Infortelecom

Noticias de consejo de ministros

17-09-2020 | Fuente: abc.es
Primera gran jornada de protestas con reivindicaciones muy generalistas en Francia
Primera gran jornada de manifestaciones, paros y movilizaciones, en París y varias capitales de provincias contra el Gobierno de Emmanuel Macron, con reivindicaciones muy generalistas: empleo, salarios, pensiones y servicios públicos. Se trata de la primera prueba de fuerza, muy altamente simbólica, durante la pandemia, entre una parte de las centrales sindicales y el Gobierno macroniano. La CGT (Confédération Générale du Travail, históricamente comunista) ha convencido a otros siete sindicatos radicales y minoritarios para convocar una jornada previsiblemente minoritaria pero altamente, simbólica, cuando la segunda ola del Covid-19 tiene efectos muy duros y una gran mayoría de franceses dicen temer que su país haya tomado el camino del declive, forma amable de decir decadencia. La CGT, históricamente ligada al PCF, ha dejado de ser el primer sindicato de Francia, y espera reconquistar ese podio a través de la agitación social. Táctica que no convence a las otras dos grandes centrales sindicales, la CFDT (Confédération française démocratique du travail) y FO (Force ouvrière), que no participarán en la jornada de movilizaciones de este jueves. La CGT y los sindicatos radicales y minoritarios afirman que esta jornada «solo es la primera» de un rosario de futuras movilizaciones: esperan capitalizar el profundo descontento e inquietud en sectores muy diversos, de la restauración a las grandes empresas en crisis, del personal hospitalario a los pensionistas. Las movilizaciones, huelgas y manifestaciones de hoy, en París y varias capitales de provincias, serán previsiblemente modestas: la pandemia no invita a tirarse a la calle a protestar contra nada. Pero su simbolismo es una amenaza directa para las lejanas ambiciones reformistas de Emmanuel Macron. En su día, el presidente de la República afirmó que la reforma del sistema nacional de pensiones, sustituido por un nuevo sistema, único, sería la gran reforma de su mandato presidencial. La reforma fue aprobada en el Consejo de Ministros. Debía ser aprobada, con matices, durante los debates parlamentarios, en la Asamblea Nacional y el Senado. El estallido de la crisis sanitaria, a mediados de marzo, dio un patrón a esos debates. Y el proyecto macroniano quedó aplazado «sine die», a la espera de la salida de la crisis sanitaria, cuando se temen los efectos de la crisis económica y social. Tirándose a la calle, para protestar, la CGT y una parte de los sindicatos franceses lanzan a Macron un mensaje claro y temible: la crisis económica y social provocará nuevas movilizaciones de protesta. Ese enfrentamiento inquieta profundamente a la opinión pública. Según varios estudios sociológicos, el 78 % de los franceses temen que Francia haya tomado el camino del declive, la decadencia.
16-09-2020 | Fuente: abc.es
La acogida a 1.500 nuevos refugiados divide a la CDU de Merkel
Cuando se cumplen cinco años de la crisis de los refugiados, la gran coalición alemana vuelve a responder a una crisis humanitaria con la apertura de fronteras, en este caso de forma limitada. La CDU de Merkel y el Partido Socialdemócrata han estado discutiendo el asunto durante el pasado fin de semana y, finalmente, el vicecanciller, Scholz, y el ministro de Interior, Seehofer, han acordado los detalles que deberá ratificar el consejo de ministros que se celebra hoy miércoles. La postura de Seehofer es significativa, dado que sus críticas a Merkel en 2015 pusieron entonces contra las cuerdas a la canciller alemana. El partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) sacó provecho electoral de aquella polémica, hasta convertirse en la primera fuerza de la oposición en el Bundestag. En esta ocasión, sin embargo, participa de forma activa en la decisión y desde su oficina se han filtrado los números. Alemania acogerá a 408 familias de varias islas griegas, un total de 1.552 personas, principalmente padres con dos hijos procedentes de Afganistán, Siria e Irak, que se suman a los 150 solicitantes de asilo menores de edad no acompañados que Seehofer anunció el viernes pasado que serían aceptados. A todos ellos, se les reconoce legalmente el