y no porque el secretario de Estado, Rex Tillerson, fuera un descreído de la vía política. Al contrario, antes de que cambiaran las tornas, se recuerda con estupor los días en que fue objeto de chanzas cuando Trump se medía con Kim entre insultos y amenazas nucleares: «Querido Rex, no pierdas el tiempo (con el diálogo)», llegó a tuitear el presidente estadounidense. En medio de una mala relación bien conocida, el Departamento de Estado intenta coger el guante lanzado por la Casa Blanca para construir desde cero una reunión tan imprevista. Además de llamar a «mantener la presión» al régimen norcoreano, el primer aviso consistió en advertir que «se han apuntado conversaciones, pero nadie habla de negociaciones». Fuentes diplomáticas explican a «The Wall Street Journal» que será necesario primero establecer «una relación de confianza inicial que permita discutir sobre una posible conclusión, como única forma de negociar». Y eso requerirá un periodo ininterrumpido sin roces, como la ausencia de ensayos balísticos por parte de Pyongyang durante las maniobras militares de Estados Unidos y Corea del Sur tienen previstas a finales de marzo. Sin duda, la primera prueba de fuego.