derecho a la protección en Alemania, porque ya han pasado por el procedimiento de asilo griego. El Partido Socialdemócrata (SPD), miembro también de la gran coalición, así como Los Verdes y Die Linke (La Izquierda), están de acuerdo con el plan. Lars Castellucci, portavoz de política migratoria del SPD, celebra que «es bueno que la CDU finalmente se mueva bajo nuestra presión. En una emergencia inmediata, se requiere una acción rápida. Nuestra posición sigue siendo que debemos ayudar en la medida en que los estados y municipios indiquen que están dispuestos». Castellucci pide públicamente el establecimiento de centros europeos de asilo y un mecanismo de distribución común. Espera que la propuesta de la Comisión Europea del 23 de septiembre contemple esta necesidad. La presidenta del SPD, Saskia Esken, se había mostrado anteriormente a favor de que Alemania acoja a varios miles de refugiados de Grecia. Rechazo de los radicales Abiertamente en contra, solamente AfD. Su líder en el Bundestag, Alexander Gauland, ironizó afirmando que «a partir de ahora, ya todos saben que si quieres ir a Alemania, solo tienes que prender fuego a tu propio campamento». Pero en las filas de la CDU de Merkel también se escuchan ciertas voces discordantes, comenzando por el jefe del grupo parlamentario, Ralph Brinkhaus, y terminando por el candidato a suceder a Merkel al frente del partido, Friedrich Merz. «La señal no debería ser que si un campo de refugiados está en llamas, todos vendrán a Europa», declaró Brinkhaus, «no debe establecerse ningún precedente que dé lugar a otra afluencia de refugiados». «Además, no me gusta cómo se conduce la discusión», añadió, sugiriendo la necesidad de más debate interno antes de la toma de decisiones. Merz, por su parte, subrayó que «Grecia ni siquiera ha pedido todavía aceptar refugiados de Lesbos en la Unión Europea y distribuirlos a países individuales». «Aparte de Luxemburgo y Alemania, ningún otro Estado miembro de la UE está preparado para hacer esto en este momento. Por tanto, no tiene sentido seguir buscando una solución europea para la distribución, ni entrar en un debate en Alemania para determinar cuántos migrantes debemos acoger». Merz también sugirió aportar medios para alojar dignamente a los refugiados allí, a través de la Cruz Roja y la THW, y abordar la opción ya discutida en el Parlamento Europeo de «usar cruceros fuera de servicio para alojamiento temporal en las fronteras exteriores de la UE. Estos barcos también podrían utilizarse para llevar a cabo el procedimiento de asilo». Solución internacional El Gobierno alemán sigue manteniendo la necesidad de una solución internacional y llama a una coalición de voluntarios europeos para una «contribución sustancial adicional» a las cifras de acogida acordadas por diez de los países miembros. La vecina Austria, sin embargo, está dispuesta a plantar oposición a esa demanda. El canciller, Sebastian Kurz, que gobierna en coalición con el partido verde, ha recordado que «Austria toma decisiones soberanas», respondiendo así a ciertas palabras de Merkel con las que la canciller alemana ha criticado la política austriaca. En una reunión interna del «presídium» de la CDU, Merkel dijo a la directiva de su partido que el papel de Austria en la política europea de refugiados «no es bueno». Esa apreciación, filtrada por medios alemanes, provocó la reacción de Kurz, que considera que «ya se ha aceptado un número muy, muy elevado de refugiados» y que adelanta su negativa a participar en nuevas iniciativas humanitarias. «No seguiremos la ruta alemana en esto», dijo durante una visita a los cuarteles en la Baja Austria. «También asumo que muchos países europeos no seguirán este camino, de acoger a un gran número de refugiados de Grecia», bosquejó el frente opuesto a la iniciativa alemana. Según Kurz, Austria es el tercer país más afectado de la UE por los movimientos migratorios y ha acogido al mayor número de niños después de Suecia. La república alpina ha concedido protección hasta ahora a 3.700 menores mediante una decisión positiva en el procedimiento de asilo. Como resultado, se enfrenta a grandes desafíos en el ámbito de la integración. Es importante «integrar a los primeros en lugar de aceptar constantemente nuevos», explicó el canciller Kurz.
16-09-2020 | Fuente: abc.es
La acogida a 1.500 nuevos refugiados enfrenta a Merkel con sus socios
Cuando se cumplen cinco años de la crisis de los refugiados, la gran coalición alemana vuelve a responder a una crisis humanitaria con la apertura de fronteras, en este caso de forma limitada. La CDU de Merkel y el Partido Socialdemócrata han estado discutiendo el asunto durante el pasado fin de semana y, finalmente, el vicecanciller, Scholz, y el ministro de Interior, Seehofer, han acordado los detalles que deberá ratificar el consejo de ministros que se celebra hoy miércoles. La postura de Seehofer es significativa, dado que sus críticas a Merkel en 2015 pusieron entonces contra las cuerdas a la canciller alemana. El partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) sacó provecho electoral de aquella polémica, hasta convertirse en la primera fuerza de la oposición en el Bundestag. En esta ocasión, sin embargo, participa de forma activa en la decisión y desde su oficina se han filtrado los números. Alemania acogerá a 408 familias de varias islas griegas, un total de 1.552 personas, principalmente padres con dos hijos procedentes de Afganistán, Siria e Irak, que se suman a los 150 solicitantes de asilo menores de edad no acompañados que Seehofer anunció el viernes pasado que serían aceptados. A todos ellos, se les reconoce legalmente el derecho a la protección en Alemania, porque ya han pasado por el procedimiento de asilo griego. El Partido Socialdemócrata (SPD), miembro también de la gran coalición, así como Los Verdes y Die Linke (La Izquierda), están de acuerdo con el plan. Lars Castellucci, portavoz de política migratoria del SPD, celebra que «es bueno que la CDU finalmente se mueva bajo nuestra presión. En una emergencia inmediata, se requiere una acción rápida. Nuestra posición sigue siendo que debemos ayudar en la medida en que los estados y municipios indiquen que están dispuestos». Castellucci pide públicamente el establecimiento de centros europeos de asilo y un mecanismo de distribución común. Espera que la propuesta de la Comisión Europea del 23 de septiembre contemple esta necesidad. La presidenta del SPD, Saskia Esken, se había mostrado anteriormente a favor de que Alemania acoja a varios miles de refugiados de Grecia. Rechazo de los radicales Abiertamente en contra, solamente AfD. Su líder en el Bundestag, Alexander Gauland, ironizó afirmando que «a partir de ahora, ya todos saben que si quieres ir a Alemania, solo tienes que prender fuego a tu propio campamento». Pero en las filas de la CDU de Merkel también se escuchan ciertas voces discordantes, comenzando por el jefe del grupo parlamentario, Ralph Brinkhaus, y terminando por el candidato a suceder a Merkel al frente del partido, Friedrich Merz. «La señal no debería ser que si un campo de refugiados está en llamas, todos vendrán a Europa», declaró Brinkhaus, «no debe establecerse ningún precedente que dé lugar a otra afluencia de refugiados». «Además, no me gusta cómo se conduce la discusión», añadió, sugiriendo la necesidad de más debate interno antes de la toma de decisiones. Merz, por su parte, subrayó que «Grecia ni siquiera ha pedido todavía aceptar refugiados de Lesbos en la Unión Europea y distribuirlos a países individuales». «Aparte de Luxemburgo y Alemania, ningún otro Estado miembro de la UE está preparado para hacer esto en este momento. Por tanto, no tiene sentido seguir buscando una solución europea para la distribución, ni entrar en un debate en Alemania para determinar cuántos migrantes debemos acoger». Merz también sugirió aportar medios para alojar dignamente a los refugiados allí, a través de la Cruz Roja y la THW, y abordar la opción ya discutida en el Parlamento Europeo de «usar cruceros fuera de servicio para alojamiento temporal en las fronteras exteriores de la UE. Estos barcos también podrían utilizarse para llevar a cabo el procedimiento de asilo». Solución internacional El Gobierno alemán sigue manteniendo la necesidad de una solución internacional y llama a una coalición de voluntarios europeos para una «contribución sustancial adicional» a las cifras de acogida acordadas por diez de los países miembros. La vecina Austria, sin embargo, está dispuesta a plantar oposición a esa demanda. El canciller, Sebastian Kurz, que gobierna en coalición con el partido verde, ha recordado que «Austria toma decisiones soberanas», respondiendo así a ciertas palabras de Merkel con las que la canciller alemana ha criticado la política austriaca. En una reunión interna del «presídium» de la CDU, Merkel dijo a la directiva de su partido que el papel de Austria en la política europea de refugiados «no es bueno». Esa apreciación, filtrada por medios alemanes, provocó la reacción de Kurz, que considera que «ya se ha aceptado un número muy, muy elevado de refugiados» y que adelanta su negativa a participar en nuevas iniciativas humanitarias. «No seguiremos la ruta alemana en esto», dijo durante una visita a los cuarteles en la Baja Austria. «También asumo que muchos países europeos no seguirán este camino, de acoger a un gran número de refugiados de Grecia», bosquejó el frente opuesto a la iniciativa alemana. Según Kurz, Austria es el tercer país más afectado de la UE por los movimientos migratorios y ha acogido al mayor número de niños después de Suecia. La república alpina ha concedido protección hasta ahora a 3.700 menores mediante una decisión positiva en el procedimiento de asilo. Como resultado, se enfrenta a grandes desafíos en el ámbito de la integración. Es importante «integrar a los primeros en lugar de aceptar constantemente nuevos», explicó el canciller Kurz.
15-09-2020 | Fuente: elmundo.es
El Gobierno crea una Fiscalía para investigar la violación de derechos humanos en la Guerra Civil y el franquismo
El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de Memoria Democrática que deja en manos del Estado la recuperación de los desaparecidos y la apertura de fosas comunes 
15-09-2020 | Fuente: elmundo.es
El Gobierno convertirá el Valle de los Caídos en un cementerio civil e ilegalizará la Fundación Franco
El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de Memoria Democrática que deja en manos del Estado la recuperación de los desaparecidos y la apertura de fosas comunes 
08-09-2020 | Fuente: elmundo.es
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
La 'vuelta al cole' marca la jornada de este martes, con mucha incertidumbre y medidas inéditas en las escuelas ante la pandemia de Covid-19. 
08-09-2020 | Fuente: abc.es
Crecimiento espectacular de la violencia y el salvajismo en Francia
Francia vive con mucha inquietud un incremento llamativo de las violencias urbanas y suburbanas que el ministro del Interior, Gérald Darmanin, califica de «salvajes». «Le Parisien» abre su portada de este martes con este titular, a toda página: «La guerra de las bandas siembra el terror en Drancy desde hace tres días». Drancy (70.000 habitantes) es una de las grandes ciudades de la «banlieue», los suburbios, del norte de París, donde la violencia no cesó durante el confinamiento y ha crecido durante todo el verano, con estallidos regulares de batallas campales entre bandas multiculturales, enfrentándose a pedradas, navajazos y tiros. Batallas que culminan con el incendio de coches y escaparates. El semanario «Marianne» consagra su portada de esta semana a un fenómeno de nuevo cuño: la aparición de bandas de «vigilantes» que intentar defender el orden «a su manera», en unos barrios donde las fuerzas del orden están «desbordadas». «Se trata de una evolución que tiene muchos riesgos, comenzando por la ley del Talión», comenta el semanario. «Le Figaro» publicó el lunes un informe con esta conclusión: «Han crecido de manera llamativa los crímenes y delitos constatados, con una radicalización de los comportamientos. Un incremento del 416,3% de los delitos de violencia con heridas. Un incremento del 57% de las violencias contra fuerzas del orden. Un 210,9% de las violencias crapulosas?». Ante esa evidencia aritmética, David Le Bars, secretario general del Sindicato de comisarios de policía (SGSCP), declara a la cadena de información permanente CNews: «La evolución de este verano nos parece muy inquietante. Se ha producido un incremento cuantitativo pero, sobre todo, se ha produciendo una agravación de la violencia». Discrepancia entre ministros Gérald Darmanin, ministro del Interior, ha comentado el proceso en curso de este modo: «Asistimos al crecimiento del salvajismo. Es necesario frenar en seco esos ataques de salvajismo». Sin embargo, la terminología del «salvajismo» enfrenta a Darmanin con el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, que considera peligrosa la palabra «salvaje», por estas razones: «Esa terminología atiza un sentimiento de inseguridad». Sin embargo, un 70% de los franceses estiman que, efectivamente, a su modo de ver, el «salvajismo» está creciendo en Francia. Otro 85% estiman que el Gobierno de Emmanuel Macron no está respondiendo con eficacia a ese incremento inquietante de la violencia urbana y suburbana. Quizá respondiendo a ese sentimiento nacional de inseguridad, el consejo de ministros debiera aprobar, el miércoles, o más tarde, un nuevo plan de lucha nacional contra las nuevas formas de violencia.
04-09-2020 | Fuente: elpais.com
La empresa no tendrá que abonar los gastos del teletrabajo de la pandemia
Trabajo quiere llevar la norma pactada con los agentes sociales al Consejo de Ministros del próximo martes
03-09-2020 | Fuente: abc.es
Macron lanza su plan de relanzamiento nacional, de 100.000 millones de euros
Jean Castex, jefe de gobierno de Emmanuel Macron , presentará este jueves un plan de relanzamiento nacional por un montante de 100.000 millones de euros y esta filosofía de fondo: estímulos a la producción y reconversión, reducción de impuestos para favorecer la producción de riqueza. El presidente Macron preside este jueves el consejo de ministros que aprueba ese plan, antes de iniciar su «carrera» presupuestaria y parlamentaria. 35.000 millones de euros estarán consagrados, entre 2021 y 2022, al apoyo de la creación de empleo y la mejora de las competencias laborales. Están previstos un «plan jóvenes», nuevos tipos de contratos y ayudas, nuevos modelos de formación, trabajo parcial, entre otros capítulos. 35.000 millones estarán consagrados a reforzar la «soberanía y competitividad» de las empresas, durante los dos próximos años, acompañando la recuperación de fondos propios y apoyos a la inversión. En el capítulo del relanzamiento de la producción económica, en las empresas y el comercio, el plan tiene previsto una reducción de la presión fiscal, con una baja de los impuestos que pesan sobre las empresas por un montante de unos 10.000 millones euros. Desde la óptica gubernamental, el recorte de la presión fiscal y los estímulos debieran favorecer la producción de riqueza, crecimiento y empleo, a lo largo de los dos próximos años. 30.000 millones de euros, invertidos entre 2021 y 2022, estarán consagrados a «acelerar» la «transición ecológica», favoreciendo la renovación de edificios, favoreciendo nuevos modos de producción, transporte, consumo, recortando las emisiones de bases tóxicos, favoreciendo la construcción de nuevas infraestructuras. Esos tres grandes capítulos tendrán un prolijo campo de aplicación práctica en terrenos tan diversos como la cultura, la reconversión industrial, los nuevos modelos agrícolas, la soberanía empresarial y nacional de Francia. Tres grandes desafíos Los portavoces oficiosas de Emmanuel Macron y su primer ministro, Jean Castex, afirman que el plan de relanzamiento de Francia presentado este martes responde a tres grandes desafíos históricos: «reverdecer la economía nacional» (favoreciendo la transición ecológica), «reconquistar la competitividad y la reindustrialización» y confirmar «la cohesión social y territorial», la matriz de todos los proyectos políticos, económicos y culturales de Francia, hoy. Emmanuel Macron estima que su plan de relanzamiento nacional permitirá crear 160.000 puestos de trabajo en el 2021 y recobrar en el 2022 la riqueza nacional de antes de la crisis del coronavirus. 40.000 de los 100.000 millones del plan de relanzamiento nacional debieran ser créditos y ayudas del fondo europeo de relanzamiento de la Unión Europea (UE), un proyecto de origen franco alemán, que tendrá un montante de 750.000 millones de euros.
01-09-2020 | Fuente: as.com
Los padres de niños que den positivo tendrán derecho a una baja retribuida
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirma el acuerdo alcanzado en el Consejo de Ministros. No será igual en caso de guardar cuarentena por recomendación.
1
...